Skip to main content
Internet Archive's 25th Anniversary Logo

Full text of "Historia natural y moral delas Indias, : en que se tratan las cosas notables del cielo, y elementos, metales ... y guerras de los Indios."

See other formats


HISTORIA 

N A T V R A L 

Y 

MORAL  DELAS 

INDIAS, 

EN  QJV  E SE  TRATAN  LAS  COSAS 
notables  del  cielo , y elementos  3 métales , plantas  , y ani- 
males dellas  : y los  ritos , y ceremonias  , leyes , y 
gouierno,  y guerras  de  los  Indios. 

Compuefta por  el <Padre  lofeph  de  Jcofla  (Religiofo 

de  la  Compañía  de  lefus. 

• / 
DIRIGIDA  ALA  SERENIS  SIMA  / 
Infanta  Doña  Ifabella  Clara  Eugenia  de  Auílria. 


COK  PRIVILEGIO. 
Impreífo  en  Seuilla  en  cafa  de  luán  de  León. 
Año  de  1590. 


J 


E L R E Y 

0 R QJf  AN  T O POR  PARTE 
de  vos  Ioíéph  de  Acofta  de  la  Compañía  de 

1 E S V S nos  fue  hecha  relación  diziendo, 
que  vos  auiades  compuefto  vn  libro  intitu- 
lado Hiftoria  Natural  y Moral  de  las  Indias 
en  lengua  Caftellana,  enel  qual  auiades  pue- 
fto  mucho  trabajo  y cuydado,y  nos  pediftes 

y fuplicaftes,  osmandaííemos  dar  licencia,,  para  le  poder  impri- 
mir en  eftos  nueftros  Reynos  có  preuilegio  por  diez  años,  o por 
el  tiempo  que  fuellemos  feruido,o  como  la  nueftra  merced  fuef 
fe.  Lo  qual  vifto  por  los  del  nueftro  Confejo,  ,y  como  por  fu  mi 
dado  fe  hizieron  enel  dicho  libro  las  diligencias,que  la  Pregma- 
tica  por  nos  vltimamente  fecha  fobre  la  imprefsió  de  los  dichos 
libros  difpone,  fue  acordado,  q deuiamos  mandar  dar  efta  nuef 
tra  cédula  en  la  dicha  razón , éyo  tuvetopor'  bien . Por  la  qual 
vos  damos  licécia y facultad,  para  que  por  tiempo  de  diez  años 
cumplidos,  que  corran,  y fe  cuenten  defde  el  dia  de  la  fecha  de- 
lia,  podays  imprimir,  y véder  en  eftos  nueftros  Reynos  el  dicho 
libro  que  de  fufo  fe  haze  mécion,  por- el  origina),  que  en  el  nuef- 
tro  Confejo  fe  vio,que  van  rubricadas  las  hojas,  y firmado  al  fin 
del,  de  Chriftoual  de  León  nueftro  eferiuano  de  Camara,  de  los 
que  reíiden  enel  nueftro  Confejo,y  con  que  antes  que  fe  venda, 
lo  traygays  ante  ellos  juntamente  con  el  originaique  ante  ellos 
prefentaííes,  para  que  fe  vea  íi  la  dicha  imprefsió  eftá  conforme 
a el,  o traygays  Fe  en  publica  forma,en  como  por  Corretor  nó- 
brado  por  nueftro  mádado  fe  vio,  y corrigio  la  dicha  imprefsió 
por  el  dicho  original , y quedan  aníi  mifino  impreífas  las  erra- 
tas por  el  apuntadas  para  cada  vn  libro  de  los  que  aníi  fuere  im- 
preflbs,  y fe  os  taífe  el  precio  que  por  cada  volumen  aueys  de  a- 
ver  y lleuar.  Y mandamos,  que  durante  el  dicho  tiempo,  perfó 
na  alguna  no  le  pueda  imprimir  íin  licencia  vueftra : fopena  que 
el  que  lo  imprimiere , o vendiere,  aya  perdido,  y pierda  todos  y 
qualefquier  moldes,y  aparejos  que  del  tuviere,  y los  libros  que 
védiere  en  eftos  nueftros  Rey  nos  :é  incurra  mas  en  pena  de  cin- 

A a cuen- 


'4 

cuéta  mil  marauedis  por  cada  vez  que  lo  contrario  hizícre,  La 
qual  dicha  pena  fea  la  tercia  parte  para  la  nueftra  Camara : y la 
otra  tercia  parte  para  el  denunciador : y la  otra  tercia  parte  pa- 
ra el  juez  que  lo  fentenciare.  Y mandamos  a los  del  nueítro  Có 
fejo  Prefídente,  y Oydores  de  las  nueftras  Audiencias,Alcaldes 
Alguaziles  de  la  nueftra  cafa  y Corte,  y Chancillerias,  y a todos 
los  Corregidores,  Afsiftente,  Gouernadores, Alcaldes  mayores 
y Ordinarios,  y otros  juezes,yjufticias  qualeíquier  de  todas  las 
ciudades,  villas , y lugares  de  ios  nueftros  Rey  nos , y Señorios, 
aníi  a los  que  agora  fon , como  los  que  feran  de  aqui  adelante,q 
guarden , y cumplan  efta  nueftra  cédula , y merced  que  aníi  vos 
fazemos , y contra  el  tenor  y forma  dello,  y de  lo  en  ella  conte- 
nido no  vayan,  ni  paífen,  ni  cóíientan  yr,  ni  paflar  en  manera  al- 
guna : fopena  de  la  nueftra  merced,  y de  diez  mil  marauedis  pa- 
ra la  nueftra  Camara.  Dada  en  San  Lorenzo  a veynte  y quatro 
dias  de  el  mes  de  Mayo , de  mil  y quinientos  y ochenta  y nueue 
anos. 

YO  EL  REY. 


Por  mandado  del  Rey  nueftro  Señor. 


luán  Vázquez. 


y 

yo  GONCJLO  © jíV  IL  J 

Prouincial  de  la  Compañía  de  1 E S V S en 
¡aProuincia  deToledo  por  particular  commif si  on 
que  para  ello  tengo  del  T adre  Claudio  Mqufviua 
nuejlro  Prepofito  General,  doy  licencia  ,para  que 
Je  pueda  imprimirá  libro  de  la  JrLifloria  Natural  y 
Moral  de  las  Indias,  que  el  Padre  lofeph  de  Mofla 
Pjlígiofo  déla  mifma  Compañía  ha  compuejlo,y  ha 
Jido  examinado  y approbado  por  perfonas  doctas  y 
granes  de  nuejlra  Compañía . En  tejlímonio  de  lo 
qual di  e/la  firmada  de  mi  nobre  ,y  fellada  co  el  Se* 
lio  de  mi  oficio . En  Mcala  on%e  dejbril,de  158  p. 

o 

G . Dauíla 

ProuinciaL 

J 5 


.Jprobacm. 

■AVISTO  ESTA  H I S- 
|toria  Natural  y Moral  de  las  In- 
í días,  que  efcriuc  el  Padre  Iofeph  de 
Acofta  de  la  Compañía  de  I E S V S,yen 
lo  que  toca  a la  do&rina  de  la  Fe , es  cacho- 
lica , y en  lo  demas  digna  de  las  muchas  le- 
tras y prudencia  del  Autor , y de  que  todos 
la  lean, para  que  alaben  a Dios,que  tan  ma- 
rauiüofo  es  en  fus  obras . En  San  Phelippe 
de  Madrid  a quatro  de  Mayo,de  158 


Fray  Luys  de  León. 


7 

ALA  S E ^E  K 1 S S t MJ 

Infanta  Doña  Ifabel  Clara  Eugenia 
de  ¿infria. 

SENO 

VIENDOME  LA  M A* 

gefead  delfey  nuefro  Señor  dado  licen 
cta  de  ofrecer  a V.A.  efia pequeña  obra 
intitulada  Hifioria  Naturaly  Moral  de 
las  Indias, n o fe  me  podra  atribuyr  afaU 
ta  de  confider ación,  querer  ocupar  el  tiempo  que  en  cofas  de 
importancia  V \ A . tan finiamente  gafa , diuirtiendola  a 
materias  q por  tocar  en  Ehilofophia j on  algo  e ¡curas  ,y  por 
fer  de  gentes  Barbaras  no  parece  a propofito . Mas  porque 
el  conocimiento  y eyeculación  de  cofas  naturales, mayormen 
te fi fon  notables  y raras  , caufa  naturalgufo  y deley  te  en 
entendimietos  delicados  ,y  la  noticia  de  cofumbresy  hechos 
ef  ranos  también  con  fu  nouedad  aplace, tego  para  mi,  que 
para  V.A>  podra  feruir  de  Vn  honefoy  Vtil  entrewúmien 
to , dalle  ocafton  de  confederar  en  obras  que  el  Altifimo 
ha  fabricado  en  la  machina  defe  mundo : e/pecialmete  en  a* 
quellas  partes  que  llamamos  Indias , que  por fer  nueuas  ti.er 
ras,  dan  mas  que  confederar  ,y  porjer  de  nueuos  Vajfallos , 
que  el fummo  Dios  dio  a la  Corona  de  Efpaña , no  es  del  to * 
do  ageno  ni  ejlraño feu  conocinneto.  Mi  dcjfeo  es,  que  V.A. 
algunos  ratos  de  tiempo  Je  entretenga  con  efe  a letura , que 

A 4 por 


8 

por  ejfo  Va  en  Vulgar  ¡y  fino  me  engaño,  no  es  para  entendí * 
?nientos  Vulgares, y podra  fer  q como  en  otras  cofas , afi  en 
efa  moftradoguflo  V.  jí. fea fauorecida  efla  obrilla, para 
q por  tal  medio  tabien  el  (2 \ey  nuejlro  Señor  huelgue  de  en* 
tretener  alguna  Ve^  el  tiempo  con  la  relación  y confidera* 
clon  de  cofa , y gentes  cpue  a fu  %eal  Corona  tanto  tocan , a 
cuya  Magefad  dediqué  otro  libro, que  de  la  predicación  E* 
Vagelica  de  aquellas  Indias  compuf e en  Latín , J todo  ello 
defjeo  que  firua,para  que  con  la  noticia  de  lo  que  Dios  nue* 
jiro  Señor  repartió,  y depofito  de fus  theforos  en  aquellos 
(¡feynos  ,fean  las  gentes  dellos  mas  ayudadas  y fauorecidas 
deftas  de  aca,a  quien fu  diuinay  alta  Troutdencia  las  tiene 
encomendadas r Suplico  a V.jf*  que  fi  en  algunas  partes  ef 
ta  obriUa  ñopa  xiere  ta  apacible ,no  dexe  depajfar  los  o jos 
portas  demas, que  podra  fer  que  Vn  as o otras fean  degujlo, 
y ft  endolo  no  podran  dexar  de fer  de  prouechoy  muy  grade: 
pues  ejiefauor fer  den  bien  de  gente  sy  tierras  tan  necefita* 
das  del . Dios  nuefro  Señorguarde , y profpere  a V.  jí. 
muchos  años, como  fus  fiemos  quotidianay  ajfecluo* 
f ámente  lo fuplicamos  a fu  diuina  Vi  age  fiad, 
jímen . En  Seuilia primero  de  Marco 
de  i j 9 o.  Mños* 

*** 

lofeph  deyfcofa . 


PROEMIO  J L 

LeBor. 

, ^ EL  NVEVO  MVNDO 

y Indias  Occidentales  han  efcripto 
muchos  Autprcs  diuerfos  libros, y 
relaciones:  en  q dan  noticia  délas  co 
fas  nueuas  y c(lrañas,q  en  aquellas  partes  fehá  del 
cubierto , y de  los  hechos  y fuccífos  de  los  Efpaño 
les  q las  han  conquiílado  y poblado . Mas  halla 
agora  no  he  viílo  Autor,  que  trate  de  declarar  las 
caufas  y razón  de  tales  noucdades  y eítrañezas  de 
naturaleza,  ni  que  haga  difcurfo,  é inquificion  en 
ella  parte : ni  tápoco  he  topado  libro,  cuyo  argu- 
mento fea  los  hechos  y hiíloria  de  los  mifmos  In- 
dios antiguos  y naturales  habitadores  delnueuo 
orbe : A la  verdad  ambas  cofas  tienen  dificultad 
no  pequeña . La  primera  por  fer  cofas  de  natura- 
leza, que  falen  de  la  Philofophia  antigúamete  re- 
cibida y platicada:  como  es  fer  la  región  q llama 
Tórrida  muy  húmeda,  y en  partes  muy  templa- 
da : llouer  en  ella  quando  el  Sol  anda  mas  cerca,y 
otras  cofas  femejantes.  Y los  que  li3n  efcripto  de 

Indias  Occidentales,  no  han  hecho  profefsion  de 

tanta  Philofophia , ni  aun  los  mas  dellos  han  he- 
cho aduertéciacn  tales  cofas.  Lafegunda  de  tra- 
tar los  hechos  y hiíloriapropria  de  los  Indios,  re- 
quería 


í°  Proemio 

quería  mucho  trato  y muy  intrinfccocon  los  mif 
mos  Indios,  del  qual  carecieron,  los  mas  que  han 
eferipto  de  Indias : o por  no  faber  fu  legua : o por 
no  curar  de  faber  íiis  antigüedades : afsi  íc  conten 
taron  con  relatar  algunas  de  fus  cofas  fupcrficia- 
Ics.  DeíTeando  pues  yo  tener  alguna  mas  efpcciaí 
noticia  de  fus  cofas,  hizc  diligencia  con  hombres 
platicos  y muy  verfados  en  tales  materias.y  de  fus 
platicas  y relaciones  copiofas  pude  facar  lo  q juz- 
gué bailar  para  dar  noticia  délas  coílumbrcs  y he 
chos  deílas  gctes.  Y en  lo  natural  de  aquellas  tier 
fas  , y fuspropriedades  conlaexpcricncia  de  mu- 
chos años,  y con  la  diligencia  de  inquirir,  y difeur 
rir,y  conferir  con  perfonas  labias  y expertas : tata 
bien  me  parece,  que  fe  me  ofrecieron  algunas  ad- 
vertencias que  podriá  feruir  y aprouechar  a otros 
ingenios  mejores , para  bufear  la  verdad,  o pallar 
mas  adelante,  fi  Ies  parecieífe  bien  lo  que  aqui  ha 
Haden.  Afsiqucaunque  el  mundo  nueuo  ya  no 
es  nueuo  fino  viejo , fegun  ay  mucho  dicho , y ef- 
eripto del,  todavía  me  parece  que  en  alguna  ma- 
nera fe  podra  tener  eftaHifloria  pornueua,  por 
fer  juntamente  Hiftoria  y en  parte  Philofophia,y 
por  fer  no  folo  de  las  obras  de  naturaleza, fino  ti- 
bien de  las  del  libre  aluedrio,  que  fon  los  hechos 
y coílumbrcs  de  hombres.  Por  dódeme  pareció 
darle  nombre  de  Hiíloría  Natural  y Moral  de  In- 
dias 


jflLcVior:  ' ii. 

dias, abracando  con  efte  intento  ambas  cofas.  En 
los  dos  primeros  libros  fe  traca,  lo  que  toca  al  cic- 
lo, y temperamento , y habitación  de  aquel  orbe: 
Los  quales  libros  yo  auia  primero  eferipto  en  La- 
tín , y agora  los  he  traduzido  vfando  mas  de  la  li- 
cencia de  Autor,  que  de  la  obligación  de  interpre 
te  , por  acommodarme  mejor  a aquellos  aquien 
fe  eferiue  en  vulgar.  Enlos  otros  dos  libros  figuié 
tes  fe  trata,  lo  que  de  elementos, y mixtos  natura- 
les , que  fon  metales,  plantas , y animales,  parece 
notable  en  Indias.  De  los  hóbres  y de  fus  hechos 
(quiero  dezir  délos  mifmos  Indios,  y de  fus  ritos, 
y coftumbres , y gouierno  , yguerras , y fuceíTos) 
refieren  los  demas  libros  , lo  que  fe  ha  podido  a* 
veriguar ,,  y parece  digno  de  relación . Como  fe 
ayan  fabido  losTuceíTos  y hechos  antiguos  de  In- 
dios, no  teniendo  ellos  eícriptura  como  nofotros,, 
en  la  mifrna  Hiftoria  fe  dirá , pues  no  es  pequeña 
parte  de  fus  habilidades, auet  podido  y Tábido  co* 
feruar  fus  antiguallas, fin  vfar  ni  tener  letras  algu- 
nas. El  fin  delire  trabajo  es  • que  por  la  noticia  de 
las  obras  naturales  queel  Autor  tanfabiodeto- 
da  naturaleza  ha  hecho,  fe  le  de  alabanca  y gloria 
al  ahifsino  Dios, que  es  marauillofo  en  todas  par 
tes:  Y por  el  conocimiento  de  las  coftumbres, y 
cofas proprias  délos  Indios,  ellos fean  ayudados, 
a coícguir  y permanecer  en  la  gracia  déla  alta  vo- 
cación 


ii  (Proemio  al  LeBor. 

cacion  del  San&o  Euangelio , al  qual  fe  digno  en 
el  fin  délos  figles  traer  getc  ta  ciega,  el  q alumbra 
dcfde  los  montes  alcifsimos  de  fu  eternidad.  Vl- 
tra  deífo  podra  cada  vno  para  fi  facar  también  al- 
gún fruto,  pues  por  baxo  que  fea  el  fujcto,cl  hom 
bre  fabio  faca  para  fi  fabiduria , y de  los  mas  viles 
y pequeños  animalejos  fe  puede  tirar  muy  alta  co 
lideracion,  y muy  prouechofa  Philofophia.  Solo 
refta  aducrtiralleótor , que  los  dos  primeros  li- 
bros defta  hiftoria,  o difeurfo  fe  eferiuieron  citan 
do  enel  Piru,y  los  otros  cinco  deípucs  en  Europa, 
auiendomc  ordenado  la  obediencia  bolucr  por 
aca . Y afsi los  vnos  hablan  délas  cofas  de  Indias 
como  de  cofas  prefentes,  y los  otros  como  de  co- 
fas aufentes.  Para  que  cita  diuerfidad  de  ha 
blar  no  ofenda , me  pareció  aduertir 
aqui  la  caufa. 


A D.  i.  Déla  opinión  que  algunos  autores  imíeron 
que  el  ciclo  no  Je  ejlendia  al  nueuo  mundo. 


STVVIERON  TAN  LEXOS 
los  antiguos  de  penfar  que  vuieííe  gentes  en 
eftc  nueuo  mundo, que  muchos  delíos  no  qui- 
fíeron  creer  que  auia  tierra  de efta parte,  y lo 
que  es  mas  de  maravillar, no  faltó  quien  también  negaífe 
auer  aca  efie  cielo  que  vemos.  Porque  aunque  es  ver- 
dad que  los  masy  los  mejores  délos  Philofophos  fintie- 
ron  que  el  cielo  era  todo  redondo,  como  en  efe&o  lo  es, 
y que  afsirodeaua  por  todas  partes  la  tierra  y la  enccrra- 
ua  en  fi : con  todo  effo  algunos  y no  pocos,ni  de  losde  me 
nos  autoridad  entre  los  fagradosDoótores,  tuuieron  dife 
rente  opinión,  imaginando  la  fabrica  de  eíle  mundo  ama 
ñera  de  vna  cafa , en  la  qual  el  techo  que  la  cubre  folo  la 
rodea  por  lo  alto,  y no  la  cerca  por  todas  partes.  Dando 
por  razón  de  efto,que  de  otra  fuerte  eftuuiera la  tierra  en 
mediocolgadadclayre,quepareeecofaagena  de  toda 
razón.  Y también  que  en  todos  los  edificios  vemos  que 
el  cimiento  eftáde  vna  parte, y el  techo  de  otra  contraria: 

B y afsi 


X4  De  la  jiijloria  ISLatural  de  Indias 

y afsi  conforme  a buena  conílderaeion  en  efte  gran  edifi- 
cado del  mundo^todo  el  cielo  eftara  a vna  parte  encima , y 
toda  la  tierra  a otra  diferente  debaxo.  El  gloríofo  Chri- 
foftomo  como  quien  fe  auia  mas  ocupado  enel  e iludió 
de  las  letras  fagra&as,que  no  cnel  de  las  fciécias  Humanas, 
chnfojlomus.  mucftraf-r  de  eílaopinion,h;meiido  donayre  en  fus  co- 
mentíir^os  f°^re  Ia Epiftola  adHebreos , de  los  que  afir- 
¿fot'  1 man, que  e&el  cielo  todo  redondo : y parecele  que  la  diui 
naferiptura  quiere  daña  entender.otra  cofa,  llamando  al 
Htb.S.  cielo  tabernáculo  y tienda  o toldo  que  pufo  Dios.  Y ana 
páÜíaííTel  lando  masadelantc  en  dezir,  que  no  es  el  ele- 
ídem,  chrifo.  \0  ej  qUe  fe  mueuey  anda, fino  que  el  Soi  y la  Luna  y las 
HomiLó.w  13  c[w€}¡as  fon  lasque  fe  mueuenen  el  cielo,  en  la  manera  q 
fo&nef.crRos  jo$  paxaros  fe  mUeuen  por  el  ayre : y no  como  los  P'h'ilo- 
Antil'  * ^ f°ph°s  pienían , que  fe  rebueluen  con  el  mifmo  cielo  co- 
mo los  rayos  con  fu  rueda.Van  con  efte  parecer  de  Chri- 
T beodorm  er  foftomo  Theodbrito  autor  graue,y  Theophila&o,  como 
T bcophiUttM-  fuele  c a fien  todo.  Y Laóhncio  Firmiano,  antes  de  todos 
h^-Jós  dichosifintiendo  lo  mifmo, no  fe  acaba  dereyr  y bur- 
br£.uddn.lib.  |ar  ¿cjia,0pinion  de  los  Peripatéticos  y Académicos , que 
dan  al  cielo  figura  redódít,  y ponen  la  tierra  en  medio  del 
mundo, porque  leparece  cofa  de  rifa>que  efte  la  tierra  col 
gada  deíayre,corao  eftá  tocado.  Por  donde  viene  a con- 
formarle  mas  con  el  parecer  de  Epicuro , quedko  no  a- 
ner  otra  cofa  de  la  otra  parte  de  la  tierra,  fino  vn  díaos  y 
abifmo  infinito.Y  auo  parece  tirar  algo  aefto  lo  que  dize 
Bi wcnymm, ia-faet^HicroOymo  eícriniendo  fobrela  epiftcla  a los  Ephe- 
upifto.ad  Epbc^{¡^^ reííaspaiabras.  ErPhilofopho  natural  paila  con 
f<?slib.2.hic, 4.^  coafidCracion  lo  alto  del  cielo,  y de  la  otra, parte  del 
profundo  delatierray  abifmos halla  vn  inmenfo  vazio. 
Sixrn  fcnaips^e  Procopio  refieren  (aunque yo  no  lo  he  vifto)  que  afir 
Üb.  s.  iMcte,  maf0[)-re  ¿1  libro  del  Genefis^que  h opinión  de  Aiifiote- 
jes  CCrca  déla  figura  y mouimiento  circular  del  cielo  es 
contraria  y repugnante  ala  diurna  eferiptura.  Pero  que 

fiaxtaa?: 


$.diui¡u  Jnftit. 
cafa 


ni1 


Libro  < Trímero * 15 

fientán  y díganlos  dichos  autores  cofas  como  eñas,no  ay 
que  maquillarnos,  pues  es  notorio  que  no  fe  curaron  ta- 
to délas  fciencias  y demoní'tracioncs  de  Philofophia,ate- 
diendo  a otros  eftudios  mas  importantes.  Lo  que  parece 
mas  de  marauillar  es,  q ííendo  fant  Auguftin  tan i_auenta- 
jado  en  todas  las  fciencias  naturales,  y que  en  la  Aíbolo- 
gia  y enla  Phiíica  fiapo  tanto,  con  todo  eflo  fe  queda  íiem 
pre  dudofo  y íin  determinarfe,  en  fi  el  cielo  rodea  la  tier- 
ra  de  todas partes,o  no.  Que  fe  me  da  a mi(dizeel)  qpen  deGenef.ádfa 
femos  que  el  cielo  como  vna'bola, encierre  en  fi  la  tierra  c. $. 
de  todas  partes,  eftando  ella  en  medio  del  mundo  como 
cnel  fil,  o que  digamos  que  no  es  afsi,  fino  que  cubre  el 
cielo  a la  tierra  por  vna  parte  folamente , como  vn  plato 
grande  que  eftá  encima.  En  el  proprio  lugar  donde  dize 
lo  referido,  da  a entender  y aun  lo  dize  claro , que  no  ay 
demoftracion  fino  folo  conjet uras,para  afirmar  que  el  cié 
lo  es  de  figura  redonda.  Y alii  y en  otras  partes  tiene  por  Augu/iUn^fiL 
cofadudofaelmouimientocircularde  los  cielos.  No  fe  1 * 5* 
ha  de  ofender  nadie, ni  tener  en  menos  los  fangos  Dolo- 
res déla  Igleíia,  fien  algún  punto  de  Philofopbia  y fcien- 
cias  naturales  ílenten  diferentemente  de  lo  que  eftá  mas 
recibido  y aprobado  por  buena  Philofophun  pues  todo 
iu  eftudio  fue  conocery  feruir  y predicar  al  criador , y en 
cfto  tuuicron  grande  excelencia.  Y como  empleados  del 
todo  enefto,  que  es  lo  que  importa,  no  es  mucho  que  en 
el  eftudio  y conocimiento  de  las  criaturas,  no  ay an  todas 
vezespor  entero  acertado.  Harto  mas  ciertamente  fon 
de  reprehender  los  fabios  de  efte  figio  y Philofophos  va- 
nos,qti  eco  nociendo  y alcanzando  el  fer  y orden  de  cftas 
criaturas, el  curfo  y mouimiento  delosciclos,  no  llega- 
ron los  defuenturados  a conocerá!  criadoryhazedor  de 
todo  efto : y ocupandofe  todos  eneftashecliuras  y obras 
de  tanto  primor  jno  habieron  con  el  penfiirniento  adefeu 
ferir  al  autor  foberano , como  la  diuina  fabiduria  io  ad-  s^.t^ 

£ 2 tuerte: 


16  De  la  Hiftoria  Natural  de  Indias 

Rém*.  i.  uierte;  o ya  que  conocieron  al  criador  y feñdr  detodó, 
no  le  ílruieron  y glorificaron  como  deuian,defuanecidos 
por  fus  inuenciones  : cofa  que  tan,  juftamente  les  arguye 
y ácufa  el  ApoftoL, 

CJ?.  z,  Que  el  cielo es  redondo  por  todas  partes^ 
y fe  imeue en  torno  de  fi  mifmo . 

M , - i,  ' ••  1 '*  ***•  ‘ V • *'*■"••  j - ' *•.  tu  > ai  ¿ L .J:  ■ , • K.  i i{  ; v ■ . . _ !t  2 

MAS  viniendo  a nuefiro  propoíito,  no  ay  duda  fino 
que  lo  que  el  Ariftotiles  y los  demas  Peripatéticos 
plAatis  Philof : juntamente  con  losÉftoicos  íintieronjquanto  a fer  el  cie- 
lo todo  de  fígüratredbndk^y  raouerfe  circulármente  y en 
tornos  es  puntualmente  tanta  verdad,  que  la  vemos  con 
nueílros  ojos  los  que  viu irnos  enel  Piru , harto  mas  mani- 
fieíla p o r la  experie ncia,  délo  q nos pudieráfer  por  q.u a 1- 
quiera  razon  y demoftracion  philofophica.  Porque  para 
faber  que  el  ciclo  es  todo  redondo  , y que  ciñe  y rodea 
por  todas  partes  la  tierra ■,  y no  poner  duda  cuello^  baila 
mirar  defd e eft’e hemifpherio  aquella  parte  y región,  id 
Cíelo  que  da  buelta  a la  tierrá^Ta  qual  las 'antiguó?.  ja- 
mas vieron.  Baila  auerviílo  y notado  ambos  ados_B&r, 
los, en  que  el  cielo  fe  rebuelue  como  en  fusquícios,  digo 
el  PoIo  Ardico  y Septentrional  que  ven  ios  de  Europa 
y eftótro  Antartico  ,o  Auílral  (de  que  duda  Auguílino) 
dt? GtncfMM.  quan¿0paífa<i-a  lalinea  Equinqciaí  trocamos  el  Norte 
* IO’  con  el  Sur  ata  enelPiru,  Baila  finalmente  ailer  corrido 
nauegañdo  mas  dé  fefenta  grados  dc  Nortea  Sur,quaren 
tade  la  vna  vanda déla  Linea  ,y  veynte  y tres  de  la  otra 
vanda;  dexandó  por  agbra  el  teílimonio  de  otros  que  an 
nauegado  én  muclía  mas  altura  y llegado  a qiiafi,  fefenta 
grados  al  Sur.  Quien  dirá  que  la  nao  Vidoria, digna  cier- 
to de  perpetua  memoria,  no  ganó  la  vidoria  y triunfo  de 
la  redondez  del  mundo, y no  menos  de  aquel  tan  vano  y# 
zio.y,;  chaos  infinito  que  ponían  los  otros  Philofóphqs 

debaxoá. 


Libro  Tnmcro . 17 

debaxo  déla  tierra,  pues  dio  buelta  al  mundo , y rodeo  I* 
inmensidad  dclgran  Océano?  Aquien  no  le  parecerá, que 
coneílc  hecho  moftro,  que  toda  la  grandeza  de  la  tierra 
por  mayor  que  fe  pinte,cftá  fujeta  a los  pies  de  vn  hóbre, 
pues  la  pudo  medir?  Afsi  que  fin  duda  es  el  cielo  de  redo- 
da  y pcrfe&a  figura:  y la  tierra  abrafandofe  con  el  agua, 
hazenvn  globo  o bola  cabal,  que  refulta  délos  dos  ele- 
mentos, y tiene  fus  términos  y limites, fu  redondez  y grá- 
deza.  Lo  qualíé puede  baílantementcprouar  y demofc 
trar  por  razones  de  Philofophia  y de  Aftrologia,y  dexan- 
do  aparte  aquellas íubtiles,  que  fe  alegan  comunmen- 
te de  que  alcuerpo  mas  perfefiofqual  es  el  cielo)fe  le 
deuelamaspcrfed:afígura,quefinduda  es  la  redonda: 
de  que  el  mouimiento  circular  no  puede  fer  igual  y fír- 
me, íi  haze  cTquina  en  alguna  parte , y fe  tuerce , como  es 
forfoío,fi  el  Sol  y Luna  y eílrellas  no  dan  buelta  re- 
donda al  mundo.  Mas  dexando  eílo  aparte  como  digo, 
parecemeami,quefolalaLuna  deue  bailar  cnefte  cafo 
comoteíligo  fiel  en  el  Cielo , pues  entonces  íolamentc 
fe  cfcurece  y padece  cclypfe,  quando  acaece  ponerfele 
la  redondez  déla  tierra  ex  diámetro  entre  ella  y el  Sol, 
yafsieftoruarelpaíToalosrayosdelSol:  lo  qunl  cierto 
nopodria  fer  fino  eñuuieíTe  la  tierra  en  medio  del  mun- 
do rodeada  de  todas  partes  de  los  orbes  celeftes.  Aunque  Auguft.rpifo 
tan  poco  á faltado  quien  ponga  duda  fiel  re fp lando rjde  105?.  ád  im# 
la  Luna  fe  lc  communica  de  la  luz  del  Sol.  Mas  ya  efto 
es  demafíado  dudar , pues  no  fe  puede  bailar  otra  caufa 
razonable  de  los  eclypfes yde  losTíenosy  quartos de  Lu- 
na, fino  la  comunicación  del  refplandordelSol.  Tam- 
bién fí  lo  miramos,  veremos  que  lanoche  ninguna  otra 
cofa  es  fino  la  efeuridad  cauíáda  delaíbmbra  de  la  tierra, 
por  paíTarfele  el  Sola  otra  vanda.  Pues  fi  el  Sol  no  paífa 
por  la  otra  parte  de  la  tierra,  fino  que  al tiempo  de  po- 
nerfe  fe  tornahaziendo  efquina  y torciendo,  lo  qual  for- 
'*'■  B 3 fofo 


3 S Déla  Hiftoria  Natural  de  In  di  ai 


Augu!Uib.2.d: 
GéfM  litj.io 


;p«*.  i4. 


' fféL  14S. 


$ofo  ha  de  conceder  el  que  dize  que  el  cielo  no  es  redon 
domino  que  como  vn  plato  cubre  la  haz  de  Iatierra,figue 
fe  claramente  que  n o podra  hazer  la  diferencia  que  ve- 
mos délos  dias  y noches  que  en  vnas  regiones  del  mundo 
fon  luengos  ybrenes  aíus  tiempos  y en  otras  fon  perpetua 
mente  ygualesXo  que  el  fan&odo&orAuguftinoefcriue 
en  los  libros  de  Gcnfi  ad  literam,que  fe  pueden  faluar  bié 
todas  las  opoíiciones,y  cóucrfiones,  y eIeuaciones,y  cay 
mientos,y  qualefquiera  otros  afpc&osy  difpuíicionesde 
los  planetas  y cftreIlas,con  que  entendamos  que  fe  mue- 
uen  ellas  eftandofe  el  cielo  mifmo  quedo  y fin  mouerfe, 
bien  fácil  fe  me  haze  ami  de  entenderlo, yfe  le  hara  a quai 
quiera  como  ayalicécia  de  fingir  lo  que  fe  nos  antojare. 
Porque  fi  ponemos  por  cafo , que  cadaeftrella  y planeta 
es  vn  cuerpo  porfi,y  que  la  menea  y licúa  vn  Angel  al  mo 
do  que  lleuó  a Abacuh  a Babilonia ; quienfera  tan  ciego» 
que  no  vea  que  todas  las  diuerfidades  que  parecen  de  af- 
pecftos,  en  los  planetas  y eftrellas,  podran  proceder  de  la 
diuerfídad  del  mouimiento,  que  el  que  las  tnueue  volun- 
tariamente les  da?  Empero  no  da  lugar  la  buena  razón?  a 
que  el  efpacio  y región  por  donde  fe  fingen  andar  o bolar 
las  eftrellas,dexe  de  fer  elementar  y corruptible , pues  fe 
diuide  y aparra  qu ando  ellas  paífan, que  cierto  nopaíTan 
por  vacuo:  y fila  región  en  que  las  eftreílas  y planetas  fe 
mu euen es  corruptible, también  ciertamete  lo  han  de  fer 
ellas  de  fu  natufaíeza,y  pórcl  éonfiguiente  fe  han  de  mu- 
dar y alterar  y en  fin  acabar.  Porque  naturalmente  lo  con, 
tenido  no  es  mas  durable  que  fu  continente.  Dezir  pues; 
q aquellas  cuerpos  celeftesfon  corruptibles,  ni  viene  con 
lo  q la  eferiptura  d ize  en  el  Pial  mo, que  los  hizoDio^iar^  é 
fiempfe  ,,ni  aun tapoco  dize  bien  conel  orden  y cóferua- 
cio  de  efte  vniuerfo.Digo  mas,q  para  confirmar  efia  ver- 
dad de  q los  roifmos  cielos  fon  los  q fe  muenen  ,y  en  ellos 
las  eftreílas  andan  en  torno,  podemos  alegar  codos  ojos, 

pues 


Libro  (primero.  19 

puesvemo$manifíeftámenté,quenoÍ0lofc  mneucn  las 
cftrcllas>fíno  partes  y regiones  enteras  del  cie!o,no  hablo 
folo  de  laspartesluzidás  y reblandecientes,  como  es  Li 
que  llaman  vía  ladea, que  nueftro  vulgar  dizc  camino  de 
SandiagOj  fino  mucho  mas  digo  efto  por  otras  panes  oí» 
curas  y negras  que  ay  eftel  cielo.  Porque  realmctevemos 
chcl  vnas Como  manchas  q fon  muy  notables,  las  quales 
Jamas  me  acuerdo  aucr  echado  de  ver  enel  cielo  quando 
cftaua  en  Europa-y  aca  enefte  otro  hemisferio  las  he  vifto 
frtuy  manifieftas.Son  citas  manchas  de  color  y forma  que 
la  parte  de  la  Luna  eclypfada,  y pareceníele  en  aquella  ne 
gregura  y fombrio.  Andan  pegadas  á las  mifmas  eft relias 
y fiempre  de  vn  mifmo  tenor  y tamaño,  como  con  expe- 
rieciaclarifsima  lo  hemos  aduertido  y mirado.  A alguno 
por  Ventilóle  parecerá  cofa  nueua  y preguntará,  de  que 
pueda  proceder  tal  genero  de  machas  enel  cieio?  Yo  cier 
tonó  alcanzó  hafta  agora  mas  de  penfar,que  como  la  ga- 
laxia-o  via  ladea  dizen  losPhilofophos,quc  refulta  de  íér 
partes  del  cielo  masdenfasv  opacas , y que  por  eíío  reci- 
ben mas  luz:  afsi  tambié  por  el  contrario  ay  otras  partes 
muy  taras  y muy  diaphanas  o tráíparentcs , y como  reci«> 
ben  menos  luz  parecen  partes  mas  negras.  Seacfta,  o no 
fea  efta  la  caufa  (que  caufa  cierta  no  puedo  afirmarla)aIo 
menos  enel  hecho  que  aya  las  dichas  manchas  enel  cielos 
y que  fín, diferepar  fe  m enean  con  el  mifmo  compás  que 
las  cftreltas,es  experiencia  certifsima  y de  propofíto  mu- 
chas vezes  coníiderada.  Infierefe  de  todo  lo  dicho , que 
fin  duda  ninguna  los  cielos  encierran  en  íi  de  todas  partes 
la  tierra,  mouiendofe  fíempre  al  derredor  della,  fín  que 
aya  para  que  poner  cito  masen  queftioa. 

Qjí6  Ia fijada  eferitura  nos  da  a entender, 
que  la  tierra  ejla  en  medio  del  mundo. 

B 4 Yauiv 


JEfler.i  5. 
Bap.í.z.y.  11. 
18. 

P/á/.p. 17.25. 

39  97- 
I06.57. 
Ecclejhjl.i„ 


H krsnyjttx.}. 
é l Ephcf 


2 o De  la  I-iiJlcm  Natural  de  Indias 

Y Aunque  a Procopio  Gazeo  y a otros  de  fu  opinió  les 
parezca  que  es  contrario  ala  diurna  efcrirura  poner 
la  t rra  en  medio  del  müdo,y  hazer  el  cielo  todo  redódo ; 
inas  en  la  verdad  eftanoíólo  no  esdo£rinacótraria,fino 
antes  muy  cóforme  a lo  q las  letras  fagradas  nos  enfeñan. 
Porq  dexando  aparte  que  la  mifmaefcritura  vfa  de  efle 
termino  muchas  vczes,la  redódez  de  la  tierra,yq  en  otra 
parte  apunta , que  todo  quanto  ay  corporal  es  rodeado 
del  cielo  y como  abarcado  de  fu  redondez : alómenos  a- 
qllo  del  Ecclefiaftes.no  fc  puededexar  de  tener  por  muy 
claro^dode  dize^Nace  el  SoIy  ponefe^y  bucluefe  a fu  lu- 
gar,y alli  tornandoa  nacer  da  bueíta  por  el  medio  dia  5 y 
tuercefehazia  el  Norte,rodeádo  todas  las  cofas  anda  el 
efpiritu  al  derredor  ybuelueíe  a fus  mifmos  cercos.En  ef- 
tc  lugar  dizcla  paraphraíisiy  expofícion  de  Gregorio  c\ 
Neoceforiéíe,o  el  Naziázeno»El  Sol  auiedo  corrido  toda 
la  tierra  bueluefe  como  en  torno  hafta  fu  mifmo  termino 
y puto.  Eíio  q dize  Salomo  y declara  Gregorio  cierto  no 
podiafer,íí  alguna  parte  déla  tierra  dcxafe  de  efiar  rodea 
da  del  cielo, Yafsi  lo  entiede  fon  Hieronimo  efcriuiédo  ib 
brela  epi&ola  a los  Epbefiosdeftaih ad erarlos  mas  cornil 
mete  afirma  coformandofe  co  el  Eccleíiafles,q  el  cielo  es 
redonda, y q fe  mueue  en  torno  a manera  de  bola.Y  es  co 
fa llana, q ninguna  figura redoda  tiene  latitud, nllongitud» 


ni 


Mftt.Homií.i. 
HcxAmc.props 
finen u 


Am$ro[M.j , 
¥kA¿mcroiu.6 


reja  &c.  Luego  fegu  fon  Hiero tiy m o, lo  q 1 os  mas  fie nt en 
del  cielo  que  es redondo  < no  folo  no  es  contrario  ala  eferi 
tura  pero  muy  conforme  con  ella.  Pues  fon  Bafilio , y fon 
Ambrofío,q  deordinario  lefígue  en  los  libros  llamados 
Hexameron,  aunqfe  muefira  vn  poco  dudofos  enefte  pu- 
to, aí  fin  mas  fe  inclinan  a conceder  la  redondez  del  mun- 
do. Verdades,  q conla'cmim^^n^a’ que  Añíleteles 
atribuye  al  cielo , no  eíiá  bieTiTím  Hmorofio.  Del  lugar 
de  ktierray  de  fu  firmeza  escofa  cierto  de  ver  > quan  ga- 
Y íí  a r ' . - x v*  tea 


Libro  Trímero.  21 

lana  mente  y con  quanta  gracia  habla  la  diuina  cfcritura, 
para  caufarnos  gran  admiración  y no  menor  gufto  de  a- 
quella  inefable  potencia  y fabiduria  del  Criador.  Porque 
en  vna  parte  nos  refiere  Dios, que  el  fue  el  que  eftablecio  74 
las  columnas  que  fuftentan  la  tierra,  dándonos  a entéder 
como  bien  declara  fan  Ambrollo, que  el  pefo  immenfo  de  Ambrof.i.  He# 
toda  latierra  le  fuftentan  las  manos  del  diuino  poder, que  xme.cap.6. 
afsi  vfa  la  cfcritura  nombrar  columnas  del  cielo  y de  la  ^ ^ 

tierra, no  cierto  las  del  otro  Atlante  que  fingieron  ios  0 1 

Poetas,  fino  otras  proprias  déla  palabra  eterna  de  Dios,  nó.i. 
que  con  fu  virtud  foftiene  cielos  y tierra.  Mas  en  otro  lu- 
gar la  mifma  diuina  eferitura,  para  Íignifícarnos  como  la 
tierra  eftá  pegada  y por  gran  parte  rodeada  del  elemento 
del  agua,  dize  galanamente,  Que  aliento  Dios  la  tierra 
fobre  las  aguas,y  en  otro  lugar  , Que  fundó  la  redondez  ’ 
de  la  tierra  fobre  la  mar.  Y aunque  fin  Augufíin  no  quie-  AUguft.  intfd. 
re  que  fe  faque  de  eñe  lugar , como  fent encía  de  Fe  que  1 ¡ 5. 
la  tierra  y agua  hazenvn  globo  en  medio  del  Mundo,  y 
afsi  pretende  dar  otra  expoíicion  alas  fobredichas  pala- 
bras delPfalmo , pero  el  fentido  llano  fin  duda  es  el  que 
eftá  dicho,  que  es  darnos  a entender,  que  no  ay  para  que 
imaginar  otros  cimientos  nieftribos  déla  tierra  fino  el 
agua , la  qual  con  fer  tan  fácil  y mudable , la  haze  la  fabi- 
duria  del  fupremo  Artifice,que  foftenga  y encierre  aque- 
lla immenfa  maquina  déla  tierra.  Y dizefe  eftar  la  tierra 
fundada  y foft enida  fobre  las  aguas,y  fobre  el  mar , fien- 
do  verdad,  que  anresla  tierra  eftá  debaxo  del  agua  que 
no  fobre  el  agua , porque  a nueftra  imaginación  y penfa- 
miento , lo  que  eftá  déla  otra  vanda  de  la  tierra  que  habi- 
tamos, nos  parece  que  eftá  debaxo  de  la  tierra,  Y afsi  el 
mar  y ¡aguas  que  ciñen  la  tierra  por  la  otra  parte,  imagi- 
namos que  eftan  debajo,  y la  tierra  encima  dellas.  Pero 
la  verdades,  queloqueespropriamente  debaxo  , íi añ- 
ore es  lo  que  eftá  mas  en  medio  del  vniuerfo.  Mashabla 

‘ 


2 % Se  la  ffiflom  Natural  de  Indias 

la  efcritura  conforme  a nueftro  modo  de  imaginar  y ha- 
blar.  Pregíítará  alguno,  pues  la  tierra  eftá  fobre  las  aguas 
fegun  la  efcritura,lasmifmas  aguas  fobre  queeftaran,  o 
que  apoyo  teman?  Y fi  la  tierra  y agua  hazen  vna  bola  re 
donda,  toda  eftaran  terrible  m achina, dode  fe  podra  fok 
tener  ? A eífo  fatisfaze  en  otra  parte  la  diuina  efcritura 
, caufando  mayor  admiración  del  poder  del  Criador. 

Eftiendc(dize)al  Aquilón  fobre  vazio,y  tiene  colgada  la 
tierra  fobre  no  nada.  Cierto  galanamete  lo  dixo.  Porque 
realmente  parece  que  cita  colgada  fobre  no  nada  la  ma- 
china déla  tierra  y agua, qu  and  o fe  figura  eftar  en  medio 
del  ayre,como  en  efe<5to  eftá.  Efta  marauilla  de  que  tanto 
fe  admiran  los  hombres, aun  la  encarece  mas  Dios  pregü- 
y/kL  tando  al  tnifmo  Iob,  Quien  echó  los  cordeles  para  la  fa- 

brica déla  tierra, dime  íi  lo  has  penfado?  o en  que  eimiéto 
eítan  aíTeguradas  fus  vafas?  Finalmente  paraq  fe  acabaíTc 
de  entender  la  tra^ra  de  eíte  marauillofo  edificio  del  mun- 
do , el  propheta  Dauid  gran  alabador  y cátor  délas  obras 
pfi  ^*os  en  vn  P^mo  (tue  h¡zo  a propofito,  dize  afsi, 

qUe  fundaíte  la  tierra  fobre  fu  mifmaeftabilidad  y fir- 
meza, fin  que  bambalee  ni  fe  traftorne  para  fiepre  jamas. 
Qmere dezir, la caufa  porque eftando  la tietra puefta  en 
medio  del  ayre  no  íe  cae  ni  bábalea  es  porq  tiene  íeguros 
fundamentos  de  fu  natural  eítabilidad,la  qual  le  dio°fu  fit 
pientifsimo  criador  para  que  en  fi  mifma  fe  fuflente  fin  q 
aya  menefter  otros  apoyos  ni  cftrihos.  Aqui  pues  fe  en- 
gaña la  imaginación  humana,  huleando  otros  cimientos 
ala  tierra^y  proceded  engaño  de  medir  las  obras  diuinas 
con  las  humanas.  Afsi  que  no  ay  que  temer  por  mas  que 
parezca  que  efta  tan  gran  machina  cuelga  del  ayre, que  íe 
cayga  o traftorqe,q  no  fe  traftornarácomo  dixo  el  Pfal- 
tfúl  io;t  mo  para  fíempre  jamas. Con  razón  por  cierto  Dauid  def- 
pues  de  auer  contemplado  y cantado  tan  marauillofas 
obras  de  Dios  * añade  ¿¿Gozarle  ha  el  Señor  en  fus  obras, 

y dc£ 


Libro  Trímero*  2j 

y defpucs,  O que  engrandecidas  fon  tus  obras  Señor» 
bien  parece  que  falieron  todas  de  tu  faber.  Y o cierto  fi  he 
de  dezir  lo  que  paila,  digo  que  diuerfas  vezes  que  he  pe- 
regrinado paííando  elfos  grandes  golfos  del  mar  Océano 
y caminando  por  eftotras  regiones  de  tierras  tá  cftrañas, 
poniéndome  a mirar  y cóíiderar  la  grandeza  y cftrañeza 
deeftasobrasdeDios,noppdiadexarde  fentir  admira- 
ble gufto  con  la  cóíideracion  de  aquella  foberana  fabidu 
ria  y grandeza  del  hazedor,q  reluze  eneftas  fus  obras, tan 
to  que  en  comparación  de  efto,  todos  los  palacios  de  los 
Reyes  y todas  las  inuenciancs  humanas  mepareeen  po- 
quedad y vileza.  O quantas  vezes  fe  me  venia  al  penfa- 
miento  y a la  boca  aquello  del  Pfalmo,  Gran  recreación  vftlpt, 
me  aucys  Señor  dado  con  vueftras  obras, y no  dexaré  de 
regozijarme  en  mirar  las  hechuras  de  vueftras  manos. 
Realmente  tienen  las  obras  déla  diuina  arte  vn  no  Peque 
de  gracia  y primor  como  efeondido  y fccrcto,con  q mi- 
radas vna  y otra  y muchas  vezes, caufan  fiempre  vn  nuc- 
uo  gufto.  Alreuesdelas  obras  humanas,  que  aunque  ef- 
ten  fabricadas  con  mucho  artificio, en  haziendo  coftum- 
bre  de  mirarfe,no  fe  tienen  en  nada,  y aun  quafi  caufaa 
enfado.  Sean  jardines  muy  amenos, fean  palacios  y tem- 
plos galanísimos,  fean  alcafares  de  foberuio  edificio,feá 
pinturas,o  tallas,  o piedras  de  exquifita  inueneion  y la- 
bor, tengan  todo  el  primor  pofsible,cscofa  cierta  y aue* 

Aguada  que  en  mirandofe  dos  o tres  vezes, apenas  ay  po- 
ner los  ojos  có  atención, fino  q luego  fe  diuierten  a mirar 
otras  colas, como  hartos  de  aqlla  vifta.Mas  la  mar  fi  la  mi 
rays,o  poneys  los  ojos  en  vn  peñafeo  alto  q fale  ac lilla  co 
cftrañeza,  o el  capo  quando  eftá  veftido  de  fu  natural  ver 
dura  y flores^  el  raudal  de  vn  rio  que  corre  furiofo  y eftá 
fin  ceflar  batiendo  las  peñas,y  como  bramando  en  fu  có- 
bate,y  finalmente  qualefquiera  obras  de  naturaleza  por 
mastezesqfe  miren, fiempre  cawfan  nueiw  recreación,  y 


i 4 Déla  Hijloria  Natural  de  Indias 

jamas  enfada  fii  vifta,  que  parece  fin  duda  que  fon  como 
vncombicccopiofo  y magnifico  déla  diuina  fabiduria, 
que  allí  de  callada  fin  canfor  jamas  , apacienta  y deleyta 
nueftra  coníidcracion. 

CJT.  4.  en  que fe  refyonde  ¡aloque fe  alega  de  U 
eferitura  contra  la  redondead  cielo . 

MA  S boluiendo  a la  figura  del  cic!o,ño  fe  de  que  au- 
toridades de  la  eferitura  fe  aya  podido  colegir  que 
no  fea  redondo  , y fu  mouimiento  circular.  Porque  lla- 
mar fanPablo  al  cielo  vn  tabernáculo  o tienda  que  pufo 
Diosy  no  el  hombre,  no  veo  que  haga  al  cafo , pues  aun- 
que nos  diga  que  es  tabernáculo  puefto  por  Dios,  no  por 
efíoemos  de  entender, que  amanera  de  toldo  cubre  por 
vna  parte  folaméte  la  tierra,y  que  fe  cftá  alli  fin  mudarfe, 
como  parece  lo  quifieró  entender  algunos.Trataua  el  A- 
poftol  la  femejanp  del  tabernáculo  antiguo  de  la  ley , y 
a eíTepropofitodixo,que  el  tabernáculo  de  la  ley  nueua  . 
de  gracia  es  el  cielo,  en  el  qual  entró  elfummo  focerdo- 
te  Iefu  Chrifto  de  vna  vez  por  fu  fangre,  y de  aqui  infiere 
que  ay  tanta  ventaja  del  nueuo  tabernáculo  al  viejo,  quá- 
to  ay  de  diferencia  entre  el  autor  del  nueuo  q es  Dios , y 
el  obrador  del  viejo  que  fue  hombre.  Aunque  es  verdad 
que  también  el  viejo  tabernáculo  fe  hizo  pór  la  fabidir- 
ría  de  Dios  que  en  Ceño  a fu  maeftro  Bcfeleel.  Ni  ay  pa- 
ra quebuícareniasfemcjan^as,  o parabolas  , o alego- 
rías, quecn  todo  y por  todo  quadren  alo  que  fe  traen, 
20.  r.  como  el  bietíauenturado  Chrifoftomo  a otro  propofi- 
to  lo  aduierre  efeogidamente.  La  otra  autoridad  que 
refiere  fati  Áugudin,  que  alegan  algunos,  para  prouar 
io  j.  que  el  cielo  no  es  redondo,  diziendo , Eftiendé  el  cielo* 
como  piel, de  donde  infieren  que  no  es  redondo, fino  Ha* 
no  en  lo  de  arriba,  con  facilidad  y bien  reípóde  el  mifmo 

fan&o 


Libro  Trímero.  25 

fan&o  do<5tor,que  eneflas  palabras  del  Pfalmo , no  Pe  nos  Augufii.2.  de 
da  a entenderla  figura  del  cielo  fino  la  facilidad  con  que  ^ncf.ad.  lit. 
Dios  obró  vn  cielo  tan  grande , pues  ao  le  fue  a Dios  mas f’?- 
difícil Tacar  vna  cubierta  tanimmenPa  del  cielo,  que  lo 
fuera  a noPotrosdePplegar  vna  piel  doblada.  O preten- 
dió quilas  darnos  a entender  la  gran  mageftad  de  Dios, 
al  qual  firue  el  cielo  tan  hermoPo  y tan  grande,  de  lo  que 
a no  Potros  nos  íirue  enel  campo  vn  toldo  o tienda  de  pie- 
les. Lo  que  ynPocta  galanamente  declaró  diziendo.  El 
toldo  del  claro  cielo.  Lo  otro  que  dize  EPaias,  El  cielo  e [aí.66. 
me  firue  de  filia  y la  tierra  de  ePcabclo  para  mis  pies, fi  fue 
ramos  del  error  délos  Aatropomorphitas,  que  ponian 
miembros  corporales  en  Dios  fegun  fu  diuimdad, pudiera 
darnos  en  que  entender  para  declarar  como  era  pofsible 
feria  tierra efeabelo  delospiesdeDios  eílando  en  me- 
dio del  mundo,  fí  hinche  Dios  todo  el  mundo  , porque 
auia  detener  pies  dé  vna  parte  y de  otra  y muchas  cabe- 
ras al  derredor, que  es  cofa  de  rifa  y donayre.  Baila  pues 
íaber  que  en  las  diurnas  eferituras,  no  hemos  de  feguir  la 
letra  que  mata, fino  eleípiritu  que  da  vida  como  dúe  fan  2,Cor-$* 
Pablo», 

CjíT.  5.  Lelahechuray  gejlo  del  cielo 
del  nueuo  mundo. , 

Qc  V A L fea  el  geflo  y manera  de  eíle  cielo  que  eílá  a 
[da  vanda  del  Sur,  preguntante  muchos  en  Europa, 
porque  en  tes  antiguos  no  puede  leer  cofa  cierta, porque 
aunque  concluyen  eficazmente  que  ay  cielo  de  efla  parte 
del  mundo,  pero  que  talle  y hechura  tenga  , no  1o  pudie- 
ron ellos  alcanzar.  Aunque  es  verdad  que  tratan  mucho  VlinMib.Gt 
de  vna  grade  y hermofa  eílrella  que  aca  vemos^  que  ellos  c* 2 2* 
llaman  Ganopo.  Los  que  de  nueuo  nauegan  aellas  par- 
tesfudenefcriuitcofasgrandes  de  eíle  délo , es  afaber, 
ab  " ' que.. 


2 # De  la  Híftorta  Natural  ele  Indias 

quees  muy  refplandecienrte  y que  tiene  muchas  y muy 
grades  eftreilas.En  cífeto  las  cofas  de  lexos  fe  pintan  muy 
engrandeeidas.Pero  ami  alreues  me  parece  y tengo  por 
llano, q ala  otra  vanda  del  Norte,ay  mas  numero  de  eftre 
Has  y de  mas  yiludre  grandeza.  Niveoaca  edrcllasque 
excedan  ala  Bozina  y aí  Carro.  Bien  es  verdad  q el  cruze 
ro  de  acaeshermofo  y de  vida  admirable.  Cruzcro  lla- 
mamos quatro  e dre lias  notables  que  hazenentreii  for- 
ma de  Cruz , puedas  en  mucha  igualdad  y proporción. 
Creen  los  ignorantes  que  eíle  Cruzero  es  el  Polo  del  Sur 
porque  veen  a ios  marineros  tomar  e!  altura  por  el  cruzc 
ro  de  aca,como  alia  fuelen  por  el  Norte , mas  engañante. 

Y la  razón  porque  lo  hazenafsi  los  marineros  es  porque 
no  ay  deda  vanda  eítrella  fíxa  que  muedre  al  Polo  al  mo* 
do  que  alia  la  edrella  del  Norteólo  haze , y afsi  toman  el 
altura  por  la  edrella  que  es  el  pie  del  Cruzero,  la  qual 
edrella  dida  de  el  verdadero  y fixo  Polo  treynta  grados, 
como  la  eílrella  de  el  Norte  alia  dida  tresy  algo  mas. 

Y afsi  es  mas  iHfícilde  tomar  aca  el  altura  porque  la  di- 
cha ed  re  11  a del  pie  dd  Cruzero  ha  de  edar  derecha,  lo 
qual  es  folamentc  a vn  tiempo  de  la  noche,  que  en  diuer- 
fas  partes  dd  año  es  a diferentes  horas,  y en  mucho  tiem- 
po dd  año  en  toda  la  notfhe  no  llega  a encumbrar , que 
es  cofa  difgudofa  para  tomar  d altura.  Y afsi  los  mas 
diedros  Pilotos  no  fe  curan  dd  Cruzero , fino  por  el  Af- 
troiabio  toman  el  Sol , y veen  enel  el  altura  enq  fe  halla. 
En  lo  qual  fe  avenTaj an  comunmc nte  ios  Po rt ugu efes,co 
mo  gente  q tienen  mas  curio  de  naucgar,dc  quátas  nacio- 
nes ay  enel  mundo.  Ay  también  deda  parte  del  Sur  otras 
edrellas  que  en  alguna  manerarefpondéaias  delNorte. 
La  via  ladea  que  llaman  corremucho  y muy  refplande- 
'cicnte  a eíta  v a n d a ,yv e efe  en c 1 1 a aquellas  manchas  ne- 
gras tan  admirables , de  q arrrbahizimosmencion : otras 
^particularidades  oíroslas  diran,o  aduertiran  có  mas  cuy- 

dado, 


Libro  Trimer #.  ¿7 

dadújbaítenos por  agora  efto  poco  qauetnos  referido* 

£ jí  p,  6,  (jhw  el  mundo  lk%ta  ambos  Palos; 
tiene  tierra  y mar, 

KJ  O eítahecho  poco^  pues  hemos  falído , con  que  acáf 
* ^tenemos  cielo  y noscdbija  como  alos  de  Europa  y 
Aíia  y Africa.  Y de  cffa  coníideracio  nos  aprouechamos 
a vez-es  quando  algunos  o muchos  délos  que  aca  fufpi- 
ran  por  Eípaña,y  no  faben  hablar  ílnode  fu  tierra,  fe  ma- 
rauillan,  y aun  enojan  con  nofotros , pareciendoles  que 
eftamosoluidados,  yhazemospococafodenneftra  ccf» 
mun  patriaba  los  quales  refpódemos,quepor  eífo  no  nos 
Hitiga  el  deíleo  de  boluer  a Eípaña, porque  hallamos  que 
el  cielo  nos  cae  tan  cerca  por  el  Piru  como  por  Efpaña. 

Pues  como  dize  bien  fanHieronymo  eferiuiendo  a Pan*- 
lino,tan  cerca  efíá  la  puerta  detóelo  de  Bretaña-,  como 
de  Hierufalem;  Pero  ya  que  el  cielo  de  todas  partes  to- 
ma al  mundo  en  derredor , es  bien  que  fe  entienda  * que 
no  por  eífo  fe  figue  que  aya  tierra  de  todas  partes  del  mfi 
do.  Porque  fíendo  afsi  que  los  dos  elementos  detierra  y 
aguacóponé  vn  globo  o bola  redóda, como  losmasylos 
mejores  delosántiguos(íegu  refiere  Plutarco)lo  íintiero,  VlutdrcbutXy 
y con  demonftraciones  cernísimas  feprueua  : podría  fe  ^ chatis  vhi* 
penfarquela  mar  ocupa  toda  la  parre  que  cae  al  Polo  Horum>cty:9> 
Antartico  o Sur,  de  tal  modo  que  no  dexe  lugar  alguno  criIa 
a la  tierra,  por  aquella  vanda,  fegun  quefan  Auguñin 
dogamente  arguye  contra  la  opinión  délos  que  ponen 
Antipodes.  No  aduierten  (dize)  que  aunque  fe  crea  o fe  £ U<u  ‘ C‘^ 
prueue , que  el  mundo  es  de  figura  redonda  como  vna 
botó  no  por  eífoeftá  luego  en  la  mano,  que  por  aquella 
otra  parte  del  mundo  eftéla  tierra  de  fe  abierta  y fin  agua. 

Dize  bien  fin  duda  fanAtiguftin  enefto.  Pero  tampoco 
íefigue  ni  fe  prueua  lo  contrario,  que  es  no  auer  tierra 

- “ deferí 


i 8 De  la  Hiftoria  Natural  de  Indias 

defcubiertaalPolo  Antartico,  y ya  la  experiencia  a los 
ojos  lo  ha  moftrado  ferafsi,que  en  efe&o  la  ay.  Porque 
aunque  la  mayor  parte  del  mundo  que  cae  al  dicho  Polo 
Antartico  efte  ocupada  del  mar, pero  no  es  toda  ella , an- 
te^ ay  tierra , de  fuerte  que  a todas  partes  del  mundo  la 
tierra  y el  agua  fe  eftan  como  abracado  y dando  entrada 
la  vna  a la  otra.Que  de  verdad  es  cofa  para  mucho  admi- 
rar y glorificar  el  arte  del  criador  fobcrano. Sabemos  por 
la  fagrada  eferitura,  que  enel  principio  del  íMundo  fuero 
las  aguas  congregadas,  y fe  juntaron  en  vn  lugar, y que  U 
tierra  con  efto  fe  defeubrio.  Y también  las  mefmas  fagra 
das  letras  nos  enfeñan,  que  eftas  cógreg aciones  de  aguas 
fe  llamaron  Max.  y como  ellas  fon  muchas,  ay  de  necefsi- 
dad  muchos  mares.  Y no  folo  cnel Mediterráneo  ay  cfta 
diuerfidad  de  mares  llamandofe  vnoelEuxino,  otro  el 
Cafpio,  otro  el  Frythereo  o Bermejo,  otro  el  Períico, 
otro  el  de  Italia,  y otros  muchos  afsi:  mastambie  elmif- 
mo  Océano  grande,  que  en  la  diurna  eferitura  fe  luele 
llamar  abifmo, aunque  en  realidad  de  verdad  fea  vno,  pe 
roen  muchas  diferencias  y maneras:  como  refpe&o  de 
efte  Piru  y de  toda  la  America  es  vno  el  que  llaman  mar 
«del'Nort-e , y orre  el  mar  de)  Sur.  Y en  la  India  Oriental 
vno  es  el  mar  Indico,  otro  el  de  la  China.  He  yo  aduerti- 
do,afsí  en  lo  qhenauegado,como  en  lo  quehe  entédido 
de  relaciones  de  otros, que  nunca  la  mar  fe  aparta  déla 
uerxaxn  as  de  mil  leguas, fino  que  do  quiera  por  mucho 
que  corre  el  Océano  no  paila  de  la  dicha  medida.  No 
quiero -dezir  que  no  fe  nauegá  mas  de  mil  leguas  del  mar 
Océano,  que  dio  feria  difparate : pues  fabemos  que  las 
r.aosdcPqrtugalnaueganquatrotantoy  mas,  y aun  to- 
do el  mundo  en  redondo  fe  puede  nauegarpor  mar,  co- 
mo en  nueft  ros-tiempos  lo  hemos  ya  viíto  fin  poderfe  du- 
dar en  ello.  Mas  lo  que  digo  y afirmo  es,  que  en  lo  que 
hafta  agora  eftá  defeubierto  , ninguna  tierra  difta  por 

linea 


Libro  (Primero.  r*  29 

ílnea  re<5ba  déla  tierra  fírme  o Islas  que  le  caen  mas  cerca, 
fino  alo  fujximo  milleguas  y que  afsi  entrqt  ierra  y tierra 
nunca  corre  mayor  e^acio  de  mar,  tomando  lo  por  la 
parte  que  vna  tierra  efia  mas  cercana  de  otra:porque  del 
fin  de  Europa  y de  Africa  y de  fu  coila  no  diñan  las  lilas 
Canarias,  y las  de  los  Azores , con  las  del  Caboverde , y 
las  demas  en  aquel  paraje, mas  de  trezientas,o  quinientas 
leguas  a lo  fumrao  de  Tierra  firme.  De  las  dichas  Islas  ha- 
biendo difcurfohazia  la  India  Occidental  apenas  ay  noue 
cientas  leguashaíla  llegar  a las  Islas  que  llamáDommica 
y las  Virgines,  y ia  Beata, y las  demas.  Y cflas  van  corrien- 
do por  fu  orden  hafta  las  que  lla  man  de  Barloiiento,qfon 
Cuba, y Efpañola,  y Boriqucn.  Deílas  haíla  dar  en  la 
tierra  firme  apenas  ay  dozientas,o  trezicntas  leguas, ypor 
partes  muy  mucho  menos.  La  tierra  firme  luego  corre 
vna  cofa  infinita  defdc  la  tierra  de  la  Florida  haíla  aculla 
a la  tierra  délos  Patagones, y por  eñotrn  parte  del  Sur 
defde  el  eftrccho  de  Magallanes  haíla  el  cabo  Médpcino, 
corre  vna  tierra  larguifsim  a,  pero  no  muy  ancha,  y por 
dónde  mas  ancha  es  aquí  enefta  parte  del  Piru  , que  diíla 
del  Braíil  obra  de  mil  leguas.  Eneíle  mifmo  mar  del  Sur, 
aunque  no  fe  halla  ni  fabe  fin  la  buelta  del  Poniente, pero 
noha  muchos  años  que  fe  defeubrieron  las  Islas  que  inti- 
tularon deJ*alomon,que  fon  muchas  y muy  grandes,  y 
diílan  de  eñe  Piru  como  ochocientas  leguas.  Y porque  fe 
ha  obferuado  y fe  halla  afsi , que  do  quiera  que  ay  Islas 
muchas  y grandes,  fe  halla  no  muy  lexos  tierra  firme : de 
ay  viene  que  muchos,  y yo  con  ellos,  tienen  opinion,que 
ay  cerca  de  las  dichas  Islas  de  Salomón  tierra  firme  gran- 
dísima, la  qual  refponde  a la  nueftta  America  por  parte 
del  Poniente,y  feria  pofsible  que  corrieífe  por  la  altura 
del  Sur  hazia  el  eftrecho  de  Magallanes.  Lanueua  Gui- 
nea fe  entiende  que  es  tierra  fírme,  y algunos  doctos  la 
pintan  muy  cercade  las  Islas  de  Salomón.  Afsi  que  es 

C muy 


$0  De  la  Hiftoria  Natural  de  Indias 

jnuy  conforme  a razan,  que  aun  eftapor  deícubrir  bue- 
na parte  del  Mundo.  Pues  ya  por  efte  mar  del  Sur  naue- 
gan  también  los  nueftros  a la  China  y Phitipinas , y ala 
yda  dcaca  alia  no  nos  dizcn  que  paitan  mas  luengo  mar 
que  viniendo  de  Efpaña  a eftas  Indias.  Mas  por  donde  fe 
continúan  y trauan  el  vn  ma¿Oceano  con  el  otro, digo  el 
inaFcfeTSur  con  el  mar  delNorte  ‘por  la  parte  del  Polo 
Antartico  bien  fe  Cabe  que  es  por  el  eftrecho  tan  feñata- 
do  de  Magallanes,  que  cftá en  altura  de  cincuenta  y vn 
grados.  Pero  íi  atorro  lado  del  mundo  a!  Polo  del  Nor- 
te también  fe  continúan  y corren  eftos  dos  mares,  gran- 
de cofa  es, que  muchos  la  há  pefquifado , pero  que  yo  Ce- 
pa nadie  ha fra  agora  a dado  enella,  folamente  por  con- 
jeturas, y no  fe  que  indicíos,afirman  algunos  que  ay  otro 
eftrecho  hazia  el  Norte, femejante  al  dcMagallanes.  Pa- 
ra el  intentoque  llenamos, baílanos  hafta  agora  Caber  de 
cierto,  que  ay  tierra  de  efta  parte  del  Sur , y que  es  tierra 
tan  grande  como  todala  Europa  y Afta  y aun  Africa  : y 
qüeaümbos  Polosdel  mundo,  fe  h a 11  an  ma  r es^tierra^ 
abracados  entreíi : en  lo  qual  los  antiguos,  como  aquien 
Jes  faltau a expcideacia^udieron  poner  duda , y hazer  co 
tradición,. 

CyíT.  7.  En  que  fe  retruena  la  opinión  de  LaÜanciü 
que  dixo  no  auer  Jntip  ocles. 

PERO  yaque  fe  fabe  qtre  ay  tierra  a la  parte  delSur, 
o Polo  Antartico,  reft  a ver,íi  ay  enella  hombres  q l‘a 
habkéyq  fue  en  tiempos  pallados  vna  queftron  muy  reñí 
íáthnM 7- <K<da.,La6tanci:o  Fu miaño  y S.  Auguftin  hazen  gra donayre 
uünfhtut.c.iy  afírman  auer  Antipodes , q quiere  d'ezir  hom- 

AuguftJib.16.  5f^  que  traen  fus  pies  contrarió^ ados  ntieftros.Masaun 
é Cimt.  en  cene  río  por  cofa  de  burla  conuienen  eftos  do-s'átí^. 

torcs,pero  enlas  razones  y molinos  de  fu  opmion>va  por 
4 muf 


Libro  Trímero.  |i 

muy  diferentes  caminos,  como  en  los  ingenios  eran  bien 
diferentes.  Ea&aúcio  vafe  con  el  vulgo,  parecí  en  dolé  co 
fa  derifa,dezir  que  el  cielo  eftá  entorno  por  todas  partes 
y la  tierra  en  medio  rodeada  del  como  vita  pelota, y 
afsi  eferiue  cnefta  manera : Que  camino  lieua , lo  que  al- 
gunos quieren  dezirsquc  ay  Antipode.s,que  ponen  fus  pí 
íadas  contrarias  a las  nueftras?  Por  ventura  ay  hombre 
tan  tonto, que  crea  auer  gentes  que  andan  los  pies  arriba 
y la  cabera  abaxo  ? y que  las  cofas  que  acacílan  a (Tenta- 
das, eíl  en  alia  traftornadas  colgando :??  y que  los  arboles 
y los  panes  crecen  alta  hazia  abaxo  ? y que  las  11  uui as  y la 
nieue  y el  granizo Cuben  a la  tierra  hazia  arriba?  y def- 
pues  de  otras  palabras  añade  Lavando  aquellas:  Elima 
ginar  al  cielo  redondo,  fue  caufa  de  inuentar  ellos  hom- 
bres Antipodescolgadosdclayre.  Y afsi  no  tengo  mas 
que  dezirde  tales  Philolophos,íino  que  en  errando  vna 
vkz, porfían  en  fus  difparates  defendiendo  los  vnos  con 
los  otros.  Halla  aquí  fon  palabras  de  La&ancio.  Mas  por 
más  que  el  diga,  nofotros  que  habitamos  al  prefente  en 
la  parte  del  Mundo,que  rcfponde  en  contrario  de  la  Afía 
y Tomos  fus  Antidonos,como  los  Cofmographoshablá, 
ni  nos  vemos  andar  colgando,  ni  que  andemos  las  cabe- 
pasabaxo  y los  pies  arriba.  Cierto  es  cofa  maravillóla 
confíderársq  al  entendimiento  humano  por  vna  parte  no 
Je  fea  po  í sibl  e p e r c e b i r y ale  a n $ár  I a v er  d a d , fín  v fa  r d e 
im  agí  naciones,  y por  otra  t apoco  le  lea  pofsible  dexar  de 
crrar,fí  deltodo  fe  va  tras  la  imaginación.  No  podemos 
entender  q el  ciclo  es  redondo, como  lo  es,yquc  la  tierra 
CÍlá en  medio, fíno imaginándolo.  Mas  fí  a ella  mifma 
imaginación  no  la  corrige  y reforma  la  razón, fino  que  fe 
dexa  el  entendimiento  líeuar  della/or^ofo  hemos  de  fer 
engañados  y errar.Pordóde  Tacaremos  có  manifíefta  ex 
periécia , q ay  en  nueílras  almas  cierta  lumbre  del  cielo, 
co  la  qual  vemos  y juzgamos  aun  las  rnifmas  imagines  y 

C a formas 


$ i T>e  la  Hifioriá  Naturafde  Lidias 

formas  interiores^  fe  nos  ofrecen  para  entender:  y con 
la  dicb  a lumbre  interior  aprouam  os  o defecha  naos  lo  q 
ellas  noseftan  diziendoJ>eaquife  vec  claro  como  el  ani 
m a racional  es  fobre  toda  naturaleza  corporal:  y com'b 
la  fuerza  y vigor  eterno  déla  verdad, prefide  ene  1 mas  al- 
to lugar  delhombre:  y veefe,  como  mueftra  y declara 
bien,  que  efia  fu  luz  tan  pura  , esparticipada  de  aquella 
fumma  y primera  luz  s y quien  efto  no  lo  fabe,  o lo  duda, 
podemos  bien  de z ir,  que  no  fabe  o duda  ,fies  hombre. 
Afsi  que  fi  a nuefira  imaginación  preguntamos, que  le  pa 
rece  de  la  redondez  del  cielo,  cierto  no  nos  dirá  otra  co- 
fa, fino  lo  que  dixo  a La&ancio.E&afaber,  que  fies  el  cié 
lo  redondo,  el  Sol  y las  eftréllas  auran  de  caerfe  qüando 
fe  trafponen,  y leuantarfe  quando  van  al  medio  dia.-yque 
[a  tierra  eftá  colgada  ene!  ayre,  y quedos  hombres  que 
moran  déla  otra  parte  déla  tierra,han  de  andar  pies  arri- 
ba y cabera  abaxo^y  quedas  lluuias  allí  no  caen  de  lo  ab 
to,  antes  fuben  deabaxo,y  las  demas  monftruofidades, 
qne  aun  dezillas  prouoca  á rifa.  Mas  fi  fe  confultala fuer 
^a  delá  razón,  hara  poco  cafo  de  todas  eftas  pinturas  va- 
nas,yno  eícucharán  ala  imaginación, mas  que  a vna  vieja 
loca  :.y  con  aquella  fu  entereza  y grauedad,  refpondcra, 
¿pe  es  engaño  grande,  fabricar  en  nuefira  imaginación  a 
todo  elmundo  a manera  de  vna  cafa,  en  la  qual  eftá  de- 
buto de  fu  cimiento  la  tierra, y encima  de  fu  techo  eftá  el 
cielo  ¡ y diratambiensquecomo  en  los  animales  íiempre 
la  cabcca  esto  mas  alto  y íupremo  del  animal , aunque 
no  todos  loaanimales  tengan  la  cabera  de  vnamifma  ma 
ñera, fino  vnos  pueftu  hazia  arriba,  como  los  hombres^ 
otros  atraudTada  como  los  ganados,  otros  en  medio  co- 
mo el  pulpo  y la  araña : aísi también  el  ciclo  do  quiera  q 
efté,  eftá  arriba,y  la  tierra  ni  masnimcnos,do  quiera  que 
efié,  eftá  debaxo,  Porque  fícndó  afsi,  q nuefira  imagina- 
ción; eftá  aftdá  a tiempo  y lugar  ,.  y el  mifmo  tiempo  y 
i d x I>  ' lugar: 


Libro  Trímero.  W;  ^ 55 

lugar  no  lo  pcrdbc  vniuerfalmente  , fino  particulariza- 
do , de  ay  Le  vieneque  quando  la  lcuantan  a coníiderar 
cofas  que  exceden  y fob repujan  tiempo  y lugar  conoci- 
do, luego  fe  cae : y fría  raz  an  nolaMlenta  ylCuanta^  no 
puede  vn  punto  tenerle  en  pie;  y afsi  veremosfqttc  nuéiV 
tra  imaginación  quíando  fe  trata  déla  creación  del  mun 
do,  anda  a bu ícar  tiempo  antes  deeriarfe  el  Mundo, y pa 
ra  fabricarle!  el  Mundo, también  íeñala  lugar,  y no  acaba 
de  ver,  que  fepudieífe de  otra  fuerte  el  mundo  bazer,íié 
do  Verdad  que  la  taz orí claramente  nos  muéílra , que  ni 
vuo  tiempo  antes  de  auer  mouimknto , cuya  medida  es 
CÍ  tiempo,  ni  vuo  lugar  alguno,  antes  del  mifmo  vniuer- 
fo  que  encierra  todo  lugar.  Por  tanto  el  Philofopho  ex-  Ariftot.  i.  ée 
celente  Ariftoteles^  clara  y breiiemente  fatisfaze  al  ar-;^.^. 
gumento  que  hazen  contra  el  lugar  de  la  tierra,  toma- 
do delmodo.nueílrodeimaginar,diziendocongranver 
dad,queenel  mudo  el Tnifmo  lugaresen  medio  y abaxo, 
y q tianto  mas  en  medio- ella  vna  cofa,tantomasabaxoda 

qifal  reípueíla  alegando  La  ¿fiando  Firmiano , fin  repro- 

uaila  con  alguna  raizónvpana  con  dezir  , que  no  fe  pue- 
de detener  en  repr oualla  por  la  prieila  que  licúa  a otras 
cofas. 

C jí  T.  8.  íbd  motiup.  que  tum'fan  ¿(uguíím 
pata  negar  los  jínti podes. 

t , ( . t - • i 

1U|  V Y otrafue  la  razón  que  mouio  a fan  Auguftin,co 

mo  de  tan  alcoingenio,para  negar  los  Antipodes. 

Porqla  razón  que  arriba  diximos,de  que  andarían  al re- 

ues  los  Antipodes  el  mifmo  íantodoclorladcshaze  en  fu 

libro  de  losPredicamentos.  Los  antiguosfdize  el)  afir-  ^Zuí^  ^-Cda 

man  que  portodas  paites  eflá  latierra  debaxo  y el  cielo  C,I° 

encima.  Conforme  alo  qual los  Antipodes, quefegun  fe 

dizepifamal  reués  de  nofotros  > tienen  también  el  cielo 

C 3 encima 


34  la  HiJlorUMatural  de  Indias 

encima  de  fus  caberas.  Pues  entendiendo  eílo  fan  Atr- 
guftin  tan  conforme  a buena  Phifofophia,  que  fera  la  ra- 
zón por  donde  perfona  tandoda  fe  mouio  a la  contraria 
opinión?  Fue  cierto  el  motiuo  que  tuuo  tomado  de  las 
entrañas  déla  fagrada  Theabgi a, conforme  a la  qual  nos 
enfeñanlas diurnas  letras, quetodosloshombres  del mü 
do  decienden  de  vn  primer  hombre, quefue  Adam.  Pues 
dezir  que  los  hombres  auian  podido  pallar  al  nueuo  mun 
do,atraueffando  eífe  infinita  piélago  del  mar  Océano, 
pareekt  cofa  increyble  y vn  puro  defatino.  Y en  verdad 
que  ft  el  fueceífo  palpable  y experiencia  dé  lo  que  hemos 
vifto  en  nueftros  íiglos,  no  nos  defengañara , hafta  el  dia 
de  oy  fet  uniera  por  razón  infoluble  la  dicha.Y  ya  que  ía 
lhcmos,que  no  es  cocíuyente  ni  verdadera  ia  dicha  razó, 
eó  todo  elfo  nos  queda  bien  q hazer  para  dalle  refpueftaí 
quiero  dezir  para  declarar, en  que  modo  yporq  vía  pudo 
paífar  el  Ünage  délos  hombres  aca,o  como  vinieró,y  por 
donde  a poblar  eftas  Indias.  Yporque  adelantefeha  de 
tratar  efio  muy  de  propoñto,  por  agora  bie  fera  que  oy* 
íihi6¿<tp.9.  gamos  lo  q el  fan  do  dodor  Auguílino  difputa  deíla  ma- 
teria enlos  libros  déla  ciudad  deDios,el  qual  dize  afsi.-Lo 
quea]gunosplatican,queay  Antipodas, eftoes  gétes  q 
habita  de  la  otra  parte  déla  tierra,  donde  el  Sol  nace  ai 
tiép  o q a nofotros  fe  pone, y ^ las  pifadks  deños  fon  al  re- 
ues  délas  nueft ras, efto  no  es  cofa  q fe  ha  de  creer. Pues  no 
lo  afirman  por  relación  cierta  que  de  ello  tengan,  fino  fo 
lamente  por  vn  difeurfo  de  Phiíofophia  cj  hazen,con  que 
concluyen,  que  eftando  latierra  en  medio  del  mundo  ro 
deada  de  todas  parres  del  cielo  igualmente, ha  de  fer  for* 
foñmete  lugar  mas  baxo  fiépre  el  q eftuukre  mas  en  me 
dio  del  mudo. Y defpuesañade ; De  ninguna  manera  en- 
gaña la  diuina  eferinira,cuya  verdad  en  lo  q refiere  auer 
paila  do,  fe  prueua  bié,viédo  quá  pütualmete  fuccede  lo 
q p r o ph  c tiza  q ha  de  i v enir  .Y  es  cofa  de  difpiuate  dezinq 

deftas 


Libro  Trímero. 


35 


ciertas  partes  del  mundo,  ayan  podido  hombres  llegar  ai 
otro  nueuo  mudo,ypaiTar  eífa  imméfídad  delmarOcca 
no,  pues  de  otra  fuerte  no  es  pofsiblc  auer  alia  hób  res, íic 
do  verdad  q todos  loshóbresdcciédende  aquel  primer 
hóbre.  Según  efto  toda  la  dificultad  de  fanAuguftin  no 
fue  otra  fino  la  incomparable  grandeza  del  mar  Océano* 

Y el  mifmo  parecer  tuuo  fan  Gregorio  Nazanzcno  afir- 
mando como  cofa  fin duda,qpartado  eleftrecho de Gi- 
braltar^es  impofsible  nauegarfe  elmar.En  vna  Epiftola  q wz¿nze.zpif* 
efriue  dize  a erte  propoíito : Ertoy  muy  bie  con  lo  q dize  toU 7.  ad  Poft 
Pindaro,q  deípues  de  Cádiz  es  la  mar  innauegable  de  ho  humianm. 
bres.Y  el  mifmo  en  la  oración  funeral  q hizo  a fan  Bafilio 

dize,q  a ninguno  le  fue  concedido,  paitar  del  eftrecho  de 
GibraItar,nauegado  la  mar.Y  aunq  es  verdad  que  efto  fe 
tomó  como  por  refrán  del  Poeta  Pindaro,  que  dize,  que 
afsi  a fabios  como  a necios  les  eftá  vedado  faber  lo  q efti 
adelante  de  Gibraltar,pero  la  mifma  origen  defte  refrán, 
da  bien  a entender  quá  ademados  eftuuieró  los  antiguos 
en  la  dicha  opinion,y  afsi  por  los  libros  délos  Poetas>y  de 
los  Hiftoriadores,y  délos  Cofmographos  antiguos  el  fin 
y términos  déla  tierra  fe  pone  en  Cádiz  la  de  nf  a Efpaña: 
allí  fabrican  las colunas  de  Hercules, alli  encierran  los  ter 
minos  del  imperio  Romano, alli  pinta  los  fines  del  muda. 

Y no  folamente  las  letras  profanas,  mas  aun  las  fagradas 
tambicnhablaneneíTa  forma, accómodandofe  anueftro 
lenguaje,  donde  dizen  que  fe  publicó  el  edi<5to  de  Au-  * 
gufto  Cefar , p3ra  que  todo  el  mundo  fe  empadronarte : 

y de  Alexandro  el  Magno, que ertendio  fu  Imperio  harta  i.Muchd.u 
los  cabos  déla  tierra,  y en  otra  parte  dizen, que  el  Euáge-  c^r  ^ 
liohacrccidoy  hecho  fru&o  en  todo  el  mudo  vniuerfo.  *’  * 

Porqpor  eftilo  vfado,llama  lafcrituratodoel  müdo,ala 
mayorparte  del  mudo  qhafta entóccsertauadefcubierto 
yconocido.Ni  el  otro  mar  déla  India  Oriétal, ni  efté  otro 
día  ocddétal3entédieró  los  áriguos  q fe  pudieiíe  nauegar 

C 4 yen 


$ Ó T>e  la  Hiflom  Naturdl  de  Indias 


y eriefto  concordaron  generalmente, .por  lo  qual  Plinio 


p Íwííw.  Uh.  z.  como  cofa  llana  y cierta  efcriue;  Los  mares  que  atajan  la 


cáp.ój?.  tierra,  hos  quitan  de  la  tierra  habitable  la  mitad  por  mer 


dio,  porque  ni  de  aca  fé  puede  paíTar  alia,  ni  dé  alia  venir 
aca.  Efto  mifrn  o fin  rieron  Tulin  y Macrobio  y Pompo- 
nio  Me  la, y finalm  ente  fue  el  común  parecer  de  los  eferi- 
tores  antiguos- 


del  nuern  Mundo, y que  es  lo  que  le  engañó  > 


%rV  O demás  de  las  dichas^otrarazon  también^  orlar 
V qual  fe  mouierqn  los  .Antiguos,'  á creer  que  era  im- 
pófsible  pallarlos  hombres-de  alia  a efte  nueuo  mundo, y 
fue  dezt  t,qu e allende  d ela iú mm fidad  d el  Océano  ■»  e ra. 
el  calor  de  laregrdo  qúé  iliaman^prrida,  o Quemada,  tá 
excefsiu  o queno  cofentia  nipor  m ar  ni  por  tierra , paííar 
losbombres  por  at.reuüldi-qtiefueíren,  dél . vn  Polo  al  o - 
tro  PólóvPorque  aunaquellós Philofophbsyque  afirma- 
ron fér ^ latierra  redbndtií,  como  en  efe&o  lo  es,  y auer  ha 
ziM  ambos  Polos  del  mundo  tierra  habitable,  con  todo  - 
e.íío  negaron  que pudieífé  habitarle  del  linage  human  o,., 
lá  region  que  cae  enmedio  y íe  comprehénde  entre  los 
dosTropicosíjq  es  la  mayor  dé  las  cinco  zonas  o regiones 
en  qlos  Cofmographos  y Aíhologosparten  el  mundo. 
La  razó  que  dauan,  dé  fér  efta  Zona  tórrida  inhabitable, 
emelardbrdléíS^queitepreandaFéncimátancéfcahoí, 
y abrafa  toda  aquella  regiom  y por  el  coníiguientela  ha- 
ze  falta  ré  aguas  y paftosiDeefla  opinió  fue  Ariftoteles, 
q aunque  tan  gran Philófopho,  fe  engañó  en  efta  parte. 
Para  cuyainteligencáa^iabkn  dezir  en  que  procedió 


• Difputando 


pues  dPhilbfopho  dcl  viento  Abrego, o Sur,fi  hemos  de 


enten 


Libro  ^Primero.  37 

entender  que  nacc  del  medio  dia,o  no  íino  del  otro  polo 
.contrario- alNorte^efcriueenefta  manera  :La  razón  nos 
enfeña  que  lkiátitud  y ancho  de  la  tierra  que  fe  habita, 
tiene  fus  limites:pero?no  puede  toda  efta  tierra  habitable 
continu arfe  entre  íi,  por  no  fer  templado  el  medió.  Porq 
ciertoesque  en  fu  Iqngitudvque  es  de  Oriente  a Ponien- 
te, no  tiene  cxceífoHc  frió  ni  de  calor , pero  tiende  en  fu 
latitud,  ejes  dél  Polo  a la  linea  E'quinocial , y afsi  podría 
fin  duda  andarfe  toda  la  tierra  en  torno  por  fu  longitud» 
íino  lo  eftoruafeen  algunas  partes  la  grandeza  del  mar 
que  la  ataja;  Hada  aqui  no  ay  mas  que  pedir  en  lo  que 
dízD Ariíloteles^tíéne  granearon } en  que  lá  tierra  por 
fü  longitud, que  es  de  Oriente  a Poniente,  corre  con  mas 
igualdad  y masacommodadaala  vida  y habitación  hu- 
mana,que  por  fu  latitud , que  es  del  Norte  al  medio  dia : 
y efto  paífa  afsi  no  folo  por  la  razón  que  toca  Ariftoteles 
dé  auerla  mifmatemplanca  del  ciclo  «de  Oriente  a Po- 
niente, pues  diña  fiémpre  igualmente  delirio  del  Norte, 
y del  calor  del  medio  día,  fihoporotra  razón  también: 
porquey.endo  en  longitud  íiempre  ay  dias  y noches  fu- 
cefsiuamente,  lo  qual  yendo  en  latitud  , no  puede  fer, 
pues  fe  hade  llegar  for^ofo  a aquella  región  Polár,don- 
dé  ay  vna  parte  del  año  noche  continuada  , que  dure 
feys  mefes.  Lo  qualpara  la  vida  humana  es  de  gran- 
dísimo inconueníente.  Paífa  mas  adelante  el  Philofo- 
pho  reprehendiendo  a los  Gcographos,  que  defereuian  * 
la  tierra  en  íu  tiempo  , y dize  afsi : lo  que  he  dicho  fe 
puede  bien  adüertir  en  los  caminos  que  házen  por 
tierra  » y enlasnauegaciones  dcmar  , pues  ay  gran  di- 
ferencia de  fu  longitud  a fu  latitud/  Porque  el  éfpacio 
que  ay  defde  las  columnas  de  Hercules , que  es  Gib ral- 
lar,hafta  la  Iridia  Oriental , excede  en  proporción  mas 
que  de  cinco  a tres,  al  efpacio  que  ay  defde  la  Etiopia 
haftala  laguna  Meotis  y yltimos  fines  de  los  Sertas:  y 
«i i-o  C 5 , efí<M 


Luana.  io. 
Vb¿r[d. 


8dphon.$. 


58  De  la  Jiiftoria  Natural  de  lnd'uní 

cftoconfta  por  la  cuenta  de  jornadas,  y de  nauegacion, 
quanto  fchapodidohaftaagoTacon  la  experiencia  alca- 
far. Y tenemos  noticia  déla  latitud  que  ay  de  la  Tórrida 
‘habita ole  harta  las  partes  della  que  no  fehabitan.Eneftó 
fe  le  deue  perdonar  a A rift  óteles, pues  en  fu  tiempo  no  fe 
auia  defeubierto  mas  déla  Etyopia  primera , que  llaman 
cxterioisy  cae  junto  a la  Arabía  y Africa : La  otra  Etyó- 
pia  interior,  no  la  fupieron  en  fu  tiempo,nituuieron  no- 
ticia de  aquella  immenfa  tierra, que  cae  donde  fon  agora 
las  tierras  del  Preftc  loa : y mucho  menos  roda  la  demas 
tierra  que  cae  debaxo  de  la  Equinocial,  y va  corriendo 
hafta  pafíar  el  Trópico  de  Capricornio, y para  enel  cabo 
de  buena  Eíperan^a  tan  conocido  y famofb  por  la  nauc- 
gacion  délos  Portuguefes.Defde  el  qual  Cabo  íi  fe  mide 
la  tierra  harta  paliada  la  Scitia  yTartaria,no  ay  duda  íino 
que  efta  latitud  y eípacio  fera  tan  grande,como  la  longi- 
tud y eípacio  qtie  ay  defde  Gibraltar  harta  la  India  O- 
riental.  Es  cofa  llana  que  los  antiguos  ignoraron  los  prin 
cipio$delNilo,y  lo  vltimo  déla  Etyopia,  y poreffoLu- 
cano  reprehende  la  curioíidad de  Iulio  Cefar  en  querer 
inquirir  el  principio  del  Ni!o,y  dize  en  fu  verfo : Que  tie- 
nes tu  Romano  que  ponerte , A inquirir  del  Kilo  el  nacr- 
miento?  Y el  mifmo  Poeta  hablando  con  el  proprio  Nilo 
dize.  Pues  es  tu  nacimiento  tá  oculto, Que  ignora  el  mu- 
do todo  cuyo  feas.  Mas  conforme  alafagrada  eferitura 
bien  fe  enriende  q fea  habitable  aqlla  tierra,  pues  de  otra 
fuerte  no  dixera  el  Propheta  Sophonias, hablando  déla 
vocacio  al  En  angelí  o de  aquellas  gentes : De  mas  alia  de 
los  Ríos  de  Etyopia  me  traerán  prefentes,loshijos  de  mis 
efparzidos,q  afsi  llama  a los  Apórteles.  Pero  como  ertá 
dicho, juftocsperdonar al Philofopho,  porauer  creydo 
a losHiftoriadores  y Cofmographos  de  fu  ti épo.  Exami- 
nemos agora  lo  que  fe  rtgue.  La  vna  parte  (dize)  del  mu- 
do que  es  la  Septentrional  puerta  al  Norte  p alfada  la 
o.;,,  . 1 y Zona 


Libro  (primero.  59 

Zona  téplada,es  inhabitable  por  el  frío  exceísiiro,laorra? 
parte  que  efta  al  medio  dia  también  es  inhabitable  en  paf 
fando  del  Trópico, por  el  exeefsiuo  calor.  Mas  las  partes; 
del  mundo  que  corren  paífada  la  India  de  vnavanda,  y 
paliadas  las  columnas  de  Hercules  de  otra,  cierto  es  que 
no  fejuntan  cntrefi, por  atajarlas  el  granmar  Océano. 
Enefto  poftrerodize  mucha  verdad.  Pero  añade  lue- 
go. Por  quanto  ala  otra  parte  del  mundo  es  ncce fía- 
río,  que  la  tierra  tenga  la  mifma  proporeron  con  fu  Polo 
Antartico  , que  tiene  efta  nueftra  parte  habitable  con 
clfuyo,  que  es  Norte.  No  ay  duda  fino  que  en  todo  ha- 
de proceder  el  otro  mundo  como  eftedeaca,en  todas 
las  demas  cofas  , y efpecialraente  en  el  nacimiento  y 
orden  de  los  vientos  , y deípues  de  dezir  otras  razo- 
nes que  no  hazen  a nueflro  cafo  , concluye  Ariftote- 
les  diziendo:  For^ofo  hemos  de  conceder,  que  el  Abre- 
go es  aquel  viento  que  fopla  de  la  región  que  fe  abrafa 
de  calor , y la  tal  regionpor  tener  tan  cercano alSoí,  ea- 
rece  de  aguas,  y de  palios.  Efte  es  el  parecer  de  Arifto- 
teles : y cierto  que  apenas  pudo  alcanzar  mas  la  conjetu- 
ra humana.  De  donde  vengo,  quando  lo  pienfo  chriftia- 
namente  a aduertir  muchas  vezes  , quan  flaca  y cortan 
fea  la  Philofophia  de  iosfabios  deftc  íiglo  en  las  cofas  di- 
urnas, pues  aun  en  las  humanas  , donde  tanto  les  parece 
que  faben,  a vezes  tampoco  aciertan.  Siente  Arido- 
teles  y afirma,  que  la  tierra  que  efta  a efte  Polo  del  Sur 
habitable  , es  fegun  fu  longitud  grandifsim a , que  es 
de  Oriente  a Poniente  , y que  fegun  fu  latitud  que  es 
defde  el  Polo  del  Sur  hafta  la  Equinocia!  es  cortifsi- 
ma.  Efto  es  tan  al  reues  de  la  verdad , que  quafi  toda 
la  habitación  que"  ay  a efta  vanda  del  Polo  Antartico* 
es  fegun  la  latitud  quiero  dezir  del  Polo  a la  linea : y 
por  la  longitud,  que  es  de  Oriente  a Poniente,  es  tan  pe- 
queña que  excede  y fobrepuja  la  latitud  a la  longitud 

cueftc 


40  Déla  Hifloria  Natural  Je  India* 

en  eñe  nueuo  orbe  , tanto  como  diez  exceden  a tres» 
'y  aun  mas.  Lo  otro  que  afirma  fer  del  todo  inhabita- 
ole  la  región  media , quellaman  Torridazona,  por  el  cx- 
cefsiuo  calor,  cau  fado  déla  vezindad  del  So), y por  cfl& 
caula  carecer  de  aguas  y paños  , e fio  todo  paila  al  re- 
ues.PorquelamayorpartedeñeNueuoinundo,  y mi  uy 
poblada  de  hombres  y animales  cíla  entre  los  dos  Tro- 
picos  en  la  mifma  Torridazona , y de  paños  y aguas  es 
la  región  mas  abundante,  de  qií antas  tiene  elMundo* 
vniuerfó  : y por  la  mayor  parte, es  región  muy  templa- 
da : pararque  fe  vea  , que  aun  en  eft o matura! , hizfc 
Dios  necia  la  fabiduria  deñe  íiglo . En  conclufíon  la 
Torridazona  es  habitable  , y fe  habita  copioíifsima- 
mente,  quanto  quiera  que  los  antiguos  lo  tengan  por 
im  p o fs  i ble . M as  la  ot  ral  o n a ,o  R egion  , q u e c a e 
éntre  la  Tórrida  y laPolar  al  Sur,  aunque  por  fu  íi-, 
tio  , fea  muy  commo.da  para  la  vida  humana  , pero 
fon  muy  pocos  los  que  habitan  enella  , pues  apenas  fe 
fabe  de  otra,  fino  del  Reyno  de  Chile  y vnpedapo 
cerca  del  cabo  de  Buena  Eíperanpa  : lo  demas  tiene 
lo  ocupado  el  mar  Océano.  Aunque  ay  muchos  que 
tienen  por  opinión : y de  mi  condeífo  que  no  eftoy  le- 
xos  de  fu  parecer,  que  ay  mucha  mas  tierra,  que  no  eñá 
defctibicrta  ,y  que  eftaha  deíer  tierra  firme  oppuefta  a 
la  tierra  de  Ch¿les  que  vaya  corriendo  al  Sur  paífado  el 
circulo , o Trópico  de  Capricornio.  Y íi  la  ay , fin  duda* 
es  tierra  de  excelente  condición , por  eftar  en  medio  de 
lo^s  dos  extremos  yunel  miímo  puedo , que  lo  mejor  de 
Europa  : Y quanto  a eño , bien  atinada anduuó la  con- 
jetura de  Ariftoteles.  Pero  hablando  de  lo  que  hada 
agora  oda  defeubierto , lo  que  ay  en  aquel  puedo,  es 
muy  poca:  tierra  > auiendo  en  la  Tórrida  muchifsima  y 
muy  habitada. 


Libro  Trímero. 


41 


i ' ...y.* 

CJ  <p.io.  Que  ^ linio  y los  mas  de  los  antiguos  Jintie* 
ron  lo  mifmo  que  jírijlo  teles. 

EL  parecer  de  Ariftoteles  ííguio  a la  letra  Ptfnio  , el  P|tnííW  $ 2# 
qualdizeafsi:  El  temple  déla  región  de  en  medio  c6$t 
del  mundo,por  donde  anda  decontino  el  Sofy  efta  abra- 
fada  como  de  fuego  cercano,  y toda  quemada , y como 
humeando.  Iunto  a efta de  en  medio,  ay  otras  dos  regio 
nes  de  ambos  lados,  las  quales  por  caer  entre  el  ardor  de 
efta , y el  cruel  frió  de  las  otras  dos  extremas , fon  tem-: 
piadas.  Mas  eftas  dos  templadas  no  fe  pueden  comuni- 
car entreíi,  por  el  excefsiuo  ardor  del  cielo.  Efta  propria 
fue  la  opinión  de  los  otros  antiguos,la  qual  galanamente, 
celebra  el  Poeta  en  fus  verfos 

t-  l í 

Rodean  cinco  cintas  todo  el  cielo : 

DeftaSy  Vna  confol perpetuo  ardiente 
Tienen  de  quemaron  bermejo  el fuelo 

Y el  mifmo  Poeta  enotro  cabo, 

Oyoloyji  ay  alguno  qne  alia  habite, 

; Donde  fe  tiende  la  región  mas  larga 
Que  enmedio  de  las  quatro  el  Sol  derrite 


; ; 


>iií; 


Virgil  m Geor* 

& 


7.  JEnciL 


>Eí) 


Y otro  Poeta  aun  mas  claro  dizc  lo  imifmo* 

Son  en  la  tierra  iguales  las  regiones 
J.  las  del  cielo  :y  deftas  cinco  aquella 
Que  eña  en  medio  no  tiene  poblaciones 
(por  el  brauo  calor.. 

Eúndofe  efta  opinión  común  délos  antiguos  en  vnara- 


O tiid.  1 . M ct40 

Bh>í- 


4 1 De  la  H 'ifoña  Natural  'de  Indias 

zonque  Icsparecio  cierta  y inexpugnable.  Vian  que  en 
tanto  era  vna  región  mascaliente,quaro  fe  acercauamas 
al  medio  día.  Y es  efto  tanta  verdad,  que  en  vna  mifma 
Prouincia  de  Italia  es  lá  Pulla  mas  calida  que  la  Tofcana 
por  eífa  razón , y por  la  mifma  en  Efpaña  es  mas  caliente 
el  Andaluzia  que  Vizcaya,  y efto  en  tanto  grado,  que 
no  fiendo  la  diferencia  de  mas  de  ocho  grados,  y aun 
no  cabales , fe  tiene  la  vna  por  muy  caliente, y la  otra  por 
imiyfria.  De  aqui  inferían  por  buena  confequencia, que 
aquella  región  que  feallegaíTe  tanto  al  medio  dia  que 
tuuieífe  el  Sol  fobre  fu  cabera  , necesariamente  auia 
de  fentir  vn  perpetuó  y cxcefsiuo  calor.  Demas  de  eílo 
vían  también, que  todas  las  diferencias,  que  el  año  tiene, 
de Pnmaucra,Eftio,Otoño,Inuierno, proceden  de  accr- 
carfe,o  alexarfe  elSoI.  Y echando  de  ver,  que  eílando 
ellos  aun  bien  lexos  del  Trópico,  adonde  llega  el  Sol  en 
Verano,  con  todo  cífo  por  irfeles  acercando, fentian  ter- 
tiblescaloresfn  Eñio, hazian  fu  cuenta,  que  íi  tuuieran 
‘al  Sol  tan  cerca  de  fi  que  andtluiera  encima  de  fus  cabe- 
ras, y eílo  por  todo  el  difeuffo  del  año,  fuera  el  calor  tan 
infufriblc,qtie  fin  duda  fe  confumieran , y abrafaran  los 
hombres  de  tal  exceífo.  Eíla  fue  la  razón , que  venció  a 
los  antiguos,  para  tener  por  no  habitable  la  región  de  en 
medio,  que  pdr elfo  llamaron  Torridazona.  Y cierto 
que  fi  la  intima  experiencia  por  vifta  de  ojos , no  nos  vuic 
ra  defengañado,  oy  dia  dixeramos  todos , que  era  razón 
concluyente  y Mathematica,  porque  veamos  quan  flaco 
es  nueftro  entendimiento  para  alcanzar  aun  eftas  cofas 
naturales.  Mas  ya  podemos  dczir,  que  ala  buena  dicha 
de  nueftros  figíos  le  cupo  alcanzar  aquellas  dos  grandes 
m arquillas, -csafaber,  nauegarfe  el  mar  Océano  con  gran 
facilidad  , y gozar  los  hombres  en  la  Torridazona  de 
lindifsimo  temple,  cofas  que  nunca  los  antiguos  fe  pu- 
dieron perfuadir.  De  cílasdosmarauillaslapoílrcra  de 


Libro  Trímero . 43 

lahahitaciony  qualidadesdelaTorridazona  , hemos  de 
tratar,  con  ayuda  de  Dios,  largamente  enel  libro  figúren- 
te. Y afsieneftefera  bien  declarar  la  otra,  del  modo  de 
naue?ar  el  Océano,  porque  nos  importa  mucho  para  el 
intento  que  Ileuamos  ene  fia  obra.  Pero  antes  de  venir 
a cíle punto,  conuerna  dezir,  que  es  lo  que  finticron  los 
antiguos  de  ellas  nueuas  gentes  que  llamamos  Indios. 


QjíT.  11 . Que  fe  halla  en  los  antiguos  alguna 
noticia  dejle  Nueuo  mundo . 

RESVMIENDOlo dicho  , queda  que  tos  anti- 
guos, o no  creyeron  aucr  hombres  paíTado  el  Trom- 
pico de  Cancro,  como  fian  Auguílirc  y La&ancio 
fintieron,  o que  fi  auia hombres5alomenos  no  habitauan 
entre  los  Trópicos,  como  lo  afirman  Ariíloteles  y Plinio,  ,tdrch'?¡d' 
y antes  que  ellos,  Parmenidcs  Philofopho.  Ser  de  otra  £ 1 

fuerte  lo  vno  y lo  otro,  ya  cflá  affaz  au enguado.  Mas 
toda  via  muchos  con  curiofidad  preguntan,  fi  de  efla  ver 
dad,  que  en  nueflrostiempos  están  notoria,  vuo  en  los 
paliados  alguna  noticia.  Porque  parece  cierto  cofa  muy 
cílrafia,  que  fea  tamaño  eíle  mundo  nueuo,  como  con 
nueílros  ojos  k vemos,  y qOeentantosfiglos  atras  no 
ava  fido  fabido  por  los  antiguos.  Por  donde  preten- 
diendo quifa  algunos  menoícabar  en  eíla  parte  la  fe* 
licidad  de  nucíbos  tiempos  , y efcurecer  la  gloria  de 
nueílra  nación  7 procuran  moílrar , que  eíle  nueuo 
mundo  , fue  conocido  por  los  antiguos  : y realmente 
no  fe  puede  negar  , que  aya  dcflo  algunos  raílros.  ^ 

Efcriue  fan  Hieronymo  en  la  Epiftola  alosEphefios,  C6  Hicrotty  jupnr 
razón  preguntamos,  que  quiera  dezir  el  Apodo!  en  a-  uZt(id 
quellas  palabras , En  las  quales  c o fas  anduuifles  vn  tiem- 
po fegun  el  %lo  dede  mundo  >fi  quiere  por  ventura  dar 

a entea: 


Vtinim.  lib.  U 
cdp.6?. 


Ucmibidm , 


4 4 De  la  Hiftoria  Natural  de  Indias 

«entender,  que  ay  otro  fíglo  que  no  pertenezca  a efte 
mundo,  fino  a otros  mudos, délos  quales  eferiue  Cíeme- 
te en  fu  Epifíola,  El  Océano  y losmundos  que  efta  allen- 
de  del  Océano.  Efto  es  de  fan  Hieronvmo.  Yo  cierto  no 
alcanzo  que  Epiftola  fea  efta  de  Cíemete, q fan  Hierony- 
mo  cita, pero  ninguna  duda  tengo  que  lo  eferiuio  afsi  fan 
Clemente,  pues  lo  alega  fan  Hieronymo.  Y claramente 
refiere  fan  Cíemete, que  pallado  el  mar  Océano , ay  otro 
mundo  y aun  mundos , como  paila  en  efefto  de  verdad, 
pues  ay  tanexcefsiua  diftanciadel  vn  nneuo  mundo  al 
otro  nueuo  mundo, quiero  dczir  de  efte  Piru  y India  Oc- 
cidental a la  India  Oriental  y China.TábienPlinio,  q fue 
tan  eftremado  en  inquirir  las  cofas  eftrañas  y deadmira- 
cion,refierc  en  fu  Hiftoria  Natural,  que  Hannon  capitán 
de  los  Cartaginenfes,  nauegó  deície  Gibraltar,  codeando 
la  mar, baílalo  vltimo  de  Arabia  ,y  que  dexbefcrita  efta 
fu  nauegacion.  Lo  qual  fí  es  afsi  , como  Pliniolo  dize,fí- 
guefe  claramente  que  nauegoel  dicho Hánon, todo  quá 
to  losPortuguefesoy  dianauegá,  pallando  dos  vezesla 
Equinociahque  es  cofa  para  cfpantar.  Y fegunlo  trae  el 
tnifmo  Plinio  de  Cornelio Nepote  autor  graue,  el  pro- 
prio  efpacio  nauegó  otro  hombre  llamado  Eudoxo,aun- 
que  por  camino  contrario,  porque  huyendo  el  dicho  Eu- 
doxo  delRey  de  los  Latyros,  falio  por  el  mar  Bermejo  al 
mar  Océano, y por  el  bobeado  llegó hafta  el  eftrecho  de 
Cíibraltar,lo  qual  afirma  el  Cornelio  Nepote  auer  acae- 
cido en  fu  tiempo.  También  eferiuen  autores  graues,quc 
vna  nao  de  Cartaginenfes  lleuandola  la  fuerca  del  vien- 
topor  el  mar  Océano,  vino  a reconocer  vña  tierra  nun- 
cahafta  entonces fabida , y que  boluiendo  defpues  a Car 
tago, pufo  gran  gana  a los  Cartaginéícs,  de  defeubrir  y 
poblar  aqnellatierra , y que  el  Senado  con  rigurofo  de- 
creto vedó  la  tal  nauegacion,  temiendo  que  con  la  Cudir 
cu  de  nucuas  tierras, fe  menofeabaífe  fupatria.  De  tor 

do 


Libro  Trímero.  45 

do  efto  fe  puede  bien  colegir , que  vuie/Te  en  los  antiguos 
algún conocimiento  del nueuo  mundo , aunque  particu- 
larizando a eíla  nueftra  America , y toda  efta  India  Occi- 
dental, apenas  fe  halla  cofa  cierta  en  los  libros  dé  los  cf- 
critores  antiguos.  Mas  de  la  India  Oriental  no  Tolo  la  de 
tllende  fino  también  la  de  aquende,  que  antiguamente 
era  la  mas  remota , por  caminarle  al  contrario  de  agora, 
digo  que  fe  halla  mención, y no  muy  corta  ni  muy  eícura. 

Porque  aquien  no  le  es  fácil  hallar  en  los  antiguos  la  Ma- 
laca,  que  llamauan  Aurea  Cherfonefo?  Y al  cabo  de  Co- 
morin,  que  ie  dezia  Promontorium  Cori,  y la  grande  y 
celebre  Isla  de  S amarra  por  antiguo  nombre  tan  celebra 
do,  Taprobane?  Que  diremos  de  las  dos  Etyopias?  que 
délos  Bracmanes  ? que  déla  gran  tierra  délos  Chinas? 

Quien  duda  en  los  libros  de  los  antiguos,  que  traten  de 
eftas  cofas  no  pocas  vez  es?  Mas  de  las  Indias  Occidenta- 
les, no  hallamos  en  Plinio,  que  cnefta  nauegacion  paífaf-  ^ ¿ 
fe  de  las  Islas  Canarias,  que  el  llama  Fortunatas, yia  prin  ^ 

cipal  deilas  dize  auerfe  llamado  Canaria.por  la  multitud 
de  canes  o perros  que  enelía  auia.  Paliadas  las  Canarias, 
apenas  ay  raftro  en  los  antiguos  de  la  nauegacion  que  oy 
fe  haze  por  el  golfo,  que  con  mucha  razón  le  llaman  gra- 
de. Con  todo  effo  femueucnmuchosa  penfar,  quepro- 
phetizó  Seneca  el  Trágico,  deftas  Indias  Occidentales, 
lo  que  leernos  en  fu  Tragedia  Medea  en  fus  verfos  ana- 
pcfcicos,quc  reduzidos  al  metro  Caílellano  dizen  afsi. 

Tras  luengos  años  yerna 
yn  figlo  nueuo  y dichofo 
que  al  Océano  anchurofo 
fus  limites  pajfara. 


StnecJ , in  Mf- 
icd  dftu.  2.«| 
fine. 


D T>efct*> 


47 


De  la  Hiftaria  Katar  di  de  Indias 


'Descubrirán grande  tierra 
Verán  otro  nueuo  Mundo 
nauegando  el  gran  profunda 
que  agora  el pajfo  nos  cierra* 


LaThule  tan  afamada 
como  del  mundo  poUrera 
quedara  en  efta  carrera 
por  muy  cercana  contada* 


ERo  canta  Senecaen  fus  verías , y no  podemos  negar 
que  al  pie  de  la  letra  paíTa  afsi,  pues  los  años  luengos  que 
dize,íi  fe  cuentan  del  tiempo  del  Trágico , fon  ai  pie  de 
huly  quatrocientos,y  fí  de  el  de  Medea,fon  mas  de  dos 
mil, que  el  Océano  anchurofo  aya  dado  el  paílo,  que  ter 
nía  cerrado,  y q fe  aya  defeubierto  grandetierra , mayor 
que  toda  Europa  y Aíia,  y fe  habite  otro  nu  euo  mundo* 
vérnoslo  por  nueílros  ojos  cumplido,  y enéílo  no  ay  du* 
da.  En  lo  que  la  puede  con  razón  auer,  es,  en  fi  Seneca  a* 
deuínbjOÍia  caíodioeneftofu  Poéfía.  Yoparadezir  lo 
que  fíe^o,  ííentoque  adiuinó  con  el  m odo  de  adiuínar 
que  tienen  los  hombres  fabios  y aft  titos.  Via,  que  ya  en 
fu  tiempo  fetenta  uan  nueuas  nauegaciones  y viag.es  por 
el  mar : fabia  bien  como  Philoíbpho5que  auia  otra  tierra 
oppuefta  del  mifmo  fer  que  llaman  Antichtona.  Pudo  co 
eíle  fundamento  coníÍderar,que  la  ofadia  yhabilidad  de 
■ los  hombres,  en  fínilegaria  a pairar  el  mar  Océano, ypaf 
‘Tandole  defeubrir  unuuas  tierras  y otro  Mundo : mayor- 
mente íiendo  ya  cofa  fabida  en  tiempo  de  Seneca , el  fu- 
ceífo  de  aquellos  naufragios  que  refiere  Plinio,  con  que 
fe  paíTo  el  gran  mar  Océano.  Y q eíle  aya  íido  el  m otiuo 
;.v,V'  • C!  déla 


Libro 'Primer»,  ' 4S, 

de  la  prophccia  de  Seneca,parecc  lo  dan  a entender  los 
veríbs  que  preceden, donde  auiendo  acabado  el fofsiego 
y vidapoco  bulliciofa  de  los  antiguos,  dizeafsí. 

Mas  agora  es  otro  tiempo,  . 
y el  mar  de  f aerea  o degrado 
a de  dar paffo  al  ofado 

y elpajjarleespajfatiempo.  \ y 

Y mas  abaxo  dize  afsi,  f 

jíl  alto  mar pr  ocelo fo 
ya  qualquier  barca fe  atreue : 
todo  viage  es  ya  breue, 
él  nauegantecuriofo. 

No  ay  y a tierra  por faber, 
no  ay  ^eynopor  conquijlar, 
nueuos  muros  a de  hallar, 
quien fe  pienfa  defender. 

r 

Todo  andaya  traf ornado, 
fin  dexar  cofa  en  fu  af siento : 
el  mundo  ciar oy  efento 
no  ay  y a enel  rincón  cerrado. 

El  Indio  calido  beue 
delato  jír axis  ciado 
y el  Turf  a en  Mbis  bañado 
. ,y  el^Jn  mas frió  que nieue. 

D s Dcfla 


4$  Ce  la  H 'tftom  Natural  de  Judias 

Deftatancrccidaofadia de loshombres  viene  Séneca  a 
conjeturarlo  que  luego  pone,  como  el  extremo  a que  ha 
de  llegar,  diziendo,  Tras  luengos  años  verna  &c.  como 
eftá  ya  dicho. 

C jfP*.  12.  Que Jlntio  Tlaton  dejla  India 
Occidental. 

% m A S fi  alguno  vuo  que  tocaflc  mas  en  particular 
iVI  efta  India  Occidental, parece  que  feledeue  a Pla- 
tón cífa  gloria  > el  qual  en  íii  Timeo  efcriuc  afsi.En  aquel 
tiempo  no  fe  podía  nauegar  aquel  golfo  (y  va  hablando 
del  m ar  Atlántico  que  es  el  que  eftá  en  faliendo  del  eftre 
cho  de  Gibraltar)  porque  tenia  cerrado  elpaíTo  ah  bo- 
ca de  las  columnas  de  Hercules  que  vofotros  foleys  lla- 
mar (que  csel  miímo  eftrecho  de  Gibraltar)  y era  aque- 
lla Isla  que  eftaua  cntoncesjunto  a la  boca  dicha,de  tan- 
ta  grandeza,  que  excede  a toda  la  Africa  y Afiajuntas.Dc 
'eíFafsía auTTpaffo  entonces  a otras  Islas  para  los  que 
yuan  a ellas,  y de  las  otras  Islas  íc  yua  a toda  la  tierra  fir- 
me, que  eftaua  frontero  dellas,  cercada  del  verdadero 
mar.  Efto  cuenta  Cridas  en  Platón.  Y los  que  feperfua- 
den  qucefta  narración  dePlatoneshiftoria,y  verdadera 
hiftoria,  declarada  en  eíía  forma  , dizen  que  aquella 
grande  Isla  llamada  Atlantis,  la  qual  excedía  en  grande- 
za a Africa  y Aña  jimtas,ocupaüa  entonces  la  mayor  par 
te  del  mar  Océano,  llamado  Atlántico,  que  agora  naue- 
gan  los  Emanóles,  y que  las  otras  Islas  que  dize  eftauan 
cercanas  a efia  grande,  fon  lasque  oy  dia  llaman  Islas  de 
Bar!ouento,cs  afabcr,Cuba,Efpañola,San  loan  de  puer- 
to rico,  lamayca,  y otras  de  aquel  paraje.  Y que  la  tierra 
fírme  que  dize , es  la  que  oy  dia  fellatna  Tierra  fírme  y 
efie  Piru  y America.  El  mar  verdadero  que  dize  eftar  jun 

to  aquella  tierra  firme,  declaran  que  esefte  mar  del  Sur, 

yqoe 


Lihro  'Primero, 


49 


y que  por  elfo  fe  llama  verdadero  uta?  > pqfqne,  m$Qm7 
pataeion  de  fu  iramenfiidad  v effotros  ip ar es ; Me 4 i ter  raf 
neos, y aun  el  mi  fai-o  Atlántico*  fon  como  mares de bur- 
la.  Con  ingenio  cierro  y delicadeza  eftá  explicado  PJat-5 
por  los  dichos  autores  curio  fos,con  quanta  verdad  y cer 
reza,  elfo  en  otra  parte  fe  tratara. 


* das  letras  ay  mención  defta  India  Occidefital,  en- 

tendiendo por  el  Ophír  que  ellas  tantocelebran,efte  nue 
ílro  Pirud&oberto^StcphanOj  o por  mejor  dezirPradíco 
Batabiq  hombre  en  la  lengua  H ebreg  aaeot  ajado  » fcgtin 
puerro  preceptor  j quefue  difcipulo  fuyo  d.ezia  * en  los 
feholios  íohre  el  capitulo  nono  dei tercero  libro  délos 
Reyes,  eferiue  que  la  IslaBfpahoía  que  hálló  Chridoual  ^ B.Ktg. 
Co  lo  Ojera  el  Ophír  de  donde  Salomón  traya  quatrocien  *4'1  °* 
tosy  vcynte,  o qnatrocientos  y cineireta  talentos  de  oro 
muy  fíno*Pqrqué  tal  es  el  oro  de  Cybao  quedos  nueílros 
traen  dt!a  Efpañola  Y no  faltan  autores  dedos  que  Ar¡tímonUm 
afirmen , fer  Ophír  efte  nueftro  Piru , dcduziendo  el  vn  in  d^Aritu,  m 
nombre  del  otro , y creyendo  que  en  e!  tiempo  que  fe  Pbdeg.c.?. 
efcrinio  el  libro  delParalippomcnon  fe  llamaua  Piru  co 
itio  agora.  Fundáfe  en  q refiere  la  eferitura  que  fe  traya  2.v ardip#. 
de  Ophír  oro  finifsimo,y  piedras  muy  preciólas , y made?  5.R<rg«.io. 
i^aefcogidiísima  ,de  todo  lo qual abunda,  fegun  dizen 
ellos  autores,  el  Piru.  Mas  a mi  parecer  eílá  muy  lexos  el  2 P4ríí¿  g 
Piru  defer el  Ophir,quela  eferitura  eclebra.Porque  aun-  4.Rfg.22*. 
que  ay  enel  copia  de  oro,  no  es  en  tanto  grado, que  haga  j.R^.p. 
ventaja  enefto  ala  fama  de  riqueza  qtuuo  antiguamente 
la  India  Oriental.  Las  piedras  tan  preeiofas,y  aquella  tan 
excelente  m^era,  que  nunca  tal  fe  vio  en  Hierufalem, 


D3 


cierto 


5*>  De  la  Hiftomfflattírdde  Indias 

cierto  yo  nó  ló  Veo, porgue  aunque  ay efméraldas  efccS 
gidas,  y algunos  arboles  de  palo  rezio  y oioroforpero  no 
halló’aqUi  éofadign-ade  aquel  éneareci miento, que  pone 
lacfcrkura.Ni  auníiíe  pár^ecque  lleua  buen  camino, pe 
far  qué  Salomón  dexada  la  India  Oriental  riquifsima,em 
biafíé  fus  flotas  a efta  vltimatierra.Y  fl  vuiera  venido  tañ 
tas  vezes,mas  raflrosfuera  razón  que  halláramos  dello. 
Más  la  etímologia  del  nombre  Opbkjy  reducion  al  nom 
>br,e  de  Pirü^engolo  negoc-io  de  poca  fubftancia,íien 
do  como  es  cierto, que  ni  el  nombre  del  Piru  es  tan  anti- 
gübinitañ^éiieral^eodá  eftatíctrav  Ra.fídoébftámíbri 
muy  ordinaria  enefios  de  FcUbrimient os  del nue  uo  tvf  u tt- 
do  poner  nombres  a las  tierras  y puertos , dé  la  occaíióft 
efué  fe ks¿okecia,yafsi fe  entiende  auerpaflado  en  nom- 
brar a efieRey  nt*,  Piru . Acá  es  opinión, que  de  vn  rio  en 
ítalos principios  dieron* los Efpañ otesi llamado  por 
los  naturales  Piru,inm  ularont  oda  efia  t ie  tr  a Piru  : Y és 
arguméto  diefto^que  los  Indios  naturales  del  Piru, ni  vfatí 
ni  Tabea  tal  nombre  de  fu  tierra.  Al  mi fm O tono  parece^ 
afirmar  que  Sepheren  k eícritura,  fon  eftos  Andes,  qué 
íbn  v ñas  fierras  akifsimas  del  Piru.  Ni  báfia  auer  áiguna 
affínidád  ó femejan^a  dé  vocablos, pues  de  eíTá  fuerte 
también  diriamos  que lucatanesledan^  aquien  nombra 
la  eícvitura,  nilos  nombres  de  Titoy  de  Paulo  que  vfaro 
tos  Reyes  Ingas  defie  Piro*  fe  deue  peñfar que  vinieron 
de  Rom  anos, o de  Chrifiranos , pues  es  [muy  ligero  indi- 
cio para  afirmar  cofas  tan  grandes.  Lo  quealgunos  efcrU 
uen  que  Tharfis,  y Ophirno  crán  en  vna  mifma  n a liega- 
cion  ni  prouincia, claramente  fe  vee  fercontra  la  inten- 
ción déla  eferitura  confiriendo  el  cap.  22.  del  quarto  li- 
bro de  los  Reyes,  con  el  cap.  2 0.  del  fegundo  libro  del 
Paralippomenon.  Porque  lo  que  en  los  Reyes  dize , que 
Iofaphat  hizo  fleta  en  AfíongabeF  para  yr  por  Oro  a 
Ophii:?  eíío  mifmo  refiere  el  Paralippomenon  auerfe  he- 
■;  O dio. 


Lihro  ^Primero;  '. 


a 


5* 


dio  la  dicha  flota  para  yr  a Tharíis.  De  donde  claro  íeco 
Lige,quc  enelpropoíito  tomó  por  vn a miíma  cofa  la  eferi 
tura  a Tharíis  y Ophir.  Preguntarme  ha  alguno  a mi,  fe - 
gun  efto,  que  regióme  pro u inda  fea  el  Ophir,  adonde 
yua  la  flota  de  Salomón  oon  marineros  de  Hiran  Rey  dg  $ .Rrg.p. 
Tyro  y Sidon,para  traerle  OrO*a do  también  preten dien  4.  Reg.ia» 
do  yr  la  flota  del  rey  IofapHat,padecio  naufragio  en  Alio 
gaber,  como  refiere  la  cfcritura.Encfto  digo,que  me  alie 
go  de  mejor  gana  a la  opinión  de  Iofepho  en  los  libros  de? — J 
Antiquitatibusjdondedizequecsproiiincia  delalndia^nfrlet 
Oriental , la  qual  fundó  aquel  Ophir  hijo  de  ledan , de 
quien  íehaze  mención  enel  Gen  efis  :y  eraéíla  prouincia 
abundante  de  Oro  finifsimo.  De  aquí  procedió  el  celer 
brarfe  tanto  el  Oro  de  Ophir, o de  Ophaz , y fegun  algu- 
nos quieren  dezir  el  Obnzo,escom€  el  Ophirizo , porq 
auiendo  líete  linages  de  Oro  como  refiere  fan  Hiero ny- 
mo5el  de  Ophir  era  tenido  por  el  mas  fino , afsicomo  ac# 
celebramos  el  Oro  de  Valdiuia,o  el  deCarauává.La  priti 
cipa!  razón  que  memueue  a peniár,q Ophirefiácnlaln- 
dia  Oriental  y no  enefta  Occidental , es  porque  no  podía 
venir  aca  la  flotado  Salomo,  fin  pallar  toda  la  IndiaOrié 
t al,  y t o da  la  China,  y otro  in  finito  mar,y  no  es  verifimil, 
que  atraueíTaíTcn  todo  el  mundo  para  venir  a bul-car  aca 
el  Oro : mayormente  íiendo  efta  tierra  tal,q  no  le  podía 
tener  noticia  defla  por  viage  de  tierra , y moílraremos 
deípues,que  los  antiguos, no  alcanzaron  el  arte  de  ñaue- 
gar,  que  agora  le  vía,  fin  el  qual  no  podían  engolfarle  ta- 
to, Finalmente  eneftas  colas  quando  no  íc  traen  indicios 
ciertos,  fino  conjeturas  ligeras, no  obligan  a creerle,  mas 
de  lo  que  a cada  vno  le  parece* 


C AP.  i 4.  Que  jignifican  en  la  ejiritura 
TharJisj  Ophir. 


Yfi 


f2  De  la  JiiJbmNxiturdde  Indias 

YS I valen cojeturas y fofpcchasylasmiasíbn, que  en 
la  diurna  efcritura  los  voeabIos.de  Ophiry  de  Tharíis 
las  mas  vezesno  fignifieait a%ura  deteminado  lugareño 
que  fu  fígnificacion  es  general  cerca  de  losHe£>reos , co- 
mo en  niieftro  vulgarelvocablo  de  Indias  es  general  por 
que  el  vfo  y lenguaje  nuefíro  nombrando  Indías^es  Íigni- 

fícarvnastierrasmuyapartadasymuyrica^ymuy  eftrá- 


ñas 


Hdsuv.  lao  uuvi».»»-*  » r - c? 

, jnos  Indias-at  Piruvy  a México,  y ala  China1y  a Malaca, y 

álBrafi^y  de  qualquíerpartcdéftasq  vengan  cartasidef 
fclmosquéfoncartasdedasíndias,  fiédo  las  dichas  tierras: 
y Reynosdéimnienfadiflanciay  diuerfidadentrefi.  Aun 
queí  ampoco  fe  puede  negar.que  él  nombré  de  Indias  fe 
tome  déla  India  Oriétahy  porque  cerca  de  los  antiguos», 
éíTalndiafe  celébrauapor  tierra  remotifsima:  de  ay  vi* 

noiqeftotratiertatan  remota, quádofedefcubrio,lalla* 
marontábienlndia,porfertá  apartada, comotenida  por 

el  cabo  del  mundo,y  afsi  llaman  Indios  a los  que  moran, 
enel  cabo  del  mundo.  Al  mifmo  modo  me  parece  ami , q 
Thatfo  en  las  diulnas  letras,l'o  mas  comufr^íofignifica  lu. 
garni  parte determInada,líno  vnas regiones  muy  remo* 
tas  y alparccer  délas  gentes, muy  e Arañas  y ricas.  Porque 
Jo  qlofephoy  algnnosquierendezir,  que  Ttiarfe  y Tar- 
fe  es  lb  mtfmóén  la  eféricura,  paree  eme  que  con  razó  lo 
reprueua  fant  Hieronyrno.No  folo  porqfe  eferiué  c6di- 
ff^uerfas  ktrasfesdosdicho^vocaMositeniédovno  arpira* 
otron<X)£notábienpórq  muy  muchas  cofas  que 

fe  eferiuen  dé  Tharlis,nopueden  quadi  ara  Tarfo  ciudad 

de  Cilicia.  Bienes  verdad  que  en  algunaparte  fe  iníinua 
cnla eferit ura,qtte  Tharfiseae  en  Cilicia , pues  fe  efcruie 
lud  í afsidé  Holophernes  eneílibrode  ludith  : Y como  pat 
faíTe  tos  términos  délos  Afsyrios  llegó  a los  grandes  mó- 
r dK»  tes  Anee  (que  por  ventura  es  elTauro)  los  quales  motes, 
^ 5 r3^a1?ffi?kttra  de  Cilicia,y  entró  en  todos  fus  cadillos,, 


Libro  Trímero.  52 

y fe  apoderó  de  todas  fus  fuerzas  , y quebrantó  aquella 
ciudad  tan  nombrada  Melithi,y  defpojó  a todos  los  hiios 
de  Thariis, y a los  delfmaeí,  q eftauan  frontero  del  deíier 
to,y  losque  eftauan  al  medio  día  hazia  tierra  de  Cellon, 
y paífó  al  Eufrates  &c.  Mascomo  he  dicho  pocas  vezes 
quadra  a lá  ciudad  de  Tarto  lo  que  fe  dize  de  Thariis. 
Theodorito  y otrosTguiendo  la  interpretación  de  los  fe  r heodoritus  m 
tentaren  algunas  partes  ponen  a Thariis  en  Africa,  y guie  1 lon£‘ 
ren  dezir  que  es  la  niifma  que  fue  antigúamete  Cartago,  &rks  montd.ibi 
y agora  Rey  no  de  Túnez : Y dize  que  alia  penfo  hazer  fu  Al~ 

camino  lonas, qnádo  la  efcritura  refiere v que  qutfo  huyr  PjteotyF** 
del  Señor  a Thariis.  Otros  quieren  dezir,  que  Thariis  es 
cierta  regio  de  lít India, como  parece  fentir  fan  Hierony-  uicron.ddMdt 
mo.No  contradigoyo  por  agora  a eftas  opiniones : pero  cdUm.- 
afirmo  me,  en  que  no  íignifica  íiempre  vna  determinada 
región  o parte  del  mudo. Los  Magos  que  vinieron  a ado 
rar  a Chrifto,  cierto  es  que  fueron  de  Oriente^  v también 
fe  colige  de  la  efcrirura,que  eran  de  Saba,y  de  Epha,y  de 
Madian,y  hombres  do<5losfÍcnten  que  eran  de  Etyopia,y 
de  Arabia, y de  Períia.Y  deftos  canta  elPfalmo  y íalglé 
fiados  Reyes  de  Thariis  traerán  prefentes.  Concedamos 
pues  co  fan  Hieronymo  q Thariis  es  vocablo  de  muchos 
fignificados  enla  eferitura , y que  vnas  vezes  fe  entiende 
por  la  piedra  Chrifolito,o  la  cinto:  otras  alguna  cierta  re 
gion  déla  India:  otras  la  mar  que  tiene  el  color  de  la  cinto 
quádo  reberuera  el  Sol.  Pero  con  mucha  razo  el  mifmo 
fan&o  do&or  niega, qfucíTe  región  de  la  India  el  Thariis 
do  de  lonas  huya,  pues  faliendo  de  Ioppe  era  impofsible 
nauegar  ala  India  por  aquel  mar : porq  Iope,que  oy  fe  31a 
malapha,  no  es  puerto  del  mar  bermejOíq  fe  junta  con  el 
mar  OnetalTndicOjíino  del  mar  Mediterráneo , q no  Tale 
a aql  mar  Indico, De  donde  fe  colige  clarifsimamete,  q la 
nauegació  que  hazia  la  flota  de  Salomo  de  Aíibngaber  g.zx.. 
fdóde  fe  per<¿Íeióla$  naos  del  Rey  Iofiphat)  yua  por  el 

D $ par 


Pp/-44. 

Efdi.60.. 


z.varalp, 

J.Rfg.IQ. 


(Suido  Bodertd* 
nuf  in  epipo.ad 
PhtlippiL  cdtho 
UcmReg.w.$. 
tom.  fdc.  Bibl. 
Zumarragd.  in 
Kifi>  ¿nica  hipo 
ña. 

LudwicMLeo. 
AugupinmM 
in  comentar,  fu 
per  kbdtam. 


$4  De  la  Hijbria  Natural  Me  Indias 

mar  Bermejo  aOphir,y  a Tharíis/]  lo  vnóy  lo  otro  afir* 
ma  exp re íía mente  la  eferitura,  fue  muy  diferente  de  la  q 
lonas  pretendió  hazer  a Tharíis.Pues  es  Aíiongaber  puer 
to  de  vna  ciudad  de  Idumea,puefta  eneldftrecho  q fe  ha* 
ze,dode  el  mar  Bermejo  fe  junta  con  el  gran  Océano.  De 
Ejucl  Opkir^y  de  aquel  Tharíis  (fea  lo q, mandaren) trayá 
Solomo,  oro,  y plata,  y marfil,  y monos,  y pauos,  co  na 
uegació  de  tres  anos  muy  prolixa.  Todo  lo  qual  fin  duda 
era  déla  India  Oriental, q abunda  de  todas  efías  cofas, co? 
rao  Plinio  lárgamete  lo  enfcñá,y  nueftros  tiepos  lo  prue 
uan  afíaz.  De  fíe  nueftro  Piru  no  pudo  lie  u arfe  marfil, no 
aca  memoria  de  Elephátes:  oro  y plata  y monos 
muy  graciofosbié  pudiera  lleuarfc.  Pero  en  fin  mi  pare- 
cer es,  q porTharfis  fe  entiéde  enla  eferitura  cómunmétc, 
o el  mar  grádelo  regiones  apartadísimas  ymuy  efírañas. 
Y afsi  me  doy  a cnt£der*q  las  propheciasq  habla  de  Thar 
fis,pues  el  cTpintu  de  prophecia  lo  alcana  todo , fe  puede 
bié  accomodar  muchas  vezes  alas  colas  del  nueuo  orbe. 

CJf.  15.  De  laprophecia  dejíbdias  que  algunos 
declaran  dejlas  Indias . 

NO  falta  quí  en  diga  y afirme,  q eftáprophetizado  en 
las  diuinas  letrastanto  antes, q efte  nueuo  orbe  áuia 
de  fer  conuertido  a Chrifto,  y eíío  por  gente  Efpañola. 
Aefíepropoíito declaran  elremate  déla  prophecia  de 
Abdias  que  dizc  alsi : Y la  tranímigracion  defte  exercito 
de  ios  hijosde  Ifmael , todas  las  cofas  de  ios  Chananeos, 
hafta  Sarcpta , y la  tranfmigracion  de  Hierufalcm , q eftá 
en  el  Bofphoro,  poífeera  las  ciudades  del  Auftro , y fubi- 
ran  los  faluadores  al  monte  deSion, para  juzgar  el  monte 
deEfau,y  fera  el Reyno  para  el  Señor.  Eftoespuefto  de 
nueftra  vulgata  afsi  ala  letra.  Del  Hebreo  leen  los  au- 
tores que  digOjcnefta  manera ; Y la  tranfmigracion  defíc 

exercito 


Libro  ?P rimero. 


ít 


ejercito  de  las  hijos  delirad  Charraneas  haíla  Sarphat 
(que  es  Francia)  y la  tranfmigracion  de  Hiernfalem  que 
eftáen  Sepharad  (que  es  Efpaña)  poífeera  por  heredad 
las  ciudades  del  Auftro,  y fubiran  los  que  procuran  la  fal- 
uacion,  al  monte  de  Sion,para  juzgar  el  monte  de  Efau, 
y fe ra  elreyno  para  el  Señor.  Mas  porque  Sepharad,que 
fan  Hieronymointerpreta  el  Bofphoro,  o efirecho  ,y  los 
fetenta  interpretan, Euphrata,  íignifrquc  a Efpaña , algu- 
nos no  alegan  teftimonio  de  los  antiguos , ni  razón  que 
períuada, mas  de  parecelles  afsi.  Otros  alegan  a la  Para- 
phrafis  Chaldayca,que  lo  fíente  afsr,y  los  antiguos  Rabí» 
nos  que  lo  dedarandefta  manera.Como  a Sarphat, don- 
de nueftra  vulgataylos  fetenta  tienen  Sarepta,  entienden 
por  Francia.  Y d exando  eftadiíputa,  q toca  a pericia  de 
}enguas,q  obligación  ay  para  enteder  por  las  ciudades  de 
Auftro, o de  Nageb(como  pone  los  fetéta)las  gentes  del) 
nucuo  müdo?que  obligación  tábien  ay, para  entender  la 
gente  Efpañola, por  la  tranfmigracró  de  Bier úfale  en  Sa« 
pharadtfíno  es  q tomemos  aHterufale  efpiritualmcte,y 
por  ella  entendamos  la  Iglefia. Defuerte  qef  Efpiritu  Tan 
áo  ,por  la  tranfmigracion  de  Hier úfale  , q eftá  en  Sapha- 
rad,  nos  fignifíque  los  hijos  de  la  fan&a  Iglefia , que  mo- 
ran en  los  fines  déla  tierra, o en  los  puert  os : porq  eíTo  de- 
nota en  legua  Syriaca  Sepharad,y  viene  ble  con  nueftra 
Efpaña, q (egñlqs  antiguos  es  lo  yltimo  dela-tierra^y  qpa- 
fí  toda  ella  efta  rodeada  de  mar.  Por  las  ciudades  del  Áu- 
ftro,o  del  Sur, puede  fe  entender  eftas  Indias, pues  lo  mas 
d-efte  mudo  nueuoeftá  al  medio  dia^y  aun  gran  parte  del 
mira  el  Polo  del  Sur.Lo  que  fe  fígue,  y fubirá  los  q procu 
rmla  faluacion,al  monte  de  Sy  on,para  juzgar  el  mote  de 
Efau, no  es  trabajofo  de  declarar,diziendo  q fe  acojé  a la 
do&rina  y fuerza  déla  Iglefia  fan&a,  los  q pretenden  def- 
hazerlos  errores  y profanidades  del  os  gentiles-  porq  eífo 
cknotá^uzgar  ahaoute  de  Efau*  ¥ figueíe  bie , q entóces 

íer& 


5 6 Déla  TrLifioria  Natural  de  Indias 

fera  elReyno  no  para  los  de  Efpáña,  o páralos  de  Euro- 
pa,fino  para  Chrifto  nueftro  Scñor.Quien  quíficre  decía 
rar  enefta  forma  la  prophecia  de  Abdias , no  deue  fer  re- 
prouado,pues  es  cierto, que  el  efpiritu  fan&o  fupo  rodos 
los  fecretos  tanto  antes : y parece  cofa  muy  razonable,  q 
de  vil  negocio  tan  grade, como  es  el  defeubrimiéto  y co- 
ucrfíon  a la  Fe  de  Chrifto,  del  nueuo  mundo,  aya  alguna 
t[é.  18.  te*  mención  en  las  fagradas  efcrituras.  Efayas  dize,  Ay  délas 
70 .¿nterpre,  alas  de  las  naos  que  van  de  la  otra  parte  déla  Etyopia.To 
do  aquel  capitulo  autores  muy  dodtos  le  declaran  de  las 
hfdi,C6'  Indias,  áquien  me  remito.  Elmifmo  Propheca  en  otra-* 
parte  dize,  que  los  que  fueren  fainos  de  Ifrael  yran  muy1 
lexos  a Tharfis  a Islas  muy  remotas, y que  conuertiran  ai 
Señor  m linchas  y varias gentes,dond e nombra  a Grecia 
Italia9y  Africa , y otras  muchas  naciones,  y fin  duda  fe 
puede  bien  aplicar  a la  conuerfió  deftas  gentes  de  Indias. 
Pues  ya  lo  que  el  Saluador  con  tanto  pelo  nos  afirma,  q 
lat.i 4.  íc  predicará  el  Euangelio  en  todo  d mundo, y que  enton 

ces  verna  el  fin,  ciertamente  declara  que  en  quanto  dura 
elmundo  aytoda  viagenteSyaquien  Chrifto  no  efté  an- 
mrociado. Por  tanto deuemos  c olegir,qu e a los  antiguos 
les  quedó  gran  parte  por  conocer  , y que  a nofotros  oy 
dia  nos  eíU  encubierta  no  pequeña  parte  del  mundo. 

C AQ*  itf.  De  que  modo  pudieron  Centra  Indias  los 
primeros  hombres  ¿y  que  no  nauegaron  ¿k 
propoftto  a ejlas  partes, 

A Cora  es  tiempo  de  refpoñderalosque  dizen,qno  ay 
A Ant ipodes, y q no  fe  puede  habitar  efta  regió  en  q vi- 
uimos.Gradpant  o le  pufo  a fan  Auguftin  la  immenfidad 
del  Océano, para  pefar  que  el  linage  humano  vuieífc  pafc 
fado  a efte  nueuo  Mundo.  Y pues  por  vnaparte  fabemos 


Libro  T't'imcre.  57 

<Je  cierto, que  ha  muchos  ligios  que  ay  hombres  en  ellas 
partes,  yporotrano  podemosnegarjo  quehdiuinaef-  A ^ * 
entura  claramente  enfeña, de  auer  procedido  todos  Jos  * I7’ 

hóbres  de  vn  primer  hombre, quedamos  fin  duda  obliga 
dos  a confeíTar, que  paliaron  aca  los  hombres  de  alia  de 
Europa,  o de  Afia,o  de  Africa : pero  el  como , y porque 
camino  vinieron, toda  vía  lo  inquirimos,  y deíTeamos  fa- 
ber.  Cierto  no  es  de  penfar  que  vuo  otra  arca  deNoe  en 
que  aportaíTen hombres  a Indias: ni  mucho  menos  que 
algún  Angel  traxeíle  colgados  por  el  cabello,  como  al 
Propheta  Abacuch,a  los  primeros  pobladores  deíle  mú-  Dán/14. 
do.Porq  no  fe  trata, que  es  lo  q pudo  hazerDios,íino  que 
es  conforme  a razón,  y al  orden  y eftilo  délas  cofas  huma 
ñas.  Y afsi  fe  de.ucn  en  verdad  tener  por  marauillofas , y 
proprias de  los  fecretos de  Dios  ambas  cofas,  vna  qaya 
podido  paliar  el  genero  humano  tá  gran  immenfidad  de 
mares  y tierras  :otra, que  auiendo  tan  innumerables  gen 
tes  aca,  eíluuieífcn  occultas  a los  nueftros  tantos  ligios. 

Porque  pregunto  yo,  con  que  penfam  iento,  con  que  in- 
duftria,con  que  fuerza  palió  tá  copiofo  mar  el  Ijnage.  de 
los  Indios?  Quien  pudo  fer  el  inuétor  y mouedor  de  paf- 
faje  tan  eftraño?  Verdaderamente  he  dado  y tomado  co 
migo  y con  otros  enefte  punto  por  muchas  vezes,y  jamas 
acabo  de  hallar  cofa  que  me  fatisfaga.  Pero  en  fín  dire  lo 
que  fe  me  ofrece : y pues  me  faleá  teíligos  aquien  feguir, 
dexarme  he  yr  por  el  hilo  déla  razón, aííqtie  fea  delgado, 
halla  que  del  todo  fe  me  defaparezca  de  los  ojos.  Cofa 
cierta  es,que  vinieró  los  primeros  Indiospor  vna  de  tres 
maneras, a la  tierra  del  Piru.  Porque,o  vinieron  por  mar, 
o por  tierra  : y fi  por  mar  o a cafo , o por  determinación 
fuya,  digo  a cafo,  echados  con  alguna  gran  fuerza  de  t é- 
peílad, como  acaece  en  tiempos  contrarios  y for^ofos  : 
digo  por  determinacion,quc  prctcndieífennauegar  é in- 
quirirnueuasuerras.  Fuera  deftas  tres  maneras,  no  me 
- . * - occurrc 


58  Déla  Hifloria  Natural  de  Indias 

occurre  otra  pofsibje,fí  hemos  de  hablar  fegun  el  curfo 
delascofashumanas,y  no  ponernos  a fabricar  ficciones 
poeticisyfabulofasrfínoesqfeleantoje  a alguno  buf- 
car  otra  aguila,  como  la  de  Ganimedes , o algún  cauallo 
con  alas,  como  el  de  Perfeo,  para  lleuar  los  Indios  por  el 
ayre:  o por  ventura  le  agrada  apreílarpexes  Syrenas  y 
Nicolaos,parapafTaliospormar.  Dexando  pues  plati- 
cas de  burlas,  examinemos  porfí  cada  vno  de  los  tres  mo 
dos  que  pulimos : qui^a  fera  de  prouecho  y de  güilo  cfla 
peíquifa.  Primeramente  parece  que  podriamos  atajar 
razones  con  dczir,que  de  la  manera  que  venimos  agora 
a las  Indias  guiandofe  los  Pilotos  por  el  altura  y conoci- 
miento del  cielo,  y conlainduílria  de  marear  las  velas 
conforme  a los  tiempos  que  corren,afsi  vinieron  y defeu 
brieron  y poblaro  ios  antiguos  pobladores  deílas  Indias. 
Porq  no?  Por  ventura  folo  nueílro  figlo  y folos  nueílros 
hombres  han  alcanzado  eíle  fecreto  de  nauegar  el  Ocea 
no?Vemos  que  en  nueílro  tiempos  fe  nanega  el  Océano 
para  deícubrir  nueuastierras,como  pocos  años  ha  naue- 
gó  Aluaro  Mendañay  fus  compañeros, faliendo  del  puer 
to  de  Lima  la  bueltadel  Poniente, en  demada  de  la  tierra 
que  reíponde,Lpíte  oeíIe,alPiru : y alcabo  de  tres  mefes 
hallaron  las  Islas  que  intitularon  de  Salomo, que  fon  mu- 
chas y grandes : y es  opinión  muy  fundada,  que  caen  jun- 
to a la  nueua  Guinea,  o por  lo  menos  tien  en  tierra  fírme 
muy  cerca : y oy  dia  vemos,  que  por  orden  del  Rey  y de 
fu  Con fejo ,fe  tr at a de  h az cr  nu e u a j o r n ada  p a ra  aquell as 
Islas. Y pues  ello  paila  af$i,porquc  no  diremos  que  los  an- 
tiguos con  pretenfíon  de  dcfcubrír  la  tierra  que  llaman 
Antiólonaoppueíia  ala fuya,la qualauiadc  auer  fegun 
buena  philoíhphia,  con  tal  defleo  íe  animaron  a hazer 
viaje  por  mar, y no  parar, baila  dar  có  lasticrras  q bufea* 
uan?  Cierto  ninguna  repugnancia  ay,en  penfar  q antigua 
mente  acaeció  lp  q agora  acaece.  Mayormente  que  la 

diuina 


Libro  Primero . ¡p 

diurna  eferitura  refiere, que  délos  de  Tiro  y Sido  recibió  2p 
Salomón  Maeftros  y Pilotos  muy  diedros  en  la  mar,  y q j‘R 
con  eftos  fe  hizo  aquella  nauegacion  de  tres  años.  A que 
propoílto  fe  encarece  el  arte 'de  los  marineros  y fufeien- 
cia, y fe  cuenta  n luegacion  tan  prolixa  de  tres  años,  fino 
fuera  para  dar  a en:ender,que  fe  nauegaua  elgran  Océa- 
no, por  la  flota  de  Salomón?  No  fon  pocos  los  que  lo  fié 
ten  afsi,  y aun  les  parece,que  tuuo  poca  razón  fan  Augu* 
ftindeefpantarfe  y embara^arfe  con  la  immenfidad  del 
m ar  Océano , pues  pudo  bien  cójeturar  de  la  nauegacio 
referida  de  Salomón, q no  era  tan  difícil  de  nauegarfe. 

Mas  diziendo  verdad  yo  eftoy  de  muy  diferente  opinió , 
y no  me  puedo  perfuadir,que  ayan  venido  los  primeros 
Iridios  a eftenueuo  mundo  por  nauegacion  ordenada  y 
hecha  de  propofito , ni  aun  quiero  conceder  que  los  an 
tiguosayan  alcanzado  la  deftreza  de  nauegar  , con  que 
oy  dia  los  hombres  paflan  el  mar  OccanoVde  qualquiera 
parte  a qualquiera  otra  q fe  les  antojado  qual  hazen  con 
increyble  prefteza  y certinidad : pues  de  cofa  tan  grande 
y tan  notable  no  hallo  raflros  en  toda  la  antigüedad. 

El  vfo  déla  piedra  Imán  y del  aguja  de  marear,  ni  la  topo 
yo  en  los  antiguos,  ni  anu  creo  que  tuuieron  noticia  del  r 
y quitado  el  conocimiento  del  aguja  de  marear,  bien  fe 
vee  que  es  impofsible  paífar  el  Océano.  Los  que  algo  en 
tiendé  de  mar, entienden  bienio  q digo.Porq  afsi  es pen- 
far,q  el  marinero  pueftoen  medio  del  mar  ,fepa  endere- 
zar fu  proa  adonde  quiere,  file  falta  el  aguja  de  marear, 
eomopenfar,qelq  eftáfín  ojos,mueftre  co el  dedo  lo  q 
efíá  cerca, y lo  q efíá  lexos  aeulla  en  vn  cerro.  Es  cofa  de 
admirado, q vna  tá  exceléte  propriedad  déla  piedra  íma 
la  ayan  ignorado  tanto  tiépo  los  antiguos,  y fe  aya  defen 
bierto  por  los  modernos.  Auerla  ignorado  los  antiguos, 
cláramete  fe  entiende  de  P3inio,q  con  fer  tá  curiofo  hi(lo<  * 
dador  délas  cofas  naturaks¿CQMádo  tatas  marauillas  de  ^ 

' la 


6o  De  la  Htftoria  Natural  de  Indias 

la  piedra  Imán  jamas  apunta  palabra  defta  virtud  y efíca 
piofcor.lib.5.  cia,que  es  la  mas  admirable,  que  tiene  dehazer  mirar  al 
c*p.io$.Lucre  Norte  el  hierro  que  toca.  Como  tampoco, Ariftoteles 
tiusMb.6.  hablódello,niTeophrafto,niDiofcorides,ni  Lucrecio, 
Auguftdib.11.  n* Hiftoriador,ni Philofopho natural,  queyo  aya  vifto, 
de  Ciuít.c.^.vbi  aunque  tratan  de  la  piedra  Iman.Tampoco  fan  Auguftiit 
multa  de  mag-?  tocaenefto,efcriuiendo  por  otra  parte  muchas  y maraui 
nete.  llofas  excelencias  déla  piedra  Imán, en  los  libros  de  la  ciu 

dad  de  Dios.  Y es  cierto  q quantas  marauillas  fe  cuentan 
defta  piedra,todas  quedan  muy  cortas,  refpeélo  defta  rá 
cftraña  de  mirar  fiempre  al  Norte,  que  es  vn  gran  mila- 
gro de  naturaleza.  Ay  otro  argumento  también  y es, que 
fUit-jJjb'C.qó.  tratando  Plinio  de  los  primeros  inuentores  denauega- 
cion,y  refiriendo  allí  délos  demas  inflamientos  y apare- 
jos,no  habla  palabra  del  aguja  de  marear , ni  de  la  piedra 
Imán  : Tolo  dizc,  qne  elarte  de  notar  las  eftrellas  en  la  na 
negación,  falio  de  los  de  Fenicia.  No  ay  duda  ftno  que 
los  Antiguos  lo  que  alcanzaron  del  artedenauegar,  era 
todo  mirando  las  eftrellas,  y notando  las  playas,  y cabos 
y diferencias  de  tierras.  Si  fe  hallauan  en  alta  mar, tan  en- 
trados que  por  todas  pai  tes  perdieren  la  tierra  devifta, 
no  fabian  enderezar  la  proa  por  otro  regimieto, fino  por 
las  eftrellas,  y Sol,  y Luna.  Quando  efto  faltaua  como  en 
tiempo  nublado  acaece,  regianfe  porlaqualidad  del  vio 
to,  y por  conjeturas  del  camino  que  auian  hecho.  Final- 
mente yuan  por  fu  tino, como  eneftas  Indias  también  los 
Indios  nauegan  grandes  caminos  de  mar^guiados  de  fola 
fuinduftriay  tino.  Hazc  mucho  aeftepropoíito,lo  que 
tUhM.6.c.i2.  eferiue  Plinio  de  los  Isleños  de  la  Taprobana,  que  agora 
fe  llama  Samatra,  cerca  del  arte  éinduflria  con  que  ñaue 
ganan,  eferiuiendo  enefta  manera : los  de  Tapobrana  no 
veen  el  Norte, y para  nauegar  fuplcn  cfta  falta , llenando 
configo  ciertos  paxaros,  los  guales  fueltan  amenudo  , y 
como  los  paxaros  por  natural  inftinto  huelan  liazia  la 

tierra. 


i 


Libro  Primero. 


6t 


tierra,  los  marineros  enderej  an  fu  proa  tras  ellos.  Quien 
duda,  íi  ellos  tuuietan  noticia  del  aguja,  que  no  tomaran 
por  guias  a los’paxaros,  para  yr  en  demanda  de  la  tierra? 
En  concluíion  baila  por  razon,para  encender  que  los  an- 
tiguos no  alcanzaron  efte  fecrcto  de  la  piedra  Imán , ver 
que  para  cofatannotable,  como  es  el  aguja  de  marear» 
no  fe  halla  vocablo  Latino,  ni  Griego,  ni  Hebrayco.  Tu- 
viera fin  falta  algún  nombre  en  ellas  lenguas  cofa  tan  im 
portante,  íi  la  conocieran.  De  donde  fe  verá  la  caufa,por 
que  agora  los  pilotos  para  encomendarla  vía,  al  que  lie- 
ua  el  timón , fe  fieman  en  lo  alto  de  la  popa , que  es  por 
mirar  de  alli  el  aguja,  y antiguamente  fefentauan  cnl* 
proa,  por  mirar  las  diferencias  de  tierras  y mares , y de  a- 
lli  mandauan  la  via , como  lo  hazcn  también  agora  mu- 
chas vezes  al  entrar,  o falir  de  los  puertos.  Y por  clío  los 
Griegos  llamauan  a los  pilotos,  Proritas  porque  yuan  en 
la  proa. 

QjfP.  1 7*  De  la  propriedad  y Virtud  admirable 


de  la  piedra  Imán  para  nauegar.  Y que  los  anti* 
gubs  no  la  conocieron. 

, quealapicdralmanfedeuc 


1*  uaucgacrun  ac  ias  indias,  tan  cierta  y tan  breue,q 


eldia  de  oy  vemos  muchos  hombres^que  han  hecho  via- 
je de  Lisboa  a Goa , y de  Seuilla  a México  y a Panama,y 
en  ello  tro  mar  del  Sur  halla  la  China,  y halla  el  Eílrecho 
de  Magallanes : y ello  con  tanta  facilidad  como  fe  va  el 
labrador  de  fu  aldea  a la  villa.  Ya  hemos  viílo  hombres, 
que  han  hecho  quinze  viajes , y aun  diez  y ocho  a las  In- 
dias : de  otros  hemos  oydo , que  pallan  de  veynte  vezes 
las  que  han  ydo  y buelto  pallando  eífe  mar  Océano , en 
el  qual  cierto  no  hallan  raílro , de  los  que  han  caminado 
por  el,  ni  topan  caminantcs,aquien  preguntar  el  camino. 


E Porqi* 


€%  T)ela  ffijloria  Natural  de  Indias 

Porque  como  dize  el  Sabio,  la  nao  corta  el  agua  y fus  on 
das,  fin  dexar  raftro.por  dódepaífa,  nihazer  fenda  en  las 
ondas.  Mas  con  la  fuerza  de  la  piedra  Imán  fe  abre  cami- 
no defcubierto  por  todo  el  grande  Océano, por  atierledl 
'álcifsimo  Criador  communicado  tal  virtud,  que  de  fo lo 
tocarla  el  hierro , queda  có  la  mira  y mou  imiento  al  nor- 
te, fin  desfallecer  en  parte  alguna  del  mundo . Difputen 
otros  cinquii  án  la  caufa  defia  marauilla,  y afírmen  quan 
to  q infiere,!  no  fe  que  fympatía,a  mi  mas  gufio  me  da,mi- 


^14*  m oh  a Dios : O padre  cuya  prouidéda  gouierna  gvn  pa- 

lo,  dando  en  el  muy  cierto  camino  pof  el  mar,  y fenda 
muy  fegura  entre  las  fieras  ondas  rm  o Arando  juntamen- 
te que  pudieras  librar  de  todo  , aunque  fueífe  yendo  fin 
nao  por  la  mar . Pero  porque  tus  obras  no  carezcan  dé 
fabiduria , pote  fio  confían  los  hombres  fus  vidas  de  vn 
pequeño  madero , y atraueífando  el  mar  fe  han  efeapa  - 
pfá.t o&  do  en  vn  barco . También,  aquello  del  Pfalmrfia  viene 
aquibien  : Los  que  baxan  a la  mar  en  naoshaziendo  fus 
faciones  en  las  muchas  aguas  , cffos  fon  los  que  han  vifio 
ks  obras  del  Señor, y fuimarauilbs  en  el  profundo.  Que 
cierto  no.  es  de  las  menores  marauillas  de  Dios,  que  ha 
fuerza  deivna  pedrpzncla  tah  pequ  eña  mande  enla  W¡  ar, 
y obligue*  aíabifm^to  * y efiar  a fu 

orden.  Hfto  poiquecaida  diaacónteco,  yescofa t an  & 
eil,  nlfe  usara mlknitosihombrcs  delía,  ni  aun  fe  íes  acuer- 
da de  penfarío  : y po r fe  rl oí  ir  a nqbe  za  tanta  ,por  efíbled 
inconfiderados  la  tienen  en  menos:  Mas  a ios  que  bien  1 0 
miran,  oblígales  la  razo,  a bendczir  la  fabiduria  de  Dios) 
y dalle  gracias  por  tan  grande  beneficio  y merced.  Sien 
do  determinación  del  cielo , que.  fc-dcfcubrieífen  las  nfr 
dones  deindias^que  tantotkmpoeftuuieronencubie^ 


tando  efias  grandezas  alabar  aquel  poder y proutdeneia 


tnarauillofas.  Aquí  'cierto  viene  bien , dezir  con  Salo- 


Libro  (primero.  6$ 

tas,  auiendofe  de  frequentarcfta  carrera , para  que  tan-: 
tas  almas  vinieííen  en  conocimiento  de  Ichi  Chrifto,  y 
alcanfaíTcn  fu  eterna  íaiud , proucyoííe  también  dclcie-; 
lodeguiá  fegura,  para  los  que  andan  efte  camino,yfuc 
la  guia  el  aguja  de  marear,  y la  virtud  de  la  piedra  Imán. 

Deídc  que  tiempo  aya  fido  deícnbierto  y vfado  efte  ar- 
tificio de  nauegar,  no íe puede íabcr  con  certidumbre, 

Elnoaucr  fido  cofa  muy  antigua,  tengolo  para  mi  por 
llano , porque  de  mas  de  las  razones  que  en  el  capitulo  lik'i.ieitdk 
pallado  fetocaron , yo  no  he  leydo  en  los  antiguos , que  ülnft.Reg- i 
tratan  dereloxes,  mención  alguna  de  la  piedra  Imán,  vlinüb.z.c.yz. 
Herido  verdad  que  en  losreloxes  de  Sol  portátiles  que  ^ j6,cr^  7* 
víamos,  es  el  mas  ordinario  infirumento  el  aguja  toca-  q rc^ 
da  a la  piedra  Imán.  Autores  nobles  eferiuen  en  la  hi  ~ gefl.Emdnudis 
ftoria  de  la  India  Oriental,  que  el  primero  que  por  mar  hb.u 
la  defeubrio , que  fue  Vafeo  de -Gama  , topó  en  el  para- 
je  de  Mozambique  con  ciertos  marineros  Moros,  que 
vfauan  el  aguja  de  marear,  y mediante  ella  nauggaron 
aquellos  mares.  Mas  de  quien  aprendieron  aquel  arti- 
ficio, no  lo  elcriuen:  Antesalgunbsdeftosefcritoresa- 
firman,Ioquefentimos,  de  auer  ignorado  los  antiguos 
eílefecreto.  Pero  dire  otra  marauilla  aun  mayor  déla 
aguja  de  marear,  quefepudiera  tener  por  increy  ble',  fi 
no  fe  vuicravifto  , y con  clara  experiencia  tan  frequen- 
rementc  manifeílado.  El  hierro  tocado  y refregado 
con  la  parte  de  la  piedra  Imán , que  en  íti  nacimiento  mi- 
ra al  Sur,  cobra  virtud  de  mirar  al  contrario , queesel 
Norte  fiempre  y en  todas  partes:  pero  no  enTodas  le  mi- 
ra por  ygual  derecho.  Ay  ciertos  puntos  y clim  as,  donde 
puntualmente  mira  al  Norte,  y fe  afixa  en  el:  en  paliando 
3e  allí  ladea  vn  poco,  o al  Oriente,  o al  Poniente,  y tanto 
nasquanto  fe  va  mas  apartando  de  aquel  clima.  Éfto 
:s,  lo  que  los  marineros  llaman,  Nordeftear,  yNorue- 
lear.  El  Nordeílear  es , ladearle  inclinando  a Leuante: 

E 2 NorueP 


¿4  f>cld  ffijloria  Natural  de  Indias 

Noruedear  inclinado  a Poniente.  Efta  dedinacion,o  la- 
dear del  aguja  , importa  tanto  Tabella , que  aunque  es 
pequeña,  fino  fe  aduierte,  erraran  la  nauegacion  ,y  yran 
a parar  a diferente  lugar  del  que  pretenden . Deziame  a 
mi  vn  piloto  muy  diedro  Portugués,  q eran  quatro  pun- 
tos en  todo  el  orbe,  donde  fe  afixaua  el  aguja  con  el  Ñor 
te,  y contaualaspor  fus  nombres,  de  que  no  me  acuerdo 
bien.  Vno  dedos  es  el  paraje  déla  Isla  del  Cucruo,  en  las 
Terceras, o Islas  de  Azores,  como  es  cofa  ya  muy  fabida. 
PaíTando  de  allí  amas  altura, Noruedea , que  es  dezir , q 
declina  al  Poniere.  PaíTando  al  cótrario  a menos  altura 
haz  ia  la  Equinocial,Nordedea , quees  inclinar  al  Oriéte. 
Quetáto  y hadadóde,dirálo  los  maedros  deda  arte.  Lo 
q yo  dire , es,  q de  buena  gana  preguntai  ia  alos  bachille- 
res, q prefumS  de  faberlotodo,qfea,  que  me  diga  lacau* 
fa  dede  efeélo?  Porque  vn  poco  de  hierro  de  fregarfe  có 
la  piedra  Imán,  concibetanta  virtud  de  mirar  fiempre  al 
Norte,  y edo  con  tata  dedreza  que  fabe  los  climas  ypo- 
fturasdiuerfasdel  mundo,dondc  íc  ha  de  fixar,  donde  in 
diñar  a vn  lado,  donde  a otro,  que  no  ay  Philofopho,ni 
Cofmographo,  que  afsilo  fepa.  Y fi  dedas  cofas, que  ca- 
da dia  traemos  al  ojo,  no  podemos  hallar  la  razón,  y fin 
duda  fe  nos  hizieri  duras  de  creer,  fino  las  viéramos  tan 
palpablemente,  quien  no  verá  la  necedad  y difparate,  q 
es , querernos  hazer  juezes,  y fujetar  a nuedra  razón  las 
cofas  diuinasy  foberanas?  Mejor  es,  como  dizc  Grego- 
rio Theologo,  que  a la  Fe  fe  fujete  la  razonj,  pues  aun  en 
fu  cafa  no  fabe  bien  entenderfe . Bade  eda  digrefsion , y 
boluamos  a nuedro  cuento,  concluyendo  que  el  vfo  del 
aouja  de  la  mar  no  le  alcanzáronlos  antiguos:  de  donde 
{¡•infiere,  que  fue  impoísiblc  hazer  viaje  del  ottomun- 
do  a ede  por  el  Océano , lleuando  intento  y determina- 
ción de  paífar  aca. 


CAP. 


Libro  ^Primen* 

CJP  .1$.  En  que  ferefponde , a los  q ftenten , aucrfe 
nauegado  antiguamente  el  Océano y 
comoogora . 

LO  que  fe  aleg3  en  contrario  de  lo  dicho,  que  i a flota 
de  Salomón  n3uegaua  en  tres  años,  no  conucce,pues 
no  afirman  las  Agradas  letras,  que  fe  gadauan  tres  años 
en  aquel  viaje  , fino  que  en  cada  tres  años  v na  vez  fe  ha* 
zia  viaje.  Y aunque  demos,  queduraua  tres  años  la  ñaue 
gacion , pudo  fer , y es  mas  conforme  a razón,  que  naue- 
gando  ala  India  Oriental , fcdetuuieííe  la  flota,  por  la 
diuerfidad de  puertosy regiones  que yua reconociendo 
y tom ando : como  agora  Todo  el  mar  del  Sur  fe  nauega 
quafí  defde  Chile  harta  nueua  Eípaña : el  qual  modo  de 
nauegar,  aunque  tiene  mas  certidirmdrepor  yr  íiempre 
a vida  de  tierra,esempero  muy  prolixo5porel  rodeo  que 
de  fuerza  ha  dehazer  por  las  codas  y mucha  dilación  en 
diuerfospuertos.  Cierto  yo  no  hallo  en  los  antiguos  que 
fe  ayan  arrojado  a lo  muy  adentro  de  el  mar  Océano,  ni 
pienfo  que  lo  que  nauegaron  del, fue  de  otra  fuerte , que 
lo  que  el  dia  de  oy  fe  nauega  del  Mcditerraneo.Por  don- 
de fe  mueuen  hombres  dodlos  a creer  , que  antigua- 
mente no  nauegauan  fin  rcmos,como  quien  íiempre  yua 
codeando  la  tierra.  Y aun  parece  lo  da  afsi  a entender  la 
diuinaeícritura,  quando  refiere  aquella fa mofa  nauega-  lo*n**? 
cion  del  Propheta  lonas , donde  dize,  que  los  marineros 
forjados  del  tiempo  remaron  a tierra. 

CJP.  19.  'Que  fe  puede penfar  ? que  los  primeros  po  » 

Madores  .de  indias , aportaron  a ellas  echados  de 
tormenta  r j contra  fu  Voluntad. 

E 3 Auien- 


C6  De  la  fiijloria  Natural  de  Indias 

AV  I E NDO  moftrado , que  no  lleua  camino  peti- 
fár  , que  los  primeros  moradores  de  Indias  ayan  ve- 
nido a ellas  con  nauegacion  hecha  para  eííefín  3 bien  fe 
figue,  que  íl  vinieron  por  mar,  aya  íido  a cafo,  y por  fuer 
de  tormentas,  elauer  llegado  alndias.  Loqualpor 
immenfo  quefea  el  mar  Océano,  no  escofa  increyble. 
Porque  pues  afsifucedio  en  el  defcubrimiento  de  nue- 
firos tiempos,  quando  aquel  marinero  (cuyo  nombre 
aun  no  fabemos,  para  que  negocio  tan  grande  nofea- 
tribuya  a otro  autor  fino  a Dios  ).  auiendo  por  vn  terri- 
ble é importuno  temporal  reconocido  elnueuo  man* 
do,  dexó  por  paga  del  buen  hofpedaje  a Ghriíloual  Co- 
lon la  noticia-de  cola  tan  grande : Afsi  pudo  fer , que  al- 
gunas gentes  de  Europa,  o de  Africa  antiguamente  ayan 
íido  arrebatadas  de  la  fuerza  de  el  viento  , y arrojadas  a 
tierras  no  conocidas,  paífado  el  mar  Océano*  Quien  no 
fabe , que  muchas,  olas  mas  de  las  regiones,  que  fe  han 
defeubierto  en  efle  nueuo  mundo,  ha  íido  por  e fia  for- 
ma? que  fedeue  mas  a la  violencia  de  temporales  fu 
defcubrimiento,  que  a la  buena  induílria,  de  los  que  las 
descubrieron;  Y porque  nofepienfe,  quefolo  en  nuef* 
tros  tiempos  han  fucedido  femejantesviajes  hechos  por 
la  grandeza  de  nueílras  naos,  y por  el  esfuerzo  de  nue- 
flros  hombres,  podra  defengañarfe  fácilmente  en  efta 
parte,,  quien  leyere , lo  que  Plinio  refiere , auér  fu  cedí - 
¡b.i  c 6f,  d o a muchos  antiguos . Éfcriue  pues  de,fta  manera : Te- 
niendo el  cargo  GayóJ Celar  hijo  de  Aiiguflo  en  el  mar 
de  Arabia  cuentan  , auer  vifío  y conocido  leñas  de  naos 
Eípañolas,  que  auian  padecido  naufragio  , y dize  nías 
dcfpues:  Nepote  refiere  del  rodeo  Septentrional,  que 
fe  trajeron  a- Quinto  Mete  lo  Cele  re  compañero  en  d 
Con  fu  la  d o de  G a y o A iranio  •(  fie  n d o e 1 d ich o Met  elo 
Proconful  eu  la  Galla  ):  vnos Indios  prefentados  por  el 
Rey  de  Siieuia;  Losquales  Indiosnaucgando  defdela 

India. 


Libro  Primero.  6? 

India  para  fus  contrataciones  , por  h Tuerca  de  íos  tem- 
porales fueron  echados  en  Ger  manía . Por  cierto  íi  Pli- 
nio  dize  verdad  , no  n anegan  oy  día  los  Portugucfes 
mas  de  lo  que  en  aquellos  dos  naufragios  fe  nauegó,  el 
"vno  defde  Efpaña  haftaelmar  Bermejo,,  y elotrodef* 
de  la  India  Oriental  bafta  Alemania".  En  otro  libro  ef  p imb.6.  c.  n 
crine  elproprio  autor,  que vn  criado  de  Annio  Ploca- 
nio,  el  qual  tenia  arrendados  los  derechos  de  el  mar  Ber- 
mejo, nauegando  labuelta  de  la  Arabia,  fobreuinien- 
do  Nortes  furiofos  en  quinze  dias  vinopaífada  la  Car- 
mania , a tomar  a Hippuros  puerto  de  la  Taprobana, 
que  oy  día  llaman  Samatra.  También  cuentan , que  vna 
nao  de  Cartaginenfes  de  el  mar  de  Mauritania  fue  ar- 
rebatada de  brifas  , haftaponerfe  a vifta  del  nueuo  or- 
be. No  es  cofa  nueua , para  los  que  tienen  alguna  expe- 
riencia de  mar,  clcorrer  a vezes  tcmporalesfor^ofos  y 
muy  porfiados  , fin  afloxar  vn  momento  de  fu  furia. 

Ami  me  acaeció  paflando  a Indias , verme  en  la  prime- 
ra tierra  poblada  de  Eípañoles , en  quinze  dias  defpues 
de  falidosdelas  Canarias,  y fin  duda  fuera  mas  breue 
el  viaje,  íi  fe  dieran  velas  aiabrifa  frefea,  que  corría ¿ 

Afsi  que  me  parece  cofa  muy  veriíimil , que  ayan  en 
tiempos  paífados  venido  a Indias  hombres  vencidos 
déla  furia  de  el  viento  , fin  tener  ellos  tal  penfainien- 
to.  AyenelPiru  gran  relación  de  vnos  Gigantes,  que 
vinieron  en  aquellas  partes,  cuyosVueífos  lehalíanoy 
dia  de  disforme  grandeza  cerca  de  Manta,  y de  puer- 
to viejo , y en  proporción  auian  de  fer  aquellos  hom- 
bres mas  que  tres  tanto  mayores  que  los  Indios  dea- 
gora.  Dizen,  que  aquellos  Gigantes  vinieron  por  mar, 
y quehizieron  guerra  a los  de  la  tierra,  y que  edificaron 
edificios  foberuios,y  mueftran  oy  vn  pozo  hecho  de  pie- 
dras de  gran  valor.  Dizen  mas  , que  aquellos  hombres 
haziendo  pescados  enormes , y eípecial  vfando  con- 

E 4 tía 


f p.  2 o . con  todoejjo  es  mas  conforme  a: 
buena razón  3 penfar  que  finieron  por  tierra, 
lores  de  Indias,, 


rimeros 


C%  ©e  la  Hijloria  Natural  de  Indias 

tra  natura  fuero  abrafados  y confumidos,  con  fuego  que 
vino  del  cielo.  También  cuetan,  los  Indios  dé  Yca , y los 
de  Arica  que  folian  antiguamente  nauegar  a vnas  Islas  ai 
Poniente  muy  lexos , y la  nauegacion  era  en  vnos  cueros 
de  lobo  Marino  hinchados.  Demanera  que  no  faltan  in- 
dicios, de  que  fe  aya  nauegado  la  mar  del  Sur,  antes  que 
mieífen  Efpañoles  por  ella.  Afsi  que  podríamos  penfar, 
ue  fe  comento  a habitar  el  nueuo  orbe  de  hombres,  a 
quien  la  contrariedad  del  tiempo , y la  fuerza  de  Nortes 
echó  alla,como  al  fin  vino  a defcubrirfe  en  nueílros  tiem 
pos . Es  afsiy  muchopara  cóíiderar,  quedas  cofas  de  grá 
importancia  de  naturaleza  por  la  mayor  parte  fe  han  ha- 
llado a cafo,  y fin  pretenderfe,  y no  por  el  abilidad  y dili- 
gécia  humana.  Las  mas  de  las  yernas  faludahles,  las  mas 
dé  las  piedras,  las  plantas, losmecalcs,  las  perlas,  el  oro, 
el  Imán,  el  ambar,  el  diamante,  y las  demás  cofas  feme- 
jates : Y afsi  fus  propiedades  y prouechos,cierto  mas  fe 
han  venido  a faber  p orea  fu  ales  acó  nteci  micros,  que  no 
por ,art e é i ndu dríade  hombres, para  que  fe  vea , que  el 
loor  y gloria  de  tales  marauillas  fe  deue  a la  prouidencia 
del  Criador  , y no  al  ingenio  de  los  hombres.  Porque  lo 
que  a nueílro  parecer  fu  cede  a cafo,  eflo  miímo  lo  orde- 
na Dios  muy  fobre  penfado. 


ON  CLVY  O puescó  dézir  , que  es  bien  probable 
de  penfar  , que  los  primeros  aportaron  a Indias  por 
naufragio  y tempeftad  de  mar.  Masofrecefe  aquivnia 
difícuitad^que  me  da  mucho  en  que  entender,  y es,  que 

ya 


Libro  Trímero.  ¿9 

I ya  que  demos , que  ayan  venido  hombres  por  mar  a tier- 
| rastan  remotas,  y que  dcllos  fe  han  multiplicado  las  na- 
ciones, que  vemos , pero  de  beflias  y alimañas,  que  cria 
clnueno  orbe  muchas  y grandes, no  fe  como  nos  demos 
maña,  a embarcabas,  y lleuallas  por  mar  a las  Indias.  La 
razón,  porque  nos  hallamos  forjados  a dczir,  que  loshó 
bres  de  las  Indias  fueron  deEuropa,o  de  Alia,  es,  por  no 
contradezir  a la  (agrada  eferitura,  que  claramente  enfe- 
ña,que  todos  los  hombres  defeienden  de  Ada m. y afsino 
podemos  dar  otro  origen  a los  hombres  de  Indias.  Pues 
la  mifma  diuina  eferitura  también  nosdize,  que  todas  Gf7í-7* 

I las  beftias  y animales  de  la  tierra  perecieron,  fino  las  que 
fe  referuaron  para  propagación  de  fu  genero  en  el  arca 
deNoe.  Afsi  también  es  fuerza,  reduzir  la  propagación 
de  todos  los  animales  dichos,  a los  que  falieron  del  arca 
| en  los  montes  de  Ararat,  donde  ella  hizo  pie : Demane- 
ra q u e co m o^p a ra  1 o s h o m b r es , afsitambien  paralasbe- 
íHasnoses  necefsidad  , bufear  camino , por  donde  ayan  Auguft.Ub.iti. 
| paífado  del  viejo  mundo  al  nueuo.  San  Ánguüin  tratair-  deCwit.c.p 
do  efta  que  ilion,  como  fe  hallan  en  algunas  Islas  lobos, y 
i tygres,  y otras  fieras,  q no  fondeprouecho  para  los  hom 
bres,  porque  de  los  elefantes,  cauallbs,  bueyes, perros, y 
otrosanimales  de  quefe  íTrucn  los  hombres,no  tiene  era 
barago  penfar,que  por  induftria  de  hombres  fe  llenaron 
I por  mar  con  naos , como  los  vemos  oy  día,  que.  íe  lleuan 
defde  Oriente  a Europa , y defde  Europa  al  Piru  con  ña- 
ue gac  ion  tan  larga:  Pero  de  los  animales,  que  para  nada 
fon  de  prouccho  ,y  antes  fon  de  mucho  daño,  como  fon 
| lobos,  en  que  forma  ayan  pallado  a las  Islas,  íi  es  verdad, 
co  rao  lo  es,  que  el  diluuio  bañó  toda  la  tierra , tratándo- 
lo el  fobre  dicho  lañólo  y doótifsimo  varón  procura  li- 
brarle defías  anguftias  con  dezir,  que  tales  bdiias  palia- 
ron a nado  a las  Islas,  o alguno  percudida  de  cacarlas 
Ileuó,  o fue  ordenación  de  Dios,  que  fe  produxeííen  déla 

E 5,  tierral 


yo  Déla  Hiftoria  Natural  de  hdias 

tierra  al  modo  que  en  la  primera  creació  dixo  Dios:  Pro- 
f*cn'u  dtizga  la  tierra  anima  viuiéte  en  fu  genero, jumetos  y ani 

males  rateros  , y fieras  del  capo , fegun  fuseípecies.  Mas 
cierto  q fi  queremos  aplicar  ella  folucion  a mieílro  pro* 
pofito , mas  enmarañado  fe  nos  queda  el  negocio.  Porq 
comentado  de  lo  poftrero,no  es  coforme  al  orden  de  na 
turaleza,ni  conforme.al  orden  delgouierno  q Dios  tiene 
puefto,  q animales  perfectos  como  leones, tygres,  lobos 
fe  engendré  déla  tierra  fin  generado.  DelTe  modo  fe  pro 
duzcn  ranas,  y ratones,  y abifpas,  y otros animalejos  im- 
Gen.p  perfédos.Mas  a qpropoíitoiaefcritura  tan  por  menudo 
1 *'  dize:  Tomarás  de  todos  los  animales,y  délas  aues  del  cié 

lo  fíete  y fíete,  machosy  hebras, paraq  fe falue  fu  genera 
ció  fohre  la  tierra , fi  auiá  detener  el  mundo  tales  anima- 
les defpues  del  diluuio  por  nueuo  modo  deprodttcció  fin 
junta  de  macho  y hebra?  y aun  queda  luego  otra  queílió, 
porq  naciéáo  déla  tierra  cóforme  a eíla  opiñió  tales  ani- 
tnalesvno  los  tienen  todas  las  tierras  y Islas,pues  y a no  fe 
mira  el  órdé  natural  de  multiplicarfe, fino  íola  la  liberali 
dad  del  Criador  ? Que  aya  pallado  algunos  animales  de 
aqucllasporpreréfiódetenerca£a(qera  otra  refpuefta) 
no  1 obtengo  por  cofa increybie , pues  vemos  mil  vezes  q 
para  fo'la  grandeza  fuelé  principes  y feñores  tener  en  fus 
jaulas  leones, oífos,  y otras  fieras,  mayormete  quando  fe 
han  traydo  de  tierras  muy  lexos.  Pero  ello  creerlo  de  lo- 
bos y de  zorras,  y de  otros  tales  animales  baxos  y fin  pro 
tí  echo, q no  tienen  cofa  notable,  fino  folo  hazermal  a los 
ganados,  y dezir,q  para  caca  fe  traxeró  por  mar,porcier 
to  es  cofa  muy  fin  razón.  Quien  fe  podra  perfuadir,  q có 
nauegació  táinfinita  vuohóbres,q  pulieron  diligécia,  en 
llenar  alPiru  zorras,  mayormete  las  q llama  añas, q es  vn 
ünage  el  mas  fuzio  y hediondo  de  qu atos  he  vilto?  quien 
dira}qtraxeron  leones  y tygres?  Harto  es  y aundemaíia- 
do,q  pudieíTen  efeapar  loshóbrcscó  las  vidas  en  tá  proli- 
jo Yia- 


Libro  Trímero.  71 

xo  viaje  viniendo  có  tormera,  como  emos  dicho , quato 
mas  trabar,  de  Henar  zorras,  y lobos,  y mantenellospot 
mar?  cierto  escola  de  burla  aüymaginallo.  Puesíi  vinie 
ron  por  mar  cftos  animales, folo  reíla,q  aya  pallado  a na- 
do. Efto  fer  cofa  pofsible  y hazedera,quáto  a algunas  Is- 
las § diílñ  poco  de  otras,  o de  la  tierra  fírme,  no  fe  puede 
negar  la  expcriecia  cierta,  con  q vemos, q por  alguna  gra 
ue  necefsidad  avezes  nadan  ellas  alimañas  dias  y noches 
enteras,  y al  cabo  efcapan  nadando.  Pero  ello  fe  entiéde 
en  golfíílos  pequeños.  Porq  nueftro  Océano  baria  burla 
de  femejátes  nadadores,pues  aun  a las  aues de  grá  huelo 
les  falta  las  alas, para  paitar  tá  grá  abifmo.  Bié  fe  halla  pa* 
xaroSjQ  bu  ele  mas  de  cié  Ieguas,como  los  emos  vifto  na- 
ucganaódiueríás  vezcs,pcro  pallar  todo  el  mar  Océano 
bolado  es  impofsibJe,o  alómenos  mny  difícil.  Siédo  afsi 
todo  lo  dicho,  por  donde  abriremos  camino,  para  pallar 
fieras  y paxaros  a las  Indias  ? de  q manera  pudieroyr  del 
vn  mundo  al  otro?  Eíle  difcurfo  q he  dicho,  es  para  mi  v- 
na  g?asc5jetura,para  penfar  q clame  u o orbe,  q llamamos 
Indias,  no  eftá  del  todo  diuifo  y apartado  del  otro  orbe» 
Y por  dezir  mi  opinio,tégo  para  mi  dias  ha,q  la  vna  tierra 
y la  otra  en  alguna  parte  fe  tunta  v c otinu  an,  o alómenos 
fe  aueziná,y  allega  mucho.  Halla  agora  alómenos  no  ay 
certidubre  délo  contrario.  Porq  ai  Polo  Artico  q llaman 
Norte, noeíla de  (cubierta  y fabida  toda  la  longitud  de  la 
tierra,  y no  falta  ra  uchos,q  afírme, q fobre  la  Florida  cor- 
'elatierralarguifsimamete  al  Septetrió,  la  quaídizemq 
lega  hada  el  mar  Scytico,ohaíla  el  Germánico  . Otros 
(añade, qhaauido  nao,  q nauegando  por  alli  relato,  auer 
vifío  los  Bacallaos  corrcrhafía  losfínes  quafí  deEuropa. 
Pues  ya  fobre  el  cabo  Medocino  enla  mar  di  Sur.  tápoco 
fe  fabe  halla  dóde  corre  la  trra,  mas  de  q todos  dizé,q  es 
cofaimmefa  lo  q corre.  Boluiédo  al  otro  Polo  di  Sur, no 
ay  hóbre  q fepa,d5de  paralatrfa3qeítá  dda  otra  váda  di 
í-n.:T'  - ~ “ - Eftrc- 


ando  otras  de  nueuo , ¡vinieron  por 
henchirlas  tierras  de  Indias  de  tan- 


>aj jaron 


dicholos 


CjíT.zi.  En  quemanerapajfaron  b 
nados  a las  tierras  de  Indias, 


7 1 De  la  Hiftoria  Natural  de  Indias 

Eílrecho  de  Magallanes.  Vna  nao  del  Obifpo  de  Piafen- 
cia  que  fubio  de  el  Eílrecho,  refirió,  que  fiempre  auia  vi* 
fio  tierra,  y lo  mifrno  contaua  Hernando  Lamero  pilo  - 
to,  que  por  tormenta  paífó  dos  o tres  grados  arriba  del 
Eílrecho.  Afsi  que  ni  ay  razón  en  contrario,  ni  cxperien 
cía , que  deshaga  mi  imaginación , o opinión , de  que  to- 
da la  tierra  fe  junta  , y continua  en  alguna  paite,  alóme- 
nos fe  allega  mucho  . Si  eílo  es  verdad , como  en  cfeélo 
meló  parece,  fácil  reípueíla  tiene  la  duda  tan  difícil, que 
auiamospropiieílo , como  paíTaron  a las  Indias  lospti- 
meros  pobladores  dellas,  porque  fe  ha  de  dezir,  que  paf- 
faron  no  tanto  nauegándo  por  mar, como  caminado  por 
tierra : Y eñe  camino  lo  hizieron  muy  fin  penfar  mudan- 
do fícios  y tierras. fu  poco  apoco^  vnos  poblando  las  va 
halladas  * otros  bufeando  otras  de  nueuo  1 ! 
difeurfo  de  tiempo  a 
tas  naciones,  y gentes,  y 1 


A Y V D A N grandemente  al  parecer  ya 

indicios  , que  fe  ofrecen  , a losqcon  curiofídad  e- 
xaminan  el  modo  de  habitación  de  los  Indios . Porque 
donde  quiera  que  fehalla  Isla  muy  apartada  de  tierra  fir- 
rne , y también  de  otras  Islas, como  es  la bermuda,  ha- 
llafc  fer  falta  dehombres  del  todo.  La  razón  es, porque 
no  nauegauanlos  antiguos  fino  a playas  cercanas,  y qua- 
fi  fiempre  a villa  de  tierra.  A eílo  fe  alega,  que  en  nin- 
guna tierra  de  Indias  fe  han  hallado  nauios  grandes, 
^des  fe  requieren  , para  pallar  goltos  grandes.  Lo 
fe  halla  , fon  balfas , o piraguas,  o canoas^  que 
ellas  fon  menos  que  chalupas:  y de  tales  embar- 
caciones folas  vfauan  los  Indios  , con  las  quaks  no 

p odian 


Libro  Trímero.  75 

podian  engolfarfe , fin  manlfiefta  y cierto  peligro  de  pe- 
recer^ quando  tuuieran  nauiosbaílanresparaengolfar- 
fe3  no  fabian  de  aguja,  ni  de  aftrolabio , ni  de  quadr  ante. 
Si  cftuüieran  diez  y ocho  dias  fin  ver  tierra,  era  imponi- 
ble no  perderle , fin  faber  de  fi . Vemos  Islas  pobladifsi- 
mas  de  Indios, y fus  nauegacioncs  muy  vfadas:pero  eran 
las  que  digo,  que  podian  hazer  Indios  en  canoas,  o pira- 
guas, y fin  aguja  de  marear.  Quando  los  Indios  que  mo- 
rauanen  Tumbez , vieron  la  primera  vez  nueílros  Efpa  - 
ñoles , que  nauegauan  al  Piru , y miraron  la  grandeza  de 
jas  velastendidas  y los  baxelcstambien  grandes,  queda- 
ron acónitos:  y como  nunca  pudieron  penfar  que  era  na- 
uios,  pornoauerlos  vifto  jamas  de  aquella  forma  y ta- 
maño, dizen  que  fe  dieron  a entender,  que  deuian  de  fer 
rocasy  peñafeos  fobre  la  mar:  y como  vian  que  andauan 
y no  fe  hundían , eftuuieron  como  fuera  de  fi  de  efpanto 
gran  rafo , hada  que  mirando  mas  vieron  vnos  hombres 
barbudos,  que  andauan  por  los  nauios,  los  qualcs  creye- 
ron que  deuian  fer  algunos  Diofes,  o géte  de  alia  del  cie- 
lo . Donde  íc  vee  bien,  quan  agena  cofa  era  para  los  In- 
dios vfar  naos  grades, ni  tener  noticia  dellas.  Ay  otra  co- 
fa, que  en  gran  manera  perfuade  a la  opinión  dicha,  y es: 
que  aquellas  alimañas  que  diximos,  no  fer  creyble  aucr- 
las  embarcado  hóbres  para  las  Indias,  fe  hallan  en  lo  que 
es  tierra  firme,  y no  fe  hallan  en  las  Islas,  que  diíten^e  la 
tierra  firme  quatro  jornadas.  Yo  he  hecho  diligencia  en 
aueriguarefto,  pareeiendome  que  era  negocio  de  gran 
momento , para  determinarme  en  la  opinión  q he  dicho, 
de  que  la  tierra  de  Indias,  y la  de  Europa, y Afia,y  Africa 
tienen  continuación  cntrefi,  o alómenos  fe  llegan  mucho 
en  alguna  parte.  Ay  en  la  America  y Piru  muchas  fieras, 
como  fon  leones,  aunque  eftos  no  ygualan  en  grandeza 
y braueza,  y en  elmifmo  color  roxo  alos  famofos  leones 
deAfiica:  aytygres muchos  y muy  crueles,  aunque  1* 


74  la  Hifloria  Natural  de  Indias 

Ton  mas  communmente  con  Indios , que  con  EfpañoIcs¿ 
Ay  oífos^áiinqucnotantos,  ay  Iaualies,  ay  zorras  innu- 
merables. De  rodos  efíos  géneros  de  animales,  íí  quiíie- 
remos  bufcarlos  en  la  Isla  de  Cuba , o en  la  Efpañola , o 
en  laraayca , o en  la  Margarita , o en  la  Dominica , no  fe 
hallará  ninguno.  Con  efto  viene, quelasdichas  Islas  con 
fer  tan  grades  y tan  fértiles,  no  tenían  antiguamente.,quá 
do  a ellas  aportaron  Efpañoles,  de  eííbtros  anímales  tam 
poco  que  fon  de  prouecho.-y  agora  tienen  innumerables 
manadas  de  cavallos , de  bueyes , y vacas,  de  perros , de 
puercos,  y es  en  tanto  grado,  que  los  ganados  de  vacas 
no  tienen  ya  dueños  ciertos , por  auer  tanto  multiplica  - 
do,  que  fon  del  primero  que  las  desjarreta  en  el  monte, o 
campo:  Lo  qualhazen  los  moradores  de  aquellas  Islas, 
para  aprouecharfe  délos  cueros  para  fu  mercancía  de  co- 
ra rabre,dexando  la  carne  por  ay  fin  comella.  Los  perros 
han  en  tanto  exccífo  multiplicado , que  andan  manadas 
dellos , y hechos  brauoshazen  tanto  mal  al  ganado , co- 
mo íi  fuera  lobos,  que  es  vn  grauc  daño  de  aquellas  Islas* 
No  folo  carecen  de  fieras , fino  también  de  aues  y paxa- 
ros  en  gran  parte . Papagayos  ay  muchos,  los  qualcs  tie- 
nen gran  buelo,y  andan  a vandas  juntos,  también  tienen 
otros  paxaros,  pero  pocos  como  he  dicho.  Deperdizes 
no  me  acuerdo  auer  vifto , ni  fabido  quedas  tengan,  co- 
mo las  ay  en  ei  Piru , y mucho  menos  los  que  en  el  Piru 
/ llaman  guanacos, y vkuñasjquc  fon  como  cabras  monte- 

íes  ligcrifsimas , en  cuyos  buches  fe  hallan  las  piedras  bc- 
zaares,  que  precian  algunos,  y fon  a vezes  mayores  que 
vn  gucuo  de  gallina  tanto  y medio . Tampoco  tienen  o- 
tro  genero  de  ganado,que  nofotros  llamamos  ouejas  de 
las  Indias, f las  qualcs  demas  de  la  lana  y carne, con  que  vi- 
fíeny  mantienen  los  Indios,  íiruen  también  de  recua  , 
jumentos  paralleuar  cargas,  licúan  la  mitad  <Je  la  carga 
de  vna  muía, y fon  depoco  gafio  a fus  dueños, porque  ni : 


Libro' (primero.  75 

han  menefter  herraduras , ni  albardas,fti  otros  aparejos, 
líi  cenada  para  fu  comer,  todo  cfto  les  dio  naturaleza  fin 
coila,  queriendo  fauoreeer  a la  pobre  gete.de  los  Indios. 
De  todos  eftos  géneros  de  animales,  y de.  otros  muchos 
que  fe  dirán  en  fu  lugar,  abunda  la  tierra  fírme  de  Indias: 
las  Islas  de  todos^arccen,  fino  fon  los  que  han  embarca- 
do Efpañoles . Verdad  es,  q,en  algunas  Islas  vido  tygres 
vn  hermano  nueílro.fegun  el  referia, andando  en  vna  pe 
regrinacion  y naufragio  trabajofífsimo : mas  pregunta  - 
do  que  tanto  eíiarian  de  tierra  fírme  aquellas  Islas, dixo, 
que  obra  de  feys  o ocho  leguas  a lo  mas , el  qual  efpacio 
de  mar  no  ay  duda,  fino  que  pueden  paíTalle  a nado  los 
tygres . Dedos  indicios  y de  otros  femejantes,  fe  puede 
colegir, que  ayan  paífado  los  Indios  a poblar  aquella  tier 
ra,  mas  por  camino  de  tierra  que  de  mar , o fí  vuo  ñaue- 
gacion,  que  fue, no  grande  ni  dificultóla , porque  en  efe- 
do  deue  de  continuarfe  el  vn  orbe  con  elotro,  o alóme- 
nos eílar  en  alguna  parte  muy  cercanos  entredi.. 

CjíP.  27. . Que  no  paffo  el  linage  deludios  por  h. 

Islajítlantida , como  algn* 
nos  y maguían, 

NO  faltan  algunos  q fíguiendo  el  parecer  de  Platón , q 
arriba  referimos,  dizen,cj  fueron  cífas  gentes  de  Eu- 
ropa, o de  Africa,  a aquella  famofa  Isla  y ta  cantada  Atía 
tida,  y dclla  paífaron  a otras  y otras  Islas.haíla  llegar  a la 
tierra  fírme  de  Indias . Porq  de  todo  efío  haze  mención 
el  Gricias  de  Placó  enfu  Timeo.  Porque  fi  era  la  Isla  A't la- 
tida tan  grande  como  toda  la  Afia  y Africa  juntas,  y ann 
mayor,  como  frente  Platón, for^ofo  aura  de  tomar  todo 
el  Océano  Atlático,  y lleganquafí  alas  Islas  delnucuc  ót 
be Y dize  mas  Platón  v que-con  vn  terrible  ditero  fif  ii  - 
negó  aquella  fu  Isla  Aüariúda?  y por  efio  de&ó  a<ú  \ 


T)eU  Hijloría  Natural  de  Indias 

mar  impofsibilitado  denauegarfc,  por  los  muchos  ha* 
xios  de  peñas,  y arrecifes,  y de  mucha  lama , y que  afsi  lo 
eftaua  en  fu  riempo.  Pero  que  defpues  con  el  tiempo  hi- 
cieron afsientolasruynasde  aquella  Isla  anegada  , y en 
£n  dieron  lugar  a nauegarfe.  Efto  tratan  y diíputanhom 
bres  de  buenos  ingenios  muy  de  veras,  y ion  cofas  tan  de 
burla  coníiderandofe  vn  poco, que  mas  parecen  cuentos 
o fábulas  de  Ouidio,que  hiftoria,o  Philofophia  digna  de 
cuenta.  Los  mas  de  los  interpretes  y expofitores  de  Pla- 
tón afirman, que  es  verdadera  hiftoria  todo  aqucllo,que 
aili  Cr idas  cuenta,  de  tanta  eft rañeza  del  origen  déla  Is- 
la Atlantida,  y de  fu  grandeza,  y de  fu  profpcridad , y de 
las  guerras  que  los  de  Europa  y los  de  Atlantida  entre  íi 
tuuieron,  con  todo  lo  demas.  Mueuenfe  a tenerlo  por 
verdadera  hiftoria,  por  las  palabras  de  Cridas  que  pone 
Platón,  en  que  dize  en  fuTimeo,que  la  platica  que  quie- 
re tratar , es  de  cofas  eft  rañas , pero  del  todo  verdaderas. 
Otros  difcipulos  de  Platón,  cófiderando  que  todo  aquel 
cuento  tiene  mas  arte  de  fabula  que  de  hiftoria,  dizen,  q 
todo  aquello  fe  ha  de  entender  por  alegoría , que  afsi  lo 
pretendió  fu  diuino  Philofopho. Dcftos  es  Proclo,y  Por- 
phy rio,  y aun  Origines:  Son  eftos  tan  dados  a Plato,  que 
afsi  tratan  fus  eferitos,  como  fi  fuellen  libros  de  Moyfen, 
o de  Efdras,y  afsi  donde  las  palabras  de  Platón  no  viene 
có  la  verdad,  luego  dan, en  qne  fe  ha  de  entender  aquello 
enfentido  myftico  y alegórico , y que  no  puede  fer  me* 
nos.  Y o , por  dezir  verdad , no  tengo  tanta  reu  esencia  a 
Platón , por  mas  que  le  llamen  diuino , ni  aun  fe  me  hazc 
muy  difícil  de  creer,que  pudo  contar  todo  aquel  cuento 
de  la  Isla  Atlantida  por  verdadera  hiftoria,  y pudo  fer  có 
todo  eífo  muy  fina  fabuIa,mayormente  que  refiere  el,  a- 
uer  aprendido  aquella  relación  de  Cricia,  q quando  mu- 
chacho enrre  otros  cantares  y romances,  cantaua  aquel 
de  Ja  Atlantida , Sea  como  quifieren,  aya  eferito  Platón 

por 


Libro  Trímero.  "77 

por  hifloria,o  aya  cfcrito  por  alegoría : lo  que  para  mi  es 
llano, es  que  todo  quanto  trata  de  aquella  Isla  comen* 
cando  enel  dialogo  Timeo,  y profiguiendo  enel  dialogo 
Crida, no  fe  puede  contar  en  veras , fino  es  a muchachos 
y vieias.Ouien  no  terna  por  fabula  dezmque  Neptnno  fe 
enamoró  de  Clito,y  tuno  della  cinco  vezes  gemelos  de 
vn  vientre  ? y que  de  vn  collado  facó  tres  redondos  de 
mar,  y dos  de  tierra,  tan  parejos  que  parecía  facadospor 
torno?  Pues  que  diremos  de  aquel  Templo  de  milpaílbs 
en  largo,y  quiniétos  en  ancbo,  cuyas  paredes  por  defue- 
ra eftauan  todas  cubiertas  de  plata,  y todos  los  altos  de 
oro,  y por  de  dentro  era  todo  de  boueda  de  Marfil  labra 
do  y entretexido  de  oro , y plata  y azófar  ? y al  cabo  el 
donofo  remate  de  todo,  con  que  concluye  en  el  Timeo 
diziendo:  En  vn  diay  vna  noche,  viniendo  vn  grande  di- 
luuio  todos  nueftros  foldados  fe  los  tragó  la  tierra  a mo- 
tones, y la  Isla  Atlantida  déla  mifma manera  anegada  en 
la  mar  defaparecio  . Por  cierto  ella  lo  acertó  mucho  en 
defaparecerfe  toda  tan  preflo, porque  íiendo  Isla  mayor 
quetodala  Aíia,  y Africa  juntas,  hecha  por  arte  decn- 
cantamento,fuebié  que  afsife  defiparecieíTe.  Yes  muy 
bueno,  que  diga  que  las  ruynas  y fcñalcs  deíla  tan  grade 
Isla  fe  echan  de  ver  debaxo  de  el  mar, y los  que  lo  han  de 
echar  de  ver , que  fon  los  que  nauegan,  no  pueden  naue- 
gar  por  allí.  Pues  añade  donofamente : Por  eífo  baila  el 
dia  de  oy  ni  fe  nauega,  ni  puede  aquel  mar,  porqla  mu- 
cha  lama  q lalsladefpues  de  anegada  poco  a poco  crió, 
lo  impide.  Preguntara  yo  de  buena  gana,que  piélago  pu- 
do bailar  a tragarfe  tanta  infinidad  detierra, que  era  mas 
que  toda  la  Aíia,  y Africa  juntas,  y que  llegaua  haflalas 
Indias?  y tragarfela  tan  del  todo , que  ni  aun  raílro  no  a- 
ya  quedado?  pues  es  notorio,  que  en  aquel  mar  dóde  di— 
zen,  auia  la  dicha  Isla, no  hallan  fondo  oy  dia  los  marine- 
ros, por  mas  brabas  de  fonda  que  den?  Mas  es  inconíidc- 

E ración. 


7$  De  la  Hiftoña  Natural  ele  Indias 

ración,  querer  difputar  de  cofas, q o fe  contaron  por  paf- 
fatiempo,o  ya  que  fe  tenga  la  cuenta  que  es  razón  con  la 
grauedadde  Platón,  puramenteYedixeron,  para  (lenifi- 
car como  en  pintura  la  profperidad  de  vna  ciudad , y fu 
perdición  tras  ella . El  arguméto  que  hazen,para  probar 
que  realmente  vuo  lsla  Atíantida , de  que  aquel  mar  oy 
dia  fe  nombra  el  mar  Atlántico,  es  de  pocaimpoi  tanda, 
pues  fabemos,  que  en  la  vltima  Mauritania  eftá  el  monte 
j>Un.lib  6.  c.5.  Atlante,  del  qual  dente  Plinio,  q fe  le  pufo  al  m ar  el  ñera 
crlib.  6. r.ji.-SreSe’Atlantico^  Yfmeftoel  mifmo  Plinio  refiere,  que 
frontero  del  dicho  monte  eftá  vna  Isla  llamada  Atlantic 
da,  la  qualdize,.fer  muy  pequeña  y muy  ruyn. 

CjíT.  23. . Que  es  faifa  la  opinión  de  muchos, que 
afirman, "Venir  los  Indios  de  el  linaje 
de  los  ludios ... 

Y A que  por  la  Isla  Atíantida  no  fe  abre  camino  , para 
paífar  los  Indios  al  nueuo  mundo,  parecelesa  otros* 
que  daño  de  fer  el  camino,  elq  efciiue  Hidras  ene]  quar* 
tf,t0  libro,  donde  dizc  aísií:  Y porque  le  viílc,  que  recogía 
a (i  otra  muchedumbre  pacifica,  (abras,  que  eftos  fon  los 
diez  Tribus , que  fueron  licuados  en  captiuciio  en  tiem- 
po del  Rey  Gfee , al  qual  licuó  caprino  Salmanaífar  Rey 
de  los  Aífyrios,  y a cílos  los  patío  a la  otra  parte  del  rio,, 
y fuei  011  trasladados  a otra  tierra.  Ellos  tnuieron  entre  fi 
acuerdo , y determinación , de  dexar  la  mult  itud  de  los 
Gentiles,  y de  patíarfe  a otra  región  mas  apartada,  don- 
de nunca  habitó  el  genero  humano.para  guardar  fiauie- 
ra  allí  fu  ley,  la  qual  no  aman  guardado  en  fu  tierra.  En- 
traron pues  por  vnas  entradas  angofias  del  ri  o,  Eu  fia  tes; 
porque  hizo  el  Altifsimo  entonces  con  ellos  fus  maraui- 
Has,  y detuno  las  conictcsdel  rio,  hatíaque  patíafíen; 
Porque  por  aquella-región  era  el  caminomuy  largo  de 


Libro  Trímero,  yg 

áfto  y medio:  y Hamafc  aquella  región  Arfamh.  Enron» 
cés habitaron  allí  h afta  d vi  timo  tiempo , y agora  qu  an- 
do comentaré  a venir,  tornará  el  Aicifsimo  a detener  o* 
tra  vez  las  corrientes  dd  rio,  para  que  pueda  paflar , por 
efto  vifte  aquella  muchedumbre  con  paz.  Efla  eícritura 
de  Hidras  quieren  algunos,  accommodar  a los  Indios  di- 
hiendo , que  fueron  de  Dios  licuados,  donde  nunca  ha- 
bitó el  genero  humano , y q tic  la  tierra  en  que  moran , es 
tan  apartada , que  tiene  año  y medio  de  catnino , para  yr 
a ella,  yqucefta  gente  es  naturalmente  pacifica.  Que 
procedan  los  Indios  de  linage  deludios,  el  vulgo  tiene 
por  indicio  cierto  el  íermedrofos  , y defcaydos,  y muy 
ceremoniaticos,  y agudos , y mentirofos.  De  mas  deílb 
dizen,  que  fu  habito  parece  , elproprio  que  vfauaníti- 
díosf  porque  vfan  de  vna  túnica  ocamifeta,  y de  vn  man 
to  rodeado  encima,  traen  los  pies  defcalfos,  o fu  calca- 
do es  vnas  fuélas  afidas por  arriba,  que  ellos  llaman  ojo- 
tas. Yqueefteaya  fido  el  habito  de  los  Hebreos,  dizen, 
que  confia  a (si  por  fushiftorias,  como  porpinturas  anti- 
guas, que  los  pintan  vellidos  en  elle  traje,  Y que  ellos 
dos  veflidos,  que  folamente  trae  los  Indios,  eran  los  que  *^,14, 
pufo  en  apueíla  Sanfon,  que  la  efc  ricura  nombra.  Tu ai- 
cam  & fyndonem, y es  lo  mifmo,que  los  Indios  dizen  ca- 
ñSTIeta  y manta^M  as  todas  ellas  fon  conjeturas  muyliuia 
ñas, y que  tienen  mucho  mas  c ontra  fi,  que  por  fí.  Sabe- 
mos , que  los  Hebreos  vfaron letras,  en  los  Indios  no  ay 
raílro  dellas:  los  otros  eran  muy  amigos  del  dinero, eflos 
no  feles  d i cora.  Los  ludios  fi  fe  vieran  n-oeílar  circun- 
cidados, no  fe  tuuierá  por  ludios:  Los  Indios  poco  ni  mu 
tho  no  fe  retajan,  ni  há  dado  jamas  en  eífa  cerimonia, co- 
mo muchos  délos  de  Etiopia,  y del  Oriente.  Mas  q tiene 
q ver,fiédo1os  ludios  tan  amigos  de  coferuar  íu  lengua  y 
antigüedad. y tanto  qen  todaslas  partes del'mundo  qoy 
Liuc/e  difeieciá  deiodoUosdemas,q  en.folas  las  Indias 

E z a ellos 


g o Tfe  la  Uijloria  Na  tural  de  Indias 
a ellos  fe  les  aya  oluidado  fu  linage,fu  ley,  fus  cerimonias 
fu  Mellas, y finalmente  todo  fu  ludayfmo?  Lo  que  dizé, 
de  fer  los  Indios  medro  fes,  y fuperfticiofos,y  agudos,  y 
mentirofos,quáto  alo  primero  no  es  effo  general  a todos 
ellos, ay  naciones  entre  eftos  Barbaros  muy  agenas  de  to 
do  elfo,  ay  naciones  de  Indios  brauifsimos,  y atreuidifsi- 
mos,  aylas  muy  botas  y groííeras  de  ingenio.  De  cerimo- 
nias y fuperfticiones  íiemprc  los  Getiíes fueron  amigos. 
El  traje  de  fus  veftidos,  la  caufa  porque  es  el  que  fe  refie- 
re, eSjpQrferel  masfetmlío  y natural  delmundo,  que  a 
penas  tiene  artificio , y afsi  fue  commiin  antigúamete  no 
folo  a Hebreos  fina  a otras  muchas  naciones.  Pues  ya  la 
hiíloria  de  Efdras  ( íi  fe  ha  de  hazer  cafo  de  eferituras  A- 
pocryphas)  mas  contradize  , que  ayuda  fu  intento.  Por- 
que allí  fe  dize , que  los  diez  Tribus  huyeron  la  multitud 
de  Gentiles , por  guardar  fus  ceremonias ,.  y ley : mas 
lbs  Indios  fon  dados  a todas  las  Ydo]atnas  de  el  mundo., 
Pues  las  entradas del  rio  Eufrates,  vean  bien  los  que  eífo 
fiemen, en  q manera  pueden  llegar  al  nueuo  orbe, y vean,- 
íThan  de  tornar  por allí  los  Indios , como  fe  dize  en  el  lu- 
gar referido  . Y no  fe  yo , porque  fe  han  de  llamar  eílos 
gente  pacifica,  fiendo  verdad  que  perpetuamente  fe  han 
perfeguido  con  guerras  mortales  vnos  a otros?  En  con- 
eluííon  no  veo,  que  el  Eufrates  Apocrypho  de  Efdras, de 
mejorpaífo  a los  hombres  para  el  nueuo  orbe,  que  le  da- 
v a la  At  lamida  en  cantad  a y fab  ulo  fa  de  Piar  o n . 

24.  (porque  ra^on  no  fe  puede  aueriguar 
bien  el  origen  de  los  Indios . 

PE  R O cofa  es  mejor  de  hazer, defechar  lo  que  es  fal- 
fo  del  origé  délos  Indios,  que  determinar  la  verdad.. 
Forq  nf  ay  eferitura  entre  los  Indios,  ni  memoriales  cier- 
i©^ck;ftisprimeros  fundadores « Y por  otra  partéenlos; 
' f 1 ’ libros; 


Libro  Primero,  fi 

"libros  de  los  que  vfaron  letras,  tampoco  ay fáftro  d¿  el 
nueuo  mundo, pues  ni  hombres,  ni  tierra,  ni  aun  dejóles 
pareció  a muchos  de  los  antiguos,  que  no  auia  en  a qu ci- 
tas partes,  y afsi  no  puede  efcapar,de  fer  tenido  por  hom 
bre  temerario  y muy  arrojado , el  que  fe  atreuiére  a pro- 
meter lo  cierto  de  la  primera  origen  de  los  Indios , y de 
los  primeros  hombres  que  poblaron  las  Indias.  Mas  afsi 
a bulto  y por  difcrecion  podemos  colegir  de  todo  el  diP 
curfo  arriba  hecho , que  el  linage  de  los  hombres  fe  vino 
pallando  poco  a poco,  hafta  llegar  al  nueuo  orbe,  ayuda, 
do  a efto  la  continuidad  , o vezindad  de  las  tierras,  y a 
tiempos  alguna  nauegacion,  y que  efte  fue  el  ordé  de  ve- 
nir, y nohazer  armada  depropoftto  , ni  fuceder  algún 
grande  naufragio.  Aunque  también  pudo  auer  en  parte 
algo  de  efto:  porque  fiendo  aqueftas  regiones  larguísi- 
mas, y auiendo  en  ellas  innumerables  naciones,  bien  po- 
demos creer, que  vnos  de  vna  fuerte  y otros  de  otra  fe  vi- 
nieron en  fin  a poblar.  Mas  al  fin  en  lo  que  me  refumo, 
es,  que  el  continuarle  la  tierra  de  Indias  con  eííotras  de 
el  mundo , alómenos  citar  muy  cercanas , ha  fido  la  mas 
principal  y mas  verdadera  razón , de  poblarfe  las  Indias: 
Y tengo  para  mi,  que  el  nueuo  orbcyélndiasOccidcnta- 
les  no  ha  muchos  millares  de  años,  que  las  habitan  hom- 
bres^ que  los  primeros  q entraron  en  ellas,  mas  eran  hó 
bres  faluajes  y caladores , que  no  gente  de  República , y 
poíidá,  Y que  aquellos  aportaron  al  nueuo  mundo,  por 
auerfe  perdido  de  fu  tierra,  o por  haiiarfe  eftrechos  y ne- 
cefsitados  de  bufcarnueua  tierra,  y que  hallándola  co- 
mentaron poco  apoco  apoblalla  , no  teniendo  mas  ley 
que  vn  poco  de  luz  natural,  y efía  muy  efcurecida,  y quá 
domucho  algunas  coftumbres,  que  iesquedaron  de  fu 
patria  primera . Aunque  no  es  cofa  increyblcde  penfar, 
q aunq  vuieften  falido  de  tierras  de  policía  y bien  gouer- 
nadas , fe  les  oluidaífe  todo  con  el  largo  tiempo , y poco 

F 3 vfo 


ti  De  la  Hiftoria  Natural  de  Indias .. 

vfo:  pues  es  notoria,  que  aun  en  Efpaña,  y en  Italia  fe  ha- 
llan manadas  de  hombres ,,  que  fi  no  es  elgefto  y figura, 
no  tienen  otra  cofa  de  hombres.  Afsi  que  por  efíe  cami- 
no vino  a auer  vná barbariedad  infinita.en  elnueuo  mun 
do. 

CJf.  25.  Que  es , lo  que  los  Indios  fuelen  con * 
tarde  fu  origen* 

SA  B E R,  lo  que  los  mifmos  Indios  fuelen  contar  de 
fus  principios  y origen,  no  es  cofa  que  importa  mu- 
cho,pues  mas  parecen  fueños,  los  que  refieren  que  hiíh> 
rias.  Ay  entre  ellos  communmente  gran  noticia  y mu- 
cha platica-deldüuuio,  pero  no  fe  puede  bié  determinar, 
íi  el  dilutii  o que  eft  o s refíe  re  n , es  el  vniuerfal,  que  cuen- 
ta la  diuinaeicritum^  alguno  otro  diluuio,  o inun- 

dación particular,  délas  regiones  en  que  ellos  mora ; mas 
de  que  enaqueftas  tierras,  hombres  expertos  dizen , que 
fe  veen feriales  claras,  de  auer  anido  alguna  grande  inun- 
dación ...  ¥0  mas  me  liego  al  parecer , de  los  que  fiemen, 
que  los  raRrojs  y feñales  que  ay  de  diluuio , no  fon  dcldc 
Noe,  fino  de  alguno  otro  particular  como  el  que  cuenta 
Platón  , o el  que  los  Poetas  cantan  de  Eucalion.  Co 
mo  quiera  que  fea  v dizen  los  Indios  , que  con  aquel  fu 
diluuio,  fe  ahogaron  todos  los  hombres , y cuentan,  que 
de  Ja  gran  laguna  Titicaca  falio  vil  Viracocha  , elqual 
hizo  afsiento  en  Tiaguauaeo,  donde  fe  ;veen  oy  ruynas  y 
pedáis  de  edificios  aotigitoSi, y muy  eftraños , y que  de 
alli  vinieron  al  Cuzco, y afsi  tornó  a multiplicaríe  el  ge- 
nero humano , Mueílraií  en  la  mifma laguna  vna  Isleta, 
donde  fingen , que  feefeondío,  y eouferuó  el  Sol , y por 
efib  antiguamente  le  hazian  allí  muchos  facrificios,  no 
folo  de  ouejas,  fino  .de  hombres  también.  Otros  cuenta, 
que  de  cierta  cueua  por. vna  ventana falieron  feys , o no, 

■ “ m 


Libré  ^Primero . 

fe  quaótoshombres,  y que  eílos  diera  principio  a la  pro*-' 
p agacion  d elo  s h o m bres,y  e s d o nde  1 la  man.  Pac  a r i T a nx 
po.poreífa  caufa*  Y aifi  tienen poropinioitf  que  losTam 
bos  fon  él  litiage  másantiguo deiof  fiombrés^ :De  aquí 
dizen,  que  procedió  Mangocap-a,  ú quai  reconocen  pot 
elfundador  y cabera  de  IosIngas',’y  que  deíle  procedie- 
ron dos  familias  , o linages,  vfí©  deHanán  Cuzco  ,brro 
de  Vrincuzco . Refieren,  que  los  Reyeslngas,  quando 
hazian guerra,  y conquiftauan  diuerfaspreuincias,da- 
van  por  razón,  con  que  jufllficauan  la  guerra , que  todas 
lasgefttes les  deuian  reconocimiento  y pues  de  fu  iinage  y 
íupama  fe  auia  renouacfo  címundo . Y afsi  a ellos  fe  les 
auia  reueladola  verdadera  religio y culto  del  cielo.  Mas 
de  que  íiruc  añadir  mas , pues  todo  va  lleno  de  mentira, 
y ageno  de  razón?  Lo  que  hombres  do&os  afirman,  y ef 
criuen  es,  que  todo  quanto  ay  de  memoria  y relación  de 
íloslndios,  llega  aquatrocicnrosaños,y  que  todo  lo  de 
antes  es  pura  confuíion  y tinieblas,  íiiipoderfe  hallar  co- 
fa cierta.  Y no  es  de  marauillar  faltándoles  libros  y eferi- 
tura , en  cuyo  lugar  aquella  fu  tan  efpccial  cuenta  de  los 
Quipocamayos,  eshartoy  muy  mucho,  que  pueda  dar 
razón  de  quatrocientos  años.  Haziendo  yo  diligencia 
para  entender  de  ellos,  de  que  tierras,  y de  que  gen- 
te, pallaron  a la  tierra  en  que  biuen,  hállelos  tan  le  - 
xos,  de  dar  razón  de  efto,  que  antestenian  por  muy  lla- 
no, que  ellos  auianíido  criados  defde  fu  primera  origen 
en  el  mifmo  nueuo  orbe, donde habitan,  a los  quales  de- 
fengañamoscon  nueftraFe,  que  nos  enfeña,  que  todos 
los  hombres  proceden  de  vn  primerhombre . Ay  con- 
jeturas muy  claras,  que  por  gran  tiempo  no  ttiuieron  ef- 
tos  hombres  Reyes , ni  República  concertada , fino  que 
biuan  por  behetrías,  como  agoralosFloridos,y  los  Chi- 
riguanas,  y losBraíiles,  y otras  naciones  muchas,  que 
no  tienen  ciertos  Reyes,  fino  conforme  a la  occaíion, 

F 4 que 


84  f)e  la  Uifloria  K.aturalde  Indi 

que  fe  ofrece  en  guerra  o paz,  eligen  fus  caudillos, como 
fe  Ies  antoja:  Mas  con  el  tiempo  algunos  hombres,  que 
en  fuerzas  y habilidad  fe  auentajauan  a los  demas,  come 
io.  $aron  a feñorear , y mandar , como  antiguamente  Nem* 
brot,  y poco  a poco  creciendo  vinieron  a fundar  los  rey* 
nos  de  Piru,  y de  México , que  nueftros  Efpañoles halla- 
rá, q aunq  era  Barbaros,  pero  hazian  grandifsima  venta 
ja  a los  de  mas  Indios.  Afsique  la  razón  dicha  perfu  ade, 
que  fe  aya  multiplicado , y procedido  el  linage  de  los  In- 
dios por  la  mayor  parte  de  hombres  faluajes  y fugitinos» 
Yeílo  baile , quantoa  loque  del  origen  deltas  gen- 
tes  fe  ofrece  tratar , dexando  lo  demas 
para  quando  fe  traten  fus  hifto- 
rias  mas  por  eflenfo. 

(•*•> 


Fin  del  libro  primer 


*5 


LIBRO  SEGVNDO 

DELA  HISTORIA  NATVRAL 
Y MORAL  DE  LAS 
INDIAS, 

*** 


C'J  <P.  v Que  fe  ha  de  tratar  de  la  naturaleza 
de  la  Equinocial. 


STAND  O LA  MAYOR  PAR- 
te  del  nueuo  mundo,  que  fe  ha  defcubterro,de 
baxo  déla  regió  de  en  medio  del  cielo, q es  la  q 
los  antiguos  llama  Tórrida  Zona,teniódola  por 
inhabitable,  es  ncccíTario  para  faber  las  cofas  de  Indias, 
entender  la  naturaleza  y condición  defta  región.  No  me 
parece  a mi,  que  dixeron  mal,  los  que  afirmaron, q elco- 
nocimiento  délas  cofas  de  Indias  dependía  principaíme- 
te  del  conocimiento  de  la  Equinociahporque  quafitoda 
la  diferencia  que  tiene  vn  orbe  de  el  otro,  procede  de  Tas 
propiedades  de  la  Equinocial.  Y es  de  notar , que  todo 
el  efpacio  que  ay  éntrelos  dos  Trópicos,  fe  a de  reduzir, 
y examinar  corno  por  regla  propria,  por  la  linea  deen  - 
medio  ,que  es  la  Equinocial,  llamada  afsi, porque  qu an- 
do anda  el  Sol  por  ella  , haze  en  todo  el  vnruerfo  mundo 
yguales  noches  y dias , y también  porque  los  que  habi- 
tan debaxo  della,  gozan  todo  el  año  de  la  propria  yguaí- 
dadde  noches  y dias»  En  efía  linca  Equinocial  hallamos 

tantas 


8 ¿ Déla  Hiflorla  Natural  de  Indias 

tantas  y tan  admirables  propriedades,  que  con  gran  ra- 
zón deípiertan,  y abiuanios  entendimientos, para  inqui- 
rir fus  caufas,  guiándonos  no  tanto  por  la  dodrina  de  los 
.antiguos  Philofophos,  quanto  por  la  verdadera  razón , y 
>cierta'experiencia. 

C A T.  2.  Que  les  mmio  a los  antiguos,  atener por 
cofa  fin  duda,  que  la  llorada 
era  inhabitable . 

AGORA  pues  tomando  la  cofa  de  ítis  principios, 
**  nadie  puede  negar , lo  que  clarifsimamente  vemos, 
que  éí  Sol  con  llegarle , calienta, y con  apartarfe,  enfria. 
Teftigos  fon  defto  los  dias  y las  noches:  teftigos  el  inuier- 
no  y el  verano,  cuya  variación, y f io,  y calor  fe  caufa,  de 
acercarfe,  o alexarfe  el  Sol.  Lo  fegundo  y no  menos  cier 
to,  quanto  fe  acerca  mas  e!  Sol,  y hiere  mas  detechamen 
te  con  fus  rayos,  tanto  mas  quema  la  tierra.  Yeefe  cla- 
ramente efto  en  el  feruor  de  d medio  dia,  y en  la  fuerca 
deleftio.  De  aquí  fe  faca,  é infiere  bien  (a  lo  que  parece) 
qúe  en  tanto fiera  vna  tierra  mas  fria , quanto  fe  apartare 
mas  de  el  mouimiento  del  Sol.  Afsi  experimentamos,  q 
las  tierras,  que  fe  allegan  mas  al  Septentrión  y Norte, 
fon  tierras  mas  frías:  y al  contrario  las  que  fe  allegan  mas 
ai  Zodiaco , donde  anda  el  Sol , fon  mascalientes . Por 
cfta  orden  excede , en  fer  calida  la  Etyopia  a la  Africa , y 
Berbería , y eftas  al  Andaluzia , y Andaluzia  a Caftilla,  y 
a Aragón,  y ellas  a Vizcaya,  y Frácia:  Y quanto  mas  Sep 
tentrionales , tanto  fon  eftasy  las  demas  prouincias  me- 
nos calientes : y afsi  por  el  coníiguiéte  las  que  fe  van  mas 
llegando  al  Sol  , y fon  heridas  mas  derecho  con  fus  ra- 
yos,* fio  brepujan  en  participar  mas  el  feruor  del  Sol.  Aña 
denalgunos  otra  razón  para  lo  mifimo,  y esel  mouimien 
.KV;  to  del 


Libro  Segundo*  . 87 

todcl  cielo,  que  dentro  de  los Tropieos es  velonísimo* 
y cerca  de  los  Polos  tardiísimo : de  donde  concluyen, 
que  la  región  que  rodea  el  Zodiaco, tiene  tres  canias  pa4 
ra  abrafarfe  de  calor,  vna  la  vezindad  del  Sol,  otra  herirá 
la  derechos  fus  rayos,  la  tercera  participar  el  mouimien- 
to  mas  aprefurado  del  cielo.  Quanto  al  calor  y alfrio  lo 
que  eftá  dicho,  es  lo  que  elfentido  y la  razo, parece,  que 
de  conformidad  afirman.  Quanto  alasotras  dosquali-r 
dades,que  fon  humidad  y fequedad,que  diremos?  lo  mif 
mo  fin  falta,  porque  la  fequedad  parece  ca ufarla,  el  acer 
carfe  el  Sol,  y a la  humidad  el  alexarfe  el  Sol : porque  la 
noche  como  es  masfria  que  el  dia,afsitambie  es  mas  hú- 
mida, eídia  como  mas  caliente,  afsi  también  mas feco* 
El  inuierno , quando  el  Sol  eftá  mas  lexos,  es  masfrio , y 
mas  lluuiofo : el  verano , quando  el  Sol  eftá  mas  cerca* 
es  mas  caliente  y mas  feco.  Porque  cY  fu  ego  afsi  co- 
mo va  coziendo  o quemando,  afsi  va  juntamente  en- 
xugando  y focando.  Confiderando  pues  ló  que  eftá  di- 
cho , Ariftoteles  y los  otros  Philofophos  atribuyeron  a 
laregion  Media,  que  llaman  Tórrida,  juntamente ex- 
ceíTo  de  calor , y de  fequedad : y aisi  dixeron  ,que  era 
a marauilla  abrafada  y feca,  y por  el  configuiente  del  to- 
do falta  de  aguas,  y de  paftos.  Y fiendo  afsi,  for^ofo. 
auia  de  fer  muy  incommoda , y contraria  ala  habitación 
humana. 

C A T . 3.  Que  laTorrida  Zona  es  bumidífsU 
ma , y que  en  efto  fe  engañaron  mucho 
los  antiguos* 

■ i ■ ' 

SI  E N D O al  parecer  todo  lo  que  fe  ha  dicho  y pro- 
puefto  verdadero^  cierto , y claro5  con  todo  eííblo. 


$8  De  la  ¡difteria  Natural' de  Indias 

que  dello  fe  viene  a inferir,  es  muy  falfo.  Porque  la  regio 
Media,  que  llaman  Tórrida,  en  realidad  de  verdad  la  ha- 
bitan hombres,  y la  emos  habitado  mucho  tiempo , y el 
fu  habitación  muy  commoda  y muy  apazible.  Pues  íi  es 
afsi,  y es  notorio,  que  de  verdades  no  fe  puede  feguir  fab 
fedades,  fiendo  faifa  la  concluíion  como  lo  es , conuiene 
que  tornemos  atras  por  los  mifmospaíTos,y  miremos  at- 
rencamente  los  principios , en  donde  pudo  aucr  yerro  y 
engaño.  Primero  diremos,  qual  fea  la  verdad,  fegunla 
experiécia  certifsima  nos  la  ha  moftrado : y defpues  pro- 
baremos ( aunq  es  negocio  muy  arduo  ) a dar  la  propria 
razón  conforme  abucnaphilofophia.  Eralopoftrero, 
que  fe  propufo  arriba , que  la  fequedad  tanto  es  mayor, 
quanto  el  Sol  efta  mas  cercano  a la  tierra.  Efto  parecía 
cofa  llana  y cierta:  y no  lo  es, fino  muy  faifa,  porque  nun- 
ca ay  mayores  lluuias,  y copia  de  aguas  enla  Tórrida  Zo- 
na , que  al  tiempo  que  el  Sol  anda  encima  muy  cercano. 
Es  cierto  cofa  admirable, y dignifsima  de  notar,  que  enla 
"T orrida  Zona  aquella  parte  de  el  año  es  masferena,  y fin 
\iluuias , en  que  el  Sol  anda  mas  apartado , y al  reues  nin- 
guna parte  del  año  es  mas  llena  de  lluuias , y nublados , y 
nicues  ( donde  ellas  caen  ) que  aquella  en  que  el  Sol  an- 
da mas  cercano  y vezino.  Los  que  no  han  eftado  en  el 
nueuo  mundo,  por  ventura  teman  efto  por  increyblc: 
y aun  a los  q han  eftado,  fino  han  parado  mientes  enelloy 
rabien  quiera  les  parecerá  nucuojmas  los  vnos  y los  otros 
con  facilidad  fe  daran  por  vencidos,  én  aduirtiendoa  la 
experiencia  certifsima  délo  dicho.  En  efte  Piru,  que  mi- 
ra al  Polo  de  el  Sur , o Antartico , entonces  efta  el  Sol 
maslexos , quando  efta  mas  cerca  de  Europa  , como  es 
en  Mayo , Iunio , Iulio Agofto , que  anda  muy  cerca 
al  Trópico  de  Cancro.  En  eftosmefes  dichos  es  grande 
la  ferenidad  de  el  Piru:  no  ay  lluuias , no  caen  nieues,  to- 
dos los  ríos  corre  muy  menguados , y algunos  fe  agoran. 

Mas 


Mas  defpues  pallando  el  año  adelante  , y acercándote 
el  Sol  al  circulo  de  Capricornio , comiencan  luego  las  a- 
guas,  lluuias,  y nicues,  y grandes  crecientes  de  los  ríos,  es 
¿T faber  defde  Otubre  hafta  Diziébrc.  Y quando  boluien 
do  el  SoTde  Capricornio  hiere  encima  de  las  caberas  en 
el  Piru,  ay  es  el  furor  de  los  aguaceros , y grandes  lluuias 
y muchas  nieues,  v las  auenidas  brauas  délos  ríos,  que  es 
al  mifmo  tiempo,  que  revna  el  mayor  calor  del  año , es  a 
faber  defde  Enero  hada  mediado  Margo.  Efto  paila  afsi 
todos  los  años  en  efía  prouincia  del  Piru , fin  qaya  quien 
contradiga . En  las  regiones , que  miran  al  Polo  Artico 
paífada  la  Equinociaf,  acaece  entoncestodo  lo  contra- 
rio, yes  por  la  miñara  razón,  ora  tomemos  aPanama, 
y toda  aquella  corta,  órala  nueua  Efpaña,  ora  las  Islas 
de  Barlouento,  Cuba,  Efpañola,  Iamayca,  San  luán 
de  Puerto  Rico  , hallaremos  fin  falta  , que  defde  prin- 
cipio deNouiembre  harta  Abril  gozan  de  el  cielo  fere- 
no  y claro,  yes  la  caufa,  que  el  Sol  paífando  la  Equi- 
nocial  hazia  el  Trópico  de  Capricornio,  fe  aparta  entó- 
ces  de  las  dichas  regiones,  mas  que  en  otro  tiempo  del  a- 
ño.  Y por  el  contrario  enlas  mefmas  tierras  vienen  agua- 
ceros b ranos  y muchas  lluuias,  quando  el  Sol  fe  torna  ha 
zia  ellas , y les  anda  mas  cerca , q es  defde  Iunio  harta  Se- 
tiembre : Porque  las  hiere  mas  ccrca  y mas  derechamen- 
te en  elfos  mefes.  Lo  mifmo  ertáobferuado  en  la  India 
Oriental , y por  la  relación  de  las  cartas  de  alia  parece  fer 
afsi.  Afsique  es  la  regla  general  ( aunque  en  algunas  par- 
tes por  efpccial  caufapadezca  excepción  ) q en  la  región 
Media,  o Tórrida  Zona,  que  todo  es  vno,  quando  el  Sol7 
fe  alexa,  es  el  tiempo  íereno,y  ay  mas  fequedad:  quand  > 1 
le  acerca,  es  Uuuiaio,  y ay  mashnmidad:  Y conforme  ai/ 
mucho  opoco  apartarfe  el  Soljafsi  esj  tenerla  tierra  mas» 
amenos  copia  de  aguas.» 


cap:. 


90 


De  la  Hiftorla  Natural  de  hullas 

' . f,  . t 

Q yf  ?.  4.  Que  fuera  deles  Trópicos  es  al  renes 
que  enlaTorriday  afsi  ay  mas  aguas 
quando  el  Sol  fe  aparta  mas . 

% 

FV  E R A de  los  Trópicos  acaece  todo  lo  contrario: 

porque laslluuias  con losfrios andanjuntas,  y elca- 
lor  conlafequedad.  En  toda  Europa  es  efto  muy  noto -¡ 
rio,  y en  todo  el  mundo  viejo  . En  todo  el  mundo  nneuo; 
paila  de  la  miíma  fuerte:  délo  qual  es  teftigo  todo  el  rey- 
no  de  Chile:  el  qual  por  eftar  ya  fuera  del  circulo  de  Ca- 
pricornio^tener  tata  alt  ura  como  Efpaña , paila  por  las 
mifmasleyes  de  inuierno  y verano,excepto  que  el  inuier 
no  es  alia,  quando  en  Efpaoa  verano,  y al  reues,  por  mi- 
rar al  Polo  contrario , y afsi  en  aquella  prouincia  vienen 
las  aguas  en  gran  abundancia  juntas  con  el  frió , al  tiem- 
po que  el  Sol  fe  aparta  mas  de  aquella  región,  que  es  def 
de  quecomienca  Abril  h afta  todo  Septiembre.  El  calor 
y la  fequedad  buelue,quácio  el  Sol  febuelue  acercar  alia, 
finalmente  paila  al  pie  de  la  letra  lo  mifmo  que  en  Euro- 
pa. De  ay  procede,  que  afsi  en  losfru&os  de  la  tierra, co- 
mo en  ingenios  es  aquella  tierra  mas  allegada  a la  condi- 
ción de  Europa  queorradeaqueftaslndias.  Lo  mifmo 
por  el  mifmo  orden,  feguo  cuentan , acaece  en  aquel  grá 
pedazo  de  tierra,  que  mas  addaot  e de  la  Interior  Ethio- 
pia  fe  va  alargado  al  modo  de  punta  hafta  el  cabo  deBue 
na  dpe  ra  n £ a . Ya  fsi  d iz  e n , fe  r e ft  a la  v c r d a d e r a c a u fa  de 
venir  el  tiempo  de  cilio  las  inundaciones  del  Hilo,  de  las 
qualestáto  los  antiguos  dilpiitaron.  Porque  aquella  re- 
gion  comienza  por  Abril,  quando  ya  el  Sol  paila  dclftg- 
node  Aries,  ha  tener  aguas  de  inuierno,  que  lo  es  ya  allí, 
y eftas  aguas,  que  parte  proccden.de  nieues.patte  dellu- 
üiasj  van  hinchendo  aquellas  grandeslagunas5  délas  qua 

les? 


Libro  Segundo. 


S>* 


íes, fe  guilla  verdadera  y cierta  Geografía, procede  el  Ni- 
lo : y afsi.  van  poco  a poco  enfanchando  fus  corrientes,  y 
acabo  de  tiempo  corriendo  larguiísim o trecho  vienen  a 
inundara  Egypto  al  tiempo  de  el  eftio , que  parece  cofa 
contra  naturaleza , y es  muy  conforme  a ella.  Porque  ai 
inifmo  tiempo  es  eftio  en  Egypto,  que  eftá  al  Trópico  de 
Cancro , y es  fino  inuierno  en  las  fuentes  y lagunas  de  el 
Nilo , que  eftan  al  otro  Trópico  de  Capricornio.  Ay  en 
la  America  otra  inundación  muy  femejantc  a efta  del  Ni 
lo , y es  en  el  Paraguay , o R io  de  la  Plata  por  otro  nom- 
bre, el  qual  cada  año  cogiendo  infinidad  de  aguas,  que 
íe  vierten  de  las  fierras  del  Piru,  (ale  tan  defaforadamen- 
te  de  madre, y baña  tan  poderofametetodaaquellatier- 
ra,que  les  es  for^o , a los  que  habitan  en  ella,  por  aque- 
llos mefes  paífar  fu  vida  en  barcos,  o canoasdexando  las 
poblaciones  de  tierra*. 


£ jí  (P.  5.  Que  dentro  de  los  Trópicos  tas  aguas 
fon  en  el  eftio , o tiempo  de  calor,  y de 
la  cuenta  del  Verano  e inuierno. 

EN  refolucion  en  las  dos  regiones,  o Zonas templa- 
das el  verano  fe  concierta  con  el  calor  y la  feque- 
dad:  el  inuierno  fe  concierta  con  el  frió,  y humidadi 
Mas  dentro  de  la  Tórrida  Zona  no  fe  conciertan  en - 
tre  íi  de  effe  modo  las  dichas  qualidadés.  Porque  al 
calor  íiguen  las  lluuias  , al  frió  ( frió  llamo  falta  de 
calor  cxcefsiuo  ) ílgue  la  ferenidad.  De  aqui  proce- 
de , que  fiendo  verdad  que  en  Europa  el  inuierno  fe 
entiende  por  el  frió,  y por  las  lluuias,  y el  verano  por 
la  calor  5 y por  la  ferenidad, nuedos  Efpañoles  en  el  Pi- 
ru , y nueua  Efpaña  , viendo  que  aquellas  dos  quali- 
áades  no  fe  aparean  ? ni  andan  juntas  como  en  Eípa  * 


92  De  la  Jiijlcria  Natural  de  Inclín 

ña,  llaman  inuicrno  al  tiempo  de  muchas  aguas, y llaman 
verano  al  tiempo  de  pocas,  o ningunas.  En  lo  qual  llana- 
mente fe  engañan:  Porque  por  efta  regla  dizen,  que  el 
verano  es  enla  fierra  del  Piru  defde  Abril  hafta  Septiem- 
bre, porque  fe  al^an  entonces  las  aguas, y de  Septiembre 
a Abril  dizen,  que  es  inuierno , porque  buelué  las  aguas, 
y afsi  afirman , que  en  la  fierra  del  Piru  es  verano , al  mif- 
mo  tiempo  que  en  Efpaña,  é inuierno  ni  mas  ni  menos.  Y 
quando  el  Sol  anda  por  el  Zenit  de  fus  caberas, entonces 
creen,  que  es  finifsimo  inuierno, porque  fon  las  mayores 
lluuias.  Pero  eílo  es  cofa  de  rifa, como  de  quien  habla  fin 
letras  : Porque  afsi  como  el  dia  fe  diferencia  de  la  noche 
por  la  prefencia  del  Sol,  y por  fu  aufencia  en  nueftro  He- 
misferio , fegun  el  mouimiento  del  primer  Mobil , y eífa 
es  la  definición  del  dia  y déla  noche,  afsi  ni  mas  ni  menos 
fe  diferencia  el  verano  del  inuierno  por  la  vezindad  de  el 
Sol,  o por  fu  apartamiento,  fegun  el  mouimiento  pro - 
prio  del  mifmo  Sol, y eíía  es  fu  definición.  Luego  enton- 
ces en  realidadde  verdad  es  verano , quando  el  Sol  efta 
en  la  fu  mina  propinquidad,  y entonces  inuierno , quan- 
do eftá  en  el  fumino  apartamiento.  Al  apartamiento 
y allegamiento  de  el  Sol  figuefe  el  calor  y el  frió,  o tem- 
planza neceífariamente:  mas  el  llouer  o no  llouer,que  es 
humidad y fequedad,  no  fe  íiguen  neceífariamente.  Y af 
(i  fe  colige  contra  el  vulgar  parecer  de  muchos, q enelPi 
ru  el  invierno  es fereno  y fin  lluuias, y el  verano  es  lluuio 
fo  y no  al  renes,  como  el  vulgo  piéfa,q  el  inuierno  es  ca- 
liente, y el  verano  frió.  El  mifmo  yerro  es,  poner  la  dife- 
rencia que  ponen  entre  la  fierra  y los  llanos  de!  Piru:  Di- 
zen, que  quando  en  la  fierra  es  verano,  enlos  llanos  es  in- 
uierno , que  es  Abril,  Mayo  Junio  Julio , Agofto.  Por- 
que entonces  la  fierra  goza  detiempo  muy  fereno,  y fon 
los  Soles  fin  aguaceros,  y al  mifmo  tiempo  en  los  llanos 
ay  niebla,  y la  que  llama  gariia,  que  es  vna  mollina,©  hu- 
midad 


Ltbro  Segundo»  s$ 

tnldad  muy  manfa , con  quefe encubre  él  So!,  Masco- 
m o edá  di cfao,  verano  c i tuneen o por  la  vezindad,o  apar 
tamiento  del  Sol,  fe  han  de  determinar;  y liendo  afsi  que 
en  todo  el  Pira  a fsi  e níi er  r a co m o e n i 1 an  o sav n m i ím  o 
tiempo  íe  accrca,y  alex a el  Sol  ,no  ay  razón  ,para dezir 
que  quando  es  verano  en  vna  parte , es  en  la  otra  inuier- 
no . Aunqueen  edo  de  vocablos  no  ay  para  quedeba- 
tir,  llámen  lo  como  q uiíieren,  y digan  que  es  verano5qua 
do  no  llueue,aunque  hagamas calor, poco  importa.  Lo 
qu  e i mpo  rta  es,  faber  la  verdad,  que  edad  eclarada , q ue 
ilo  fíempre  fe  ájanlas  aguas  , conacercarfcmasclSoL 
Antesen  la  Tórrida  Zona  es  ordinario  lo  contratio. 

CyíT.  <5.  Que  h T* orrida  tiene  gran  abundancia 
de  aguas jpaftoSy por  mas  que  jírtflo* 
teles  lo  niegue. 

SE  G V N lo  que  edá  dicho  ,bicnfepucdeentcnder, 
que  la  Tórrida  Zona  tiene  agua,  y no  es  leca, lo  qual 
es  verdad  en  tanto  grado , que  en  muchedumbre,  y tura 
de  aguas  haze  ventaja  a las  otras  regiones  de  el  mundo, 
faluo  en  algunas  partes , que  ay  arenales,  o tierras  desier- 
tas y yermas, como  tambié  acaece  enlas otras  partes  del 
mundo . Delasaguas  del  cieloya  fe  ha  modrado,  que 
rienecopia de  lluuias, de nieues, de  efcarchas,  que  cípc- 
cialmenteabundáenlaprouinciadelPiru.  Delasaguas 
de  tierra,  como  fon  rios, fuentes,  arroyos, pozos,  char- 
cos, lagunas,  no  fe  ha  dicho  hada  aora  nada,  pero  liendo 
ordinario  refponderlas  aguasdeabaxo  alas  de  arriba, 
bien  fe  dexa  también  entender,que  las  aura.  Ay  pues  ta- 
ta abundancia  de  aguas  manantiales  , que  no  le  hallara, 
que  el  vniuerfoténga  mas  rios,  ni  mayores,ni  maspanta- 
nosy  lagos.  Lamayorpartedela  America  por  eda  de- 
maíiade  aguas  no  fe  puede  habitar,  porque  los  rios  con 

G los 


Si  If 


fi  i 4 


■ ! ; ' : 1 


94  De  h Htflom  Natural  de  Indias 

los  aguaceros  de  verano  falembrauarnénte  de  madre, yY 
todo  ló  desbaratan,  y diodo  delos  pantanos  y atolla- 
deros  por  infinitas  partes  no  confíente  pa  fiar  fe.  Por  efib 
los  que  moran  cerca  de  el  Paraguay,  de  que  arriba  he- 
dimos mención , en  fíntiendo  la  creciente  de  elrio,  antes 
que  lieguede  auenida , fe  meten  en  fus  canoas,  y allí  po- 
nen fu  cafa  y hogar , y por  efpacio  quafi  de  tres  me  fes  na,- 
dando  guarecen  fus  perlonas.y  hatillo*  En boluiendo a 
fu  madre  cirio,  también. ellasvbueiuen  a fus  moradas, 
que  aunno  eftan  de  el  todo  enxutas  . Es  tal  lagrandeza 
dcíle  rio  , que  Ufe.  juntan  xmvno  cl  Nilo,  y Ganges , y 
Eufrates,  no  le  llegan  conmucho . Pues  que  diremos 
de  el  Rio  Grande  delaMagdalena,  que  entra  enla  mar 
entre  Sanda  Marta  y Cartagena'  y que  con  razonle  lla- 
man el  Rio  Grande  ? quando  naucgaua  por  alli , me  ad- 
mire) ver  , que  diez  leguas  la  mar  adentro  hazia  clarifsi-: 
ma  feñaldefuscorrientes,  que  fin  duda  toman  de  ancho 
dos  leguas  y mas , no  pudiéndolas  vencer  alli  las  olas,  é 
immeniidad  del  mar  Océano.  Mas  hablándofe  dé  Ríos, 
con  razo  n pone  filen  cío  a todos  los  demas,  aquel  gran 
Rio  que  vnos  llaman  de  las  Amazonas,  otros  Marañen, 
otros  el  Rio  de.  Orellana  :al  qual  hallaron*  yn  anegaron 
Ips  nueflros  Efpañolcs,  y cierto  efioy en  duda,  fi  le  llame 
rio , o fi  mar . Corre  eñe  rio  defde  las  fierras  de  el  Piru, 
de  las  qtiales  coge  itnmenfidad  .de  aguas , ele  lluuias , y 
de  ríos  > que  va  recogiendo  en  fí , y pallando  los  grandes 
campos  y Manadas  delPuytiti,y  del  Dorado , y de  las  A? 
mazonas,  fale  en  final  Océano^  y entra  en  el  quafi  frorn 
tero  de  las  Islas  Margarita,  y Trinidad.  Pero  varan  e He- 
didas fus  riberas  efpccial  en  el  pofirer  tercio,que  haze  en 
medio  muchas  y grandes  Idas  y lo  que  parece  increy- 
4 ble,  yendo  por  medio  de  el  rioiivp  miran , los  que  miran 
fino  cielo  y rio,  aun  cerros  muy  altos  cercanos  a fus  ribe- 
ras diz  en  ¿ que  fe  les  encubren  con  la  grandeza  de  el  rio* 

' v Lai 


Libro  Segundo'. 


9f 


La  anchura  y grandeza  tan  marauillofadeeík  Rio,  que 
jucamente  fe  puede  llamar  Emperador  de  los  Ríos,  fu» 
pímos  la  de  buen  original,  que  fue  vu  hermano  de  nue* 
ftra  compañía  queíiendo  mópo  le  andado,  y nauego 
todo  hallandofe  a todos  los  fu  ce  fío  s de  aquella  eftraña 
entrada,  que  hizo  Pedro  de  Orfua , y a los  motines  y he? 
chos  tan  peligrofosde-elperuerfo  Diego  de  Aguirre,de 
todoslos  quales  trabajos  y peligros  le  libró  el  Señor,  pa^- 
ra  hazerie  de  nueftra  compañía.  Tales  pues  fon  los  ríos, 
que  tiene,  la  que  llamanTorrida/eea  y quemada  región*, 
a la  qual  Ariftoteiesy  todos  los  antiguos  tuuieró  por  po- 
bre y falta  de  aguas  y palios.  Yporquehe  hecho  men* 
cion  del  rio  Marañon , en  razón  de  moflrar  la  abundan- 
ciade  aguas,  que  ay  en  la  Tórrida,  pareceme,  tocar  algo 
dé  la  gran  laguna , que  llaman  Titicaca,  la  qual  cae  en  la 
prouinciadei  Gollao  en  medio  deila.  Entran  en  cíle  lar 
gomas  dediez  rios  y muy  caudales : tiene  vn  folodefa» 
gnadero , y^fle'ínO'-mQy^rarrde^aunqiie  a loque  dizen, 
cshondifsimo:  en  el  qual  noespofsible,  hazer  puente, 
por  la  hondura  y anchura  del  agua,  ni  fe  paila  en  barcas, 
por ia  fu  ria  déla  corriente  fegun  dizen.  PaíTafe  con  nota- 
ble artificio  próprío  de  Indios , por  vna  puente  de  paja 
echada  fobrelá  miftria  agua,  que  por  fer  materia  tan  li- 
uiana , no  fe  hunde  , yies^affaje  nuiy  feguro  y muy  fácil. 
Boxala  dichalaguna  quafi  ochenta  leguas,  el  lago  ferá 
quafi  de  rreynta  y cinco,  el  ancho  may  or  ferá  de  quinze 
leguas, tiene  Islassq&ñtigliáhfere  fchabitafod,y  labrará, 
aora  cífá  d'efiertas ‘Oria  gfá  copia  de  vn  genero  de  junco, 
q llama  los  Indios  Totora,deía  qual  fe  firuen para  mil  co- 
fas,porq  escomida  para  puercos  s y para  cauallos,  y para 
lósmiímo  s ho  b r £ s:  y'd  e 1 1 á h a z é c a fa  y fu  eg  o ,y  ba  rc  o,y  q u a 
to  es  menefférítátó  tóilálos  Vros  en  fuTotora.Son  efíos 
Vros  tan  brntaíes,  q ellos  mifmos  no  fe  tiene  por  hóbres. 
Cuentaíe  aellas , que  preguntados  qu  e ge  nte  eran , ref* 
f ‘ r G % pon- 


$6  De  la  Htftoria  Natural  de  Indias; 
pondiero,  que  ellos  no  eran  hombres  fino  Vros,  como  fi 
fuera  otro  ¿ñero  de  animales . Halláronle  pueblos  en* 


teros 


acae- 


cíales,Itu  arfe  de  allí, y mudar  fe  todo  vn  pueblo  a>otro  fi- 
tio>y  afstbufcando  oy,  adonde  eftauanayer,  no  hallarfc 
i-aftrodelios  ni  de  fu  pueblo.  Defta  laguna auiéndb  cor- 


laguna  menor,  que  llaman  de  Paria,  y tieneefta  también 
Iusísletasvy  no  fe  le  labe  defaguadéro.  Píenfanmuchos* 
quecorre  por  debaxo  de  tierra,  y qne  va  a dar  en  el  mar 
del'Sur,  y traen  por  cotó^uenck:vn  bra^o  & rio , que 
ik'vecentraren:lkn^rdemiryeerca,Jiu&betTÍuiQrigeni 
Yo  antes  creoi  que  las  aguas  defta  laguna  fe  refuelüen  en 
lamifmac  on  el  So  K . Bafte  efta?digrefsion , p ara  qu  econ- 
fíe-,  qu anfin  razón, condenaron  los antigu os  ala  región; 
'M‘ediaíporfólfca:dfc'agua¿-,ffendo,y.erdadiqutarsidel'cie^ 
;foxomo..delifttt^a^^ecDpioiifsimasiaguas¿. 


:)r  '¿  'dé: 

’ ^ ''opm$;quando  mas^Jldyjlbíanta.aguasy, 
y dentradellos  alreues  quando 
-i~ejfa.mas:cercaL 


■ rf  •'  u 

í Jes  * 


E KSr&N  p 0 muchas  vezesTConatencíbn  , de  ^ 
cató  proceda  , lerl^l^ 

Ec  dicho  , desBaziendb  ef  engaño  dé  los  antiguos  ,-  no  fe 
me  ha  ofrecido  otra, -fino  es, que  la  grafueryaique  e!  Sol 
tiene  enellá,  atrae^y íeuanta  grandifsima  copia  de  vapo- 
res-de todo  el  Océano,  que  eft  áíalütanefténdidb  ,.yjun- 
tamente  con  léuanrar  mucha  copiadé  vapores,  co'gran- 
^ísima  preftezaiiós  désliaze , y bueluecnlliuuas . Que 

pro 


Libro  Segundo,  §7 

pro  uc  n ga  n la  s Ilu  u i as  y a gua  c ero  s d c 1 b r auifsimo  ard  or, 
prueuafe  por  müchasy  manifieftas  experiencias.  La  pri- 
mera es  la  que  ya  he  dicho,que  el  llouer  enella  es  al  ti  y m 
po  que  los  Rayos  hieren  masdercchos,y  por  elfo  mas  re 
zios : y quando  el  íol  ya  fe  aparta, y fe  va  templando  el  ca 
lor,  no  caen  lluuias  ni  aguaceros.  Según  ello  bien  fe  infíe 
re, que  la  fuerza  poderofa  del  Sol,  eslaquealli  caufa  las 
lluuias.  Iten  fe  ha  obferuado,  yes  afsienelFiru  > y en  la 
nueuaEfpaña,que  por  toda  la  región  Tórrida, los  agua- 
ceros  y lluuias  viene  de  ordinario  defpues  de  medio  día, 
quando  ya  los  rayos  del  Sol  han  tomado  todá  fu  fuerza, 
por  las  mañanas  por  marauilla  llueue,  por  lo  qual  los  ca- 
minantes tienen  auifo,  de  falir  temprano,  y procurar, pa- 
ra medio  diatener  hecha  fu  jornada,  porqlo  tienen  por 
tiempo  feguro  de  mojarle:  ello  faben  bien  Jos.’que  han 
caminado  en  aquellas  tierras.  También  dizé  algunos  pía 
ticos,  que  el  mayor  golpe  de  lluuias  es,  quando  la  Luna 
eftá  mas  llena.  Aunq  por  dezir  veidad^  yo  no  he  podido 
hazerjuyzío  bailante  defío,  aunque  lo  he  experimétado 
algunas  vezes.  Afsiqel  año,  y el  día,  y el  mes  todo  da  a 
entenderla  verdad  dicha,  q el  exceífo  de  calor  en  la  Tór- 
rida caufa  las  lluuias.  La  mifma  experiécia  énféñalo  pro 
prio  en  cofas  artificiales , como  las  alquitaras,  y alambi- 
ques  que  facan  aguas  de  yeruas  o flores,porq  la  vehemeii 
cia  del  fuego  encerrado  leuanta  arriba  copia  devapores, 
y luego  apretándolos  por  no  hallar  falida,  los  buelue  en 
agua  y licor.  La  mifma  Philofophía  paila  en  la  plata,  yo- 
ro,  q fe  faca  por  azogue,  porque  íi  es  el  fuego  poco  y fío- 
xo, no  fe  faca  quafi nada  del  azogue:  fíesfuerte,euapo- 
ra  mucho  el  azogue , y topando  arriba  con  lo  que  llama 
fombrero  luego  fetorna  en  licor, y gotea  abaxo.  Afsi  que 
la  fuerza  grande  del  calor,  quando  halla  materia  apare- 
jada , haze  ambos  efedos,  vno  de  leuantar  vapores  arri- 
ba, otro  de  derretirlos  luego  y boluerlosen  licor,  quan- 

G 3 do 


5>$  De  la  Hi/loria  Natural  de  Indias 

do  ay  eftoruo,para  confutnillos  y gaftallos.  Y aunque  pa 
rezcan  cofas  contrarias,  queelmifmo  Sol  eaufelas  Hu- 
masen la  Tórrida, por  eftar  muy  cercano, y el  mifmo  Sol 
las  cau fe  fuera  delta  , por  eftar  apartado , y aunque  pare- 
ce repugnante  lo  vno  a lo  otro  pero  bien  mirado  no  lo 
es  en  realidad  de  verdad.  Mil  efe&os  naturales  proce- 
den  de  caufas  contrarias  por  el  modo  diuerfo . Ponemos 
afecarla  ropa  mojada  al  fuego  , qcaliéta,  y tábienalay- 
fc,qenfna.  Los  adobes  fe  fecan,  y quajancon  el  Sol , y 
co  el  yelo.  El  fueño  fe  prouoca  co  exercicio  moderado» 
íi  es  demaíiado  ,’y  fí  es  muy  poco  o ninguno  quita  el  fue- 
llo. El  fuego  fino  le  echan  leña  fe  apaga, íi  le  echan  dema 
fiada  leña  también  fe  apaga , ir  esproporcionada  fuften* 
tafe  y crece.  Para  ver,  ni  ha  de  eftar  la  cofa  muy  cerca  de 
los  ojos.-ni  iéuy  lexos:  en  buena  diftancia  fe  vee í en  de* 
m aliada  fe  pierde , y muy  cercana  tampoco  fe  vee.  Si 
los  rayos  deiSol  fon  muy  ílacos,  no  leuantan  nieblas  de 
1 ostias  , frfott  muy  rezios  , tan  prefto  como  leu antari 
vapores,  los  deshaz  en,  ya fsi  el  moderado  calor  los  le* 
U a nt  a , y l o s co  nfer  u a . Po  r elfo  cofa  mu  nte  ni  fe  les* 
uantan  nieblas  de  noche  nial  mediodía,  fino  a-la  ma- 
ñana, qíiando  va  entrando  mas  el  Sol  . A efte  tono 
ay  otros  milexemplos  de  cofas  naturales  , que  fe  veen 
proceder  muchas  vexes  de  caufas  contrarias.  Por  don- 
de no  deuemos  marauillarnos,  que  el  Sol  con  fu  mu- 
cha vezindad  leñante  plumas,  y eon-í¡u  mucho  aparta- 
miento también  las  mueua,  y que  fiendo  fnprefencia 
moderada  ni  muy  lexos»  ni  muy  cerca,  ñolas  confien- 
ta.  Pero  queda  todavía  gana  de Inquirir,  porque  ra- 
zon  dentro  de  la  Tórrid  a caufa lluuias  la  mucha  vecin- 
dad de  el  Sol,  y friera  de  la  Tórrida  las  caufa  fu  mu- 
cho apartamiento.  A quantO’  ya  al  en  neo,  la  razón  es, 
porque  fuera  de  los  Trópicos  en  el  inuierno  no  tiene 
uuufuerca  el  calor  del  Sol,  que  baile  acoafumir  los 


í Libro  Segundo,  i 

vapores , que  fe  leuantan  de  la  tierra  y mar : y afsi  eftos 
vapores  fe  juntan  en  la  región  Fría  de  el  ayre,  en  gran 
copía, y con  el  mifmo  fno  fe  aprietan  , y efpeíFan  , y 
conefto  como  exprimidos,  o apretados  febueluen  en 
agua.  Porque  aqueltiempo  de  inuierno  el  Sol  eftále- 
xos  r y los  dias  fon  cortos',  y las  noches  largas,  lo  qual 
todohaze  , para  que  el  calor  tenga  poca  fuerza.  Mas 
quando  fe  va  llegando  el  Sol,  a los  que  eftanfuera  de 
los  Trópicos,  que  es  en  tiempo  de  verano,  es  ya  Ja  fuer- 
za de  el  Sol  tal , que  juntamente  leuanta  vapores  , y 
confume,  ygafta  ,y refuelue  losmifmos  vapores,  que 
leuanta*  Parala  fuerza  del  calor  ayuda  fer  el  Sol  mas 
cercano  , y los  días  mas  largos.  Mas  dentro  de  los  Tro-? 
picos  en  la  región  Tórrida  el  apartamiento  del  Sol  es  1 
ygual  a la  mayor  prcfencia  cíe  cílotras  regiones  fuera  * 
dellos,  y afsi  por  la  mifma  razón  no  llueue,  quando  el 
Sol  eftámas  remoto  en  la  Tórrida  , como  no  llueue, 
quando  eftámas  cercano  alas  regiones  defuera  della, 
porque  eífá  cnygual  diftancia , y afsi  caufa  el  mifmo  efe- 
do  de  ferenidad . Mas  quando  en  la  Tórrida  llega  el  Sol 
alafumma  fucrca,  y hiere  derecho  las  caberas,  no  ay 
ferenidad,  ni  fequedad,[como  parecía  que  auia  de  a- 
ucr-,  fino  grandes  y repentinas  lluuias.  Porque  con  la 
fuerza  cxcefsiua  de  fu  calor,  atrae  y leuanta  quaíi  fu- 
bito  granaifsima  copia  de  vapores  de  la  tierra  y mar 
Océano,  y fiendo  tanta  la  copia  de  vapores,  no  los di- 
(ipando  ni  derramando  el  viento,  con  facilidad  fe  der- 
riten , y caufan  lluuias  mal  fazonadas . Porque  la  vehe- 
mencia exceísiua  del  calor  puede  leuantar  de  prefto 
tantos  vapores,  y no  puede  tan  de  prefto  confumirlos, 
y refoluerlos,  y afsi  leuantados  , y amontonados  con 
fu  muchedumbre  fe  derriten,  y bueluen  en  agua.  Lo 
qual  todo  fe  entiende  muy  bien  con  vnexcmplo  ma- 
nual. Quando  fe  pone  a alfar  vn  pedazo  de  puerco, 

G 4.  o de 


loo  Déla  Hijtoria  Natural  de  Indias 

o de  carnero , o de  ternera , fi  es  mucho  el  fuego , y eftá 
muy  cerca , vemos  que  fe  derrite  la  groífura , y corre , y 
gotea  en  el  fuelo,  y es  la  caufa,  que  la  gran  fuerza  del  fue 
go  atrae,  y Ieuanta  aquel humory bahosdela carne;  y 
porque  es  mucha  copia  no  puede  refoluella , y afsi  difti- 
Ja,  y C3e  mas.  Quando  el  fuego  es  moderado,  y lo  que  fe 
alfa , eftá  en  proporcionada  diftancia , vemos  que  íe  áíTa 
la  carne,  y no  corre  ni  deftila, porque  el  calor  va  con  mo- 
derado Tacando  la  humidad , y con  la  mifma  la  va  c ofu* 
raicndo  y refoluiendo.  Por  eífo  los  que  vían  arte  de  Co- 
zina,  mandan  que  el  fuego  fea  m o dera do,y  lo  que  fe  aífa 
no  eftémuy  lexos,  nldemaíiado  de  cerca  , porque  no  f¿ 
derrita.  Otro  exemplo  es  en  las  candelas  de  cera,  o de  fe 
jbo,  q fi  es  mucho  el  pauilo,  derrite  el  febo  o la  cera , por 
que  no  puede  gaftar,  lo  que  Ieuanta  de  humor.  Mas  fi  es 
la  llama  proporcionada, no  fe  derrite,  ni  cae  la  cera,  por- 
que la  llama  va  gallando, lo  q va  leuantando . Efta  pues 
(a  mi  pareceres  la  caufa,  porque  en  la  Equioocial  yTor 
rida  la  mucha  fuerza  del  calor  caufe  las  lluuias,  q en  otras 
regiones  fuele  caüfar  la  flaqueza  del  calor. 


C jí § . En  que  manera  fe  aya  de  entender , h 
que  fe  di%e  déla  Tórr  ida  Zona* 

SI  EN  D O afsi  que  en  las  caufas  naturales  y phyficas 
no  fe  hade  pedir  regla  infalible  y Mathematica , fino 
que  lo  ordinario  y muy  commun  elfo  es  lo  que  haze  re-¡ 
gla,  conuiene  entender,  queen  eífeproprio  eftilofeba 
de  rom  arlo  que  vamos  diziendo  ,q  en  la  Tórrida  ay  mas 
tuimidadqueen  eíTotrasregiones,  y queen  ella  Üueue, 
quando  el  Sol  anda  mas  cercano  . Pues  efto  es  afsi  fegun 
lo  miscómunyordinario  5yno  por  elfo  negárnoslas  ex- 
cepciones, que h naturaleza  quifo  dar  ala  regla  dicha, 


Libro  Segundo.  ~ icr 

hacendó  algunas  partes  de  la  Tórrida  fu mm ámente  le- 
cas , como  dé  la  Ethiopia  refiere , y de  gran  parte  dcIPi* 
ru  lo  hemos  vifto,  donde  toda  la  cofia  y tierra  que  llama 
llanos,  carece  de  lluuias, y aun  de  aguas  de  pie,  excepto 
algunos  valles  que  gozan  de  las  aguas,  que  traen  los  rioá 
quebaxande  las  fierras.  Todo  lo  demas  fon  arenales  y 
tierra  efteril , donde  apenas  fe  hallaran  fuentes , y pozos 
(i  algunosay,  fonhondifsimos.  Que  fea  lacaufa,  que  en 
eftos  llanos  nunca  llueue  ( que  es  cofa , que  muchos  pre- 
guntan ) dezirfeba  en  fu  lugar  queriendo  Dios,  folo  fe 
pretende  aora  moftrar,  que  de  las  reglas  naturales  ay  di- 
aerfas  excepciones.  Y afsi  por  ventura  en  alguna  parte 
de  la  Tórrida  acaecera,  que  nollueuá  eftando  el  Sol  mas 
cercano  fino  mas  diftante,  aunque  hafta  aora  yo  no  lo  he 
vifto  ni  fabido , mas  fi  la  ay , aurafe  de  atribuir  a eípeciai 
qualidad  de  la  tierra  fiendo  cofa  perpetua:  mas  íi  vnas  ve 
zes  es  afsi,y  otras  de  otra  manera, ha  fe  de  entender,  que 
en  las  cofas  naturales  fuceden  diuerfos  impedimétos,con 
que  vnas  a otras  fe  embarazan.  Pongamos  exemplo:  po- 
dra fer,  que  el  Sol  caufe  lluuias,  y el  viento  las  eftorue,  o 
que  las  haga  mas  copiofasdeloquefuelen.  Tienen  los 
vientos  fus  prppriedades  y diuerfos  principios , con  que 
obran  diferentes  efeoos , y muchas  vezcscontrariosa lo 
quebrazón,  y curfo  de  tiempo  piden.  Y pues  en  todas 
partes  fuceden  grandes  variedades  al  año  por  la  diuer* 
fidad  de  afpedos  de  los  Planetas , y diferencias  de  poftu- 
ras,  no  ferá  mucho,  que  también  acaezca  algo  deíloeti 
la  Tórrida,  diferente  de  lo  que  hemos  platicado  delta* 
Mas  en  efe&o  lo  quehemos  concluydo , es  verdad  cier- 
ta y experimentada , que  en  la  región  de  en  medio  * que 
llamamos  Tórrida , no  ayla  fe  quedad,  que  penfaronlos 
viejos,  fin  o mucha  humidad,  y que  las  lluuias  en  ella  fon¿ 
guando  el  Sol  anda  mas  cerca* 

C s CAP- 


102  De  la  Hiftoria  TSÍaturalde  Indias 


QjíD.  p.  Que  la  Tórrida  no  es  en  exceJJo  callen* 
te  ¡ fino  moderadamente  cahen te . 


H 


ASTA  aquifehadichodelahumidaddelaTor* 
rida  Zona,  aora  es  bien  dezirde  las  otras  dos  qua- 
lidades , que  fon  calor  y frió  . Al  principio  defte  t ratado 
diximos,  como  los  antiguos  entendieron,  que  la  Tórrida 
era  fecay  caliente  , y lo  vno  y lo  otro  en  mucho  excedo. 
Pero  la  verdades,  que  no  esafsi,  fino  que  es  húmida  y 
calida:  y fu  calor  por  la  mayor  parte  no  es  excefsiuo,íinOf 
templado,  cofa  que  fe  ruuieraporincreyble,fí  no  la  vuiei 
ramos  aífaz  experimentado . Dire  lo  que  me  paíTo  a mi, 
quando  fui  a las  Indias:  Como  auia  leydo,  lo  que  los  PhL 
lofophos  y Poetas  encarecen  de  la  Tórrida  Zona,  eftaua 
perfuadido,  que  quando  liegaííe  a la  Equinocial,no  auia 
de  poder  fufrir  el  calor  terrible:  fue  táal  reues  que  al  mifc 
mo  tiempo  que  la  pafle , fenti  &al  frío , que  algunas  vezeS' 
me  Palia  al  Sol , por  abrigarme , y era  en  tiempo , que  an- 
dauaelSol  fobre  las  caberas  derechamente,  que  es  en 
el  íigno  de  Aries  por  Marpo.  Aqui  yo  confieíTo,  que  me 
rey,  é hize  donay re  de  los  Meteoros  de  Ariftoteles,y  de 
fu  Philofophia,  viendo  que  en  d lugar  y enel  tiempo  que 
conforme  a fus  reglas  auia  de  arder  todo,  y fec  vn  fuego* 
yo  y todos  mis  compañeros  teniamosfrio.  Porque  en  e- 
fcdto.es  afsi,  que  no  ay  en  el  mundo  region¡mas  tem- 
plada, ni  mas  apazible,qucdehaxo  déla  Equinocial.Pe- 
ro  ay  en  ella  gran  diuerfidad,  y no  es  en  todas  partes  de 
fvnjtenor.  En  partes  es  la  Tórrida  Zona  mu  y temblada, 
como  en  Quito,  y los  lian  os  del  Piru.  fcn  partes  muy  tria» 
:omo  enPotoíi , y en  partes  es  muy  caliente  como  en  E* 
[hiopia  , y en  clBrafil,  y en  los  Malucos.  Y fiendo 
:íla  diuerfidad  ciertay  notoria  for^ofohemos deinqui- 
lir  caufa  de  frió  y calor  finios  rayos  de  el  Sol,  pues 


Libro  Segunda.  X03 

acaece  en  vn  mifmo  tiempo  de  el  año, lugares  que  tienen 
lamiíma  altura  y diftanciadePolosy  Equinocial,  fentir 
tanta  diuerfídad,  que  vnosfeabrafandecalor,  y otros 
no  fe  pueden  valer  de  frió,  otros  fe  hallan  templados  con 
vn  moderado  calor.  Platón  ponía  fu  tan  celebrada  Isla  p Uto  in  rimes 
Atlantida  en  parte  de  la  Tórrida,  pues  dize,  que  en  cier-  er  in  Crit¡¿u 
to  tiempo^  de  el  año  tenia  al  Sol  encima  de  íi,  con  todo 
effo  dize  della,  que  era  templada  abundant  e y rica.  PIU 
nio  pone  ala  Taprobana,  o Samatra  que  acra  llaman  de 
baxo  de  la  Equinocial,  como  en  efedlolo  eílá,  la  qual  no 
folo  dize , que  es  rica  y pr  pipera , fino  también  muy  po- 
blada de  gente  y de  animales . De  lo  qual  fe  puede  en- 
tender, que  aunque  los  antiguos  tuuieron  por  intolera- 
ble el  calor  de  la  Tórrida,  pero  pudieron  aduertir,  que 
no  era  tan  inhabitable,  como  la  hazian.  El  excelentifsi- 
mo  Aílrologo  y Cofmographo  Ptolomeo , y elinfigne 
Philofopho  y Medico  Auicena  atinaió  harto  mejor,pues 
ambos  fíntieton , que  debaxo  de  la  Equinocial  aula  muy 
apazible  habitación. 

C A T.  10.  Que  el  calor  de  la  Tórrida  fe  templa 
con  la  muchedumbre  de  Humas  $ con 
la  breuedad  de  los  días. 

SE  R aísi  verdad  , corno  ellos  dixeron,deípues  que  íe 
hallo  el  nueuo  mundo,  quedó  auerignado  y fin  duda». 

Mas  es  muy  natural,  quando  por  experiencia  fe  auerigua 
alguna  cofa,  que  era  fuera  de  nueílra  opinió,  querer  lue- 
go inquirir , y faber  la  ca  ufa  del  taLfecreto . Afsi  de  fie  a- 
inos  entender, porque  la  región  que  tiene  ai  Sol  mascep* 
cano , y fobre  fi,  no  folo  es  mas  téplada,  pero  en  much  ;s 
partes esfria . Mirándolo  aoraen  commim,  dos cauías 
fon  generales  ; para  hazer  templada  aquella  región.  La 

vna 


104  T)ela  Biftom  Natural  de  Indias 

vnaes,  la  que  eftá  arriba  declarada,  de  fer  región  mas  ha 
mida  y fujeta  a lluuias:  y no  ay  duda  fino  que  la  lluuiare- 
freícá.  Porque  el  elemento  del  agua  es  de  fu  naturale- 
za frió,  y aunque  el  agua  por  la  fuerza  del  fuego  fecaliéi 
ta,  pero  no  dexa  de  templar  el  ardor  , quefecauíarade 
los  rayos  de  el  Sol  puro . Prueuafe  bien  efto,  por  lo  que 
refieren  de  la  Arabia  interior , que  eftá  abrafadifsima  del 
Sol, porque  no  tiene  lluuias, que  templen  la  furia  del  Sol. 
Lasnubeshazen  eftoruo  a los  rayos  del  Sol,  para  que 
no  hieran  tanto,  y las  lluuias  que  dellas  proceden,  tam- 
bién refrefean  el  ayre,  ylatierra,  y lahumedecen, por 
mas  caliente  que  parezca  el  agua  que  llueue,  en  fin  fe  be- 
ve  , y apaga  la  fed  y el  ardor , como  lo  han  prouado  los 
nueftros,  auiendo  penuria  de  agua  para  beuer.  Defuer- 
te que  afsi  la  razón  , como  la  experiencia  nos  mueftran, 
que  la  lluuia  de  fuyo  mitiga  el  calor,  y pues  hemos  ya  af- 
rentado , que  la  Tórrida  es  muy  pluuiofa,  queda  proua- 
do , que  en  ella  mifma  ay  caufa , para  templarfe  fu  calor. 
A efto  añadiré  otra  caufa,que  el  entenderla  bien,  impor- 
tado folo  para  la  queftion  prefente,  fino  para  otras  mu- 
chas, y por  dezirlo  en  pocas  palabras, la  Equinocial  con- 
tener Soles  mas  encendidos , tienelos  empero  masxoia 
tos,  y afsi  íiendo  el  efpacio  de  eTcalor  del  día  mas  brcue, 
y menor, no  enciende, ni  abrafa  tanto:mas  conuiene,que 
efto  fe  declare, y entienda  mas.  Enfeñan  los  maeftros  de 
Sphera,  y con  mucha  verdad  , que  quanto  es  mas^oblij 
qua^y  atrajieflada  la  fubida  de  el  Zodiaco  en  nueftro  He 
mífpherio,  tanto  los  dias  y noches  fon  mas  deíiguales, 
y al  contrario,  donde  es  la  Sphera  reda,  y los  Signos 
fuben  derechos  , alli  los  tiempos  de  noche  y dia  fon 
yguales  entre  íi.  Es  también  cofa  llana, que  toda  región, 
que  eftá  entre  los  dos  Trópicos. tiene  menos  deíigual- 
dad  de  días  y noches , que  fuera  deltas , y quanto  mas  fe 
acerca  a la  Linea,  tanto  es  menor  la  dicha  deíigualdad. 
iV  Efto 


Libro  Segundo.  105 

Éftopor  vifta  de  ojos  lo  hemos  prouado  en  eft as  partes. 
Los  de  Quito,  porqcaendebaxo  de  la  Linea,  en  todo  el 
íáo  no  tienen  di  a m ayor  n i m en  o r,  ni  noche  tápoco , to- 
do es  parejo.  Los  de  Lima, porque  diftan  déla  linea,qua 
(ido z c gradós,echan de  veralgu n a diferencia  de  noches 
y dias,  pero  muy  poca,  porque  en  Dizicbre  y Enero  cre- 
cerá el  dia  corno  vna  hora  aun  no  entera.  Los  de  Potofi 
mucho  mas  tienen  de  diferencia  en  inuierno  y verano, 
[jorqpe  eftan  quafidebaxodcTTropico.  Los  que eftan 
yz  del  todo  fuera  dé  los  Trópicos,  nota  mas  la  brcuedad 
de  los  dias  dé  inuierno , y prolijidad  de  los  de  verano , y 
ranto  mas  quanto  mas  fe  defu ian  déla?  Linea ,-  y fe  llegan 
al  Polo  , y afsi  Germania  y Anglia  tienen en  verano  mas 
¡argos  dias  que  Italia  y Efpaña.  Siendo  eft'o  afsi  como  la 
Sphera  Ib  enfeña,  y la  experiencia  clara  lo  mueftra,  ha  fe 
dé  juntar  otra  propofícion  también  verdadera  , que  pa? 
ra  todos  los  efeélos  naturales  es  de  gran  coníidéracioni 
lapcrfeuer.anciaen  obrar  de  fu  caufa  eficiente . Eft’o  fu* 
puefto,vfi  me  preguntan , porque  la  Equinocial  no  tienc 
tan  rezioscalbrescomo-otrasregiones^poreftiov  exépli 
gratia,  Andaluzia  por  Iu lio  y Agofto,  finalmente  rcfpon* 
dé  re,  que  Tararon  es, porque  Tosdiasdc  verano  fon  mas 
largos  en  Andaluzia, y las  noches  mas  cortas,  y el  dia  co- 
mo esmáltente,  enciende,  la  noche  esdiumida  y fría, y re- 
fiefea.  Y por  elfo  el  Piru  no  fíente  tato  calor, porque  los 
días  de  verano  no  fon  tan  largos, ni  las  noches  tan  cortas, 
y el  calor  del  día  fe  t ie mp  1 a mu  choco n c Ifr  efeo r déla  no 
che.  D onde  los  dias  fon  de  quinze  o diez  y feys  horas, 
con  razón  fiara  mas  calor,  que  donde  fon  de  dozeotre- 
ze  horas,  y quedan  otras  tantas  déla  noche;para  refrige- 
rar. Y afsi  aunque  la  Tórrida  excede  enlá  vezíndad  de  el 
Sol;  excededla  efi  otras  regiones  enla  prolixidad  del  Sol. 
Y es  fegun  razón , que  caliente  mas  vn  fuego,  aunqueíea 
algo  menor , fiperfeuera  mucho,  que  no  otro  mayor,  íi, 

dur&i. 


io  6 T)ela  Hiftaria  Natura!  de  India* 

dura  menos:  mayormente  interpolándole  con frcfcor. 
Pueftas  pues  en  vna  balanza  eftas  dos  propriedades  de  (a 
Tórrida,  de  fer  mas  pluuiofa  al  tiempo  del  mayor  calor, 
y de  tenerlos  dias  mas  cortos,  qui^a  parecerá,  quoygua- 
lan  a otras  dos  contrarias , que  fon , tener  el  Sol  mas  cer- 
cano^ mas  derecho.  Alómenos  tque  no  les  reconoce- 
rán mucha  ventaja. 

Q y/í\  ti.  Que  fuera  délas  dichas  ay  otras  caufas ¿ 
de fer  la  T orrida  templada,  y especialmente 
lay  exudad  del  mar  Océano. 

A S fiendo  vninerfálesy  communes  las  dosproprie 
dades,  que  he  dicho,  a toda  la  región  Tórrida,  y có 
todo  eífo  auiendo  partes  en  ella  que  Ion  muy  calidas , y 
otrastambien  muy  frías,  y finalmente  no fondo  vnoel 
temple  de  la  Tórrida  y Equinocial , fino  que  v.n  miímo 
diniá  aqui  es  calido,  alli  frió,  áculla  templado,  y efto  en 
vn  mifmo  tiempo, por  fuerza  hemos  de  bufear  otras cau- 
íks,  de  dónde  proceda  ella  ta  gran  diuerfídad,  que  fe  ha- 
lla enl  a T orrida.  Penfando  pues  en  eíio  con  cuydado  ha 
lio  tres  caufas  ciertas  y claras,  y otra  quarta  oculta.  Cau 
fas  claras  y ciertas  digo, la  primera  el  Oceano,la  fegunda 
la  pofturayfoiodela  tierra,  la  tercera  la  propriedad  y na 
turaleza  de  díueríbs  vientos.  Fuera  defhs  tres,  qlas ten- 
go por  mtrtifiéfi:as,fófpechó  q ay  otra  quarta  oculta, que 
es  propriedad  dé  lkmifm  a tierra,  q fe  habita, y particulár 
eficacia  é influencia  de  fu  cielo.  Que  no  bailen  las caufás 
generales,  qúe  arriba  fe  han  tratado,  fera  muy  notorio,  a 
quien  confiderare,lo  q paífa  en  díuerfos  cabos  déla  Équi 
nocía! . Manorootapay  gran  parte  del -Rey-no-  del  Preñe 
luán  eftán  en  h Linea,  o muy  cerca,  ypaílan  terribles  ca- 
lores^ la  géte  que  allinace^^  fojo  allí 

que  es  tierra  firm e deíhuda  de  mar,fino  también  en  idas 


Libro  Segundó.  S07 

creadas  de  mar  acaece  lo  proprio.  La  Isla  de  San  Tome 
ftá  en la  Linea,  las  Islas  de  Cabouerdeeilan  cercan  y tic 
,en  calores furiofos, y toda  la  gentetábien  es  negra.  De 
,axo  de  la  mifma  Linea,  o muy  cerca  cae  parte  del  Piru, 

' parte  del  nueuo  Rey  no  de  Granada,  y ion  tierras  muy* 
empladas,yq  quafi  declinan  mas  a frió  que  a calor,  y lá 
;ente  q crian,  es  blanca;  La  tierra  del  Braíil  eííá  enla  mif 
aa  dÜlácia  de  la  Lineaque  elPiru,y  el  Braíil  y todáaque 
[a  coila  es  en  extremo  tierra  calid3,có  eílar  fobre  la  mar 
tel  Norte . Eílotra  coila  del  Piru,q  cae  a la  mar  del  Sur, 
s muy  templada.  Digo  pues*  que  quien  mirare  ellas  di- 
erencias,y  quifíere  dar  razón  dellas,no  podra  cotentar 
e con  Í3s  generales,  que  fe  han  traydo,  para  de  clarar  co 
no  puede  feria  Tórrida  tierra  templada.  Entrelas  cau- 
asefpccialespufe  la  primera  la  mar,  porq  fin  duda  fu  ve- 
.indad  ayuda  a t épíar,  y refrigerar  efcalor,  porque  aunq 
sfalobrefu  agua,  en  fin  es  agua,  y el  agua  defuyofiia, 

' cílo  es  fin  duda . Con  eílo  fe  junta,  que  la  profundidad' 
mmenfa  del  mar  Océano  nada  lugar,  a que  el  aguafe  ef 
aliente  conelferuor  del  Sol?  de  la  manera q fe  eícalien- 
an  aguas  de  ri os.  Finalmente  como  el  Salitre  eonfer  de 
laturaléza  de  Safiirue  para  enfriar  elagua,  afskambierr 
eernos  por  experiencia  , que  el  agua  de  la  mar  reír  efe  a, 

' afsi  en  algunos  puertos  , como  en  el  del  Callao  hemos> 
-filo , poner  a enfriar  el  agua  o vino , para  beuer  enfraf- 
os  o cantaros  metidos  en  la  mar.  De  todo  lo  qnal  fe  in- 
icre,que  el  Océano  tiene  fin  duda  propriedad  de  teplar, 
'refrefear  del  calor  demafiado,por  eífo  fe  fíente  mas  ca- 
br  en  tierra  que  en  mar  cseterisparibus.  Y communmetv 
t lastierras  que  goza  marina  , fon  masfrefeas  quedas  a* 
rartadas delía,  eseteris  paribus corno  eílá dicho . Afsi q 
iédo  la  mayor  parte  del  nueuo  orbe  muy  cercana  al  mar- 
Dceano,  aunq  eílédebaxo  de  la  Tórrida , co  razón  djte- 
nos,q  delá  mar  recibe  grabeneficio,parateplar  fu  caion 


io8  De  la  HiJhriaKatural  Je  Indias 

C A T.  12.  Que  las  tierras  mas  altas  fon  ñus 
frías, y que  fea  la  razón  defio . 

PERO  difcurriendo  m as  hallaremos,  que  en  la  tier 
ra  aunque  efté  en  ygual  diílancia  déla  mar, y en  vno 
mifinos  grados,  contodo  eflo  no  csygual el calor,  finí 
en  vnamuchoy  enotra  poco.  Queíealacaufadefto*n< 
ay  duda , fino  que  el  eftar  mashonda  ,o  dftarmas  leuan 
tada,  haze  que  fea  la  vna  caliente  y la  otra  fria.  Cofa  cía 
ra  es,  que  las  cumbres  de  los  motes  fon  mas  frías,  que  la 
honduras  de  los  valles:  y ello  no  es,  folo  por  aucrmayo: 
repercufsion  de  los  rayos  de  elSol  eníos  lugares  baxos^ 
eoncauos,aunq  efto  es  mucha caufa: fino  q ay  otra  tábie 
yes,  queía  región  del  ayre,qucdiftamasde la  tierra,  3 
eftá  mas  alta,  de  cierto  es  mas  fría.  Hazen  prueua  fufície 
te  defto  las  llanadas  del  Collao  en  el  Piru,  y las  de  Popa 
yan,  y las  de  nueua  Efpaña , que  fin  duda  toda  aquella  ei 
tierra  alta  , y por  eífo  fria,  aunque  eftá cercada  decerros 
y muy  efpuefta  a losrayos  del  Sol.  Pues  fi  preguntamos 
aora,  porq  losllanos  déla  cofta  en  el  Piru  , yen  nueua  Ej 
paña  es  tierra  caliere, y los  llanos  délas  fierras  del  miímc 
Piru,  y nueua  Eípaña  es  tierra  fria,  por  cierto  q no  veo  ,cj 
otra razo  pueda  d arfe, fin  o porquelos  vnos  llanos  fonde 
tierra baxa,y  los  otros  de  tierra  alta,  ti  ier  la  región  Me- 
dia del  ayre  masfr^  la  experie 

cíífpbrqu ¿ o n t e s fe  acercan  mas  a ella, tan 

to  mas  participan  denieue,  y yelo,  y frió  perpetuo.  Per- 
fu  a délo  t a m bien  la  r a z o n,  p o rq  u e fí  a y S pher  a d e fu  ego, 
como  Ariftoteles  y los  mas  Philofophos  ponen , por  an« 
tipariftafishade  Termas  fria  la  región  Media  del  ayre  hu- 
yendo a ella  el  frió, como  en  los  pozos  hondos  vemos  en 
tiempo  de  verano.  PorcíTo  los  Philoíbphos  afirma,  que 
las  dos  regiones  extremas  del  ayre  Suprema  c ínfima  fon 

mas  cali* 


Libro  Segundo.  ro? 

ñas  calidas,y  la  media  mas  fria.  Y fí  efto  es  aísi  verdad  co 
no  realmenteío  mueftra  la  experiencia,  tenemos  otra 
lyuda  muy  principal, para  hazer  templada  4a  Tórrida : y 
ísferporla  mayor  parte  tierra  muy  alta  la  délas  Indias, 

MIena  de  muchas  cumbres  de  montes^que  con  fuvezin- 
lad  refrefean  las  comarcas  do  caen.  Veenfe  en  las  cum- 
ies que  digo  perpetua  nieue  y efcarcha , y las  aguas  he- 
:has  vn  yelo,y  aun  eladas  a vezes  del  todo : y es  de  fuerte 
ú frió  que  alli  haze,  que  quémala  yerua.  Y los  hombres 
r cauallos,quando  caminan  por  alli, fe  entorpecen  de  pu 

0 frió.  Efto  como  he  ya  dicho , acaece  en  medio  déla 
rorrida  : y acaece  mas  ordinariamente,  guando  el  Sol 
inda  por  fu  Zenit.  Aísi  que  fer  los  lugares  de  fierra  mas 
nos  que  los  de  los  valles  y llanosas  cofa  muy  notoria : y 

1 caufa  también  lo  es  harto, que  es  participar  los  montes 
'lugares  altos  mas  de  la  región  Media  del  ayre,  que  es 
rigidifsima . Y la  caufa  de  fer  mas  fria  la  región  Media 
leí  ayre,  también  eflá  ya  dicha , que  es  lanzar  y echar  de 
i todo  el  frió  la  regió  del  ayre , que  eftá  vezina  a la  ígnea 
x al  ación , que  fegun  Ariftoteles,  eftáíobre  la  Sphera 
el  ayre . Y afsi  todo  el  frió  fe  recoge  a la  región  Media 
el  ayre,  por  la  fuerza  de  la  Antipariftafís  que  llaman  los 
ihilofophos.  Tras  efto  íi  me  preguntare  alguno,  íi  el  ay- 

e es  calido  y húmido,  como  fíente  Ariftoteles,  y com-  ¿ ri¡i,  ¿Meo. 
mnmente  dizen,de  donde  procede  aquel  frió  que  fe  re- 
oge  a la  Media  región  del  ayre  ? pues  de  la  Sphera  del 
regó  no  puede  proceder , y íi  procede  del  agua  y tierra, 
onforme  a razón  mas  fria  auiade  feria  región  Infima,  q 

0 la  de  en  medio : Cierto  que  íi  he  de  refpóder  verdad, 
onfeíTaré,  queefta  objeción  y argumento  mehazetan- 

1 dificultad,  que  quafí  eftoy  por  feguir  la  opinión,  délos 
uereprueuan  las qnalidades  fymbolas  y difymbolas, 
ue  pone  Ariftoteles  en  los  elementos,  ydizen  que  fon 
maginacion . Y afsi  afirman , que  el  ayre  es  de  fu  natu- 

rale- 


itá  T>e  la  JÜiftoria  Natural  de  Indias 

raleza  frió , y para  eílo  cierto  traen  muchas  y grande: 
prueuas . Y dexando  otras  aparte,  vna  es  muy  notoria 
que  en  medio  de  Caniculares  folemos  có  vn  ventalle  ha 
zernos  ayre,y  hallamos  que  nos  refrefea . Defuerte  qu 
afirman  cftos  autores,  que  el  calor  no  es  propriedad  d 
elemento  alguno, fino  de  folo  elfuego,  el  qual  efia efpai 
2 id  o y metido  en  todas  las  cofas , fegun  q el  Magno  Dic 
Eiotyt.c.  i5-  nifíoenfeña.  Pero  agora  fea  afsi,  agora  de  otra  maner 
ii codanitrAr* ^p0rqU-c  no  me  determino  a contradezir  a Ariftoteles , 
no  es  encofamiiy  cierta)  al  fin  todos  conuienen,  en  qu 
la  región  Media  de  el  ayre  es  mucho  mas  fria  que  lalnft 
rior  cercana  a la  tierra , como  también  la  experiencia! 
mueftra : pues  alli  fe  hazen  las  nicues  y el  granizo,  y la  e 
carcha, y los  demas  indicios  de  extremo  frió.  Pues  auier 
:do  de  vna  parte  mar,  de  otra  fierras  akifsimas,por  bafta 
tes  caufas  fe  deuen  eftas tener , para  refrefear , y templ; 
el  calor  de  la  media  región, que  llaman  Tórrida.. 

£ jt  13.  Que  Id  principal  caufa  de  feria  TV* 

rida  templada,  fon  los  vientos  f refeos ./ 

« ; . . • 

• - * 

MA  S la  templanza  defia  región  iprincipalmete  y f< 
bretodo  fe  deue  ala  propriedad  del  viento,  que  e 
ella  corre  , que  es  muyfrefco  y apazible.  Fue  prquidei 
cia  de  el  gran  Dios  Criador  de  todo,  que  en  la  región,  d 
de  el  Soffe  paííea  fiempre,  y con  fu  Riego  parece,  lo  au: 
de  acolar  todo,  allí  los  vientos  nías  ciertosy  ordinarh 
Ríe  fie  hallar  áu  itta  Réteos,  para  que  con  fu  frefeor  fe  reí 
plañe  el  ardor  del  Sol.  No  parece,  que  yuan  muy  fuei 
de  camino, los  que  dixeron,que  el  Parayfo  terreftre  eft; 
va  debaxo  dé  la  Equinocial , fi  no  les  engañarafurazo 
que  para  fer  aquella  región  mllyt  cmplada , les  parecí 
' baftí 


Libro  Segundo»  '•  m 

bítóé! fer  allí  los  dias  y las  noches  yguales , A cuya  o-Vey¿t4  (S 
píníon  otros  contradixeró,  y el  famofo  Poeta  entre  ellos  *' 
ámmdoi 

Y aquella  parte 

Eftaftempre  deVnSolbrauo  encendida , 

Sin  que  Juega  jamas  della feaparte. 

Yno  es  la  frialdad  déla  noche  tanta,  que  bañe  pori! 
ola  a moderar,  y corregir  tan  brauos  ardores  de  el  Sol, 

\fsi  que  por  beneficio  del  ayre  frefeo  y pazible  recibe  la 
tórrida  tal  templanza,  que  íiendo  para  los  antiguos  mas 
juehorno  de  fuego,  fea  para  los  que  agora  la  habitan* 
iiasquePrimauera  delcytofa.  Yqueeftenegociocon* 
ifta principalmente  enlaquaiidad  del  viento, prueuaíc 
on  indicios  y razones  claras . Vemos  en  vn  mifmo  di- 
na vnas  tierras  y pueblos  mas  calientes  que  otros,  fofo 
or  participar  menos  del  viento  querefreíca.  Yafsi  o- 
ras  tierras  donde  no  corre  viento , o es  muy  terreftre  y 
brafado  comovn  buchorno  , fon  tanto  Fatigadas  de  ei 
alor , que  eftar en  ellas ,es  eftar  enhorno  encendido, 
ales  pueblos  y tierras  ay  no  pocas  en  el  Braíil,  en  E- 
liopia,  en  el  Paraguay , como  todos  faben,  y loquees 

las  deaduertir,  nofolo  en  las  tierras,  fino  en  las  mif  7 ^ 

tas  mares  fe  veen  eftas  diferenciasclarifsimamente^  Áy  \ 
tares,  que  íienten  mucho  calor , como  cuentan  de  el  de" 
lo^ambique  ,y  del  de  Ormuz  alia  en  lo  Oriental,  y en 
1 Occidental  elmardePanama,quepor  e fío  cria  Cay» 
ianes , y el  mar  del  Braíil . Ay  otros  mares  y aun  en  los 
ifmos  grados  de  altura  muy  frefeos , como  es  el  del  Pi- 
li ene! qualtuuimos frió, como  arriba c-onte, quádo le 
luegamos  la  vez  primera, y efto  íiédó  enMai  ^o,quádo 
Sol  anda  por  cima.  Aquí  cierto  dode  el  cielo  y el  agua 

H 2 fon 


122  T)e  la  f-HftoriaNaturalde  Indias 
fon  de  vna  mifma  fuerte,no  fe  puede  penfar  otra  cofa  de 
tan- oran  diferencia,  fino  la  propriedad  del  viento,  que  o 
refrefea,  o enciende.  Yfi  feaduiertebien,eneftacon- 
fideracion  de  el  viento,  que  fe  ha  tocado, podranfe  fatif- 
fazer  por  ella  muchas  dudas,  que  con  razón  ponen  mu- 
chos, que  parecen  cofas  eftrañas  y marauillofas.  Esa 
faber  , porque  hiriendo  el  Sol  en  la  Tórrida,  yparticu- 
krrnente  en  el  Piru,  muy  mas  rezio  que  por  caniculares 
en  Efpañá^con  todo  ello  Té  defienden  del  con  mucho 
menor  reparo,  tanto  que  con  la  cubierta  de  vna  eftera,o 
de  vn  techo  de  paja , fe  hallan  mas  reparados  del  calor,  q 
en  Efpaña  con  techo  de  madera,  y aun  de  boueda?  Item 
porque  en  el  Piru  Us  noches  de  verano  no  fon  calientes, 
ni  congoxofas,corao  en  Elpaña?  Item  porque  en  ias  mas 
altas  cumbres  de  la  fierra,  aun  entre  montones  de  nieue, 
acaece  muchas  vezcsjiazer  calores  intolerables?  Por 
qúéeñTóda  la  pr  ouincía  del  Colílo  eftando  a la  fombn 
por  ñaca  que  fea,haze  frió,  y en  faliendo  della  al  Sol,lu.e 
gofe  fíente  excefsiuo  calor?  Item  porque  fíendo  toda  h 
cofta  de  el  Piru  llena  de  arenales  muertos,  con  todo  eíf< 
es  tan  templada?  Item  porque  diftandoPotofídelaciu 
dad  de  la  Plata  folas  diez  y ocho  leguas,  y teniendo  lo 
mifmos  grados,  ay  tan  notable  diferencia , que  Potofi  e 
frioidifsima,  efíeril,  y feca:  la  Plata  al  cótrario  es  templa 
da°,  y declina  a caliente , y es  muy  apazible,  y muy  fertí 
tierra?  En  efe  ¿lo  todas  eftas  diferencias  y eftrañezas,  c 
viento  es  , el  que  principalmente  las  caufa.  Porquee 
¿Hlañdo  el  beneficio  del  viento  írefeo , es  tan  grande  ( 
ardor  del  So! , que  aunque  fea  en  medio  de  nieues  abtí 
fa:  en  boluiendo  el  frefeor  del  ayrc,  luego  fe  aplaca  tod 
el  calor,  por  grande  que  fea.  Y donde  es  ordinario,  y c 
mo  morador  efte  viento  frefeo,  no  confíente,  que  los  h 
inos  terrenos  y grueífos,  que  exala  la  tierra,  fe  junten, 
caufen  calor  y congoxa : lo  qual  en  Europa  es  al  renes, 

Pc 


Libo  Segundo,  u$ 

por  cftos  humos  déla tierra, q queda  como  quemada  del 
Sol  del  día, fon  las  noches  tan  caliétcs  y peía  das  y congo 
xofas , y afsi  parece,  que  Tale  el  ayre  muchas  vezes  como 
de  vnabocadevnhorno.  Porlamifma  razo  ene!  Firu  el 
frefeor  del  victo  haze,q  en  falcando  de  los  rayos  del  Sol, 
con  qualquier  fombra  fe  lienta  frefe o . Otroft  en  Euro-  ° 
paeltiepo  mas  apazible  y fuaueeneleftio  es  por  la  ma- 
ñanica. Por  la  tarde  es  el  mas  rezio  y pelado.  Mas  en  el 
Piru  y en  toda  la  Equinocial  es  al  contrario,  queporccí- 
far  el  viento  déla  mar  por  las  mañanas  , y leuantarfeya 
que  el  Sol  comien^aaencumbrar,  por  elfo  el  mayor  ca- 
lor fe  fíente  por  las  mañanas,  baña  que  viene  fa  virazón 
que  llaman,  o marca,  o viento  de  mar,  que  todo  es  vno, 
que  comienza  a fentirfe  frefeo.  Defto  tullimos  experié- 
cia  larga,  el  tiempo  que  eftuuimos  en  las  Islas,  que  dizen 
de  Barlouento , dóde  nos  acaecía  fudar  muy  bien  por  las 
mañanas,  y al  tiempo  de  medio  dia  fentirbuen  frefeo, 
por  foplar  entonces  la  brifa  de  ordinanrio , que  es  vien- 
to apazible  y frefeo. 

C JÍ  T.  14.  Que  en  la  región  de  la  Equinocial fe 
Vine  Vida  muy  apacible. 

SI  guiaran  fu  opinión  por  aqui,  los  que  dizen,  que  ef  Biucslíb.i^de 
Parayfo  terrenal  eftá  debaxodela  Equinocial,  aun CiuiLc.zi, 
parece,  que  lleuaran  algún  camino.  No  porque  me  de- 
termine y o,  a que  eftá  allí  el  Parayío  de  deleytes,  que  di- 
ze  la  eferitura,  pues  feria  temeridad, afirmar  eífo  por  co- 
fa cierta.  Masdigolo,  porque  íi  algún  Parayfo  fe  puede 
dezir  en  la  tierra,  es,  donde  fe  goza  vn  temple  tan  fuaue 
y apazible.  Porque  para  la  vida  humana  no  ay  cofa  de 
ygualpcfadumbre  y pena,  como  tener  vn  cielo,  y ayre 
contrario,  y pefado , y enfermo , ni  ay  cofa  masguftoía  y 

H 3 apa- 


^$4  De  la  Jüifloria  Natural  de  Indias 

apazibte,  que  gozar  de  el  cielo,  y ayre  fuaue,  fano,  y alé- 
gre.  Eílá  claro,  que  de  los  elementos  ninguno  participa- 
mos mas  a menudo;  ni  mas  en  lo  interior  de  el  cuerpo, 
que  el  ayre.  Efte  rodea  nueftros  cuerpos : efte  nos  entra 
en  las  mifmas  entrañas,  y cada  mométo  viíita  el  cora^ó^ 
* y afsi  le  imprime  fus  propiedades . Si  es  ayre  corrupto,, 
en  tantico  mata:  Si  es  faludable , repara  las  fuerzas,  fi- 
nalmente Tolo  el  ayre  podemos  dezir , que  es  toda  la  vi- 
da de  ios  hombres.  Afsi  que  aunque  aya  mas  riquezas,  y 
bienes,  íi  el  cielo  es  deííabrido,  y mal  fano,  por  fuerza  fe 
ha  de  biuir  vida  penofa,y  difguílada.  Mas  íi  el  ayre  y cie- 
lo es  faludable,  y alegre,  y apazible , aunque  no  aya  otra 
riqueza  da  contento,y  plazer.  Mirando  la  gran  templan- 
za y agradable  temple  de  muchas  tierras  de  Indas,  don- 
de ni  fe  fabe,  que  es  inuierna  que  apriete  có  frios,  ni  eftio 
que  congoxe  con  calores : donde  con  vna  eftera  fe  repa- 
ran de  qualefquier  injurias  del  tiempo : donde  apenas  ay 
que  mudar  vellido  en  todo  eí  año:  Digo  cierto,  que  com- 
liderando  efto,  me  ha  parecido  muchas  vezes,  y me  lo 
parece  oy  dia , que  íi  acabaífen  loshombres  coníigo , de 
defenlazarfe  délos  lazos  q la  codicia  les  arma , y fi  fe  de- 
íengañaíFen  de  preteníiones  inútiles  y pefidas , fin  duda 
podria  viuir  en  Indias  vida  muy  defcanfada  y agradable* 
Porque  lo  que  los  otros  Poetas  cantan  de  ios  campos  E- 
fyfeos,  y déla  famofa  Tempe,  y lo  que  Platón  o cuenta, o 
finge  de  aquella  fu  Isla  Atlantida , cierto  lo  hallarían  los 
hombres  en  tales  tierras,  íi  con  generofo  coracon  quiíief 
feo  antes ferfeñores,  que  no  efclauosde  fu  dinero  y co- 
dicia. De  las  qualidadesde  la  Equinocial,  y del  calor,  y 
frío  ,fequedad  ,v  iluuias , y de  las  califas  de  fu  templan- 
za, bailara  lo  que  fe  hahafta  aqui  difputado  . El  tratar 
mas  en  particular  de  las  diueríidades  de  vientos,  y aguas 

y tier- 


Fin  del  fecundo  libro , 


Libro  Segundo»  stj 

y tierras , Item  de  los  metales  , plant as  9 y animales  9 que 
de  ay  proceden  5 deque  en  Indias  ay  grandes  ymaraui- 
llofasprueyas,  quedara  para  otros  libros.  A eñe  aun* 
que  breuefla  dificultad  délo  que  fe  ha  tratado., 
le  hara  por  ventura  parecer 
prolixo. 


JVVE<KTEKCIJ 

alLeBor., 

ADuiertefeal  LeBor , que  los  dos  libros  preceden» 
tes  fe  efertuieron  en  LatineJfandoyo  en  el  Diru , y 
afsi  hablan  de  las  cofas  de  Indias  como  de  cofas pre » 
fentes.  Defines  adiendo  Venido  a Efpar.a  me  pareáo,  tra* 
¿.unirlos  en  vulgar  , y noquife  mudar  el  modo  de  hablar, 
que  teman  » Deroen  los  libros  cinco figuientes,  por  que  los 
hijeen  Europa, fue forcofo  , mudar  el  modo  de  hablar,  y 
afí  trato  en  ellos  las  cofas  de  Indias  como  de  tierras  y cofas 
aufentes.  D orque  ejfa'vartedad. de  hablar , pudiera  con  ra» 
zf,  ofender  al  Leílor-tme pareció,  aduertirle  de  nueuo  aquL 


*»áWWi»»í 

LIBRO  TERCERO 

DELA  HISTORIA  N A TV  RAL 


Y MORAL  DE  LAS 
INDIAS. 

*** 


C jíT\  i.  Que  la  hiftoriamtural  de  cofas  délas 
Indias  es  apazjbley  deleytofa. 

O D A H I S T O R IANA  T V- 
ralesde  fuyo  agradable  r y aqulen  tiene 
coíideraci 6 algo  mas  Ieuantada,estábié 
prouechofa,para  alabar  al  autor  detoda 
la  naturaleza,  como  veemos,  q lo  liazen 

_ ___  los  varonesfabios y fangos,  mayormen  vfd 

t e D a u id  e n díuer fos  pial mos,  donde  celébrala  excelen- 

cía  deftas  obras  deDios.Y  lob  tratado  délos  fecrct os  del  ° ** 2 * 

hazedor:  y el  mifmo  Señor  largamente  reípondiendo  a 9 * ’41, 

Iob.  Qui  en  h olga  re  de  enrender  v erd  aderos  h ech  os  de 

fía  naturaleza,  que  tan  varia  y abundante  es,  terna  el gu- 

fto  que  da  la  hiftoria  ,.y  tanto  mej  or  hiftoria , quanto  los 

hechos  no  fonpor  trabas  de  hombres  , fino  del  Criador: 

Quien  pallare  adeláte,  y llegare  a entender  las  c a ufas  na- 
turales de  los  efeoos , terna  el  exercicio  de  buena  Philo- 
fophia : Quien  fubiere  mas  en  fu  penfamiento , y miran- 
do al  fummo  y primer  artífice  dé  todas  efías  marauillasv 
goaare  de  fu  faber  y grandeza  > diremos,  que  trataexce- 

H-  $,  lente: 


T>ela  Hiftoria  Natural  Je  Indias 

lente  Theologia.  Afsi  que  para  muchos  buenos  motiuos 
puede  feruir  la  relación  decofas  naturales,  aunque  la  ba- 
xeza  de  muchos  güilos  fuete  mas  ordinario , parar  en  lo 
menos  vtil,  que  es  vn  deífeo  de  faber  cofas  nqeuas , que. 
propiamente  llamamos  curiofídad.  La  relación  de  co-; 
f^s  naturales  de  Indias,  fuera  deífe  commun  apetito , tie- 
ne otro,  por  fer  cofas  remotas,  y que  muchas  dellas,  o las* 
mas  no  atinaron  con  ellas  los  mas  auentaj  ados  maeflros 
defta  facultad  entre  los  antiguos.  Si  defias  cofas  natura- 
les de  Indias  fe  vuieífe  de  efereuir  copiofamenre,y  con  la 
efpeculacion  que  cofas  tan  notables  requieren , no  dudo 
yo,  que  fe  podría  hazer  obra, que  llegaífe  a las  de  Plinio* 
y Theophraílo  ,y  Ariíloteles.  Mas  ni  yo  hallo  en  mi.eíTe 
c^w^dalj-ni  aunque  le  tuulera,  fuera  conforme  a mi  inten- 
to, que  no  pretendo  mas,  de  yr  apuntando  algunas  cofas 
naturales , que  eílando  en  Indias  vi , y coníideré,  o las  oy 
de  perfonas  muy  íide  dignas:  y me  parece, no  eflá  en  Eu- 
ropa tan  communméte  Tábidas.  Y afsi  en  muchas  delías 
paitaré  íucintamente,  o por 
por  pedir  mas  eípeculació , 

C J T.  2.  Te  los  vientos  y fus  diferencias  y proprie* 
dades  y caufas  en  general. 

AV  I E N D O S E pues  en  los  dos  libros  paitados 
tratado , lo  que  toca  ai  cielo  y habitación  de  Indias 
en  general  5 íiguefe,  dezir  de  los  treS'elcmentos,ayre,a-: 
gua,  y tierra,  y los  compueílos  dedos,  que  fon  metales, y 
plantas,  y animales.  Porque  del  fuego  no  veo  cofa  efpe- 
cial  en  Indias , que  no  fea  afsi  en  todas  partes : íi  no  le  pa- 
ree ieífe  a alguno,  que  el  modo  de  tacar  fuego,  que  algu- 
noslndios  vían  fregado  vnospalosconotros, y el  deco- 
zer  en  calabazas  echando  en  ellas  piedras  ardiendo , y o- 

tro$ 


eitar  ya  elentas  por  otros,  o 
de  la  q yo  les  he  podido  dar. 


Libro  ’ÍT ercero*  np: 

trosvfosfemejantes,  eran  de coníideradon , délo quai 
anda  efcrito , lo  que  ay  que  dezir . Mas  de  los  fuegos, 
que  ay  enBolcanes  deludías,  que  tienen  digna  coníi- 
deracion  , dirafe  commodamcnte, quando  ferrare  de 
la  din  eríidad  de  tierras,  donde  elfos  fuegos,  ybolcanes 
fehallan  . Afsi  que  comentando  por  los  vientos,  lo  pri- 
mero que  digo  es,  que  con  razón  Salomón  entre  las  o- 
tras  cofas  de  gran  fciencia  que  Dios  le  aula  dado:,  cuen- 
ta y eílima,elfaber  la  fuerza  délos  vientos,  y fus  .pro- 
piedades, que  fon  cierto  marauillofas.  Porque  vnos 
fon  lluuiofos,  otros  leeos:  vnos  enfermos,  y otros  fanos: 
vnos  calientes,  y otros  fríos,  ferenos,y  tormentofos, 
eílcriles,  y fruófriofos  con  otras  mil  diferencias.  Ay  vien 
tos,  que  en  ciertas  regiones  corren, y fon  como  íeñores 
dellas,  íin  fufrircompetencia  de  fus  contrarios.  Eno- 
tras  partes  andan  a vezes,  ya  vencen  ellos, ya  fus  contra- 
rios,. A vezescorrendiuerfos,  y aun  contrarios  juntos, 
y parten  el  camino  entre  íí , y acaece,  yr  el  vno  por  lo  al- 
to, y el  otro  por  lo  baxo . Algunas  vezes  fe  encuentran 
reziamente  entre  íi  , que  para  ios  que  andan  en  mar,  es 
fuerte  peligro . Ay  vientos,  que  liruen  para  generación 
de  animales,  otros  que  las  deítruyen.  Corriendo  cier- 
to viento  fevee  en  alguna  coila  llouer  pulgas,  no  por 
manera  deencarecer,  lino  que  enefedo  cubren  el  ay- 
re,  y quajanlaplaya  de  la  mar : en  otras  partcsllueuen 
fa pillos . Ellas  y otras  diferencias  , qtiefeprueuan  tan 
ciertas  , atribuyen  communmente  a los  lugares  , por 
do  paífan  eftos  vientos : porque  dizen , que  de  ellos  to  - 
man  fus  qualidades  de  leeos  , o fríos  : o húmidos , o 
calidos  , o enfermos , o fanos,  y afsi  las  demas.  Lo 
qiialen  partees  verdad,  y no  le  puede  negar, porque 
en  pocas  leguas  fe  veen  de  vn  mifmo  viento  notables 
diueríidades.  En  Efpaña,  pongo excmplo, el  Solano, 
©Leuame  es  communmente  calido , y congoxofo , en 

Miu> 


mut  .c.47. 

j 


1 20  De  la  Bijloria  Natural  de  Indias 

Murcia  es  el  mas  Taño,  y frefco  que  corre,  porq  viene  pot 
Aquéllas  huertas,  y vega  tan  frefca  y grande  donde  le  ba- 
ña  Pocas  leguas  de  ay  en  Cartagena  es  el  mifmo  viento 
pefado  y mal  fano.  El  Abrego.que  llaman  los  delmar  Q- 
ceano  Sur, y losdel  Mediterráneo  Mezojorno,commun 
mente  es  lluuiofo  y molefto:  en  el  mifmo  pueblo  que  di- 
vo. esfanovfereno.  Pliniodize,queen Africa llueueco 
viento  del  Norte,  y el  viento  de  Mediodía  es  fereno  .Y 
fo  á’eneftos  vlltoshe  dicho  por  exéplo , en  tan  poca  di* 
ftácia  verá,  quien  lo  mirare  con  algún  cuydado.q  fe  ven- 
ficamuy  muchasvezes,  queenpocoefpaciodetierrao 
mar  vn  mifmo  viéto  tiene  propriedades  muy  diferentes, 
y a vezes  harto  contrarias.  De  lo  qual  fe  arguye  bie.que 
elUmar  por  do  palla,  le  da  fu  qualidad  y proprtedad.  Pe- 
ro  de  tal  modo  es  efto  verdad,  que  no  fe  puede  de  nin- 
guna fuerte  dezir,que  efta  fea  toda  la  caufa,ni  aun  la  mas 
principal  de  las  diuerfidadesy  propriedades  délos  vien- 
tos. Porque  en  vna  mifma  región,  que  toma  ( pogo  por 

cafo)  cincuenta  leguas  en  redondo,  claramente  fe  per- 
cibe , que  el  viento  de  vna  parte  es  calido  y húmido , y 
de  la  otra  frío  y feco , fin  que  en  los  lugares  por  do  paf- 
fan , aya  tal  diferencia,  fino  que  de  fuyo  fe  traen  coniigo 
eíías  qualidades  los  vientos  . Yafsi  fe  les  dan  fus  nom- 
bres generales  , como  proprios,  verbi  gratia,  al  Septen- 
trión, o Cierno,  o Norte  (que  todo  es  vno)  fer  fno,  y fe- 
co,  y deshazer  nublados,  a fu  contrario  el  Abrego,  o Le 
veche , o Sur , todo  lo  contrario , fer  húmido  y calido , 5 
leuantar  nublados.  Afsi  que  fiendo  efto  general  ycom 
mun,  otra caufa  mas  vniuerfalfchadebufcau,paradai 
razones  dedos  -s»*™ , y nnhafta  dezir,  que  el  lugar  go 
do  paífan  los  viétos,  les  dalasTpropriedades  c¡  tiene,  pue 
paliando  por  vnos  mifmos  lugares  hazé  efcétos  muy  co 
nocidamente  contrarios . Afsi  q es  fuer  9a  confcíTar  ,ql 

región  del  cielo  de  donde  foplan , les  da  eíTas  virtudes  ; 

0 mía 


LibroTercero,  ‘ tzi 

¡gualidadcs.  Y afsiel  Cicrf  o : porque  fopla  del  Norte,  q 
es  la  región  mas  apartada  del  Sol,  es  de  íuyofrio.  El  A- 
brego  que  fopla  delMediodia,cs  defuyo  caliste, y porq 
el  calor  atrae  vapores,  es  juptamentehumido  y iluuiofo, 
y al  renes  el  Cierno  feco  y fútil , por  no  dexar  quajar  los 
vapores.  Y aefte  modo  fe  puede  difeurrir  en  otros  vien 
tos  , atribuyendo  las  propiedades  que  tienen,  a las  re- 
giones del  ayre  de  donde  foplan . Mas  hincando  la  con- 
íideracioneneíio  vn  poco  mas , no  acaba  defatisfazer 
del  todo  efta  razón.  Porque  preguntare  yó,  que  haze  la 
región  del  ay  revde.donde  viene  el  viento , íi  allí  no  fe  ha* 
llafuqualidad?  Quiero  dezir,  en  Germania  el  Abrego 
es  calido  y lluuiofo,y  en  Africa  el  Cierno  frió  y feco:  cier 
to  es, que  de  qualquier  región  de  Germania  donde  fe  en- 
gendre el  Abrego  , ha  de  fer  masfria  que  qualquiera  de 
Africa,  donde  fe  engendra  el  Cierno.  Pucsporquera- 
zon  ha  de  fer  mas  frió  en  Africa  el  Cierf  o,que  el  Abrego 
en  Germania,  fíendo  verdad  que  procede  de  región  mas 
calida?  Dirán,  que  viene  del  Norte,  que  es  frió.  No  fatif 
faze,ni  es  verdad, porque  fegun  effo  quando  corre  en  A- 
frica  el  Cierco , auia  de  correr  en  toda  la  región  hafta  el 
Norte.  Y no  es  afsi,  pues  en  vn  mifmo  tiempo  corre  nor- 
tes en  tierra  de  menos  grados,  y fon  fríos , y corren  Ven- 
dauales  en  tierra  de  mas  grados,  y fon  calidos:  y efloes 
cierto,  y euidente,  y cotidiano.  Dondea  mijuyzio  cla- 
ramente fe  infí*ere,que  ni  bafta  dezir, que  los  lugares  por 
do  paflan  los  vientos,  les  dan  fus  qualidades,ni.tampoco 
fatisfaze  dezir,  queporfoplar  de diuerfas  regiones  del 
ayre,  tienen  eífas  diferencias , aunque  como  be  dic  ho,  lo 
vno  y lo  otro  es  verdad : pero  es  menefter  mas  que  eílo. 
Qual  fea  la  propria  y original  caufa  de  eftas  diferencias 
tan  eílrañas  de  vientos,  yo  no  atino  a otra,  fino  que  el  e- 
ficiente , y quien  produzc  el  viento , eífe  le  da  la  primera 
y mas  original  propriedad.  Porque  la  materia  de  que  fe 

hazca 


í22  t*e  la  Hijlbria  Ñatural'de  Indias 

hazen  los  vientos , qué  fegun  Ariftotelesy  razón,  fon  e* 
xalírciones  délos  elementos  inferiores,  aunque  con  fu  di- 
iterfidaddc  fer  mas  gmeíía,  o mas  fubtil,  mas  feca,o  mas 
húmida  i: puede  caufat , y en  efedo  caula  gran  parte  de- 
lta diueríidad : pero  tampoco  baila , por  la  miíma  razón 
que  ella  toca da,  es  a faber,  que  en  vnamifma  región  don 
de  los  vapores  y exalaciones  fon  de  vn  mifmó  genero,  fe’ 
leuanran  vientos’ de  operaciones  contrarias.  Y afsipare 
ce,  fe  ha  de  reduzir  el  negocio  al  eficiente  fuperior,y  ce- 
lefte , que  hade  fer  el  Sol , y m ouimiento  é influencia  de 
lósetelos, que  de  diuerfas partes m ueüen , é influyen  va- 
riamente. Y porque  ellos  principiosde  mouer,é  influye 
nos  fon  a los  hombres  tan  ocultos,  y ellos  en  íi  tan  pode- 
rofos  y eficaces, con  gran  efpiritu  de  fabiduria  dixo  el  fan 
rf  do  Pro pheta  Daivid  entre  otras  grandezas  del  Señor , y 

It.  5o  0 rcP^c^ eí  prophet a Hieremias : cmprofertvenm 

• 'wr% 1 * de  thefmis  fuis.  El  que  faca  los  vientosde  fu s t e foros.  Cier 
to  teforos  fon  ocultos  y ricos  ellos  principios , que  en  fu 
eficiencia  tiene  el  autor  de  todo,  con  que  quando  quie- 
re , con  fumma  facilidad  faca  para  caíligo , o para  regalo 
de  los  hombres  , y embia  el  viento  que  quiere.  Y no  co- 
mo el  otro  Eolo , que  neciamente  fingieron  los  Poetas* 
tener  en  fu  cueua  encerrados  los  vientos , como  a fieras 
enjaula  . El  principio  y origen  deílos  vientos  no  le  Vée- 
rnos,  ni  aun  fabemos,  que  tanto  duraran, ni  dónde  proce 
dieron,  ni  halla  donde  llegaran.  Masveemos,y  fabemos 
de  cierto,  los  diferentes  efedos  que  hazen,como  nos  ad- 

virtió  la  fumma  verdad  y autor  de  todo  diziendo: 

Íodit'1'  vfa  vult  fpiMt:  cr  vocem eiusdudis:  €?  nefas  vitde  venit,  dut  quo  El  ef- 

piritu, o viento  fopia  donde  le  parece,  y bien  que  fientes 
fu  foplo , mas  no  fabes  de  donde  procedió , ni  adonde  ha 
dellegar.  Para  que  entendamos,  que  entendiendo  tam- 
poco en  cofa  que  tan  prefente  y tan  cotidiana  nos  es , no 
hemos  de  picfumir  de  comprehcnder,  lo  que  tan  altó  ,y 

tan 


Libro  Tercero.  ; . , 12$ 

ta  oculto  es , como  las  caufas  y mot iuos  del  Eípiritu  San 
do.  Baílanos  conocer  fus  operaciones  y efeólos,  q en  fu 
gradeza,y  pureza  fe  nos  de  (cubre  bailante  mete.  Y tana 
bió  baílará,auerphilofophadaeílo  poco  délos  victos  en 
general,  y délas  caufas  de  fus  diferécias  y propriedades.y 
operaciones, q en  fumma  lashemos  rcduzido  a tres , es  a 
faber,aÍos  lugares  por  do  paífan^aias  regiones  dedóde  fp 
plá,y  álá  virtud  celeíle  mouedora  y cauladora  dei  vieto, 

3.  Te  algunas propriedades  devientos 
que  corren  en  el  nueuo  orbe.  - 

QV  E S T I O Nes  muy  difputada por  Ariílotelesi 

(i  el  viento  Auílro,que  llamamos  Abrego, o Leue-  Ári/l.2.Mcteái 
che,  o Sur(  que  por  agora  todo  es  vno)  fopla  defde  el  o- c*5* 
tro  Polo  Antartico,  o folamente  de  la  Equinocial,  y Me- 
diodía, que  en  efedo  es  preguntar,  ñ aquella  qiialidadvq 
tiene  de  fer  lluuiofo  y caliente, le  permanece  paífadaia  E- 
quinociaLY  cierto  es  bien  para  dudar,  porq  aunq  fe  paíle 
la  Equinocial  no  dexa  de  fer  viento  Auílro , o Sur , pues 
viene  de  vn  mifmo  lado  del  mundo,  como  el  victo  Nor- 
te , q corre  del  lado  cótrario,  no  dexa  de  fex  Norte,  aunq 
fe  paífe  la  Tórrida  y la  Linea.  Y afsi  parece, q ambos  vien 
tos  ha  de  conferuar  fus  primeras  propiedades,  el  vno  de 
fer  calióte  y húmido, y el  otro  de  fer  frió  y Teco  :el  Atiiro 
de  caufar  nublados  y lluu  ias,  y eTBorcas  o Norte  de  det> 
ramallas,  y ferenar  el  cielo.  Mas  Atiíloteles  a la  cotraria 
opinió  fe  llega  mas,  porq  por  e fio  es  elNorte  en  Europa 
frió, porq  viene  del  Polo,q  es  regio  fu  m 3 m óte  Ti  a,  y el  Á- 
brego  al  re ues  es  calióte, porq  viene  del  Mediodía,  q es  la 
regió, q elSohnas  calieta.  Pues  la  mifma  razp  obliga, a q 
los  q habita  déla  otra  parto  de  la  Linea,  les- fea  el  Auílro 
frió,  y el  Cierno,  o Norte  caliente,;  porq  allí  el  Auílro  vic7 
nc  del  Polo , y el  Norte  viene  del  Mediodía.  Y aunque* 


124  De  la  Hijloria  Natural  de  Indias 

parece , que  ha  de  fer  el  Auílro  ,.o  Sur  mas  frió  alia , que 
es  aca  el  Cierno , o Norte . Porque  fe  tiene  por  región 
mas  fria  la  del  Polo  del  Sur , que  la  del  Polo  del  Norte,  a 
caufa  de  gallar  el  Sol  fíete  dias  del  año  mas  hazia  el  Tro- 
pico  de  Cancro,  que  hazia  el  de  Capricornio,  como  cla- 
ramente fe  vee  porlosEquinocios  y Soíílicios,  queha- 
ze  en  ambos  circuios . Con  que  parece,  quifo  la  natura- 
leza declarar  la  ventaja  y nobleza , que  eíla  media  parte 
del  mundo,  que  cílá  al  Norte , tiene  fobre  la  otra  media, 
que  ella  ai  Sur.  Siendo  afsiparece  concluyente  razón  pa- 
ra entender,  que  fe  truecan  ellas  quaüdades  de  los  vien- 
tos en  paífando  la  Linea.  Mas  en  efeélo  no  paífa  afsi,quá 
to  yo  he  podido  comprehender  con  la  experiencia  de  al- 
gunos años, que  anduue  en  aquella  parte  delmundo,que 
cae  paliada  la  Linea  al  Sur.  Bien  es  verdad,  que  el  vien- 
to Norte  no  és  alia  tan  generalmente  frió,  y fereno  co- 
mo aca.  ~ 


Norte  les  es  enfermo  y pefádó , comocnLima  yenlos 

llanos.  Y p ort  o da  aqñe  11  a c o ña , que  corre  mas  de  qui- 

nientas  leguas,  tienen  al  Sur  por  faludable  y frefeo , y lo 
que  mas  esyferenifsimo  .-  pues  con  el  jamas  llueue,  todo 
al  contrario  de  lo  que  paífa  en  Europa, y deíla  p arte  déla 
Linea.  Pero  ello  de  la  colla  del  Piru  no  haze  regla , an- 
tes es  excepción , y vna  rnarauilla  de  naturaleza  , que  es 
imncallouer  enaqüellacoíia,  y fiempre  correr vn  vien- 
to,  fin  dar  lugar  a fu  contrario;  délo  qual  íe^lira  delpues 
lo  que  pareciere.  Agora  quedamos  con  ello,  que  el  Ñor 
te  no  tiene  dé  la  otra  parte  de  la  Linea  las  propriedades, 
queel  Auílro  tiene  deíla, aunque  ambos  foplan  de  el  Me- 
diodía a regiones  opueílas.  Porque  no  es  general  alia, 
que  el  Norte  fea  calido,ni  lluuiofo,  como  lo  es  aca  el  Au 
{lro,  antesllueue  alia  también  có  el  Auílro,  como  fe  vee 
en  toda  la  fierra  de  el  Piru , y en  Chile , y en  la  tierra  de 
Congo,  q eftá  paííada la  Linea , ymuy  dentro  en  la  mar, 

Y ett 


LibroTercero . 125 

Y en  Potofi  el  viento  que  llaman  Tomahaui,qnc  fino  me 
acuerdo  mal, es  nueítro  Cierco , es  extremadamente  íe- 
co  y frió  , y deíTabrido  como  por  aca.  Verdad  es,  que  no 
es  por  alia  tan  cierto,  el  diíipar  las  nubes  el  Norte,  o Cier 
fo  como  aca,  antes  fino  me  engaño,  muchas  vezesllue- 
ue  con  el.  No  ay  duda,  fino  que  délos  lugares  por  do  paf 
fan,y  de  las  próximas  regiones  de  donde  nacen,  fe  Ies  pe- 
ga a los  vientos  tan  grande  diuerfidad , y efe  dos  contra- 
rios como  cada  dia  fe  experimentan  en  mil  partes.  Pero 
hablando  en  general  para  la  qualidad  délos  vientos,mas 
femira  en  los  lados  y partes  del  mundo,  de  donde  pro- 
ceden, que  no  en  fer  defta,  o de  la  otra  parte  déla  Linea, 
como  ami  parecer  acertadaméte  loíintio  el  Philofopho. 
Sitos  vientos  capitales,  que  fon  Oriente  y Poniente,  ni  a« 
:a  ni  alia  tienen  tan  notorias  y vniuerfales  qualidades, 
como  los  dos  dichos.  Pero  communmete  por  aca  el  So- 
ano,  o Leuante  es  pefado^y  mal  fano, el  Poniente  o Ze- 
íro  es  mas  apazible , y fano.  En  Indias  y en  toda  la  Tor- 
ida  el  viento  de  Oriente , que  llaman  Brifa  es  al  contra «» 
io  de  aca , muy  fano  y apazible . De  éLde  Poniente  no 
abré  dezir  cofa  cierta  ni  general,  mayormente  no  corrié 
loen  la Toridaeífe  viento,  íinorarifsimas  vezes.  Por- 
gue en  todo  lo  que  fe  nauega  entre  los  Trópicos  esor- 
linario , y regular  viento  el  de  la  Brifa . Lo  qual  por  fer 
'nade  lasmaranillofas  obras  de  naturaleza,  es  bien,  fe 
é entienda  de  rayz,  como  paila. 

4.  Que  en  laTorrida Zona  corren fem* 
pre  ’Brifas  ,y  fuera  delU  Vendauales 
y linfas. 

O es  el  camino  de  mar,  como  el  de  tierra,  que  por 
dóde  fe  va,  por  allí  fe  buelue.  El  mifmo  camino  es, 
lixo  el  Philofopho,  de  Athenas  a Thebas,  y de  Thebas  a 

I Athe- 


De  la  Hiftma  Natural  de  Indias 

Alhenas.  En  la  mar  no  es  afsi,  por  vn  camino  fe  va, y por 
otrodiferente  fe  buelue.  Los  primeros  defcubridores  de 
Indias  Occidentales , y aun  de  la  Oriental  paíTaron  gran 
lian  deTzirm  trabajo  y dificultad,  en  hallar  la  derrotacierta  para  yr3  y 
t nk  De aü  i.  no  menos  para  boluer, hada  que  la  experiencia  que  es  k 
lib^  c.6-  maeftra  de  ellos  fecretos,  les  enfeño,  que  no  era  el  ñaue- 
gar  por  biOceano5como  el  yr  por  el  Mediterráneo  a Ita- 
lia , donde  fe  van  reconociendo  a yday  buelta  vnos  mia- 
mos p uert  o syc  ab  o s,y  fo  l o fe  efp e r a el  fa  ti  or  d el  ay  r e , q 
con  el  tiempo  fe  muda . Y aun  quando  ello  falté-,  fe  va* 
len  del  remo,  y afsi  van, y vienen  galeras  codeando.  Ert 
el  mar  Océano  en  ciertos  parajes  no  ay  efperar  otro  viert 
to  : ya  fe  labe , que  el  que  corre , ha  de  correr  mas  o me- 
nos , en  fin  el  que  es  bueno  parayr , no  esparaboluer. 
Porque  en  paliando  del  Trópico  y entrando  en  k Tórri- 
da feñorean  la  marííempre  los  vientos,  que  vienende  el 
nacimiento  del  Sol , que  per  p e tu  a me  n te  fo  p la  n , finque 
jamas  den  lugar, a que  Tos  vientos  contrarios  poraíli  pre* 
tullezcan, ni  aunfe  fieman.  En  donde  ay  dos  cofas  mara. 
uiilofas,  vna  que  en  aquella  región  , que  es  la  mayor  de 
las  cinco  , enque  diuiden  el  mundo  , reynen  vientos  de 
Oriente,  que  llaman  Brifas,  fin  que  los  de  Poniente,o  de 
Mediodía,  que  llaman  Vendau  ales,  tengan  lugar  de  cor- 
rer en  ningún  tiempo  deTodoedáño.  Otra  marauilla  es* 
que  jamas'fakan  por  alli  brifas, y en  tanto  mas  ciertas  fon 
quanto  el  paraje  es  mas  propinquo  a la  Linea : que  pare- 
ce auiap  defer  allí  ordinarias  las  calmas,  por  fer  la  parte 
del  mundo  mas  íubjeta  al  ardor  del  Sol, y es  al  contrario 
que  a penasTe  hallan  calmas,  y la  brifaes  mucho  mas  fie 
ca  y durable . En  todo  loque  fe  ha  nauegado'de  Indias 
fe  ha  aueriguado  fer  afsi.  Efta  pues  es  la  caufa,  de  fcr  mi 
cho  m;asbreué:,y  masfecil,  y aun  masfegurala  náuegé 
cion , que  fe  háze  yendo  de  Efpaña  a las  I;ndias  Deciden' 
tales  > que  la  dellas  holuiendo  a Efpaña . Salen-de  .Seúl 


Libro  Tercero, 

lia  las  flotas , y hada  llegar  a las  Canarias  5 fimtcn  la  ma- 
yor dificultad , por  fer  aquel  golfo  de  las  Yeguas  vario  y 
cótrafhdo  de  varios  vientos."i^aííadas  3as  Canarias  van 
baxando  hada  entrar  en  la  Tórrida  , y hallan  luego  la 
brifíij  y na uegan  a popa,  que  apenas  ay  necefsidad  de  to- 
car alas  velas  en  rodo  el  viaje.  Por  edo  llamaron  a aquel 
gran  golfo , el  golfo  d élas  Damas , por  fu  quietud  y apa- 
oibilidad . Aísi llegan  hada  las IslasDominica,  Guada- 
lupe , Delicada , Marigalante,  y las  otras  que  edan  en  a- 
quelparaje , que  fon  como  arrabales  de  las  tierras  de  In- 
dias. Allí  las  dotas  fe  diuiden , y las  que  van  a buena  Ef- 
paña , echan  a mano  derecha  en  demanda  de  la  Eípaño- 
la,  y reconociendo  el  cabo  de  San  Antón  danconíigo 
ínSan  luán deLua , íiruiendoles  íiempre  Iamifma  bri- 
fa.  Las  de  tierra  firme  toman  layzquierda,  y van  a re- 
conocer laaltiísima  fierra  Tayrona  , y tocan  en  Car- 
tagena, y paifan  a nombre  Dios  , de  donde  por  rie- 
ra fe  va  a Panama,  y dcalli  por  la  mar  de  el  Sur  al  Pi- 
al. Quando  bueluen  Jas  dotas  aEfpaña,  hazen  fu  via- 
ecn  eda  forma.  Lade  el  Piru  va  a reconocer  el  cabo 
le  San  Antón , y en  la  Isla  de  Cuba  fe  entra  en  la  Ha- 
bana, que  es  vn  muy  hermofo  Puerto  de  aquella  Isla. 
-a  dota  de  nueua  Eípnña  viene  también  defde  la  Ve- 
acrüzijíb  Isla  de  San  luán  de  Lúa  a la  Hauana,  aun- 
jue  con  trabajo  , po'rque  fon  ordinarias  allí  las  ¿rifas*, 
¡lie  fon  vientos  contrarios . En  la  Hauana  juntas  las 
otas  vanla  buelta  de  Efpana  buícando  altura  fuera  de 
ds  Trópicos,  donde  ya  fe  hallan  Vcndauales  ,y  con  e- 
os  vienen  a reconocer  las  Islas  de  Azores,  o Terce- 
as,  y de  alli  a Seuilla . Deíiierte  que  la  yda  es  en  poca 
luirá,  y ílempre  menos  de  veynre  grados,  que  es  ya  do- 
ro de  los  Trópicos,  y la  bucJta  es  fuera  dedos,  por  lo  me 
osen  veynte  y ocho  o treynta  grados.  Y es  la  razón, la 
ue  *e  ha  dicho,  que  dentro  de  los  Trópicos  reynan  fiem 

I 2 pre 


128  T>eh  Bijloria  Natural  de  India* 

pre  vientos  de  Oriente , y fon  buenos , para  yr  de  Efpaña 
a Indias  Occidentales,  porque  esyr  de  Oriente  a Ponien- 
te. Fuera  de  losTropicos,  que  fon  en  veynte  y tres  gra- 
dos, hallanfe  Vendauáles  y tanto  mas  ciertos , quant  o fe 
fubc  a mas  altura:  y fon  buenos,  para  boluer  de  Indias, 

porque  fon  vientos  de  Mediodía  y Poniente,  y firuen  pa- 
ra boluer  a Oriente  y Norte . El  mifmo  difcurfo  palfa  en 
las  nauegaciones,  que  fe  hazcn  por  el  mar  del  Sur  naue- 
gando  de  la  nueua  Efpaña,  o el  Pira  a las  Philipinas,  o ala 
China,  y boluiendo  de  las  Philipinas,  o China  a la  nueua 
Efpaña.  Porque  a la  y da  como  es  nauegar  de  Oriente  * 
Poniente,  es  fácil,  y cerca  de  la  Linea  fehallafiempre  vié 
ro  a popa, que  esBrifa.  El  año  de  ochenta  y quatro  falio 
de!  Callao  de  Lima  vn  nauio  para  las  Philipinas,  y naue- 
oó  dos  mil  y fetecientas  leguas , fin  ver  tierra , la  primera 
que  reconoció , fue  la  Isla  de  Luzon , adonde  yua , y al.i 
tomó  puerto  auiendo  hecho  fu  viaje  en  dos  mefcs,  finfal 
talles  jamas  viento,  ni  tener  tormenta,  yfuefuderrota 
quafi  por  debaxo  de  la  Linea,  porque  de  Lima , que  efis 
a doze  grados  al  Sur,  vinieron  a Manila,queeftá  quafi  o- 
tros  tantos  al  Norte.  La  mifma  felicidad  runo  en  la  yda 
al  defcubrimiento  délas  Islas,  que  llaman  de  Salomó, Al 
varo  de  Mendaña  , quando  las  defcubrio,  porque  fiem 
pretuuieron  viento  apopa,  hafta  topar  tas  dichas  Islas 
. que  deuende  diftar  del  Piru,  dcdódefalieron  como  mi 
leguas , y eftan  en  la  propria  altura  al  Sur . Lá  buelta  e 
como  de  Indias  a Efpaña.porque  parahallarVendavak 
los  que  bueluen  de  las  Philipinas,  o China  a México , fu 
ben  a mucha  altura , hada  ponerfe  en  el  paraje  de  losla 
pones,  y vienen  a reconocer  las  Californias,  y por  la  co 
fta  de  la  nueua  Efpaña  tornan  a!  puerto  de  Acapulco , di 
donde  auian  falido.  Defuerte  que  en  ella  nauegacion  el 
tá  también  verificado , que  de  Oriente  a Poniente  fe  na 
ve**  bien  dentro  délos  Trópicos,  por  reynar  viento 
" 7 Orien 


Libro  Veneró.  ■ 129 

Oriehtaícs':  y bebiendo  dePoníente  a Oriente , fe  batí 
de  bufcar  los  Vendauales,  o Ponientes, fuera  délos  Tro* 
píeos  en  altura  de  veyiite  y fíete  grados  árriba . La  mifv 
tóá  experiencia  hazen  los  Portügttefes  en  la  naucgacion 
ala  India , aunque  es  al  reiíes,  porque  el  yr  dePortugal 
alia,  es  trabajofb,  y el  boluer  es  mas  fácil.  Porque  ñaue* 
gan  a la  yda  de  Poniente  a Oriente, y a fsi  procuran  fub  ir- 
fe,  hada  hallar  Jos  cientos  generales,!]  ellos  dizé,q  fon  ta 
bien  de  véynte  y fíetegradosarriba.:  A la  b licita  recono- 
cen a las  Terceras, pero  es  les  mas  facil.porque  vienen  de 
Oriente , y íi rúenles  las  brifas , o Nordedes.  Finalmente 
ya  es  regla,  y obferuacion  cierta  de  marineros,  que  den- 
tro de  los  Trópicos  reynan  los  vientos  de  Leuante , y a£ 
fies  fácil  nauegar  al  Poniente  . FueradelosTropicósv- 
n o s t i e rnp  o s ay  b ri  fas,  ot  r o s y lo  m a s o r di  na  rio,  ay  Ven- 
dauales,  y poreflb  quien  nauega  deponiente  a O lien* 
te , procura  falirfe  déla  Tórrida , y ponerle  en  altura  de 
veynte  y fíete  grados  arriba.  Con  la  qual  regla  fe  han 
ya  los  hombres  atreuido , a emprender  nauegacioneseí-: 
trañas  para  partes  remotifsitnasy  jamas  vidas. 

*■  i ■ , . . . ; 

C ¿4  T.  5.  Délas  diferencias  de  Brifas 3 
y Vendaualesconlos demas 
Vientos . 

TIENDO  lo  que  eftá  dicho  cofa  tan  prouada  y 
^ tan  vniuerfal,  no  puede  dexar  de  poner  gana  dein- 
querir  la  caufa  dede  fecreto  : Porque  en  la  Tórrida  fe 
nauega  fiempre  de  Oriente  a Poniente  con  tanta  faci- 
lidad, y no  al  contrario?  que  es  lo  mifmo  que  pregun- 
tar porque  reynan  allilas  Brifas , y no  los  Vendauales? 
pues  en  buena  Philofophia  lo  que  es  perpetuo  y vni- 

I 3 uerfal 


i j o Dek  ffiftoria  Naturat  de  India* 

uerfalj  y doperfe  (que  llaman  los Philofbphos  ) ha  de  tS 
nercaufapropm,  y de  per  fe.  Mas  antes  de  dar  enefta 
queftion  notable  a nueftro  parecer,  ícráneeefFario  decía 
rar , que  entendemos  por  Brifas , y que  por  Vendauales* 
y feruira  para  efta , y para  otras  muchas  cofasen  materia 
de  vientos  y nauegaciones . Los  que  vían  el  arte  de  na  - 
vegar, cuentan  treynta  y dos  diferencias  de  vientos , por 
que  para  licuar  fu  proa  al  puerto  que  quieren,  tienen  ne- 
cefsidad,  de  hazer  fu  cuenta  muy  puntual,  y lo  mas  diílin 
ta  y menuda  que  pueden*  pues  por  poco  que  fe  eche  a va 
lado  o a otro , hazcn  gran  diferencia  al  cabo  de  fu  cami- 
no, y no  cuentan  mas  de  treynta  y dos, porque  eftas  diui- 
fiones  baftan,  y no  fe  podría  tener  cuenta  con  mas  que  cf 
tas.  Peroen  rigor  como  ponen  treynta  y dos,  podrían 
poner  feffenta  y quatro , y ciento  y veynte  y ocho , y do- 
zientos,  y cincuenta  y feys,  y finalmente  y t multiplican»* 
do  eftas  partidas  en  infinito . Porque  fíendo  como  cen- 
traeldugar  donde  fe  halla  el  nauio,  y todo  el  Hemisferio 
fu  c ir  c uniere  ne  i a-,  quien  quita,  que  no  puedan  íalir  de  e& 
fe  cetro  al  circulo  lineas  innumerables?  y tantas  partidas 
fe  contarán,  y otras  tantas  diuifiones  de  vientos : pues  de 
todas  las  partes  del.Hemisferio  viene  el  viento , y el  par* 
tille  en  tantas,  o tantas, esa  nueíbaconíidcradon,  que 
puede  poner  las  que  quifiere.  Mas  el  buen  fenrido  délos 
hombres,  y conformandofc  con  el  también  la  diuina  efe 
critura  feríala  quatro  vientos , que  fon  los  principales  dé 
lodos,  y como  quatro  efquinasdd  vniuerfo,  quefefk* 
brican  haziendo  vna'Cruz  con  dos  lineas,  que  la  vrra  va# 
ya  dé  Polo  a Polo,y  laotra  de  vn  Equinocio  alotro.  Ef- 
tosfonelNorte, o Aquilón,  y fu  contrario  el  Auílro,  o 
viento  que  vulgarmente  llamamos  Mediodía . Y a la 
otra  pane  elOriente  donde  fale  el  Sol , y el  Poniente  dó* 
de  fe  pone . Bien  que  la  fagrada  eferitura  nombra  otras 
diferencias  de.  vientos,  en  algunaspai  tes , como  elEuro.. 


LibroTercero . 

Aquílojífue  Ilamán  los  de!  mar  Océano  N'ordefte,  y ios 
délMediterraneo  Gregal,  deque  haze  mención  enía  n ab- 
negación de  fan  Pablo.  Perolasquatro  diferencias  fo- 
lennes  que  todo  el  mundo  fabe , días  celebran  las  diai- 
ñas  letras  > que  fon  como  cftá  dicho,  Septentrión , y Me- 
diodia,y  Oriente,  y Poniente.  Mas  porque  cnel  nacimié 
to  del  Sol,  de  donde  fe  nombra  el  Oriente,  fe  hallan  tres 
diferencias , que  fon  las  dos  dedinaeionesmayores,  que 
haze,  y el  medio  dellas,  fegunloquai  nace  en  diuerfos 
pueftos  eninuierno,  y verano,  y endmedio  ,poreñb 
con  razón  fe  cuentan  otros  dos  vientos,  que  fon  Orien- 
te  Eftiual,  y Oriente  Hyemal.,  y por  elconfignientp  o- 
tros  dos  Ponientes  contrarios  a ellos,  Eftiual,  y Hyemal. 
Y afsi  refultan  ocho  vientos  en  ocho  puntos  notables 
del  cielo,  que  fon  los  dos  Polos,  y los  dos  Equ  inocios, 
y los  dos  Solfticios  con  los  oppueftos  en  el  mifmo  circu- 
lo . De  efta  fuerte  refultan  ocho  diferencias  de  vientos, 
que  fon  notables , las  qualesen  diuerfas  carreras  de  mar, 
y ti  erra  tienen  diuerfos  vocablos . Los  que  nauegan  el 
Océano  libelen  nombrarlos  afsi,  al  que  viene  del  Polo 
nueftro , llaman  Norte  como  al  mifmo  Polo , al  que  fe  li- 
gue , y fale  del  Oriente  Eftiual,  Nordefte , al  que  Tale  det 
Griete  proprio  y Equinocial,  llaman  Lefte,  al  del  Orien- 
te Hyemal,  Suefte : al  de  el  Mediodía, o Polo  Antartico, 
Su  r:  al  que  fale  del  Occafo  Hyemal,  Suduefte : al  del  Oc- 
:afo  proprio  y Equinocial , Oefte:  al  del  Occafo  Eftiual, 
Norueftc.  Los  demas  vientos  fabrican  entre  eftos,  y par- 
icipan  délos  nombres  de  aquellos , a que  fe  allegan,  co- 
no Ñor  no  ruefte,  Nornordefte,  Lesnordefte,  Lcsfuefte, 
Sufuefte,  Suduefte,  Osfuduefte,  Ofnoruefte,  quecierto 
m el  mifmo  modo  de  nóbrarfe,  mueftran  arte,  y da  noti- 
:ía  délos  lugares, de  dóde  procede  los  dichos  viétos.  En 
rimar  Mediterráneo  aunq  liguen  la  mifma  arte  decorar, 
l5brá  diferéteméte  eftos  viétos.  Al  Norte  llama  Tramó 

I 4 tana, 


* 

íli.Uh.i,  c-  47' 
GdUib.t'C-tt- 


lj2  De  la  HijloviaNaturalck Indias 
tana,  a fu  opuefto  el  Sur  llaman  Mezojorno,  o Mediodía 
al-Lcfte  llaman  Leuante , al  Oeíte  Poniente.,  y a los  que 
entre  ellos  quatro  fe  atrauie<Tan,al  Suelte  dizé  Xiroquc, 
o Xafoque,  a fu  oppiiefto,  que  esNoruefte, llamanMaef 
tr-ál , al  Nordefte  llaman  Greco*  o Gregal  ,y  a fu  contra? 
rio  el  Suduefte  llaman  Leueche,  que  es  Lybico,o  Africo 
en  Larin.  En  Latín  los  quarro  cabos  fon,  Septetno,  Au 
íler,  Subfolanus,  Favonios,  y los  entrepueftos  fon,  Aquí?, 
lo , V u It  u rn  us,  Afr  ic  u s,y  Corus.  SegunPlinip,  Vulturnus 
■ y Eu rus  ion  el  mifmo  viento , quees  Suefte , o Xaloquef 
Fauonius  elmifmo  que  Oefte,  o Poniente.  Aquilo  y Bó- 
reas elmifmo  que  Ñor  nordefte , o Gregal  Tramontana* 
Africas  y Lybs  elmifmo  que  Suduefte,  oLeueche.  Au* 

fter  y Notus  el  miímo  que  Sur,  o Mediodía,  Corus  y Ze- 
fyms  el  mifmo  que  Noruefte,o  Maeftral.  Al  proprio  que 
es  Nordefte,  o Gregal  , no  le  da  otro  nombre  íinoPhe* 
nicias.  Otros  lbs  declaran  deotra  manera,  y no  es  de  nue 
ftro  intento, aueriguar  al  prefente  los  nombres  Latinos  y 
Griegos  de  los  vientos;-  Agora  digamos , quales  deftos 
vientos  llaman  Briías, y quales  Vendauales^nueftros  ma- 
rineros del  mar  Océano  de  Indias.  Es  afsi,  q mucho  tiem 
pó  anduue  confufo  con  eftos  nombres,  viendoles  vfar  de 
los  vocablos  muy  diferentemete,hafta  que  percebi  bien 
que  mas  fon  nobres  generales,  que  no  eípe dales  de  vien- 
tos ni  oartidas.  Los  que  les  íimen^para  yr  a Indias,  y dag 
ouafi  a popa^  llaman  Brifas,  que  en  efe&o  comprehcndé 
t^oTIos  vieoTosOrie ótales,  y fus  allegados, y quartas; 
Los  que  les  íir Lien,  para  boluer  de  Indias,  llaman  Venda- 
uales,  que  fon  defdb  el  S u r hafta  el  Poniente  Eftiual.  De- 
manera que  haz  en  como  dos  quadrillas  de  vientos.de  ca 
da  parte  la  fuy  a , cuyos  caporales  íbft  de  vna  parte  Ñor* 

d:efte,o  Gregal;  de  otra  parte  Suduefte,  o Lebeche.  Mas 

es  bien  Íaber  , que  délos  ocho  vientos^  o diferencias  que 
contamos , los  cinco  fon  de  prouecho , para  nauegar,  y 


Lih'oTercero.  153 

los  tres  no:  quiero  dezir,q  quando  nauega  enlamar  vná 
nao,  puede  caminar,  y hazer  el  viaje  q pretendc.de  qual- 
quiera  de  cinco  partes  que  corra  el  viento , aunque  no  le 
feráyguaimente  prouechofo,  mas  corriendo  de  vna  de 
tres  no  podra  nauegar,  adonde  pretende.  Como  íi  va  al 
Sur  con  Norte,  y con  Nordeíle , y con  Noruefte  nauega- 
rá,  y también  con  Leíle,y  con  Oefte,  porque  los  délos  la- 
dos ygualmente  íiruen,  para  yr*  y para  venir.  Mas  corrié 
do  Sur  que  es  derechamente  contrario , no  puede  naue- 
gar al  Sur,  ni  podra  con  los  otros  dos  laterales  fuyos, que 
fon  Suelte , y Suduefte.  Efto  es  cofa  muy  trillada,  a los  q 
andan  por  mar , y no  auia  necefsidad  de  ponello  aqui,  fí 
no  folo  para  íignificar,  que  los  vientos  laterales  del  pro- 
prio  y verdadero  Oriente^eíTos  íoplan  communmente  en 
la  Tórrida,  y los  llaman  Brifas;  y los  vientos  de  Mediodía 
hazia  Poniente,  que  íir%en  para  nauegar  de  Occidente  a 
Oriente,  no  fe  hallan  communmente  en  la  Tórrida:  y afsi 
los  fuben  a bufear  fuera  de  los  Trópicos , y eífos  nombra 
los  marineros  de  Indias  communmente  Vendauaks* 

C jí  (P  . 6.  Que fea  la  caufa,  dehallar  fe fempu' 
ciento  de  Oriente  en  1 a Tórrida 
paranauegar . 

Di  I G A M O S agora  cerca  déla queflion propues- 
ta qual  fea  la  caufa , de  nauegarfe  bien  en  la  Tórri- 
da de  Oriente  a Poniente,  y no  al  contrario.  Para  lo  qual 
fe  han  de  prefuponer  dos  fundamentos  verdaderos.  El  v- 
no  es,  que  el  mouimiento  del  primer  Mobil  , que  llaman 
rapto,  o diurno,  no  folo  licúa  tras  fu  y mueue  a los  orbes 
celeíles  a el  inferiores,  comocada  día  lo  vemos  en  el  Sol 
Luna , y eftrellas,  fino  que  también  los  elementos  parti- 
cipan aquel  mouimiento , en  quanto  no  ion  impedidos. 

I-  5,  La: 


f 3 4 De  la  Hifloria  Natural  de  India* 

La  tierra  no  fe  m tiene  afsi  por  fu  graucza  tan  grade,  con 
que  es  inepta,  para  fer  manida  circularmente, como  tam 
bien  porque  difta  mucho  del  primer  Mobil.  El  elemen- 
to del  agua  tampoco  tiene  efte  mouimiento  diurno,  por 
que  con  la  tierra  eftá  abracado , y haze  vna  Sphera , y la 
tierra  no  le  confíente,  mouerfe circularmente.  EíTotros 
dos  elementos  fuego  y ay  re  fon  mas  fubtiles,  y mas  cer- 
canos a los  orbes  celeftes,  y aísi participan  íli  mouimien- 
-to, tiendo  llenados  circularmente  como  losmifmos  cuer 
pos  celeftcs.  De  el  fuego  no  ay  duda , fí  ay  Sphera  fu  y a-, 
como  . Arifíotelcs  y ios  de  mas  la  ponen . El  ayrc  es,  el 
que  haze  a nueftro  cafo : yque  efte  fe  rnueua  con  el  mo- 
uimiento diurno  de  Oriente  a Poniente,  es  certísimo, 
por  las  apparencias  dé  los  Cometas  que  clarifsimamen  - 
te  fe  veen  mouer  de  Oriente  a Occidente,  naciendo, y fu 
hiendo  ,y  encumbrando , y baxíndo  ,y  finalmente  dan- 
do bu  cita  a nueftro  Hemisfcrio,de  la  miíma  manera  que 
lascftrellas,  que  vemos  mouer  en  el  firmamento.Y  eftan 
do  los  Cometas  en  la  región  y Sphera  del  ayre  donde  íc 
engendra,  y aparecen, y fe  deshazé,  impofsible  feria,  mo 
verfe  circularmente, como  fe  mueucn,  fi  el  monimiento 
del  ayre, donde  eftá , no  femouiefle  co  eífe  proprio  mo- 
vimiento . Porque  tiendo  como  es  materia  inflamada, 
cftaríehya  queda , y no  andaria  al  derredor , fi  la  Sphera 
do  cftá,cftuuiefle  queda . Sino  es  que  finjamos,  que  al- 
gún Angel,  o inteligencia  anda  con  el  Cometa , traycit- 
dolé  al  derredor.  El  año  de  m il  y quinientos  y fetenta  y 
fíete  fe  vio  aquel marauillofo  Cometa,  qleuantaua  vna 
figura  como  de  plumaje  defde  el  Drizóme  quafí  hafta  la 
mitad  dd  cielo, y duró  defde  primero  de  Nouiembre  ha 
fía  ocho  de  Dizicmbre.  Digo  defde  primero  de  No- 
viembre , porque  aunque  en  Efpaña  fe  notó,  y vio  a los 
nueue  de  Nouiembre  , fegun  refieren  hiftoriasdc  aquel 
tiempo,  pero  en  el  Piru,  donde  yo  eftaua  a la  fazon,bien 

me 


Libro.  Tercera 

íne  ácücrdo,  que  1c  vimos,  y notamos»  ocho  chas  antes 
por  todos  ellos.  Lacaufadefta  diuerfidad  dirán  otros, 
lo  q yo  agora  digo  es,  q en  eftos  quarencadias  que  duro* 
aduertimos  todos,  aísilos  que  eftauan  crcEtiropa,  co- 
mo los  que  cftauamos  entonces  en  Indias,  que  fe  mouia 
cada  dia  conclmouimiento  vniuerral  de  Oriente  a Po- 
niente, como  la  Luna,  y las  otras  eftrellas.  De  donde 
eonfta,  que  fíendo  fu  región  la  Sphera  de  el  ayre,  el  mi£ 
mo  elemento  fe  mouia  aisi.  Aduertimostambien,qMe 
vltra  de  eífe  mouimiento  vniueríal,  tenia  otro  particu- 
lar, con  que  fe  mouia  con  los  Planetas  de  Occidente 
a Oriente,  porque  cada  noche  eftaua  mas  Oriental,  co- 
mo lo  haze  la  Luna,  y el  Sol , y la  eftreüa  de  Venus.  Ad- 
vertimos otroíi , que  con  otro  tercero  mouimiento  par- 
ticularísimo, fe  mouia  en  el  Zodiaco  hazia  el  Nortet 
porque  acabo  de  algunas  noches  eftaua  mas  conjunto 
a íignos  Septentrionales.  Y por  ventura  fue  efta  la  cali- 
fa, de  verfe  primero  eíte  gran  Cometa,  de  los  queefta- 
van  mas  Auftrales  , como  fon  los  de  el  Piru . Ydefpues 
como  con  el  mouimiento  tercero,  que  he  dicho,  fe  lie- 
gauamas  a los  Septentrionales  , le  comentaron  x ver 
mas  tarde  los  de  Europa . Pero  todos  pudieron  notar 
las  diferencias  de  mouimicntos  que  he  dicho . De  mo- 
do q fe  pudo  echar  bien  de  ver , q llegaua  la  imprcfsió  de 
ditierfos  cuerpos  celtfies  ala  Sphera  del  ayre.  afsiq  es  ne 
gocio  fin  duda,  el  mouerfeel  ayre  co  el  mouimiento  cir- 
cular del  cielo,  de  Griete  a Poniere  q es  elprefupueílo  o 
fundaméto.  El  fegundo  no  es  menos  cierto  y notorio,  es 
» faber,q  eífe  mouimieto  del  ayre, por  las  partes  q cae  de 
baxo  déla  Equinocial, y fon  propinquas  a ella , es  vdocif 
Cmo,  y tato  mas,  quaro  mas  fe  acerca  ala  Equinocíafco- 
mo  por  el  có/iguiéte  tato  es  mas  remiííb  y tardío  eftc  rao 
mmicto,quáto  masfealexa  dlaLinca  y fe  acerca  alos  Po 
bs.Laiaz-Qdílocsmani%íta,porq  íiedola  caula  eíiciere 


15  6 T)c  la  fUJloria  Natural  de  Indias 

defte  mouimiento,  el  mouimiento  del  cuerpo  celefte* 
forpofo  ha  de  fer  masprefurofo,  donde  el  cuerpo  celefte 
fe  mueue  mas  velozmente.  Y que  en  el  cielo  la  Tórrida 
tenga  mas  veloz  mouimiento,  y en  ella  la  Linea  mas  que 
otra  parte  alguna  del  cielo,  querer  moftrarlo,  feria  hazer 
a los  hombres  faltos  de  vifla,  pues  en  vna  rueda  es  cuidó- 
te, que  la  circunferencia  mayor  fe  mueue  mas  veloz  me  n 
te  que  la  menor,  acabando  fu  buelta  grande  en  el  mifino 
efpacio  de  tiempo  que  la  menor  acaba  la  fuya  chica.  De¿ 
ftosdosprefupueflos  fe  ligue  la  razón,  porque  los  qna- 
uegan  golfos  grandesnauegando  de  Orientea  Poniente, 

hallan  fiempre  viéto  a popa  yendo  en  poca  altura, y qui- 
to mas  cercanos  ala  Equinocial , tanto  mascierto  y dui 
rabie  es  el  viento:  y al  contrario  nauegando  de  Poniente 
a Oriente  fiépre  hallan  viento  por  proa,  y contrario.  Por 
qel  mouimiento  velocifsimo  déla  Equinocial  licúa  tras 
ii  al  elemento  del  ayre,  como  a los  demas  orbes  fuperio- 
res,y  afsi  el  ayre  figue  fiempre  ei  mouimiento  del  dia,  ye- 
do  de  Oriente  a Poniente  fin  jamas  variar,  y el  mouimie* 
to  del  ayre  veloz  y eficaz  llena  cambien  tras  íi  los  bahos 
y exhalaciones,  que  fe  leuatan  déla  mar,  y ello  caufa,  fer 
en  aquellas  partes  y región  continuo  el  viento  de  Briía, 
que  corre  de  Leuante.  Dezia  el  padre  Alonfo  Sánchez* 
que  es  vnreligiofo  de  nueítra  compañía,  que  anduuoeu 
la  India  Occidental , y en  la  Oriental , como  hombre  tan 
platico  y tan  ingeniofo,que  el  nauegarcon  tan  continuo 
y durable  tiempo  debaxo  de  la  Linea,  o cerca  della,que 
le  parecía  a el,  que  el mifm o ayre  mouido  del  cielo  era, 
elquellevatia  losnauios,y  que  no  era  aquello  victo  pro 
priamente,  ni  exhalación , fino  el  proprio  elemento  del 
ayre  mouido  del  curfo  diurno  del  cielo  . Tray  a en  con- 
firmación dcflo , que  en  el  golfo  dé  las  Damas,  y en  eífo- 
tros  grandes  golfos , que  fe  nauegan  en  la  Tórrida , es  el 
tiempo  vaharme,  y las  velas  van  con  ygualdad  eítraña 


Libro  Tercero.  137 

fín ímpetu  ninguno, y fin  que  fea  menefier,  mudarlas  qua 
fi  en  todo  el  camino.  Y fino  fuera  ayre  mouido  del  cielo, 
alguna  vez  faltara,  y algunas  fe  mudara  en  contrario,  y 
algunastabienfueratormentofo.  Aunque  efio  eftá di- 
cho dómamete, no  fe  puede  negar q featábien  viéto,y  le 
aya, pues  aybahos  y exalaciones  del  mar;y  vemos  manifie 
fíatnente,  que  la  mifma  brifa  a ratos  es  mas  fuerte,  y a ra- 
tos mas  remiífa, tanto  que  a ratos  no  fe  pueden  lleuar  ve- 
las enteras.  Hafe  pues  de  entender,  y es  afsi  la  verdad,  q 
el  ayre  mouido  lleua  tras  fi , los  bahos  que  halla , porque 
fu  fuerza  es  grade,  y no  halla  refiftencia,  y por  eífo  es  có- 
tinuo  y quafi  vniforme  el  viento  de  Oriente  aPoniente 
cerca  de  la  Linea,  y quafi  en  toda’la  Tórrida  Zona,  que 
es  el  camino  i , que  anda  el  Sol  entre  los  dos  circuios  de 
Cancro  y Capricornio. 

C ¿i  P.  7.  (Porque  caufa  fe  hallan  mas  ordinarios 
Vendauales f ahendo  de  laTorrida 
a mas  altura. 

Q V I E N confiderare  lo  que  eflá  dicho,  podra  tam 
bien  entender,  que  yendo  de  Ponientea  Orien* 
te  en  altura  que  excédalos  Trópicos  , es  conforme  a 
razón  ,,,  hallar  Vendauales.  Porque  como  el  mouimien 
to  de  la  Equinocial  tan  veloz  es  caufa  , que  debaxo 
dclla  el  ayre  fe  mueua , figuiendo  fu  mouimicnto  que  es 
de  Oriente  aPoniente,  y que  lleue  tras  fi  de  ordinario  los 
bahos  que  la  mar  leuanta,afsi  al  reues  los  bahos  y exhala- 
ciones que  de  los  lados  de  la  Equinocial  o Tórrida  fe  le- 
uantan,  con  la  repercufsion  que  hazen  topando  enla  cor- 
riente de  la  Zona,rebueluen  quafi  en  contrario,  y caufan 
los  Vendauales,  o Sudueftes  tá  experimentados  por  eífas 
partes.  Afsi  como  vemos,  que  lascorrientes  délas  aguas 
fiTon  heridas  y facudidas  de  otras  mas  rezias5  bueluen 
:;4  t.  . J qua- 


138  De  la  Hífíona  Natural  de  ludid* 

quafl  en  cótrario.  Al  mifmo  modo  parece  acaecer  en  los 
hahos  y exhalaciones,  por  dódelos  viétos  fe  díípiertá  a 
vnas  partes  y a ot-rás.Eftos  Vendauales  reynan  mas  ordi- 
n-arlsmente  en  mediana  altura  de  veyntc  y fíete  a treyn- 
tA  y fíete  grados , aunque  no  fon  tan  ciertos  y regulares^ 
como  las  brifas  en  poca  altura , y la  razón  lo  llena . Por- 
que los  Vendauales  no  fe  caufande  moüimiento  pro^ 
prio  y vniformedc  el  cielo,  como  las  brifas  cercadela 
Linea . Pero  fon  como  he  dicho  mas  ordinarios  y mu- 
cha s v e z es  fu  i i o fos  fo  b r e m sin  e r a-  y t o rm  ent  o ib  s.  En  p a f 
lando  a mayor  altura  como  de  quarentá  grados ,,  tam- 
poco ay  mas  certidumbre  de  vientos  én  la  mar  que  en 
la  tierra.  Vnas  vezes  fon  brifas,  o»'Nortc$y  otras  fon  Ven 
dauales,  o Ponientes,  ¡y  afsi  fon  las  n auegaciones  mas  in- 
ciertas y peligrofas.  í 

£-yá.$.  8.  Dedas 'e^ccpcimes^iéfe  Irdldn  enla * 
reglaba  dicha^ y déhshtientás y calinas 
que  ay  m 'mar y tierra. 

LO  q®  e fe  h a dicho  del  oi  viento  s , qu  e Corre  n de1 6r^ 
diñario  dentro  y fuera  de  laTorida , fe  hade  ente  ni 
der  en  la  mar  en  los  golfos  grandes . Porque  en  tierra  es 
de  otra  fuerte,  en  la  qu  al  fé  hallan  todos  vientos , por  las 
grandes  defigualdadcsque tiene  de  fierras  y valles  jfmul 
fitud  deriosí,  y lagos,  y diu  crías  facciones  de  Paysydedó 
de  fubé  vaporés  grucífos  y varios, yfegun  diuerfosprin- 
cipios  fon  mouidos  a vnasy:  otras  partes  , afsi  caufan  di  i 
uerfos  vientos , fín  que  el  mouimiéntodel  ayre  caufadó 
de  el  cielo  pueda  prcualecer tanto,  que  íiempre  los  lleue 
tras  íi.  Y no  folo  en  la  tierra  fino  también  enlas  cofias  del 
maten  la  Tórrida  fe  hallan  eílas  diuerfídades  de  vientos 
por  la  mifma  caufa . Porque  ay  terrales , que  vienen  de 
tierra, y ay  marer  os,  que  foplan  del  mar,  de  ordinario  los 

de 


Libro  Tercero,  15^ 

de  mar  fon  luanes  y fanos,y  los  de  tierra  pefados  y mal  fa 
nos,  aunque  fegtin  la  diferencia  de  las  coilas,  afsí  esla  di- 
uerfídad  que  en  ello  ay.  Cómun  mente  los  terralés,o  ter- 
renos foplan  defpucs  de  media  noche , hada  q el  Sol  co- 
mienzan encumbrar,  los  de  mar  defde  q el  Sol  va  calen- 
tando haíla  defpues  de  ponerle.  TPor  ventura  es  la  caufa, 
que  la  tierra  como  materia  mas  grueíía  humea  roas  ida 
lallamadelSol,  como  lohazelalcña  malícca,  que  en 
apagandofe  la  llama  humea  mas.  La  mar  como  tiene 
nías fub rifes  partes,  no Ieuantahumos,  íino  quando  la 
cftnn  calentando,  como  la  paja , o heno , íi  es  poca,  y no 
bienfeea,  que  leuanta  humo , quando  la  queman , y en 
ceffando  la  llama , celia  el  humo.  Qualquiera  que  fea  la 
caufadedo , ello  es  cierto,  que  el  viento  terral  preuale- 
ce  mas  conla  noche,  y el  de  mar  al  contrario  mascón  el 
dia.  Por  el  mifmo  modo  como  en  las  codas  ay  vientos 
contrarios,  y violentosa  vezes,  y muytormentofos,a- 
caece  auer  calmas  y muy  grandes . En  gran  golfo  ñaue  - 
gando  debaxo  déla  Linea  dizen hombres  muy  exper- 
tos, que  no  fe  acuerdan,  auer  viíto  calmas,  dn  o que  íicm 
pre  poco  o mucho  fe  nauega , por  caufa  de  el  ay  re  mo- 
uido  del  mouiminnto  celeítc,  que  bada  a licuar  el  na- 
uio  dando  como  da  a popa . Ya  dixe , que  en  dos  mil  y 
fetecientas  leguas  fiempre  debaxo,  o no  mas  lexos  de 
diez  o doze  grados  déla  Linea,  fue  vr?a  nao  deLimaa 
Manila  por  Hebrero  y Marco , que  es  quando  el  Sol  an- 
da mas  derecho  encima,  y es  todo  ede  cfpaciono  halla- 
ró  calmas  fino  viéto frefeo  ,;.y  aíslen  dosmefeshizieron 
tan  gran  viaje.  Mas  cerca  de  tierra  en  las  codas,  o donde 
alcanzan  los  vapores  de  Islas,  o tierra  fírme,  íuele  auer 
muchas  y muy  crueles  calmas  enla  Tórrida  v fuera  deil^. 
Delarniíma  manera  los  turbiones y aguacero^  repetí  nos 
y toru etliinos  y otras  paísiones  tprmentojas  del  avi  e,  iba 
Evucfertasy ;ordiuaik5  $nla5,coftas¿yd6de . ak  an  jan  ios 


140  la  Hi/loria  Natural  Je  Indias 

bahos  de  tierra, que  no  en  el  gran  golfo,  efto  entiendo  en 
la  Tórrida , porque  fuera  dellaafsi  calmas  como  turbio- 
nes también  fe  hallan  en  alta  mar.  No  dexa  con  todo  cf- 
fo  entre  los  Trópicos, y en  la  mifma  Linea,  de  auer  agua- 
ceros y fubitas  lluuias  a vezes , aunque  fea  muy  adentro 
cnla  mar, porque  para  eífo  bailan  las  exalaciones  y vapo- 
res del  mar,  que  fe  mueuen  a vezesprefurofamente  cnel 
ayre , y caufan  truenos  y turbiones , pero  efto  es  mucho 
mas  ordinario  cerca  de  tierra,  y enla  mifma  tierra.  Quan 
do  nauegué  del  Piru  a la  nueua  Efpaña,aduerti  que  todo 
el  tiempo  que  fuymos  por  la  cofta  de  el  Piru , fue  el  viaje 
como  fíempre  fuele  fácil  y fereno,  por  el  viento  Sur, que 
corre  alli,  y con  el  fe  viene  a popa  la  buelta  de  Efpaña , y 
de  nueua  Efpaña:  quando  atraueííamos  el  golfo,  como 
yuarnos  muy  détro  enla  mar  y quafi  debaxo  de  la  Linea, 
fue  el  tiempo  mny  apazible,  y frefeo,  y a popa.  En  llega- 
do al  paraje  de  Nicaragua, y por  toda  aquella  cofta  tuui- 
mostiempos  contrarios,  y muchos  nublados  y aguace- 
ros, y viento  que  a vezes  bramaua  horriblemente.  Y to- 
da efta  nauegacion  fue  dentro  de  la  Zona  Tórrida , por- 
que de  doze  grados  al  Sur  que  eftá  Lima,  nauegamosa 
diez  y fíete  que  eftá  Guatulco  puerto  de  nueua  Efpaña.Y 
creo,  que  los  que  vuieren  tenido  cuenta, en  lo  que  há  na- 
uegado  dentro  de  la  T orrida , hallará  poco  mas  o menos 
lo  que  eftá  dicho,  y efto  bafte  de  la  razón  general  de  vic- 
tos, que  reynan  en  la  Tórrida  Zona  por  el  mar. 

" •' : ; ■ £ . ; : ' , ' . 1 ; • : i ,«•  , . >’ 

C A 'P*  9'  T> e alguno s efechs mar auillof os  de 
Vientos  en  partes  de  Indias . 

GRAN  faber  feria,  explicar  por  menudo  los  efedlos 
admirables , que  hazen  diuerfos  vientos  en  diuerfas 
paites,  y dar  razón  de  tales  obras.  Ay  vientos, que  natu- 
ralmente enturbian  el  agua  de  la  mar , y laponen  verdi- 
negra, 


Libro  Tercero,  X41 

negra,  otros  la  paran  clara  como  vn  efpejo.  Vnos  alegra 
de  luyo,  y recrean,  otros  entriílccen, y ahogan.  Los  que 
criangufanos  deTeda , tienen  gran  cuenta  con  cerrar  las 
v ent  a n as,  qu  a n do  co  r r en  cffosVcndauales,yquádacor- 
xen  los  contrarios,  las  abren,  y pbr  cierta  experiencia  ha 
lian , que  con  los  vnos  íe  les  muere  fu  ganado , o de  (me- 
dra, con  los  otros  fe  mejora,  y engorda.  Y aun  en  íi  raif- 
mo  lo  probará,  el  que  aduirtiere  en  ello , que  hazen  no- 
tables imprefsiones  y mudabas  en  la  difpoíicion  delcucr 
po,  las  variedades  de  vientos  que  andan , mayormete  en 
las  partes  afe  das,  o indifpueftas,y  tanto  mas,  quanto  fon 
delicadas.  La  eícritura llama  a vn  viento  abrafador,y  a 
otro  ie  llama  viento  de  rocío  fuaue . Y no  es  mamulla,  *ob.iy. 
que  en  las  yernas, y en  los  animales,  y hombres  fe  (rentan  l0”'4> 
tan  notables  efedosdel  viento,  pues  en  el  tu  ifm  o hierro, 
que  es  timas  duro  de  los  metales,  fe  Renten  viíiblemen-  ' 
te.  En  diuerfas  partes  de  Indias  vi  rexas  de  hierro  molL 
dasyjdeshcchas  ,y  que  apretando  el  hierro  éntrelos  de- 
dos fe  defmenuzaua,  como  íi  fuera  heno , o paja  feca : y 
todo  efto  caufado  de  folo  el  viento,  que  todologaftaua 
y corrompía  íinremedio.  Perodexando  otrosefedos 
grandes  y marauilloíos,  folamente  quiero  referir  dos,  v- 
110  que  con  dar  anguftias  mas  que  de  muerte , no  empe- 
ce, otro  que  fin  fentirfe,  corta  la  vida.  El  marearfe  los 
hombres  , que  comienzan  a nauegar,  es  cofa  muy  ordi- 
naria , y íi  como  lo  es  tanto , y tan  Tábido  fu  poco  daño, 
no  fe  Tupiera,  penfaran  los  hombres, que  era  aquel  el  mal 
de  muerte,  fegun  corta,  y congoxa  Vv  aflige,  el  tiempo  c| 
dura,  con  fuertes  vafeas  de  cftomago,  y dolor  de  cabera 
y otros  mil  accidentes  moíeíios.  Efte  tan  conocido  y v- 
fadoefedohaze  enloshombres  la  nouedad  del  ayre  de 
la  mar,  porque  aunque  es  afsi,  que  el  mouimiento  del  na 
vio  y íbsbaybeneshazen  mucho  alcafo,  para  marearfe 
mas  o menos  ,y  aísi  mifmo  la  infección  y mal  olor  de  co- 

K fas 


142 


De  la  Hiftoria  Natural  de  India i 


fas  de  naos,  pero  la  propria  y radical  caufa  es  el  ayre  y bá 
hos  del  mar , lo  qual  eftraña  tanto  el  cuerpo  y el  eftoma- 
go  que  no  eftá  hecho  a ello,  que  fe  altera  y congoxa  ter- 
riblemente, porque  el  ayre  en  fin  es,  con  el  que  viuimos, 
y refpiramos,  y le  metemos  en  las  mifmas  entrañas,  y las 
bañamos  con  el.  Y afsino  ay  cofaquemasprefto,ni  mas 
poderofamente  altere , que  la  mudanza  del  ayre  que  ref- 
piramos, como^fevee  en  los  que  mueren  de  peñe.  Y 
que  fea  el  ayre  de  la  mar  el  principal  mouedor  de  aque- 
lla eftraña indifpoficion  y naufea,  prueuafc  con  muchas 
^experiencias.  Vna  es , cj  corriendo  ciert  o ayre  de  la  mar 
[fuerte,  acaece  irtarearfe  los  queeftan  en  tierra , como  a 
mime  ha  acaecido  ya  vezes.Utra  que  quanto  mas  fe  en- 
I traen  mar,  y fe  apartan  de  tierra , mas  fe  marean.  Otra 
que  yendo  cubiertos  de  alguna  Isla, en  embocando  ayré 
de  grueffa  mar  fe  fíente  mucho  mas  aquel  accidéte.  Aun 
que  no  fe  niega,  que  el  mouimiento  y agitación  también 
caufa  marcamiento , pues  veemos,  que  ay  hombres  que 
pallando  ríos  en  barcas  fe  marean,  y otros  que  íienten  lo 
mifmo  andando  en  carros , o carrosas , fegun  fon  las  di- 
uerfas  complexiones  de  eftomagos:  como  al  cótrario  ay 
otros,  que  por  grueffas  mares  que  haga,  no  faben  jamas, 
que  es  marearfe.  Pero  en  fin  llano  y aueriguado  negocio 
es, que  el  ayre  de  la  mar  caufa  de  ordinario  eñe  efe£k>  en 
losquedenueuo  entran  en  ella.  He  querido  dexir  todo 
efto,  para  declarar  vn  efecfto  eftraño,  que  haze  en  ciertas 
tierras  de  Indias  el  ayre, o viento  q corre,  que  es  marear- 
fe  ios  hóbres  con  el,  no  menos  fino  mucho  mas  que  en  la 
mar.  Algunos  lo  tienen  por  fábula, y otros  dizen,q  es  en- 
carecimiéto  efto,  yo  dire  lo  q paño  por  mi.  AyenclPiru 
vna  fierra  altifsima  q llaman  Paria caca,  yo  ama  oydo  de- 
jax  efta  mudaba,  que  c a u fa  u á,~  y y uíprep  a r a d o i o mejor 
qpudc  conforme  a los  documentos  q dan  alia  , los  q lla- 
man Vaquianos,o  platicas^  có  toda  mi  preparacio  qua- 


Libro  Tercero.  145 

do  fubi  las  Efcaleras,q  llaman, q es  lo  mas  alto  de  aquella 
fierra,  quaíi  fubiro  me  dio  vna  congoxa  tan  mortal,  q efí 
tuue  con  penfamiétos  de  arrojarme  déla  caualgadura  en 
el  fílelo,  y porq  aunqyuamos  muchos,  cada  vno  aprefít- 
raua  el  pallo, fin  aguardar  cópañero,por  falir  pieíto  de  a- 
qiiel  mal  paraje,  folo  me  halle  co  vn  Indio , al  qual  le  l o- 
gue, me  ayudaífe  a tener  en  la  beflia.  Y có  efto  luego  ta- 
tas arcadas  y vómitos, q penfe  dar  el  alma, porq  tras  la  co 
mida  y flemas,  colera  y mas  colera, y vna  amarilla  y otra 
verde,  llegué  a echar  fangre,dela  violécia  q el  eftomago 
fentia.Finalméte  digo,  q fí  aquello  durara, entédiera  ler 
cierto  el  morir , mas  no  duro  fino  obra  de  tres  o quatro 
horas,  hafía  q baxamos  bien  abaxo,  y llegamos  a temple 
mas  coueniente : dode  todos  los  cópañeros,  q ferian  ca- 
torze  o quinze,  eftauan  muy  fatigados,  algunos  camina- 
do pedían  confefsion  penfando  realmente  morir.  Otros 
fe  apeauan,  y de  vómitos  y camaras  efíauan  perdidos : a 
algunos  me  dixeró,  q les  auia  fucedido  acabar  la  vida  de 
aquel  accidéte.  Otro  vi  yo,  q fe  echaua  en  el  fuelo,  y da- 
ua gritos,  del  rauiofo  dolor  q le  auia  caufado  la  pallada 
dé  Pariacaca.  Pero  lo  ordinario  es,  no  hazer  daño  de  im 
portada,  fino  aquel  faftidio  y difgufto  penofo,  q da  mié- 
tras  dura.  Y no  es  folaméte  aquel paífo  déla  fierra  Paria- 
caca, el  que  haze  efte  efeélo,fíno  toda  aquella  cordillera 
¿j  corre  ala  larga  mas  de  quinientas  leguas,  y por  do  quie 
ra  q fe  paite,  fe  fíente  aquella  eftraña  deftéplá^a,  aunque 
en  vnas  partes  mas  q en  otras,  y mucho  mas*a  ios  q íuben 
déla  cofía  déla  mar  a la  fierra,  q no  en  losq  bueluen  de  la 
fierra  a los  llanos.  Y o la  palle  fuera  de  Pariacaca,  tambié 
por  los  Lucanas , y Soras,  y en  otra  parte  por  los  Colla- 
guas,y  en  otra  por  los  Cananas,  finalmente  por  quatro 
partes  diferentes  en  diuerfasydas  y venidas,  yfiempre 
en  aquel  paraje  fenti  la  alteración  , y marcamiento , 
que  he  dicho  , aunque  en  ninguna  tanto  como  en  la 

K 2 pii- 


1 44  ® e k HtftorU  Natural  de  India* 

primera  vez  de  Pariacaca.  La  mifma  experiencia  tienen 
los  demas  que  la  han  probado.  Quelacaufadeftadefté- 
plan^ay  alteración  táeftraña  fea  el  viento,  o ay  re  que  alli 
reyna,  ño  ay  duda  ninguna, porq  todo  el  remedio  (y  lo  es 
muy  grande)  q halla  es, en  raparfe  quanto  puedén  oydos 
y narizes , y boca,  y abrigarfe  de  ropa  efpecialmente  el 
cítomago.  Porqueclayreestanfubtily penetratiuo,q 
paíía  las  entrañas , y no  folo  loshombresfíenten  aquella 
congoxa,  pero  también  las  beftias  q a vezes  fe  encalman, 
defuerte  que  no  ay  efpuelas,  que  bailen  a mouellas.  T en 
go  para  mi,  que  aquel  paraje  es  vnodelbs  ltigaresdela 
tierra  que  ay  en  el  mundo  más  alio:  porque  es  cofa  immc 
fa  loquefefube,  quca  mi  parecer  los  Püertosncuados 
de  Efpaña,  y los  Pirineos,  y Alpes  de  Italia  fon  como  ca- 
fas ordinarias  reípeólo  de  torres  altas,y  afsi  me  perfuado 
que  el  elemento  dé  el  ayre  eftá  alli  tan  fabril  y delicado, 
que  no  fe  proporciona  a la  refpiracio  humana  , que  le  re- 
quiere mas  grueífó  y mas  templado,  y efla  creo  es  la  cau- 
la, dealterar  tan  fuertemente  el  eftomago,  y defeompo- 
nertodb  el  fajetOi  Los  puertos  ncuadbs,o  fierras  de  Eu- 
ropa , que  yo  he  viílo , bien  que  tienen  ayre  frió , que  da 
pena,  y obliga  a abrigarfe  muy  bié',  pero  efic  frío  no  qui- 
ta la  gana  del  comcr,  antes  la  prouoca , ni  caufa  vomites 
ni  arcadas  en  el  eftómago  , fino  dolor  en  los  pies , o rna- 
nos,finalmente  e^exterior  fu  operación:  mas  el  de  Indias 
que  digo,  fin  dar  pena  a manos,  ni  pies^ni  parte  exterior, 
rebuekie  las  entrañas.  Y lo  que  es  mas  dé  admirar,  acae* 
cgauerjnuy  getiles  Toles,  y calor  en  el  mifmo  paraie,por 
donde  me  perfilado,  que  el  daño  fe  recibe  de  la  qualidad: 
délayre,que  fe  afpira,  y.refpira,  por  fer  fabtilifsímo  y de- 
lícadifsimo , y fu  frió  no  tanto  fenfiblé  , como  penetrati- 
vo. De  ordinario  es  défpobladáaquellá  cordillera  fin- 
pueblos,  ni  habitación  humana*  que  aun  para  los  paíTajc- 
íos-agenas  ay tambos*  o chojas,  dode  guarecería  de  no- 


Libro  Tercero,  14  J 

che.  Tapoco  fe  crian  animales  buenos  ni  malos  ,-fino  fon 
vicuñas,  cuya  propriedad  es  eftrana,  como  fe  dirá  en  fu 
lugar.  Efiá  muchas  vezes  la  yerua  quemada  y negr&del 
ayre  que  digo.  Dura  el  defpoblado  de  veynte  a treynta 
leguas  de  trauieíTa,  y en  largo  como  he  dicho,  corre  tnas 
de  quinientas.  Ay  otros  deípoblados , o deíiertos,  o pa- 
ramos que  llaman  en  el  Piru  Punas  (porque  vengamos  a 
ío  fegundo  que  prometimos)  donde  laqualidad  del  ay- 
re  fin  fentir  corta  los  cuerpos,  y vidas  humanas.  En  tiein 
pos  pallados  caminauan  los  Efpañoles  del  Piru  al  Rey  no 
de  Chile  por  la  fierra,  agora  fe  va  de  ordinario  por  mar, y 
algunas  vez  es  por  la  cofia, que  aunq  es  trabajólo, y mole- 
ítifsimo  camino , no  tiene  el  peligro  que  el  otro  camino 
de  la  fierra , en  el  qual  ay  vnas  llanadas , donde  al  pallar 
perecieron  muchos  hombres , y otros  efeaparon  con  gra 
ventura,  pero  algunos dellos  mancos,  o lifiados.  Da  alli 
vn  ayrezillo  no  rezio,  y penetra  defuerte  que  caen  muer 
tos,  quafi  fin  fentirlo,  o fe  les  caen  corta dos'dcToFpiésy 
manos  dedos,  que  es  cofa  que  parece  fabulofa , y no  lo 
es,  fino  verdaderahiftoria.  Yo  conocfy  trate  mucho  al 
General  Hicronymo  Coftilla  antiguo  poblador  del  Cuz 
co,  al  qual  le  faltauan  tres  o quatro  dedosdelos  pies, que 
paflando  por  aquel  defpoblado  a Chile,  fe  le  cayeron, 
porque  penetrados  de  aquel  ayrezillo , quando  los  fue  a 
mirar , efiauan  muertos , y como  fe  cae  vna  mangana  a- 
nublada  del  árbol,  fe  cayeron  ellos  mifmos,fin  dar  dolor 
nipefadumbre . Referia  el  fobredicho  Capitán , que  de 
vn  bué  exercito  que  auia  pallado  los  años  antes  deípues 
de  defeubierto  aquel  Reyno  por  Almagro,  gran  píirte  a- 
uia  quedado  alli  muerta,  y que  vio  los  cuerpos  tendidos 
por  alli,  y fin  ningún  olor  malo,  ni  corrupción.  Y aúna* 
ñadia  otra  cofa  efiraña,  que  hallaron  viuo  vn  muchacho 
y preguntado  como  auia  viuidodixo,  que  efeondiendo- 
fe  en  no  fe  que  chocilla  5 de  donde  íalia  a cortar  con  vn 

K 3 cuchi- 


146  T>ela  Htjtoria  Natural  de  Indias 

cuchilicjo  déla  carne  de  vn  rocín  muerto, y afsi  fe  aula  íir- 
ftentado  largo  tiempo,  y que  no  fe  quantos  compañeros 
que  fe  mantenían  de  aquella  fuerte  , ya  fe  auian  acabado 
todos,  cayédofe  vn  día  vno  y otro  día  otro  amortecidos, 
y que  el  no  quería  ya,  fino  acabar  allí  como  los  demas, 
porque  no  fentia  en  fi  difpoficion , para  yr  a parte  ningu- 
na,ni  guftar  de  nada.  La  mifma  relación  oy  a otros,  y en- 
tre ellos  a vno  que  era  de  la  Compañía , y fíendo  feglar 
auia  paífado  por  allí.  Cofa  marauillofa  es  la  qualidad  de 
aquel  ayre  frió,  para  matar,  y juntamente  para  conferí!  ar 
los  cuerpos  muertos  fin  corrupción.  Lo  mifmo  me  refi- 
rió vn  religiofo  graue  Dominico  y perlado  de  fu  orden, 
que  lo  auia  el  vifto  paíTando  por  aquellos  defpoblados: 
y aun  me  contó,  que  fien d ole for^ofo  hazer  noche  allí, 
para  ampararfe  del  ventezillo , que  digo  que  correen  a- 
quel  paraje  tan  mortal  , no  hallando  otra  cofa  a manos, 
juntó  quantidad  de  aquellos  cuerpos  muertos,  que  auia 
al  derredor , y hizo  dellos  vna  como  paredilla  por  cabe* 
cera  de  fu  cama , y afsi  durmió  dándole  la  vida  los  muer- 
tos. Sin  duda  es  vn  genero  de  frío  aquel  tan  penetratiuo, 
que  apaga  el  calor  vital, y corta  fu  influécia,  y por  fer  jun- 
ta mente  fequifsimo , no  corrompe,  ni  pudre  ios  cuerpos 
muertos,  porque  la  corrupción  procede  de  calor  y hu- 
midad.  Quanto  a otro  genero  de  ayre , que  fe  fíente  fo- 
nar  debaxo  de  la  tierra,  y eaufa  temblores,  y terremotos 
mas  en  Indias  que  en  otras  partes , dezirfe  ha , quando  fe 
trate  de  las  qualidades  de  la  tierra  de  Indias.  Por  agora 
contentarnos  hemos  con  lo  dicho  de  los  vientos  y ayres,, 
y paffaremos  a lo  que  fe  ofrece  confiderar  del  agua. 

C A (P.  10.  De  el  Océano y que  rodea  las  Indias» 
y de  la  tiiar  del  Nor^y-ddSuK^ 

' — - EM 


Libro  Tercero . sr 47 

EN  materia  de  aguas  el  principado  tiene  elgranmar 
Oceano,por  el  qual  fe  defcubriero  las  Indias, y todas 
fus  tierras  ertan  rodeadas  del,  porque  o fon  Islas  del  mar 
Océano,  o tierra  fírme,  q también  por  donde  quiera  que 
fenece  y fe  acaba,  fe  parte  có  el  miímo  Océano.  No  fe  ha 
harta  agora  en  el  nucuo  orbe  dcfcubierto  mar  Mediterra 
neo,  como  le  tienen  Europa,  Afía,  y Afíica^eniasquales 
entran  vnos  bracos  de  aquel  immenfo  mar,  y haze  mares 
dirtin&os  tomando  los  nombres  de  las  prouincias  y tier- 
ras que  bañan : y quafí  todos  ellos  mares  Mediterráneos 
fe  continúan  entre  fí,  y al  cabo  con  el  mifmo  Océano  en 
el'Eftrecho  de  Gibraltar,  q los  antiguos  nombraron  Co- 
limas de  Hercules*.  Aunq  el  mar  Roxo  defafido  de  eífo- 
tros  Mediterráneos  por  fí  fe  entra  en  el  Océano  Indico:y 
clmarCafpio  con  ninguno  fe  junta.  Mas  en  Indias  como 
digomingunotro  mar  fe  halla  fino  el  Océano,  y eftediui- 
den  en  dos,  vno  que  llaman  mar  del  Norte,  otro  mar  del 
.Sur.  Porq  la  tierra  de  Indias  Occidétalesq  fue  deícubier 
ta primero  por  el  Océano  q llega  a Efpaña,toda  eftá  pue 
fía  al  Norte:  y por  cífa  tierra  vinieron  a deícubrir  mar  de 
la  otra  parte  della.  La  qual  llamaró  del  Sur , porque  por 
ella  baxaron, hafta  paífar  la  Linea,  y perdido  elNorte,  o 
Polo  Artico, defeubrieron  el  Polo  Antartico  que  llaman 
Sur.  Y de  ay  quedó  nombrar  mar  del  Sur  todo  aquel  O- 
ceano , que  eftá  de  la  otra  parte  de  las  Indias  Occidenta- 
les, aunque  fea  grandifsima  parte  del  puefta  al  Norte, 
como  lo  eftá  toda  la  corta  de  la  nueua  Elpaña , y de  Ni- 
caragua , y de  Guatimala , y de  Panama.  El  primer  des- 
cubridor defte  mar  de  el  Sur  dizen,  auer  fído  vn  Blafco 
Nuñcz  de  Balboa , deícubriofe  por  lo  que  agora  llaman 
Tierrafírme,  en  donde  fe  ertrecha  la  tierra  lo  fumino, 
y los  dos  mares  fe  allegan  tanto  vno  al  otro  , que  no 
diñan  mas  de  fíete  leguas,  porque  aunque  fe  andan  diez 
y ocho  de  Nombre  de  Dios  a Panáma  , es  rodeando, 

K.  4 y buf- 


1 48  T>e  la  Hijloria  Natural  de  Indias 

y bateando  la  commodidad  del  camino,  mas  tirado  por 
reda  Linea , no  difta  mas  délo  dicho  vn  mar  de  el  otro. 
Há  platicado  algunos  de  romper  efte  camino  de  fíete  le- 
guas,  y juntar  el  vn  mar  con  el  otro,  parahazer  commo- 
do  el  paííaje  al  Piru , en  el  qual  dan  mas  cofía  y trabajo 
diez  y ocho  leguas  detierraqueayentreNobrede  Dios 
y Panama, que  dos  mil  y trezientas  que  ay  de  mar.  A efta 
platica  no  falta  quien  diga,  que  feria  anegar  la  tierra, por 
que  quieren  dezir , que  el  vn  mar  eftá  mas  baxo  que  el  o* 
tro, como  en  tiempos  pafíados  fe  halla  por  las  hiftorias  a- 
uerfedexadode  cotinuar  por  lainifmaconfideracion  el 
mar  Roxo  coelNilo  entiepo  delrey  Sefofíris,y  defpues 
Herodotus.,  del  Imperio  O tt  orna  no.  Mas  para  mi  tengo  por  cofa  va* 
Iquius.  na  tal  pretenfíon,  aunque  no  vuieífe  elinconueméte  que 
dizen,  el  qual  yo  no  tengo  por  cierto:  pero  es  lo  para  mi, 
que  ningún  poder  humano  bailará a derribar  eí  monte 
fortifsimo  é impenetrable , que  Dios  pufo  entre  los  dos 
mares  de  montes ypeñas  durifsim as,  que  bafían  a fuften- 
tar  la  furia  de  ambos  mares . Y q liando  fuelle  a hombres 
poísibíe , feria  a mi  parecer  muy  jufío,  temer  del  caftigo 
del  cielo , querer  emendar  las  obras  que  el  hazedor  con 
fummo acuerdo  y prouidencia  ordenó  enla  fábrica  deftc 
vniuerfo.  Ce  fían  do  pues  defíe  cuydado  de  abrir  la  tierra 
y vnir  los  mares , viro  otro  menos  temerario , pero  bien 
difícil  y peligrofo  de  inquirir,  fí  eftos  dos  grades  abifmos 
fe  j u nt  auan  en  alg ú na  p a rte  del  mundo . Y efta  fu  e la  c m- 
prefa  de  Fernando  Magallanes  cauallero  Portugués,  cu- 
ya ofadia  y conftancia  grande  en  inquirir  efte  fecreto , y 
no  menos  feliz  fuccíío  en  hallarle con  eterna  memoria 
pufo  nombre  af  Efír echo,  que  con  razón  por  fu  inuentor 
fe  llama  de  Magallanes.  De  el  qual  como  de  vna  de  lá'S 
grandes  marauillas  de  el  mundo  trataremos  vn  poco.  El 
Efírecho  pues  que  en  la  mar  de  el  Sur  halló  Magallanes, 
ereyeron  algunos,  o que  no  lo  auia>o  fe  auiaya  cerrado,, 

como 


LibroTercero . 149 

como  don  Alonfo  de  Arzila  efcriue  en  fu  Araucana, y oy 
diaay,  quien  diga,  que  no  ay  tal  Eftrecho,  fíno  que  fon 
Islas  entre  la  mar,  porque  lo  que  es  tierra  fírme,  fe  acaba 
alli,y  elreftoestodoIslas,y  alcabodellasfejuntacl  vn 
mar  con  el  otro  amplifsimamente , o por  mejor  dezir,  fe 
es  todo  vn  mifmo  mar.  Pero  de  cierto  confía,  auerelEf 
trecho,  y tierra  larguifsima  a la  vna  vanda  y ala  otra, aun 
que  la  que  eftáde  la  otra  parte  del  Eftrecho  al  Sur , no  fe 
fabe  hafta  donde  llegue . Defpues  de  Magallanes  paífo 
el  Eftrecho  vna  nao  del  Obifpo  de  Plafencia  don  Gutier- 
re Caruajal , cuyo  mafíildizen,  queefíá  en  Lima  a la  en- 
trada de  Palacio.  De  la  vanda  de  el  Sur  fe  fue  defpues  a 
defeubrir  ,por  orden  de  dó  García  de  Mendoza  que  en- 
tonces tenia  el  gouierno  de  Chile , y afsi  le  hallo , y paño 
el  Capitán  Ladrillero, cuya  relación  notable  yo  ley,  aun- 
que dize,  no  auerfeatreuido  a defembocar  el  Eftrecho* 
fino  que  aurendo  ya  reconocido  la  mar  del  Norte , dio  la 
buelta  por  el  afpereza  del  tiempo , que  era  ya  entrado  el 
inuierno , y venian , fegun  dize , las  olas  del  Norte  furio- 
fas,  y las  mares  hechastodas  efpuma  de  brauas.  En  nuef 
tíos  dias  paífo  el  proprio  Eftrecho  FracifcoDracIngles 
coííario.  Defpues  le  paífo  el  Capitán  Sarmiento  por  la 
váda  del  Sur.Y  agora  vftimaméte  en  efte  año  paííado  de 
ochenta  y fíete,  con  lainftrucion  que  dio  Drac,lehan 
paífado  jorros co (farros Inglefes , quealprefente  andan 
énTícoftadelPiru.  Y porq  me  parece  notable, la  relacio 
q yo  tuue  del  Piloto  mayor,  q le  paífo,  la  pondré  aquí. 

C yí  T.  11.  Del  Eftrecho  de  Magallanes  como 
fe paft  b por  la  Vanda  del  Sur . 

•■4 

AN  O demil  y quinientos  y fetenta  y nueueauiendo 
Francifco  Dracpaífado  el  Eftrecho  de  Magallanes, 
y corrido  la  coila  de  Chile , y de  todo  el  Piru , y robado 

K 5 el 


15  o De  la  Hijlork  Natural  de  Indias 

el nauio  de  San  loan  de  Antona, donde  yua  gran  fummá 
de  barras  de  Plata.  El  Virrey  do  Fráciíco  de  Toledo  ar- 
mó, y embió  dos  nauios  buenos,  para  q reconocieííen  el 
Eílrecho  yédo  por  capitán  Pedro  Sarmiéto  hóbre  do&o 
en  Aftrologia.  Salieró  del  Callao  de  Lima  porprincipio 
dé  Otufa  re,  y porq  aquella  cofta  tiene  viéto  cótrario, que 
corre  ílépre  del  Sur,  hizierófe  mucho  a la  mar,  y có  muy 
profpero  viaje  en  poco  mas  de  trcynta  dias  fe  puíieró  en 
el  paraje  delEftrecho.Pero  porq  esdifícultofo  mucho  de 
reconocer,  para  efte  efe&o  llegadofe  a trra  entraró  en  v- 
na  enfenada  grande  , donde  ay  vn  Arcipielago  de  Islas. 
Sarmiéto  porfíaua,  qalli  era  el  Eftrecho,  y tardó  mas  de 
vn  mes  en  bufcarle  por  diuerfas  calas  y caletas, y íubiédo 
fobre  cerros  altos  de  trra.  Viédo  q no  le  hallauá  a reque- 
rimiéto  q los  del  armada  le  hizieron,  en  fin  tornó  a íalir  a 
la  mar,  y hizofe  alo  largo . El  mifmo  dia  les  dio  vn  tépo- 
ral  rezio,  con  elqnal  coi rieró,  y a prima  noche  vieron  el 
farol  déla  Capitana, y luego  defaparecio,q  nunca  masía 
vido  la  otra  nao.  El  dia  figuiéte  durado  la  furia  del  viéto 
q era  trauefia,  los  de  la  Capitana  vieron  vna  abra  q hazia 
la  tierra,  y parecióles  recogerle  alli,  y abrigarfe  hada  q el 
téporal  paífaíle.  Sucedió,  q reconocida  la  abra,  vieron  q 
yua  entrado  mas  y mas  en  trra , y fofpechando  q fuelle  el 
Edrecho  qbuícauá, tomado  elSol,hallarófe  en  cincuen- 
ta y vn  grados  y medio,  que  es  la  propria  altura  delEdre 
cho.  Y para  certificarle  mas,  echaró  el  vergantin,  el  qual 
auiendo  corrido  muchasieguas  por  aquel  bra$o  de  mar 
a dentro,  fin  ver  fin  del,  acabaron  de  perfuadirfe,que  alli 
era  el  Eílrecho.  Y porq  tenia  ordende  paíTarle,  dexaro  v- 
na  Cruz  alta  pueda  alli,yletra  abaxo  para  q el  otro  nauio 
fí  aportaííe  alli,  ílipieíTe  déla  Capitana,  y la  figuicíTe.Paf 
fáron  pues  con  buen  tiépo  y findificültad  el  Edrecho , y 
falidós  a la  mar  del  Norte  fueron  a no  fe  que  Isla , donde 
Mzieren  aguada,  y fe  reformaron , y de  alli  tomaron  fu 


LibroTercero.  151 

derrota  a Cabouerde,  de  donde  el  Piloto  mayor  boluio 
alPiru  por  la  via  de  Cartagena, y Panama,  y traxo  alVir- 
rey  la  relación  del  Eftrecho,  y de  todo  lo  fu  ce  dido,  y Fue 
remunerado  coforme  al  buen  feruicio  q auia  hecho.Mas 
el  capitán  Pedro  Sarmieto  de  Cabouerde  paíTó  a Seuilla 
en  la  nao  que  auia  paífado  el  Eftrecho , y fue  a la  Corte, 
donde  fu  Mageftad  le  hizo  mucha  merced,  y a fu  inflada 
mandó  armar  vna  grueífa  armad  a, q embió  co  Diego  Fio 
res  de  Valdes,  para  poblar , y fortificar  el  Eftrecho,  aunq 
con  varios  fuceííbs  la  dicha  armada  tuuo  mucha  cofia,  y 
poco  efedo.  Boluiendo  agora  a la  otra  nao  Almiranta  q 
yua  en  copañia  de  la  Capitana , auiendofe  perdido  della 
co  aquel  téporal  q dixe,  procuró  hazerfe  a la  mar  lo  mas 
q pudo.  Mas  como  el  viento  era  traueíia,  y for^ofo,  ente 
dio  de  cierto  perecer,  y afsi  fe  confeífaro,  y apar ej aró  pa- 
ra m orir  todos . Duróles  el  téporal  fin  aftoxar  tres  dias, 
délos  quales  penfando  dar  en  tierra  cada  hora  fue  al  re- 
nes, que  fiempre  vian  yrfelesdefuiando  mas  la  tierra,  ha 
fia  que  al  cabo  del  tercero  dia  aplacando  la  tormenta, to 
mando  el  Sol  fe  hallaron  en  cincuenta  y feys  grados,  y 
viendo  quenoauian  dado  altraues  , antes  fe  ha  lia  u a n 
mas  íexos  de  la  tierra , quedaron  admirados.  De  donde 
infirieron  ( como  Hernando  Lamero  Piloto  de  la  dicha 
nao  me  lo  contó)  que  la  tierra  queeftá  de  la  otra  parte 
del  Eftrech  o , como  vamos  por  el  m ar  de  el  Sur , no  cor- 
ría por  el  mifmo  rumbo,  que  hafta  el  Eftrecho , fino  que 
haziahuekahaziaLeuante,  pues  de  otra  fuerte  no  Fue- 
ra pofs  i ble  , dexar  dé  ^abordar  en  ella  conla  traueíia, 
que  corrí  o tanto  tiempo . Pero  no  paífaron  mas  ade- 
lante, ni  fupieron,  fi  fe  acabaua  allí  la  tierra  ( como  al- 
gunos quieren  dezir,  que  es  Isla,  lo  que  ay  paífado  el  Ef- 
trecho, y que  íe  juntan  alli  los  dos  mares  de  Norte,  y 
Sur  ) o fi  yuá  corriendo  la  buelta  de  el  Lefte  , hafta 
juntarle,  con  la  tierra  de  Vifta  , que  llaman  , que  ref- 


ij  2 De  la  Hiftoria  Natural  de  India* 
pondealcabode  Buenaefperan^a,  como  es  opinión  de 
otros.  La  verdad  dedo  no  eftá  aueriguada  oydia,  ni  fe 
halla  quien  aya  boxado  aquella  tierra.  El  Virrey  do  Mar- 
tin Enriqucz  me  díxo  a mi , que  tenia  por  inuencion  del 
coífario  Ingles,  la  fama  que  fe  auia  echado , de  que  el  Ef- 
trecho  hazia  luego  Isla,  y fe  juntarían  ambos  mares.  Por- 
que el  fiendo  Virrey  de  la  nueua  Efpaña  auia  examinado 
con  diligencia  al  Piloto  Portugués,  que  alli  dexó  Francif 
co  Dra¿ , y jamas  tal  entendió  del,  fino  que  era  verdade- 
ro Eftrecho,y  tierra  firme  de  ambas  partes.  Dando  pues 
buelta  la  dicha  nao  Almiranta  reconocieron  el  Eftrecho 
fegun  el  dicho  Hernádo  Larnero  me  refirió:  pero  por  o- 
tra  boca,  o entrada  que  haze  en  mas  altura,  por  caufa  de 
cierta  Isla  grande  que  eftá  a la  boca  del  Eftrecho, que  lia- 
man  la  Campana,  por  la  hechura  que  tiene : y el  quifo  fe- 
gun dezia  paííarle , y el  Almirante  y foldados  no  lo  con- 
fíntieron,  pareciendolcs  que  era  ya  muy  entrado  el  tiem- 
po, y q corrían  mucho  peligro,  y afsi  fe" boluieron  a Chi- 
le, y al  Piru,  fin  auerle  pafiado. 

c A D.  12.  Del  Eftrecho  que  algunos  afirman, 
auerenlaFlorida. 

p OMO  MagallaneshallóaquelEftrecho,  quecflá 
^ al  Sur,  afsihan  otros  pretendido  defeubrir  otro  Eí- 
trccho,  q dizé  auer  al  Norte,  el  qual  fabrican  enla  tierra 
de  la  Florida,  la  qual  corre  tato , q no  fe  fabe  fu  termino. 
El  Adelantado  Pedro  Melédez  hóbre  tá  platico  y excelé 
te  en  la  mar  afírmaua,  fer  cofa  cierta,  el  auer  Eftrecho , y 
que  el  Rey  le  auia  mandado  dcícubiirle,  de  lo  qual  mo- 
ftraua  grandifsima  gana . Traya  razones  para  prouar  fu 
opinión,  porque  dezia,  que  fe  avian  vifto  en  la  mar  del 
Norte  pedamos  de  nauios,que  vfan  IosChinas,lo  qual  no 
fuera  pofsible,  fino  vuierapaífo  déla  vna  mar  a la  otra. 

Item 


Libro  Tercero.  15  3 

Item  refería, que  en  cierta  bahía  grade  que  ay  enla  Flori- 
da , y entra  trezientas  leguas  la  tierra  a dentro , fe  veyan 
Vallenas  a ciertos  tiempos  ,que  venían  del  otro  mar  , o- 
tros  indicio^  también  referia  concluyendo  finalmente  , q 
ala  íabiduria  delhazedor,  y buen  orden  de  naturaleza 
pertenecía, que  como  auia  communicacion  y paíío  entre 
los  dos  mares  al  Polo  Antartico , afsi  también  la  vuieífe 
al  Polo  Artico,  que  es  mas  principal.  Efte  Eftrecho  dizé 
algunos,  que  tuuo  del  noticia  aquel  gran  coífario  Drac, 
y que  afsido dignificó  el  , quando  paíTó  la  cofia  de  nueua 
Efpaña  por  la  mar  del  Sur,  y aun  fe  pienfa,  que  ayan  en- 
trado por  el  los  cofiaríos  Ingieres  , que  efte  año  pallado 
de  mil  y quinientos  y ochenta  y fíete  robaron  vil  nauio,q 
venia  de  lasPhilipinas  con  gran  cantidad  de  oro , y otras 
riquezas,  la  qual  prefa  hizieron  junto  a las  Californias,  q 
íiempre  reconocen  las  naos,  quebueluen  ala  nueua  Ef- 
paña, de  lasPhilipinas,  y de  la  China.  Según  es  la  ofadia 
de  los  hombres , y el  anfía  de  hallar  nueuos  modos  de  a- 
crecétarfe , yo  feguro  que  antes  de  muchos  años  fe  fepa 
también  efte  fecreto, que  es  cierto  cofa  digna  de  admira- 
ción,que  como  lashormiguillástras  elraftro  y noticia  de 
las  cofas  nueuas  no  paran,  hafta  dar  con  lo  dulce  déla  co- 
dicia y gloria  humana . Y la  alta  y eterna  fabiduria  de  el 
Criador  vfa  defta  natural  curiofídad  deios  hombres,  pa- 
ra communicar  la  luz  de  fu  fan¿to  Euagclio,a  gentes  que 
toda  viaviuen  . en  las  tinieblas  obfeuras  de  fus  errores. 
Masen  fin  hafta  agora  el  eftrecho  de  el  Polo  Artico,  file 
ay,  noefta  defcubierto,y  afsi  ferájufto,dezir  lasproprie 
áadés  y noticias  que  del  Antartico  ya  defeubierto  yfa- 
bido > nos  refieren  l os  mifmos  q por  fus  ojos  las  vieron,» 

CA  T*  13.  De  las propr ¡edades  del  EJlrecho* 
de  Magallanes*. 

EE. 


*54  De  la  Hijloria  Natural.de  India* 

p L Eftrecho  como  eftá  dicho, eftá  en  altura  de  cincue 
^ wy  dos  grados  efcaífos  al  Sur,  tiene  de  efpacio  den- 
de  vn  mar  a otro  no uenta  o cien  leguas,  donde  mas  ango 
ño  fera  de  vna  legua  algo  menos, y alli  pretendían  que  el 
Rey  puíiefíe  vna  fuerza,  para  defender  el  paño.  Elfondo 
en  partes  es  tan  profundo,  que  no  fe  puede  fondar , en  o- 
tras  fe  halla  fondo , y en  algunas  no  tiene  mas  que  diez  y 
ocho, y aun  en  otras  no  mas  de  quinze  brabas.  Délas  cien 
leguas  que  tiene  de  largo  de  mar  a mar,  fe  reconoce  cla- 
ro,que  las  trcynta  va  entrado  por  íu  parte  la  mar  del  Sur, 
y va  haziendo  feñal  con  fus  olas:  y las  otrasfetéta  leguas 
haze  feñal  la  mar  del  Norte  conlasfuyas.  Ay  empero 
eña  diferencia , que  las  treynra  del  Sur  corre  entre  pe- 
ñas altiísim as , cuyas  cumbres  eftan  cubiertas  perpetua- 
mente de  nieue,y  fegun  fon  altas,  parece  que  fe  juntan,  y 
por  eífo  están  difícil , reconocer  la  entrada  del  Eftrecho 
por  la  mar  de  el  Sur , Eñasmifmas  treynta  leguas  es  de 
immenfa  profundidad , fín  que  fe  pueda  dar  fondo  en  c- 
Has,  pero  puedenfe  varar  los  nauios  en  tierra,  fegun  es 
fondable  fu  ribera.  Las  otras  fetenta  leguas , que  entra 
la  mar  del  Norte  fe  halla  fondo,  y tienen  a la  vna  vanda  y 
a la  otra  grandes  campos,  y panarras,  que  alia  llaman.  En 
tran  en  el  Eftrecho  muchos  rios  y grandes  de  linda  agua* 
Ay  marauilíofas  arboledas , y algunos  arboles  de  made- 
ra efeogida  y oloro fa, y no  conocida  por  aca , de  que  lle- 
varon mueftra, los  que  pallaron  delPiru.  Ay  grades  pra- 
derías la  tierra  a dentro,  haze  diuerfas  Islas  en  medio  del 
Eftrecho.  Los  Indios  que  habitan  ala  vanda  del  Sur,  fon 
pocos,  chicos , y ruynes , los  que  habitan  a la  vanda  de  el 
Norte,  fon  grandes,  y valientes,  de  los  quales  traxeron  a 
Efpaña  algunos  que  tomaron . Hallaron  pedacos  de  pa- 
ño azul,  y otras infígnlas  claras , de  auer  paíTado  por  alli 
gente  de  Europa.  Los  Indios  faludaron  a los  nueftros 
con  el  nombre  de  IES  VS*,  Son  flecheros,  andan  velli- 
dos 


Libro  'Tercero. 


dos  de  pieles  de  venados,  de  que  ay  copia  por  allí.  Cre- 
cen, y defcrecen  las  aguas  del  Eftrecho  con  las  mareas,  y 
vcenfe  venir  las  vnas  mareas  déla  mar  del  Norte,  y las  o- 
tras  de  la  mar  del  Sur  claramente,  y en  el  lugar  dondefe 
encuentran , que  como  he  dicho , es  treynta  leguas  de  el 
Sur,  y fetenta  del  Norte , parece  ha  de  auer  mas  peligro 
que  en  todo  el  refto . Pero  quando  pallo  la  Capitana  de 
Sarmiento,  que  he  dicho,  no  padecieron  grane  tormen- 
ta, antes  hallaron  mucho  menosdifkuIrad,deio  que  pe- 
rauan  . Porque  demas  de  ícr  entonces  el  tiempo  bonan- 
cible , vienen  las  olas  del  mar  del  Norte  muy  quebranta- 
das , por  el  gran  efpacio  de  fetenta  leguas  que  entran , y 
las  olas  del  mar  de  el  Sur,  porferfu  profundoimrncníb, 
rápoco  mueftran  tanta  furia  anegandofe  en  aquella  pro- 
fundidad. Bien  esverdad , que  entiempo  de  inuierno 
es  innauegable  el  Eítrecho  por  la  braueza  de  los  vientos 
y hinchazón  de  las  mares  que  allí  ay,  y por  elfo  fe  ha  per- 
dido algunas  naos,  que  han  pretendido  paliar  elEfbre- 
cho,  y de  la  parte  del  Sur  fola  vna  le  ha  paliado, que  es  la 
Capitana  quehe  dicho , de  cuyo  Piloto  mayor  llamado 
Hernando  Alonio  tuueyo  muy  larga  relación,  detodo 
lo  que  digo,  y vi  la  verdadera  defcripcion,  y cofta  del  Ef 
trecho,  que  como  la  yuan  paliando,  la  fueron  haziendo, 
cuya  copia  traxeron  al  Rey  a Efpaña,  y licuaron  a fu  Vir- 
rey al  Piru. 

C J f.  16.  Del fluxoy  refluxo  del  mar  Oce¿& 
no  en  Indias . 

VN  O de  los  fecretos  admirables  de  naturaleza  es  él 
fluxo  y refluxo  del  mar,  no  folaméteporlaeftrañe- 
sa  de  fu  crecimiento  y diminución,  fino  mucho  mas  por 

la 


ijtf  T)e  la  TÜiftoria  Natural  de  Indias 

la  variedad  que  en  diuerfos  mares  fe  halla  en  cito,  y aun 
en  diuerfas  playas  de  vn  mifmo  mar . Ay  mares,  que  no 
tienen  el  fltixo  y refluxo  cotidiano , como  confia  del  Me- 
diterráneo inferior , que  es  el  Tyrreno : teniendo  fluxo  y 
refluxo  cotidiano  el  Mediterráneo  fuperior , q es  el  mar 
de  Venccia,  cofa  que  con  razón  caufa  admiración , porq 
fiendo  ambos  Mediterráneos,  y no  mayor  el  de  Venecia, 
aquel  tiene  fluxo  y refluxo  como  el  Océano,  y eftotro 
mar  de  Italia  no  lo  tiene,  pero  algunos  Mediterráneos 
manifieftamente  tienen  crecimiento  y menguante  cada 
mesootros  ni  al  dianial  mes.  Otros  mares  como  el  Océa- 
no déSpaña  tienen  el  fluxoy  refluxo  de  cada  dia, y vltra 
defle  el  de  cada  mes,  que  fon  dos,  es  a íaber  a la  entrada, 
y a la  llena  de  Luna , quellaman  Aguas  Viuas.  Mar  que 
tenga  el  crecimiento  y diminución  de  cada  dia,  y no  le  te 
ga  el  de  cada  mes,  no  fe  que  le  aya.  En  las  Indias  es  cofa 
de  admiración  ,1a  variedad  que  ay  en  efto , partes  ay,  en 
que  llena, y yaziala  mar  cada  dia  dos  leguas, como  fe  vee 
en  Pan  ama , y en  Aguas  Viuas  es  mucho  mas.  Ay  otras, 
ffonde  ¿$  tá  poco  lo  que  fube,  y lo  que  baxa,  que  apenas 
fe  conoce  la  diferencia.  Lo  commun  es,  tener  el  marO- 
ccano  creciente  y menguante  cotidiana,y  menfirua,  y la 
cotidiana  es  dos  vezes al  dia  natura!, y íiempre  tres  quar- 
tos  de  horamenos  el  vn  dia  del  otro,  confornfe  afmoui- 
iniento  de  la  Luna,  y afsi  nunca  la  marea  vn  dia  es  ala  ho- 
ra del  otro.  Efle  fluxo  y refluxo  han  querido  algunos  fen 
tir,  que  es  mouimiento  local  dei  agua  del  mar,  defuertc 
que  el  agua  que  viene  creciendo  a vna  parte,  va  dcfcrc- 
ciendo  a la  contraria,  y afsi  es  menguante  enla  parte  op- 
puefta  del  mar , quando  es  aca  creciente.  A la  manera  q 
en  vna  caldera  haze  ondas  el  agua,  que  es  llano,que  quá 
do  ala  vna  parte  fube, baxa  a la  otra.  Otros  afirman, qué 
el  mar  a vn  mifmo  tiempo  crece  atodas  partes,y  a vn  mií 
tno  tiempo  mengua  tamb’ié  a todaspartes,de  modo  que 

eset^ 


Libro  Tercero.  157 

es  como  el feruor  de  la  olla,  que  juntamente  fube,y  feef 
tiende  a todas  fus  parres,  y quando  fe  aplaca  juntamente 
re  diíminuye  a todas  partes.  Efte  fegundo  parecer  es  ver- 
dadero , y fe  puede  tener  a mi  juyzio  por  cierto  y aueri- 
|uado , no  tanto  por  las  razones  q para  cfto  dan  los  Pili- 
[ofophos,  que  en  fus  Meteoros  fundan  ella  opinión, quá- 
;o  por  la  expcriécia  cierta  que  defte  negocio  fe  ha  ya  po- 
dido alcanzar.  Porque  para  fatisfazerme  defte  punto  y 
^ueíHon , yo  pregunté  con  muy  particular  curioíidad  al 
?iloto  arriba  dicho,  como  eran  las  mareas , que  en  el  Ef- 
recho  hallaron,  íi  por  ventura  deferecian  y menguan  an 
as  mareas  del  mar  del  Sur,  al  tiempo  que  íubian  y puja- 
jan  las  del  mar  del  Norte , y al  contrario.  Porque  fíen- 
lo cfto  afsi  era  claro , que  el  crecer  el  mar  de  vna  parre, 
;ra  defenecer  de  otra,  que  es  lo  que  la  primera  opinión 
ítirnia.  llefpondiome,  que  no  era  de  cífa  fuerte , fino  q 
ílarifsim amente  a vn  proprio  tiempo  venían  creciendo^ 
as  mareas  del  mafdel  Norte,  y las  del  mar  del  Sur,  hafU 
meontrarfe  vnas  olas  con  otras , y que  a vn  mifmo  tiem- 
)o  boluian  a baxar  cada  vna  a fu  mar , y que  eftc  pujar  y 
ubir,  y defpues  baxar  y m enguar  era  cofa , que  cada  dia 
avian,  y que  el  golpe  y encuentro  de  la  vna  y otra  ere- 
dente  era  (como  tengo  dicho  ) a las  fetenta  leguas  de  el 
nardclNorte,  y treyntadelmar deiSur.  Dedondefe 
:olige  manifíeftamente,  que  clfluxo  y refiuxo  del  Ocea- 
10  no  es  puro  mouimiéto  local , fino  alteración  y feruor 
:on  que  realmente  todas  fus  aguas  fuben , y crecen  a vn 
nifmo  tiempo,  y a otro  tiempo  baxan,  y menguan,  de  la 
tunera  que  delferuor  de  la  olla  fe  ha  pueílo  la  fe meja ti- 
ra. No  fuera  pofsible  , comprehenderpor  viadeexpe- 
iencia  efte  negocio,  fino  en  el  Eftrecho  dondefejunta 
odo  el  mar  Océano  entre  fi . Porque  por  las  playas  op- 
meftas,  faber  íi  quando  en  la  vna  crece,  defcrece  en  la  o- 
ra,  folos  los  Angeles  lo  podrían  aueriguar,  que  los  hom 

L bres 


ij-8  De  la  Hifloria  Natural  de  Indias 

bres  no  tienen  ojos  para  ver  tanta  diflancia,  ni  pies  para 
poder  licuar  los  ojos  conla  preíleza  que  vna  marea  da  de 
tiempo,  que  fonfolamentefeys  horas. 

A 

C ji  (P.  17.  De  diuerfos pefeado  s^y  modos  de 
pefcar  de  los  Indios. 

AY  en  el  Océano  innumerable  multitud  de  peleados,, 
q folo  el  hazedor  puede  declarar  fus  efpecies,  y pro» 
priedades.  Muchos  del  los  fon  del  mi  fino  genero  queeu 
la  mar  de  Europa  fe  hallan,  como  Li^as,  Savalosque  fu- 
ben  de  la  mar  a los  Ríos,  Dorados, .Sardinas, y otros  mu- 
ch  os . O t r o s ay  q n o fe  q lo  s ay  a p or  ac  a,c  o m o 1 os  q lia  má 
Cabrillas,  y tienen  alguna  femejanga  con  truchas, y los, 
que  en  nueua  Efpaña  llaman  Bobos,  que  íliben  déla  mar 
a los  Ríos.  Befugos  ni  truchas  no  las  he  yo  viílo,  dize  que. 
en  tierra  de  Chile  las  ay . Atunes  ay  algunos,  aunque  ra- 
ros en  la  coila  de  el  Piru,  y es  opinión,  que  a tiempos  fu- 
ben  a defouar  al  Eftrecho  de  Magallanes,  como  en  Efpa-; 
ña  alERrccho  de  Gib  ralear,  y por  elfo  fe  hallan  mas  en  la 
coila  de  Chile,  aunque  el  Atun  queyohe  viílo  traydo 
de  alia,  no  es  tal  como  lo  de  Efpaña.  En  las  Islas  que  lla- 
man de  Barlouento  ,qucfon  Cuba,la  Efpañola,  Puerto. 
Rico , Iaraayca , fe  halla , el  que  llaman  Manati  ,eilraño 
genero  de  peícado  , fi  pefeado  fe  puede  llamar,  animal  q' 
pare  viuos  fus  hijos,  y tiene  tetas,  y leche  co  que  los  cria, 
y pace  yema  en  el  campo , pero  en  efe  do  habita  de  ordi- 
nario en  el  a*gu  a,  y por  eífo  le  come  por  pefeado,  aunque 
yo  quando  en  Sanólo  Domingo  lo  comi  vn  viernes, qua- 
íi  cenia  efcrupulo,no  tanto  por  lo  dicho, como  porq  enel 
color  y labor  no  pareciáíino  tajadas  de  ternerasy  en  par 
te  de  pemil  las  pollas  deíle  pefcadoies  grande  como  vna 
vaca.  De  losTiburonesy  de  fu  increyble  voracidad  me 
marauiiie. con  razón,  quádo  vi  epde  vno  que  auiaa  toma- 


Libro  Tercero,  mjf? 

do  ene!  puerto  q he  dichole  Tacaron  del  buche  vn  cuchi* 
llogj^yde  carnicero,  y vn  anzuelo  grade  de  hierro , y vn 
pedazo  grande  de  la  cabera  de  vna  vaca  con  fu  cuerno 
entero , ygun  no.fe  íi  ambos  ados.  Yo  vi  por  paffat lem- 
po echar  colgado  de  muy  alto  en  vna  poza,  quehazeh 
mar,  vn  q narro  de  vn  rocín  , y venir  a el  al  momento 
vna  quadrilla  de  Tiburones  tras  el  olor , y porque  fe  go- 
zaíTe  mejor  lafiefta,  no  Ilegaua  al  agua  la  carne  del  ro- 
cín, íino  leuantadano  fe  quantos  palmos,  tenia  ender* 
redor  efta  gentezilla  que  digo,  que  dauan  faltos , y de  v- 
na  arremetida  en  el  ay  re  cortan  a n carne  y huello  con  ef- 
trana  prefteza , yafsi  cercen  a uan  el  mifmo  jarrete  de  el 
rocín,  como  fi  fuera  vn  troncho  de  lechuga,  pero  tales 
nauajas  tienen  en  aquella  fudentadura.  Afidos  aeftos 
íeros  Tiburones  andan  vnospecezillos,  quedlaman  Ro- 
neros, y por  mas  que  hagan , no  lo&puedcn  echar  de  íi, 
?ílos  fe  mátienendelo  qa  los  Tiburones-fe  les  efeapa  por 
oslados.  Boladorcs  fon  otros  pecezilfos,  q fe  halla  en  la 
nar  dentro  de  los  Trópicos , y no  fe  que  fe  hallen  fuera. 
Veftosperíiguen  los  Dorados,  y por  efeapar  deliosfal- 
an  de  la  mar,  y van  buen  pedajo  por  el  ayre,por  eífó  los 
laman  Boladores , tienen  vnas  aletas  como  de  telilla , o 
•ergamino,  quedes  fuílenta  vn  rato  en  el  ayre . En  el  na- 
jo en  que  yo  yua  bolo,  ofaltóvno,  y vi  la  facción  que 
ligo  de  alas.  De  los  Lagartos,  o Caymanes  que  llaman, 
y mucho  eferito  en  hiftorias  de  Indias,  Ion  verdadera  - 
lente  los  que  Plinio  y los  antiguos  llaman  Crocodilos. 
hilan  fe  en  las  playas  y Ríos  calientes,  en  playas  o Ríos 
ios  no  fe  hallan.  Por  eííb  en  toda  la  coila  de  el  Piru 
o íos  ay  hada  Payta,  y de  aíli  adelante  fonfrequentif- 
mos  en  los  Ríos . Es  animal férozifsimG,  aunque  muy 
3rpe,  hpreía  hazefueradeelagua, y enella ahógalo 
tic  tomaviuo,  pero  no  lo  traga  fino  fuera  de  el  agua, 
orque  tiene  eltragadero  de  fuerte,  que  fácilmente  fe 

' L.  2 aho- 


Fpí.ioj 


i (JO  De  la  Hiftorla  Natural  de  Indias 

ahogaría  entrándole* igua.  Es  marauillofa  la  pelea  de  el 
Cávman  con  el  Tygre,  que  los  ay  ferocísimos  en  Mías. 
Vn  religiofo  nueftro  me  refino , auer  vifto  a eftafBelhas 
oelear  cruelifsimamente  ala  orilla  de  la  mar . El  Cayma 
con  fu  cola  daua  rezios  golpes  alTygre , y prócuraua  co 
fu  oran  fuerca  lleuarle  al  agua,  el  Tygre  hazia  fuerte 
orefa  en  el  Cayman  con  las  garras  tirándole  a tierra,  m 
fin  preualecio  el  Tygre , y abrió  al  Lagarto  ^euio  deíer 
por  la  barriga,  que  la  tiene  blanda,  que  todo  lo  demas 
no  ay  lanca  y aun  apenas  arcabuz , que  lo  paífe.  Mas  ex- 
celente fue  la  viaoria  que  tuno  de  otro  Cayman  vn  In- 
dio , al  qual  le  arrebato  vn  hijuelo , y fe  lo  metió  debaxo 
del  a“ua,  de  que  el  Indio  laftimado  y fanudo  fe  echo  lue- 
go tras  el  con  vn  cuchillo,  y como  fon  excelentes  buzos,, 
v el  Cayman  no  prende  fino  fuera  del  agua , por  debaxo, 
de  la  barriga  le  hiri®,  defuerte  que  el  Cayman  fe  fallo  he, 
rido  a la  ribera, y folto  el  muchacho  aunque  ya  muerto  y 
ahogado.  Pero  raas  marauillofa  es  la  pelea  que  tiene  los 
Indios  con  las  Vallenas,  que  cierto  es  vna  grandeza  de  el 
hazedor  de  todo , dar  a gente  tan  flaca  como  lnd‘°s“* 

bilidad  y ofadia,  para  tomarfe  conlamas  fiera  y dtsíor 

me  beília,  de  quantas  ay  en  el  vniuerfo,  y no  foto  pelear, 
pero  vencer  y triunfar  tan  gallardamente . Viendo  efte 
me  he  acordado  muchas  vezes  de  aquello  de  elpíalrnos 
eme  fe  dize  de  laVallena : Dr«o  i¡te,qumform)jh  ai  iBuienium  a 
Oue  mas  burla,  cinc  llenar  vnlndio  folo  có  vn  cordel  ve: 
cida  y atada  vna  Valtena  tan  grande  como  vn  monte?  t 

eftilo  que  tienen(fegun  me  refirieron  perfonas  expelas  i 

los  Indios  de  la  Florida,  donde  ay  gran  cantidad  de  Va, 
llena5  es  meterfe  en  vna  canoa, o barquilla,  que  esc  otm 
vna  a.’teft  y bogando  HegaíToaí  collado  déla  Val  ena.j 

S g,an  ral.,  y ábe  lbb,«  b Ibn»,  y albc». 

Hero  aguardando  tiempo  mete  vn  palo  agudo  y rezno,.: 

SSccoDÜgb,  P«  l»vní«ma»  ddxm.zdbUVafa* 


Litro  Tercero . ió'i 

llamó  nnríz  aquella  fiftula  por  donde  rcfpiran  las  V alie- 
nas, luego  le  golpea  con  otro  palo  muy  bien,  y le  haze 
entrar  bien  profundo.  Brama  la  Vallen  a , y da  golpes  en 
la  mar,  y leu  anta  montes  de  agua,  y húndele  dentro  con 
furia,  y torna  a faltar  no  habiendo  quehazerfe  de  rauia. 
Eli  afe  quedo  el  Indio  y muy  cauallero,y  la  emienda  que 
haze  del  malhecho  es,  hincalle  otro  palo  [anejante  cnhl 
otra  ventana,  y golpealle  de  modo,  que  le  tapa  del  todo 
y le  quita  la  reípiracion , y con  cíío  fe  buelue  canoa, 
que  tiene  afída  aliado  de  la  Vallena  con  vna  cuerda,  pe- 
ro dexa  primero  bien  atada  fu  cuerda  a la  Vallena , y ha- 
¿iendofe  a vn  lado  con  fu  canoa , va  afsi  dojdo  cuerda  a 
[a  Vallena.  Laqual  mientras  efíá  enmuqp  agua,  da 
aueltas  a vna  parte  y a otra  como  loca  de  enojo , y al  fía 
re  va  acercando  a tierra , donde  con  la  enormidad  de  fu 
:uerpo  prefto  encalla,  fín  poder yr,  ni  boluer.  Aqui  acu- 
len gran  copia  de  Indios  al  vencido , para  coger  fus  def- 
)ojos.  En  efe&o  la  acaban  de  matar, y la  parten  y hazcn 
to^os,  y de  fu  carne  harto  peruerfa , fecandola  y molié- 
lolahazen  ciertos  poluos, que  vían  para. fu  comida, y les 
lura largo  tiempo.  También  fe  cumple  aqui,  lo  que 
le  la  mifma  Vallena  dize  otro  pfalmo:  Dedifti wm efern pepu * 
sÉthiopum.  El  Adelantado  Pedro  Melendez  muchas  ve- 
:es  contaua  cft'a  pcfqueria,de  que  también  haze  menció 
donardesen  íu  libro.  Aunque  es  mas  menuda,  no  dexa 
le  fer  digna  de  referirle  tambié,  otra  pefqueria  que  vían 
le  ordinario  los  Indios  en  la  mar.  Hazen  vnos  como  ma 
tojos  de  juncia , o eípadañasfecasbienatadas,  que  alia 
laman  balfas,  y lleuanías  acuellas  halla  la  mar,  donde 
irrojandolas  conprefteza  fuben  en  ellas,  y afsi  caualle- 
os  fe  entran  la  mar  adentro , y bogandocon  vnos  cana- 
etesde  volado  y de  otro  fe  van  vna  y dos  leguas  en  alta 
nór  apefear,  licúan  en  los  dichos  manojos  fus  redes  y 
:uerdas,y  fuílentandofeíobrelas balías lanzan  fu  red, y 

L 3 eítan 


j ó 2 T)e  la  ¡iffioria  Natural  de  Indias 

eftan  pefcando  grande  parte  de  la  noche , o del  dia,hafiá 
que  hinchen  fu  medida , con  que  dan  labuelta  muy  con- 
tentos. Cierto  verlos  yr  a pelear  en  elCallao  de  Lima* 
era  para  mi  cofa  de  gran  recreación,  porque  era  muchos 
y cada  vno  en  fu  balfillacauallcrOjO  Tentado  aporíía cor- 
tando las  olas  de  el  mar,  que  es  brauo  alli  donde  pefean, 
parecían  los  Tritones , oNeptunos,  que  pintan  fobre  eí 
agua.  En  llegando  a tierra  Tacan  Tu  barco  acuellas, y lue- 
go le  desjiazen : ytienden  por  aquella  playa  las  eTpada- 
ñas,  para  que  Te  cnxuguen  y Tequen.  Otroslndios  délos 
valles  de  Yca  Tolian  yr  a pefear  en  vnos  cueros,  o pellejos; 
de  lobo  Marino  hinchados,  y de  tiempo  a tiempo  los  fo- 
plauan,  como  a pelotas  de  viento  para  que  no  Te  hundid": 
fen.  En  el  valle  de  Cañete, que  antiguamente  dezian  el 
Guarco,  auia  innumerables  IndiospeTcadores, y porque) 
reíiftieron  allnga,  quádo  fue  conquifiando  aquella tier-¡ 
ra,  fingió  pazes  con  ellos,  y ellos  por  hazerle  fiefiahizie-> 
ron  vna-peTca  Tolcnne  de  muchos  millares.de  Indios, que 
en  Tus  balfas  entraron  en  la  mar  : a labuelta  el  lngatuuoi 
apercebidos  Toldados  de  callada , y hizo  en  ellos  cruel; 
eftrago,  por  dónde  quedo  aquella  tierra  tan  deTpobla-; 
da  Tiendo  tan  abundare.  Otro  genero  de  peTca  vi,  a que! 
me  lleuó  el  Virrey  don  FranciTco  de  Toledo , verdad  es,i 
que  no  era  en  mar  fino  en  vnRio,  que  llaman  el  Rio  Grái 
de  en  la  prouincia  de  los  Charcas,dóde  vnos  Indios  Chi, 
riguanas  fe  pabullian  debaxo  de  el  agua , y nadando  con; 
admirable  prefieza  Teguian  los  peces,  y con  vnas  fiTgas,q; 
harpones  que  ileuatian  en  la  mano  derecha  nadando To^ 
lo  con  la  yzquierda, herían  el  peTcado,  y aTsi  atraueííadoj 
lo  Tacauan  arriba,  que  cierto  parecían  ellos  Ter  mas  peces; 
que  hombres  déla  tierra.  Y ya  que  hemos  falidodeb 
mar , vamos  a-eífotros  géneros  de  aguas , que  refian  por 
ámt. 

' ¡t 

CALÉ 


LibroTemro,  i ¿3 

C A (P.  1 8.  Délas  lagunas  y lagos  que fe  ha* 
lian  en  Indias. 

jp  N lugar  del  mar  Mediterráneo,  que  gozan  lastre gio- 
nes  del  viejo  orbe , proueyo  el  Criador  en  el  nuco© 
de  muchos  lagos,  y algunos  tá  grandes  cj  fe  puede  llamar 
maies,  pues  al  de  Paleftinale  llama  afsi  Iacfcritura3no 
fiendo  mayor  ni  aun  tan  grande  como  alguno  deftos.  El 
principal  es  el  de  Titicaca  en  el  Piru  enlasprouinciasdel 
Collao,  del  qual  fe  ha  dicho  en  el  libro  precedente , que 
tiene  de  box  quafi  ochenta  leguas,  y entran  en  el  diez  0 
doze  Ríos  caudales.  Comen co fe  vn  tiépo  a natiegar  en 
barcos  o nauios,  y dieronfe  tan  malamaña,  q elprimcro 
nauio  queentro,  fe  abrió  con  vn  temporal  que  viro  en  la. 
laguna.  El  agua  no  es  del  todo  amarga,  y (alebré,  como 
f del  mar,  pero  es  tá  gruefla,  que  no  es  para  bcuer.  Cria 
aosgeneros  de  peleado  en  abundancia,  vno  llaman  Su* 
hes,  que  es  grande  y fabrofo , pero  fiemofo  y malfano: 
)tro  Bogas  , mas  fano  aunque  pequeño  y muy  efpinofo. 
3e  Patos  yPatillos  de  agua  ay  innumerable  cofa  en  to- 
la la  laguna.  Quando  quiere  hazer  ííeíla  los  Indios  2 al* 
>un  perfonajeqpafTapor  Chucuyto , o por  Omafuyo  ,q 
on  las  dos  riberas  déla  laguna,  juntan  gran  copia  de  baP 
as, y en  torno  vá  per irguiendo  y encerrado  los  Patos,  ha 
ta  tomar  a manos  quantos  quieren, llaman  che  modo  de 
a^ar  Chaco.  Eftan  alas  riberas  defla  laguna  de  vna  yo- 
ra  parte  las  mejores  poblaciones  de  Indios  del  Piru.  Por 
l defaguadero  defta  fehaze  otra  menor  laguna,  aunque 
>icn  grande,  que  fe  llama  Paria , donde  también  ay  mu- 
ho  ganado  efpecial  Porcuno , quefeda  alli  enefiremo 
orla  totora  que  cria  la  laguna,  con  que  engorda  bien 
fíe  ganado.  Ay  muchas  otras  lagunas  en  los  lugares 
Itos  de  la  fierra,  délas  quales  nacen  Ríos,  o arroyos, 

' " I-4  que 


i<54  U Hijloria  Natural de India* 

que  vienen  adelante  a fer  muy  caudalofos  Ríos  . Como 
vamos  de  Arequipa  alCollao  ay  en  lo  alto  dos  lagunas 
hermofas  a vna  vanda  y a otra  del  camino , de  la  vna  fale 
vn  arroyo,  quedefpuesfehazcRio,y  va  ala  mar  del  Sur, 
de  la  otra  dizen,  que  tiene  principio  el  Rio  famofo  de  A- 
porima,  del  qual  fe  cree,q  procede  cola  grá  junta  deRios 
fe  llena  d e aquellas  fierras, el  Ínclito  Rio  de  las  Amazo- 
nas por  otro  nóbre  el  Marañon . Es  cofa  q muchas  vezes 
cófideré,  de  dóde  prouiene  auer  tatos  lagos  en  lo  alto  de; 

aqu  ellas  fierras  ycordil!eras,enlosquaTes  no  entra  Ríos, 

antes  falen  muy  copíelos  arroyos  , ynofe  fientenmen-: 
ouar  ciuafi  en  todo  el  año  las  dichas  lagunas.  Penfar  que ! 
de  nieues  que  fe  derriten , o de  lluuias  del  cielo  fe  h.azeft 
cftoslagosque  digo , no  fatisfaze  del  todo , porque  mu- 
chos dedos  no  tienen  effa  copia  de  nieue,  ni  tanta  lluuia, 
v no  fe Tienten  menguar,  que  todo  arguye  fer  agua  mana 
ti.il, que  la  naturaleza  prouey o alli,  aunqbien  es  oe  creer ' 
fe  ayuda  de  nieues  y lluuias  en  algunos  tiempos  del  ano..: 
Sotí  ellos  lagos  tan  ordinarios  en  las  mas  altas  cumbres, 
de  las  fierras, que  apenas  ay  Rio  notable, que  no  tenga  fas 
nacimiento  de  alguno  delíos.  El  aguadeños  lagos  eslimi 
pia  y clara:  cria  poco  pefeado,  yene  menudo,  por  elitio¡ 

ñ cótino  tienen, aunque  por  otra  nueua  tnarauillaíe  halla 
algunas  deftas£lagunas  fer.fummamentc  calientes.  En  fiin 
delvállc  de  Tarapaya  cercadePotofi  ay  vna  laguna  re- 
donda , y tanto  que  parece  hecha  por  compás , y con  fer 
la  tierra  donde  fale  frígidísima,  es  el  agua  calidísima.' 
Suelen  nadar  en  ella  cerca  de  la  orilla,  porque. entrando 
mas  no  pueden  fuñir  el  calor.  En  medio  defta  laguna  fe 
haze  vn  rem  olino  y borbollón  de  mas  de  veynte  pies  en 
largo  y ancho,y  es  allie!  proprio  manantial  de  la  laguna,1 
la  qual  con  fer  fu  manantial  tan  grande,  nunca  la  fiemen 
crecer  cofa  alguna , que  parece  fe  exhala  allí , o tiene  ab; 
gunos  defagiuáei  os  encubiertos-  Pero  tampoco  la  vee 


Libro  Tercero. 

menguar,  quecsotra  marauiila,  con  auerfacado  della 
vna  corriente  grueíTa,  para  moíer  ciertos  ingenios  de  me 
tal , y íiendo  tanta  el  agua  que  defagua  auia  de  menguar 
algo  de  razón.  Dexando  el  Piru , y pallando  a la  nueua 
El£añ|>  no  fon  menos  memorables  las  lagunas  que  en  e- 
lia  fehallan,  cfpecialmente  aquella  tan famofa  de  Méxi- 
co, en  la  qual  ay  d os  diferencias  de  aguas , vna  es  falobrc 
y como  de  mar,  otraclara  y dulce  caufada  de  Ríos  que 
entran  allí.  En  medio  déla  laguna  eftá  vn  peñol  muy  gra- 
ciofo,y  en  el  baños  de  agua  caliente,  y mana  alíi, queda- 
ra falud  lo  tienen  por  muy  aprobado.  Ay  fementeraslie 
chas  en  medio  de  la  laguna , que  eftan  fundadas  fobre  la 
propria  agua,  y hechos  fus  camellones  llenos  de  mil  di- 
ferencias de  femilías  y yeruas , y infinitas  flores,  que  fina 
es  viéndolo  no  fe  puede  bien  ñgnrar,  como  es.  La  ciu- 
dad de  México  eftáfundada  fobre  efta  laguna  , aunque 
los  Españoles  han  ydo  cegando  con  tierra  todo  el  fltio 
de  la  ciudad,  y fojo  han  dexado  algunas  acequias  gran- 
des, y otras  menores  que  entran , y dan  buelta  al  pueblo, 
y con  eftas  acequias  tienen  gran  commodidad,  para  el  a- 
carrcto  de  todo  quanto  han  menefter  de  leña,  yertia, 
piedra,  madcra,frutosdelatierra,yrodolodemas.  Cor- 
tés fabricó  vcrgantines,  quandó  conquifió  a México, def 
pues  pareció  , que  era  mas  feguro  no  vfarlos,  y afsifolo 
fe  íiruen  de  canoas , de  que  ay  grande  abundancia.  Tie- 
ne la  laguna  mucha pefca  yca^a,  aunque  no  vi  yo  della 
pefcado  deprecio , dizen  valen  losprouechos  de  lia  mas 
de  trezientQS  mil  ducados.  Otra  y otras  lagunas  ay  tam 
bien  nolexoscíeaüi  , de  donde  fe  lleua  harto  pefcado  a 
México  . La  prouincia  deMechoacan  fedizeafsi,  por 
fcr  tierra  de  mucho  pefcado : ay  lagunas  hermofas  y gra- 
des ab anda ntifsim as  de  pefcado , y es  aquella  tierra  fa- 
ua^y  frcfea.  Otros  muchos  lagos  ay,  que  hazer  mención; 

L 5;  d e 


1 66  De  U Fíiftoria  Natural  de  Indias  \ 

¿£  rodos»  ni  aun  faberlos  en  particular,  no  es  pofsible. 
Solo  fe  aduierta , lo  que  en  el  libro  precedente  fe  notó, 
que  debaxo  de  la  Tórrida  ay  .mayor  copia  de  lagos , que 
en  otra  parte  de  el  múñelo.  Con  lo  dicho  , y otro  poco 
qué  digamos  de  Ríos  y Fuentes^quedará  acabado  lo  que 
íe  ofrecedeziren  efta  materia. 

9.  i 

C jí  P*  15?.  De  diuer fas  fuentes  y 
manantiales. 

pO  M O en  otraspartes  del  mundo  aíslenlas  Indias 
V>  ay  gran  diuerfidad  de  manantiales,y  fuentes, y Ríos 
y algunos  depropriedades  eftrañas.  En  Guancauelica  ' 
de  el  Piru,  donde  eftan  las  minas  de  Agoze,  ay  vna  fuen- 
te, que  mana  agua  caliente,  y como  va  manando,  ela- 
gua,  fe  va  conuirtiendo  en  peña.  De  efta  peña,  o piedra 
tienencdifícadas  quafi  todas  iascafas  de  aquel  pueblo. 
Es  piedra  blanda,  y fuauc  de  cortar,  y con  hierro  la  cor- ! 
tan,  y labran  con  la  facilidad  que  fí  fuelle  madera,  y es  1 
liuiana  y durable.  De  efta  agua  fibeuen  hombres,  oa- 
nimalcs,  mueren:  porque  fe  les  congela  en  el  vientre,  j 
y fe  haze  piedra,  y afsi  han  muerto  algunos  cauallos.  ■ 
Como  fe  va  conuirtiendo  en  piedra , el  agua  que  va  ma-  1 
nandotapa  el  camino  a la  demas,  y afsi  es  for  fofo,  mu- 
dar la  corriente,  polio  qiul  mana  pordiuerfas  partes, ; 
Como  vacreciendo  lapeña . En  la  punta  o cabo  de  San- 
dia Elena  ay  vn  manantial  o fuente  de  vn  betún,  que  1 
en  el  Piru  llaman  Copey.  Deue  defer  aeftemodo,  lo  < 
que  la  eferkura  refiere  de  aquel  valle  filueftre  , don- 
de  fe  hallauá  pozos  de  betún . Aproucchanfe  los  mari- 1 
ñeros  de  aquella  fuente  o pozo  de  Copey,  para  brear  las  : 

xar 


LibroTercero.  i (,? 

xnrciás  y aparejos,  porque  les  íirue  corneo  la  pez  y brea 
de Efp  aña*  para  aquel  efe&o.  Viniendo  navegando  pa* 
ra  la  nu-eu*  Eípaña  por  la  coila  de  elPiru  ,rae  moííro 
cLPiloto  la  Isla,  que  llaman  de  Lobos,  donde  nace  o- 
tra  fuente  , o pozo  del  Copey , o betún  que  he  dicho, 
con  que  afsi  mifmo  brean  lasxareias.  Y ay  otra  fuente 
o manantial  de  Alquitrán . Dixome  el  fobredic-ho  Pi- 
loto hombre  excelente  en  fu  minifterio  , que  le  auia 
acaecido  nauegando  por  alli  algunas  vezes  eílando 
tan  metido  alamar,  que  no  auia  viña  de  tierra,  faber 
por  el  olor  del  Copey,  dondefe  hallaun,  tan  cierto  co- 
mo  íi  vuiera  reconocido  tierra:  tanto  es  el  olor  , que 
perpetuamente  feefparze  de  aquel  manantial  . En  íos 
Baños  epe  Maman  de  el  Inga , ay  vn  Canal  de  agua,  que 
faTe  hiriuend  o , , y j unt o a el  otro  de  agua  tan  fria  , como 
denieue.  Vfauael  Inga  templar  lá  vnacon  la  otra  co- 
mo quería , y es  de  notar , que  tan  cerca  vno  de  otro  aya 
manantiales  de  tan  contrarias  qualidades.  Otros  innu- 
merables ay  en  efpecial  en  la  prouincia  de  los  Charcas, 
en  cuya  agua  no  fe  puede  fuffirtener  la  mano  porefpa- 
ciode  vna  Aue  María,  como  yo  lo  vi  fobre  apuefta.  En 
f 9U,ZCO  ticnen  vna  heredad,  donde  mana  vna  fuente 
deSal,  que  afsi  como  va  manando,  fe  vaco  r nancloSal5 
y es  blanca  y buena  amarauilla,  que  íi  en  otras  partes 
fuera,  nofuera  poca  riqueza,  allinolocs,  por  la  abun- 
dancia que  ay  de  Sal.  Las  aguas  que  corren  en  Gua* 
que  es  en  el  Piru , quaíi  debaxo  de  la  Equinmdü, 
las  tienen  por  faludablespara  el  mal  Francés,  y otros  fe - 
mejátes,  y afsi  vá  alli  a cobrar  fallid  de  partes  muy  remo- 
tas, dize  fer  la  caufa,  q ay  por  aquella  tierra  infinita  cofa 
déla  rayz  q llama  zarzaparrilla,  cuy-a  virtud  y operación 
está  notoria,  y q las  aguas  toma  de  aquella  virtud , para 
&naiv  Bilcanota  es  vn  cerro,  cjuefegun  la  opinión  déla 


x6$  Vela  Hfíoria  Natural  de  Indias 

oente  eftá  en  el  lugar  mas  alto  de  el  Piru . Por  lo  alto  ei- 
rá cubierto  de  nieuc,y  por  partes  todo  negro  como  car- 
bón. Salen  del  dos  manantiales  a partes  contrarias,  que 
en  breue  rato  fe  hazen  arroyos  grandes , y poco  defpues 
Ríos  muy  caudalofos,  va  el  vno  al  Collao  a la  gran  la- 
guna de  Titicaca  > el  otro  va  a los  Andes , y es  el  que  lla- 
man Yucay , que  juntándole  con  otros  Tale  a la  mar  de  el 
Norte  con  excefsiua  corriente.  Efte  manantial,  quando 
fale  de  la  peña  Bilcanota  que  he  dicho,  es  de  la  mifma  , 
manera  que  agua  de  lexia,la  color  cenizienta  ,y  todo  el 
baheandovnhumo  de  cofa  quemada,  yafsi  corre  largo 
trecho,  hafta  que  la  multitud  de  aguas,  que  entran  en  el,  i 
le  apagan  aquel  Fuego , y humo  que  faca  de  fu  principio. 1 
En  la  nueua  Efpaña  vi  vn  manantial  como  de  tinta  algo 
azul, otro  en  el  Piru  de  color  roxo  como  de  fangre , por  i 
donde  le  llaman  el  Rio  Bermejo. 


C / 20.  Venios. 


ENTRE  todos  los  Ríos  no  Tolo  deludías  fino  de  el 
vniuerfo  mundo  el  principado  tiene  el  Rio  Maraño  ti! 
o de  las  Amazonas, de  el  qual  fe  dixo  en  el  libro  paliado. 
Por  efte  han  nauegado  diuerfas  vezes  Efpañoles  preten-i 
diendo  defeubrir  tierras,  que  fegun  fama  fon  de  grandes 
riquezas,  cfpecialmente  la  que  llaman  el  Dorado,  y el 
Paytiti.  El  Adelantado  luán  de  Salinas  hizo  vna  entra- 
da por  el  notable,  aunque  fue  de  poco  efe&o . Tiene  vn 
patío  que  le  llaman  el  Pongo , que  dcue  ferde  lospe-; 
rtgroiosde  el  mundo,  porque  recogido  entre  dos  pc-J 
ñas  altifsimas  tajadas , da  vn  falco  abaxo  de  terrible 
profundidad , adonde  el  agua  con  el  gran  golpe  haze 
r tales 


Lihro'Tercero.  169 

tales  remolinos,  que  parece  impofsible  dexar  de  anegar- 
fe,  yhundirfealli.  Contodoeííolaofadiadelos  hom- 
bres acometió  a paíFar  aquel  paífo  por  la  codicia  del  Do- 
rado tan  afamado  . Dexaronfecaerde  lo  alto  arrebata- 
dos del  furor  del  Rio, y afíendofe  bien  a las  canoas, o bar 
cas  en  que  yuan, aunque  fe  traftornauan  al  caer,  y ellos  y 
fus  canoas  fe  hundían,  tornauan  a lo  alto,  y en  fin  có  ma- 
ña y fuerza  falian.  En  efe&o  efcapó  todo  el  exercito, ex- 
cepto muy  poquitos  que  fe  ahogaró,  y lo  que  mas  admi- 
ra, dieronfe  tan  buena  maña , que  no  fe  les  perdió  la  mu- 
nición y poluora  quelleuauan.  A labueka  (porque  aca 
bo  de  grandes  trabajos  y peligros  la  vuieron  de  dar  por 
alli)  íubieron  por  vna  de  aquellas  peñas  altifsimas,afien- 
doíe  a los  puñales  que  hincauan.  Otra  entrada  hizo  por 
el  mifmo  Rio  el  Capitán  Pedro  de  Orfua,  y muerto  el , y 
amotinada  la  gente, otros  Capitanes  profiguieron  por  el 
brafo  que  viene  hafla  el  mar  del  Norte.  Dezianos  vn  re- 
ligio fo  de  nueílra  Compañía,  quefíendofeglar  fe  halló 
en  toda  aquella  jornada,  que  quafí  den  leguas  fubian  las 
mareas  el  Rio  arriba,  y que  quando  viene  ya  a mezclarfc 
có  el  mar,  que  es  quafí  debaxo,  o muy  cerca  déla  Linea, 
tiene  fetenra  leguas  de  boca,  cofa  increyble , y que  exce- 
de a la  anchura  del  mar  Mediterráneo.  Aunque  otros  no 
[e"daertfusdefcripciones  fíno  veyntey  cinco,o  treynta  le 
guas  de  boca . Defpues  defte  Rio  tiene  eí  fegundo  lugar 
en  el  vniuerfo  el  Rio  déla  Plata,  que  por  otro  nombre  fe 
dize  el  ParaguayCel  qual  corre  de  las  Cordilleras  del  Pi- 
ru , y entra  en  la  mar  en  altura  de  treynta  y cinco  grados 
al  Sur.  Crece,  al  modo  que  dizen  del  Niío,pero  mucho 
mas  fín  comparacion,y  dexa  hechos  mar  los  campos  que 
baña  por  efpacio  de  tres  meTesitteípues  fe  bireli1c«a»fiw»a 
dre,  fuben  por  el  nauios  grandes  muy  muchas  leguas.  Os- 
tros Ríos  ay  que  aunq  no  de  tanta  grandeza , pero  ygua- 
lan , y aun  vencen  a los  mayores  de  Europa , como  el  de 


17°  Déla  Hijloria  Natural  de  Indias 

la  Magdalena  cerca  de  Sandia  Marta , y el  Rio  Grande,y 
eí  de  Aíuarado  en  nueuaEfpaña,  y otros  innumerables. 
De  la  parte  del  Sur  en  las  fierras  del  Piru  no  ion  tan  gran- 
des  los  Ríos  communmente,  porque  tiene  poco  eípacio 
de  corrida , y no  pueden  juntar  tantas  aguas,  pero  ion  re- 
cios por  caer  de  la  fierra,  y tienen  aucnidas  fubitas,  y por 
eíTo  fonpeligrofos,  yhan  íido  caula  de  muchas.muertcs: 
en  tiempo  de  calores  crece,  y vienen  de  auenida.  Yopaí 
fe  veynte  y fíete  por  la  eolia,  y ninguno  dellos  a vado.  V- 
ían  los  Indios  de  mil  artificios  para  pallar  los  Ríos.  En  al- 
gunas partes  tienen  vnagranibgaatraüeílada  de  vanda 
a vanda,  y en  ella  vnceflon,  o canaílo,  en  el  quai  fe  mete 
el  que  ha  de  p aífarfy  de  fde  la  ribera  tiran  del,  y afsi  paña 
eníucefto.  En  otras  partes  va  el  Indio  comocauaileroi 
en  y na  balfa  de  paia,  y toma  a las  ancas,  al  que  ha  de  paf-, 
far,  y bogado  con  vn  canalete  paila.  En  otras  partes  tie- 
nen vn a gran  red  de  calabazas,  fobre  las  quales  echan  las 
perfonas,  o ropa  que  han  de  saífar,  y los  Indios  aíidos  co 
vnas  cuerdas  van  nadando , y tirando  de  la  balfa  de  cala-; 
ba£as,comocauallos  tiran  vn  coche,  o carrosa,  y otros 
detras  van  dando  empellones  a la  balfa,  para  ayudarla. 
PaíTados  toman  acuellas  fu  balfa  de  calabacas , y tornan 
a paífar  anado , eflo  hazen  en  el  Rio  de  Santa  de  el  Piru. 
En  el  de  Aíuarado  de  nueua  Efpaña  paliamos  fobre  vna| 
tabla , que  toman  a hombros  los  Indios , y quando  pier- 
den pie¡,  nadan . Ellas  y otras  mil  maneras  que  tienen  de 
paífar  los  Ríos, ponen  cierto  miedo  qnando  íe  miran, por 
parecer  medios  tan  flacos  y frágiles, pero  en  efedio  ion, 
muy  feguros.  Puentes  ellos  no  las  vfauan  fino  de  crifnc- 
jas  y paja . Ya  ay  en  algunos  Ríos  puentes  de  piedra  por 
la  diligencia  de  algunos  Gouernadores , pero  harto  me- 
nos de  las  que  fuera  razón , en  tierra  donde  tantoshom- 
bres  fe  ahogan  por  falta  dellas,  y que  tanto  dinero  dan,  ¡ 
de  que  no  foío  Efpaña,  pero  cierras  cítrangeras  fabrican 

fober- 


Lihr o Tercero.  jy  i 

íoberuios  edificios.  De  los  Ríos  que  corren  délas  fier- 
ras, Tacan  en  los  valles  y llanos  los  Indios  muchas  y gran- 
des acequias,para  regar  la  tierra,  las  quales  vfaron  hazer 
con  tanto  orden  y tan  buen  modo  , que  enMurcia,nien 
Milá  no  le  ay  mejor,  y efia  es  la  mayor  riqueza,  o toda  te 
que  ay  en  los  llanos  de  clPiru,  como  también  en  otras 
muchas  partes  de  Indias. 


CJT:  2 1 . De  la  qu  al  i dad  de  la  tierra 
de  Indias  en  general. 

í A qualidad  de  la  tierra  de  Indias  ( pues  es  eíte  el  po- 
^ ftrer©  de  los  tres  elementos , que  propufimos  tratar 
-n eñe  libro ) en  gran  parte  fe  puede  bien-entcnder,por 
o que  efia  difputado  en  el  libro  antecedente  de  la  Tor- 
ida  Zonarpues  la  mayor  parte  de  Indias  cae  debaxo  dé- 
la. Pero  para  que  mejor  fe  enriendare  confiderado  tres 
hferécias  de  tierra  en  lo  que  he  andado  en  aquellas  par- 
es, vna  esbaxa,  y otra  muy  alta,  y la  que  efia  en  medio 
kilos  extremos.  Latkrrabaxa  es,  la  q es  cofia  de  mar, 
jen  todas  lasíndias  fe  halía,  y efia  de  ordinario  es  muy 
itrrnida  y caliente  , y aísles  la  menos  Tana , y menos  po- 
dada al  prefente . Bien  que  vuo  antiguamente  grandes 
oblaciones  de  Indios,  como  de  las  hiftorias  de  la  nueua 
fp*aña,  y del  Píru  confia,porquecomo  les  era  natural  a- 
lidia  región , a los  que  en  ella  nacían  y fe  criauan  , com 
nuauanfe  bien  . Biuian  depeíquerias  del  mar,  y de  las 
“mente ras  que  hazian  Tacando  acequias  de  los  Ríos 
orrque  fuplian  la  falta  deliuuias,  que  ordinariamen- 
* es  poca  en  la  cofia,  y en  algunas  partes  ninguna  del 
^do.  Tiene  efia  tierra baxa  grandifsimos  pedacos  in-? 
abitables,ya  por  arenales  que  los  ay  crueles,  y montes 
ateros  de  arena;  ya  por  ciénagas*  que  como  corre  el 

agua¿ 


17  2 Ve  la  H 'tjiork  Natural  de  Indias 

agua  délos  altos,  muchas  vezes  no  halla  falida,y  viertefe, 
y haze  pantanos  y tierras  anegadizas  fin  remedio.  En  e- 
fe&o  la  mayor  parte  de  toda  la  cofia  del  mar,  es  de  efta 

fuerte  en  Indias,  mayormente  por  la  parte  del  mar, de  el 
Sur.  En nuefiro tiempo eftátan difminuyda y menofca- 
bada  la  habitación  deftas  cofias,  o llanos,  que  de  treynta 
partes  fe deuen  de  auer  acabado  las  veynte  y nueue,  lo 
quedara  de  Indios,  creen  muchos  fe  acabará  antes  de 
mucho.  Atribuyen  efio  diuerfos a diuerfas caufas,  vnos 
a demafíado  trabajo  que  han  dado  a los  Indios,  otros  al 
diuerfo  modo  de  mantenimiétos  y beuidas  que  vfan,def 
pues  que  participan  del  vfo  de  Efpañoles,  otros  al  denu- 
dado vicio  que  en  beuer,  y en  otros  abufos  tienen.  Y yo 
para  micreo , que  efta  deforden  es  la  mayor  caufa  de  fu 
diminución,  y el  difputarlo  no  es  para  agora.  En  efta  tier 
rabaxa  que  digo,  que  generalmente  esmalíana,ypoco 
apta  para  la  habitación  humana , ay  excepción  de  algu  * 
ñas  partes  que  fon  templadas  y fértiles, como  es  gran  par 
te  de  ios  llanos  del  Firu , donde  ay  valles  frefeos  y abun^ 
dantes . Suftenta  por  la  mayor  parte  la  habitación  de  la 
cofia  el  comercio  por  mar  con  Efpaña,  del  qual  pende  tú 
do  el  efiado  de  las  Indias.  Efian  pobladas  en  la  cofia  al- 
gunas ciudades,  como  en  el  Piru  Lima  ,y  Truxillo : Pa J 
ñama,  y Cartagena  en  Tierrafirme:  Sandio  Domingo,  y 
Puerto  Rico,  y la  Hauana  en  las  Islas : y muchos  pueblos 
menores  como  la  Veracruz  en  la  nueua  Efpaña , Yca , y 
Arica,  y otros  en  el  Piru:  y communmentclosPuertoí 
( aunque  poca)  ticnfc  alguna  población.  La  fegunda  nu 
nera  de  tierra  es  por  otro  extremo  muy  alta, y por  el  cor 
(fruiente  Friay  íeca  , como  lo  fon  las  fierras  comunmete 
Efta  tierra  no  es  fértil , ni  apazible , pero  es  fana,  y afsi  e¡ 
muy  habitada , tiene  paftos  y con  ellos  mucho  ganado,  c 
es  gran  parte  del  fuftento  déla  vida  humana , con  efio  fu 
píen  la  falta  de  femeateras3refcatando  y traxinando.  L< 


Libro  Tercero . 175 

quehazc  ellas  tierras  fer  habitadas^  algunas  muy  pobla 
das,  es  la  riqueza  de  Minas,  que  fe  halla  en  ellas , porque 
a la  plata  y al  oro  obedece  todo.  En  efías  por  ocaíion  de 
JasMinas  ay  algunas  poblaciones  deEfpañolcs  y deln- 
dios  muy  crecidas,  como  es  Potoír,  y Guancauelica  en  el 
Piru , los  Cacatecas  en  nueua  Eípaña . De  Indios  ay  por 
todas  las  férranias  grande  habitación , y oy  dia  fe  íbften- 
tan,y  aun  quieren  dezir,  que  van  en  crecimiento  losln? 
dios,  faluo  que  la  labor  de  Minasgafla  muchos,  y algu- 
nas enfermedades  generales  hanconfumido  gran  parte* 
como  el  Cocolifte  en  la  nuena  Eípaña,  pero  en  efeélo  de 
parte  de  fu  viuienda  no  fe  vee,  que  vayan  en  diminución. 
En  eñe  extremo  de  tierra  alta , fría , y feca  ay  los  dos  be- 
neficios que  he  dicho  de  paílos  y Minas,  que  rccompen- 
fan  bien  otros  dos  que  tienen  las  tierras  baxas  de  colla,  q 
es  el  beneficio  de  la  contratación  de  mar , y la  fertilidad 
de  vino,  que  no  fe  da  fino  en  efías  tierras  muy  calientes. 
Entre  efíos  dos  Extremos  ay  la  tierra  de  mediana  altura, 
que  aunque  vna  mas  o menos  que  otra  no  llegan  ni  al  ca- 
lor  de  la  coila , ni  al  dcfíemple  de  puras  fierras  . En  cfta 
manera  de  tierra  fe  dan  fementeras  bien,  de  trigo,  ceua- 
da,  y mayz,  las  quales  no  fe  dan  en  tierras  muy  altas, aun- 
j fien  baxas.  Tiene  rabien  abüdácia  de pafíosy  ganados 
rutas, y arboledas  fe  dan  aífazy  verduras.  Para  la  falud 
/ p ara  el  contento  es  la  mejor  habitación , y afsi  lo  mas  q 
íftá  poblado  en  Indias,  es  defía  qualidad.  Yo  lo  he  con- 
Iderado  con  alguna  atención  en  diuerfos  caminos,  y dif- 
:urfos  que  he  hecho, y hallado  por  buena  cuenta,  que  las 
srouincias  y partes  mas  pobladas  y mejores  de  Indias 
kn  de  e fíe  jaez.  En  la  nueua  Efpaña  (que  fin  dudaesde 

0 mejor  que  rodea  el  Sol)  mirefe,  que  por  do  quiera 
^uc  fe  entre, tras  la  cofia  luego  fe  va  fubiendo  fubiendo, 

1 aunque  delafumma  fubida  fe  torna  a declinar  defpucs, 
tspoco , y queda  Ja  tierra  mucho  mas  alta  que  ella  la  co- 

M fía. 


[iremos  agora. 

C JP.  22.  De  las  pro j 
tierra  del  Tiru, 


174  la  Hijloria  Natural  de  Indias 

ña.  Afsi  eñá  todo  el  contorno  de  México,  y lo  que  mira 
el  Bolean,  que  es  la  mejor  tierra  de  Indias.  Afsi  en  el  Pi- 
ru,  Arequipa, y Guamanga,y  el  Cuzco, aunque  vna  algo 
mas , y otra  algo  menos , pero  en  fin  toda  es  tierra  alta,  y 
que  della  febaxa  a valles  hondos, y fe  fu-be  a fierras  altas, 
y lo  mifmo  me  dizen  de  Quito,  y de  Santafe,  y de  lo  me- 
jor del  nueuo  Reyno.  Finalmente  tengo  por  gran  acuer 
do  delhazedor,proueer,que  quafila  mayorparte  defta 
tierra  de  Indias  ftiefie  alta,  porque  fueífe  templada,  pues 
Tiendo  baxa  fuera  muy  calida  debaxodela  Zona  Tórri- 
da, mayormente  diñando  déla  mar.  Tienetambien  qua 
Ti  quanta  tierra  yo  he  vifto  en  Indias,  vezindad  de  fierras 
altas  por  vn  cabo,  o por  otro  , y algunas  vezes  por  todas 
partes.  Tanto  es  efto , que  muchas  vezes  dixe  alia , que 
deífeaua  verme  en  parte,  donde  todo  el  Orizonte  fe  ter- 
mínaífe  con  el  cielo  y tierra  tendida,  como  en  Efpaña  en 
mil  campos  fe  vee,pero  jamas  me  acuerdo,  auer  vifto  en 
Indias  tal  viña , ni  en  Islas  ni  en  tierra  firme , aunque  an- 
duue  bien  mas  de  fetecientas  leguas  en  largo.  Mas  como 
digo , para  la  habitación  de  aquella  región  fue  muy  com 
veniente  la  vezindad  de  los  montes  y fierras,  para  teim 
piar  el  calor  del  Sol . Y afsi  todo  lo  mas  habitado  de  In 
dias  es  del  modo  que  eñá  dicho,  y en  general  toda  ella  c< 
tierra  de  mucha  yema,  y paños,  y arboleda, al  contrario 
delo  qne  Ariñoteles  y los  antiguos  penfaron.  Defuertí 
que  quando  van  de  Europa  a Indias, fe  maraaiüan  de  vei 
tierra  tan  amena  y tan  verde,  y tan  llena  de  fr efeura,  aur 
que  tiene  algunas  excepciones  eña  regla , y la  principa 
es  de  la  tierra  del  Piru,  que  es  eñraña  entre  todas,  del; 


Libro  Tercero . 

p O R Finí  entendemos  no  toda  aquella  gra  parte  dei 
* mundo,  que  intitulan  la  erica,  pues  en  efla  fe  có- 
prehende  el  BrafiLy  el  Reyno  de  Chile, y el  de  Granada, 
y nada  deño  es  Piru,  fino  iolamete  aquella  párte  que  cae 
a la  vanda  del  Sur,  y comienza  del  Reyno  de  Quito,  que 
eíládebaxo  de  la  Linea , y corre  en  largo  baila  el  Reyno 
de  Chile,  que  falede  los  Trópicos,  que  (eran  feyfcierstas 
leguas  en  largo , y en  el  ancho  no  mas  de  baila  lo  que  to- 
man los  Andes,  que  íerancincuenta  leguas  comixuinmé- 
te,  aunque  en  algunas  partes  como  hazla  Chachapoyas 
ay  mas . Eñe  pedazo  de  mundo  que  fe  llama  Piru , es  de 
mas  notable  confideracion,por  tener  propriedades  muy 
eflrañas,  y íer  quañ  excepción  de  la  regía  general  de  ticr 
^as  de  Indias . Porque  lo  primero  toda  fb  coña  no  tiene 
ino  vn  viento,  y eñe  no  es  el  que  fuelc  correr  debaxo  de 
a Tórrida, fino  fu  contrario  que  es  el  Sur  y Snduefte.  Lo 
cgundo  con  fer  de  fu  naturaleza  eñe  viento  el  mas  tepc- 
laofo,  y mas  pefado  y enfermo  de  todos,  es  allí  a mara- 
ca fu aue,  fano,  y regalado , tanto  q a el  fe  deue  la  habí- 
ació  de  aquella  coña,  q fin  elfuera  inhabitable  de  calie- 
eycongoxofa.  Lo  tercero  en  toda  aquella  coila  nunca 
iueue,ni  truena, ni  graniza, ni  nieua,q  es  cofa  admirable, 
-.o  quarto  en  muy  poca  diñada  junto  a la  coila  Hueu  e,  y 
iieua,y  truena  terribleméte. Lo  quintocorriédo  doscor 
Hileras  3 motes  al  parejo, y en  vna  mifma  altura  dePolo, 
nía  vna  ay  grádifsima  arboleda, y ílueue  lo  niasdeí  año, 
es  muy  calida:  la  otra  todo  lo  cótrario  es  toda  pelada, 
luyfria,  ytiene  elaño  repartido  en  inuierno  y verano, 
nlliuúas,y  ferenidad.  Para  q todo  eílo  fe  perciba  mejor, 
aíe  decófiderar,  q el  Piru  eña  diuido  en  tres  como  tiras 
irgas  y angoftas,q  fon  llanos,  fierras,  y Andes:  los  llanos 
5n  coña  ala  mar:  la  fierra  es  todo  cueñas  co  algunos.va 
es : los  Andes  fon  motes  efpefsifsimos.Tienen  los  líanos 
je  ancho  como  diez  leguas, y en  alguas  partes  menos,  en 

M 2 otras 


, 7 g fíela  Hiftoria  Natural  de  India* 

otras  algo  mas,  la  fierra  terna  veynte,  los  Andes  otras 
veynte  ?n  partes  masy  en  partes  menos , corren  lo  largo 
de  Norte  aSur,lo  ancho  de  Oriente  a Poniente.  Espues 
eofii  marauillofa.que  en  tan  poca  dtftancia i como  fon  cm 
cuenta  leguas,  diftando  ygualmentede  la  Linea,  y Polo, 
aya  tan  grande  diuerfidad,que  enla  vna  parte  quafi  fiera 
pre  llueue , en  la  otra  parte  quafi  nunca  llueue,  y en  la  o- 
tra  vn  tiempo  llueue,  yotronollueue.  En  la  cofia  o lia- 
nos  nunca  llueue,  aunque  a vezes  cae  vna  agua  menudi- 
Ha  que  ellos  llaman  Garúa,  y en  Cartilla  Mollina,  yerta 

a vezes  llega  a vnos  goteroncillos  de  agua  que  cae,  pero 
en  efedo  no  ay  tejados,  ni  agua  que  obligue  a ellos.  Los 
tejados  fon  vna  eftera  con  vn  poco  de  tierra  encima,  y el 
fo  les  harta.  En  los  Andes  quau  todo  el  ano  hueue,  aun- 
que vn  tiempo  ay  masferenidad  que  otro.  En  la  fierra  q 

?ae  en  medio  deftosexrremos,  llueue  a los  tmfmost.em 
posqueenEfpaña,  que  es  deídeSaiemhre  a ■ Arna^Y  e 
forro  tiépo efta fereno,  qésqiHfido mas dckuado and 
el  Sol,  y ío  contrario  quAnda  mas  cercano,  de  lo  qna  1 
trato  aífaz  en  ellibro  paífado.  Lo  q llaman  Andes, y lo  q 
llaman  fierra , fon  dos  Cordilleras  de  montesaltifsimos, 
ydeueode  correr  mas  de  mil  leguas  la vna  a vifta  déla  o 
tra  quafi  como  paralelas.  En  la  fierra  fe  crian  quafi  turra 
irser'ables  manadas  de  Vicuñas,  que  fon  aquellas  come 
CabrasMontefes  tan  ligeras.  Crianíe  también  losqur 
llaman  Guanacos, y Pacos , que  fon  los  Carneros,  y j«m 
lamente  losjumentos  de  aquella  tierra,  de  quefe trata 
ra  a fu  tiempo.  En  los  Andes  fecrráMonos,y  Mtcos  mu 
chos  y muy  graciofos,  y Papagayos  en  quantrdad.  Dafi 
ía  yerna , o árbol  que  llaman  Coca , que  tan  eft«mad« 
délos  Indios, y tanto  dinero  vale  fu  trato.  Lo  que  llam, 
fierra, en  partes  donde  fe  abre.haze  valles  que  . • 

jor  habitación  del  Piru,  comoel  deXauxa,  cr  de  Anda 

guaytas,  d de  Yuc  ay.  En  eftos  valles  fe  da  may  z,  y rngj 


LiíroTemro.  177 

y frutas  en  vnas  roas,  y en  otras  menos.  PaíTadala  ciudad 
del  Cuzco  ( que  era  antiguamente  la  Corte  délos  Seño- 
res de  aquellos  Reynos)las  dos  Cordilleras  que  he  dicho 
fe  apartan  mas  vna  dc  otra, y dexan  en  medio  vna  campa 
ña  grande , o llanadas , que  llaman  la  prouincia  del  Ca- 
llao. En  eftasay  quantidad  de  Ríos , y la  gran  laguna  Ti- 
ticaca>y  tierras  grandes,  y paitos  copiofos,  pero  aunque 
es  tierra  llana,  tiene  la  mifma  altura  y deíleplanpa  de  ñer 
ra.  Tampoco  cria  arboleda,  ni  leña,  pero  Tupien  la  falta 
de  pan  con  vnas  rayzes  que  íiembran,  que  llaman  Papas, 
las  quales  debaxo  de  la  tierra  fe  dan , y ellas  fon  comida 
de  los  Indios,  y fecandolas  y curándolas  hazen  dellas,  lo 
que  llaman  Chuño,  q es  el  pan  y fuílento  de  aquella  tier- 
ra. También  fe  dan  algunas  otras  rayzes  y yeruezuelas, 
que  comen.  Es  tierra  Tana,  y la  mas  poblada  de  Indias, 
y la  mas  rica,  por  el  abundancia  de  ganados  que  fe  crian 
bien , afsi  de  los  de  Europa  ouejas , vacas,  cabras , como 
de  los  de  la  tierra  que  llaman  Guanacos  y Pacos,  ay  caca 
de perdizes harta . Traslaprouinciadel  Collao  viene  la 
de  los  Charcas,  donde  ay  valles  calientes,  y de  grandísi- 
ma fertilidad,  y ay  cerros  afpcrifsimos,  y de  gran  riqueza 
de  minas,  que  en  ninguna  parte  del  mundo  las  ay,  ni  ha 
suido  mayores,  ni  tales. 

' 

Cjí  T,  23.  De  las  caufas  que  dan,  de  no 
llover  en  los  llanos. 

POMO  es  cofa  tan  extraordinaria,  que  aya  tierra, 
^ donde  jamas  llueue,  ni  truena,  naturalmente  aperc- 
hen los  hombres  faberlacaufa  cíe  tal  nouedad.  Eldif- 
turfo  que  hazen  algunos,  que  lo  h uiconíiderado  con  a* 
encion,  es,  que  por  falta  de  materia  no  fe  leuantan  en  a- 
jjuella  coila  bahosgrudíos,y  íufícieutcs  pan  engendrar 
i ■ . ' M 3 lili- 


*7$  De  la  HifloriaKaturd  de  India u 

!luuia,fino  folo  delgados  que  bailan  a hazeraquclla  nte* 
blay  garúa.  Como  vemosqueen  Europa  muchos  dias 
por  la°mañana  feleuantanhahos , que  no  paran  en  UuuU 
fino  folo  en  nieblas, lo  qualpromene  déla  materia  por  no 
fer  grueífa  y fuficienre  para  boluerfe  en  lluuia.Yque  enla 
coila  del  Piru fea  eífo  perpetuo  , como  en  Europa  algu- 
nas vezes,dizen  fer  lacaufa  que  toda  aquellaregion  es  íc- 
quifsima  y inepta  para  vapores  grueíTos.Lafequedad  bie 
fe  vee  por  los  arenales  immenfos  que  tiene  y porq  ni  fuea 
tes  ni  pozos  no  fe  hallan  fino  es  en  grandifsima  profundi- 
dad de  quinze  y maseílados,y  aun  etfos  ha  de  fer  cerca- 
nos a rios,de  cuya  agua trafcolada  fe  hallan  pozos,  tanto 
q por  experiencia  fe  ha  viflo,que  quitando  el  rio  de  fu  ma, 
dre  y echándole  por  otra,  fehan  fecado  los  pozos, haíla  q 
boluio  el  rio  a fu corriente.  De  parre  déla caufa  material 
para  no  lloucr  dan  ella.  De  parte  déla  eficiente  dan  otra, 
no  de  menos  confideracion,  y es,  que  lá  altura  excefsiua' 
de  la  fierra- que  corre  por  toda  la  coila,  abriga  aquellos, 
llanos  de  fuerte  q no  dexa  foplar  victo  de  parte  de  tierra, 
fino  es  tán  alto  , que  excede  aquellas  cumbres  tan  leuan- 

t adas,  y afii  no  corre  mas  del  viento  de  mar  , el  qual  no 
teniendo  contrario  , no  aprieta  ni  exprime  los  vapores 
que  fe  leuantan,  para  que  hagan  lluuia,  Demaoeraque 
clabrieo  déla  fierra eílorua  elcondenfarfe  los  vapores, 
y haze  que  todos  fe  vayan  en  nieblas  efparzidas.  Con 
eíle  difeurfó  vienen  algunas  experiencias, como  eslío- 
uer  en  algunos  collados  de  lac.ofta,,que  eflan  algo  me 
nos  abrigados.  Como  fon  los  cerros  de  Atico,  y Ate- 
quipá.  Icem  auer  llouido  algunos  años  que  han  corrí 
do  Nortes,  o Briíasportodaelefpacio  que  alcanzaron, 
como  acaeció  el  año  de  fetenta  y ocho  endos  llanos  de 
Truailló, donde líouio  muchifsimo , cofa  que  no  auiar 
viílo  muchos  figlos  auia.  Item  enla  mifma  cofia  llue- 
ve donde  alcanzan  de  ordinario  Bdfa$?  o Nortes, co. 


LihroTercere . jyp 

taa  en  Guayaquil y en  donde  fe  alfa  mucho  la  tierra, 
y fe  defvia  del  abrigo  de  los  cerros,  como  paíTado  Arica» 
Defta  manera  dircurren  algunos.  Podra  difcurrir  ca- 
da vno  como  mejor  1c  pareciere.  Efto  es  cierto  , que 
baxando  déla  /ierra  a los  llanos,  fefuelcn  ver  dos  co- 
mo cielos,  vno  claro  y fereno  en  lo  alto,  otro  efeuro  , y 
como  vn  velo  pardo  tendido  debaxo  que  cubre  toda  h 
cofia.  Mas  aunque  no  llueue,  aquella  neblina  es  a ma 
ranilla  prouechoía  para  produzir  yerua  la  tierra,  y para 
que  las  /emente-ras  tengan  fazon : porque  aunque  ten- 
gan agua  de  pie  quanta  quieren  lacada  dé  las  Acequias, 
no  fe  que  virtud  fe  tiene  la  humidad  del  cielo,  que  -fal- 
tando aquella  garúa  , ay  gran  falta  en  las  fementeras. 

Y lo.quemasesdea  dmirar  es,  que  los  arenales  fecos  y 
efleliles  .con  la  garúa,  o niebla  fe  viften  de  yerua  y flo- 
res, que  es  cofa  deleytoíifsima  de  mirar,  ydegranvtiK- 
dad  para  los  paftos  de  los  ganados  , que  engordan 
:on  aquella  yerua  a plazcr  , como  fe  vee  en  la  /ierra 
que  llaman  del  Arena  , ocrea  de  la  Ciudad  de  los  Re- 
pes. 

T.  24.  Déla  propriedad de  iSLueua 
Efe  aña,  y Islas, y las  demas 
tierras . 

• i 

□ N paftos  excede  la  Nueua  Efpaña,  y afsi  ay  innume* 
^ rabies  crias  de  cauallos,  vacas, ouejas , y de  lo  demas. 
rambicn  es  muy  abundante  de  frutas,  y no  menos  de  fe- 
néteras de  todo  granoiencfcdo  esla  tierra  mas  prouey- 
la  y aballada  de  Indias.En  vna  cofa  empero  le  haze  gran 
'étaja  el  Piru,quc  es  el  vino,porq  end  Piru,  fe  da  mucho 
' bueno,  y cada  dia  va  creciendo  la  labor  de  viñasque  fe 
tan  en  valles  muy  cabetes  dóde  ay  regadío  de  Acequias. 

M 4 En  la 


li  o De  la  B'tfloria  Katural  de  Indias 

En  la  nueuaEfpaña  aunque  ay  vüas.  no  llegan  a aquella 
fazon  que  fe  requiere  para  hazer  vino : la  cama  es  Uouer 
alia  por  Iulio  y Agofto,  que  es  quando  la  vua  madura , y 

ursino  llega  a madurar  lo  que  es  menefter.  Y fi  con  mu- 
cha diligencia  fe  quifieffe  hazer  vino , feria  como  lo  del 
Ginouelado  ydeLombardia  que  es  muy  flaco,  y tiene 

mucha  afpereza  enel  gufto , q no  parece  hecho  de  vuas. 

Las  Islas  que  llaman  de  Bsrlouento , que  es  la  Efpanola, 
V Cuba , v Puerto  rico,  votraspor  allí , tienen  grandísi- 
ma verdura, y partos, y ganados  mayores  en  grande  abun 
dancia.  Ay  cofa  innumerable  de  vacas  y puercos  he- 
chosíilueftres.  La  grangeria  dertas  Islas,  es  ingenios  de  i 
acucary  corambre, tienen  mucha  cañanftola  y gengi- 

bre,  que  ver  lo  que  en  vna  flota  viene  défto  parece  cofa  i 
Increyble , que  en  toda  Europa  fe  puede  gaftar  tanto,  i 
Traen  también  madera  de  excelentes  qualidadesy  vifta, 
como  Eüano  y otras  para  edificios, y para  labor.  Ay 
mucho  de  aquel  palo  que  llaman  Sanólo,  que  es  para  cu-, 
rar  el  mal  de  bu  vas.  Todas  eftas  Islas  y las  que  eftan  por. 
aaw&ftraje  que  fon  innumerables, tienen  hcrmofifsima 
v frefquifsima  vifta,  porque  todo  el  ano  eftan  vertidas  de; 
verua  Y llenas  de  arboledas, que  no íaben  q es  Otoño, m 

Inuierno,por  la  cótinuahumidadeo  el  calor  de  la  Tórri- 
da Cófcr  infinita  tierra-atiene  pocahabitacio.porq  de  iu- 
, vo  cria  grandes  y efpeíTos  Arcabucos  (q  afsi  llaman  alia 
Tosbofqucs  efpeíTos)y  enlosllanosay  muchas  ciénagas  y 
cantan os.Otra  razó  principal, de  fu  poca habitacio  es  a-; 
ver  permanecido  pocos  délos  Indios  naturales  por  la  in- 

cófide ración  y défordé  de  los  primeros  cóquiftadores  y 

pobladores.  Siruéfe  en  gran  parte  de  negros . pero  eftos 
cucftá  caro  y no  fon  buenos  para  cult.uar  la  tierra  . No  lk 
Báoan  ni  vino  eftas  Islas,  povqlademafiada  fu  tilidad, y 

vicio  de  la  tierra  no  lo  dexa  granar, fino  rodo  lo  echa  en 

y^m¡y  file  muy  defigual,  Tápoco  fe  dan  olmos,  alome 


Libro  Tercero.  i8r 

iy s no  Ikuan  pliuas,  fino  mucha  hoja  y frefcor  de  vifta,y 
no  llegaa  frutó.  El  pan  que  vían  es  capui,de  que  dire- 
mos en  Tu  lugar.  Los  ríos  deftas  Islas  tienen  Oro , que  al- 
gunos Tacan,  pero  es  poco,  por  falta  den  atura  les  q lo  be- 
néfícié.  En  eflas  Islas  eftuue  menos  de  vn  año, y la  relacio 
que  tengo  déla  tierra  fírme  de  Indias  dóde  no  he  eílado, 
corno  es  la  Florida,  y Nicaragua,  y Guatimala  y otras,  es 
quafí  deftas  condiciones  que  he  dicho.  En  las  quales  las 
colas  mas  particulares  de  naturaleza  que  ay,  no  laspógo 
por  no  tener  entera  noticia  dellas.La  tierra  q mas  fe  pare 
ce  a Efpaña  y alas  demas  regiones  de  Europa  en  todas  las 
Indias  Occidentales  es  el  reyno  de  Chile, el  qual  Tale  déla 
regla  deeífot ras  tierras, por  fer  fuera  déla  Tórrida  y Tro 
pico  de  Capricornio  fu  afsiento.  Es  tierra  de  Tuyo  fértil  y 
fcefca,  llena  todo  genero  de  frutos  de  Efpaña.  Dafe  vino 
y pan  en  abundancia,  es  copiofa  de  pafíos  y ganados  : el 
temple  fano  y templado  entre  calor  y frió.  Ay  verano  y 
inuiernoperfe&amenre.  Tiene  copia  de  oro  muy  fíno. 
Con  todo  efto  eftá  pobre  y mal  poblada  por  la  continua 
guerra, que  los  Araucanos  y fus  aliados  hazé,  porque  fon 
Indios  robuftosy  amigosdé  fu  libertad. 

Cjí  T.  25.  Lela  tierra  que fe  ignora,  y de  la  diuer* 
fidad  de  Vn  dia  entero,  entre  Orientales 
y Occidentales. 

fc  Y grandes  conjeturas, que  en  la  Zona  teperata  q eftá* 
al  polo  Antartico  ay  tierras  profperas  y grandes, mas 
hafta  oy  dia  no  efta  défeubiertas ; ni  íe  labe  de  otra  tierra 
en  aqlíáZona  fino  es  la  de  Chile,  y algú  pedazo  de  la  que 
corre  de  Etyopia  al  CiEcTde  buena  efperá^a , como  enel 
primer  libro  fe  dixo.En  las  otras  dos  Zonas  polares,tapo- 
co  fe  labe  fí  ay  habitado, ni  fí  llega  alia  por  la  vada  del  Po 
lo  Antartico^  S ur.  La  tierra  q cae  paflado  eleftrecho  de 

My  Maga- 


i8  2 De  la  Hiflorta  Natural  de  Indias 

Magallanes, phrq  lo  mas  alto  q fe  ha  conocido  de  ella  c¡ 
en  cincuenta  y feys grados  como  eftá  arriba  dicho.Tápo- 
co  fe  fabe  por  la  vanda  del  Polo  Ar ticoso  Norte , adonde 
llégala  tierra  que  corre  fobre  el  cabo  Mendocino  y Ca- 
lifornias. Ni  el  fin  y termino  de  la  Florida,  ni  que  tanto  fe 
eíliéde  al  Occidéte.Poeo  ha  q fe  ha  defeubierto  grantier 
ra  q llaman  el  nucuo  Mexico,donde  dizen  ay  mucha  gen- 
te y hablan  la  lengua  Mexicana. Las  Philipinas  y Islas  con 
fequentes  fegnn  perfonas  platicas  deílas  refieren , corren 
mas  de  novecientas  leguas.  Puestratar  déla  China  y Co 
chinchina y $ya.n,y  tas  demas  Provincias  que  toca  a la  in- 
dia Oriental , es  cofa  infinita  y agena  de  mi  intención  , q 
es  folo  de  las  Indias  Occidentales.  En  la  mifma  America, 
cuyos  términos  por  todas  partes  fe  fabcn,no  fe  fabe  la 
mayor  parte  delta  ,que  es  lo  que  cae  entre  el  Piru  y Bra- 
fil,y  ay  diuerfas  opiniones  de  vnos  que  dizen  , q toda  es 
tierra  anegadiza,  llena  de  ¡lagunas  y pantanos,  y de  otros 
que  a'fírm  an  a ver  allí  grandes  y floridos  rey  nos , y fabri- 
can allí  el  Paytki,y  el  Dorado,  y losCefares,y  dizen  auer 
cofas  marauillofas. Avno  de  nueftra  copáñia  perfona  fide 
digna,  oy  yo  q el  auia  viílo  grades  poblaciones, ycaminos 
tan  abiertos  y trillados  como  de  Salamáca  a Valladolid : 
yeito  fue  quando  fe  hizo  la  entrada  , o defeubrimiento 
por  el  gran  rio  délas  Amazonas , o Marañan  por  Pedro 
deOrfua,y  defpues  otros  que  le  fucedieron,  y creyendo 
que  el  Dorado  que  bufeaua  n,  eftaua  adelante,  no  quifie- 
ran  poblar  allí : ydefpues  fe  quedaron  fin  el  Dorado  (que 
nunca  hallaron)  y fin  aquella  gran  prouincia  que  dexaró. 
Enefcólo  eseoía  hafta  oy  oculta  la  habitación  de  la  Ame 
rica,exceptos  los  extremos, que  fon  el  Piru  y Brafí!,y  dó- 
de  viene  a angoílarfe  la  tierra,  que  es  el  Rio  de  la  Plata,  y 
dcfpuesTucuman,dando  bucltaa  Chile  y a los  Charcas. 
Agora  vltimamentc  por  cartas  de  los  nueílros  q anda  en 
SandUcruz  déla  fierra, fe  tiene  por  relación frefea  que  fe 

van 


Libro  Tercer 6. 

Van  defcubriendo  grandes  prouincias  y poblaciones  en 
aquellas  partes.q  caen  entre  el  Pira  y Braíil.  Hilo  defeu- 
brira  el  tiempo : q fegü  es  la  diligéda  y ofadia  de  rodear 
el  mundo  por  vna  y otra  parte, podemos  bien  creer, que 
como  fe  hadefeubierto  lo  de hada  aquhfe  defeubrira  lo 
que  reíh.para  que  el  fando  Euangeíio  fea  anunciado  en 
elvniuerfo  mundo,  pues  fe  han  ya^opadorpor  Oriente  y 
Poniente  haziendo  circulo  perfe&o  del  vniircrío,  las  dos 
coronas  de  Portugal  y CafHlla,hada  juntar  fus  defeubri- 
mietos,  q cierto  es  cofa  de  coníideraci5,que  por  el  Olió- 
te ayan  los  vnos  llegado  hada  Ia-China  y lapon , y por  el 
Poniente  los  otros  a las  Phiíipinas, qedan  vczinasy  quaft 
pegadascon  la  China. Porque  déla  Isla  de  Luíbn  , q es  ha 
principal  délas  Phiíipinas  en  donde  edá  la  ciudad  de  Ma* 
nila,hafta  Macan, que  es  la  Isla  de  Cantón , no  ay  fino  o- 
chenta,o  cien  leguas  de  mar  en  medio.  Y es  cofa  marau^ 
llofa.que  con  auer  tan  poca  diftancia, traen  vn  día  entero 
de  diferencia  en  fu  cuenta : de  fuerte  q en  Macan  es  Do* 
mingo  almifmotiempo,queenManilaesSabado : y afsi 
éíTlb  demas,  íiempre  los  de  Macan  y la  China  llenan  vn 
dia  delantero,  y los  de  las  Phiíipinas  le  llenan  atrafado. 
Acaeció  al  padre  Alonfo  Sánchez  (de  quien  arriba  fe  ha 
hecho  mención)  que  yendo  délas  Phiíipinas  llegó  a Ma- 
can en  dos  de  Mayo/egun  fu  cuenta : y queriendo  rezar 
de  fan  Atanafto,  halló  q fe  celebraua  la  fiefta dé  la  inueo- 
|cio  déla  Cruz,porqcontauáallitres  deMayo.Lo  mifmo 
le  fucedio  otra  vez  q hizo  viaje  alia.  A algunos  ha  mara¿ 
¡üillado  efta  variedad,  y les  parece  q es  yerro  de  los  vnos* 
ó délos  otros:  y no  lo  es, lino  cueca  verdadera  y bien  ob- 
feruada.Porque  fegun  los  diferentes  caminos  por  donde 
han  y do  los  vnos  y los  otrosí for^ofo  quando  fe  encué 
tran, tener  vn  dia  de  diferécia.La  razón  dedo  es.pórq  los 
q ñaue  gá  de  Occidente  a Oriente  ..  v a n fie  m p re  gana  ti  do 
dÍa,porq.eT  Sol  les  va  falkado  mas  predodos  que  nauegl . 


184  Déla  Hifloria  Natural  de  Indias 

de  Oriente  a Poniente  al  reues,vá  íiempre  perdiendo  dia 
o atrafandofe,porq  el  Sol  les  va  faliédo  mas  tarde,  y fegñ 
lo  q mas  fe  van  llegando  a Oriente, o a Poniete , afsi  es  el 
tener  el  dia  mas  téprano,o  mas  tarde. En  el  Piru  q es  Occi 
dental, refpéto  de  Efpafia,van  mas  deievs  horas  trateros, 
de  modo  q quádo  en  Efpaña  es  medio  dia,  amanece  enel 
Piru : y quádo  amanece  aca, es  alia  media  noche.La  pruc 
va  dcfto  he  yo  hecho  palpable, por  cóputacion  de  eclyp-1 
fes  del  Sol  y déla  Luna.  Agora  pues  los  Portuguefesham 
hecho  fu  nauegacion  de  Poniete  a Oriente , los  Carelia- 
nos de  Oriente  a Poniente : quando  fe  han  venido  a jütar 
(que  es  en  las  Philipinas y Macan)  los  vnos  ha  ganado  do 
ze horas  de  delantera,  los  otros  há  perdido  otras  tatas : y 
afsi  aun  mifmo  punto, y aun  mifmo  tlépo, baílala  diferen- 
cia de  veynte  y quatro  horas , q es  dia  entero  : y por  eíío 
for^ofo  los  vnos  efta  en  tres  de  Mayo , quando  los  otros 
cuentá.a  dos.  Y los  vnos  ayuna  fabado  fan<íi:o,y  los  otros 
comen  carne  en  dia  de  refurrecion.  Y íi  fmgicfiemos  que 
paífafíen adelante, cercado  otra  vez  al  mundo  y lleuádo 
fu  cuéta,qnádo  fe  tornaífen  a juntar  fe  lleuarian  dos  dias 
de  diferencia  en  fu  cuenta. Porq  como  he  dicho  los  q van 
al  nacimiéto  del Sol,vá  contando  eí  dia  mas  tcprano,co* 
mo  les  va  faliédo  mas  prefto,ylos  q van  al  Ocafo  al  reues. 
vá  cotando  el  dia  mas  tarde.como  les  va  faliendo  mas  tai 
de.Finalméte  la  diueríidad  délos  meridianos haze  la  di* 
uerfa  cueca  délos  dias, y como  los  q vá  nauegando  a Orié 
te,o  Poniete, van  mudando  meridianosíinfentirlo,y  por 
otra  parte  van  proíiguiendo  enla  mifmacuéta  en  q fe  ha- 
llan quando  falen,es  neceífario  q quádo  ayan  dado  buel* 
ta  entera  al  mundo, fe  hallen  con  yerro  de  vn  dia  entero, 

CyíT.  2 6.  Délos  © olcanes,o  bocas  de  fuego. 

A V N QJ/  E en  otras  partes  fe  hallan  bocas  de  fue- 
go como  elmonte  Etna  , y el  Vefeuio>  que  or? 

. llamar 


Lihr o Tercero . 185 

llaman  el  monte  de  Soma,  en  Indias  es  cofa  muy  nota- 
ble, lo  que  fe  halla  defto.  Son  los  Balcanes  de  ordinario 
berros  muy  altos,  que  fe  feñalan  entre  las  cumbres  de  los 
otros  montes.  Tienen  en  lo  alto  vna  llanura, y en  medio 
vna  hoya , o boca  grande,  que  baxa  hafta  el  profundo,  q 
escoba  temerofa  mirarlos.  Deftas  bocas  echan  humo  ,y 
(algunas  vezes  fuego»  Algunos  ay,  q es  muy  poco  el  hu- 
mo que  echa,  y quafi  no  tienen  mas  de  la  forma  de  Bol- 
canes,  como  es  el  de  Arequipa , que  esdeimmenfa  altu- 
ra^ quafi  todo  de  arena, en  cuya  fubida  gaftan  dos  di  as  v 
pero  no  han  hallado  cofa  notable  de  fuego , fino  raftros 
delosfacriíicios  que  allí  hazian  Indios  en  tiempo  de  fu 
gentilidad, y algún.- poco  de  humo  alguna  vez.  El  Bolea 
de  México,  que  cftá  cerca  de  la  Puebla  délos  Angeleses 
también  de  admirable  altura, que fube  de  treynta  leguas; 
jal  derredor.  Sale  defte  Bolean  no  continuamente  fino  a 
tiempos  quafi  cada  dia  vn  gran  golpe  de  humo, y fale  de- 
recho en  alto  como  vna  vira,  defpues  fe  va  haziendo  co- 
mo vn  plumaje  muy  grande,  hafta  que  ceiba  del  todo,  y 
luego  feconuierte  en  vna  como  nube  negra.  Lo  mas  or- 
dinario es,  falir  por  la  mañana  balido  el  Sol , y a la  noche 
quando  fe  pone , aunque  también  lo  he  vifto  a otras  ho- 
ras. Sale  a bueltas  del  humo  también  mucha  ceniza: fue- 
go no  fe  ha  vifto  falir  hafta  agora:  ay  recelo  que  faíga , y 
ibrafe  la  tierra , que  es  la  mejor  de  aquel  Reyno , ía  que 
tiene  en  fu  contorno.  Tienen  por  aueriguado,  que  defte 
Bolean  y de  la  fierra  de  Tlaxcala,que  eftá  vezina,  fe  haze 
tierta  correfpondencia,  por  donde  fon  tantos  los  trué- 
aos, y relámpagos,  y aun  rayos,  quede  ordinario  fe  lien- 
ten  por  alli.  A efte  Bolean  han  fubida,  y entrado  enel  Ef 
pañoles,  y facado  aícreuite,o  piedra^ufre  parahazerpol 
'ora . Cortés  cuenta  la  diligencia  que  el  hizo , para  def- 
rubrir  lo  que  alli  auia  . Los  Bolcancs  de  Guatimala  fon 
©as faino  fos,  afsipor  fu  grandeza, que  los nauegantes  de 


i S 6 Déla  Jiijlona  'Natural  de  Indias 

la  mar  del  Surdcfcubrende  muy  lexos, como  por  la  bra- 
veza  de  fuego  que  echan  de  íi.  En  veynte  y tres  de  Dizié 
bre  del  año  de  ochenta  y feys  paífado  fucedio,  caer  qua-' 
íi  toda  ia  ciudad  de  Gu  atima  la  de  vn  temblor, y morir  al- 
gunas perfonas.  Auia  ya  feys  mefes,  q de  noche  ni  de  día 
no  cedo  el  Boicande  echar  de  íi  por  lo  alto,  y como  vo- 
mitar vn  Rio  de  fuego,  cuya  materia  cayendo  por  las  fal- 
das del  Bolea  fe  eomierria  en  ceniza  v cáteria  quemada* 
Excede  el  juyzio  humano,  como  pudieíTe  facar  de  fu  cen 
tro  tata  materia,  como  por  todos  aquellos  mefes  laca-na- 
de fi.Ede  Bolea  no  folia  echar  fino  humoy  eífo  no  íiépre, 
y algunas  vezes tábie  hazia  algunas  llamaradas.Tuue  yo 
efta  relacio  edádo  en  México  por  vna  carta  de  vn  fecre- 
tariodel  Audiencia  de  Guatimala  fidedigna,  y aun  ento- 
ces no  auia  ceífado , el  echar  el  fuego  qfeha  dicho  de  a- 
quel  Bolea.  En  Quito  los  años  padados  halládome  en  la 
ciudad  délos  Reyes , el  Bolcá  q tienen  vezino  echo  de  íi 
tata  ceniza,  q por  muchas  leguas  llonio  ceniza  tata,  q ef- 
cur gCMd^t^d o el  dia , y en  Quito  cayó  de  modo,  q no 
crapoísible  andar  porlas  calles.  Otros  Bolcanes  ha  viffco, 
q no  echa  llama, ni  humo, ni  ceniza,  fino  alia  enlo  profun 
do  edá  ardiedo  en  vino  fu  ego  fin  parar.  Dedos  era  aquel 
q en  nuedro  tiepo  vn  clérigo  cudiciofo  fe  perfuadio,  q e- 
ramaífade  oro  la  q ardía,  concluyendo  q no  podía  íero- 
tra  materia  ni  metaK  cofa  q tantos  años  ardía, fin  gadarfe 
jamas:  y con  eda  perfuafionhizo  ciertos  calderos  y cade 
ñas  con  no  fe  q ingenio,  paracoger  y {acar  oro  de  aquel 
pozo.  Mas  hizo  burla  del  el  fuego, porq  no  auia  bié  llega- 
do la  cadena  de  hierro  y el  caldero, quádo  luego  fedef- 
hazia  y cortaua,  como  íi  fuera  edopa.Toda  yia  me  dixe- 
ro , q porfiaua  el  fobredicho , y que  andana  dando  otras 
trabas,  como  facar  el  oroqueymaginaua. 

CJ  (P.  zj.  Que  fea  la  caifa  de  durar  tanto  tiem* 
po  el fuegoy  humo  deftosD  okanes, 

NO 


LihroTercero.  187 

¡ KJ  Oaypara  que  referir  mas  numero  dcBolcancspues 
* ^ délos  dichos  fe  puede  enréder,  lo  q en  ello  palia.  Pe 
!ro  es  cofa  digna  de  difputar,q  fea  la  caufa  de  durar  el  fue 
gúyhumo  dedos  Bolcanes,  porq  parece  cofa  prodigiofi 
y q excede  ei-curfo  natural,  facar  de  fu  eliomago  tata  co- 
fa como  vomita.  Dode  eflá  aquella  materia?  o quiefcla 
da?o  como  fe  haze?  Tiene  algunos  por  opimó,q  los  Bol- 
canes  va  gafado  la  materia  interior,  q ya  tienen  de  fu  có- 
|poíici6,  y afsí  creen  q teman  naturalméte  fingen  auiendo 
confumido  la  leña  (digamos)  q tiene.  Encófequécia  de- 
jftaopinió  femuefirá  oydia  algunos  cerros,  de  dode  fe  ía. 
ca  piedra  quemada  y muy  íiuiana,  pero  muy  reziay  muy 
icxceiete  para  edificios,como  es  la  q en  México  fe  trae  pa 
Ira  algunas  fibricas.  Y en  efeólo  parece  fer,lo  q dizen,que 
aquellos  cerros  tuuieron  fuego  natural  va  tiépo,y  q fe  a- 
¡cabo  acabada  la  materia  q pudo  gafar, y afsi  dexó  a que* 
|Uas  piedras  palladas  de  fuego*  Yo  no  contradigoa  eílo5 
^uanto  a penfar  ,,que  aya  áuido.alii  fuego,  y en  fu  modo 
íido  Bolcanes  aquellos  en  algún  tiempo.  Mas  hazefeme 
bofa  dura  creer,  que  en  todos  los  Bolcanes  paíTa  afsí,. 
viendo  que  la  materia  que  de  íi  echan,  es  quafí  infinita, 
y que  no  puede  caber  alia  en  fus  entrañas  junta.  Y demas 
de  elfo  ayBolcanes,  que  en  centenaresy  aun  millares  de 
bños  fe cílan  liemprede  vnfer,ycon  el  mifmo  conti- 
nente lanzan  deíihumo,y  fuego,  y ceniza.  Plinio  el 
piforiador  natural  (fegun  refere  el  otro  Plinio  fufo- 
oirino ) por  eípecukrcf  e fecreto , y ver  como  paffaua  el 
¡negocio,  llegándole  a la  conueríacion  de  el  fuego  de  vn 
bolean  deílos,  murió,  y fue  a acabar  de  aueríguarlo'alla» 
f°  roas  afuera  mirándolo  digo  , que  tengo  para  mi, 
¡juecomo  ay  en  la  tierra  lugares,  que  tienen  virtud  de 
braer  af  materia  vaporóla,  y conuertirla  en  agua,y 
‘fías  fon  fuentes , que  fíerapre  manan , y ííempre  tienen 
te  que  manar,  porque  atraen  afila  materia  de  el  agua, 

i i \ ■ " afsii 


i S 8 Déla  Tiijloria  Natural  de  Indias 

afsi  también  ay  lugares,  que  tienen  propriedad  de  atraer 
a fi  exhalaciones  lecas  y calidas,  y eífas  cóuierten  en  fue- 
go y en  humo,  y con  la  fuerza  dellaslan^an  también  otra 
materia  grueíía , que  fe  refuelue  en  ceniza , o en  Piedra- 

pómez,  o femejante.  Y que  efto  fea  afsi,  es  indicio  baña 

te  el  fer  a tiempos  el  echar  el  humo, y no  íiempre,  y a tié- 
pos  fuego,  y no  íiempre.  Porque  es, fegun  lo  que  ha  po- 
dido atraer  y digerir, y como  las  fuentes  en  tiempo  de  in- 
vierno abundan  , y en  verano  fe  acortan , y aun  algunas 
ceífan  del  todo, fegun  la  virtud  y eficacia  que  tienen,  y fe 
gun  la  materia  fe  ofrece, afsi  los  Bolcanes  endechar  mas 
o menos  fuego  a diuerfos  tiempos . Lo  que  otros  piad- 
can,  que  es  fuego  del  infierno, y que  fale  de  alia,  para  có- 
liderar  por  alli  lo  de  la  otra  vida  puede  feruir,  pero  fi  el 
infierno  eílá,  como  platican  los  Theologos,  enel  centro, 
y la  tierra  tiene  de  diámetro  masjie  dos  mil  leguas.»  no  fe 
puede  bien  aífentar,  que  falga3e~el  centro  aquel  fuego, 
Qnanto  mas  que  el  fuego  del  infierno , fegun  fan  Baíilio 
B dfit.kipfdl  y otros  fandlos  enfeñan.  es  muy  difeimt.c  de  eñe  que  ve- 
z^MinBcxu.  mos,  porque  no  tiene  luz, y abrafa  incomparablemente 
mas  que  eñe  nueftro.  Afsi  que  concluyo,  con  parecermc 
lo  que  tengo  dicho  mas  razonable. 

CjiD.  28.  De  los  temblores  de  tierra. 

AL  G V N O S hanpenfado,quedeeftosBolcane 
que  ay  en  Indias,  procedan  los  temblores  de  tierr^ 
que  por  alia  fon  harto  frequentes.  Mas  porque  los  ay  ei 
partes  también  que  no  tiene  vezindad  con  Bolcanes  , nt 
puede  fereífa  toda  la  caufa.  Bien  es  verdad,  que  en  cier 
ta  forma  tiene  lo  vno  con  lo  otro  mucha  femejanf  a, por 
que  las  exhalaciones  calidas  que  fe  engendran  en  las  inti 
mas  concauidades  de  la  tierra , parece  que  fon  la  princi 


Libro  Tercero, 

5aí  materia  del  fuego  de  los  Bolcanes , con  las  qtf  ales  fe 
ínciende  también  otra  materia  mas  grueíla,  y haze  aque 
las  aparencias  de  humos  y llamas  que  falen,y  las  trúfalas 
“xhalaciones  no  hallando  debaxo  déla  tierra  íalida  fácil» 
nueuen  la  tierra  con  aquella  violencia  para  falir,  de  dea 
le  íe  caufa  el  ruydo  horrible  q faena  debaxo  de  la  tierra, 

' elmouimientodela  mifma  tierra  agitada  déla  exhala- 
ion  encendida^afsi  como  la  poluora  tocándole  el  fuego 

0 tripe  peñas  y muros  en  las  minas5y  comolacaílañapue 
ta  ál  fuego  falta  y fe  rompe  y da  eílallido,en  concibiedo 

1 ayre  que  eflá  dentro  d e fu  cafe  ara, el  vigor  del  fuego. 

.o  mas  ordinario  deftostembloresvo  terremotos  fu  ele 
:r  en  tierras  marittmas,que  tienen  agua  vezina.  Y'aisi  fe 
ee  en  Europa  y en  Indias,  que  los  pueblos  muy  aparta- 
os de  mar  y agua  sienten  menos  de  eile  trabajo, y los  q 
m puertos, o playas, o coila, o tienen  vezindad  con  tifo, 
adecen  maseíla  calamidad.  En  el  Piru  ha  ficto  cofa  ma- 
lüillofa  ymuchode  notar,que  dcfde  Chile  a Quito, que 
>n  mas  de  quiniétas  lcguasdian  ydo  los  terremotos  por 
i orden  corriendo,digo  los  grandes  y famofos  : que  o- 
os menores hanlido  ordinarios.Enla  coila  de  Chile  no 
te  acuerdo  q año  vuo  vno  terribilísimo,  que  traílornó 
tontes  entero s^v  cerró  con  ellosla  corriente  a los  ríos  y 
ishizo  lagunas, yderribó  pueblos, y matóquantidadde 
pmbres,v  hizo  falir  la  mar  de  fapor  algunas  leguas,  de- 
tndo  en  fe  co  losnauiosmuylexo  s de  fu  pueflo , y otras 
pfas  femejantes  de  mucho  efpanto.  Y fi  bien  me  acuer- 
o dixeron  auia  corrido  rrezientasleguas  por  la  coila  el 
jouimientoquehizoaquelterremoto.  De  ay  a pocos 
ios  el  de  ochenta  y dos  fue  el  temblor  de  Arequipa,que 
¡falo  quaíi  aquella  ciudad.  Defpues  el  año  de  ochenta  y 
ys  a nueue  de  Iulio  fue  el  delaxiudad  délos  Reyes, _qug 
jgun  eferiuio  el  Virey,auia  corrido  en  largo  por  la  coila 
hito  y fetent  a leguas,  y en  ancho  la  fierra  adentr  o cin- 

N cuenta 


1 90  De  la  Hiftork  K atur  al  de  Indias 

cuenta  teguas.  En  eíle  temblor  fue  gran  miferfcordia  del 
Señor,  preuenir  la  gente,  con  vn  ruydo  grade  que  fíritic- 
ron  algún  poco  ames  dettéblor,  y como  eftan  allí  aduer« 
tidos  por  la  coflumbre,  luego  fe  puíieronen  cobro  fallen 
dofe  a las  calles , o placas,  o huertas , finalmente  alo  def 
cubierto.  Y afsi  aunque  arruynó  mucho  aquella  ciudad, 
y tos  principales  edificios  de  ella  los  derribó , o maltrate 
mucho:  pero  de  la  gente  folo  refieren  auer  muerto  haftí 
catorze  oveynte  perfonas.  Hizo  también  entonces  lí 
mar  el  mifmo  mou ¡miento  que  auia  hecho  en  Chile,  que 
fue  poco  defpues  de  paffado  el  temblor  detierra,  falir  e 
tía  muy  braua  de  fus  playas,y  entrar  ki  tierra  adentro  qui 
(idos  leguas,  porque  fubio  mas  de  catorze  brabas  ,y  cu 
brio  toda  a que  1 la  playa  nadando  en  el  agua  que  dixe,  la 
vigas  y madera  que  allí  auia.  Defpues  el  año  {¡guíente  v 
uo  otro  temblor  femejante  enel  Reynoy  ciudad  de  Qu 
to,  que  parece  han  ydo  fiicediendo  por  fu  orden  en, aqu 
lia  cofta  todos  eflos  terremotos  notables.  Y en  efe  (fio  e 
fujeta  a eíle  trabajo , porque  ya  que  no  tieneoen  los  \h 
nos  del  Piru  la  pe  r fe  cu  c ib  n de  Iciclo  de  truenos  y rayos 
no  les  falte  de  la  tierra  que  temer,  y afsi  todos  tenga  a vi 
{la  alguaciles  dcla  diuinajuílida,  para  temer  a Dios,pue 
como  dize  lacícritura,  Ff cith£c,  uttimcdtur.  Boluiendo  al 
propoíicion  digo , que  fon  mas  fujetas  a eflos  temblore 
tierras  marítimas,'/  la  caufa  a mi  parecer  es,  que  con  el  í 
gua  fe  tapan  y obflruye  los  agujeros  y aperturas  déla  ti< 
Tarp^Sbnde  auiadeexhalar  y defpedk  las  exhalaciom 
calidas,  que  fe  engendran.  Ytambien  lahumidad  coi 
debía  la  fuperfície  de  latierra,  y haze,  que  fe  encierren, 
reconcentren  mas  alia  dentro  los  humos  calientes , qi 
vienen  a romper  encendiéndole . Algunoshan  obferu; 
do,  que  tras  años  muy  fecos  viniendo  tiempos  lluuiofo 
fuelen  mouerfe  tales  téblores  de  tierra,y  es  por  la  mi fk 
iaz on3  a la  qual  ayuda  la  experiecia5  qdizenjde  auer  m 


Libro  Tercero,  j$i 

(ios  temblores  donde  ay  muchos  pozos.  A la  ciudad  de 
vícxico  tienen  por  opinión, q le  es  caufa  de  algunos  tem 
dores,  q tiene  aunque  no  grandes,  la  laguna  en  que  eílá. 
fUinquc  también  es  verdad, <q  ciudades  y tierras  muy  Me 
jliterraneas , y apartadas  de  mar  fiemen  a vezes  grandes 
lañosdeterremotoSvComo  en  Indias  la  ciudad  de  Cha- 
chapoyas, y en  Italia  la  de  Ferrara, aunque  efta  por  la  ve- 
cindad del  rio , y no  mucha  diftancia  del  mar  Adriático, 
hites  parece  fe  deuc  contar  co  las  Marítimas , para  el  ca- 
o de  que  fetrata.  En  Chuquiavo,  q por  otro  nombre  fe 
Jize  la  Paz,  ciudad  deiPiru , íiiccdio  vncafo  en  efta  ma- 
cria  raro  el  año  de  ochenra  y vno,  y fue, caer  de  repente 
*n  pedazo  grandifsimo  de  vnaaltifsima  barí  anca  cerca 
¡le  vn  pueblo  llamado  Angoango,  donde  auia  Indios  he 
:hizcros , éydoJatras.  Tomó  gran  parte  deftc  pueblo,  y 
jnató  cantidad  délos  dichos  Indios,  y lo  que  apenas  pare 
:c  creyble , pero  afírmalo  perfonas fidedignas,  corrio  la 
[ierra  que  le  derribó  continuadamente  legua  y media, co 
¡no  fífuera  agua, o cera  derretida, de  modo  que  tapó  vna 
laguna  , y quedó  aquella  tierra  tendida  por  toda  efta 
liftancia. 

liiuJíniríi..  , sLVjí)  jv : ' r ¡r  ■ :-j\  o's!  i,-?  : :t-  ■ 

C jí  T.  2$.  Como fe  abrazan  la  tierra  y la  mar . 

A C A B A R Econcfteelementojuntandoloconel 
F*  precedéte  del  agua,cuyo  orden  y trauazó  entre  íi  es 
tdmiráble.  Tiene  eftos  dos  elemétos  partida  entre  fi  vna 
^ifmaSphera,y  abracanfeen  mil  maneras.  En  vnaspar 
escóbate  el  agua  ala  tierra furiofamente  como  enemi- 
ga : en  otras  la  ciñe  manfa  mente.  Ay  donde  la  mar  fe  cn- 
ira  por  la  tierra  adétro  mucho  camino,  como  a vifítarla: 
ky  donde  fe  paga  la  tierra  con  echar  ala  mar  vnas  puntas 
pliega  a fus  entrañas.  En  partes  fe  acaba  el  vn  elemeto  y 
;omiej a el  otro  muy  poco  apoco  dado  lugar  vno  a erro* 

N 2 En 


1 9 ¿ Déla  Hijloria  Natural  Je  India i 

En  partes  cada  vno  dellostienealjunrarfe  fuprofundo  irn 
menfo  : porq  fe  hallan  Islas  en  la  mar  delSur,y  otras  enla 
delNorte,  que  llegando  los  nauios [tinto  aellas  aunque 
echan  la  fonda  en  fetenta  y ochenta  brabas,  no  halla  fon- 
do . De  donde  fe  vee , quefon  como  vnoseípigones,o 

puntas  de  tierra,  que  fuben  del  profundo,  cofa  que  pone 
grande  admiración . Defta  fuerte  medixo  vn  Piloto  ex- 
perto,  que  eran  las  Islas, q llama  de  Lobos,  y otra  al  prin- 
cipio déla  cofra  de  nueua  Efpaña  q llaman  délos  Cocos 
Y aun  ay  parte, dode  en  medio  del  immenfo  Océano,  fír 
ver  fe  tierra  e n mu  chas  leg  u as,al  derredor,  fe  ve  en  d os  cc 
m o torres  altifsimas  , o picos  de  vina  peña , que  falener 
medio  del  mar,  y junto  a ellos  no  fe  halla  tierra  ni  fondo 
La  forma  que  enteramente  haze  la  tierra  en  Indias,  no  ü 
puede  entender,po-r  no  faberfe  las  extremidadcSjnieftai 

defeubiertas  hafta  eldia  prefente,  pero  afsi  grueftamen 
t e podemos  dezir , que  es  como  de  coracon  con  los  pul 
mones  ,1o  mas  ancho  de  eñe  como  coracon  es  del  Brafi 
al  Pi r u ; lapunta: alEfr r c ch o de  M agallan esr.el  a k o do n é 
remata , es TierraErme,  y de  alllbuelue a enfanchar  po 
co  a poco  hafta  llegar  a la  grandeza  de  la  Florida , y t.ier 
ras  fuperiores,  que  no  fe  faben  bien.  Otras  particularida 
des  defras  tierras  de  Indias  fe  pueden  entender,  de  comí 
tarios  que  han  hecho  Efpañoles  de  fusfuccífos  y defeu 
brimientos,  y entre  eftos  la  peregrinación  que  yo  efereu 
de  vn  hermano  de  nueftra  Compañia,  quc-dcrto  es  c'ftf; 
ña,  puede  dar  mucha  noticia.  Con  efto  quedará  dicho  1< 
que  ha  parecido  baftar  al  prefente,  para  dar  alguna  inte 
A licencia  de  cofas  de  Indias,  quanto  a los  commu- 
nes  elemétos  de  que  confian  todas  las 
regiones  del  mundo. 

Sin  del  Libro*  Tercero*. 


w 


SHHKBKSHI! 

LIBRO  QV  ARTO 


PELA  HISTORIA  NATVRAL 
Y MORAL  DE  LAS 
INDIAS, 

*** 


C A í*.  t.  De  tres  géneros  de  mixtos , que  fe  han 
de  tratar  en  efta  bijloria. 


VIENDO  TRATADO 


W en  precedente  , de  lo  que  toca 

f a elementos  y fimples,  lo  que  en  mate- 

riadelndiasnoshaoccurrido,  cnefte 


prcfente  trataremos  délos  compucftos 
y mixtos , quanto  al  intento  que  llena- 


mos pareciere  cóucnir.Yaunq  ay  otros  muchos  géneros, 
a tres  reduziremos  efta  materia,  q fon  metales,  plantas  y 
¡nimales.Los  metales  fon  como  platas  encubiertas  enlas 
entrañas  de  la  tría , y tienen  alguna  femcjáfa  en  el  modo 
!de  produzirfe , pues  fe  veen  también  fus  ramos,  y como 
croco  de  dode  falen,  q fon  las  vetas  mayores , y menores 
j§  entre  fítiené  notable  trauazó yc6cierto,y  en  alguna  ma 

Cera  parece, q crece  los  minerales  al  modo  de  platas.  No 
prqtégá  verdadera  vcgetatiua, y vida  interior,  q efto  es 
folo  de  verdaderas  platas , fino  por^  de  tal  modo  fe  pro- 
Iduzen  enlas  entrañas  dcla  tierra  por  virtud  y eficacia  del 
Sol , y de  los  otros  Planetas,  q por  difeurfo  de  tiépo  lar- 
jo/e  va  acrecentando  y quafi  propagando.  Y afsi  como 


N 3 ios 


1 9 4 2)e  /¿t  Hijloria  Natural  Je  Indias 

los  metales  fon  como  plantas  ocultas  déla ticrra5afsitam 
bien  podemos  dczir , q las  plantas  fon  como  animalesfi- 
xos  en  vn  lugar,  cuya  vida  fe  gouierna  del  aliméto  que  la 
naturaleza  les  prouee  en  fu  proprio  nacimiento.  Mas  los 
animales  excede  a las  plantas,  q como  tienen  fer  mas  per 
fe  ¿lo  , tienen  necefsidad  de  aliméto  tábien  mas  perfeélo: 
y para  bufcaíle,  íes  dio  la  naturaleza  mouimiento,y  para 
conocelle  y defcubrille,  fentido.  Defuerte  q la  tierra  cf- 
teril  y ruda  es  como  materia  y alimento  délos  metalesda 
tierra  fértil  y de  mas  fizones  materia  y aliméto  de  plan- 
tas : las  mifmas  platas  fon  aliméto  de  animales : y las  pla- 
tas y animales  aliméto  dcloshóbres;  íiruiédo  fiempre  la 
nat  tírale  za  infe  i io  r p ar  a fu  ft  ét  o déla  fu  per  io  r,y  1 a menos 
perfeda  fubordinandofe  a la  maspci  fcdla.  De  donde  fe 
entiende, quá  íexos  cftá  el  oro  y la  plata  y lo  dcrnas,qlos 
hombres  ciegos  de  codicia  eftiman  en  tato,  de  fer  fin  dig 
no  del  hombre,  pues  eftan  ramos  grados  mas  abaxo,que 
el  hombre , y folo  al  Criador  y v niuerfal  hazedor  de  to- 
do eftá  fujeto  y ordenado  el  hombre,como  a proprio  fin 
y defeanfo  fuyo,y  todo  lo  demas  no  mas  de  en  quanto  le 
conduze  y ayuda  a confeguir  efte  fin.  Quien  con  efta  Phi 
lofophia  mira  las  cofas  criadasy  difeurre  por  ellas, puede 
facar  fruto  de  fu  conocimiento  y confidcracion , ftruien- 
dofe  delias  para  conocer,  y glorificar  al  autor  de  todas, 
Quien  no  paila  mas  adelante  de  entender  fusproprieda* 
des  y vrilidades,o  ferá  curio ío  enel  faber,  o codiciofo  en 
uirir,y  al  cabo  le  feran  las  cinturas,  lo  quedizee] 
que  fon  a los  pies  de  los  infipiétes  y necios,  conuie- 
ne  a faber,  lazo  y red  en  que  cae  y fe  enredan.  Con  el  ñs 
puesyintenro  dicho,  para  que  el  Criador  fea  glorifica^ 
do  en  fus  criaturas , pretendo  dezir  en  efte  libro  algo,  de 
Jo  mucho  que  ay  digno  de  hiftoria  en  Indias  cerca  de  lo< 
metales,  y plantas,  y animales,  que  fon  maspropriamch 
tedeaquellaspartes.  Yporquetratar  efto  cxa¿íarocm< 


**-  $52 


Libro  Quarto,  xpy 

¡feria  obra  muy  grade,  y que  requiere  mayor  conocímie- 
|to  que  el  rr.io , y mucha  mas  dcfocupacion  de  la  que  ten- 
go. Digo, que  íblamentcpienfo  tratar  futcintamente  al- 
gunas cofas , que  por  experiencia , o por  relación  verda- 
dera he  cóíidcrado  cerca  de  las  tres  cofas  que  he  propuef 
ío,dexando  para  otros  mas  curiofos  y diligentes  la  aue* 
jriguacion  mas  larga  deílas  materias. 

QjíT.  2.T>da  abundancia  de  metales  que  ay  en 
las  Indias  Occidentales . 

i:,  . 

r O S metales  crió  la  fabiduria  de  Dios  para  medicina 
M y para  dcfcnfa,y  para  ornato,  y para  inílrum  entos  de 
las  operaciones  de  ios  h 6 Iv  és.  De  todas  ellas  quatro  co- 
fas fe  pueden  fácilmente  dar  exemplos : mas  el  principal 
¡fin  de  los  metales  es  la  vltima  dellas.  Porque  la  vida  h ti  - 
pana  no  folo  ha  meneftQ:  (uftentarfe,como  la  de  los  ani- 
males, lino  también  ha  de  obrar  conforme  a la  capaci- 

Sad  y razón  que  le  dio  el  Criador;  y aísi  como  es  fu  inge- 
io  tan  eftendido  a diuerfas  artes  y facultades , afsi  tábie 
jproueyoel  mifmo  autor,  que  tuuieffe  materia  de  diuer- 
íos  artificios  para  reparo , y feguridad,  y ornato,  y abun- 
dancia de  fus  operaciones.  Siendo  pues  tanta  la  diucríi- 
^ad  de  metales  que  encerró  el  Criador  en  los  armarios, 
f Totanos  déla  tierra,de  todos  ellos  tiene  vtilidad  la  vida 
jiumana.  De  vnos  fe  firuepara  cura  de  enfermedades,  de 
ptros  para  armas  y defenfa  cótra  fus  enemigos,  de  otros 
sara  aderezo  y gala  de  fus  perfonas,y  habitaciones,  de  oí- 
tos  para  valijas , y herramientas,  y varios  inftrumen- 
ros,  que inuenta  el  artehumana . Perofobre  todosef- 
fos  vfos  que  fon  fenzillos  y naturales,  halló  la  cómunica- 
don  délos  hóbres  el  vfo  del  dinero , el  qual  ( como  dixo 

N 4 el 


T)e  la  Hiftoria  Natural  de  Indias 

Ari/l.j.'EthicO'  elPhilofopho)  es  medida  de  todas  las  cofas,  y fíédo  vna 
*•5*  cofa  fola  en  naturaleza,  es  todas  en  virtud , p oiq  el  diñe- 

ro  es  comida,  y veílido,  y cafa,  y caualgadura,  y quanto 
loshóbreshan  menefter.  Y afsi  obedece  todo  al  dinero, 
Ecdff.io.  como  dize  el  Sabio.Para  eíla  inueció  de  hazerq  vna  cok 
fucile  todas  las  cofas, guiados  de  natural  inílinto  digiero 
loshóbres  la  cofa  mas  durable  y mas  tratable,q  es  el  me- 
tal, y entre  los  metales  quiíiero,  q aquellostnuieífen  prin 
cipado  en  eíla  inuencion  de  fer  dinero, q por  fu  naturale- 
za e.ran  mas  durables,  e incorruptibles,  qfon  la  plata  y el 
oro.  Losqualesno  folo  entre  los  Hebreos,  y Aífyrios,  y 
Griegos,  y Romanos,  y otras  naciones  de  Europa, y Afía 
tuuieron  eílima,  fino  tábien  entre  las  mas  remotas  y bar 
batas  naciones  del  vniuerfo , como  fon  los  Indios  afsi  Or 
rientales  como  Occidétales,  donde  el  oro  y plata  fue  te- 
nidaenprecio  y eílima,  y como  tal  vfadaenlosTéplosy 
palacios,  y ornato  ele  Reyes  y nobles.  Porq  aunque  fe  ha 
hallado  algunos  Barbaros, que  no  conocian  la  plata  ni  el 
oro,  como  cuentan  délos  Floridos, qtomauan  las  talegas 
o facosen  queyua'el'dinero,y  al  mifmo  dinero  ledexauá 
echado  por  ay  enla  playa  como  a cofa  inútil:  Y Plinio  re- 
, fiere  délos Babytacos,q  aborrecían  el  oro , y por  eífo  lo 
tu  10.  jpepUitawanr¿|5de nadie  pudieífe  feruirfe del:  Pero  dedos 
Floridos , y de  aquellos  Babytacos  ha  auido , y ay  oy  dia 
pocos,y  délos  que  eíliman,  y bufean,  y guardan  el  oro  y 
la  plata,  ay  muchos,  fin  que  tengan  aecefsidad  de  apren- 
der eílo,  de  los  quehanydo  de  Europa.  Verdad  es,  que 
fu  codicia  dellos  no  llegó  a tantocómo  la  délos  nueílrps 
ni  ydolatraron  tato  con  el  oro  y plata , aunque  eran  ydo- 
larras,  como  algunos  malos  Chriílianos,  que  han  hecho 
por  el  oro  y plata  exceíTos  tá  grandes . Mas  es  cofa  de  al- 
ta confideracion , que  la  fahidurla  del  eterno  Señor  qui- 
fieífe  enriquecer  las  tierras  de  el  mundo  mas  apartadas  y 
liabitadasdegetemenospolitica?y  allipuíieífe  la  mayen 

abun- 


Libro  Quarto. 


197 


¡abundada  de  minas,  que  jamas  vuo,  para  có  efto  combi- 
nar a los  hombres,  a bufear  aquellas  tierras , y rendías,  y 
|de  camino  comunicar  fu  Religión,  y culto  del  verdadero 
Dios,  a los  que  no  le  conocían,  cumplicndofe  la  prophe-  B- 
¡cia  de  Efayas,  que  la  Igleíia  auia  de  eftender  fus  términos 
íno  folo  a la  dieftra , fino  también  a la  finieftra,  que  es  co- 
lmo fan  Auguftin  declara,  auerfe  de  propagar  el  Euange- 
lio , no  folo  por  los  que  finzeramente  y con  Charidad  lo 
predicaften , fino  también  por  los  que  por  fines  y medios  * 
tépor  ales  y h u m a n o s lo  a n nu  n c i a fien . Por  dóde  vemos,  * 

Ique  las  tierras  deludías  mascopiofas  de  minas  y riqueza 
han  fido  las  mas  cultiuadas  en  la  Religión  Chriftíana  en 
buefiros  tiempos,  aprouechádofeel  Señor  para  fus  fines 
Ifoberanosde  nueftraspretenfiones.  Cerca  de  eftodezia 
|vn hombre  fabio , que  lo  que  baze  vn  padre  con  vnahijá 
pea  para  cafarla, que  es  darle  mucha  dote, efib  auiahecho 
¡Dios  con  aquella  tierra  tan  trabajofa , de  dalle  mucha  ri- 
queza de  minas , para  q con  efie  medio  hallafie , quien  la 
iquiíiefie.  Ay  pues  enlas Indias  Occidctales  gran  copia  de 
Iminas , y aylas  de  todos  metales,  de  cobre,  de  hierro,  de 
,plomo, de  efiaño,de  azogue,  de  plata,  de  oro.  Y entre  to 
Idas  las  partes  de  Indias  los  Rey  nos  del  Piru  fon, los  q mas 
abundan  de  metales,  cfpecialmete  de  plata, y oro, y azo- 
|gue : y es  en  tanta  manera,  q cada  dia  fe  deícubre  nueuas 
minas.  Y fegfi  es  la  qualidad  déla  tierra,  es  cofa  fin  duda, 
jqfon  fin  cóparació  muchas  mas,  las  q eftá  por  defcubrir, 

¡^  las  defcubiertas,y  aun  parece  cj  toda  la  tierra  eftá  como 
Ifembrada  deftos  metales,  mas  q ninguna  otra  que  fe  fepa 
il  prefente  en  el  mundo,  ni  q en  lo  paíTado  fe  aya  cícrito. 

Cjí*P.  Déla  qualidad  déla  tierra  donde  fe  hallan  me* 

tales  y y que  no  fe  labran  todos  en  Indias , y de 
como  vfauan  los  Indios  de  los  metales. 

V N 5 LA 


19%  He  la  Hiftoria  Natural  de  Indias 

LA  califa  de  aner  tanta  riqueza  de  metales  en  Indias^ 
efpecialmentc  en  las  Occidentales  del  Piru , es  como 
eftá  dicho, la  voluntad  del  Criador, q repartió  fus  dones, 
como  le  plugo.  Pero  llegádonos  ala  razón  y philofophia 
es  grfi  verdad,  lo  que  eferiuio  Philó  hóbre  labio  diziédo, 
MqíiIj. 5.  de  q el  oro  y plata  y metales  naturalmente  nacían  en  las  tier 
gcncf.mndi.  ras  mas  efteriles  é infrudooías.  Afsi  vemos, que  tierras  de 

Buíeb  lít>8  de  ^en  temPero  ’ Y febles  de  yerua  y frutos, raras  vezes,  o 
prípÁrMumg-  nunca-f°n  de  minas : contentándole  la  naturaleza  có  dar 
¿ Ies  vigor,  para  produzir  los  frutos  rnasneceífarios  al  go- 
vierno  y vida  délos  animales  y hóbres.  Al  cótrario  en  tier 
ras  muy  afperas  y Cecas, yefteriles, en  fierras  muy  altas, en 
peñas  muy  agras,  en  téples  muy  delfabridos,  aíli  es,  don 
de  fe  halla  minas  de  plata  y de  azogue , y lauaderos  de  o* 
ro:  y toda  quita  riqueza  ha  venido  aEfpaña,defpucs  q fe 
defeubrieró  las  Indias  Occidétales , ha  íido  Tacada  de  fe- 
mejantes  lugares  arperos,  trabajofos,  desabridos,  e fíen- 
les: mas  el  güilo  del  dinero  los  haze  fuaues,y  abundares, 
y muy  poblados.  Y aunq  ay  en  Indias  como  he  dicho,  ve 
tas  y minas  de  todos  metales,  pero  no  fe  labran  fino  fola- 
méte  minas  de  plata  y oro:  y tibie  de  azogue,  porque  es 
necedad  o para  facar  la  plata  y el  oro.  El  hierro  licúan  de 
Efpaña  ,y  de  la  China.  Cobre  vfaron  labrarlos  Indios, 
porque  fusherramieutas,  y armas  no  eran  communmen 
te  de  hierro,  fino  de  cobre . Defpues  que  Efpañoles  tie- 
nen las  Indias,  poco  fe  labran , ni  íignen  minas  de  cobre, 
aunque  las  ay  muchas,  porque  bufean  los  metales  mas 
ricos,  y en  elfos  gallan  fu  tiempo  y trabajo,  para  eífotros 
fe  (i rúen'  dé  lo  que  va  de  Efpaña,  o dé  lo  que  abueltas  de 
el  beneficio  de  oro  y plata  rcfulta.  No  fehalla,quelos 
Indios  v faífen  oro,  ni  plata,  ni  metal  para  moneda, ni  pa- 
ra precio  de  las  cofas , vfauanlo  para  ornato  , como  ella 
dicho.  Y afsitenian  en  templos, y palacios, y fepulturas 
grande  fumma , y mil  géneros  de  valijas  de  oro , y plata* 

Ps 


' 

Libro  Quarto,  \$>$ 

IPara  contratar  y comprar , no  tenían  dinero  , fino  troca- 
ban vnas  cofas  con  otras , como  de  los  antiguos  refiere  pfyjfé  , 
Homero,  y cuenta  Plinio.  Auiaalgunascofasdemas  ef- 
pma,  que  corrían  por  precio  en  lugar  de  dinero , y halla 
leldia  deoy  dura  entre  los  Indios  efta  coflumbre . Co- 
mo en  las  prouiñeias  de  México  vían  de  el  Cacao,  que  es 
|vna  frutilla  en  lugar  de  dinero,  y con  ella  refeatan  lo  que 
quieren.  En  el  Piru  firue  de  lo  mifmo  la  Coca , que  es  v- 
|na  hoja  que  los  Indios  precian  mucho.  Como  en  el  Pa- 
raguay vían  Cuños  de  hierro  por  moneda.  Y en  San  da 
Cruz  déla  Sierra  Algodón  texido.  Finalmente  fu  modo 
de  contratar  de  los  Indios,  fu  comprar  y vender,  fue  cam 
biar  yreícatar  cofaspor  cofas:  y con  ferlos  mercados 
jgrandifsimosy  frequentifsimos,  no  les  hizo  falta  el  dine- 
ro, niauian  menefter  terceros,  porq todos  eílaua muy 
jdieftros  en  faber,quanto  de  q cofa  era  juílo,  dar  por  tato 
de  o\ra  cofa . Defpues  que  entraron  Éfpañoles  , vfaron 
también  los  Indios  el  oro  y plata  para  cóprar,  y a los  prin 
¡cipios  no  auia  moneda  , fino  la  plata  por  pefo  era  el  pre  * 
bio,  como  de  los  Romanos  antiguos  fe  cuenta.  Defpues 
jpor  mascommodidad  fe  labro  moneda  en  México , y en  VlwJiKu 
el  Piru,  mas  hada  oy  ningún  dinero  fe  gaña  en  Indias  Oc 
eidentales  de  cobre,  o otro  metal,  fino  fojamente  piara, 
boro.  Porque  la  riqueza  y grofíedad  de  aquella  tierra 
no  ha  admitido  la  moneda  que  llama  de  Vellón,  ni  otros 
^eneros  de  mezclas, que  vían  en  Italia, y en  otras  proum 
cías  de  Europa.  Aunque  es  verdad, que  en  algunas  Islas 
|de  Indias , como  fon  Sando  Domingo , y Puerco  rico  ve- 
lando moneda  de  cobre,  que  fon  vnosquartos,  que  en 
libias  aquellas  Islas  tienen  valor, porque  ay  poca  plata:  y 
oro , aunque  ay  mucho , no  ay  quien  le  beneficie.  Mas 
porque  la  riqueza  de  Indias, y el  vfo  de  labrar  minas  con 
¡íifte  en  oro, y plata,y  azogue,  dedos  tres  metales  dire  al- 
igo, dexando  por  agora  losdem^s. 


CAP, 


too  Déla  Hijloria  Natural  de  Indias 

C A 4.  Del  oro  quefe  labra  en  Indias. 

P L oro  entre  todoslos  metales  fuefíempre  eílimadd 
■C  por  el  mas  principal  y con  razón:  porq  es  el  mas  du- 
rable é incorruptible',  pues  el  fuego  que  cofume  o difmi- 
6uye  a los  demás , a efte  antes  le  abona  y perfíciona,  y el 
oro  quehapaífado  pormuchofuego^uedadefu  color, 
VlhMj  yC5  fínifsimo.  El  qual  propriaméte  (fegun  Plinio  dize)  fe 
llama  obryzo,  de  q tanta  mención  haze  la  eferitura.  Y el 
vfo  q gaita  todos  los  otros  ( como  dize  el  mifmo  Plinio) 
al  oro  íblo  no  le  menofeaba  cofa, ni  le  carcome,  ni  enue- 
gece,y  cófertan  fírme  en  fu  fer,  fe  dexa  tato  doblar,  y a- 
de!gazar,qescofa  de  marauilla.  Losbatihojas  y tirado- 
res fabé  bien  la  fuerza  del  oro  en  dexarfe  tato  adelgazar, 
ydoblar,finquebrar  jamas.  Lo  qualtodo  cóotras  excele 
¿ & 2I.  tes  propiedades  q tiene  bienconfíderado,dara  alosho- 

Cunt.}.  breseípirituales  occafíon  de  entender,  porque  en  las  di- 
Tfd.67.  vinas  letras  la  Charidad  fe  afemeja  aloro.  En  lo  demas 
Thren.4.  para  que  el  feéfflme , y buíque , poca  necefsidad  ay , de 

contar  fus  excelencias, piicsla  mayor  que  tiene,  es  eítar 

entre  los  hombres  ya  conocido  por  el  fupremo  poder  y 
grandeza  del  mundo.  Viniendo  a nueftro  propofíto,  ay 
en  Indias  grá  copia  deíte  metal,  y fabefe  de  hiftorias  ciet 
tas  que  los  Ingas  del  Piru  no  fe  contentaron,  de  tener  va- 
lijas mayoresy  menores  de  oro,  jarros,  y copas, y tapas,  y 
frafeos,  y cantaros,  y aun  tinajas , fino  que  también  tenia 
filias , y andas , o literas  de  oro  marico , y en  fus  templos 
colocaron  diuerfas  eftatuas  de  oro  macizo.  En  México 
también  vuo  mucho  defto  aunque  no  tanto,  y quádo  los 
primeros  Cóquiftadoresfueró  al  vno  y otro  Reyno, fue- 
ro imméfas  las  riquezas^hallaró,y  muchas  mas  fín  com- 
paración las  que  los  Indios  occultaron  y hundieron.  El 
auer  vfado  de  plata,  para  herrar  los  cauallos  a falta  de 
hierro, y auer  dado  trezientos  efeudos  de  oroporvna 


\ '*  *:  Uhrü  Qjürte*  . * *1  tot 
botija,  o cántaro  de  vino, con  otros  excesos  tales,  pare- 
cería fabulofo  contarlo,  y en  cfedto  paííaron  cofas  mayo 
res  que  eítas.  Sacafc  el  oro  en  aquellas  partes  en  tres  ma- 
neras: yo  alómenos  deftastres  maneras  lo  he  víflo.  Por 
que  fe  halla  oro  en  pepira , y oro  en  poliio,  y oro  en  pie- 
dra. Oro  en  pepita  llaman  vnos  pcdacos  de  oro , que  fe 
halla  aísi  enteros,- y fin  mezcla  de  otro  metal, que  no  tie- 
nen cecefsidad  defundirfe,  ni  beneficiarfe  por  fuego:  11a- 
manlos  pepitas , porque  de  ordinario  fon  pedamos  peque 
ños  del  tamaño  de  pepita  de  melón,  o de  calabaza.  Y cf 
co  es,  lo  que  dizelob  illius  mum:  aunque  acaece  auer  iob.2%, 

los , éyolos  he  vifto  mucHolñáy  ores , y algunos  han  lle- 
gado a peíar  muchas  libras.  Efta^s grandeza  deftc  metal 
folo,  fegun  P linio  afirma,  que  fe  Halla  a fsi  hecho  y perfe-s  ^ $ c 
¿lo,  lo  qu alen  los  otros  no  acaece,que  fiempre  tienen  cf  P in'  ,c'4 

coria,  y han  menefter  fuego,  para  apurarfe.  Aunque  ta- 
bienhe  vifto  yo  plata  natural  a modo  de  efcarcha.  y tam 
bien  ay,  Jas  q llama  en  Indias  papas  de  plata,  'qué  acaece 
hallarle  plata  fina  en  pedamos  a modo  de  turmas  de  tier- 
rai#as  efto-en  lajp.lataEesiraroiyeh^oro  e®  cofa  muy  ot 
diñaría. : Défte  oro  en  pepita  estoco  lo  que  fe  halla  ref- 
pexftO;  de  Jo  demás*.  6.1  oro  en  piedta  es  vna  vetaíde  oro^ 
que  nace  en  la  mifma  piedra,  o pedernal, é yo  he  vifto  de 
las  minas  de  £aruma  en  la  g.o  uerna  ció  de  Salinas  piedras 
bien  grandes  paífadas  todas  deoro  ¿ y otras  fer  Iamitad 
joro  y h «1  itad piedr^f  El  or<?  de&adnerioe  fe  halla  en  po- 
en  ruinas  quetíeneo  fe  vétascOmo  las  de  plata,  y 
fpn dificultQfifsimas  de  labrar* ¡El  modo  de  labrar  el  oro 
facado  de  pied rasque  vfaron  antiguamente  lps  Reyes  de 
Egypto  eferiue  Agátarchides  euel  quinto  libro  déla  hifto 
ria  del  mar  Erythreo,o  Bermejo,  fegun  refiere Phocio  en 
íu  Bibjiotheca  ,y  es  cofa  deadmiracioni  qu  an  femejante 
es  lo  que  alli  refiere,  alo  que  agora  fe  vía  en  elbehencío 
áeilos  metales  de  oro  y plata.  La  mayox  caridad  de  cro> 

Iz  j ~ que 


ftin-lib.} 

i liicm. 


20  z Déla  Hiftoria  Natural  de  Lidias 

que  fe  faca  en  Indias , es  en  polu o , que  fe  halla  en  ríos ; 6 ¡ 
lugares,  por  donde  ha  pallado  mucha  agua.  Abundáíos  ■ 
ríos  de  Indias  deílc  genero, como  los  antiguos  ce!ebrar5  ¡ 
el  Tajo  de  Efpaña,  yelPadolo  de  Afia,  y el  Ganges  de  la < 
India  Oriental.  Tío  que  noforros  llamamos  oro  en  pol- 
vo, llamauan  ellos  Rmentt.  <c urí  Y también  entonces  e-  j 
ra  la  mayor  cantidad  de  oro,  lo  que  fe  hazia  deftos  ramo  ¡ 
ros,  o poínos  de  oro,  que  fe  halláuan  en  ríos.  En  nueftros , 
tiempos  en  las  Islas  de  Rarlouchto  Efpañola , y Cuba , y y 
Puerto  rico,  vuo,y  ay  gran  copia  en  losrios,  mas  por  la ,, 
falta  de  naturales gy  por  la  dificultad  dé  facarlo.,  es  poco  ¡ 
lo  que  viene  delías  a Efpaña.  Eh  el  Reyno  de  Chile,  y en . 
¿1  de  Quito  i y en  el  nueuo  Reyno  de  Granada  ay  mucha  \ 
cantidad . El  mas  celebrado  es  el  oro  de  Carauaya  erf  el  j 
Pim,y  el  de  Valdiuia  en  Chile, porque  llega a toda  la  ley  „ 
que  fon  veynte  y tres  quilates  y medio,  y aun  á vezes  pafr 
fa*  T amblen  es  celebrado  el  oro  de  Veragua  por  muy  fi-  ,¡¡ 
no.  Dé  las  Phiiipinás  y China  traen  también  mocho  oro ){ 
a Mexíoo  r pero  communmente  es  baxo , y de  poca  Iey¿  | 
r.  Hall  a fe  el  oro  mez  diado, o con  plata, o con  cobre:  Plinid  ¡j 
dize,  qué  ningún  oro  ay,  dode  no  aya  algo  de  plata,  mas  1( 
el  q u e tiene  me  z c la  d é plata,  communmetc  es  dé  meno$  J 
quilates , que  el  que  la  tiene  de  cobre.  Si  tiene  la  quinta ): 
parte  de  plata,  dize  Plinio,  que  fe  llama  propriamente  E-ií 
ledro,  y que  tiene  proprtedad , de reíplá n decer  a lá  lu j| 
bre  de  fuego,1  mucho  -«hafeqn*  la  plata  fina,  niel  otó  finoP( 
El  qué  es  ibbre  cobre , de  ordinaria  es  pro  mas  altó . El  ¡¡ 
oro  en pdluo  ^beneficia  en  lauaderós  íauandoío  mu- 
cho en  el  agita  , hada  que  el  arena , ó barro  fe  cae  dé  lai 
bateas , o barreñas , y el  oro  como  de  mas  pefo  hazc  af- 
fiento  abaxo.  Beneficiafetambien  con  Azogue : Tam- 
bién íe  apura  con  agua  fuerte,  porque  el  alumbre  dei 
que  ella  fe  hazc,  tiene  día  fuerza , de  apartar  el  oro  de  j 
todo  lo  demas.  Dcfpues  de  pmificado3o  fundido  hazcn  ¿ 

tejos* 


lLifao,Qmri9.\\ \\*s<X  205 

tejos,  o barretas,  pára  craéllcx'h  Efpana^porq  oro  en  pot^ 
no  no  fe  puede  Tacar  de  India^pu  es  no  fe  puede  quintar, 
y marcar, y quilatar , haíla  fundirle.  SóliiEfpaña  fegun 
refiere  el  hiftoriador  íbbrcdicho’,  abundar  fobre  tpdas  vUn.lib>}  3 .c.4.' 
las  prouincias  del  mundo  dedos  metales  de  oro  y plata, 
efpccialmente  Galizia,y  Lufitania,y  labre  todo  las  Afta 
rías  , de  adonde  refiere,  que  fe  trayan  a Roma  cada  año 
vcynte  mil  libras  de  oro  , yque  en  ninguna  otra  tierra  fe 
hallaua  tanta  abundancia.  Lo  qúal parece  t edificar  el lii- 
bro  délos  MachabeQS  , d6de  dize  entre  las  mayores  gra.  *• 
dez  a73eíosRo  m a nos,  que  vuieron  3 fu  poderlos  meta- 
les de  plata  y oro , que  ay  en  Efpañua.  Agora  á Efpaña  le 
viene  ede  gran  teforo  de  Indias,ordenando  la  diuina  pro 
videncia  que  vnos  Rcynqs  fíruma  otros.,  y comuniquen 
fu  riqueza , y participen  de  fu  gouiernó  para  bien  de  los 
vnos  y de  los  otros,  fí  vfan  deuidaméte  de  los  bienes  que 
tienen.  La  fumma  de  oro  que  fe  trae  de  Indias,  no  fe  pue 
de  bien  taífar , pero  puedefe  bien  afirmar,  que  es  harto 
mayor , que  la  que  refiere  Plinio  aucrfe  Meuado  de  Eipa- 
ña  a Roma  cada  año  u En  la  flota  queyo  vine  el  año  de 
ochenta  y fíete  ,iue  la  relación  de  Tierrafírme , doze  ca- 
xones  de  oro  que  por  lo  menos  es  cada  caxon  quatro  ar- 
robas. Y de  nueua  Eípaña  mil  y ciento  y cincuenta  y feys 
marcos  de  oro.  Eflo  Tolo  para  el  Rey,  fin  lo  que  vino  pa 
ra  particulares  regidrado, y fin  lo  que  vino  por regiftrat*. 
que  fu  ele  feraífaz  mucho.  ;Y  edo  hade,  paralo  que  toca 
¿1  oro  de  Indias,  de  la  plata  diremos  agora. 

QA  JP.  J-  De  la  Plata  de  Indias. 

'rt)K;¿.í ; .»■?  :.y  '■Vy  o «í- r. i ü>u i*r>  íi"  obr  * l fí  f s . ■ : 

P N E L libro  de  Iob  leemos  afsi:  Tiene  la  plata  cicr*- 
tos  principios  y ray  zes  de  fus  venas : y el  oro  tiene  fu 
cierto  lugar,  donde  fe  quaja . Elhierro  cauando  fe  faca 

dclft 


504  Vela  HtftoriaNatural  Je  India* 

de  la  tierra,  y la  piedra  deshecha  eo  el  calo  r fe  buelue  en 5 
cobre.  Admirablemente  con  pocas  palabras  decía* 
ra  las  propiedades  de  cftos  quatro  metales , plata,  oro, 
hierro,  cóbre.  De  lós  lugares,  donde  fe  quaja,  y engen-  ] 
dra  el  oro , algo  fe  ha  dicho,  que  fon,  o piedras  en  lo  pro- 1 
fundo  de  losmontes  y Teños  de  la  tierra,  o arena  délos! 
ríos,  y lugares  áñegadi^os,  o cerros  muy.  áltos, de  donde  J 
los  poluos  de  oro  fe  deslizan  con  el  agua,  como  es  mas 
commun opinión  en  Indias.  Dedóde  vienen  muchos  del  j 
vulgo  a creer,  quede!  tiempo  del  diluuio  fucedio,  hallar  | 
fe  enel  aguad  oro  en  partes  táeftrañas  como  fe  halla. De  ’j 
las  venas  de  la  plata,  o vetas,  y de  fus  principios  y rayzes, 
que  dize  lob , trataremos  agora , diziendo  primero  que 
la  caufa  de  tener  el  fegundo  lugar  en  los  metales  la  plata, ' 
es,  por  llegarle  al  oro  mas  que  otro  ninguno, enel  fer  du- ' 
rabie,  y padecer  menos  del  f uego,  y d exarfe  mas  tratar  y j 
labrar,  y aun  haze  ventaja  al  oro,  en  reluzir  mas,  y íbnar 
mas.  También  porque  fu  color  esmas  conforme  ala  luz, 
y fu  íónido  es  mas  delicado  y penetratiuo.  Y partes  ay;  ¡ 
donde  eftima  la  plata  mas  que  el  oro , pero  el  fer  mas  ra- 
ro  el  oro, y la  naturaleza  masefcaírácndarlo,csargumc  j 
to  de  fer  metal  mas  preciólo,  aunque  ay  tierras, como  re  ¡ 
fíeren  de  la  China,  donde  fe  halla  mas  faeilméte  oro  que ; 
platal  lo  común  y ordinario  es,  fer  mas  fácil  y masabun-  J 
date  la  plata.  En  las  I n di  as  O ccidet  al  es  proüeyo  el  Cria-  ! 
dor  tanta  riqueza  della, que  todo  lo  que  fe  fabe  délas  hi- , 
ftoriasantiguas,ytodo  lo  que  encarecen  las  Argentifcdi  \ 
ñas  de  Efpaña,  y de  otras  partes,  es  menos  que  lo  que  vi-  5 
mos  en  aquellas  partes.  Hallanfe  minas  de  plata  común  j 
mente  en  cerros  y montes  muy  aíptros  y deíicrtos,  aunq 
también  fe  han  hallado  en  pauañas,  o campos.  Ellas  fon  ¡¡ 
en  dos  maneras : vnasHaman  íüeitas,  otras  llaman  vetas 
fixasv  Las  fu  ele  as  ion  vnos  pedamos  de  metal , que  acae- 
fc-c-cftar  en  partes  donde  acabado  aquel  pcdaco , no  fe 
, halla 


halla  mas.  Las  vetas  fíxas  fon , las  q en  hondo  y en  largo 
tienen  proíccticion  al  modo  de  ramos  grandes  de  vn  ár- 
bol, y donde  fe  halla  vna  de/las,  es  cofa  ordinaria , auer 
cerca  lu ego  otras  y otras  vetas.  El  modo  de  labrar  y be- 
neficiar la  plata, queloslndios  vfaron,fue  por  fundición 
que  es  derritiédo  aquella  mafia  de  meta!  al  fuego, el  qual 
echa  la  eícoria  a vna  parte,  y aparta  Ja  platadcTplomo,y 
del  cftaño,y  dclcobre,ydela  demasmezcla  quetiene. 
Para  efto  hazian  vnoscomo  hornillos,  donde  ti  viento 
(bplafie  rezio , y con  leña  y carbón  hazian  fu  operación. 
^ ellas  en  el  Piru  liamauan  Guayras.  Defpues  que  los  Ef 
pañoles  entraron  demas  del  dicho  modo  defundicionvq 
ambien  fe  vfa , benefician  la  plata  por  azogue  3 y aun  es 
ñas  la  plata  que  có  el  facan,  que  no  la  de  fundición.  Por- 
gue ay  meta!  de  plata , que  no  fe  beneficia,  ni  aprouecha 
:on fuego,  fino  con  azogue : y eftecommunmente  es  me 
al  pobre,  de  lo  qual  ay  mucha  mayor  cantidad.  Pobre 
laman,  al  quetiene  poca  plata  en  mucha  cantidad,  rico 
¡1  que  da  mucha  piara. Y es  cofa  marauillofa,quc  no  folo 
e halla  ella  diferencia , de  facarfe  por  fuego  vn  metal  de 
data  , y otro  no  por  fuego  fino  por  azogue,  fino  que  en 
osmifmos  metales  que  elfuego  faca  por  fundición,  ay 
ílgunos^que  fi  elfuego  fe  enciende  con  ay  re artificial,  c o 
no  de  fuelles,  no  le  derrite,  ni  fe  funde, fino  que  ha  de  fer 
yre  natural  que  corra : y ay  m erales, q fe  funden  tambié, 

• mejor  con  ayre  artificial  dado  por  fuelles . El  metal  de 
minas  de  Porco  fe  beneficia  y funde  facilmétecon  fue 
les-:  el  metal  de  las  minas  de  Potofi  no  le  funde  cófuelleS 
ii  aprouecha  fino  el  ayre  de  Guayras,  q fon  aquelioshor 
illosq  eftan  en  las  laderas  del  cerro  al  viéto  natural , có 
I qual  fe  derrite  aquel  metal.  Y aunque  dar  razón  defta 
iuerfidad  es  dificifes  ella  muy  cierta  por  cxperiecia  lar- 
a.  Otras  mil  delicadezas  ha  hallado  la  curiofidad  y co- 
icia  deíte  metal,que  tanto  los  hombres  amanéel  as  qua 

O les 


2c6  T)e  la  Hiftoria  iSlatural  de  Indias 

les  diremos  algunas  adelante . Las  principales  partes  de 
Indias  que  dan  plata,  fon  la  nueua  Efpaña  y Piru,  mas  las 
minas  del  Piru  fon  de  grande  ventaja, y entre ellas  tienen 
el  primado  del  mundo  las  de  Potoíi.  De  las  quales  trata- 
remos vn  poco  de  efpacio , por  fer  de  las  cofas  máscele- 
bres  y mas  notables,que  ay  enlas  Indicas  Occidentales. 

C A P.  6*.  d)el  Cerro  de  Totoji,  y de Ju 
descubrimiento..  - 

EL  Cerro  tan  nombrado  de  Potoíi  eftá  en  la  proum 
cia  délos  Charcas  en  el  Reyno  del  Piru,  difta  déla  E 
quinocial  ala  parte  del  Sur,  oPolo  Antartico  veynte  y 
vn  grados  y dos  tercios,  defuerte  q cae  dentro  délos  Trc 
picos  etilo  vltimo  déla  Tórrida  Zona.  Y con  todo  eífo  e: 
en  extremo  frío  , mas  que  Cañilla  la  vieja  en  Efpaña,  5 
mas  que  Fládes,  auiendo  de  fer  téplado,  o caliente  cófo) 
mea  la  altu  ra  del  Polo  en  q eíta.  H azcle  frió , eftar  tar 
leuantado  y empinado, y fer  todo  bañado  de  victos  muj 
fríos  v de  ft  c p 1 ad  o s-,  e fp  e c i a 1 m e n t e e 1 q alli  llaman  Toma; 
h-aui^q  es  impetuofo  y frigidifsimo,y  reyna  por  Mayo  di 
ni  o,  tullo,  v Agofto.  Su  habitado  es  feca,fria,y  muy  dei 
fábrida,y  dekod'o-efteril,  q no  fe  da,  ni  produze  fruto, n 
granó  j ni yerua , y afsi  naturalmente  es  inhabitable  por  e: 
mal  tcple  del  délo , y por  la-glarreílerilídad  de  la  tierra 
Mas  la  fuerca  de  la  plata  q llama  a íl  con  fu  codicia  las  o 
tras  cofas, ha  poblado  aquel cerro déla  mayor  poblacic 
q ay  en  rodos  aquellos  R.ey  ños,  y la  ha  hecho  tá  abunda 
te  de  todas  co midas,. y regalos , q ninguna  cofa  fe  puede 
deífear,  que  no  fe  halle  alli  en  abundancia,  y íiendó  todc 
de  acarreto  eílan  las  placas  llenas  de  frutas , .cóferuas,  re 
©alas,  vinos  exceísiuos,  fedas , y galas, tanto  como  don 
le  mas.  La  color  de  eíte  cerro  tira  a roxo  obícuro,rieru 

o “ fJH 


Libro  Quarto. 

rnagfacloíifsima  viíla , a modo  de  vn  paueüon  ygual , o- 
vn  pá  de  abocar.  Empina íe  y íeñprea  todos  los  otros  cer 
ros,  que  ay  en  fu  contorno.  Su  íubida  es  agra,  aunque  fe 
anda  toda  a caualloyrcmatafe  en  punta  en  forma  redon- 
da : fien e de  box  y cotorno  vna  legua  por  fu  falda : ay  def 
fe  la  cumbre  deftc  cerro  hada  Fu  pie,  y pUnta,mii  y fe  y C- 
:ientasy  veynte  y quatro  varas  délas  communés, quero 
fezidas  a medida  y coeta  de  leguas  Efpaño!as,  hazen  vn 
parto  de  legua:  En  eíle  cerro  al  pie  de  fu  falda  eílá  otro 
:erro  pequeño q nace  del,  el  qual  antiguamente  tuuo  al- 
pinas minas  de  metales  fucltos,  que  fehaiiauan,  como 
ín  bolfas  y no  en  veta  fíxa,  y eran  muy  ricos  aunque  po- 
ros : Ilamálc  Guaynapotofi, q quiere  dezir  Potoíi  el  mo- 
??•  De  la  falda  Jefte  pequeño  cerro  comienza  la  pobla- 
ron de  Efpañofes  y Indios , que  han  venido  a la  riqueza 
z lab  oí  de  Potoíi . Terna  la  dicha  población  dos  leguas 
fe  contorno  :cn  ella  es  eJ  mayor  concurfo  y contratació 
pie  ay  en  el  Piru.  Las  minas  defíe  cerro  no  fueron  labra- 
lasen  tiempo  de  los  Ingas,que  fueron  Tenores  de  el  Piru 
mtes  de  entrar  los  Efpañoles,  aunque  cerca  de  Potoíi  la- 
xaron las  minas  de  Porco,que  efía  a feys  leguas.  La  can 
a deuio  de  fei , no  tener  noticia  dellas,  aunque  otros  ene 
aunó  fe  que  fábula, que  quiíieron  labrar  aquellas  minas 
f oy  eron  ciertas  vozes , que  dezian  a los  Indi  os , que  no 
ocaiTen  ahi,  que  eílaua  aquel  cerro  guardado  para  o- 
1 os.  En  efecíla  hada  doze  años  defpues  de  entrados  los 
ifpañoíes  en  el  Piru , ninguna  noticia  fe  tuuo  de  Potoíi 
r de  fu  riqueza , cuyo  defeubrimiento  fue  en  efle  modo, 
/n  Indio  llamado  Gualpa  de  nación  Chumbibüca , que 
sen  tierra  de  el  Cuzco  y yendo  vndia  por  la  parte  de  el 
|o  ni  ente  %uiendo  vnos  venados  fe  le  fueron  fubien- 
loe.lcen  o ai  riba  ,y  como  están  empinado , y entonces 
ftaua  mucha  parte  cubierto  de  vnos  arboles,  que  11a- 
naa  Qmnua,  y de  muy  muchas  matas,  para  fubir  vn 

O z paila 


20$  Vela  fíijtoria  Natural  de  Indias 

paila  algo  afpcro,le  fue  for^ofo  afirfe  a vna  rama,  que  él 
taua  nacida  en  la  veta,  que  tomo  nombre  la  Rica,  y en  la 
ravz,  y vazio  que  dexó,  conocio  el  metal  que  era  muy  ri- 
co, por  la  experiencia  que  tenia  de  lo  de  Porco , y halló 
en  el  fuclo  junto  a la  veta  vnos  pedamos  de  metal , que  fe 
auian  foltado  della,  y no  fe  dexauan  bien  conocer,  por  te 
ner  la  color  gallada  del  Sol  y agua , y lleu  oíos  a Porco  a 
cnfayarporGuayra ( eftoesprouar el metalpor fuego) 
y como  vierte  fu  extremada  riqueza,  fecretamente  labra 
va  la  veta  fin  communicarlo  con  nadie , harta  tanto  que 
vn  Indio  Guanea  natural  del  valle  deXauxa,que  es  enloí 
términos  de  la  ciudad  de  los  Reyes,  que  era  vezino  en 
Porco  del  dicho  Gualpa  Ghumbibilca,  vio,  quefacaua 
de  las  fundiciones  que  hazia  mayores-tejos  de  los  que  ot 
dinariamente  fe  fundían  délos  metales  de  aquel  abierto, 
y que  ertaua  mejorado  en  los  atauios  de  fu  perfona , por- 
que hada  allí  auia  viu'idó  pobremente.  Con  lo  qualy  cc 
ver  que  el  metal  que  aquel  fu  vezino  labraua,  era  difhé- 
te  de  lo  de  Porco  , fe  mouio  a inquirir  aquel  fcc reto ; y 
aunque  el  otro  procuró  encubrillo , tanto  le  importunó; 
que  vuo  de  llenarte  al  cerro  dePotofi,  al  cabo  deotre 
mes  quegozaua  de  aquel  teforo.  Allí  el  Gualpa  dixo  a! 
Guanea , que  tomaffe  par  a fí  vna  veta , que  el  también  a] 
via  defeubierto , que  ertaua  cerca  déla  Rica , y estaqué 
oy  dia tiene  nombre  déla  Veta  de  Diego  Centeno,  que1 
no  era  menosrica,  aunque  era  mas  dura  de  labrar,  y cor,1 
ella  conformidad  partieron  entre  fi  el  cerro  de  la  mayo! 
riqueza  de  el  mundo . Sucedió  defpucs  que  teniendo  e| 
Guanea  alguna  dificultad  en  labrar  fu  vera . por  fer  dura,1 
y no  queriéndole  el  otro  Gualpa  dar  parte  en  la  fuya  fe 
defauinieron,  y aísi  por  efto  como  por  otras  diferenciad 
enojado  el  Guanea  de  Xauxa  dio  parte  de  erte  negocio  4 
fu  amo,  que  fe  lia m au a^Villaroehq u c era  vn  Efpañol  que 
refidia  en  Porco.  El  VÍIlaroelqueriedo  fatiefazerfe  deh 


ver 


Libro  (harto,  269 

verdad  fue  aPotoíi,y  hallando  la  riqueza  que  fu  Yanaco- 
nas criado  le  dczía,  hizo  regiílrar  al  Guanea,  eftaca ndo- 
fecon  el  enla  vera  que  fue  dicha  Centeno.  Llaman  efta- 
carfefeñalar  por  fuyo  el  efpaeio  de  las  varas,  que  conce- 
de la  ley,  a los  que  hallan  mina,  o la  labran,  con  lo  qual  y 
con  manifcílallo  ante  la  jufticia  quedan  por  feñores  de  U 
mina, para  labrarla  por  fuy.á  pagando  al  R ey  fus  quintos. 
En  fin  el  primer  regiftro  y manifeftacio  que  fe  hizo  de  las 
minas  de  Poroíi  fue  en  veyntc  y vn  dias  del  mes  de  Abril 
del  año  de  mil  y quinientos  y quarenra  y cinco.enel  afsié 
todePorco  por  los  dichos  Villaroel  Efpañol  y Guanea 
Indio.  Luego  de  allí  a pocos  dias  fe  dcfcuhrio  otra  veta 
que  llaman  de  el  Eílaño,  que  ha  íido  riquifsima,  aunque 
trabajosísima  de  labrar,  por  fer  fu  metal  tan  duro  como 
pedernal.  Defpucs  a treyntay  vno  de  Agofto  del  mifmo 
año  dequarenta  y cinco  feregiftróla  veta,  que  llaman 
Mendieta,  y eíias qnatro fon  lasquatro  vetasprincipa- 
íesde  Potofí.  De  la  veta  Rica  que  fue  la  primera,  que  fe 
iefcubriode  dize  que  efíaua  el  metal  vna  Ian^a  en  alto  a 
nanera  de  vnos rífeos , leuantado  de  la  fuperhcie  déla 
ierra , como  vna  crefta  que  tenia  trezientos  pies  de  lar- 
>0  y treze  de  ancho , y quieren  dezir,  que  quedó  defeu- 
>ierca  y deícarnada  de  el  düuuio  refíftiendo  como  parte 
ñas  dura  al  ímpetu  y fuerp  de  las  aguas . Y era  tan  rico 
■1  metal,  que  tenia  la  mitad  de  plata,  y fue  perfeuerando 
u riqueza  nafta  los  cincuenta  y fefenta  citados  enhon- 
lo,  que  vino  a faltar . En  el  modo  que  cflá  dicho  íedeP 
:uhrio  Potoíi,  ordenando  la  diuina  prouidencia  para  fe- 
icidad  de  Efpaña  que  la  mayor  riqueza  que  fe  íabe,  que 
ya  anido  en  el  mundo,  eftuuieíle  occulta ; y fe  manifef- 
aíTe  , en  tiempo  que  el  Emperador  Carlos  Quinto  de 
¡loriofo  nombre  tenia  el  Imperio , y los  Reynos  dcEf- 
aña,y  Señoríos  de  Indias.  Sabido  en  el  Reyno  del  Pi- 
li el  defcubiimiento  de  Poroíi  luego  acudieron  muchos 

O 3 Efpa- 


T)e  la  Hifloria  Natural  de  Indias 


Efpañolcs,  y quafi  la  .mayor  parte  delosveziños  déla 
ciudad  de  la  Plata , que  eftá  diez  y ocho  leguas  de  Poto- 
fí,  para  tomar  minas  en  el » acudieron  también  gran  can- 
tidad de  Indios  de  diuerfas  prouincias , y efpecialmentc 
los  Guayradores  dé  Porco,  y cnbreue  tiempo  fue  la  ma- 
yor población  de  el  Reyno. 

C jt  T-  7 • Vela  riqueza  que fe  ha  facado 


cada  dia  fe  Va  facando  de  el  Cerro 
de  Votofi, 


V D A D O he  muchas  vezes,  fi  fe  halla  enlashb 


LJ  Dorias  y relacionesde  los  antiguos  tan  gran  rique* 
za  de  minas,  como  la  que  en  nueftros  tie mpos  hemos  vi- 
fto  en  el  Piru . Si  algunas  minas  vuo  en  el  mundo  ricas, 
y afamadas  por  tales , fueron  las  que  en  Efpaña  tuuieron 
los  Cartaginenfes,  y deípues  los  Romanos.  Las  qualés^ 
como  ya  he  dicho,  no  foló  las  letras  profanas,  fino  las  fa- 
gradas  también  encarecen  a marauilla . Quien  mas  en 
particular  haga  memoria  de  eftas  minas,  que  yo  aya  ley 


VH.¡¡k.l$-c¿*áo  5 es Pimío , el  qualefcriue  en  fu  natural  hiftoria  afsi: 

Hallafe  plata  quafi  en  todas  prouincias , pero  la  mas  ex< 
Célente  es  la  de  Efpaña  * Efta  también  fe  da  en  tierra  ef 
teril,  y corifeos,  y cerros,  y do  quiera  que  fe  halla  vn2 
veta  de  plata,  es  cofa  cierta  hallar  otra  no  lexos  della : 1c 


roifmo  acaece  quafi  alosotros  metalesrypor  eífoloí 


Griegos  (fegun  parece  Ylos  llamaronjnetales.  Es  cofa 
maratiiUofá que  duran  hafta  el  dia  de  oy  en  lasEfpañas 
los  pozosdé  minas,  que  comencaron  a labrar  endempe 
dé  Annibalj  en  tanto  que  aun  los  mifmos  nombres  de  Ioí 
que  deícubriero  aquellas  minas, les  perm anee é eldia  df 


oy 


Libro  Quarto.  — 2U 

oy : entre  las  quales  fue  famofa , la  que  de  fu  defcubridor 
llaman  Bebdo  también  agora  . Deda  mina  fe  Tacó  tan- 
ta riqueza,  que  daua  a fu  dueño  Anni-bal  cada  dia  trezjjg- 
tas  libras  de  plata,  y hada  el  dia  preíentc  íe  ha  prcfegui- 
Sola  labor  de  eftá  mina,  la  qual  cfrá  ya  cañada  y profun- 
da en  el  cerro  por  eípacio  de  mil  y quinientos  paíTos:  por 
todo  el  qual  eípacio  tan  largo  faca  el  agua  los  Gafcones, 
por  ehiempo  y medida  que  las  candelas  lesduran,  y aísi 
vienen  a Tacar  tanta,  que  parece  rio.  Todasedas  fon  pa- 
labras de  Piinio,  las  quales  he  querido  aquí  recitar,  por- 
que darangudo  a los  que  faben  de  minas,  viendo  que  lo 
mi  fino  que  ellos  oy  experimenta,  paífó  por  los  antigu  os. 

En  e fpeciaí  es  notable  la  riqueza  de  aquella  mina  de  An- 
nihal  en  los  Pirineos , q poííeyeron  los  Romanos , y con- 
tinuaron fu  labor  hada  en  tiempo  de  Piinio , que  fueron  . Gcnc^^ 
como  trezientos  años,  cuya  profundidad  era  demil  y in,  chrono^ 
quinientos  paños,  que  es  milla  y media . Y a los  priucf  P 
piosfuc  tan  rica,  que  le  valia  a fudueño  trezicntas  libras 
de  a doze  on^as  cada  dia . Mas  aunque  eda  aya  ddo  ex- 
tremada riqueza , yo  pienfo  toda  via , que  no  llega  a la 
de  nuedros  tiempos  en  Potoíi  : porque  fegun  parece 
por  los  libros  Reales  de  la  cafade  Contratación  dea- 
quelafsiento  , y lo  afirman  hombres  ancianos  fidedig- 
nos, en  tiempo  que  el  Licenciado  Polo  gouernaua , que 
Fue  hartos  años  deípues  del  defcubi  imiento  de  el  cerro, 
fe  medan  a quintar  cada  fabado  deciento  y cincuenta 
mil  peíbs,  a dozientosmil,  y valian  los  quintos  treynra  y 
quarenta  mil  pefos,  y cada  año  millón  y medio  , o po- 
co menos . De  modo  que  conforme  a eda  cuenta  cada 
dia  fe  facauan  de  aquellas  minas  obra  de  treynta  mil  pe- 
los , y le  valian  al  Rey  los  quintos  feysmil  pefos  al  dia. 

Ay  otra  cofa  que  alegar  por  la  riqueza  de  Potofi,yesq 
La  cuenta  que  feha  hedióles  Tolo  déla  plata  q fe  m arcau  a 

O 4 y quin- 


ni.  Déla  Hifloria  Natural  de  Indias 

yquintaua.  Y es  cofa  muy  notoria  en  el  Pira , que  lar- 
gos tiem  pos  fe  vfó  en  aquellos  Rcynos  la  plata , que  11a- 
mauan  Corriente , la  qual  no  era  marcada , y quintada, 
y esconclufion  délos  que  bien  faben  de  aquellas  minas, 
que  en  aquel  tiempo  grandifsima  parte  de  la  plata  que  fe 
facaua de  Potoíi , fe  quedaua  por  quintar,  que  era  toda 
laqueandaua  entre  Indios  , y mucha  déla  délos  Efpa* 
noles,como  yo  lo  vi  durar  hada  mi  tiempo,  Afsi  que  fe 
puede  bien  creer,  que  el  tercio  de  la  riqueza  de  Potoíi, 
lí  ya  no  era  la  mitad,  no  fe  manifeílaua,  ni  quintaua.  Ay 
aun  otra confideracion  mayor,,  que  Plinio pone,  auerfe 
labrado  mil  y quinientos  paífos  aquella  veta  de  Babe- 
lo,  y que  por  todo  efteefpacio  facauan  agua  , que  es  el 
mayor  impedimento  que  puede  auer,  para  facar  rique- 
za de  minas . Las  de  Potofí,  con  paíTar  muchas  dellas  de 
dozientos  citados  fu  profundidad,  nunca  han  dado  en  a- 
gua,  que  es  la  mayor  felicidad  de  aquel  cerro:  Pues  las 
minas  de  Porco , cuyo  metal  es  riquifsimo , fe  dexan  oy 
día  de  profeguir  y beneficiar,  por  el  fadidio  del  agua  en 
quehandado,porquecauarpenas,y  Tacar  agua,  fon  dos 
trabajosinílifribícs,  para  bufear  metal  :bafta  el  primero, 
y fobra  . Finalmente  el  día  de  oy  tiene  la  carbólica  Ma- 
geftad  vnaño  con  otro  vn  millón  de  Tolos  los  quintos  de 
plata  d^feerro  cíe  l-'otoíi,  fin  la  orra  riqueza  de  azogues, 
y otros  derechos  de  la  haztenda  Real  , que  es  otro  gran- 
de teforo.  Echando  ía  cuenta  los  hombres  expertos  di- 
zen,  que  lo  que  fe  ha  metido  a quintar  en  lacaxa  de  Po- 
tad, aunque  no  permanecen  los  libros  de  fus  primeros 
quintos,  có  la  claridad  queoy  ay  , porque  los  primeros 
años  fe  hazian  las  c o brancas  por  Romana  ( tanta  era  la  , 
groíTedad  que  aula)  pero  por  la  memoria  déla  averigua- 
ción que  hizo  el  Viforey  donFrancifeo  de  Toledo  el  a-  ; 
ño  de  fe  cent  a yquatro,  fe  hallo,  que  fueron  fetent  a y íe\is 
Mellones  hada  el  dicho  año,  y defde  el  dicho  año  hada  d 


Libro  Qmrto.  215 

¿c  ochenta  y cinco  inclufiue, parece  por  los  libros  Reales 
auerfe  quintado  treynra  y cinco  millones.  Demanera  q 
mora  lo  q fe  auia  quintado  hafla  el  año  de  ochenta  y cin- 
co,ciéto  y onze  millones  de  pefos  eníayados,  q cada  pe- 
ib  vale  treze  reales  y vn  quarrillo . Y efto  fin  lapíata  q fe 
ha  Tacado  fin  quintar, y fe  ha  venido  a quintar  en  otras  ca 
xas  Reales,  y fin  lo  que  en  plata  corriente  fe  ha  gallado, 
y lo  ay  por  quintar,  que  es  cofa  fin  numero.  Eílá  cuenta 
embiaron  de  Potofi  al  Virrey,  el  año  que  he  dicho  eflan- 
do  yo  enel  Piru, y defpues  aca  aun  ha  fido  mayor  la  rique 
za  que  ha  venido  en  las  flotas  del  Piru , porque  en  la  que 
yo  vine  el  año  de  ochenta  y flete,  fueron  onze  millones, 
los  que  vinieron  en  ambas  flotas  deTmiq  y México,  y era 
del  Rey  quah  la  mitad,  y defla  las  dos  tercias  partes  de  el 
Piru.  He  querido  hazer  ella  relación  tan  particularizara 
que  fe  entienda  la  potencia,  q la  diuina  Mageílad  ha  fido 
eruida  de  dar  ales  Reyes  deÉfpaña,en  cuya  cabera  fe  ha 
untado  tantas  Coronas,  y Reynos  , y porcfpecialfauor 
leí  cielo  íe  han  juntado  también  la  India  Oriental  con  la 
Occidental  dado  cerco  al  mundo  con  fu  poder.  Lo  qual 
e deue  penf3r  ha  fido  por  prouidencia  de  nueflro  Dios, 
>ara  el  bien  de  aquellas  gentes,  que  viuétan  remotas  de 
u cabera,  que  es  el  Pontífice  Romano  Vicario  de  Chrif- 
0 nueflro  Señor,  en  cuya  Fe  y obediécia  folamente  pue 
km  fer  falúas.  Y también  para  la  defenfa  de  la  mifma  Fe 
"atholica , é Iglefia  Romana  en  eflas  partes , donde  tan- 
0 es  la  verdad  opugnada  y perfeguida  de  los  herejes.  Y 
uesel  íeñor  délos  cielos  que  da,  y quita  ios  Reynos  a- 
uien  quiere, y como  quiere,  aísiio  ha  ordenado : deue' 
ios  fuplicarle  con  humildad , fe  digne  de  fauoreccr  el 
elotanpio  de  el  Rey  Catholicodandole  profperofu* 
cflb,y  visoria  contra  los  enemigos  de  fu  fanfta  Fe, pues 

uefla  caufa  gafla  el teforo  de  Indias,  que  leha  dado , y 
imhamenefter  mucho  mas.  Pero  por  occafion  délas 

O $ rique 


B oetius  de  Con* 
folat . 


WlinMh.}  j.c.4. 


214  De  la  Jíijtoria  Natural  de  India* 
riquezas  de  Potofí  baile  auer  hecho  eíla  digrefsion , y a- 
>ora  boluamosadezir,  como  fe  labran  las  minas,  y co- 
mo fe  benefician  los  metales,  que  dellas  fe  Tacan. 


C ^4 P.  8.  De  el  modo  de  labrar  las  minas 
de  Potofí. 

BIEN  dixo  Boecio,  quando  fe  quexó  del  primeria* 
ventor  de  minas, 

¡leu  primus  quis fuit  Ule , 
jíuri  qut  pondera  teeli y 
Gemmasfa  latere  V olentes y 
Pretiofa  pericula fodi  t.  1 

Peligros  preciofos  los  llama  con  razón, porque  es  gra- 
de el  trabajo  y peligro  có  que  fe  Tacan  eftos  metales , que  I 
tanto  precian  loshombres.  Plinio  dize,  que  en  Italia  ay  1 
muchos  metales, pero  que  los  antiguos  no  confíntieroti  1 
benefíciarfe  por  conTeruar  la  gente.De  Efpaña  lostraya, 
y como  a tributarios  haziana  losETpañoles  labrar  mi- 
nas. Lo  proprio  haze  agora  Efpaña  con  Indias,  que  aniel 
do  toda  via  en  Efpaña  fin  duda  mucha  riqueza  de  meta- 1 
les,  no  fe  dan  a bufe  arlos,  ni  aun  fe  confíente  labrar  por 
los  inconucnientes  que  fe  veen , y de  Indias  traen  tanta 
riqueza,  donde  el  bufcalla , y facalla  no  cuefta  poco  tra- 
bajo , ni  aun  es  de  poco  riefgo . Tiene  el  cerro  de  Potofí 
quatro  vetas  principales,como  eílá  dicho,  que  fon  la  Ri- 
ca, la  de  Centeno,  la  del  Eftaño,  la  de  M endieta.  Todas 
ypf as  eflan  a la  parte  Oriental  del  cerro,  como  mira 
do  al  nacimiento  del  Sol:  ala  Occidental  no  fe  halla  nin- 
^nna.  Corren  las  dichas  vetas  Norte  Sur,  qu  e es  de  Po- 
lo a Polo.  Tienen  de  ancho  por  donde  mas,  feys  pies,por 
donde  menos,  vn  palmo.  Otras  diuerfas  ay,  que  Tale  de-f 
fias,  como  de  ramos  grandes  los  mas  pequeños  fuelen 

pro- 


Libro  Quartó.  215 

producirle  cneí  árbol . Cada  veta  tiene  díuerfas  minas, 
que  fon  paites  de  ella  mifma,  y han  tomado  poflefsion,  y 
repamdofe  entre  diuerfos  dueños  , cuyos  nombres  tiene 
de  ordinario.  La  mina  mayor  tiene  ochenta  varas , y no 
puede  tener  mas  por  ley  ninguna:  la  menor  tiene  quatro. 
Todas  eftas  minas  oy  diallegan  a mucha  profundidad. 
En  la  veta  Rica  fe  cuentan  fetenta  y ocho  minas:  llegan 
a ciento  y ochenta  eftados  en  algunas  partes,y  aun  a do- 
fciétos  de  hódiira.  En  la  veta  de  Cereño  fe  cuentan  veyn 
te  y quatro  minas.  Lleganalgunas  afefenta,y  aun  oche 
ta  eftados  de  hódura,  y afsi  a efte  modo  es  délas  otras  ve 
tas, y minas  de  aquel  cerro.  Para  remedio  defta  tan  gran 
profundidad  de  minas  feinuentaron  losfacabones , que 
llaman,  que  fon  vnascueuas,  que  van  hechas  porbaxo 
defde  vn  lado  dé  el  cerro  , atraueíTandole  hafta  llegar 
alas  vetas.  Porque  fe  ha  deíaber,  quelás  vetas,  aun- 
que corren  Norte  Sur,  como  eftá  dicho , pero  éfto  es  ba- 
gando defde  la  cumbre  hafta  la  falda , y afsiento  del  cer- 
ro , fegun  fe  cree,  que  feran  fegun  conje&ura  de  algunos, 
mas  de  mil  ydozientos  eftados  . Y a efta  cuenta  aun- 
que las  minas  van  tan  hondas,  les  falta  otro  fcys  tanto 
hafta  fu  rayz  y fondo,  que  fegun  quieren  de2ir,hade 
fer  riquifsimo  , como  tronco  y manantial  de  todas  las 
vetas.  Aunque  hafta  agora  antes  fe  ha  moftrado  lo  con- 
trario por  la  experiencia,  que  mientras  mas  alta  hacf- 
tadolaveta  , ha  fidomasrica,  y como  vabaxando  en 
hondo , va  íiendo  fu  metal  mas  pobre . Pero  en  fin  pa- 
ra labrarlas  minas  con  menos  cofta,  ytrabajo,  yrief- 
go^,  inuentaron  losfocabones,  por  los  quales  fe  entra, 
y falea  paflo  llano.  Tienen  de  ancho  ocho  pies,  y de 
alto  mas  de  vn  cftado.  Cierranfe  con  fus  puertas,  fa- 
canfe  por  ellos  los  metales  con  mucha  facilidad,  y pa- 
ga fe  al  dueño  de  el  focabon  el  quinto  de  todo  el  me- 
tal que  por  d fe  faca.  Ay  hechos  yanueue  focabones, 

y otrqs 


2i6  T>e!a  Hiftoria  Natural  de  Indias 

y otros  fe  cftan  haziendo.  Vn  focabon  , que  llaman 
del  Venino,  que  va  a la  veta  Rica,  fe  labró  en  veyntey 
nueue  años  comencandofe  el  año  de  mily  quinientos  y 
cincuenta  y feys , que  fueron  onze  defpues  de  defeubrir- 
fe  aquellas  minas,  y acabandofe  el  año  de  ochenta  y cin- 
co en  onze  de  Abril , Efte  focabon  alcanzo  a la  veta  Ri- 
ca en  treynta  y cinco  eftados  de  gueco  hafta  fu  fondo , y 
ay  defdc  alli  do  fe  juntó  con  la  veta,hafta  lo  alto  déla  mi- 
na otros  ciento  y treynta  y cinco  eftados:  que  por  todo 
efte  profundo  baxauan,  a labrar  aquellas  minas.  Tiene 
todo  el  focabon  defde  la  boca  hafta  la  veta  ( que  llaman 
el  Cruzero)  dozientasy  cincuenta  varas , las  qu ales  tar- 
dará en  labrarle  los  veynte  y nueue  años,  que  eftá  dicho: 
para  que  fe  vea,  lo  que  trabajan  los  hombres,  poryrá 
bufear  la  plata  a las  entrañas  del  profundo.  Con  todo  eí 
fo  trabajan  alia  dentro,  donde  es  perpetua  obfeuridad, 
ím  faber  poco  ni  mucho  quando  es  dia,  ni  quando  es  no- 
che. Y como  fon  lugares,  que  nunca  los  viítta  el  Sol,no 
folo  ay  perpetuas  tinieblas,  mastambien  mucho  frió,  y 
vn  ayre  muy  grueífo , y ageno  de  la  naturaleza  humana 
y afsi  fucede  marear  fe,  los  que  alia  entran  de  nueuo , co 
moa  mi  me  acaeció  Entiendo  vafeas  y congoxas  de  efto 
mago.  Trabajan  con  velas  íiempre  los  que  labran,  repar 
tiendo  el  trabajo  defuerte  que  vnos  labran  de  dia,  y def^ 
canfan  de  noche,  y otros  al  reues  les  fuceden . E!  metal; 
es  duro  comunmente,  y facanlo  a golpes  de  barreta  que- 
bratandole,  q es  quebrar  vn  pedernal.  Defpueslo  fuben 
acueftas  por  vnas  efcaleras  hechizas  de  tres  ramales  de¡ 
cuero  de  vaca  retorcido  como  grueííasmarornas,y  de  vn 
ramal  a otro  pueftos  palos  como  efcalones,  demanera q 
puede  fubir  vn  hóbre,.y  baxar  otro  juntamente.  Tiene  ef 
tas  cfcalas  de  largo  diez  eftados,y  al  fin  dellas  eftá  otra  e( 
cala  delmifmo  largo, que  comienza  de  vn  relex,opoyOj 
donde  ay  hechos  de  madera  vnos  defeanfos  a manera  de, 

anda- 


LilroQmrtQ*  217 

andamios , porque  fon  muchas  las  cíenlas,  que  fe  fubeh* 
Saca  vn  hombre  carga  de  dos  arrobas  atada  lamanra  a 
los  pechos , y el  metal  que  va  en  ella  a las  eípaldas:fuben 
de  tres  en  tres.  El  delantero  licúa  vna  vela  atada  al  de- 
do pulgar,  para  que  vean , porque  como  efta  dicho , nin- 
guna luz  ay  del  cielo,  y vaníe  atiendo  con  ambas  manos, 
yafsifuben  tan  grande  efpacio  que  como  ya  dixe,  paila 
muchas  vczes  de  ciento  y cincuenta  edados,  cofa  horri- 
ble^ que  en penfalla  aun  pone  grima : Tanto  es  el  amor 
del  dinero}por  cuya  requeda  fe  haze  y padece  tato.  No 
fin  razón  exclama  Plinio  tratando  dedo : Entramos  haf 
talasentrañasdclatierra,  y hada  alia  en  el  lugar  délos 
condenados  bufeamos  las  riquezas.  Y defpues  en  el  mi  fi- 
nio libro : Obras  fon  mas  que  de  Gigantes,  las  que  haze 
[os  que  Tacan  metales , haziendo  agujeros  y callejones  en 
lo  profundo,  por  tan  grande  trecho  barrenando  losmon 
res  a luz  de  candelas , donde  todo  el  efpacio  de  noche  y 
día  es  ygual , y en  muchos  mefes  no  fe  vee  el  dia : donde 
icaece  caerle  las  paredes  de  lamina  (líbicamente , y ma- 
rar  de  gqlpFfibs  mineros.  Yp^oc  o^d'efp  u e sin  a d c : Hie- 
en  la  dura  peña  con  ahnadanas , que  tienen  ciento  y cin- 
cuenta libras  de  hierro : Tacan  los  metales  acuedas  traba- 
ando  de  noche  y de  dia , y vnos  entrega  la  carga  a otros 
'?  todo  a efeuras,  pues  folos  los  vltimos  veen  la  luz.  Con 
runos  de  hierro  y con  almadanas  rompen  las  peñas  y pe- 
lernales,  por  rezios  y duros  que  fean , porq  en  fin  es  mas 
ezia  y mas  dura  la  hambre  del  dinero.  Edo  es  de  Plinio, 
jue  aunqu  e habla  como  hidoriador  de  entonces,  mas  pa 
ece  propheta  de  agora.  Y no  es  menos  lo  que  Phocio  de 
^gatarchidcs refiere,  del trabjo immenfo que páílauan 
osquellamauanChryíios,  cnfacar  y beneficiarel  oro, 
>orque  fiempre,  como  el  fobredicho  autor  dize,el  oro  y 
►lata  caufan  tanto  trabajo  al  auerfe , quanto  dan  de  con- 
cilio alce  nerfe. 

CAP* 


p Un.  inprotm. 


ái<5  T)e  la  Hifioria  Natural  de  Indias 

CJf.  9.  Como fe  beneficia  el  metal  de  Tlata,  , 

LA  veta  que  hemos  dicho  en  quefehalh  la  plata,  va 
de  ordinario  entre  dos  peñas  que  llaman  la  Caxa , y 1 
ia  vna  dellasfuele  ferdurifsima  como  pedernal , la  otra 
blanda  y m as  fácil  de  romper, el  metal  va  en  medio  no  to- 
do ygualni  de  vn  valor,  porq  áy  en  efto  mifmo  vito  muy  I 
rico,qUaman  Cacilla,  o Tacana,  de  dóde  fe  faca  mucha 
plata:  ay  otro  pobre, de  donde  fe  faca  poca.  El  metal  ri- 
co deíle  cerro  es  de  color  de  ambar,  y otro  toca  en  mas 
negro:  ay  otro  que  es  de  color  como  roxo:  otro  como  ¡ 
cenizieto,y  en  efedo  tiene  diuerfos  colores,  y aquien  no  1 
fabe  lo  que  es, todo  ello  parece  piedra  de  por  ay:  mas  los 
mineros  en  las  pintas  y vetillas,  y en  ciertas  feñales  cono- 
cen luego  fu  fineza.  Todo  eftc  metal  qfacan  délas  minas  i 
fe  trae  en  carneros  del  Piru,  que  íiruen  de  jumentos,  y fe  1 
llena  a las  moliendas . El  q es  metal  rico  fe  beneficia  por 
fundición  en aquelloshornillos  que  llama  Guayras,  efbe 
es  el  metal,  q es  masplomofo , y el  plomo  lchaze  derre- 
tir, y aun  para  mejor  derretirlo , echan  los  Indios  el  quei 
llaman  Soroche , que  es  vn  metal  muy  plomizo.  Con  el 
fuego, la  efeoria  corre  abaxo,  el  plomo  y la  plata  fe  derri- 
ten, y la  plata  anda  nadando  fobre  el  plomo,  halla  que  fe 
apura : tornan  defpues  a refinar  masy  mas  la  plata.  Sue 
kn  falir  de  vn  quintal  de  metal  treynta  y qu arentá  y cin- 
cuenta pefos  de  plata  por  fundición.  A mi  me  dieron  pa- 
ra nmeftra.  metales , de  q falian  por  fundición  mas  de  do- 
2Í entos  pefos,  y de  dozientos  y cincuenta  por  quintal,  ri- 
queza rara  y quaíi  increyblc,  fino  loteílificara  el  fuego 
con  manifiefta  experiencia : pero  feirejanrcs  metales  fon 
muy  raros.  El  metal  pobre  es, el  que  de  vn  quintal  da  dos 
<5  tres  pefos,  o cinco , o feys , o no  mucho  mas : cfte  ordi- 
aariamentc  no  es  plomizo,  fino Teco,  y afsiporfuego  no 


i o . De  las  propiedades  marauillcfas 
de  el  jí^pgue. 


Libro  Qmrte. 

fe  puede  beneficiar . A cuya  caufa  gran  tiempo 
en  Potoíi  immenfa  fumma  de  eílos  metales  p'obn 


eiiuuo 

metales  pobres,  que 
er¿ai  ¿teiechos  y como  graneas  de  los  buenos  metales,  ha 
fía  que  fe  inrroduxo  el  beneficio  de  los  azogues,  con  los 
quales  aquellos  defechos,o  defmontes,  quellamauan, 
fueron  de  immenfa  riqueza,  porque  el  azogue  con  efíra- 
ña  y marauillofapropriedad  apúrala  plata,  yíiruepara 
eftos  metales  fecos  y pobres, y fe  gafta  y confume  menos 
azogue  en  ellos,  loqual  no  es  en  los  ricos,  quequanto 
maslo-fon,  tanto  mas  azogue  confumen  de  ordinario, 
Oy  dia  el  mayor  beneficio  de  plata,  y quafi  toda  el  abua 
danciadella  en  Potoíi  es  por  el  azogue , como  también 
en  las  minas  de  los  Cacatecas,  y otras  de  la  nucua  Eípa- 
ña.  Auia  antiguamente  enlas  laderas  de  Potoíi, y por  las 
cumbres  y collados  mas  de  feys  mil  Guayras , que  fon  a* 
qtiellos  hornillos,  donde  fe  derrite  el  metal  , pueftos  al 
modo  de  luminarias,  q vellos  arder  de  noche,  y dar  lum- 
bre tan  lexos,  y eftaren  íi  hechos  vna  afcua  roxa  de  fue- 
go,era  fpedacuio  agradable.  Agora  íi  llegan  a mil  o dos 
mil  Guayras,  íera  mucho , porque  como  he  dicho,  la  fun- 
dición- es  poca, y el  beneficio  del  azogue  es  toda  la  rique 
?a.  Y porque  las  propriedades  delazoguc  fonadmira- 
bles,y  el  modo  de  beneficiar  con  ella  plata , muy  nota- 
ble, tratare  de  el  azogue  , y de  fus  minas,  y labor , lo  que 
pareciere  contieniente  al  propofitp*. 


L Azogue, que  por  otro  nombre  fe  llama  Argén  Vi- 
vo, como  tábien  le  nobran  los  Latinos,  porq  parece 
>laca  vina , fegún  bulle  y anda  a vnaspartesy  otras  veloz 
r*et  chatre  todoslos  metales  uenegrad es  y niara  uilí  oías 

pi-o. 


220  De  la  Hifloria  Natural  Je  Indias 


propriedades.  Lo  primero  íiendo  verdadero  metal,  no 
es  duro,  ni  formado,  y confidente  como  los  demas , fino 
liquido,  y que  corre, no  como  la  plata  y el  oro  que  derre 
tidos  del  fuego,  fon  líquidos  y corren , fino  de  fu  propria 
naturaleza,  y có  fer  licor  es  maspefado  que  ningtin  otro 
metal,  y afsi  los  demas  nadan  en  el  azogue, y no  fe  hunde 
como  masliuianos.  Yohevido  en  vnbarreñode azo- 
gue echar  dos  libras  de  hierro , y andar  nadando  encima 
el  hierro  fin  hundirfe,  como  íi  fuera  palo,  o corcho  en  el 
agua.  Plinio  haze  excepción  d:ziendo,que  folo  el  oro  fe 
hunde,  y no  nada  fobre  el  azogue:  no  he  vifto  ía  experié- 
cia,  y por  ventura  es, porque  el  azogue  naturalmente  ro- 
dea luego  el  oro,  y lo  efeonde  en  íi.  Es  efta  la  mas  impor 
tante  propriedad  que  tiene,  que  con  marauillofo  affcífto 
fe  pega  al  oro, y le  bufea,  y fe  va  a el  do  quiera  que  le  hue 
k.  Y no  folo  efto , mas  afsi  fe  encarna  con  el, y lo  junta  a 
íi,qtie  le  dcfnuda  y defpcga  de  qualefquier  otros  metales 
o cuerpos,  en  queeftá  mezclado , por  lo  qual  toman  oro 
los  que  fe  quieren  preferuar  del  daño  del  azogue.  A lie- 
bres que  han  echado  azogue  en  los oydos  para  matarlos; 
fecretamente,  ha  íido  el  remedio  meter  por  el  oydo  vna 
paletilla  de  oro,  con  que  llaman  el  azogue,  y la  Tacan  bla 
ca,de  lo  que  fe  ha  pegado  al  oro.  En  Madrid  yendo  a ver 
las  obras  notables  que  Iacomo  de  Trefo  excelente  artift 
ce  Milaneslahraiíapara  San  Lorenco  el  Real,fucedio  fer 
en  dia  que  dorauan  vnas  piezas  del  Retablo,que  eran  de 
bronzc , lo  qual  fe  haze  con  azogue , y porque  el  humo 
del  azogue  es  mortal,  me  dixeró,  que  fe  preuenian  los  o- 
fíciales  contra  efte  veneno,  con  tomar  vn  doblondeoro 
defmenuzado,  el  qual paííado  al  eftomlgo  llaraaua  allí 
qüalquier  azogue, que  por  los  oydos,o  ojos, o narizes,o 
boca  les  entrañe  de  aquel  humo  mortnhy  con  efto  fe  prc 
feruau andel  daño  del  azogue  yedofetodo  el  al  oro,que 
eftaua  eacie&omago,  y faliendo  defpues  todo  por  la,via 

natural# 


Libro  Quartü.  t%t 

«toral:  cofa  cierto  digna  de  ad  miración,  dejfpues  que  el 
azogue  ha  limpiado  al  oro,  y purgad  ole  de  todos  los  o- 
tros  metales  y mezclas, también  le  apaita  el  fuego  a el  de 
fu  amigo  el  oro  , y -ais i le  dexa  del  todo  puro  fin  fuego, 
Dize  Pliniovque  con  cierta  arte  apartauan  el  oro  de  ela- 
togue  : no  fe  yo  que  agora  fe  vfetal  arte.  Pareeemévqué 
los  antiguos  no  alcanzaron , que  la  plata  fe  bendrciaííe 
por  azogue, q es  oy  dia  el  mayor  vfo,y  mas  principal  pro 
lecho  del  azogue,  porq  exprefíaméte  dize,  q a ninguno 
jtro  metal  abraca  fino  folo  al  oro,  y donde  trata  del  m o- 
lo de  beneficiar  la  plata, folo  hazc  mención  de  fundició: 
3°r  donde  fe  puede  colegir,  que  eñe  fecrcto  no  le  alean 
:aró  los  antiguos.  En  cfe&o  aunque  la  principal  amiílad 
leí  azogue  fea  con  el  oro , toda  via  donde  no  ay  oro  * íe 
a a la  plata , y la  abraca  aunque  no  tan  preño  como  a el 
»ro  :y  al  cabo  también  la  alimpia,  y la  apura  de  la  tierra* 

‘ cobre,  y plomo,  con  q fe  cria , l?n  fer  necdtario  elfue- 
o,  que  por  fundició  refina  los  metales,  aunque  para  de£ 
egar  y defafir  del  azogue  a la  plata , también  interuiene 
1 fuego,  como  adelante  fe  dirá.  De  eíTotros  metales  fue 
a de  oro  y plata , no  haze  cafo  el  azogue , antes  los  car- 
orne  ,y  gafta,y  horada,  y íe  va  y huyedellos  : quetam- 
ien  es  cofa  admirable.  Por  donde  le  echan  en  vafos  dé 
arro  , o en  pides  de  animales , porque  vafijas  de  cobre, 
hierro, o otro  metal  luego  las  paita  y barrena,  y toda  o- 
a materia  penetra  y corrompe,  por  donde  le  llama  Pli- 
i°  Veneno  de  todas  las  cofas,  v dize,  que  todo  lo  come 
gaña.  En  fepulturas  de  hombres  muertos  fe  halla  ázo- 
je , que  dcfpues  de  auerlos  gaftado , el  fe  fale  muy  a fu 
luo  entero.  Hale  hallado  también  en  las  medulas  y tu- 
nos de  hombres,  o animales,  que  recibiendo  fu  humó 
w la  boca , o narizes  alia  dentro  fe  congela , y penetra 
smifmos  hueífos:  Por  eítoes  tan  peligrofalaconucr- 
Cion  con  criatura  tan  atrtuida  y mortal.  Pues  es  otra 

P grá- 


%i2  De  UHifíom  Natural  de  Indias. 

gracia  que  tiene , que  bulle , y fe  haze  cien  mil  gof  illas  , y 
por  menudas qfean,  no  fe  pierde  vna,  fino  que  por  aca,o- 
por  alia  fe  torna  a juntar  con  fu  ltcorvy  quafi  esincorrup-; 
tibie  y y,  apenas  ay  cofa  que  le  pueda  gaftar:  por  donde  el 
fóbredicho  Plinio  le  llama  fudoreterno  . Otrapropric- 
dad  tiene, que  fiendo  el  azogue  el  que  aparta  el  oro  de  ei 
cobre,  y todos  metales,  quádo  quieren  juntar  oro  c 6 co- 
bre, o bronze,  o plata,  q es  dorando,  el  medianero  defta¡ 
junta  es  el  azogue,porq  mediante  el  fe  doran  eílb.s  mcta-i 
les.  Entre  todas  eftas  marauillasdefte  licor  eftraño  la  q a 
anime  ha  parecido  mas  digna  de  ponderar,  es  q fiendo  la 
e o fa  m as  pe  fad  a defm  undo  ,im  m e d i at  a merit  efe  bu  el  u tí¡ 
en  la  mas  liuianaxíél  mundo vq  es  humo*  con  que  fube  at, 
riba  refuelto,y  luego  el  mifmohumo  q es  eoía  tan  liuia- 
ha,immediatamcnte  feibuelíie  en  cofa  tan  pefada  , como) 
es  el  proprio  licor  de  azogue,  en  que  fe  refueluc.  Porque 
en  topando  el  humo  de  aqueimetal  cuerpo  duro  an  ibai 
o llegando  a región  fria , luego  alpunto  lequaja^jy  tori 
na  a caer  hecho  azogue,  y fi  dan  fuego  otra  vez  alazo*) 
gue,  fe  haze  hura  o , y del  humo  terna  fin  dilación  a cacti 
el  licor  del  azogue , Cierto  tranfrnutacio  immediata  dft 
cofi  ta  pefada  en  coiaitan  liuiana  y al  renes,  por  cofa  ran, 
íc  p ti  edetener  en  n atu  r al  ezá¿  Y en  todas  eftas  y otras*ef 
trañezas  que  tiene  e fieme  tal,  es  digno  el  autor  de  fu  na^ 
turakza,de  fer  glbrifícadovpues  a fus  leyes  ocultas  obe- 
dece tan  promptament ero dajiaturaleza  criada.  , ■ , ¡ 
. 

C ii  o Donde  Je  baila  el  jí%pguey y como  fedefcn 
Irierá [fus  minas  riquísimas  en  Guancauilca. 


fíU 


A L L A S E el  Azogue  en  vna  manera  de  piedra. 


d d que  da  juntamente  el  bermell6,que  los  antiguos  lia 
marón  Minio , yoy  dia  fe  diz  en  eftar  miniadas  las  ymagij 
aes,  queeoírazogue  pintanen  los  chriftales . El  minio,* 

Ká 


1 «'  223 

bermellón  celebraron  los  antiguos  en  grande  manera  te- 
niéndolo por  color  /agrado,  como  Plinio  refiere , yafsi  ,¡l  ,, 
dize,  que /ohan  teñir  có el  el  roítrodc  Iupiter  los  Roma-  S¡ 

nos, y Jas  cuerpos  delosquctriiimphauarí,yque  en  h E- 
thiopia  afsilasydoios  como  los  gouernadores  fe  tenían 
eJroftrofc  minio.  Yque era efiimadoen Roma  entaü- 

to  grado  el  bermelIon(el  qual  íolamcnre  fe  lleuaua  deHf 

pán^donde  vuo  muchos pozos  y minas  de  azogue,  y ha 
íta  el  día  de  oy  . las  ay  ) que  no  confentian  los  Romanos, 
que  fe  beneficiaRe  en  Eípaña  aquel  metal, porque  no .‘les 
fciurtaílemalgo,  fino  afsicnpiedracomolo  facauandela 
tu  1 n a , í e 1 1 e u a u a Te  1 1 a do  a R o m a , y a II  a I o b e n e fí  c i au  a n y 
[leu 4 uan  cada  ano  de  Eípaña,  eípecialdel  Andaluzíá  o- 

)ra  de  diez  mil  libras : y efio  tenían  los  Romanospor  ex, 

:efsiua  riqueza.  Todo  eílo  he  referido  deel  fobredichb 
nitor,  porque  a ios  que  veen,Io  que  oy  di  a paífa  en  el  Pi 
u,  les  dura  güilo  faber , lo-qúe  amigu  am ente  paífó  a lo s 
ñas  poderofos  feñores  del  mundo . Digoío,  porque  los 
ligas  Reyes  del  Piru,y  los  Indios  naturales  del  labraron 
;ran  tiempo  las  minas  del  azogue,  fin  faber  del  azogue, 

1 conocelle,ni  pretender  otra  cofa  fino  cfle  minio,o  ber 
íellon,  q ellos  llaman  Llimpi , el  qual  preciarían  mucho 
ara  el  m diño  efe áo  que  Plinio  ha  referido  de  los  Roma 
os  y Et inopes , q es  para  pintarfe,  o teñirfe  có  el  los  tof- 
os ycuerpos  fuyosy  de  fus  ydolos . Lo  qual  vfaró  mu- 
.10  los  Indios,  efpcciahnete  quádo  yuan  ala  guerra. y oy 
lado  vían  c]uád°  hazé  aIgunasfíefhs5o  dá  cas,  y llama  tí 
1 E,”bjxaríf5  Porq«e  lesparecia,  que  los  roílros  afsi  em 
xados  ponían  terror,  y agora  Ies  parece  queesmucha 
i a.  Con  cfle  fin  enlos  cerros  de  Guancauiíca , que  fon 
! eIf  Iru,cerca  déla  ciudad  de  Guamága  hizieró  labores 
tranas  de  minas,  de  donde  facauan  efie metal , y es  de 
odo , que  fi  °y  día  entran  por  las  cueu as,  o foc  abones, 
c los  hizicrón  3 fe  pierden  los  hombres,  y no 

P ¿ atinan 


*2*4  l*  TlifíortaKatnral  de  Ind'ua 

atinan  a falir.  Mas  ni  fe  curarían del  azogue,  queeftan* 
turalmente  en  la  roifraa  materia  , o metal  de  bermellón, 
ni  aun  conocían,  que  vuieíie  tal  cofa  en  el  mundo.  Y no 
folo  los  Indios  , mas  ni  aurtlos  Efpañoles  conocieron  a- 
nuclla  riqueza  por  muchos  años , baila  que  goucrnando 
el  Licenciado  Caílro  el  Piru , el  año  de  fefenta  y feys  , y 
fefenta y fíete  fe  defcubrieron  las  minas  de  azogue  en  ef- 
ta  forma.  Vino  a poder  de  vn  hombre  inteligente  llama- 
do Enrique  GarcesPortugues  de  nación  , el  metal colo- 
radoque  heSicho^que  lia  manan  los  Indios  Llimpi , con 
que  fe  tiñen  los  roftr  os,  y mirándolo  conocio  fer , el  que 
en  Caftilla  llaman  Bermellón:  y como  fabia  que  el  ber- 
mellón fefaca  del  mifmo  metal  que  el  azogue , conjetu- 
ro, que  aquellas  minas  auian  de  fer  de  azogue,  fue  alia, y 
hizo  la  experiencia  y enfaye,  y hallo  fer  afsi.  Y defta  ma- 
nera defeubiertas  las  minas  de  Palcas  en  termino  deGua 
manga , fueron  diuerfos  a beneficiar  el  azogue , para  lie; 
varíe  a México,  dóde  la  plata  fe  bencfíciaua  por  azogue 
con  cuya  ocafíon  fe  hizieron  ricos  no  pocos.  Y aquel  ai 
fiemo  de  minas,que  llama  Guancauelica,  fe  pobló  de  E¡ 
pañoles  y de  Indios  que  acudieron , y oy  dia  acuden  alí 
labor  de  las  dichas  minas  de  azogue , que  fon  muchas,  j 
profperas.  Entre  todas  es  cofa  iluílrifsima  la  mina,  qu< 
llaman  de  Amador  de  Cabrera,  por  otro  nómbrela^ 
los  Santos,  la  qual  es  vnpeñafeode  piedra  durifsima  en 
papada todaen  azogue , de  tanta  grandeza  que  feeíliei 
de  por  ochenta  varas  de  largo  y quaréta  en  ancho , y po 
toda  efla  quadra  efla  hecha  fu  labor  en  hondura  de  íetef 
ta  e fiados, y pueden  labrar  en  ella  mas  de  trezientos  hot t 
bies  juntos  por  fu  gran  capacidad . Eíla.mma  deícubri< 
vn  Indio  de  Amador  de  Cabrera  llamado  Na uin copa  d 
el  pueblo  de  A coria:  regifirola  Amador  de  Cabrera  c« 
fu  nombre  rtraxo  pleyto  con  el  Frfco,y  por  execurorhtf 
ledio  el vfofmto  dellapor íer deícübridora.  Defpucsl 


vendió  por  dozícntos  y cincueta  mil  ducados « y pareció 
dolé  que  aula  íido  engañado  en  la  venta  , tornó  a poner 
pleyto,  porq  dizcn,  que  vale  mas  de  quinientos  mil  duca 
dos, y aun  a muchos  lcsparecequc  vale  vn  millón  .*  cofa 
rara,  aucr  mina  de  tanta  riqueza.  En  tiempo  que  gouer- 
naua  el  Piru  don  Francifco  de  Toledo, vn  hombre  que  a- 
via  eftado  en  México,  y vifto  como  fe  íacaua  plata  có  Ioi 
azogues,  llamado  Pero  Fernandez  de  Velafcode  ofreció 
de  Tacar  la  plata  de  Potoíi  por  azogue.  Y hecha  la  pr.uc- 
va,  y faliendo  muy  bien  el  año  de  fetenta  y vno  Te  comen 
fo  en  Potoíi  a beneficiar  la  plata,  con  los  azogues  que  fe 
licuaron  de  Guácauelica,  y fue  el  total  remedio  de  aque 
[las  minas,  porque  con  el  azogue  íe  facó  plata  infinita  de 
los  metales  que  eflauan  defechados,  qucÜamauan  def- 
mótes.  Porque  como  eftá  dicho,  el  azogue  apura  la  pía 
tí,  aunque  fea  pobre,  y de  poca  ley, y fcca,lo  qual  no  ha 
re  la  fundición  de  fuego . Tiene  el  Rey  Catholico  de  la 
labor  de  las  minas  de  azogue  fin  cofia , ni  ricfgo  alguno 
cerca  de  quatrocientos  mil  pcfos  de  minas , que  fon  de  a 
:atorze  reales’,  o poco  menos , fin  lo  que  deípues  de  ello 
procede,  por  el  beneficio  que  fe  haze  en  Potoíi, q es  otra 
riqueza  grádifsima.  Sacante  vn  año  có  otro  deftas  minas 
ic  Guácauelica  ocho  mil  quintales  deazoguc,y  aun  mas. 

CJ?.  12.  Ve  el  arte  que  fe  faca  el  jízogue, 
j fe  beneficia  con  el  la  plata. 

r\  I G A M O S agora  como  fe  faca  el  azogue,  y co- 

mo  fe  faca  con  el  la  plata.  La  piedra,  o metal  don- 
!c  el  azogue  fe  halla,  fe  muele, y pone  en  vnas  ollas  al  fue 
50  rapadas,  y allí  fundiendofe,  o derritiéndole  aquel  me- 
al,  fe  defpide  del  el  azogue  con  la  fuerza  delfuego,  y fa- 
e en  exhalación  a bueltas  de  el  humo  de!  dicho  fuego , y 
ueleyríicmprc  arriba  3haña  tanto  que  topa  algún  cucr- 

P 3 p0> 


2ié  T>e  U Hijlúfk  Nkturalte  Iniidi 

po,  donde  para, y íe  quaja,o  fi  paña  arriba  fin  topar  cuer* 
po  duro, llega  hafta  donde  fe  enfria,  y alli  fe  quaja, y huei 
ve  a caer  abaxo.  Quádo  eftá  hecha  la  tendicioiiydeíhipV 
lás  ollas,  y fac'an  eímétal.  Lo  qual  procuran  fe  haga,  eftá 
do  ya  frías,  porq  fi  da  algún  humo,  o vapor  de  aquel  a las 
perfonas  q deftapan  las  ollas,  fe  azogan , y mueren,oque* 
dan  muy  maltratada^  o pierden  los  dieres.  Para  dar  fue- 
go a los  metales,  porq  fe  gafta  infinita  leña  , h alió  vn  Mi* 

neropor  nobre^Rodrigo  de  Torres:  vna  inuención  vtilifsi 

ba, y fue:  coger  dé  vna  phja  qiibnacc  por  todos  aquellos  ¡ 
cerros  del  Piru,  la^üal  álkltóan  Ycho , y es  a raódo  de 
efparro ,y  conelladá  fuego.Es  cofa  rfkrauillofa  la  fuerza 
q tiene  efta  paj aparaten dir  aq u e líos m etales, q es c o md , 
lo  qué  dize  Pítelos  deloró  qTefunde  con  llama  de  pajaL. 

Ubi hotendiendofécon  brafakde  leña  ternísima.  El  azogue 
afsi  fundido  lo  ponen  en  hadan  as, porq  encuero  fepuede  ¡ 
guardar , y afsi  fe  mete  én  los  alm azenes del  Rey , y de  a>, 
fli  fe  Retía  por  mar  a Arica,  y de  alli  a Potoíi  en  recuas,  o 
carneros  de  la  tierra . Confumefe  communmente  en  el 
benefició  délos  metales  en  Potofide  íeysjdietejnilquiB 
t ales  por  años  fin  lo  que  fe  faca  de  las  lamas  ( qué  fon  las 
;hezés  que  quedan  y barro  de  los  primeros  lauatoriosde 
‘metales,  que. fe  hazenen  tinas ) las  quales  lamas  fe  que- 
man,  y benefician  en  hornos, para  facar  el  azogue  que  en 
eilas^qnedaVy •■aura' mas  de  cincuenta  hornos  deftos  en  la 
villa  de  Potoíi.  y en  Tarapay a.  Será  la  quantidad  de  los 
metales  que  fe  benefician , fegun  han  echado  la  cuenta 
^^Mkr^.ptoricos>mas  detrezientQsmil  quintarás  ál.añp-, 
de  cuyas  lamas  beneficiadas  fe  Tacarán  mas  de  dos  mi! 
quintales  de  azogue . Y es  defaber , que :1a  qualidaddÉ 
los  metales  es  varia, porque  acaece  que  vn  metal  da  mu- 
cha plata, aconte  me  poco  azogue,  otro  al  teues  da  po.c: 
■plata,  y confume  mucho  azogue  .-  otro  da  mucha,  y coó 
' fume  mucho : otro  da  poca, y confume  poco,  .yconfdr 


m? 


■ ; ' ' Libro  Quarfa.  1 ■’  "V  %27 
me  a como  ese!  acertar  eneros  metales,  afsí  es  el  enri- 
quecer poco  o mucho  , o perder  en  el  trato  de  metales. 
Aunque  lo  mas  ordinario  es,  que  en  metal  rico  como  da 
mucha  plata , aísi  con  fume  mucho  azogue,  y el  pobre  al 
renes;  El  metal  fe  muele  muy.bien  primero  có  los  mafos 
de  ingenios , que  golpean  la  piedra  como  batanes,  y dc¿ 
pues  de  bien  molido  el  metal , lo  ciernen  con  vnos  ceda- 
mos de  telas  de  arambre,qhazen  la  harina  tá  delgada  co- 
rno los  cómunes  de  cerdas,  y cierne  eftos  cedamos,  rt  ertá 
bien  armados  y puertos  , trcyntaquintales  entre  noche  y 
día. Cernida  q eftala  harina  del  metal, la  partan  á vnos  ca 
ibones  de  buytrones,dóde  la  mortifica  con  falmuera  echa 
doa  cada  cincuenta  quintales  de  harina  cinco  quintales 
délal,  y erto  fehaze,para  qla  fal  deíengrárté  la  harina  de 
metal,  de!  barro,  o lama  qtienc,  có  lo  quaí  el  azogue  re- 
cibe mejor  la  plata.  Efprimen  luego  có  vn  liento  de  oían 
da  crutla  el  azogue  fobre  el  mera^y  íale  elazog  ue  como 
vn  roe ío, y aísi  van  rcboluiendo  el  metal  para  q a todo  ej 
e comunique  efte  rocío  del  azogue.  Antes  de  inuentarfe 
osbuytr o n es d é fu egé 5 fe  amafíaua  muchas  y diuerfas  ve 
:ts  el  metal  có  el  azogue  , aísi  echado  en  vnas  artefas,  y 
íaziá  pellas  grandes  como  de  barro,  ydexaualo  ertar  al>- 
junos  días,  y tornaua  a am artallo  otra  vez  y otra,  harta  a 
e entédiaq  eftaua  ya  encorporado  el  azbgue  enía  plata, 
o qual  tardaua  vcynrc  di  as  v m a s,y  q u ád  o m en  o s n u cu  o. 
)efpues  por  auifo  q vuo,  como  la  gana  de  adquirir  es  di- 
igete,  hallaró  q para  abreuiar  eltiepo,  elfuego  ayudauá 
ducho,  a q el  azogue  tomarte  la  plata  có  preftezá , y afsi 
tapró  los  buyt  roñes , dóde  pone  vnoscaxones  grades, 
nqecháel  metal  cófaly  azogue, y por dehaxo  dá fuego 
ianfo  en  ciertas bouedas hechas  a proportro  ,y  en  efpa- 
io  de  cinco  dias  ofeys  el  azogue  eneorpora  enfi  laplata. 
Juado  fe  entiéde  q ya  d azogue  ha  hecho  fu  oficio, que 
Si  juntar  la  placa  mucha o poca  fin  dexamada  ddla , y 

P 4 cm- 


228  T>ela  ffijloria  Natural  de  Indias 

embeuerla  en  fi,comolaefponjaal  agua, encocorando 
la  configo, y apartidóla  déla  tierra,y  plomo.y  cobre.có 
q fe  cria,  entonces  tratan  de  defcubrilla,y  (acalla,  y apar- 
talla  del  mifmo  azogue,lo  qualhazé  en  cita  forma.  Echa 
el  metal  en  vnas  tinas  de  agua,dóde  con  vnos  molinetes, 
o ruedas  de  agua  trayendo  al  derredor  el  metal , como 
quien  deslie , o haze  moftaza,  va  faliédo  el  barro, o lama 
dd  metal  enel  agua  q corre, y la  placa  y azogue  como  co 
fa  mas  pelada  haze  afsiéto  en  el  Cuelo  de  la  tipa.  El  metal 
fi  queda  eílá  como  arena,  y de  aqui  lo  faca  ,y  lleuan  a la- 
var otra  buelta  có  bateas  en  vnas  balfas,  o pozas  de  agua 
y alli  acaba  de  caerle  el  bar;o,y  dexala  plata,y  azogue  a 
Colas , aunq  abneltas  del  barro , y lama  va  íiéprc  algo  de 
plata, y azogue,  q llaman  Relaues : y tábien  procuran  def 
puesfacallo,y  aprouechallo.  Limpia  pues  q ella  la  plata, 
y el  azogue , q ya  ello  reluze  defpedido  todo  el  barro  ,y 
tierra,  toma  todo’eíle  metal, y echado  en  vn  liento  expn 
rnenlo  fuerteméte,y  afsi  Cale  todo  el  azogue  q no  eftá  en- 
corporado  cilla  plata,  y queda  lo  demas  hecho  todo  v na 
pella  de  plata  y azogue,  al  modo  q queda  lo  duro  y ciue- 
ta  délas  alm  ?nd  ras,  qu  ádo  efprimen  el  almédrada:  y eñá 
do  bién  efprimida  la  pella  que  queda , íbla  es  la  íexta  par 

te  de  plata,  y las  otras  cinco  fon  azogue.  Demanera  que 

íi  queda  vna  pella  de  fefenta  libras  Jas  diez  libras  fon  de 
plata,  y las  cincuenta  de  azogue.  Deltas  pellas  le  hazen 
las  pifias  a modo  de  panes  de  a fúcar , huecas  por  de  den. 
tro:y  hazenlas  de  cien  libras  de  ordinario.  Y para  apartai 
la  plata  del  azogue,  ponenlas  en  fu  ego  fuerce , donde  la< 
cubren  con  vn  vafo  de  barr  o de  la  hechura  de  los  moldei 
. de  panes  de  acucar , cjtic  ton  como  vnos  caperu^ones  *>) 
cubrenlas  de  carbón , y dátiles  fuego , con  el  qual  el  azo 
eue  fe  exhala  en  humo,  y topado  enel  caperucondc  bar 
ro  allife  quaja,y  deítila,como  los  vaporesdela  olíaenlá 
cobertera,  y por  vn  cañón  al  modo  de  alambique , reci 


Lilro  QMrtb.  229 

befe  todo  el  azogue  que  fe  deflila,y  tornafe  acobrar  que 
dándola  piara  Tola.  La  qual  en  forma  y tamaño  es  la  mif 
ma,  en  el  pefo  es  cinco  partes  menos  que  antes:  queda  to 
da  crefpa  y efponjada , que  es  cofa  de  ver : de  dos  deftas 
pinas  fe  haze  vna  barra  de  plata, que  pefa  fefenta  y cinco, 
o fefenta  y feys  marcos : y afsi  fe  llena  a enfayar , y quin- 
tar, y marcar.  V es  tan  fina  la  plata  faeada  por  azogue,  q 
jamas  baxa  de  dos  mil  y trezientos  y ochenta  de  ley:  y es 
tan  excelente, que  para  labrarfe,ha  menefler  qjjeíospla 
teros  la  baxen  de  ley  echándole  liga,  o mezcla,  y lo  mif. 
mohazen  en  las  cafas  de  Moneda,  donde  fe  labra,  y acu- 
ña. Todos  eftos  tormentos  y (por  dezirlo  afsi) martirios 
paffa  la  plata  para fer  fina,  que  íi  bien  fe  mira,  es  vn  amaf 
fijo  formado,  donde  fe  muele, y fe  cierne, y fe  amafia, y fe 
leuda, y fe  cueze  la  plata,  y aun  fuera  deífo  fe  laua,y  rela- 
va, y fe  cueze  y recuezo  paffando  por  ma^os,  y cedamos, 
y artefas,  y buytrones,y  tinas,  y bateas,  y efprimideros,y 
hornos,  y finalmente  por  agua  y fuego.  Digo  cfto,  por- 
que viendo  efte  artificio  en  Potofi  confideraua  , lo  que 
dize  la  efcrittira.de  los  Indos,  que,  Colubiteis , cr  purgaba  qu<t * 
furgMtum,  Y lo  que  dize  en  otra  parte.  Sicut  argentumpurga- 
tum  terrx,  purgitum  [ cptuplum . Que  para  apurar  la  plata, y a fina 
naila,  y limpiada  de  la  tierra  y barro  en  que  fe  cria , íietc 
vezes  la  pu rgá  y purifica,  porq  en  efetfto  fon  íicte,  efto  e$ 
muchas  y muchas  las  vezes  que  la  atormentan  hada  de- 
xalla  pura  y fina.  Yafsi  es  la  doctrina  del  Señor,  y lo  han 
de  fer  las  almas, que  ha  de  participar  de  fu  pureza  diuina* 

C ¿4 P.  13  . Djt  los  ingenias  para  moler  metales  * 
y del  Bnfaye  de  la  (plata* 

P A R A con  chiyrcóefta  materia  de  plata,  y metales 
* rufián  dos  cofas  por  dezir:  vna  es  de  los  ingenios, y 

P j " mo* 


'2$®  T)e  la  Tiiftorh  ¿SlaturM  de  Indias 
moliendas  : otra  délos  enfayes.  Ya  fe  dixa,  q el  metal  fe 
irvudepata  recebir  el  azogue.  Eíla  molienda  fe  haze  co 
diáerfos  ingenios:  vnos  q traen  caualioscomo  atahonas: 
y otros  que  fe  ttiueué  eó  el  golpe  del  agua,  com  o a ceñas, 
to  molinosvy  délos  vitos  y los  otros  ay  gran  quátidad,  Y 
porqd  agua,  que  comunmente  es  la  que  Hueue,  no  la  ay 
'bailante  en  Potofí  fino  en  tres  o quatro  mefes,  q fon  I>i? 
ziebre,  Enero, y Febrero, ha  hecho  vnas  lagunas  que  tie* 
nen  de^ptorno  como  amil  y feteciétas  varas, y de  hondo 
tres  diados,  y fon  fíete  có  fuscópucrtas,  y quando  es  me 
uefter  vfar  de  alguna , ;la  alfa  y fale  vn  cuerpo  de  agua, y 
las  fíeftas  las  cierran.  Quando  fe  hinchen  las  lagunas,  y el 
año  escopiofo  de  aguas,  dura  la  moheda  feys  o fíete  me 
fes : de  modo  que  tábien  pára  la  plata  piden  los  hombres 
ya  buen  año  de  aguas  en  Poto fí,  como  en  otras  partes  pa 
ra  el  pá.  Otros  ingenios  ay  en  Tarapaya,  que  es  vn  valle 
tres  o quatro  Icguasde  Potofí,  donde  corre. vn  rio , y en 
otras  partes  ay  otros  ingenios.  Ay  eíla  diuerfídad , que 
vnos ingenios  tienen  a feys  triados,  otrosa  doZe,y  cator- 
ce. Múdefe  el  m et  ale  n Vn  os  mortero  Sy  d ó d e día  y noche 
lo  eílan  echando,  y de  ralli  llenan  loquecílá  molido  a cei 
ner.  Efifaft  en  la  ribera  del  arroyo  de  Potofí  quarenta  y o- 
eho  ingenios  de  agua , de  a ocho,  y diez,  y doze  mafos; 
t>tros  qúátid  ingenios  eílan  m otro  lado, que  llaman  Ta- 
tticbñuñb . ; En d valle  deTarapayá  ay  veyñtcy.dosm 
^níós^oáos  etíos  fon  d^agüaifucim  de  los  qua  les  ay  en 
Pot&fí’  otTbs^trey nráingénios  de  cau állos,  y fu e ra diePo* 
tofi  otros  algunos:  tanta  ha  fído  la  diligencia  éinduílria 
de facar plata.  Laqual  finalmetefeeníayaypruciiapor 
los  Ensayadores  y maeílros  que  tiene  el  Rey.püéíl oí,  pa- 
ra dar  fu  ley  a cada  pie^a.  |,leuanft  ks  barras  de  plata  al 
Enfayador,elqual  pon  cacada  vnafu  numero,  porque1 
•H^ñfá^efé'haze^ de muchas  juntas;  Saca  de  cadS  tfhffvli 
bocado,y  peíalefídmente.-echalcen  v.na¡copdk,que  & 
- va 


wfyafito  hecho  de-ceniza  de  Iiueífos üi0lí<Jof  ^ y qucrrya- 
áos.  Pone  eftos  vaíitos  por  funrden  en  el Ho-rop , o hoá* 
náza : dates  fuegofiQmfsim  o : .derriteíe  eJ  todo,^ 

loque  es  plomo  íe  va  énlhumo^el  ep|>fC  ,é>  eft£$,q/éí4$f? 
tee  , queda  la-.pteíijfíóifei'ma  hePb^decojor  d#  f$ega. 

Es  cofa^marauillofa^qúe  quandp  eftaafsi  refinada , aun--  4 
que-efté  liquida  y derretida,  no  fe  vierte  bpluiendo  la  co 
pellas  o vafe  donde  eftá  , h azia  ahaxo , finó,  que  fe  queda 
Exav/ificaer  gota,  Enlacoior  yen  otra s /efiaWL  g on of 
ce  el  EnfáyadoT^qüaado  éíla  afinada-:  faca  ;del  horno  la^s 
copdlass  fcprna'apefar  delicMifsimamente  cada  peda£if 
to:  mira  lo  que  ha  mermado^  girado  de  íli  peíd, porque 
la  que  es  de  ley  fiuhida , merma  poco  , y la  que  es  de  ley 
baxa  mucho.  ¿Y  aísi  conforme  a lo  que  ha  mermado., vee 
la  ley  que  tiene,  y eíía  afsienta  y feñalaen  cada  barra  pim 
tualmente.  Es  elpefo  tan  delicado  , y láspeficas,  o gra<* 
nos  tan  menudos , que  no  fe  pueden  afir  con  los  dedos  fi 
no  con  vnas  pingas,  y el  pefo  fe  haze  a luz  de  cádela,  por 
que  no  de  ayré  que  haga  menear  las  balanzas  > porqup 
de  aquel  poquito  depende  el  prjéeio  y, valor  detpdayna 
barra.  Cierro  es  cofa  delicada  , y que  requiere  gran  def- 
treza : De  la  qual  también'  fe  aprovecha  la  diuinaoferi-  - . „•**,>; , 
tura  en  diuerfas  partes,  para  declarar  de  que  modo  prue  vrou.i  'j.zj, 
va  Dios  a los  fuyos,  y para  notar  las  diferencias  de  méri- 
tos y valor-de  las. alna  as-,  y efpecialmentp  donde  a Hiere-  nierem.$. 

rnias  propheta  le  da  Dios  titijlo,  de  Enfayador^  para  que 

conozca , y declare  el  valor  efpiritual  de  los  hombre^y 
us obras,  que  es  negocio  proprio  del  Elpiriru  de  Dios,  Vr0Utl& 
qtíe  es  el  que  pefa  los efpiritus  de  íps  hombres.  Y con  si- 
to nos  podemos  contentar  quanto  a materia  de  plata, y 
fnetales ,y minas,  y paífar  adelante  a los  otros  dos  pro- 
meíios  de  plantas  y animales.. 


14*;  Délas  Efm$rddas* 


A Vbt 


2 3 2 De  la  Hijlorla  Natural  de  Indias 

AVNCLVE  fcrá  bien  primero  dczir  algo  de  las  HA 

meraldas,  que  afsi  por  fer  cofa  preciada  comodo- 
ro y plata  de  q fe  ha  dicho,  como  por  fer  fu  nacimiéto  tá-  < 
bien  en  minasde  metales,fegunPlinio,no  vienefucrade 
propofíto  tratar  aquí  dellas.  Antigúamete  fue  la  Efmerai  i 
ílitt.  jae^jmacJa  en  mucho,  y como  el  dicho  autor  efcriue,te 

nia  el  tercer  lugar  éntrelas  joyas  defpuesdel  Diamante, 
v dcláMargarlta.  Oy  dia  ni  la  ¿fine  ral  da  fe  tiene  en  tato,  | 
ni  la  Margarita  por  el  abundada  q las  Indias  han  dado  de  ; 
ambas  cofas : folo  el  Diamáte  fe  queda  con  fu  rcynada,<|  i 
no  fe  lo  quitará  nadie:  tras  el  los  Rubies  fínos,y  otras  pie  ¡ 
dras  fe  precia  en  mas,  q las  efmeráldas . Son  amigos  los  i 
hobres  de  íingularidad,y  lo  q veé  ya  común, nolo  precia. 
De  vn  Efpañoi  cuentan,  q en  Italia  al  principio  que  fe  ha 
llaró en  Indias,  moftro  vnaefmeralda  a vn  Lapidario  ,y  j 
preguntó  el  precio,  vida  por  el  otro,  qera  de  excelente  ¡ 
qualidad  y tamaño , refpondio,  q cien  efeudos , moftro- , 

le  otra  mayor,  dixoqtrezientos.Engolofmado  del  negó  i 

ció, licuóle  a fu  cafa , y moftrole  vn  caxó  lleno  dcllas : en 
viendo  tatas  dixo  elltaliano  ,feñor  eftas  valen  a efeudo.) 
Afsi  ha  pallado  en  Indias  y Efpaña,  q el  auer  hallado  tan-, 
tlíiutib.; ta  riqueza  deftas  piedras,  les  ha  quitado  el  valor.  Plinio, 
dize  excelencias  dcllas , y q no  ay  cofa  mas  agradable,  ni| 
faln dable  alá  vifta,  y tiene  razó : pero  importa  paco, 


valor:  pudiera  oy  dia  co  m^dTípil^^ 

pares  como  aquel.  En  diuerfas  partes  de  Indias  fe  haba-, 

liado  I osReyesMcxicanoslasprcciauan,yaun  víauan, 

algunos  horadar  las  narizes , y poner  allí  vna  excelente, 
efmeralda.  Enlosroftrosdefusydolos  también  las  po-, 
nian.  Masdonde  fehahallado  , yoy  en  dia  fe  halla  mas, 
abundancia,  es  en  el  nueuo  B^yno^c_Graaaüa 


Libro  233 

el  Piru  cerca  de  Manta  y Puerto  viejo.  Ay  por  alli  détro 
vna  tierra  que  llaman  de  las  EfmeraMas,  por  la  noticia  q 
ayde  auermuchas,  aunque  no  ha  fíelo  hafta  agora  con- 
quiftada  aquella  tierra.  Las  Efmeraldas  nace  en  piedras 
a modo  de  Criftales,  y yo  las  he  vtfto  en  la  miíma  piedr  á 
que  van  haziendo  como  veta,  y fegun  parece  poco  a po- 
co íe  van  qu  ajando  y afinando : porque  vi  vnas  medio 
blancas,  me  di  o verdes : otrasquafí  blancas : otras  ya  ver- 
des y perfe  ¿tas  del  rodo.  Algunas  he  vifto  degrádeza  de 
vna  nuez , y mayores  las  ay . Pero  no  fe  que  ennueftros 
tiempos  fe  ayan  defeubierto  del  tamaño  del  Catino, o jo 
ya  quetienen  en  Gcno-ua»  que  con  razón  la  precian  en  tá 
eo  por  joya , y no  por  reliquia,  pues  no  confia  que  lo  fea, 
antes  lo  contrario.  Pero  fin  comparación  excede, lo  que  -fUnJib. 
rheophraflo  refiere, déla  Efmcralda  que  prefe ntb  el  Rey 
de  Babilonia  al  Rey  de  Egypto , que  cenia  de  largo  qua- 
Uo  codos,  y tres  de  ancho,  y que  en  el  templo  de  Iu  pite* 
mia  vna  aguja  hecha  de  quatro  piedras  de  Efmeraldas4 
:cnia  de  largo  quarenta  codos, y de  ancho  en  partes  qu a* 

‘ro  y en  partes  dos,  y que  en  fu  tiempo  en  Tyro  ama  ene4 
:empío  deHercules  vn  Pilar  de  Efmcralda . Por  ventura 
!ra  (como  dizc  Plinio)  de  piedra  verde  que  tira  a Efme- 
►aldavy  la  llaman  Efmcralda  faifa.  Como  algunos  quic- 
en dezir  , que  ciertos  pilares  que  ay  en  la  Igieíia  Catite* 

Iral  de  Cordoua , defde  el  tiempo  que  fue  mezquita  d& 
os  Reyes  Miramamolines  Moros, que  rcynarouen  Cor- 
lona,  que  fon  de  piedra  de  Efmcralda.  En  la  flota  dela- 
to de  ochenta  y flete  en  que  yo  vine  de  Indias , traxeron 
los  caxonesde  Efmeraldas , q tenia  cada  vna  dellospor 
0 menos  quatro  arrobas, por  dóde  fe  puede  ver  la  abun-  E 
lacia  que  ay.  Celebra  la  diuina  eferirura  las  Efmeraldas  Tpocli 

orno  joya  muy  preciada, y ponelas  afsi  entre  las  piedras 

recio  fas,q  traya  en  el  pecho  el  Summo  Pontífice, como 
nías  q adornan  los  muros  déla  celeftial  Hierufalem. 


CAP. 


¿34  Ve  la  Hifíoria  Natural  Je  India* 

C A *P.  15.  Ve  las  (perlas. 

■ *;;•  ;•  ' í.'  - ■ • 

i ' [* 

YA  que  tratamos  la  principal  riqueza , que  íe  trae  de 
Indias5noesjuílo  oiuidar  las  Perlas  , q los  antiguos 
llamarían  Margaritas,  cuya  efíima  en  los  primeros  fue  ti 
ta,  que  eran  tenidas  por  cofa  que  folo  a perfonas  Reales 
pertenecían.  Oy  diacstantala  copia  deílas, que  baíla  las 
negras  traen  Tartas  de  perlas.  Crianfc  en  los  o ilíones , o 
conchas  del mar  entre  la  mifma  carne,y  a mTmeha  acae- 
cido  comiedo  algún  oílion  hallar  la  perla  en  medio.  Las 
conchas  tiene  por  de  dentro  vnas  colores  del  cielo  muy 
viuas,y  en  algunas  partes  hazen  cucharasdcllas,que  lla- 
man de  Nacar.  Son  las  perlas  de  diferentifsimos  modos 
en  el  tamaño, y figura,  y color,  y lifura,  y afsi  fu  precio  es 
muy  diferente . Vnas  llaman  Auetnaiias,  por  fer  como 
Cuentas  pequeñas  de  Rofario ; otras  Parernoílres,por  íer 
grueíías.  R aras  vezes  fe  hallan  dos,  que  en  todo  conuco* 
gan  en  tamaño, enforma  ,cn  color.  Por  eífo  los  Roma- 
1 ¿Lp.e.j$,  nos  (fegunefcrÍue  Plinio)  las  llamaron  Vniones.  Quádo 
le  aciertan  a topar  dos  q en  todo  conuengan , fuben  mu- 
cho de  precio, efpecialmente  para  zarcillos:  algunos, pa- 
res he  viílo,  q ios  eílimauan  en  millares  de  ducados,  aun- 
que no  lleganTen  al  valor  de  las  dos  perlas  de  Cleopntra, 
que  cuenta  Plinio, auer  valido  cada  vna  cié  mil  ducados, 
Ibidatt.  * con  que  ganó  aquella  Reyna  lócala  apueíla  quehizo  c5 
Marco  Antonio  , de  gaílar  en  vna  cena  mas  de  cien  mil 
ducados,  porque  acabadas  las  viandas  echó  en  vinagre 
fuerte  vna  de  aquellas  perlas,  y de  fecha  afsi  fe  la  trago:  la 
otra  dize  , que  partida  en  dos  fue  pueda  en  el  Páteon  de 
Roma  en  los  zarcillos  déla  eílatua  de  Venus.  Y del  otro 
Cl  o di  o hijo  de  el  Farfante  ,o  Trágico  Efopo  cuenta,  que 
en  va  banquete  dioacada  vno  deloscombidados  vna 

per- 


Libro  Qrnrto. 


feria  rica  defecha  en  vinagre  , entre  los  otros  platos  pa- 
ra hazer  la  fiefta  magnifica . Fueron  locuras  de  aquellos 
tiempos  ellas:  ylasdc  losnueftros  no  fon  muy  meno- 
res, pues  hemos  viftono  folo  losfbmbrerosy  trenas^maS 
ios  botines,  y chapines  demugeresdeporay  quajadós 
todos  de  labores  de  perlas . Saeanfe  las  perlas  en  diuer- 
fás  partes  de  Indias,  donde  con  mas  abundancia  es  en  el 
mar  deél  Sur  cerca  dePanama,  donde  eftan  las  Islas, 
que  por  cfta  caula  llaman  de  las  Perlas.  Pero  en  masi 
qumtidad,y  mejores  fefacJñeñTTmar  de  el  Norte  cer-* 
ca  de  el  Rio  que  llaman  de  la  Hacha.  Allí  fupe,  como  fe 
hazia  ella  grangeria,  quees  con  harta  coila  y trabajo 
de  los  pobres  buzos,  losqualesbaxanfeys,  ynueue,  y 
auivdoze  bra  cas  en  hondo,  a bufear  los  oftioncs,  quede 
Drdinan'o  eftan  añdos a las  peñas , y efcollos  de  la  rnaiv 

De  alirlos  arrancan , y fe  cargan  dcllosVy  fe  fu ben  , y los 

echan  en  las  canoas,  dódelos  abren,y  facan  aquel  tefo- 
•o  que  tienen  dentro.  Elfriodelagua  alia  dentro  de  el 
nar  es  grande  , y mucho  mayor  el  trabajo  de  tener  el 
diento  pilando  vn  quarto  de  hora  a lás'vezesvy  auii 
nedia  en  hazer  fu  péTcaTTí raq u e pu e dairreñerefenén' 
o , hazenles  a los  pobres  buzos  , que  coman  poco  , vi 
nanjar  muy  feco,  y que  fean  continentes  . De  manera^ 

fue  también  la  cod!cia  tiene  fusabftincntes,y  continen¿ 


es,  aunque  fea  afu  nefar.  í.nbron^ 


ajtf  f)eh  Hifaria  Nutural  de  Indias 

i 

C JÍ  f.  1 6,  t>el  Tan  de  Indias  y del  May%. 

<-r  • ; ••  . 

VINIENDO  a las  platas,  trataremos  de  lasque 
fonirsasproptiasdelndias,  y defpucs  de  las  comu- 
nes a aquella  tierra  y a ella  de  Europa.  Y porque  las  pla- 
tas fueron  criadas  principalmente  para  mantenimiento 
del  hombre*  y el  principal  de  quefefuftenta,  es  elpan,ic* 
rabien  dezir,  que  pan  ay  en  Indias,  y que  coía  vían  en  lu- 
gar de  pan.  El  nombre  de  pan  es  alia  también  vfado  con 
propriedad  defu  lengua,  queenelPirullamanTanra5y 
ca  otras  partes  de  otras  maneras.  Masía  qualidad  y fui* 
tanda  deí  pan  que  los  Indios tenian y vfauá,  escola  muy 
diueríadd nueftro,  porque  ningún  genero  de  trigo  fe  ha 
lia  quetiuiieflcn,  ni  cenada,  ni  mijo, ni  panizo,  ni  eflotros 
granos  vfados  para  pan  en  Europa.  En  lugar  defto  vfaua 
de  otros  géneros  de  granos,  y de  rayzes  : entre  todos  tie- 
ne el  principal  lugar,  y con  razón,  el  grano  de  Mayz,quc 
cu  Caftilia  llamanTrigo  de  las  Indias , v en  Italia,  Grano 
de  Turquía.  Afsi  como  en  las  partes  del  orbe  antiguo , q 
fon  Europa,  Afra,  y Africa,  el  grano  mascómun  alosho- 
breses  d Trigo,  afsi  en  las  partes  del  nueuo  orbe  ha  lido, 
v es  d grano  de  Mayz , y quafi  fe  ha  hallado  en  todos  los 
Eeynosdc  Indias  Occidentales,  en  Piru  ,en  nucuaEípa- 
fía , en  nueuo  Reyno,  cnGu:itimala,enChtle,  en  toda 
Ticrrafirme.  Delaslslas  deBarloucnto  quefonCuha, 
la  Eípañola , Iamayca , San  luán  no  fe  que  fe  vfaííe  ann. 
cíamet  e el  Mayz,  oy  dia  vían  mas  la  Y uca , y Cafaui,4c 
que  luego  dire.  El  grano  del  Mayz  enfuera  yfuftento 
pie nfo  que  no  es  inferior  al  Trigo , es  mas  grueífo  y cah- 
do, y engendra  fangre : por  dóde  los  que  de  nueuo  lo  co 
men,  íi  es  con  demaíiá,  íuelen  padecer  hinchazones,y  lai 
na.  Nace  encañas,  y cada  vna  lleua  vna,  o dos  m acore  as 
donde dlá  pegado  el  grano  s y cófer  granos  gráciles  tic 


Libro  Qmrto, 

nen  muchos,  yen  alguna  contamos  trecientos  granos. 
Siembrafe  a manó , y no  eíparzido  fqinere  tierra 'calien-" 
te  y húmida.  Dafeen  mucchas  parres  de  indias  congrí 
de  abundancia:  coger  t rez ient a s h a nc ga s d e vnadefem- 
bradura,  no  es  cofa  muy  rara.  Ay  diferencia  en  el  Mayz 
como  también  en  los  trigos : vno  esgrueífo,  y fuflancio- 
fo*:  otro  chico,  y fcquillo  que  llaman  Moroche : las  hojas 
del  mayz  y la  caña  verde  es  efcogida  comida  para  caual- 
gaduras,  y aun  Teca  también  íirue  como  de  paja.  El  mif- 
mo  grano  es  de  mas  fuftento  para  los  cauallos  y muías,  q 
la  ccuada,  y afsi  es  ordinario  en  aquellas  parces  teniendo 
auifo  de  dar  de  beuer  a las  befeias, primero  que  coman  el 
mayz,  porque  beuiendo  fobre  el  fe  chinchan,  y les  da  tor 
£on,  como  también  lo  haze  el  trigo.  El  pan  de  los  Indios 
es  el  mayz:  comenlo  communmcnrecozido  afsi  engra- 
no y caliente , que  llaman  ellos  Mote : como  comen  los 
Chinas  y Iapones  el  arroz  también  cozido  cófu  agua  ca- 
liente. Algunas  vezes  lo  comen  toftado:  ay  mayz  redó- 
do  y grueífo,  como  lo  de  los  Lucanas,  que  lo  comen  Ef- 
pañoles  por  goloíína  toftado , y tiene  mejor  fabor  q gar- 
van^os  toftados . Otro  modo  de  comerle  mas  regalado 
es  moliendo  el  mayz,y  haziendo  de  fu  harina  mafia,  y de 
(la  vnas  tortillas,  que  fe  ponen  al  Fuego,  y afsi  calientes  fe 
ponen  a la  mofa,  y fe  comen : en  algunas  partes  las  llama 
Arepas.  Hazen  también  de  la  propria  maíla  vnos  bollos 
redondos , y íazonanlos  de  cierto  modo  que  duran , y fe 
comen  por  regalo.  Y porque  no  falte  la  curioíidad  tam- 
bién en  comidas  de  Indias, ha  inuentado  hazer  cierto  mo 
do  de  palíeles  deíla  maíTa,y  de  la  flor  de  fu  harina  có  acu- 
car vizcochuelos,  y melindres  q llama.  No  les  fírue  a lot 
indios  el  mayz  folo  de  pan,  Eno  tábié  de  vino,porq  del  ha 
zen  fus  bellidas  con  que  fe  embriagan  harto  mas  preño  q 
con  vino  de  vuas.  El  vino  del  mayz  que  llaman  en  el  Pi- 
:u  A^ua , y por  vocablo  de  Indias  común  Chicha , fe  ha- 


De  la Hi/loriaTSldtural de  Indias 

ze  en  muer  Pos  modos . Ei  mas  fuerte  al  modo  dé  cerue** 
za , humedeciendo  primero  el  grano  de  mayz,  hafta  que 
cora  le  n ca  a brotar , y defpucs  coziendolo  con  c i e rt  o o r> 
den,  fale  tan  rezio  que  apocos  lances  derriba:  cfte  llama 
eneíPírn  Sora,  y es  prohibido  por  ley,  por  losgraues 
daños  qtrae  emborrachado  brauaméte,  masía  ley  íirue 
dé  poco,  q afsi  corno  afsi  lo  vfan,y  fe  cftan  bayládo  "y  be- 
uiédo  noches  y dias  enteros. Efte  modo  dehazer  breuaje 
con  que  emhorracharfedegranosmojadosy  defpuesca 
reñere  Plinio,  aíieríe  vfado  antiguamente  en  Efpa 
ña  y Francia*  y en  otras  proiiincias,  como  oy  dia  en  Flan* 
des  fe  víala  cerueza  hechadegranos  de  cenada.  Otro 
modo  de  hazer  el  Afiia*  o Chicha  es,  mafcádó  el  mayz  y 
haziédo  leuadura  délo  q afsi  fe  mafca  y défpues  cozido:y 
aun  es  opinión  de  Indios,  q parahazer  buena  leuadura,  íc 
ha  demafcar  por  viejas  podridas,  q aun  oyllo  pone  afeo, y 
dlosnolotienendebeuer  aquel  vino.  El  modo  maslim 
pió  y mas  fano , y que  menos  encalabria,  es  de  mayz  toP 
tu  do : efto  víanlos  Indios  mas  pulidos,  y algunos  Pipan  & 
lés  por  medicina : porque  en  eícÓlo  hallan,  que  para  riño 
Bes  y vrina  es  muy  falúdablé  beuida,  por  donde  apenas 
íe  halla  en  Indios  femejante  mal , por  el  Vfo  de  beuer  li* 
Chicha.  Quando  elmayzeftá  tierno  en  fu  m afore  a,  y co 
moen  leché  , cozido  ótoftado  lo  comen  por  regalo  In- 
dios, y^Efpañoks,  y también  lo  echan  enla  o!lá,y  engui  ¡ 
fados, y es  buena  comida.Los  cebones  de  mayz  fon  muy  • 
gordos,  y firuen  para  manteca  en  lugar  de  azeyte  r dema 
ñera  que  para  beftias  y para  hombres,  para  pan  y para  vi : 
no  y para  azeytéaprouecha  en  Indias  el  mayz.  Y afsi  de  i 
zia  el  Virrey  d on  Ff  analco  dé  Toledo,  que  dos  colaste-; 
nia  de  fuftancia  y riqueza  eiPiru , que  eran  el  mayz , y el  i 
indo  de  la  tierra.  Y cierto  tenia  mucha  razón,  porque.' 
rfvpTc  íii'ucn  por  mil . De  d oboe  fue  el  mayz  aln- 
1 grano  tan  prouechofo  le  llaman  em 

Uu 


'h-oQmrlo. 

Italia  Grano  de  Turquía , mejor  Tabre  preguntarlo,  que 

deztrlo . Porque  en  efedio  en  lo.s  antiguos  nohallo  raf-p/.vM 

tro  defte  genero,  aunque  el  Miiío,  q Plinto  eferiue  auet  -7‘ 

venido  a Italia  de  la  India  diez  añosauia,  quandoeTcri- 

vio,  tiene  alguna  fimilir  ud  con  el  mayz , en  lo  que  dize  q 

es  grano , y que  nace  en  caña  , y fe  cubre  de  hoja  , y que 

tiene  akemate  como  cabellos, y el  ferfertilifsimo,  todo 

lo  qual  no  quadracon  el  Mijo,  que  comnuinmentc  enrié 

denporMüio.  En  fin  repartió  el  Criadoratodaspaites 

fu  gouierno : a efte  orbe  dio  el  trigo , q es  c!  principal  fuf- 

tento  deloshombres:  a aqueldelndías  dio  el  mayz,  que 

tras  el  trigo  tiene el  fegundo  lugar, para  Tuñento  de  hora 

bres,  y animales. 

C P • ipr  • Délas  Yucas  yy  Cacaui  yy  Papas  y y 

Chuño  y y jírro^, 

P N algunas  partes  de  Indias  vfan  vn  genero  de  pan,  q 

Manían  Ca^aui,  el  qualTe  haze  de  cierta  rayz,  que  fe 
llama  Yuca.  Es  la  Yuca  rayz  grade  y grueíla,la  qual  cor 
tan  en  paites  menudas,  y la  rallan,  y como  en  prenía  la  ef 
primen, yloque  queda  esvna  como  torta  delgada  ymuy 

grande  y ancha  quafi  como  vna  adarga.  Eftaafsi  recaes 

d pan  qne  comen ; es  cofa  fin  guflo  y deíTabrida,  pero  ía- 
ba  y de  fuüento  * poreíTo  deziamos  eftando  enlaEfpa- 
Ma’  que  era propria  comida  para  contraía  gula,  por- 
yie  fe  podía  comer,  fin  cfcrupulo  de  que  el  apetito  cau^ 
aíleexcefib.  Es necefíario,  humedecer  el  Caraui,  pa- 
a comello , porque  es  afpero , y rafpa  rhuroecfeccfe  con 
igua,  o caldo  fácilmente  , yparafopas  es  bueno,  por- 
gue empapa  mucho , y afsfchazen  capirotadas  deíío.  En 
eche,  yen  miel  de  Cañas,  ni  aun  en  vino  apenas  fehu- 
nedecc,nipaíla,  como  haze  el  pan  de  trigo.  Decílc 
p^ui  ay  vno  mas  delicado  , que  es  hecho  de  la  fiot 
juc  ellos  llaman  Xauxau  , que  en  aquellas  partes  íe 


243  De  la  ffijloria  Natural  de  Indias 

precia,  y yo  preciaría  mas  vn  pedaf o de  pan,  por  duro  y 
moreno  que  fuerte.  Es  cofa  de  marauilla,que  el  fumo, o 
agua  que  efprimen  de  aquella  raya  de  quehazen  el  Cafa 
vi,  es  mortal  veneno,  y fi  fe  beue  mata,  y la  fuftancia  que 
quedaos  pan  fano,  como  efta  dicho.  Ay  género  de  Yuca 
que  llaman  Dulce,  que  no  tiene  en  fu  fumo  efli:  veneno, 
V efta  yuca  fe  come  afsi  en  rayz  cozida,o  aliada,  y esbue 
na  comida.  Dura  el  Caf  aui  mucho  tiempo,  y afsi  lo  lle- 
van en  lugar  de  vizcocho  paranauegantes.  Donde  mas 

fe  vfa  efta  comida,  es  en  las  Islas  que  llaman  de  Barloue- 
to,quc  fon  como  arriba  efta  dicho,  Santo  D omingo, Cu 
ba,  Puerto  Rico,  lam  ayea,  y algunas  otras  de  aquel  para 
je : la  caufa  es,  no  darfe  trigo , ni  aun  mayz  fino  mal.  El 
trigo  en  fembrandolo  luego  nace  con  grade  frefeura, pe- 
roían  desigualmente  que  no  fe  puede  coger , porque  de 
vna  mifma  femétera  a!  mifmo tiempo  vno  efta  en berfa, 
otro  en  efpiga.otro  brota : vno  efta  alto,  otro  baxo:  vno 
estodo  yerna, otro  grana.  Y aunquehan  llenado  labra- 
J . ..  r. j ím-inilriira  n'f*  trlPOvOO 


dbres,  para  ver  fipodrunhazer  agncrrt^tw 


abres,  p»a  ver  u puui  <?  ■ 

tiene  remedio  la  qualídad  de  ¡acierra . Traefc  harina  de 
1U  nueua  Efpaña  , o lleuafe  de  Efpana  , o de  las  Cana- 
rias , V efta  tan  húmida , que  el  pan  apenas  esde  güito,  ni 
prouecho.  Las  hoftias  quádo  deztamos  mifla,  fe  nos  do 
blauan  , como  fi  fuera  papel  mojado  ::efto  caula  el  eftre- 
ma  dehumidad  y calor  júntamete  que  ay  en  aquella  ««. 

ra  Otro  eftremo  contrario  es  , elque  en  otras  partes  de 

Indias  quita  el  pan  de  trigo  y de  mayz.como  es  lo  alto  de 

la  fierra  del  P¡ru,y  lasprouincias  que  llaman  del  Callao, 
ane  es  la  mayor  parte  de  aqoel  Reyno : donde  eltempe- 
Z es  tan  frió  y tan  feco,  que  no  da  lugar  adiarle  trigo, ni 
mayz-,  en  cuyo  lugar  vfan  los  Indios  otragencro  de  ray, 
zes  que  llaman  Papas,  que fona  modo  detumws.de  nei 
ra  v echan  arriba  vna  poqniila  hoja.  Ellas  papas  coge» 

y déxanlasfscar.bien  al  Solj.yquebranrandolashazen,  c 

l qjM 


Libro  Quarto,  24! 

qne  llaman  chuño, que  fe  coníerua  afsi  muchos  dias, y les 
íirue  de  pan,  y es  en  aquel  Reyno  gran  contratado  la  de- 
fle  chuño  paralas  minas  de  Potoíi.  Comenfe  también  las 
Papas  afii  frefcas  cozidas,o  añadas, y de  vn  genero  dellas 
masapazible  q fe  da  rabien  en  lugares  calientes,  hazeu 
cierto  guifado,o  cajuela,  que  llaman  Locro.  En  fin  efias 
rayzes  fon  todo  el  pan  de  aquella  tierra , y quádo  daño 
:s  bueno  deñas,  eftan  cótentos,  porq  hartos  años  fe  les  a- 
üublan  y yelan  enla  rnifma  tierra : tato  esel  frió  y deftem 
fie  de  aquella  región.  Traen  elmayzdelos  valles,y  déla 
:oftadela  mar,  y los  Eípañoles  regalados  de  lasmiímas 
martes  y de  otras  harina  y trigo , q como  la  fierra  es  feca, 
e conferua  bien, y fe  haze  bue  pan.  En  otras  partes  de  In 
lias  como  fon  las  Islas  Phiiipinas  vfanporpan  el  arroz, 
ü qual  en  toda  aquella  tierra,  y en  la  China  fe  da  efeogi- 
lo,y  es  de  mucho  y muy  buen  fuftento:  cuezenlo  y en  v- 
las porcelanas,  o falícrillas  afsi caliente  en  fu  agualó  van 
nezclando  co  la  viada.  Hazentábienfu  vino  en  muchas 
martes  del  grano  del  arrozhumedeciédolo,y  defpuesco 
iendolo  al  modo  que  la  cerueza  de  Fládes,  o la  a^ua  dei 
^iru.  Es  el  Arroz  comida  poco  menos  vniuerfal  en  el  mü 
lo  que  el  trigo,  y el  mayz,  y por  ventura  lo  es  mas,  porq 
[ltra  de  la  China, y lapones,  y Phiiipinas,  y gran  parte  de 
a India  Oriental,  es  en  la  Africa,y  Ethiopia  el  grano  mas 
ordinario . Quiere  el  arroz  mucha  hnmidad , yquafila 
ierra  empapada  en  agua,  y empantanada.  En  Europa, y 
n Piru , y México  donde  ay  trigo , comefe  el  arroz  por 
;uifado,  o vianda , y no  por  pan,  cozicndofe  en  leche , o 
on  el  grafio  de  la  olla,  y en  otras  maneras.  El  mas  efeo- 
ido  grano  es,  el  que  viene  de  las  Phiiipinas,  y China,  co 
tío  eftá  dicho.  Y efto  bañe  afsi  en  commun,  para  enten- 
der lo  que  en  Indias  fe  come  por  pan. 

C A T,  18.  De  diuerf as  rayzes  que  fe  dan  en  Indias. 

Q^3  AVN- 


24*2  Se  Jliflom  Natural  de  Indias 
A VN  QJ/  E enlos  frutos  que  fe  dan  fobre  la  tierra 
es  mas  copiofa  y abundante  la  tierra  de  aca  , por  la 
gran  diuerftdad  de  arboles, frutales,  y de  ortalizas : pero  | 
en  rayzcs,  y comidas  debaxo  de  tierra  pareceme,  que  es 
mayor  la  abundancia  de  alia,  porque  en  efle  genero  aca , 

ayrauanos,ynabos,y  cenorias, y chicorias, y cebollas, y 

ajos , y algunas  otras  rayzcs  de  prouecho , alia  ay  tantas, 
que  no  fabrc  contarlas.  Lasque  agora  me  ocurren,  vh 
tra  délas  Papas  q fon  lo  principal, fon  ocas,  y yanaocas  ,y 
camotes, y vatatas,y  xiquimas,yyuca,y  cochuchu, y ca- 
ví,ytotora,  y inani,  y otros  cien  géneros  que  no  me  a^ 
cuerdo.  Algunos  deftos  fe  han  traydo  a Europa , como1 
fon  vatatas,  y fe  comen  por  cofa  de  buen  güilo : como  tá 
bien  fe  han  llenado  a Indias  las  rayzcs  de  aca , y aun  ay  ef 
ta  ventaja, que  fe  dan  en  Indias  mucho  mejor  las  cofas  de, 
Europa,  que  en  Europa  las  de  Indias  : la  caufa  pienfo  fer, 
que  alia  ay  mas  diueríidad  de  temples  que  aca , y afsi  es 
fácil  acommodar  alia  las  plantas  al  temple  que  quieren. 
Y aun  algunas  cofas  de  aca  parece  darfe  mejor  enlndias,, 
porque  cebollas, y ajos, y cenorias  no  fe  dan  mejor  en  Ef 
paña  que  en  el  Pira ,3  y nabos  fe  han  dado  alia  en  tanta  a* 
faund  ancla,  que  han  cundido  en  algunas  partes,  defuerte 
que  rae  afirman,  que  para  fembrarde  trigo  vnas  tierras, 
no  podían  .valer  fe  con  la  fuerza  délos  nabos,  que  alli  auia 
cundí  lo  . R aua.nos-.jmas grueíTos  que  vn  bra^o  dehorn*: 
bre,  y muy  tiernos, y de  muy  buen  fabor  hartas  vezes  los 
vimos.  De  aquellas  rayzcs  que  dixe, algunas  fon  comida¡ 
ordinaria,  como  camotes  que  aífados  íiruende  fruta,  o 
legumbres:  otras  ay,  que  firuen  pararegalo.como  el  col 
chucho  5 que  es  vna  rayzilla  pequeña  y dulce , que  algit-, 
nos  Cuelen  confitarla  paramasgoloíma.  Otras  firuen  pa- 
ra refreícar , como  la  jiquima  que  es  muy  fría  y húmida*) 
y, en  verano  en  tiempo  decfHo  refreída  y apaga  la  fed:  pjt, 
raibítanciay  mantenimiento  las  papas,  y ocas  hazen.ve-í 


Libro  Quarto.  244 

taja.  Délas  rayzes  de  Europa  dajoertíman  fobretodo 
los  Indios, y le  tienen  por  cofa  de  gran  importancia, y no 
les  falta  razón,  porque  les  abriga,  y calienta  el  crtomago 
fegun  ellos  lecomen  de  buena  gana  y affaz  , aísi  crudo 
como  le  echa  la  tierra, 

C ji  ÍP.  ip . De  Muer  fos géneros  de  Verduras 
legumbres*. y délos  que  llaman  Depinos , y Di* 
ñasPy  Frutilla  de  Chile , y Ciruelas. 

\T  A que  emos  comentado  por  plantastnenores,'br<niS 
: * mente  fe  podra  dezir,  lo  que  toca  a verduras,  y orta- 
Ijza,  y lo  que  los  Latinos  llaman,  Arbufta,  que  todo  efto 
bo  llega  a fer  arboles . Ay  algunos  géneros  deftos  arbu- 
fos,  o verduras  en  Indias,  que  fon  de  muy  buengufto:  a 
muchas  deílas  cofasde  Indias  los  primeros  Eípañoles  les 
pulieron  nombres  de  Eípaña , tomados  de  otras  cofas  a 
i] ue  tienen  alguna  femejanfa , como  piñas , y pepinos,  y 
:iruelas,ficndo  en  la  verdad  frutas  diueríifsimas,  y que  es 
biucho  mas  fin  comparación  en  lo  que  difieren , de  las 
:n  Cartilla  fe  llama  por  elfos  nobres.  Las  piñas  fon  delta 
piano  y figura  exterior  de  las  piñas  de  Cartilla:  en  lo  de 
ierro  totalméte  difiere, porq  ni  tiene  piñones,  ni  aparta- 
tnientos de  calcaras , fino  todo  es  carne  de  comer  quíta- 
la la  corteza  de  fuera : y es  fruta  de  excelente  olor , y de 
¡nucho  apetito  para  comer:  el  fabor  tiefre  vn  agrillo  dub 
:e  y xugofo:  comenlas  haziendo  tajadas  dcllas,  y echán- 
dolas vn  rato  enagua  y fál.  Algunos  tienen  opinión, 
|uc  engendran  colera,  y dizen  que  no  es  comida  muy  fa 
ia,mas  no  he  vifto  experiencia  quelas  acredite  mal.  Na 
:éen  vna  como  caña,  o verga , que  fale  de  entre  muchas 
íojas  al  modo  que  el  azucena , o lirio , y en  el  tamaño 
era  poco  mayor,  aunque  masgrueííb.  El  remate  de 

0^4  cada, 


244  2)r  Htftoria  Naturd  de  Indias 

cada  caña  de  eftás  es  la  pina:  daífe  en  tierras  calidas  y hú- 
midas : las  mejores  fon  de  las  Islas  de  Barlouento . En  el 
Piru  no  fe  dan : traenlas  délos  Andes, pero  no  fon  buenas 
ni  bien  maduras.  Al  Emperador  don  Carlos  le  prefenta 
ron  vna  deftas  pinas,  que  no  deuio  cortar  poco  cuy  dado 
traerla  de  Indias  en  fu  plata , que  de  otra  fuerte  no  podía  ¡ 
venir : el  olor  alabó:  el  fabor  no  quifo  ver  que  tal  era.  De 
fíaspiñas  en  la  nueua  Efpaña  he  virto  conferuaeftrcma- 
da : Tápoco  los  que  llaman  Pepinos  fon  arboles,  fino  or- 
taliza,  que  en  vn  año  haze  fu  curfo.  Pufieronles  efte  nó- 
bre,  porque  algunos  delTos,  o los  mas  tienen  el  largo, y el 
redondo  femejante  a pepino  de  Efpaña , mas  en  todo  lo 
demas  difiere : porque  el  color  no  es  verde  fino  morado 
o amarillo, o blanco,  y no  fon  efpinofos ni  efcabrofos,fi-¡ 
no  muy  lifos,y  elgurto  tienen  diferentifsimo, y de  mucha 
ventaja,  porque  tienen  rabien  eftos  vn  agrete  dulce  muyi 
fab  tofo,  quando  fon  de  buena  fazo , aunque  no  tan  agu- 
do como  la  pifia : Son  muy  xugofos  , y fre feos , y fáciles 
de  digeftion,para  refrefear  en  tiépo  de  calor  fon  buenos;! 
mondafe  la  cafcara  que  es  blada,  y todo  lo  demas  es  car-, 
ne : dan  fe  en  tierras  templadas,  y quieren  regadío,  y aun 
que  por  la  figura  los  llama  pepinos, m uchos  dellos  ay  re- 
dondos del  todo, y otros  de  diferente  hechura:  de  modo 
que  ni  aun  la  figura  no  tienen  de  pepinos.  Efta  planta  no 
me  acuerdo  auerla  virto  en  nueua  Efpaña  3 ni  en  las  Islas, 
fin  o fo  j o en  los  llanos  del  Piru.  La  que  llaman  frutilla  de 
Chile , tiene  también  apetitofo  comer , que  quafi  tira  al 
fabor  de  guindas,  mas  en  todo  es  muy  diferente : porque 
no  es  árbol  fino  yerna,  que  crece  poco , y fe  efparze  por! 
Isa:  tierra,  y da  aquella  frutilla  , que  en  el  color  y granillos 
tira  a moras,  quando  eftan  blancas  por  madurar,  aunque 
es  mas  ah  ufa  da,  y mayor  que  moras.  Dizen,  que  en  Chi 
Te  fe  halla  naturalmente  nacida  erta  frutilla  en  los  camJ 
pos..  Donde  yo  la  he  virto,  fiembrafe  de  rama , y criafc 

como 


como  otra  ortaliza.  Las  que  llaman  Ciruelas , fon  ver- 
daderamente fruta  de  arboles,  y tienen  masfemejanca 
con  verdaderas  ciruelas.  Son  en  diverías  maneras : vnas 
llaman  de  Nicaragua,  que  fon  muy  coloradas  y peque- 
ñas, y fuera  del  hollejo  y hueífo, apenas  tienen  carne  que 
comer , pero  eífo  poco  que  tienen,  es  de  efeogido  güito, 
y vn  agrillo  tan  bueno,  o mejor  que  el  de  guinda : tienen- 
las  por  muy  fanas , yafsilasdan  a enfermos,  yefpeciai- 
méte  para  prouocar  gana  de  comer . Otras  ay  grades , y 
decolor  eícura,y  de  mucha  carne,  pero  es  comida  gruef 
fa,y  dcpoeaguílo,qiTe  fon  como  chauacanas.  Hitas  tie- 
nen dos  o tres  hoíTczuelos  pequeños  en  cada  vna.  Y por 
boluer  a las  verduras,  y ortalizas,  aunque  las  ay  diuerfas 
y otras  muchas  demas  de  las  dichas,  pero  yo  no  he  halla- 
do, queloslndios  tuuieífen  huertos  diuerfos de  ortali- 
za, íinoque  cultiuauan  la  tierra  a pedamos  para  legum- 
bres, que  ellos  vfan , como  los  que  llaman  Frifoles,  y Pa- 
llares, que  les  íiruén  como  aca  garuan^os, y hauas,y  len- 
tejas : y no  he  alcanzado , que  eítos , ni  otros  géneros  de 
legumbres  de  Europa , los  vuieííe  antes  de  entrar  los  Ef 
¡pañoles,  los  quales  han  llenado  ortalizas  y legumbres  de 
Efpaña  , yfedanallaeílremadamcnte  , y aun  en  partes 
¡ay , que  excede  mucho  la  fertilidad  a la  de  aca , como  íi 
dixeíTcmos  de  los  melones,  que  fe  dan  en  el  valle  de  Yca 
¡cnelPiru,  defuerte  que  fe  haze  cepalarayz,  y dura  a- 
ños , y da  cada  vno  melones , y la  podan , como  íi  fueífe 
¡árbol : cofa  que  no  fe  que  en  parte  ninguna  de  Efpaña  a- 
¡caezca.  Pues  las  Calabazas  de  Indias  es  otra  monílruo- 
f da d,  de  fu  grandeza  y vicio  con  que  fe  crian  , efpecial- 
mentelas  que  fon  proprias  de  la  tierra,  que  alia  llaman 
Capailas,  cuya  carne  íirue  para  comer  , efpecialmente 
enQuarefma  cozida oguifada.  Ay  de  efte genero  de 
calaba  cas  mil  diferencias,  y algunas  fon  tan  disformes 
de  grandes , que  dexaadolas  fecar , hazen  de  fu  corteza 


2 4 £ Se  la  Hiflorta  Natural  ele  India s 

cortada  por  medio  y limpia  como  canafíos,  en  qué  po£ 
nen  todo  el  aderezo  para  vna  comida:  de  otros  peque- 
ños hazen  vafes  para  comer,  o beuer,y  labranlos  gracio- 
famenre  para  diuerfos  vfos.  Y efto  dicho  de  las  plantas 
menores  paíTaremos  a las  mayores , con  que  fe  diga  ptt-. 
mero  del  Axi,  que  es  toda  via  deíie  diflrito. 

C J.  T,  20.  Se  el  jíxi}  o T ¡mienta 
de  las  Indias. 

EN  L Á S Indias  Occidentales  no  fe  ha  topado'efpe 
ceria  propria,  como  Pimienta,  clauo,  canda  5 nuez, 
xenxibre.  Aunque  vn  hermano  nueftro,  queperegrino 
por  diuerfas  y muchasparces,  contaría,  que  en  vnosde» 
íiertos  de  laísla  delamayca  auia  topado  vnos  arboles, 
que  dauan  Pimienta  , peronofefáhequelofean,  ni  ay 
contratación  delta.  El  Xenxibre  fetraxo  de  la  India  ala 
Efpañola,  y ha  multiplicado  defuerte,  que  ya  no  faben  q 
hazerfe  de  tanto  xenxibre,  porque  en  la  fíota  del  año  de 
ochenta  y fíete  fe  traxcron  veyntey  dosmil  y cincuenta 
y tres  quintales  dello  a Seuilla.  Pero  la  natural  efpeceria 
<|ue  dio  Dios  a las  Indias  de  Occidente , es  la  que  en  Caf- 
tilla  llaman  Pimienta  de  las  Indias,  y en  Indias  porvoca 
blo  general  tomado  de  la  primera  tierra  de  Islas  que  co- 
quearon , nombran  Axi , y en  lengua  del  Cuzco  fe  dize 
Vchu,  y aria  de  México  Chili.  Efta  es  cofa  ya  bien  cono 
cida,y  afsi  ay  poco  que  tratar  della,folo  esdefaberque 
cerca  de  los  antiguos  Indios  fue  muy  preciada,  y la  lleua- 
v a n a la  s p a rt es , d o n d e no  fe  d a , p o r m e re  ad  e ri  a i m p oi> 
tante.  No  fe  da  en  tierras  frias , como  la  fierra  del  Pirut 
dafe  en  valles  calientes  y de  regadio.  Ay  Axi  de  diuerfos 
colores  verde, y colorado,y  amarillo : ay  vno  brauoque 
llaman  Caribe , que  pica , y muerde  reziamente:  otro  ay  | 


Libro  Quarto.  247 

tiran fo,  y algu no  d u le e q 11  e fe  c o m e a boca d os.  A lgun  o 
menudo  ay,  q huele  en  la  boca  como  almizcle,  y es  muy 
bueno.  Loque  pica  del  axi,  es  las  venillas,  y pepita:  lo 
demas  no  muerde : comete  verde  y Teco : y molido,  y en- 
tero, y en  la  olla,  y en  gtiifados.  Es  la  principal  faifa,  y to 
da  la  efpeccria  de  Indias : comido  con  moderación  ayu- 
daal  eftomago  para  ladigefíion,  pero  fíes  damafíado 
tiene  muy  ruynes  efe  ¿tos, por  que  de  fuyo  es  muy  calido, 
yhumofo,y  penetran* lio  . Por  donde  el  mucho  vio  del 
en  mocos  es  perjudicial  ala  falud,mayormente  del  alma,r 
porque  prouoca  a fenfualidad:  y es  cofa  donofa,  que  con 
férefta  experiencia  tan  notoria, del  fuego  que  tiene  enfí, 
y q al  entrar  y al  falir  dizé  todos  que  quema, con  todo  ef* 
fo  quieren  algunos  y no  pocos,  defender  que  el  axi  no  es? 
calido  fino  frefeo,  y bien  templado.  Yo  digo;  que  déla  pi 
mienta  dire  lo  mifmo , y no  me  traerán  mas  experiencias 
de  lo  vno  que  de  lo  otro : nfsi  que  es  cofa  de  burla  dezir, 
que  no  es  calido  y en  mucho  efíremo.  Para  templar  el  a- 
xi  vfan  defal,  qle  corrige  mucho  ,porq  fon  entre  fí  muy 
córranos,y  el  vno  al  otro  fe  enfrenan:  vían  rabien  Toma- 
jtes,q  fon  frefeos,  y fanos,  y es  vn  genero  de  granos  gruef- 
fos  xugofos,  y hazcn  guftofa  faifa,  y por  fí  fon  buenos  de 
|comer.  Hallafe  efía  Pimienta  de  Indias  vniuerfalmente 
en  todas  ellas,  en  las  Islas, en  nueua  Eípaña,en  Piru,y  en 
todo  lo  demás  defcnbierto,dé  modo  que  cómo  el  mayz 
es  él  grano  mas  general  para  pan,  afsielaxiesla  eíjpecia 
linas  commun  para  falfay  gtiifados., 

C J.  21.  Del  Plátano. 

T)  A S S A N D O a plantas  mayores,  en  el  linage 
* de  arboles  el  primero  de  Indias  de  quien  es  razca 
|hablar,es  el  Piaran 0,0  Plantano  como  el  vulgo  le  llama. 
Alguntiempo  dudé > fí  el  Plátano  que  los  antiguosede- 

I ; L ' " ' brás > 


248  T>e  la  Hiftoria  Natural  de  Indias 
braron,  y efte  de  Indias  era  de  vnaefpecic,  masviftolo 
que  es  crte  * y lo  que  de  el  otro  eferiuen  , no  ay  duda  fino 
quefondiuerfifsimos.  La caufa  de  auerle llamado  Plá- 
tano losEfpañoles  (porque  los  naturales  no  tenían  tal 
vocablo)  fue,  como  en  otras  cofas,  alguna  fimilitud  que 
hallaron,  como  llaman  ciruelas,  y pinas,  y almendras, y 
pepinos  , cofas  tan  diferentes  de  las  que  en  Cartilla  fon 
de cífos géneros.  En  lo  queme  parece,  que deuieron de 
hallar  femejanpa  entre  eftos  Plátanos  de  Indias,  y los  pía 
taños  que  celebran  los  antiguos , es  en  la  grandeza  de  las 
hojas , porque  las  tienen  grandi-fsimas  y frefquifsim as  ef- 
tos plátanos,  y de  aquellos  fe  celebra  mucho  la  grande- 
za y frefeor  de  fus  hojas,  también  fer planta,  que  quiere 
mucha  agua, y quafi  continua.  Lo  qual  viene  con  aque- 
Eccíí.24.  lio  de  la  eferitura : Como  Plátano  junto  a las  aguas.  Mas 
en  realidad  de  verdad  no  tiene  que  ver  la  vna  planta  con 
la  otra  , mas  queelhueuo  conlacartaña,  comodizen. 
Porque  lo  primero  el  Plátano  antiguo  no  lleuafruta,  o 
alómenos  no  fehaziacafo  della:  lo  principal  porque  le 
eftimauan  era,  por  la  fombra  que  hazia, defuerte  que  no 
auiamas  Soldebaxo  de  vn  plátano  que  debaxo  de  vnte- 
xado.  El  Plátano  de  Indias,  por  lo  que  es  de  tener  en  al- 
go, y en  mucho,  es  por  la  fruta,  que  la  tiene  muy  buena, 
y para  hazer  fombra  no  es , ni  pueden  eftar  femados  de- 
baxo del . Vitradeífo  el  plátano  antiguotcniatroncotá 
grande , y ramos  tan  efparzidos,  que  refiere  Plinio  de  el 
PUnÁi.ii.c.1.  0tro  Licinio  Capitán  Romano  , que  con  diez  y ocho 
compañeros  comio  dentro  de  vn  hueco  devn  Plátano 
muy  aplazer.  Y del  otro  Emperador  Cayo  Caligulaqne 
con  onze  cóbidados  fe  fento  fobre  los  ramos  de  otro  pía 
taño  en  alto,  y allí  les  dio  vn  foberuio  báquete.  Los  pía- 
taños  de  Indias  ni  tiene  hueco, ni  troco, ni  ramos.  Añade 
fe  a lo  dicho,  que  los  plátanos  antiguos  dauanfe  en  Ita- 
lia, y en  Efpaña,  aunque  vinieron  de  Grecia,  y a Grecia 


Libro  Qrnrto.  249 

5c  Afía  , mas  los  Plátanos  de  Indias  no  fe  danen  Italia  , y 
ifpaña : digo  no  fe  dan , porque  aunque  fehan  vifto  por 
tea , y yo  vi  vno  cnSeuiila  en  la  huerta  del  Rey  , pero  no 
nedran,  ni  valen  nada.  Finalmente  lo  mifmo  en  que  ay 
a feméjauca Vfon muy  deífemejantes  , porque  aunque  la 
íoja  de  aquellos  era  grade,  pero  no  en  tato  exeeíío  pues 
a junta  Plinióeon  la  hoja  de  la  parra  y déla  higuera.  Las 
iojas  del  Plátano  de  Indias  fon  de  marauillofa  grádeza,  * * tC‘2 * 
mes  cubrirá  vna  dellas  a vn  hombre  poco  menos  que  de 
3Ícs  acabeca.  Afsi  que  no  ay  para  que  poner  eflojamas 
bn  duda : mas  pueíto  q fea  diuerfoeíle  plátano  de  aquel 
ítntiguo,  no  por  elfo  merece  menos  loor , fino  qui^a  mas 
borlas  propiedades  tan  prouechofas  que  tiene.  Es  plan- 
aque  en  la  tierra  haz  e cepa  ,y  della  faca  diuerfos  pimpo 
¡los,  fin  eftar  afido  ni  trauado  vno  de  otro.  Cada  pimpo 
fio  crece,  y haze  como  árbol  por  fi  crtgrofTando,  y echan 
do  aquellas  hojas  de  vn  Verde  muy  fino  > y muy  lifo,  y de 
!;a  grandeza  que  he  dicho.  Quando  ha  crecido  como  eí- 
tad'o  y medio  o dos , echa  vn  razimo  folo  de  plátanos,  q 
vnas  vezes  fon  muchos , otras  no  tantos : en  alguno  fe  há 
contado  trecientos : es  cada  vno  de  vn  palmo  de  largo, y 
mas  y menos , y grueífo  como  de  dos  dedos  otres,aunq 
en  efto  mucha  diferencia  de  vnos  a otros.  Quitafe  fá- 
cil me  nt  e 1 a c a fcara  o c o rt  e z a , y t o d o 1 o d e m as  c s m ed  u- 
jatiefla  y tierna,  y de  muy  buen  comer,  porque  es  fana, y 
fu  (lenta-:  inclina  v¡n  poco  mas  a frió  que  calor  efta  fruta, 

^uelenfe  los  razim  os  que  digo,  coger  verdes, y en  tinajas 
abrigándolos  fe  maduran,  y fazonan , efpecialmente  con 
cierta  yerna  que  es  a propoíito  para  eíTo.  Si  los  dexá  ma* 
duraren  el  árbol,  tienen  mejor  guflo,  y vn  olor  como  de 
camuefas  muy  lindo.  Duran  quaíi  todo daño,  porque 
déla  cepa  ded  plátano  van  íiemprc  brotando  pimpollos, 
y quando  vno  acaba : otro  comienza  a dar  fruto : otro  ef 
ti  a medio  crecer : otro  retoña  denueuo ; dtfu erre  que 

liem) 


25  © la  Hijtorid  Natural  de  Indias 

fiempre  fuceden  vnos  pimpollos  a otros,  y afsi  todo  él  ¿ 
ño  ay  fruto.  En  dando  fu  razim  o cortan  aquel  brap, por 
que  no  da  mas  ninguno  de  vno  y vna  vez, pero  la  cepa  co 
mo  digo  queda,  y brota  de  nueuo  hafta  que  fc  eanfa:  du- 
ra por  algunos  años : quiere  mucha  humidad  el  plátano, 
y tierra  muy  caliente : echanle  al  pie  ceniza  para  mas  be- 
neficio : hazenfe  bofques  cípéíTos  délos  platanares, y fon 
de  mucho  prouecho,porque  es  la  fruta  que  mas  fe  vía  en 
Indias,  y es  quaíi  en  todas  ellas  vniuerfal, aunque  dizen,q 
fu  origen  fue  de  Ethiopia , y que  de  allí  vino,  y en  efe&o 
los  negros  lo  vfan  mucho  , y en  algunas  partes  eíleesfu 
pan  :■ rabien  hazé  vino  del.  Conrefc  el  plátano  como  fru 
ta  afsi  crudo : añafe  tabi'en , y guifafe5,  y hazen  del  diuer- 
fos  potajes,  y aunc6feruas,y  en  todo  dize  bien.  Ay  vnos 
plátanos  pequeños,  y mas  delicados  y blancos,  que  en  la 
Efpañola  llaman  Dominicos : ay  otros  mas  grueílbsjy  re 
zios, y colorados.  En  la  tierra  del  Piru  no  te  dan:  traca? 
fe  de  los  Andes , como  a México  de  Cuernauaca  y otros 
valles.  En  Tierrafirme  y en  algunas  Islas  ay  platanares 
grandifsimos  como  bofques  efpeífosrfi  el  plátano  fuera 
de  prouecho  para  el  fuego,  fuera  la  planta  mas  vcil  q pue 
de  fer,  pero  no  lo  es , porque  ni  fu  hoja  ni  fus  ramos  fírué 
de  leña,  y mucho  menos  de  madera,  por  fer  fofos  y fia 
fuerza . Toda  via  las  hojas  fecas  firuieron  a don  Alonfo 
de  Arzila  (como  el  dize  ) para  efereuir  en  Chile  algunos 
pedamos  de  la  Araucana  , y a falta  de  papel  no  es  mal  re- 
medio,pues  ferá  la  hoja  del  ancho  de  vn  pliego  de  papel,, 
x>  poco  menos,  y de  largo  ácne  masde  quatro  tanto. 

C ^4  T.  22.  Del  Cacao, y dé  la  Coca. 

A VNQV'E  el  plátano  es  mas  proucchofo  , es  mas 
*'  1 chimado  el  Cacao  en  México , y la  Coca  en  el  Piru, 
y ambos  a dos  arboles  fon  de  n opaca  fuperíiició.El  Ca- 
cao 


Libro  Quarto.  251 

rao  es  vna  fruta  menor  que  almendras  y mas  grucíla  , la 
juaí  toílada  no  tiene  mai  fabor.Eíhres  tá  preciada  entre 
os  Indio  s,  y aun  entre  los  Efpañoles,  que  es  vno  délos  ri 
;0S)  y grueílbs  tratos  de  la  nueua  Efpaña  , porq  como  es 
ruta  feca,  guardafe  fin  dañarle  largo  tiempo,  y traen  na- 
dos cargados  della  de  la  prouincia  de  Guatimala  ,'y  eñe 
ño  paííado  vn  coííario  Ingles  quemó  en  el  puerto  de 
}uatulco  de  nueua  Efpaña  mas  de  cien  mil  cargas  de  Cá 
ao.  Sirue  también  de  moneda , porq  con  cinco  cacaos 
b compra  vna  cofa,y  con  treynta  otra,  y con  ciéto  otra, 
in  que  aya  contradícion : y vfandar  de  limofna  eftos  ca- 
aos  a pobres  que  piden.  El  principal  beneficio  defte  ca- 
ao  es,vn  breuaje  que  hazen  q llaman  Chocolate, que  es 
oía  loca  lo  que  en  aquella  tierra  le  precian,  y algunos  q 
o eftan  hechos  ael,  leshazeafco:  porque  tiene  vna  ti- 
linta arriba, y vn  borbollón  como  dehezes,q  cierto  es 
henefter  mucho  crédito  para  pallar  con  ello.  Y en  fin  es 
a bcuida  preciada,  y con  que  cobidan  a los  feñores  q vie 
en,  o paíían  por  fu  tierra  los  Indios  : y los  Efpañoles,  y 
jas  las  Efpañolas  hechas  ala  tierra  fe  mu c*fé  porel  negro 
hocolate.  Efte  fobredicho  chocolare dizemej  hazen  en 
iuerfas  formas  y téples,caliéte,y  frefco,y  téplado.Vfan 
¡charle  efpecies  y mucho  chiíi ; rabien  le  haze  en  paña,  y 
izé,  q es  pe&ora!,y  para  el  eíl:omago,y  córra  d catarro: 
|ea  lo  q mandaren,  q en  efedfo  los  q no  fe  han  criado  con 
ílaopinio,  no  le  apetece.  El  árbol  dode  íeda  efta  fruta, 
s mediano  y bien  hecho,  y tiene  hermofa  copa : es  táde 
cado,q  para  guardarle  del  Sol  no  le  queme,  ponen  juti- 
> a el  otro  árbol  grande,  q folo  íirue  dehaze.  ’e  íombra, 
aefte  llama  la  madre  del  cacao.  Ay  beneficio  le  cacao- 
¡lies  dóde  fe  cria  como  viñas  o oliuarcs  en  Efpaña  por  el 
ato  y mercada,  la  prouincia  q mas  abunda  es  la  de  Gua 
mala.  En  d Piru  no  fe  da,  mas  dale  la  Coca,  que  es  otra 
iperíticion  harto  mayor , y parece  cofa.de  fábula. 


252  Déla  H'tfiom  Natural  de  Indias 

En  realidad  de  verdad  en  folo  Potrofi  monta  mas  de  me 
dio  millón  de  peíbs  cada  año  la  contratación  déla  Coca 
porgaftarfe  denouentaanouenta  y cinco  mil  ceños  de 
lia,  y aun  el  año  de  ochenta  y tres  fueron  cien  mil.  Val< 
vn  ceño  de  Coca  en  el  Cuzco  dedos  pefos  y medio : 
tres , y vale  en  Potoíi  de  contado  a quatro  pefos , y fey 


tomines , y a cinco  pefos  enfayados$  y es  el  genero  fobn 
q fe  haz  en  quaíi  todas  las  baratas,  o mohatras  3 porque  c 
mercadería,  de  que  ay  gran  expedición.  Es  pues  la  Cocí 
tan  preciada  vna  hoja  verde  pequeña,  que  nace  en  vno: 
arbolillosde  obrade  vn  efladode  alto:  criafe  en  tierra: 
calidifsimas,  y muy  húmidas:  da  eñe  árbol  cada  quatrc 
mefes  efta  hoja, que  llaman  alia  Trefmitas.  Quiere  mu- 
cho cuydado  en  cultiuarfe,  porque  es  muy  delicada,  y 
mucho  mas  en  conferuarfe  defpu.es  de  cogida . Metenlí 
con  mucho  orden  en  vnos  ceños  largos  y angoftos,ycai 
gan  los  carneros  de  la  tierra,  que  va  con  eña  mercaderií 
amanadas  con  m il  y dos  mil  y tres  mil  ceños . El  ordina- 
rio es,  traerfe  délos  Andes  de  valles  de  calor  infufrible 
donde  lo  mas  del  año  Hueue  , ynocuefta  poco  trabajo  í 
los  Indios,  ni  aun  pocas  vidas  fu  beneficio , poryrdelí 
fierra  y temples  frios  a cultiual!a,y  heneficial!a,y  traella 
Afsi  vuo  grandes  difputas  y pareceres  de  Letrados  y Sa 
bios,fobre  ñ arrancarían  todas  las  Chacaras  de  Coca.-cr 
fin  han  permanecido.  Loslndiosla  precian  fobre  mane 
ra  , y en  tiempo  de  los  Reyeslngas  no  era  licito  a los  ple- 
beyos, vfar  la  Coca  fin  licencia  del  Inga , o fu  Gouerna! 
dor»  El  vfo  es,  traerla  en  la  boca,  y m afearla  chupando 
Ia,noiatragan:dizen  que  les  da  gran  esfuerzo,  y es  fingí 
Jan  egalo  para  ellos.  Muchos  hombres  graues  lo  tienen 
por  fuperfticion  ,y  coía  de  pura  ymaginaciÓ.  Yo  por  de 
zir  verdad , no  me  perfuado , que  fea  pura  ymaginacion 
antes  entiendo,  que  en  efedlo  obra  fuerzas  y aliéto  en  lo: 
Indios,  porque  fe  veenefc¿los,  que  no  fe  pueden  atri 


. Libo Quarto, 

bu^r  a ymaginacion,  como  es  con  vn  puño  de  coca  camí 
jsar  doblando  jornadas  fin  comer  a Jas  vcze$  otra  cofa  ,y 
otras  femejantes  obras . La  faifa  con  cj  la  comen  es  bien 
conforme  al  manjar , porque  ella  yo  la  he  prouado , y fa- 
be  a fumaque,  y los  Indios  lapoluorean  con  ceniza  de 
hueífos  quemados  y molidos , o con  cal , fegun  otros  di- 
zcn.  Aelloslesfabe  bijenr,y  cfizenleshazeprouccJrc^,  y 
dan  fu  dinero  de  buena  gana  por  ella,  y con  ella  reícatan 
como  fifueífe  moneda,  quanto  quieren.  Todo  podría 
bien  paífar , fino  fueífe  el  beneficio  y trato  della  con  rieP 
go  fuyo,  y ocupació  de  tanta  gente.  Los  Señores  Ingas 
vfauan  la  coca  por  cofa  Real  y regalada  : yen  fus  facrifí- 
cioseralacofa  que  mas  ofrecían  quemándola  en  honor 
deTusYdolos. 

i jpH  . ■ . ‘ .! 

C MT.  23.  Del  Maguey,  y del  Tunal ,y  de  la 
Grana,  y del  Mnir,y  Migo  don. 

P L árbol  délas  marauillas  es  el  Maguey,  de  que  los 
^ nueuos,oChapetones(como  en  Indias  los  llamá)fue 
¡len  efereuir  milagros,  de  que  da  agua,  y vino, y azeyte,  y 
vinagre,  y miel,  y arrope,  y hilo, y aguja,  y otras  cien  co- 
fas» El  es  vn  árbol , que  en  la  nueua  Efpaña  efiiman  mu- 
cho los  Indios,  y de  ordinario  tienen  en  fu  habitación  al- 
guno , o algunos  defie  genero  para  ayuda  a fu  vida , y en 
los  campos  fe  da,  y le  cultiuan . Tiene  vnas  hojas  anchas 
iy  groíferas , y el  cabo  dellas  es  vna  punta  aguda  y rezia, 
¡que  firue  para  prender , o afir  como  alfileres , o para  co- 
ícr,  y cfta  es  el  aguja:  facan  de  la  hoja  cierta  hebra  o hilo. 
El  tronco  que  es  gruefio,  quando  efia  tierno  le  cortan,y 
queda  vna  concauidad  grande,  donde fube  la  fufiácia  de 
a rayz , y es  vn  licor  que  fe  beue  como  agua , y es  frefeo, 
f dulce  :efiemifmocozido  fehaze  como  vino,y  dex'an- 
iolo  azcdar,fc  bueluc  vinagre : y apurándolo  mas  al  fue 

R go 


*54  T>e  la  Uifloria  Natural  de  Indias 

go  escomo  miel : y a medio  cozcr  íirae  de  arrope  , y es 
de  b lien  fabor  y fano,  y a m i parecer  es  mejor  que  arrope 
de  vuas.  Afsi  van  coziendo  eftasy  otras  diferencias  déá- 
que!  xugo,  o licor,  el  qualfe  da  en  mucha  quantidád,pór 
qporalgun  tiépo  cadádia  Tacan  algunas  adumbres  de- 
11o.  Ay  eíte  arboltambicn  en  el  Piru , mas  no  le  aproue- 
chan  como  en  la  nueua  Efpaña.  El  palo  defte  arboles  fo- 
fo , y íirue  para  conferuar  el fuego , porque  como  mecha 
de  arcabuz  tiene  el  fuego  * y le  guarda  mucho  tiempo,  y 
de  eftohevifto  , feruirfe  del  los  Indios  en  el  Piru  . El 
Tunal  es  otro  árbol  celebre  de  la  nueua  Efpaña , íi  árbol 
fe  deue  llamar  vmmonton  dé  hojas , o pencas  vnas  fobre 
otras, y en  efto  es  déla  mas  eftraña  hechüra  que  ay  árbol, 
porque  nace  vnahoja , y de  aquella  otra , ydéfía  otra,  y 
afsi  va  harta  el  cabo : faluo  que  como  van  faliendo  hojas 
arriba,  o a lós  lados : las  de  abaxo  fe  van  engrosando , y 
llegan  quaíi  apterder  la  figura  dé  hoja  ,’yhazer  tronco,  y 
ramos, y todo  el  efpinofb,  y afpero,  y feo, que  por  eífo  le 
llaman  en  algunas  partes  Cárdon.  Ay  Cardones  o Tuna- 
les filueftres,  yertos  o no  dan  fruta,  o esmuyefpinofaly 
íin  proueeko  . Ay  Tunales Domefticos,ydan  vnafrut; 
en  Indias  muy  eftimada , que  llaman  Tunas,  y fon  imtyo 
res  que  ciruelas  de  Fray le  buen  rato,  y afsi  rollizas : abrí 
la  calcara  que  es  gruerta , y dentro  ay  carne  , y granillo: 
como  de  higos,  que  tienen  muy  buen  gufto  * y fon  muy 
dulces,  efpeciaknente  las  blancas,y  tiene  cierto  olor  fuá; 
ve : las  coloradas  no  fon  tan  buenas  de  ordinario.  Ay  o 
tro s t u n al c s,q  a u nq  no  dan  eñe  fruto,  los  eftiman  muebe 
mas,  y los  cultiuan  con  grá  cuy  dado , porque  aunque  n<\ 
dan  fruta  de  tunas,  dan  empero  el  beneficio  de  la  Grana 
Jorque  en  las  hojas  defte  arbola  quando  es  bien  cultiua 
do,  nacen  vnosgufanillos  pegados  a elía,y  cubiertos  di 
cierta  telilla  delgada:  los  qualesdeücadaméte  cogen,]' 
fonlá  Cochiailia  tan  afamadade  lndias,  conqne  tiñe* 


LibrtQMm.  *f$ 

ia  Grana  Una : ¡dcxanlos  fecar,  y afsi  Tecos  los  tra  é a Efpa» 
ña , quecs  vna  rica  y grueíla  mercadería : vale  la  arroba 
defta  Cochinilla , o Grana  muchos  ducados.  En  la  flota 
del  año  de  ochéta  y flete  vinieron  cinco  mil  y feyfcietas 
y fctcntay  fíete  arrobasde  Gr añasque  montaron  dozic? 
ios  y ochenta  y tres  mil  y fetecientos  y cincuenta  pefo 
p deordinario  viene  cada  año  femejante  riqueza.  Danfc 
tilos  Tunales  en  tierras  templadas  , que  declinan  a frio: 
tnélPiru  no  fe  han  dado  haíla  agora  : y en  Efpaña  aunq 
^e  viflo  alguna  planta  deftas,  pero  no  defuerte  que  aya  q 
iazer cafo  della.  Y aunqucnocsarbolfinoyerua,dela 
3 fe  faca  el  Añir»  que  es  para  tinte  de  paños , por  fer  mer- 
•adcria  que  vienecon  la  grana  dire,  que  tambié  fe  da  en 
^uantidaden  lanueua Efpaña,  y vino  en  la  flota  quehe 
flcho  obra  de  veynte  y cinco  mil  y dozientasy  fefenta  y 
res  arrobas , que  montaró  otros  tantos  pcfos.  El  Algo- 
Ion  también  fe  da  en  arboles  pequeños,  y en  grades  que 
ienen  vnos  como  capullos,  los  quales  fe  abren , y dan  a- 
jueíla  hilaza, o vello,  que  cogido  hilan,  y texen,  y hazeri 
opa  dello.  Es  vno  délos  mayores  beneficios  que  tienen 
as  Indias,  porque  les  fírueenlugar  de  lino  y de  lana  para 
opa : dafe  en  tierras  calientes  en  los  valles  y cofia  del  Pi- 
p mucho,  y en  la  nueua  Efpaña,  y en  Phflipinas,  yChina, 

■ much ornas  que  en  parte  que  yo  fepa  enla  prouincia  de 
jfucuman  ,y  en  la  de  San<5la  Cruz  de  la  fierra , y en  el  Pa- 
aguay,  y en  eílas  partes  es  el  principal  caudal.  Délas  Is- 
3s  de  San&o  Domingo  fe  trae  algodón  a Efpaña , y el  a- 
io  queliedicho  fe  traxero  fefenta  y quatro  arrobas . En 
as  partes'de  Indias  donde  ay  algodón , es  la  tela  de  que 
aas  ordinariamente  viílen  hombres  ymngeres , y hazen 
opa  demcfa,y  aun  lonas  , o velas  de  naos.  Ay  vno  bafi 
o y groííero : otro  delicado  y fubtil,y  con  diuerfas  colo- 
es lo  tiñen,  y hazen  las  diferencias , que  en  paños  de  Eu- 
opa  vemos  en  las  lanas. 


R 2 


CAP. 


25$  De  la  Uijlorh  Naturalde  India * 

C JT.  24.  De  los  Mamey  es  ,y  Guáyanos, 
y *P altos. 

ESTAS  que  hemos  dicho,  fon  las  plantas  demas 
orangena  y viuienda  en  Indias.  Ay  tábien  ¡otras  mu- 
chas^paracomer : entre  días  los  Mameyes  fon  preciados 
del  tamaño  de  grandes  melocotones  y mayores : tienen 
vno  o doshucíTos  derrotes  la  carne  algo  rezia.  Vnosay 
dulces : y otros  vn  poco  agros:  la  cafcara  tábien  es  rezia. 
Déla  carne  deftos  hazen  conferua , y parece  carne  de  Me 
brillo : fon  de  buen  comer,  y fu  conferua  mejor . Danfe 
en  las  Islas : no  loshevifto  en  el  Piro : es  árbol  grande , y 
bien  hecho  y de  buena  copa.  Los  Guayauos  fon  otros  ar 
boles,  que  comunmente  dan  vna  fruta  ruyn llena  de  pe- 
pitas rezias , del  tamaño  de  macanas  pequeñas.  EnTier 
rafírme,  y enlaslslas  es  árbol  y fruta  de  malafama,dizcn 
que  huelen  a chinches,  y fu  fabor  es  muy  groñero,  y el  e- 
fe  do  poco  fano.  En  Sádo  Domingo,  y en  aquellas  Islas 
ay  montañas  efpeífasde guayauos,  y afirma  queho  auia 
tal  árbol,  quando  Efpañoles  arribaron  alia, «no  que  lle- 
vado de  no  fe  donde  ha  multipíicadcnniinitamente.  Por 
que  las  pepitas  ningún  animallas  gifla,y  byelt as  como  la 

tierra  eshumida  y calida,  dizenque  han  multiplicado  lo 

que  fe  vec . En  el  Pira  es  eflcarboí  diferente , porque  la 
Frutano  eseoíorada  fino  blanca,  y no  tiene  ningún  mal 
olor , y el  fabor  es  bueno:  y de  algunos  generes  de  guá- 
yanos es  t abuena  la  fruta  cómala  muy  buena  deEfpaña, 
efpecial  los  que  llaman  guayauos  de  Matos, y otras  gua- 
y anillas  chicas  blancas.  Esfruta  para  eñomagos  de  bue 
n a digeftion  y fanos,  porque  es  rezk  de  digerir,  y Fría  af- 
faz.Las  Paltas  al  reues  fon  calieres  y delicadas.  Es  el  Pal 
t o árbol  grande,  y bienhecho,  y de  buena  copa,  y fu  fm- 
zzdch  figura  de  peras  grandes:. tiene  dentro  vnhnefla 

gran- 


Libro  Quarto,  257 

grandezillo  lo  demas  es  carne  blanda  , y quando  eílan 
bien  maduras,  es  como  máteca,  y el  gufto  delicado  y mi 
tecofo.  En  el  Piru  fon  grandes  las  pairas,  y tienen  cafca- 
ra  dura  , que  toda  entera  fe  quita.  En  México  por  la  ma- 
yor parte  fon  pequeñas,  y la  cafcara  delgada  que  fe  mon 
dacomo  de  manganas : tienenla  por  comida  fana,y  que 
algo  declina  a calida , como  he  dicho.  Eflos  fon  los  me- 
locotones, y manganas,  y peras  de  Indias',  Mameyes,  y 
Guayauas,  y Paltas,  aunque  yo  antes  efeogeria  las  de  En 
ropa:  otros  por  el  vfo,  o afición  qui^a  teman  por  buena 
o mejor  aquella  fruta  de  Indias . Vna  cofa  es  cierta,  que 
los  que  no  han  vifto  y prouado  cflas  frutas, les  hara  poco 
concepto  leer  efIo,y  aun  lescanfaráel  oyllo,y  a mitam 
bien  me  va  canfando.  Y afsi  abreuiare  có  referir  otras  po 
¡cas  de  diferencias  de  frutas,  porq  todas  es  impofsible. 


CjíV.  25.  Del  Chicocapote, y dé  las  ¿{nonas, 
y de  los  C apolles. 


A L G V N O S encarccedores  de  cofas  de  Indias 
dixeron,que  auia  vna  ñ uta,  que  era  Carne  de  Mem 
brillo,  y otra  que  era  Manjar  Blanco,  porque  les  pareció 
elfabor  digno  deftos  nombres.  La  Carne  de  Membrillo 
!o  Mermelada  (fino  cftoy  mal  en  el  cuéto)erá  los  que  lia- 
pan  Capotes,  o Chicocapotes,  que  fon  de  comida  muy 
aulce,y  la  color  tira  a la  de  conferua  de  Membrillo.  Efta 


¡fruta,  dezian  algunos  Criollos  (como  alia  llama  alos  na- 
cidos de  Efpañoles  en  Indias)  que  excedía  a todas  las  fru 
tas  de  Efpaña . A mi  no  me  lo  parece : deguftos  dizen 
que  no  ay  que  difputar  , y aunque  lo  vuiera  , no  es 
digna  difputa  para  efereuir.  Danfe  en  partes  calientes  de 
a nueua  Efpaña  eftos  chicocapotes.  Capotes  q no  creo 
difiere  mucho  ,he  yo  vifto  dcTierrafírme:  en  el  Piru  no 
’e  que  aya  tal  fruta . Ara  el  Manjar  Blanco  es  la  Anona, 

R 3 o Gua- 


2 5 S De  la  Jlijloria  Natural  de  Indias 

© Guanauana,que  fe  da  en  Tierrafirmc.  Es  la  Anona  del 
tamaño  de  pera  muy  grande,  y afsi  algo  ah  ufa  da , y abier 
tá  : todo  lo  de  dentro  es  blando  , y tierno  como  mante- 
ca, y blanco  , y dulce , y de  muy  efeogido  güilo.  No  es 
Manjarblanco , aunque  es  blanco  manjar,  ni  aun  cien  ca- 
recimiento dexa  de  fer  largo , bien  que  tiene  delicado, y 
fabrofo  guílo  , y a juyzio  de  algunos  es  la  mejor  fruta  de 
Indias.  Tiene  vnas  pepitas  negras  en  quantidad.  Las  me 
jóres  deítas  que  he  vifto/on  en  la  nueua  Efpaña.  Donde 
tambié  fe  dan  los  Capolies,  que  fon  como  guindas,  y tie- 
nen fu  hueífo  aunque  algo  mayor,  y la  forma  y tamaño 
es  de  guindas , y eí  labor  bueno , y vn  dulce  agretc . No 
he  vido  Capolies  en  otra  parte.. 

CJT.  26.  De  diuerfos  géneros  de  frutales, y de 
los  Cocos, y Almendras  de  jíndes,y  Mmen* 
dras  de  Chachapoyas ¿ 

NO  espoísiblc  relatar  todas  las  f utas  y arboles  delh 
días , pues  de  muchas  no  tengo  memoria , y de  muj 
chas  mas  tampoco  tengo  noticia,  y aun  délas  que  me  oc* 
cürre,  parece  cofa  de  canfaneio  difeurrir  por  todas.  Pues 
fe  hallan  otros  géneros  de  frutales , y frutas  mas  grose- 
ras , como  las  que  llaman  Lúcumas , de  cuya  fruta  dizen 
por  refrán,  que  es  madera  difsimulada:  también  losPa- 
cayes,  o Guauas,y  Hobos,  y Nuezes,  que  llaman  Encar- 
celadas , que  a muchos  les  parece  fer  Nogales-de  la  mif 
nia  cfpecie,que  fon  lós  de  Efpaña : y aun  dizen,  que  íi  los 
traípuíieíFcn  de  vnas  partes  a otras  a menudo  , que  ver* 
niao  a dar  las  nuezes  al  mifmo  modo  que  las  de  Efpaña. 
porque  por  fer  filüeftres  dan  la  fruta  afsi,  q apenas  fe  pue 
de  gozar.  En  ftn.es  bien  confiderar  la  proiiidecia  y rique 
za  del  Criador , q repartió  atan  diuerfaspartes  dei  mun- 
do tanta,  variedad  de  arbolesy  frutales ; todo  para  fe.ru  i- 


Libro  Qmrto.  2$0 

ció  de  Ioshombres  que  habitan  la  tierra:  yes  cofa*admi- 
rabie,  ver  tantas  diferencias  de  hechuras,  y guftos,y  ope- 
raciones no  conocidas,  ni  oydasen  el  mundo , antes  que 
fe  defcubrieíTen  Jas  Indias,  deque Plinio, y Dicfcoridcs, 
y Theophrafto,  y los  mas  curiofos  ninguna  noticia  alcan- 
zaron con  toda  fu  diligencia  y ciirioíidad . En  nueftra 
tiempo  no  han  faltado  hombres  curiofos,  que  han  hecho 
tratados  deftas  plantas  de  Indias,  y de  yernas,  y rayzes,y 
de  fus  operaciones,y  medicinas : a los  quales  podra  acu- 
dir, quien  deífeare  mas  cumplido  conocimiento  de  eftas 
materias.  Yo  falo  pretendo  dezir  fuperfkialy  fummaria 
mente,  lo  queme  ocurre  deftahiftoria:  y toda  via  no  me 
(parece  paliar  en  filencio  los  Cocos , o Palmas  de  Indias* 
por  fer  notable  fu  propriedad.  Palmas  digo,  no  propia- 
mente, ni  de  dátiles, fino  femejantes  en  fer  arboles  altos, 
y muy  rezios , é yr  echando  mayores  ramas  quanto  mas 
vanfubiendo.  Eftas  Palmas,  o Cocos  dan  vn  fruto,  que 
también  le  llaman  Coco,  de  que  fuelen  hazer  vafos  para 
beuer,y  de  algunos  dizen, que  tienen  virtud  contra  pon- 
Zona,  y paramaldehyjada.  El  núcleo  , o medula  deftos 
quando  eftá  quajada  y feca,es  de  comer,  y tira  algo  al  fa- 
bor  de  caftañas  verdes.  Quando  eftá  en  el  árbol  tierno 

Í:1  coco, es  leche  todo  lo  q ella  dérro,y  beuenlo  por  rega- 
o,  y para  refrefear  en  tiépo  de  calores.  Vi  eftos  arboles 
¡en  Sá  luán  de  Puerto  Rico,  y en  otros  lugares  de  Indias, y 
ídixeróme  vna  cofa  notable, q cada  luna,  o mes  echaua  ef 
te  árbol  vnrázimo  nueuo  deftos  Cocos,  de  manera  q da 
Idoze  frutos  al  año, como  lo  q fe  eferiue  en  el  Apocalipíh 
y ala  verdad  afsi  parecía,  porque  losrazimos  era  todos 
de  diferentes  edades:  vnosque  comenzauan:  otros  he- 
chos : otros  a medio  hazer . &c.  Eftos  Cocos  que  digo, 
feran  deltamaño  de  vnmeloncete  pequeño  : otros  ay 
que.Ilamancoquillos,  yes  mejor  fruta,  y la  ay  en  Chile: 
ion  algo  menores  q nuezes, pero  mas  redondos.  Ay  otro 

R 4 gene- 


2 c o 2)e  ííiftoria  Natural  de  Indias 

genero  de  Cocos,  que  no  dan  efta  medula  afd  quajada,fi 
no  que  tiene  quantidad  de  vnas  como  almendras,  que 
eftan  dentro  como  los  granos  en  la  granada : fon  eftas  al- 
mendras mayores  tres  tanto  que  las  almendras  de  Cafti- 
jfe : en  el fabor  fe parecé,  aunque  fon  vnpoco  masrezias 
fon  también  xugoías,  o azeytofas:  fon  de  buen  comer, y 
fir uenfe  dellas  a falta*  de  almendras  para  regalos  , como 
m acap  anes, y Otras  cofas  tales.  Llamanlas  almendras  de 
los  Andes,  porque  fe  dan  eftos  Cocos  copiofamenteen 
íos  Andes  del  Piru.  Y fon  tan  rezios,  que  para  abrir  vno 
es  menefter  darle  con  piedramuy  grande,  y buena  fuer- 
ca.  Quando  fe  caen  del  árbol,  íi  aciertan  con  alguna  ca- 
beca  la  defcalabran  muy  bien.  Parece  iocreyble,  queen 
el  tam  año  que  tiene  que  no  fon  mayores  que  eífotros  co 
eos,  alomenosno  mucho,tengan  tanta  multitud  de  aque 
Has  almendras.  Pero  en  razón  de  almedras,  y aun  deftm 
taqualquiera,  todos  los  arboles  pueden  callar  con  las  al 
mendras  de  Chachapoyas,  que  no  les  íe  otro  nombre. 
Es  la  fruta  mas  delicada,  y regalada,  y mas  fana,de  quan- 
tas  yo  he  vifto  eníndias.  Y aun  vnMedico  doéio  afirma- 

va,  que  entre  quantas  frutas  ama  en  rndías>y  Ifpaña, nin- 
guna Ikgaua  a la  excelencia  deftas  almendras . Son  me- 
nores que  las  de  los  Andes  que  dixe,  y mayores,  alome- 
nos  masgrueíliis  que  las  de  Caftilla.  Son  muy  tiernas  de 
comer : de  mucho  xugo  y fuhft ancia , ycomo  mumeco- 
fas , y muy  fuaues..  Críanfeeo  vnos, a rboles  a idísimos,  y 
de  °pméé  copa  , y como  a cofa  preciada  la  naturaleza 
tesdio  bueniguarda.  Eftan  en  vnoserizos  algo  mayo- 
res , y de  mas  puntas  que  los  de  caifa  ñas  . Quando  citan 
eftos  erizos  focos-,  fe  abren  eonfacilidadl  y f?  faca  el  gra- 
no. Cuent  an  que  los  Micos  que  fon  muy  golofosdefta 
fruta  , y ay  copia  dcllos  en  los  lugares-  dcChachapoyai 
de í Piro  ( donde  fofamente  fe  que  aya  eftos  arboles)  pa- 
£a:ao  cfpiiiarfe  en  elerizo , y facarfeía; almendra.-,  arro- 


Libro  Quarto,  261 

janhs  defde  lo  alto  del  árbol  rezio  en  las  piedras , y que- 
brándolas afsilas  acaban  de  abrir , y comen  aplazcr  lo 
que  quieren. 

C A (P  • 27.  De  diuerfas  flores,  y de  algunos  ar* 
boles , que fo! amente  dan  flor  es, y como  los 
bidios  las  vfan * 

SO  N los  Indios  muy  amigos  de  flores,  yenlnnucua 
Efpaña  masqueen  parte  de  el  mundo,  y afsi  vían  ha- 
zer  varios  ramilletes,  que  alia  nombran  Súchiles,  con 
tanta  variedad,  y pulida,  ygala,  que  no  fe  puede  deíTear 
mas.  A los  Señores , y a loshuefpedes  por  honor  es  vio» 
ofrece! les  los  principales  fus  Súchiles,  o ramilletes . Y e- 
ran  tantos,  quádo  andairamos  en  aquella  prouincia , que 
no  fabia  el  hombre  que  fe  hazer  dellos.  Bien  que  las  flo- 
res principales  deCaflilla  lashanalla  acommodado  pa- 
ra eflo , porque  fe  dan  alia  no  menos  que  aca, como  fon 
claueles , y cláuellinas,  y roías,  y azucenas,  yjazmines,  y 
violetas,, y azahar,  y otras  fuertes  de  flores,  que  licuadas 
jde  Efpaña  aprueuanmarauillofamente.  Los  Roíales  en 
algunas  partes  de  puro  vicio  crecían  mucho , y dexauan 
de  dar  roías.  Sucedía  vna  vez  quemarfe  vnRofal,ydar 
'los  pimpollos  que  brotaron  luego  roías  en  abundacia,, 
¡y  de  ay  aprendieron  a podall‘as,y  quitalles  el  vicio, y dan 
1 roías  aflaz.  Pero  Fuera  de  eflas  fuertes  de  flores, que  fon 
Ileuadas  de  aca, ay  alía  otrasmu  chas,  cuyos  nombres  no> 
fabre  dezir,  coloradas,  y amarillas,  y azules,  y moradas,, 
V blancas  con  mil  diferecias , las  quales  íuelen  los  Indios 
poner  fe  por  gala  en  las  caberas  como  plumaje.  Verdad! 
es,  que  muchas  de  eflas  flores  no  tienen  mas  que  la  vifla, 
porque  el  olor  no  es  bueno  , o esgroflero  , 0 ninguno,, 
aunque  ay  algunas  de  excelente  olor,  como  eslas  que  da 
m árbol , que  algunos  llaman  Floripondio , que  no  da. 

1 * E$,  fm- 


iSi  De  la  Hi fiaría  Natural  Je  Indias 

fruto  ninguno  íin  o folara  ente  flores , y ellas  ion  grandes 
mayores  que  azucenas,  y a modo  de  campanillas : todas 
blancas, y dentro  vnoshilos  como  el  azucena, yen  todo 
el  año  no  ccfla  eje  eftar  echado  eflas  flores  , cuyo  olor  es 
amárauiíla  delicado  y fuaue,efpeciaimente  en  elfrefcoc 
déla  mañana.  Por  cofa  digna  de  eftar  en  los  jardines  Rea 
les  la  embió  el  Virrey  don  Fracifco  de  Toledo  al  Rey  do 
Philipe  nueftro  Señor.  En  la  nueua  Efpaña  eftiman  mu- 
cho los  lndios  vna  flor  que  llaman  Yolofuchil,  que  quie- 
re dezir,  Flor  de  coraron , porque  tiene  la  miírn  a hechu- 
ra de  vn  corado,  y aun  en  el  tamaño  no  es  mucho  menor* 
Elle  genero  de  flores  llena  también  otro  árbol  grade,  íin 
dar  otra  fruta : tiene  vn  olor  rezio,  y a mi  parecer  dema- 
íiado : a otros  les  parece  muy  bueno  . La  flor  que  llama 
del  Sol,  es  cofa  bien  notoria,  que  tiene  la  figura  del  Sol* 
y fe  buelue  al  mouimiento  del  So!.  Ay  otras,  que  llaman 
Giaueles  de  Indias,  y parece  vn  terciopelo  morado,  y na 
f anjado  finifsimo,  también  es  cofa  notoria.  Ellas  no  tie- 
nen olor  que  fea  de  precio , lino  la  villa.  Otras  flores  ay¿ 
que  con  la  viña,  ya  que  no  tienen  olor,  tienen  fabor,  co- 
mo las  que  faben  a maíluer^o,  y fl  fe  coraieífen  fin  verfe, 
por  el  güilo  no  juzgarían,  que  eran  otra  cofa.  La  flor  de 
Granadilla  es  tenida  por  cofa  notable : dizen , que  tiene 
las  iníignias  de  la  Pa fsion , y que  fe  hallan  en  ella  los  cla- 
vos, y la  columna,  y los  acotes,  y la  coronadeEfpinas,y  ¡ 
las  llagas : y no  les  falta  alguna  razón , aunque  para  figu- 
rar todo  lo  dicho,  es  meneíler  algo  de  piedad , que  ayu- 
de a parecer  aquello : pero  mucho  eílá  muy  efpreffo,  y la 
vida  eníi  es  bella,  aunque  no  tiene  olor.  La  fruta  que  da , 
llaman  Granadilla,  y fe  come,  ofebeuc,  ofeíbrbepor 
mejor  dezir  para  refrefear : es  dulce,  y a algunos  les  pare- 
ce demaíiado  dulce.  Enfusbayles  y Aellas  vfan  los  In- 
dios licuar  en  las  manosflores,y  los  Señores  y Reyes  te- 
ndías por  grandeza  • Por  elfo  fe  Yeen pinturas  de  fus  an- 
tiguos 


LihróQttano.  ' 265 

tiguos  tan  ordinariamente  eon  flores  enla  mano  , como 
aca  vfan  pintallos  con  guantes.  Y para  materia  de  flores 
hartó  eftá  dicho  :1a  Albahacaaunque  no  es  flor  fino  yer- 
va , fe  vfa  para  el  mifmo  efecfto  de  recreado  y olor , y te- 
nerla en  los  jardines, y regalalla  en  fustieftos.  Por  alia  fe 
da  tan  coramun  y fincuydado,  y tanta  que  no  es  albaha- 
ca, fino  yerua  tras  cada  acequia. 

C jíT.  28.  Del<Balfamo. 

LA  S plantas  formo  el  foberanohazedor,  no  folo  pa- 
ra comida  fino  también  para  recreación,  y para  me* 
dieina  , y para  operaciones  del  hombre.  Delasquc  firue 
defufiento , que  eslo  principal,  fe  ha  dicho , y algo  tam- 
bién de  las  de  recreación:  délas  de  medicina  y operacio- 
nesfe  dirá  otro  poco.  Y aunque  todo  es  medicinal  enlas 
plantas  bien  íabido  y bien  aplicado , pero  algunas  colas 
ay,  que  notoriamente  mueftran,  auerfe  ordenado  de  fu 
Criador  para  medicina  y falud  délos  hombres:  como  fon 
licores,  o azeytes,  o gomas,  o refinas  que  echan  diuerfas 
‘plantas,  que  con  fácil  experiencia  dizen  luego,  para  que 
fon  buenas . Entre  eflas  elBalfamo  es  celebrado  con  ra- 
zón por  fu  excelente  olor , y mucho  mas  eftremado  efe* 

<ftó  de  fanar  ltetidas,,  y otros  diuerfos  remedios  para  en- 
fermedades , que  enelfe  cfperimentan.  ¡No  eselbalía* 
mo  q va  de  Indias  Occidétalesdela  mifmaeípecie  que  el 
verdadero  balfamo  q traen  de  Alexádtia,  o del  Cayro,  y 
q antigúamete  vno  cnludea,  la  qual  fofa  eneÍmundo,fe- 
gunPlinio  efcriue,poííeyo  efla  grádeza,h  afta  q los  Em- 
peradores Veípafianosla  traxero  a Roma  y Italia.Mue-  !*«*•*# 
veme  a dezir  > q no  es  de  la  mifma  efpecie  elvn  licor  y el 
otro  , ver  que  ios  arboles  de  donde  mana  , fon  entre  fi 
muy  diuerfos,  porq  el  árbol  del  balfamo  de  Paleftina  era 
pequeño , y a modo  de  vid  9 como  refiere  Plioio  de  vida 
M'  ' da 


DelaTUJlaria  Natural  Je  Indias 


de  ojos,  y oy  dia  los  que  le  han  vifto  en  Oriente,  dizen  lo 
mifmo . Y la  (agrada  efcritura , el  lugar  donde  fe  daua 
efte  Balfamo,  lellamaua  viña  deHngaddipor  la íí mili- 
tad con  las  vides*  El  árbol  de  donde  fe  trae  el  Balfamo 
de  Indias , yo  le  he  vifto , y es  tan  grande  como  granado, 
y aun  mayor , y tira  algo  a fu  hechura,  íi  bien  me  acuer^ 
do , y no  tiene  que  ver  con  vid . Aunque  Eftrahon  deri- 
ve , que  el  árbol  antiguo  del  Balfamo  era  dei  tamaño  de 
'granados . Pero  en  los  accidentes,  y en  las  operaciones 
fon  licores  muy  femejantes , como  es  en  el  olor  admira- 
ble : en  el  curar  heridas : en  la  color  y modo  de  fubílan- 
cia:  pues  lo  que  refieren  del  otro  Balfamo  que  lo  ay  blan 
co,y  bermejo,  y verde,y  negro,  lo  mifmo  fe  halla  enel  de 
Indias.  Y como  aquel  fe  facaua  hiriendo,  o fajando  la 
corteza,  y deftilando  por  alli  el  licor,  afsi  fe  haze  en  el  de 
Indias,  aunque  es  masía  quantidad  que  deftiía.  Y co- 
mo en  aquel  ay  vno  puro,  que  fe  llama  Opobalfamo, 
que  es  la  propria  lagrima  que  deftila,  y ay  otro  no  ta  per- 
fe&o,  que  ese!  licor  que  fe  faca  del  mifmo  palo,  o corte- 
za^ hojas  efprimidas,  y coz  id  as  al  fuego,que  llaman  Xi- 
lobalfamo:  afsi  también  en  el  balfamo  de  Indias  ay  vno 
puro5  que  fale  afsi  del  árbol : y ay  otro , que  facan  los  In- 
dios coziendo , y efprimiendo  las  hojas , y palos  , y tam- 
bién 1c  adulteran,  y acrecientan  con  otroslicores,  parí 
que  parezca  mas . En  efe&o  fe  llama  con  mucha  razón 
Balfamo,  y lo  es, aunque  no  fea  de  aquella  efpecie,y  es 
eftimado  en  mucho , y lo  fuera  mucho  mas , fino  tuuiera 
la  falta  que  las  Efmeraldas,  y Perlas  han  t enido , que  es 
fermuchas.  Lo  que  mas  importa  es , que  para  la  fubf- 
tancia  de  hazer  Chrifma , que  tan  ncccífario  es  en  la  fan- 
dalglefia  , y de  tanta  veneración  , ha  declarado  la  Se- 
de Apoftolica,  que  con  eñe  Balfamo  de  Indias  fe  ha- 
ga Cháfala  en  Indias , y con  el  fe  de  el  Sacramento  de 
Confirmación,  y ios  de  mas , donde  la  Iglefia  lo  vía. 

Trae* 


Lilro  Quarto.  265 

Tracfe  aEfpafía  elBalfamo  déla  nueua  Efpaña,yla  prouin 
ciade  Guatimala,y  de  Chiapa  ,y  otras  por  allí  es  donde 
mas  abunda , aunque  el  mas  preciado  es,  el  que  viene  de 
la  Isla  de  Tolu , que  es  en  Tierra  fírme  no  lexos  de  Carta- 
gena. Aquel  balfamo  es  blanco , y tienen  communmen- 
te  por  masperfeíflo  el  blaco  que  el  bermejo , aunque  Pli-  pí/.//.  12.01$. 
»io  el  primer  lugar  da  al  bermejo:  el  fegundo  al  blanco: 
el  tercero  al  verde ; el  vlrimo  al  negro.  Pero  Eílrabon  pa 
rece  preciar  mas  el  balfaroo  blanco, como  los  nueftros  lo  Gí0Zr*P- 
precian.  Del  Balíamo  de  Indias  trata  lárgamete  Monar- 
des enla  primera  parte, y enla  fegunda,  efpecialméte  del 
de  Cartagena,  o Tolu  quetodo  es  vnó.  Nohe  hallado, 
que  en  tiempos  antiguos  los  Indios  preciaíTen  en  mucho 
el  balfamo,  ni  aun  tuuieííen  del  vfo  de  importancia.  Aun 
que  Monardes  dize,  que  curauan  con  el  los  Indios  de  fus 
heridas, y que  dellos  aprendiéronlos  Eípañoles. 

C J.  29.  Del  Liquedamhar>y  otros  jí^eytes^ 
y GorHas  >y  Drogas , que  fe  traen  de  Indias. 

r^\  E S P V E S del  Balfamo  tiene  efíima  el  Lique- 
fL'  dambarres  otro  licor  también  olorofo  y medicinal 
masefpcfío  enfí,y  que  fe  viene  aquajar,y  hazer  paila  de 
^omplefíon  calido , de  buen  perfume,  y que  le  aplican  a 
heridas,  y otras  necefsidades,  en  que  me  remito  a los  Me 
^icos.  Especialmente  al  Doíftor  Monardes  que  enla  pri- 
mera parteefcriuio  deíle  licor,  y de  otros  muchos  medi- 
cinales , que  vienen  de  Indias . Viene  también  el  Lique- 
dambar  déla  nueua  Efpaña , y esfínduda  auentajada  a- 
quella  prouincia  en  eílas  Gomas, o licores, o xugos  de  ar- 
boles^ afsi  tienen  copia  dediuetfas  materias  para  perfu- 
mes, y para  medicinas, como  es  el  Anime , que  viene  en 
grande  quautidad : el  Copal, y elSuchicopal  que  esotro 

gene 


2.<f  $ De  la  Hiftom  Matura)  de  Indias 


genero  como  deEftoraque,  y encienfo,  que  también  tfe 
nc  excelentes  operaciones , y muy  lindo  olor  parafahu- 
merios.  También  la  Tacamahaca ,y  la  Caraña  que  fon 
muy  medicinales . El  azeyte  que  llaman  de  Aucto  tam- 
bién de  alia  lo  traen,  y médicos  y pintores  fe  aprouechan 
aífaz  dcblos  vnospara  fusemplaftos,ylos  otrospara  bar 
niz  de  fus  ymagines.  Para  medicina  tábien  fe  trae  la  Ca- 
ñafiftola,  la  qnal  fe  da  copiofamente  en  la  Efpañola,  y es 
vn  árbol  grande,  y echa  por  fruta  aqueilascañas  confu 
pulpa.  Traxcronfe  en  la  flota  en  que  yo  vine , de  Sandio 
Domingo  quarenta  y ocho  quintales  de  Cañafiílola,. 
La  Carfaparrilla  no  es  menos  conocida  para  mil  acha- 
ques : vinieron  cincuenta  quintales  en  la  dicha  flota  de  U 
mifma  Isla . En  elPiru  ay  defta  Car^apar r illa  mucha , y 
muycxcelenre  en  tierra  dcGuayaquil , que  eíla  debaxo 
de  la  Linea.  Alli  fe  van  muchos  a curar,  y es  opinión, que 
las  mifinas  aguas  (imples  que  beuen,  les  caufan  falud,por 
paífar  por  copia  deftas  rayzes,  como  cflá  arriba  dicho, 
conlo  qual  fe  junta,  que  para  fudar  en  aquella  tierra,  no 
ion  mcnefler  m u ch as fra cadas  y ropa.  El  palo  de  Guaya- 
can  , que  por  otro  nombre  dizen  el  Palo  Sandio , o Palo 
de  las  Indias,  fe  da  en  abundancia  en  las  mifmas  Islas,y  es 
tan  pefado  como  hierro,  y luego  fe  hunde  enel  agua:  de* 
fíetraxo  la  flota  dicha  trezientos  y cincuenta  quintales, 
y pudiera  traervvcynte,  y cien  mil , (i  videra  falida  de  tan- 
to Palo.  Del  palo  del  Braíil  que  es  tan  coloradoy  encé- 
dido,  y tá  conocido  y v fado  para  tintes,  y para  otros  pro 
vedi  os  v vi  n i e ron  ci  e nt  o y t r ey  nt  ayquatroquintalesdc 
la  mifma  Isla  enla  mifma  flota . Otros  innumerables  pa- 
los Aromáticos , y gomas  , y azeytes,  y drogas  ay  en  In- 
dias, q ni  espofsiblereferiflastodas,  ni  importa  al  prefen 
te : folo  dire  qentiempo  dé  los  R eyes  Ingasdel  Cuzco, 
y de  los  Reyes  Mexicanos,  vuo  muchos  grandes  hóbres 
de  curar  con  (imples,  y hazian  curasauentajadas,  por  te- 


Libro  Quarto¿  267 

ncrconocimiéto  dcdiuerfas  virtudes  ypropricdadcsde 
yemas,  y rayzes,'y  palos,  y platas,  q alia  fe  dan,  de  q nin- 
guna noticia  tuuieró  lós  antiguos  de  Europa.  Ypara  pur- 
gar ay  mil  cofas  deflás  limpies, como  rayz  deMechoacá, 
piñones  delaPünai  y confcrua  de  Guanuco,  y azeyte  de 
higuerilla*  y otras  cien  cofas,que  bien  aplicadas  y a tiem 
po  no  lastiené  por  de  menorefícacia,que  las  drogas  que 
vienen  de  Oriente : como  podraentender , el  t|  leyere  lo 
que Monardes haeférito  en lá  primera  y fegunda parte, 
elqualtábientrataiargamentedel  Tabaco,  del  qualhan 
hecho  notables  expericciascótra  veneno.  Es  el  Tabaco 
vn  arbolillo,o  plata  aífaz  común,  pero  de  raras  virtudes: 
también  en  la  que  llaman  Contrayerua,  y en  otras  diucr 
fas  plantas,  porqucel  autor  de  todo  repartió  fus  virtudes 
como  el  fue  feruido , y no  quifoquenadeífecofaociofa 
en  el  mundo : mas  el  conoceilócl  hombre  , y faber  vfar 
déllo,  como  conuiene,  efte  es  otro  don  foberano,q con- 
cede el  Criador  aquien  el  es  feruido.  Defta  materia  de 
plantas  de  Indias,  y de  licores , y otras  cofas  medicinales 
hizo  vna  iníigne  obra  el  Dodor  Francifco  Hernadez  por 
Cfpecial  cómifsió  de  fu  Mageftad  haziédo  pintar  al  natu- 
ral todas  las  platas  de  Indias, q fegun  dizé,paíTán  de  mily 
dozietas,  y afirma  auer  coftado  efia  obra  mas  de  fe  fe  uta 
mil  dcuados.  Déla  qual  hizo  vno  como  extrado  el  Do- 
dor Nardo  Antonio  Medico  Italiano  có  grá  curiofidad. 
A los  dichos  libros  y obras  remito,  al  que  mas  por  menu- 
do y con  perficion  quifierc  faber  de  platas  de  Indias,  ma- 
yormente para  efedos  de  Medicina. 

C jí-T.  30 . Dé  tus  grandes  arboledas  de  Indias  yy 
délos  Cedros yy  Ceyuasyy  otros  arboles  grades. 

O M O defde  el  principio  del  mundo  la  tierra  pro- 
^ duxo  plantas , y arboles  por  mandado  del  omnipo- 
tente Seíior , en  ninguna  región  dexa  de  ptodúzir  algim 

fibu» 


2 6 8 Déla  Hiftorh  Natura!  de  In  dicté 

fruto; en  vnas  mas  que  en  otras.  Y fuera  de  los  arboles] 
plantas  que  por  indudria  de  los  hombres  fe  han  puedo,  ] 
lleuado  de  vnastierras  a otras,  ay  gran  numero  de  arbo 
les  que  fola  la  naturaleza  los  ha  produzido  . Dedos  m< 
doy  a entender,  que  en  el  nueuo  orbe  (que  llamamos Ii 
dias)  es  mucho  mayor  la  copia , afsi  en  numero  como  ei 
diferencias,  que  no  en  el  orbe  antiguo,  y tierras  de  Euro 
pa,  Afia,  y Africa.  La  razón  es,  fer  las  Indias  de  teple  ca 
¡ido  y húmido , como  eda  modrado  en  el  libro  fegunde 
contra  la  opinión  de  los  antiguos , y afsi  la  tierra  produ 
ze  con  edremo  vicio  infinidad  dedas  plantas  filuedres  ,3 
naturales . De  donde  viene  a fer  inhabitable , y aun  im 
penetrable  la  mayor  parte  de  Indias,  por  bofques  y moi 
tañas,  y arcabucos  cerradifsimos,q  perpetuamente  fe  h; 
abierto.Para  andar  algunos  caminos  de  Indias  mayormí 
te  en  entradas  de  nueuojia  fído,y  es  neceífario  hazer  ca 
mino  a puro  cortar  con  hachas  arboles,  y ro£ar  m atorr; 
les,  que  como  nos  eferiuen  padres  que  lo  han  prouado 
acaece  en  feys dias  caminar  vna legua , y no  mas.  Y vr 
hermano  nuedro  hombre  fidedigno  nos  contaua,  que  a 
viendofe  perdido  en  vnos montes,  fin íaber adonde, n 
por  donde  auia  de  yr,  vino  a hallarfe  entre  matorralesti 
cerrados,  que  le  fue  for^ofo  andar  por  ellos  fin  poner  pi( 
en  tierra  por  efpacio  de  quinze  dias  enteros.  Enlos  qua 
les  también  por  ver  el  Sol, y tomar  algún  tino,  por  fer  tai 
cerrado  de  infinita  arboleda  aquel  monte,  fubia  alguna 
vezes trepando  hada  la  cumbre  de  arboles  altifsimos,  3 
defde  allí  deícubria  camino.  Quien  leyere  la  relación  di 
las  vezes  que  ede  hombre  fe  perdió,  y los  caminos  qu< 
and(uuo,.y  fueefibs  edr años  que  tuno  (la  qual  yo  por  pa 
rccerme  cofa  digna  de  faber,  efcreuifuccintamente)  3 
quien  vuicre andado  algo  por  montañas  de  Indias,  aúne 
no  fean, fino  las  diez  y ocho  leguas  que  ay  de  nombre  de 
Dios  a Panania>cutédera  bien,de  que  manera  es  eda  im 

meníi 


Libro  Quarto,  2S9 

ínenfidad  de  arboleda  pue  ay  en  Indias.  Como  alia  nun- 
ca ay  inuierno  que  llegue  a frío,  y la  humidad  del  cíelo,  y 
del  fuelo  es  tanta,  de  ay  prouienc,  que  las  tierras  de  moa 
taña  produzen  infinita  arboleda , y las  de  campiña , que 
llaman  Cauanas,  infinita  yerua.  Afsi  que  para  paños 
yerua,y  para  edificios  madera,  y para  el  fuego  leña,  no 
Palta.  Contar  las  diferécias  y hechuras  de  tanto  ai  bol  fif- 
veftre,es  cofa  impofsible.,  porquede  los  mas  dcllos  nc  fe 
fabé  los  nombres.  Los  Cedros  tan  encarecidos  antigua- 
mente fon  por  alia  muy  ordinarios  para  edificios,  y para 
aaos,  y ay  diuerfídad  dellos : vnos  blácos : y otros  roxos, 

/ muy  olorofos.  Dáfe  en  los  Andes  del  Piru,  y en  las  mo 
añas  deTierrafirme,y  en  las  Islas,  y en  Nicaragua,y  en  la 
íueuaEfpañagranquátidad . Laureles  de  hermofifsima 
/iíta  y altifsimos : Palmas  infinitas : Cey  uas  de  que  labra 
os  Indios  las  canoas , que  fon  barcos  hechos  de  vna  pie- 
ta.  De  la  Hauana,  ylsla  de  Cuba,  donde  ay  immenfidad 
le  femejátes  arboles, trae  a Efpafm'palos  de  madera  pre- 
nda, como  fon  Enanos,  Caouana,  Granadillo,  Cedro, 
'otras  maderas  que  no  conozco.  Tambié  ay  Pinos  gri- 
fes en  nueua  Efpaña , aunque  no  tan  rezios  como  los  de 
ifpaña : no  licúan  piñones , fino  piñas  vazias . Los  Ro- 
jales que  traen  de  Guayaquil  fon  efeogida  madera, y olo- 
Dfa,  quando  fe  labran : y de  allí  mifmo  Cañas  altiísimas, 
|uyos  cañutos  hazen  vna  botija, o cántaro  de  agua,  y fr- 
en para  edificios,  y los  Palos  de  Mangles,  que  hazen  ar- 
pies, y mafteles  de  naos,  y los  tienen  por  tan  rezios,  co- 
¡íofifueífen  de  hierro . El  Mulle  es  árbol  de  mucha  vir- 
ad : da  vnos  razimillos,  de  que  hazé  vino  loslndios.  En 
léxico  le  llaman  árbol  del  Piru, porque  vino  de  alia:  pe- 
frdafe  también  y mejor  en  la  nueua  Efpaña,que  enel  Pi- 
i.  Otras  mil  maneras  ay  de  arboles, que  es  fuperfluo  trá 
ajo  dezillas . Algunos  de  eftos  arboles  fon  de  enorme 
:andeza3folo  dire  de  vno  que  eíiá en  Tlacochauaya  tres 

S le- 


i» 


1$  1 


11! 


|,!||| 


¡Mil 


270  De  la  Hifloria  Natural  de  Lidias 

leguas  de  Guaxaca  en  la  nueua  Efpaña.  Efte  midiéndole 
apoda  fe  halló  enfolo  el  hueco  de  detro  tener  nueue  bra- 
^as>y  por  defuera  medido  cerca  déla  rayz  diez  y feysbra 
£as,y  por  mas  alto  doze.  A efte  árbol  hirió  vnrayodef 
deloalto  por  el  coraron  hafta  abaxo,  y dizen  que  dexc 
el  hueco , que  eftá  referido.  Antes  de  herirle  el  rayo,  di 
zenqiiehaziafombra  bailante  para  milhombres,  yafsi 
fe  j unt auan  alli  para  hazer  fus  mitotes,  y bayles, y fuperí 
ticiones:toda  via  tiene  rama,  y verdor,  pero  mucho  me* 
nos.  No  (aben,  que  efpecic  de  arbolfea,mas  de  que  dizé 
que  es  genero  de  Cedro.  Aquien  le  pareciere  Cedro  fa 
muz.  C. I.  bulofo  aquefte , lea  lo  que  Plinio  cuenta  del  Plátano  d< 

* Lycia, cuyo  hueco  tenia  ochenta  y vn  pies, que  mas  par« 

cía  cueua,o  cafa,  que  no  hueco  de  árbol,  y la  copa  delp; 
recia  vn  bofque  entero , cuya  fombra  cubría  los  campos 
Con  efte  fe  perderá  el  efpanto,  y la  marauilla  del  otro  u 
xedor , que  dentro  del  hueco  de  vn  Caftaño  terna  cala ) 
telar.  Y del  otro  Caftaño, o que  fe  era,  donde  entrauan ; 
cauallo  ocho  hombres,  y fe  tornauan  a falir  por  el  huec< 
del  fin  embaraprfe . En  eftos  arboles  afsi  eft ranos  y dif 
formes  exercitauan  fus  ydolatrias  mucho  los  Indios , co 
rao  también  lo  vfaron  los  antiguos  Gentiles,  fegun  relie 
rea  Aut  ores  d e a qu  el  t k mp  o . 

C JE.  31.  De  las  Plantas  ,y  Frutales  -queje 
han  llenado  de  Ef pana  a las  Indias. 

M*  E IO  R han  (ido  pagadas  las  Indias,  en  lo  que  te 
s ca  a plantas,  que  en  otras  mercaderías : porque  h 
que  han  venido  a Efpaña  fon  pocas,  y danfe  mal ; las  qu 
han  paliado  de  Efpaña  fon  muchas , y danfe  bien.  No  í 
íl  digamos , q lo  haze  la  bondad  délas  platas , para  dar  3 
gloria  a lo  de  aca,  ofi  digamos,  q lo  haze  la  tierra,  para 


Libro  Quarto*  271 

fea  la  gloria  de  alia.  En  concludon  quaíi  qtianto  bueno  fe 
produze  en  Efpaña,  ay  alia,  y en  partes  auentajado , y en 
otras  no  tal,  trigo, cenada,  hortaliza,  y verdüra,yrlegum- 
bres  de  todas  fuertes:  como  fon  lechugas , bermas  5 raua- 
nos,  cebollas,  ajos,  perexil,  nabos,  cenorias,bercngenas> 
efcarolas,  acelgas,  efpinacas,garuancos,  ha  uas,  lentejas, 
y fin  almete  quáto  por  aca  fe  da  dedo  calero, y de  proue- 
cho,  porqhá  fído  cuydadofos  los  ^han  y do,  en  licuar  fe- 
millas  de  todo,  y a todo  ha  refpodido  bien  la  tierra, aunq 
en  diuerfaspartes  de  vno  mas  q de  otro, y en  algunaspo- 
ro.  De  arboleslos  que  mas  generalmente  fe  han  dado  a- 
'la,  y con  mas  abundancia  fon  naranjos,y  limas,  y cidras, 
¡/  fr u r a dede  linage.  Ay  ya  en  algunaspartes  montañas  y 
aofques  de  naranjales, lo  qual  haziedome  marauilla  pre- 
gunté en  vna  Isla,  quien  auia  henchido  los  campos  de  ta 
o naranjo  > refpondieronme , que  a cafo  fe  auiahecho* 
morque  cayendofc  algunas  naranjas,  y pudriedofe la fru- 
a auian  brotado.de  fu  íi  miente,  y de  la  q dedos,  y de  o- 
ros  lleuauan  las  aguas  a diuerfas  partes , fe  venia  a hazer 
iquellos  bofqucsefpeíros.-pareciome  buena  razón.  Di- 
te , fer  eda  la  fruta  que  generalmente  fe  aya  dado  en  In- 
lias,  porque  en  ninguna  parte  he  edado  dellas,  donde 
lio  aya  naranjas,  por  fer  todas  las  Indias  tierra  caliente  y 
lumida,  que  es  lo  que  quiere  aquel  árbol : enla  fierra  110 
fedan:  traenfe  de  los  valles , o de  la  coda.  Lacónferuá 
le  naranjas  cerradas  qüehazen  en  las  Islas,  es  de  la  me- 
jorque  yohe  vido  alia  ni  aca.  También  fe  bandado  bien 
duraznos, y fus  confortes  Melocotones  , y priieos,  y al- 
¡arcoques,  aunque  edosmas  en  nueua  Efpaña  : en  el Pi- 
u fuera  de  duraznos  de  eífotro  ay  poco , y menos  en  las 
;$las.  Manganas  y Perasfedan  , pero  moderada-til  en-. . 
je  : Ciruelas  muy  cortamente  : Higos  en  abundancia 
jTayormente  en  el  Piru  . Membrillos  en  todas  partes, 
r en  nueua  Efpaña  , de  manera  que  por  medio  Real 

S 2 nos 


272  De  la  fflftoria  Natural  Je  Indias 
nos  dauan  cincuenta  aefcoger  y granadas  también  aífaz, 
aunqtodas  fon  dulces:  agras  no  fe  han  dado  bien . Me- 
lones en  partes  los  ay  muy  buenos  como  en  Tierrafirme, 
y algunas  partes  del  Piru.  Guindas,  ni  Cerezas  hafta  ago 
ra  no  han  tenido  dichadehallar  entrada  en  Indias:  no 
creo  es  falta  del  temple , porque  le  ay  de  todas  maneras, 
fino  falta  de  cuydado  , o de  acierto.  De  frutas  de  regalo 
apenas  fiento  falte  otra  por  alia.  Defrutabaftay  g'rolTe- 
ra  faltan  Velloras, y Caftañas,  que  no  fe  han  dado  hada 
ao0ra,  que  yo  fepa  en  Indias.  Almendras  fe  dan  pero  ef- 
eaífamente.  Almendra, y Nuez, y AuellanaVa de Efpa- 
ña  para  gente  regalada.  Tampoco  fe  que  ayaNifperas, 
ni  Serua°s,  ni  importan  mucho.  Y ello  bañe,  para  enten- 
der que  no  falta  regalo  de  fruta  aífaz : agoradigamoso- 
tro  poco  de  plantas  de  prouecho  , que  han  ydo  de  Efpa- 
ga^yacabaremos  efta  platica  deplant  as,q  y a v a larga.. 

C jiN?  . 32.  De  Vuas,  y Viñas,  y Olmas, y; 

■¡  ■ ■ , . ’>  ' Moreras, y Cañas  de  Jatear. 

P,  p,  A N T A S de  prouecho  entiédo,  las  que  de  mas 
de  dar  que  comer  en  cafa,  traen  a fu  dueño  dinero. 
La  principa!  deílas  es  la  Vid,  q ue  da  el  vino,  y el  vinagre 
y la  vuavy  la  paflayy  el  agraz,  y el  arrope : pero  el  vino  es 
lo  que  importa.  En  las  Islas,  y T íerrañrme  no  fe  d a vino 
ni  vuas : en  la  nuetia  Efpaña  ay  parras.,  y lleuan  vuas , ne- 
jo no  fe haze  vino.  La  cania  deuede  fer,  no  m admar  de 
todo  las  vuas.por  razón  de  las  liornas  que  vienen  por  Iu- 
lio  v Abollo, y no  las  dexao bien  fazonar : para  comer  lo- 
lamente  firuen.  El  vino  lleuan  de  Efpaña,  o délas  Cana 
rias,  y afsi  es  en  lo  demas  de  Indias , íaluo  el  Piru  y Chile, 
donde  ay  viñas ,.  y fe  haze  vino-  y muy  bueno : y de  cad: 
día  crece  afsi  en  qu antidad,  porque  es  gran  riqueza  en  a 
tpell&tierrascoíno  en  bondad, porque  fe  entiende  meyo 


LihroQmrto . 273 

elmodo  dehazerfe.  Las  viñas  del  Piru  íoncomrnonme 
te  en  valles  calientes,  donde  tienen  acequias , y fe  riegan 
a mano , porque  la  1 luuia  del  cielo  en  los  llanos  no  la  ay, 
i y en  la  fierra  no  es  a tiempo.  En  paites  ay,  dóde  ni  fe  rie- 
gan las  viñas  del  cielo,  ni  del  Fuelo : y dan  engrande  a- 
bundancia  como  en  el  valle  de  Yca,  y lo  mifmo  en  las  ho 
yas  que  llaman  de  Villacuri,  donde  entre  vnos  arenales 
muertos  fe  hallan  vnos  hoyos , o tierras  baxas  de  increy- 
blefrefeura  todo  el  año,  fin  llouer  jamas , ni  aucr  ace- 
|quia,ni  riego  humano.  La  caufa  es,fer  aquel  terreno  ef- 
ponjofo,  y chupar  el  agua  denos,  que  baxan  déla  fier- 
ra, y fe  empapan  por  aquellos  arenales,  o íieshumidad 
de  la  mar  ( como  otros  pienfan  ) ha  fe  de  entender , que 
d trafcolarfe  por  el  arena , haze  que  el  agua  no  fea  efte- 
jril,y  inútil,  como  el  Philofopho  lo  ñgnifica . Han  creci- 
do rato  las  viñas,  que  por  fu  caufa  los  diezmos  de  laslgle 
|íias  fon  oy  cinco  y feys  tanto , de  lo  que  eran  hora  veyri- 
te  años . Los  valles  mas  fértiles  de  viñas  fon  Vi&or  cer- 
ca de  Arequipa,  Yca  en  términos  de  Lima , Caracato  en 
términos  de  Chuquiauo.  Lleuafe  eñe  vino  a Poto/i^y  al 
¡Cuzco,  y a diuerfaspartes:  y es  grade  grangeria,  porque 
vale  con  toda  el  abundancia  vna  botija , o arroba  cinco, 
10  feys  ducados  : y fies  de  Elpaña  ( que  fiempre  fe  llena 
en  las  flotas)  diez  ydoze.  En  el  Reyno  de  Chile  fe  haze 
¡vino  como  en  Efpaña,  porque  es  el  mifmo  temple,  peio 
Itraydo  al  Piru  fe  daña.  Vuas  fe  gozan,  donde  no  fe  pue- 
de gozar  vino:  y es  cofa  de  admirar, que  en  la  ciudad  del 
Cuzco  fe  hallaran  vuas frefeas  todo  el  año.  La  caufa  de- 
fio  me  dixeron,  fer  los  valles  de  aquella  comarca,  que  en 
diuerfos  mefes  del  año  danfruro : y agora  fea  por  el  po- 
dar las  Vides  a diuerfos  tiempos,  hora  por  qualidad  déla 
térra , en  efe&o  todo  el  año  ay  diuerfos  valles , que  dan 
:ruta.  Si  alguno  fe  marauiila  deíto,mas  fe  marauillará  de 

S 3 lo 


2 74  T)cla  Jiiftorla  Natural  de  Indias 

lo  que  dire,  y qui^a  no  lo  creerá.  Ay  arboles  en  el  Piro, 
que  la  vna  parte  del  árbol  da  fruta  la  mitad  del  año , y la 
otra  parte  la  otra  mitad . En  Mala  treze  leguas  déla  ciu- 
dad de  los  Reyes , la  mitad  de  vna  higuera,  que  eftá  a la 
vanda  de  el  Sur,cftá  verde,  y da  fruta  vn  tiempo  del  año, 
quando  es  verano  en  la  fierra : y la  otra  mitad , que  eftá 
hazia  los  llanos  y mar,efl:á  verde,  y da  fruta  en  otro  tiem 
po  diferente, quando  es  verano  en  ios  llanos.  Tanto  co- 
mo efto  obra  la  variedad  del  temple , y ayre , que  viene 
de  vna  parte  , o de  otra . La  grangeria  del  vino  no  es  pe- 
queña , pero  no  fale  de  fu  prouincia . Lo  de  la  feda , que 
fe  haze  en  nueua  Efpaña  , fale  para  otros  Reynos  como 
elPiru.  No  la  aula  en  tiempo  de  Indios:  de  Efpaña  fe  há 
Heuado  Moreras,  y danfe  bien,  mayormente  en  la  pro- 
vincia que  llaman  la  Mifteea,  donde  fe  cria  gufano  de  fe- 
da^  fe  labra,  y bazen tafetanes  buenos : dam  afeos,  y ra* 
fos,  y terciopelos  no  fe  labran  hada  agora.  El  Acucar  es 
otra  grangeria  mas  general  , pues  no  folo  fegafta  en  In- 
dias, fino  también  fe  trae  a Efpaña  harta  quantidad,  por 
que  las  cañas  fe  dan  efeogidamente  cndíuerfas  partes  de 
Indias,  en  Islas,  en  Mexic  o,  en  Piru,  y en  otras  partes  han 
hecho  ingenios  de  grande  contratación.  De  el  déla  Naf 
ca  me  afirmaron,  que  folia  rentar  de  treynta  mil  pefos  ar 
riba  cada  año . El  de  Chicama  junto  aTruxilio  también 
era  hazienda  grueífa,  y no  menos  lo  fon  los  de  la  nueua 
Efpaña, porque  es  cofa  loca,  3o  que  fe  confume  de  acu- 
car , y conferua  en  Indias-  De  la  Isla  de  Sanólo  Domin- 
go fetraxcron  en  la  flota  que  vine,  ochocientas  y nouen 
ta  V ocho  caxas,  y caxones  de  acucar, que  fiendo  del  mo- 
do que  yo  las  vi  cargar  en  Puerto* Rico , ferá  a mi  parecer 
cada  caxa  de  ocho  arrobas . Es  efla  del  acucar  la  princi- 
pal grangeria  de  aquellas  Islas,  tanto  fe  han  dado  los 
hombres  al  apetito  délo  dulce.  O linas,  y Oliuarestatn- 


uam. 


m 


bien  fe  han  Ja  Jo  en  Indias,  digo  cnMcxico5yPinj  ,pe* 
rohaftaoy  no  ay  molino  de  azeyte  , nifebaze,  porque 
para  comer,  las  quieren  mas, y las  fazonan  bien.  Para  a- 
zeyte hallan,  que  es  mas  la  coila , que  el  prouecho,  afsi  S 
rodo  el  azeyte  va  de  Efpafia.  Có  efto  quede  acabado  có 
I la  materia  de  las  plantas , y paffemos  a la  de  animales  de 
las  Indias. 


C 33  • De  los  ganados  Oaejuno , 
y Vacuno. 

\\ ■ 

DE  tres  mancrashallo  animales  en  Indias:  vnosque 

han  Erln  llfMl-Jrlrkc  rJr.  


han  íí do  lleuados  de  Efpañoles : otros  que  aunque 
Ino  han  íido  lleuados  por  Españoles,  los  ay  en  Indias  déla 
mirma  efpecie  que  en  Europa:  otros  que  fon  animales 
Ipropnos  de  Indias  , y no  fe  hallan  enEfpaña.  En  el  pri- 
mero modo  fon  ouejas,  vacas,  cabras  , puercos, caua- 
■ los,  sinos,  perros,  gatos , y otros  tales , pues  ellos  gene- 
ros  los  ay  en  Indias . El  ganado  menor  ha  multiplicado 
[mucho,  y E fe  pudieran  aprouechar  las  lanas  embiando- 
fe  a Europa , fuera  dé  las  mayores  riquezas  que  tuuierati 
tas  Indias . Porque  el  ganado  ouejuno  alia  tiene  grande 
abundancia  de  partos , Enqueíeagoíle  layerua  enmu- 
phas  partes:  yes  de  fuerte  la  franqueza  de  palios,  y dehe- 
fas,  que  en  el  Piru  no  ay  paílosproprios : cada  vno  apa- 
cienta, do  quiere.  Por  lo  qual  la  carne  cscommunmen- 
.e  abundante , y barata  por  alia : y los  demas  prouechos 
5 d^la  °ueja  proceden  de  quefos,  leche.&c.  Las  lanas  de 
«aró  vntiépo  perder  deeltodo,haí!a  q fe  pufieron  obra- 
jes, en  los  quales  íé  hazen  paños  y frazadas,  que  ha  Edo 
>ranfo  corro  en  aquella  tierra  para  la  gente  pobre,  por- 
]ue  la  ropa  de  Caftilla  es  muy  coílofa . Ay  diuerfos  o- 
Jrages  en  el  Piru  , mucho  mas  copia  dellos  en  nueua 


S 4 Ef- 


■2 De  la  tlijlorta  Natural'de  Indias 
Efp  aña,  aunque  agora  fealalana  no  fer  tan  fina,  agora 
los  obrajes  no  labralla  rabien , es  mucha  la  ventaja  de  la 
ropa  que  va  de  Efpaña,  a la  que  en  Indias  fe  haze . Auia 
hombres  defetentay  de  cien  mil  cabecasde  ganado  me- 
nor y ov  día  los  ay  poco  menos,  q a fer  en  Europa,  fuera 
riqueza  grande, y alia  lo  es  moderada.  En  muchasqiartes 
de  Indias,  y creo  fon  las  mas , no  fe  cria  bien  ganado  me- 
nor, a caufa  dé  fer  la  yerna  alta,  y la  tierra  tá  viciofa,  que 
no  pueden  apacentarte  lino  ganados  mayores , y aisi  de 
vacuno  ay  innumerable  multitud.  Y dedo  en  dos  mane- 
ras  • vno  ganado  manfo , y q anda  en  fus  hatos , como  en 
tierra  délos  Charcas,  y en  otras  pronuncias  del  Piru,  y en 
toda  la  nti  eua  Efpaña.  Defte  ganado  fe  aprouechan  co- 
mo en  Efpaña  para  carne , y manteca,  y terneras , y para 
bueyes  de  arado.&c.  En  otra  forma  ay  defte  ganado  al 
nado  al  monte, y afsi  por  la  afperezay  efpeíTura  délos  mo 
tes,  comoporfu  multitud  no  fe  hierra  , mtienedueno 
pretorio , fino  como  capí  de  monte  el  primero  q la  mon- 
tea, vmata,esel  dueño.  Defie modoban multiplicado 
las  vacas  en  la  Isl  a Efpañola , y en  otras  de  aquel  c entor- 
no , q andan  a millares  fin  dueño  por  los  montes  y capos.i 
Aprouechanfe  defte  ganado  para  cueros : fa  en  negros, O' 
Macos  en  fus  canaílos  con  desjarret  aderas  al  capo , y cor 
ren  los  toros,  o vacas, y la  res  q hiere,  y cae,  es  luya.  Del 
fuellan  la,  y licuado  el  cuero  afu  cafa  dexa  la  carne  perdi- 
da por  ay, "fin  auer  quien  la  gafte, ni  quiera,  por.la  fobraq 
* ay  della.  Tanto  q en  aquella  Isla  me  afirmaron,  q engalga 
' espartes  aula  infecció,  de  la  mucha  carne  q fe  corropia. 
Efte  corambre  q viene  aEfpaña, es  vna  délas mejoiesgra 
serias  délas  Islas,  y denueua  Efpaña.  Vinieron  de  Sada 
Domingo  enla  flota  dcochcta  y fíete, treynta  y cinco  mil 
■V  quatrocientos  y quareta  y quatro  cueros  vacunos.^ 
lanueua  Efpaña  vinieró  fefenta  y quarro  mil  y trezictos 

ycincucntaÉcueros^qlosaualiar&ennouentay  feysmil) 


Libro  Quarto.  277 

quiniéros  y treynta  y dos  peíos.  Quado  defcarga  vnn  £0 
ta  dertas , ver  el  Rio  de  Seuiíla , y aquel  Arenal  donde  fe 
pone  tanto  cuero,  y tata  mercadería , es, cofa  para  admi. 
rar.  El  ganado  cabrio  también  fe  da,  y vkra  de  los  otros 
proucchos  de  cabritos,  dcleche.&c.  Es  vno  muy  princi- 
pal el  febo,  con  el  qual  comunmente  fe  alumbran  ricos  y 
pobres,  porq como  ay  abundancia,  léses  mas  barato  q 
azevte,  aunque  no  es  todo  el  febo  que  en  erto  fe  garta  de 
macho.  Tábien  para  el  calcado  aderepálos  cordouanes, 
mas  no  pienfo  q fon  tan  buenos , como  los  que  lleuan  de 
Cartilla.  Cauallosfehan  dado,  y fedanefeogidamente 
en  muchas  partes,  o las  mas  de  Indias,  y algunas  ra^as  ay 
dellostanbuenoscomo  los  mejores  de  Cartilla, afsi  para 
carrera  y gala, como  para  camino  y trabajo.  Por  lo  qual 
alia  elvfarcauallos  para  camino, eslo  mas  ordinario, aunq 
nofaitá  muías  yrrSuchas,efpecialméte  dóde  las  recuas  fon 
dcllascomoenTierrafirme.  Deafnosno  ay  tanta  copia 
ni  tanto  vfo,  y para  trabajo  es  muy  poco  lo  q fe  rtruen  de 
líos.  Camellos  algunos,  aunque  pocos3  vi  en  el  Piru  lle- 
vados de  las  Canarias,  y multiplicados  alia,  pero  corta- 
i mente.  Perros  en  la  Efpañola  han  crecido  en  numero,  y 
en  grandeza , defuerte  que  es  plaga  de  aquella  Isla , por- 
que fe  comen  los  ganados, y andan  a manadas  por  los  ca- 
pos.  Los  que  los  matan  tienen  premio  por  ello,  como 
ihazen  con  los  lobos  enEfpaña.  Verdaderos  perros  no 
los  auiaen  Indias,  fino  vnos  femejantes  a perrillos,  que 
los  Indios  Ha  m anan  Aleo:  y por  fu  femejan^a  a los  que  ha 
íi do  licuados  de  Efpaña,  también  los  llaman  Aleo  :y  fon 
tan  amigos  dertos  perrillos, que  fe  quitaran  el  comer, por 
Varíelo : y quando  van  camino,  los  lleuan  confígo  acueP 
tas,  oenclfeno.  Y fí  ertan  malos, ‘el  perrito  ha  de  eftara- 
Hi  con  ellos  , fin  feruirfe  dellos  para  cofa,  fino  folo  para 
buena amirtad  y compañía.. 


178  £>e  la  Hiftoria  lStatural de  Indias 

C jí  P.34.  De  algunos  animales  de  Europa , que 
hallaron  los  Efpañoies  en  Indias, y 
como  ayan  pajfado, 

TODOS  ellos  animales  qhe  dicho,  es  cofa  cierra, 
que  fe  Ueuaron  de  Efpaña , y que  no  los  auia  en  In- 
dias , quando  fe  defeubrieron , aun  no  ha  cien  años : y vl- 
tra  de  fer  negocio  que  aun  tiene  teftigos  viuos,es  bañan- 
te prueua  ver , que  los  Indios  no  tienen  en  íli  lengua  vo- 
cablos propries  para  eílos  animal  es,  fin  o que  fe  aproue- 
chan  de  losmifmos  vocablos  Efpañoies,  aunque  corrup 
tos,  porque  de  donde  les  vino  la  cofa , como  no  la  cono- 
cian,  tomaron  el  vocablo  delia.  Efta  regla  he  hallado 
buena,  para  difeernir , que  cofas  tuuieíTcn  los  Indios  an- 
tes de  venir  Efpañoies,  y quecofas  no.  Porque  aquellas 

queellosyatenian,y  conocían,  también  les  dauan  fu  nó- 

bre : las  que  de  nueuo  recibieron,  dieronles  también  nó- 
bres  de  nueuo,  losquales  de  ordinario  fon  los  mifmos 
nombres  Efpañoies,  aunque  pronunciados  a fu  modo, 
como  al  cauallo,  al  vino, y altrigo.&c.  Hallaronfe  pues 
animales  de  la  mifma  efpecie  que  en  Europa , fin  auer  fi- 
d o licuados  de  Efpañoies . Ay  leones , ty gres , ofíbs , ja- 
valies,  zorras,  y otras  fieras,  y animales  fílueftres,  de  los 
quales  hizimos  en  el  primer  libro  argumento  fuerte, que 
no  fiendo  verifimil,  que  por  mar  paílaífen  en  Indias, pues 
paífar  a nado  el  Océano  esimpofsible:  y embarcarlos 
configo  hombres,  es  locura  1 figuefe  que  por  alguna  par- 
te donde  el  vn  orbe  fe  continua , y auezina  al  otro , ayan 
penetrado,  y poco  a poco  poblado  aquel  mundo  nue- 
yo . Pues  conforme  a la  diuina  eferitura  todos  cftos  ani- 
males fe  faluaron  en  el  arca  de  Noe , y de  allí  fe  han  pro- 
pagado ca  el  mundo . Los  leones  que  por  alia  yo  he  vif- 
* 0 to 


Libro  Quartó.  27$ 

to,no  fon  bermejos, ni  tiene  aquellas  vedijas, coa  que  los 
acoftumbran  pintar : fon  pardos,  y no  tan  brauos,  como 
los  pintan  . Para  caballos,  fe  juntan  los  Indios  en  torno* 
que  ellos  llaman  Chaco , y a pedradas , y con  palos , y o- 
trosinftrumentos  los  matan.  Vfan  encaramarfe  también 
en  arboles  eftos  leones , y allí -con  langas,  oconballef- 
tas,  y mejor  con  arcabuz  los  matan.  Los  tygres fe  tie- 
nen por  masbrauos,y  crueles,  y quehazen  falto  maspe- 
ligrofo , por  fer  a trayeion  . Son  maculofos , y de  el mi£ 
ino  modo  que  los  hiftoriadores  los  deícriuen.  Algu- 
nas vezesoy  contar  , que  eftostygres  eftan  ceuados^en 
Indios , y que  por  efto  no  acometían  a Eípañoles,  o muy 
ipoco,  y que  de  entre  ellos  facauan  vn  Indio,  yfelelle- 
vauan.  Los  oíTos,  que  en  lengua  del  Cuzco  llaman,  O- 
¡toroncos , fon  déla  mifmaeípeciedeaca  , yfonhormL 
güeros  Decolmencrospoca  experiencia ayporque los 
¡Panales,  donde  los  ay  en  Indias,  danfe  en  arboles,  o de- 
baxo  de  la  tierra,  y no  en  colmenas  al  modo  de  Cartilla, 
¡y  l°s  panales queyo  he  vifto  en  la  prouincia  de  los  Char 
cas,  que  alia  nombran  Lechiguanas>  fon  de  color  par- 
ido, y de  muy  poco  xugo : nías  parecen  paja  dulce,  que 
panales  de  miel.  Dizen,  que  las  anejas  fon  tan  chiquitas 
como  mofeas,  y que  enxambrandebaxo  de  la  tierra  : la. 
miel  es  azeda,  y negra.  En  otras  partes  ay  mejor  miel,  y 
fanales  mas  bien  formados  como  en  la  prouincia  de  Tu- 
ícaman  ,y  en  Chile,  y en  Cartagena.  De  los jaualies  ten- 
go poca  relación , mas  de  auer  oydo  aperíbnas,que  di- 
zen  auerlos  vifto . Zorros,  y animales  que  degüellan eí 
¡ganado,  ay  mas  de  los  que  los  Paftores  quiíieran.  Fuera 
de  eftos  animales,  que  fon  fieros, y perniciofos,  ay  otros 
pro uech oíos,  que  no  fueron  licuados  por  ios  Efpaño les, 
como  fon  los  Cieruos,  o Venados,  de  que  ay  gran  íum- 
ma  por  todos  aquellos  motes,  pero  los  mas  no  fon  vena- 
doscon  cuernos:  alómenos  niyo  los  he  vifto,  ni  oydo  a 


De  la  Hijlórla  Natural  de  Indias 

quien  los  aya  vifto:  todos  fon  mochos  como  coraos.  To 
dos  eílos  animales  que  aya  pallado  por  fu  ligereza,  y por 
fer  naturalmente  filueílres  y de  cap , defde  el  vn  orbe  al 
otro, por  donde  fe  juntan,  no  fe  me  haze  dificil,fino  muy 
prouabie,  y quaíi  cierto,  viendo  que  en  Islas  grádifsimas 
y muy  apartadas  de  tierra  firme  no  fe  hallan , quanto  yo 
he  podido  por  alguna  experiencia  y relación  alcanzar. 

C jí  T . 35.  De  jíues  que  ay  de  aca}y  come 
pajfaron  alia  en  Indias . 

MENOS  dificultad  tiene  creer  lomifmo  de  Auesj 
que  ay  del  genero  de  las  de  aca,  como  fon  perdizes 
y tórtolas , y palomas  torcazos , y codornizes,  y diuerfas 
callas  de  halcones,  q por  muy  preciados  fe  embian  a pre- 
fent  ar  de  la  nueua  Efpaña,y  del  Piru  a feñores  de  Efpaña* 
Item  Garps,  y Aguilas  de  diuerfas  callas.  Eílos  y otrosí 
pasaros  femejantes  no  ay  duda  que  pudieron  paífar , y 
muy  mejor,  como  paliaron  los  Leones,  y Tygres,y  Cier- 
vos. Los  Papagayos  rabien  fon  de  gran  buelo,  y fe  halla 
copiofamente  en  Indias,  efpecialmente  en  los  Andes  del 
Piru  : y en  las  Islas  de  Puerto  Rico  5 y Sanólo  Domingo 
andan  vandas  deltas  como  de  palomas.  Finalmente  las 
aues  con  fus  alas  tienen  camino,  a do  quieren,  y el  paífar 
el  Golfo , no  les  ferá  a muchos  muy  difícil , pues  es  cofa 
VlUib.iox.i}-  ejerta>  y la  afirma  Plinio  , que  muchas  pallan  la  mar,  y 
van  a regiones  muy  eílrañas , aunque  tan  grande  Golfo 
como  el  mar  Océano  de  Indias , no  fe  yo  que  eferiua  na- 
die, que  le  palien  aues  a buelo.  Mas  tampoco  lo  tengo 
por  de  el  todo  impofsible  , pues  de  algunas,  es  opinión 
commun  de  marineros,  que  fe  veen  dozientas,y  aun  mu 

chas  mas  leguas  iexos  de  tierra , y cambien  fegun  que 
^ a r 


Libro  (hurto.  281 

Ariftotclesenfeña,  las aues fácilmente  fufren  eftardeba- 
xo  del  agua , porque  fu  refpiracion  es  poca , como  lo  ve- 
mos en  aues  Marinas,  que  fe  £abullen,y  eftan  buen  rato, 
V afsife  podría  penfar,  que  paxaros  y aues  que  fe  halla  en 
Islas, y tierra  firme  de  Indias,  ayan  paífado  la  mar  defean 
lando  en  Islotes,  y tierras,  que  con  inflinto  natural  cono 
ccn,  como  de  algunos  lo  refiere  Plinio : o qui^a  dexádo- 
fe  caer  errel  agua , quando  cftan  fatigadas  de  bolar , y de 
allideípucs  dedeícanfar  vn  ratp , tornado  a profeguir  fu 
buelo.  Y quanto  a lospaxaros  que  fe  hallan  en  Islas, don 
de  no  fe  veen  animales  de  tierra , tengo  por  fin  duda  que 
han  paliado  en  vna  délas  dos  maneras  dichas.  Quanto  á 
las  de  mas  que  fe  hallan  en  tierra  firme , máxime  las  q no 
fon  de  buelo  muy  ligero,  es  mejor  camino  dezir , q fuero 
por  do  los  animales  de  tierra,  q alia  ay  de  losde-Europa. 
Porq  ay  aues  tábien  en  Indias  muy  pefadas , como  Auef 
t ruzes  que  fe  hallan  en  el  Piru,  y aun  a vezesfuelen  efpan 
tar  ajos  carneros  déla  tierra, que  van  cargados.  Pero  de- 
sando citas  aues  que  ellas  por  fi  fe  gouiernan,  fin  que  los 
hóbrescuren  dellas,  fino  esporvia de  ca^a:  de  auesdo- 
¡mefticas  me  he  maranillado  de  las  Gallinas,  porque  en  e- 
feáo  las  auia,  antes  de  yr  Efpañolcs,  y es  claro  indicio  te 
|ner  nombres  de  alia , que  a la  gallina  llaman  Gualpa,  y al 
hueuoRonto,  y elmifmo  refrán  que  tenemos,  de  llamar 
|a  vn  hombre  gallina , para  notalle  de  cobarde , eííe  pro- 
prio  vfan  los  Indios.  Y los  que  fueron  al  defcubrimicnto 
|de las  Islas  de  Salomón,  refiere  auer  vifto  alia  gallinas  de 
lasnueftras.  Puedefe  entender,  que  como  la  gallina  es 
lauetan  domeílica,  y tan  prouechofa , losmifmoshom- 
breslas  llenaron  coníigo,  quádo  paliaron  de  vnas  partes 
¡a  otras,  como  oy  dia  vemos , que  caminan  los  Indios  lle- 
vando fu  gallina , o pollito  fobre  la  carga  que  llenan  a las 
efpaldas , y también  las  Heuan  facilméte  en  fus  gallineros 
hechos  de  paja , o de  palo.  Finalmente  en  Indias  ay  mu  - 


Arift.lik'  1 . de 
pan  annnalx.6 


Vli.lib.io.c.ifr 


% Si  Déla  Hiftoria  Natural  de  Indias 

chas  efpecies  de  animales , y a lies  de  las  de  Europa  , que 


VUUJ  VJf/vw*vtf  , y 1 ' i 

las  hallaron  alia  los  Efp  a ño  les,  como  fon  las  que  he  refe- 
rido, y otras  que  otros  dirán. 


C A í5.  Como  fea  pofsible , aueren  Indias 

animales , que  no  ay  en  otra  parte  del 
mundo . 


A Y O R dificultad  haze  aueriguar,  que  principio 
tuuieron  diuerfos  animales  , q fe  hallan  en  Indias, 
y no  fe  hallan  en  el  mundo  de  aca.  Porque  íi  alia  los  pro- 
duxo  el  Criador,  no  ay  para  que  recurrir  al  arca  de  Noe$ 
ni  aun  vuiera  para  que  faluar  entonces  todas  las  efpecies 
de  aucs,  y anímalas,  íi  auian  de  criarfe  defpues  de  nueuo: 
ni  tápoco  parece,  que  con  la  creación  de  los  íeys  dias  de- 
xara  Dios  el  mundo  acabado  y perfedio,  íi  reftauan  nue- 
vas efpecies  de  animales  por  formanmayormete  anima- 
les perfe  dos,  y de  no  menor  excelencia  que  eífotros  co- 
nocidos. Pues  íi  dezimos,  que  todas  cftas  efpecies  de  a- 
nimales  fe  conferuaron  en  el  arca  de  Noe,íiguefe  que  co 
mo  eífotros  animales  fueron  a Indias  defte  mundo  de  a- 
cá,  afsi  tambié  eílos , que  no  fe  hallan  en  otras  partes  del 
mundo.  Y íiendo  eílo  afsi , pregunto,  como  no  quedó 
fu  efpecie  deltas  por  aca?  como  folo  fe  halla,  dode  es  pe- 
regrina , y eftrar.gera?  cierto  es  queftion  q me  ha  tenido 
perplexo  mucho  tiempo . Digo  por  exemplo , fi  los  car- 
neros del  Piru,y  los  que  llaman  Pacos, y Guanacos,  no  fe 
hallan  en  otra  regió  del  mundo : quien  los  Heuó  al  Piru? 
o como  fueron?  pues  no  quedó  raftro  deltas  en  todo  el 
mundo ; y fi  no  fueron  de  otra  región,  como  feformaró 
y produxeron  alli?  Por  ventura  hizo  Dios  nueua  forma- 
ción 


Libro  Quarto.  283 

don  de  animales?  Lo  que  digo  dedos  guanacos, y pacos, 
dire  de  mil  diferencias  de  pasaros,  y aucs, y animales  del 
monee , que  jamas  han  fido  conocidas , ni  de  nombre,  ni 
1 de  figura,  ni  ay  memoria  dellos  en  Latinos,  ni  Griegos, 
ni  en  naciones  ningunas  defte  mundo  de  aca.  Sino  es,que 
digamos,  que  aunque  todos  los  animales  falieron  del  ar- 
ca , pero  por  indinto  natural,  y prouidencia  delcielo,  di- 
verfosgenerosfefueronadiuerfas  regiones^  en  algunas 
dellas  fe  hallaron  también , que  no  quifieron  falir  dellas, 
o fi  filie  ron,  no  fe  conferuaron , o por  tiempo  vinieron  a 
fenecer, como  fucede  en  muchas  cofas.  Y íl  bien  fe  mira, 
eflo  no  es  cafo  proprio  de  Indias,  fino  general  de  otras 
muchasregiones,  yprouineias  de  Afia , Europa , y Afri- 
ca: delasquaicsfelce,  aueren  ellas  cafas  de  animales, 
i que  no  fe  hallan  en -otras : y fí  fe  hallan , fe  fabe  auer  íido 
licuadas  de  allí . Pues  como  eftos  animales  falieron  del 
larca:  m rbigutu s Elephantes-,  que  folo  fe  hallan  en  la  In- 
dia Orictal,y  de  alia  fe  han  commnnicado  a otras  partes: 
¡del  milano  modo  diremosdeftosanimalesdel  Piru,  y de 
los  de  mas  de  Indias,  q no  fe  hallan  en  otra  parte  del  mun 

ido.  También  es  de  confiderar,  filos  tales  animales  diííc 

ren  efpecifica  y eífencialmente  de  todos  los  otros , o fi  es 
jfu  diferencia  accidental , que  pudo  fer  caufada  de  diuer* 
fos  accidentes,como  enel  linage  de  los  hombres  íer  vnos 
blancos,  y otros  negros : vnos  gigátes,  y otros  enanos.  Af 
fi  verbi grdtid,  en  el  linage  délos  ximios  fervnos  fin  cola,  y 
otros  có  cola:  y ene!  linage  délos  carneros  fer  vnos  raíbs 
y otros  lanudos:  vnos  grandes  y rezios,  y de  cuello  muy 
largo  como  los  del  Piru:  otros  pequeños  y de  pocas  fuer 
fas,  y de  cuellos  cortos  como  los  de  Cartilla . Maspor 
dezir  lo  mas  cierto,  quien  por  cfla  via  de  poner  íolo  dife- 
rencias accidentales  pretendiere  faluar  la  propagado  de 
los  animales  de  Indias,  y reduzillos  a las  de  Europa , to- 
mata carga,  que  mal  godra  falir  con  ella.  Porque  fi  eraos 


2§4  'Dé  la  Hijloria  Natural  de  India*  | 

de  juzgar  de  las  efpecies  de  los  animales  por  fus  propie- 
dades, fon  tan  diuerfas,  cj  querellas  reduzir  a efpecies  co- 
nocidas de  Europa,  ferá  llamar  al  hueuo  eaftaña. 

C J.  (P.  37 . De  jíues proprias  de  Indias. 

OR  A feandediuerfaefpecie  , ora  déla  mifma  de  o- 
tras  de  aca , ay  aues en  Indias  notables.  Déla  Chi- 
na traen  vnos  paxaros,  que  penitus  no  tienen  pies  grades 
ni  pequeños, y quaíi  todo  fu  cuerpo  es  pluma  : nunca  ba- 
xan  a tierra : afenfe  de  vnos  hilillos  que  tienen,  a ramos  y 
afsi  defeanían : comen  mofquitosy  coíillas  del  ay  re . En 
el  Piru  ay,  los  que  llaman  Tominejos  tá  pequeñitos , que 
muchas  vezes  dudé  viéndolos  bolar,íi  eran  auejas,o  ma- 
rípoíillas , mas  fon  realmente  paxaros.  Al  contrario  los 
que  llaman  Cóndores,  fon  de  immenfa  grandeza,  y de 
tanta  fuerca,  que  no  folo  abren  vn  carnero, y fcio  coiné, 
lino  a vn  temer  o.  Las  Auras  que  llaman  ,y  otros  las  dizé 
Gallinazas,  tégo  para  mi  que  fon  de  genero  deCueruos: 
fon  de  eítraña  ligereza,  y no  menos  aguda  viña : para  lim 
piar  las  ciudades,  y calles  fon  prop  rías,  porque  no  dexan 
cofa  muerta : hazen  noche  en  el  campo  en  arboles,  o pe- 
ñas : por  la  mañana  vienen  a las  ciudades, y defde  los  mas 
altos  edificios  atalayan  para  hazer  prefa.  Los  Pollos  def 
tas  fon  de  pluma  blanquífca,  como  refieren  de  los  Cuer- 
vos, y mudan  el  pelo  en  negro.  Las  Guacamayas  fon  pa- 
xaros mayores  que  Papagayos,  y tienen  algo  dellos : fon 
preciadas  por  la  diuería  color  de  fus  plumas,  que  las  tie- 
nen muy  galanas.  En  la  nueua  Efpaña  ay  copia  de  paxa- 
ros de  excelentes  plumas,que  de  fu  fineza  no  fe  hallan  en 
Europa , como  fe  puede  ver  por  las  ymagines  de  pluma, 
que  de  alía  fe  traen:  las  quaiescon  mucha  razón  fon  efti- 
madas , y caufan  admiración , que  de  plumas  de  paxaros 
fe  pueda  labrar  obra  tan  delicada,  y tan  ygual  que  no  pa- 
rece 


Libro  Quarto. 

rere  fino  de  colores  pintadas,  y lo  que  no  puede  hazer  el 
pinzel  y las  colores  de  tinte,  tiene  vnos  vifos  miradas  vn 
poco  a foslayo  tan  lindos,  y tan  alegres , y viuos,  que  dc- 
leytan  admirablemente . Algunos  Indios  buenos  maef- 
rros  retratan  conperfecion  de  pluma,  lo  que  veen  de  pin 
zel,  que  ninguna  ventaja  les  hszen  los  pintores  de  Efpa- 
ña.  Al  Principe  de  Efpaña  do  Philipe  dio  fu  Maeftro  tres 
cilampas  pequeñitas , como  para  regiílros  de  diurno  he- 
chas de  pluma , y fu  alteza  las  moílro  al  Rey  don  Philipe 
nueftro  Señor  firpadre,y  mirándolas  fu  Mageftad  dixo, 
Ique  no  auia  vifto  en  figuras  tan  pequeñas  cofa  de  mayor 
primor.'Otro  quadro  mayor  en  que  effaua  retratado  fan 
Francifco  recibiéndole  alegremente  la  San&idad  de  Six 
ro  Quinto,  y diziédole  que  aquello  hazian  los  Indios  de 
|>fuma , quifo  prouarlo  trayendo  los  dedos  vn  pocop  or 
pl  quadro,  para  veril  era  pluma  aquella,  pareciendole 
cofa  marauillofa  cftar rabié  aíTentada,que  la  viña  no  pu- 
dicííe  juzgar, fi  eran  colores  naturales  de  plumas,  o íi  era 
krtificiales  de  pinzel . Los  vifos  que  haze  lo  verde , y vn 
naranjado  como  dorado, y otrascoloresfinas,  fon  deef 
braña  hermofura : y inirada  la  ymagen  a otra  luz  parecen 
:olores  muertas,  que  es  variedad  de  notar.  Hazenfe  las 
bejoresymaginesde  pluma  enla  prouincia  de  Mechoa- 
ían  en  el  pueblo  de  Paícaro.  El  modo  es  có  vnas  pincas 
tomar  las  plumas  arrancandolasdelosmifmos  paxaros 
muertos,  y con  vn  engrudillo  delicado  que  tienen,  yrlás 
pegando  con  gran  prefteza  y policía  . Toman  eftasplu- 
mastan  chiquitas  y delicadas  de  aquellos  paxarillos,  que 
llaman  en  el  Piru  Tominejos,  o de  otros  femejantes,  que 
:icné  perfeélifsimas  colores  en  fu  pluma.  Fuera  de  y ma- 
rinería vfaron  los  Indios  otras  muchasobras  de  pluma 
muy  prcciofas,efpecialmente  para  ornato  de  los  Reyes, 

| f Señores,  y de  los  templos , y ydolos.  Porque  ay  otros 
paxaros,  y aues  grandes  de  excelentes  plumas,  y muy  fl- 

T nas% 


zM.  De  U Étiftom  Nmrai  cíe  Lidias 

lias,  de  que  hazian  bizarros  plümages,  y penachos,  éfpe- 
d almete  quando  yuan  ala  guerra,  y con  oro  y plata  con- 
certauan  eftas  obras  de  plumeria  rica  , q era  cofa  de  mu- 
cho precio.  Oy  dia  ay  las  mifmas  aues , y paxaros , pero 
no  tanta  curioíidad,  y gala  como  folian  vfar.  Aeftos  pa- 
xaros tan  galanos,  y de  tan  rica  pluma  ay  en  Indias  otros 
del  todo  cotrarios,  q demas  de  fer  en  íi  feos,  no  frruen  de 
©tro  oficio  fino  de  echar  cftiercol : y co  todo  eíío  no  fon 
qui^a  de  menor  prouecho.  He  confiderado  efto  admira, 
dome  la  prouidencia  del  Criador, q dé  tatas  maneras  or- 
dena, que  íiruan  a los  hombres  las  otras  criaturas.  En  ai 
gimas  Islas,  o Farellones  que  eftan  junto  a la  coila  del  Pi- 
ru  fe  veen  de  lexos  vnos  cerros  todos  blancos : dirá  quiér 
les  viere,  que  fon  de  nieue,  o que  toda  es  tierra  blanca,  y 
fon  montones  dé  eíliercol  de  paxaros  Marinos que  van 
alli  contino  a eftercolar.  Y es  efta  cofa  tanta, que  fube  va 
ras,v  a uníanlas  en  alto,  que  parece  -cofa  fabulofa.  A ef 
ras  Islas  van  barcas,  afolo  cargar  defte  cftiercol,  porque 
otro  fruto  pequeño , ni  grande  en  ellas  no  fe  da : y es  tan 
efncaz,y  tan  commodb , que  la  tierra  eftercolada  con  el 
da  el  grano,  y la  fruta  con  grandes  ventajas.  Llama  Gua 
no  el  dicho eftiercoíjde  doYe  tomó  el  nóbre  del  valle  q di 
zen  de  Lunaguana en  los  valles  del  Piru , donde  fe  apn> 
vechá  de  aquel  eftiercobyes  elmasfertil  que  ay  por  alia. 
£os  Membrillos,  y Granadas,  y otras  frutas  en  grandeza* 
y bondad  exceden  mucho,ydizen  fer  la  caufa,  q el  agua 
con  querieganeftosarboles,pafTa  por  tierra  eftercolada, 
y da  aquella  belleza  de  frúta . Demanera  que  de  los  pa- 
xaros nofolo  la  carne  para  comer,  y el  canto  para  de  ley- 
te,  y la  pluma  para  ornato , y gala , fino  el  mifmo  efticr- 
coies  rabien  para  el  beneficio  déla  tierra, y todo  ordena 
do  del  fumino  hazedor  para  feraicio  del  hombre,  có  que 
el  hombre  fe  acordaífe  de  fer  grato,  y leal,  aquiencon 
rodoiehaze  bien. 


Libro  Quarto.  287 

C jí  T . 38.  De  Animales  de  monte, 

C VER  A de  los  géneros  de  animales  que  fe  han  di- 
cho de  monte,  que  fon  com  muñes  a Indias,  y a Euro 

ipa,  ay  otrosque  fe  hallan  alia , y no  fe  que  los  aya  por  a- 
ca,  uno  por  ventura  traydos  de  aquellas  partes . Saynos 
llaman  vnoscomo  porquezue'ios,  que  tienen  aquella  es- 
trañeza de  tener  el  ombligo  fobre  el  efpinazo  : eüos  an- 
dan por  los  montes  a manadas : fon  crueles , y no  temen, 
¡antes  acometen , y tienen  vnos  colmillos  como  nauajas. 
Icón  que  dan  muy  buenas  heridas?y  nauajadas, -fino  fe  po 
inen  a recaudo  los  que  los  ca^an.  Subeníe  los  que  quiere 
¡ca^arlosa  fu  feguro  en  arboles,  y los  Saynos,  o puercos 
de  manada  acuden  a morder  el  árbol, quando  no  pueden 
¡al  hombre : y de  lo  alto  con  vna  lancilía  hieren,  y matan, 
los  que  quieren.  Son  de  muy  buena  comida,  pero  es  ine- 
nefterquitalles  luego  aquel  redondo  qne  tiene  enel  om^ 
bjigo  del  eípinazo , porq  de  otra  fuerte  dentro  de  vn  dia 
fe  corrompen.  Otra  caifa  de  animalejos  ay,  que  parecen 
[echones, q llaman  Guadatinajas.  Puercos  de  la  mifma  ef 
peciede  los  de  Europa , yo  dudo  íi  los  auia  en  Indias,an- 
'esdeyrEípañoles,  porque  en  la  relación  de  eldefcubri* 
piento  délas  Islas  de  Salomón  fe  dize,  que  hallaron  ga- 
linas , y puercos  de  Eípaña . Lo  que  es  cierto , es  auer 
pultiplicado  quaíi  en  todas  partes  de  Indias  eíle  ganado 
Ln  grande  abundancia.  En  muchas  partes  fe  come  carne 
|refcadellos , y la  tienen  portan  fana,  y buena,  como  ñ 
uera  Carnero , como  en  Cartagena . En  partes  fe  han 
nccho  montarazes , y crueles : y fe  va  a caca  delíos , co- 
no de  jaualies,  como  en  la  Efpañola,  y otras  Islas,  den- 
le fe  ha  aleado  al  monte  efte ganado.  En  partes  fe  ce- 
la con  grano  de  mayz , y engorda  exceísiua  mente,  para 
jue  den  manteca,  que  fe  vía  a falta  de  azeyte.  En  partes 
w hazea  muy  efeogidos  Pemiles,  como  enToluca  de  la 

T 2 nue* 


288  Déla  Hi/lorta  Natural  de  ludias 

nueuaEfpaña,y  en  Paria  del  Piru.  Boluiendo  alosani- 
males  de  alla.como  los  Saynos  fon  femejantés  apuercos, 
aunque  mas  pequeños,  afsi  lo  fon  a las, vaquiUlas  peque- 
ñas tas  Dantas , aunque  en  el  carecer  de  cuernos  mas  pa- 
recen muletas : el  cuero  deltas  están  preciado  para  cue- 
ras,  y otras  cubiertas, por  fertan  rezias  que  refiften  qual, 
quier  golpe,  o tiro.  Lo  que  oeñende  a las  Dantas  la  fuer 
cr  de!  cuero,  defiende  a los  q llaman  Armadillos,  la  muí 
t icud  de  conchas,  q abren  y cierran  como  quieren  a mo- 
do de  coracas.  Son  vnos  animalejos  pequeños  que  anda 
en  montes,  y porla  defendí  que  tienen  metiendofe  entre 

fus  conchas, y defglegandolas  como  quieren,  los  llaman 
Armadillos’.' Yo  he  comido  dellos:  no  meparecio  cofa 
de  precio.  Harto  mejor  comida  es  la  de  Yguanas , aunq 

fu  vifta  es  bien  afquerofa, pues  parecen  puros  lagartosde 

Efpaúa,  aunque  ellos  fon  de  genero  ambiguo,  porque  an 
dan  en  agua,  y falenfe  a tierra , y (líbenle  en  arboles  que 
cftana  la  orilla  de!  agua,  y Ian9and0fe.de  allí  al  agua,  las 
cogen  poniéndoles  debaxo  los  barcos . Cdiincaiuases 
otro  señero  de  animalejos  pequeños  como  hardillas, tie- 
nen vn  pelo  a marauüla  blando,y  fus  pieles  fe  t rae  por  co 
fa  regalada  y íaludablepara  abrigar  el  eitomago , y par- 
tes que  tienen  necefsidad  de  calor  moderado : también 
fe  hazen  cubiertas,  o Layadas  de!  pelo  deltas  chinchillas, 

Hallanfe  enla  fierra  del  Piru,  donde  también  ay  otroa- 

nim  alejo  muy  conamun,  que  llaman  Cu  y, que  los  Indios 
tienen  por  comida  muv  buena.y  en fusfacrificiosvfauan 
frequentiísimaméte  ofrecer  ellos  Cuyes.  Son  como  co- 
nejuelos,  y tienen  fus  madrigueras  debaxo  de  tierra.y  en 
partes  ay.  donde  la  tienen  toda  minada.  Son  algunos  de 
lias  nardos : otros  blancos, y diferentes.  Otros  aun» ate- 
jos llaman  Vizcachas,  que  fon  a manera  de  liebres , aunq 

mayores,  y también  las  cacan,  y comen.  Df  liebres  ver- 
daderas también  ay  cap  en  partes  bien  abundante.  Co- 


Libro  Quarto.  iSp 

nejas  también  fe  hallan  en  el  Reyno  de  Quito , pero  los 
buenos  han  ydo  de  Efpaña.  Otro  animal  donoío  es,  clq 
por  fu  cxcefsiua  tardanza  en  moucríe  le  llaman  Pericoli- 
gero , que  tiene  tres  vñas  en  cada  mano : menea  los  pie% 
y manos  como  porcompas  con  grandifsima  flema:  esa 
la  manera  de  Mona , y en  la  cara  fe  le  parece:  da  grandes 
gritos  :anda  en  arboles, y come  hormigas* 

C M T.39.  Le  los  Micos,  o Monos 
de  Indias . 

\/|  ICOS  ay  innumerables  por  todas  c fias  mota  ñas 
* * dcIslas,yTierrafirinc,  y Andes.  Son  déla  caita  de 
l/íonas,pt  ro  diferentes  en  tener  cola, y muy  larga,  y auer 
entre  ellos  algunos  linages  de  tres  tanto , y quatro  tanto 
mas  cuerpo  q monas  ordinarias.  Vnos  fon  negrosdel  t6 
ío:  otros  vayos;  otros  pardos:otros  machados, y varios. 
La  ligereza,  y,mañadeftosadmira,  porq  parece  q tiene 
difeurfo,  y razo:  y ene!  andar  por  arboIesparece,q  quie- 
ren quafiymitar  las  aues.  En  Capira  paífando  deNom- 
pre  de  Dios  a Panama  vi  faltar  vn  mico  de  eftos  de  vn  ar- 
)ol  a otro,  que  eítaua  a la  otra  váda  del  Rio , que  me  ad- 

Eúró.  Afenfe  conla  cola  a vn  ramo5y  arrojaníe  adonde 
uieren,  y quando  elefpacio  es  muy  grande,  que  no  puc 
3c  con  vn  falto  alcanzarle , vfan  vna  maña  graciofa : De 
ifirfc  vno  a la  cola  del  otro , y hazer  defta  fuerte  vna  co- 
po cadena  de  muchos : defpues  ondeandofe  todos, o co 
umpiandoíe , el  primero  ayudado  de  la  fuerza  de  los  o- 
ros  falta , y alcanza , y fe  a fe  al  ramo , y íuílenta  a los  de- 
nas , hafta  que  llegan  aíidos  como  dixc  vno  a la  cola  de 
)tro.  Las  burlas,  y embulles, y traueífuras  que  eftosha- 
;en,  es  negocio  de  mucho  efpacio:  lashabilidadesque 
Icanzan,  quando  los  imponen , no  parecen  de  animales 
•rutos,  fino  de  entendimiento  humano.  Vno  vi  en  Car** 

T 3 tage* 


22  o De  la  Hifkoria  Natural  de  Indias 

tagena  cu  cafa  del  Gouernador,que  las  cofas  que  del  rae 
referian , apenas  parecian  creybles . Como  en  embialíe 
a la  taberna  por  vino-,  y poniedo  en  la  vn  a mano  el  dine- 
ro y en  la  otra  el  pichel , no  auer  orden  de  facalle  el  dine- 
ro, hada  qle  dauan  el  pichel  con  vino.  Silos  muchachos 
en  el  camino  le  dauan  grita,  o le  tirauan , poner  el  pichel 
avnlado  , y apañar  piedras,  y tirabas  a los  muchachos, 
hada  que  dexaua  el  camino  feguro , y afsi  boluia  a lleuar 
fu  pichel . Y lo  que  es  mas , có  fer  muy  buen  beuedor  de 
vino  ( como  yo  fe  lo  vi  beuer  echandofelo  fu  amo  de  al- 
to)  fin  darfelo,  o dalle  licencia, no  auia  tocar  al  jarro.  Di- 
xeronme  tábien,  que  íi  via  mugeres  afeytadas,  yua,  y les 
tirana  debocado,  y lasdefeomponia,  y trataua  mal.  Po« 
dra  fer  algo  dedo  encarecimiento , que  yo  no  lo  vi,  mas 
en  efe  do  nopienfo  que  ay  animal  que  afsi  perciba , y fe 
acomode  ala  conuerfacion  humana  como  eda  cada  de 
micos.  Cuentan  tantas  cofas, que  yo  por  no  parecer  que 
doy  crédito  afabulas : o porque  otros  no  las  tengan  por 
tales , tengo  por  mejor  dexar  eda  materia , con  folo  ben« 
dezir  al  autor  de  toda  criatura , pues  para  Lola  recreado 
de  loshombres,y  entretenimiento  donofo , parece  auer 
hecho  vn  genero  de  animal  que  todo  es  de  revr,  o para 
moiicr  a-tifa-.  Algunos  han  eferito,  que  a Salomón  fe  le 
Menauan  edos  micos  de  Indias  Occidentales  : yo  tengo 
para  mi  que  yuan  de  la  India  Oriental. 

C J [ P.  40.  Dé  las  Ticunas, y Tarugas 
delTiru 

TJ  N T R E las  cofas  que  tienen  ks  Indias  del  Piruno 
JC  t ables,  fon  las  Vicuñas , y Carneros  que  llaman  de  la 
tierra,  qu  e fon  animales  manfos,  y de  mucho  prouecho, 
Las  Vicuñas  fon  íiluedres.7  los  Carneros  fon  ganado  dd 
medico.  Algunos  haapenfado,  que  las  Vicuñas  fean,  las 


LibroQudrtO.  291 

^ire  Ariílotcles,  y Plinto,  y otros  autores  tratan,' quancío  Aríjt.M  $Je 
cferiué  delasque  dizen  .Caprw,  que  ton  Cabras  niueftres:^^^^*2 
f tienen  fin  duda  fimilitud , por  la  ligereza , por  andar  en  vtiJtihiQ.c.7i 
los  montes,  por parecerfe  algo  a cabras.  Masen  efeélo 
10  ton  aquellas,  pues  las  Vicuñas  no  tienen  cuernos,  y a- 
quellas  los  tienen,  fegun  Ariftoteles  refiere.  Tampoco 
on  las  cabras  de  la  India  Oriental,  de  donde  traen  la  pie- 
ira  Bezaar : o íi  ton  de  aquel  genera, (eran  eípecies  diuer 
as , como  en  el  linage  de  perros  es  diuerfa  eípccie  la  del 
naftin,y  la  del  lebrel.  T ampoco  ton  las  Vicuñas  del  Pi- 
n,  los  animales  que  en  la  proumeia  de  la  nueua  Efpaña 
ienen  las  piedras,  que  alia  llaman  Bezaares,  porquea- 
pellos  ton  de  efpecie  de  ciemos,  o venados.  Afsique 
10  fe  que  enotra  parte  del  mundo  aya  eíle  genero  de  a- 
limales  fino  en  el  Piru , y Chile,  que  fe  continua  con  el, 

•on  las  Vicuñas  mayores  quecabras,  y menores  que  be- 
.erros : tienen  la  color , que  tira  a leonado  algo  mas  cla- 
a:  no  tienen  cuernos,  como  los  tienen  cieruos , y Cápredsz 
pacientanfe,  y biuen  en  fierras  altifsimas,  en  las  partes 
aas  frias,  y deípobladas,  que  alia  llaman  Punas.  Las  nie 
jes  y elyelo  no  les  ofende,  antes  parece  que  les  recrea: 
ndan  amanadas,  y corren  ligerifsimamcnte:  quando 
ppan  caminantes,  obefiias,  luego  huyen,  como  muy 
midas:  al  huyr  echan  delante  de  fi  fus  hijuelos.  Noto 
priende,  que  multipliquen  mucho,  por  donde  los  Re- 
eslngas  tenían  prohibida  la  caca  de  Vicuñas,  fino  era 
ara  fieftas  con  orden  íuyo,  Algunos  to  quexan.quc  def 
ues  que  entraron  E (pañoles , fe  ha  concedido  demafia^ 
a licencia  a los  chacos  o caps  de  Vicuñas,  y q fe  han  dif 
unuydo.  La  manera  de  capr  délos  Indios  es  Chaco,  q ' 
s juntarle  muchos  dellos,  que  a vezes  ton  mil, y tres  mil, 
mas , y cercar  vn  gran  cfpacio  de  monte,  y yr  oxeando 
[ ca£a  ’ hafta  juntarle  por  todas  partes , donde  fe  toman 
!ezientas,y  quatroáentas , y masy  menos,  como  ellos 

T 4 quie- 


2 9 2 T)e  la  Bijloria  Natural  de  Indias 

quieren  , y dexan  yrlas  demas  efpecialmentc  lashem- 
bras  para  el  multiplicó . Suele  trefquilar  eftos  animales, 
y de  la  lana  delloshazcn  cubiertas,  o fracadas  de  mucha 
eftima,  porque  la  lana  es  como  vna  Teda  blanda,  y duran 

mucho,  y como  el  color  es  natural,  y no  de  tinte , es  per- 
petuo . S.on  fre  feas  y muy  buenas  para  en  tiempo  de  ca- 
lores  :,  para  inflamaciones  de  riñones  y otras  partes  las 

tienenpornuiyfanas,yquetemplánelcalordemaíiadoj 

y lo  mifmohaze  la lana  en  colchones,  que  algunos  vían 
por  falud'-,  por  la  experienciaquedello  tienen.  Para  o* 
tras  indifpoíiciones  como  gota  dizen  también  , que  es 
buena  efta  lana , o frazadas  hechas  della::  no  fe  en  efto 
experiencia  cierta  . La  carne  de  las  Vicuñas  no  es  bue- 
na^, aunque  los  Indios  la  comen , y hazen  cusharqui , o 
cecina  della.  Para  medicina  podréyo  contarlo  que  vi: 
Caminando  por  la  fierra  del  Piru  llegué  a vn  Tambo , o 
ventavnatardé  con  tan  terrible  dolor  de  ojos,  queme  i 
parecia  íc  me  quedan  faltar : el  qual  accidente  fuele  acac  , 

cer  de  paífar  por  mucha  nieue  , y miralla .,  Eftando  echa-  ¡ 
do  con  tanto  dolor  que  quafi  perdía  la  paciencia , llego 
vna  Indias  y me  dixo : Ponte  padre  efto  enlós  ojos,  y efta- 
ras  bueno.  Era  vna  poca  dé  carne  de  Vicuña  rezié  muer- 
ta, y corriendo  fangre.  En  poniéndome  aquella  mcdici- 
na'fe  aplacó  el  dolor  , ydéntrode  muy  breue  tiempo  fe 
me  quitó  déltodo  ,^no  le  fénti  mas . Fuera  de  los  Cha-, 
eos  que  he  dicho , q foncayas  generales , vfan  Ibs Ihdiosi 
particularmente  para  coger  eftas  Vicuñas,  quandó  llega 
a tiro,. arrojarles  vnos  cordelejos  có  ciertos  plomos,  que 
fe  les  rrauan,  y embuelucn  entre  los  pies , y embarazan,! 
para  que  no  puedan  correr;  y afsi  llegan , y toman  la  Vi- 
cuña. Lo  principal  porque  efte  animal  es  digno  dépre-i 
eso,  fón  las  piedras  Bezaares,  que  hallan  en  el,  de  quedi- 
remos  luego . Ay  otro  genero  que  llaman  Tarugas,  que: 

t&mbknioii íilucílres , y fon  de  mayor  ligereza  que  las 


Libro  Quartü.  293 

Vicuñas : fon  también  de  mayor  cuerpo , y Ja  color  mas 
tortada : tienen  las  orejas  blandas,y  caydas.  Ertas  no  an- 
dan a manadas  como  las  Vicuñas , alómenos  yo  no  las  vi 
fino  afolas,  y de  ordinario  por  riícos  altifsimos.  Délas 
Tarugas  Tacan  también  piedras  Bezaares,  y Ton  mayores 
y de  mayor  effícacia,  y virtud. 

CJV.  41.  De los  Vacos, y Guanacos, 
y Carnero s del  Viru. 

NIHG  V N A cofa  tiene  el  Piru  de  mayor  rique- 
za y ventaja,  que  es  el  ganado  de  la  tierra , que  los 
nuertrós  llama  Carneros  de  las  Indias:  y los  Indios  en  len 
gua  general  los  llaman  Llama , porque  bien  mirado  es  el 
animal  de  mayores  prouechos,  y de  menos  gaño, de  quá 
tos  fe  conocen.  De  efte  ganado  Tacan  comida,  y vertido 
como  en  Europa  del  ganado  ouejuno:  y Tacan  mas  el  tra- 
gip  y acarreto  de  quanto  han  menefter , pues  les  firue  de 
tf  aer,  y Ueuar  Tus  cargas.  Y por  otra  parte  no  han  meneT 
ter  gaftar  en  herrage , ni  en  filias  3 o xalmas , ni  tampoco 
en  ceuada,  fino  que  dcbalde  firue  a Tus  am  os , contentan 
doTe  con  la  yerua  que  halla  en  el  campo.  Demanera  que 
les  proueyo  Dios  de  ouejas , y de  jumentos  en  vn  miTmo 
animal , y como  a gente  pobre  quiTo , que  ninguna  corta 
l^hizieífc : porque  los  partos  en  la  fierra  Ton  muchos , y 
o*tos  gallos, ni  los  pide, ni  los  ha  menefter  efte  genero  de 
ganado.  Son  eftos  Carneros,  o Llamas  éñ  dos  eTpccies : 
vnos  Ton  Pacos , o Carneros  lanudos : otros  Ton  raTos,  y 
de  poca  lana, y fon  mejores  para  carga : Ton  mayores  que 
carneros  grandes, y menores  que  bezerros:  tienen  el  cue 
lio  muy  largo  a Temcjanpa  de  camello,  y han  lo  menefter 
porque  como  Ton  altos,  y leuantados  dé  cuerpo,  para  pa 

cer  requiere  tenercuello  luengo.  Son  de  varias  colores: 
mosidancos  del  tpdo : otros  negros  del  todo:  otros  par 

X 5,  do 


194  ®e¡a  Tliftoria  Natural  de  Indias 

dos:  otros  varios  que  llaman Moromoro . Para  los  ía- 
crificios  tenían  los  Indios  grandes  aduertencias,  de  q co- 
lor auian  de  íer  para  diferentes  tiépos  y efeétos . La  car- 
ne deítos  es  buena, aunque  rezia : la  de  fus  corderos  es  de 
las  cofas  mejores, y mas  regaladas  que  fe  come : pero  gaf 
tanfe  poco  en  eílo,  porque  el  principal  fruto  es  la  lana  pa 
rahazer  ropa,  yelferuicio  de  traer,  y licuar  cargas.  La 
lana  labran  los  Indios,  y hazen  ropa  de  que  fe  viííen:  vna 
groífera,y  común  que  llaman Hauafca : otra  delicada, y 
fina  que  llaman  Cumbi.  Dcíte  Cumbi  labra  fobremefas 
y cubiertas,  y reponeros, y otros  paños  de  muyefeogida 
labor,  q dura  mucho  tiempo,  y tiene  vn  luftre  bueno  qua 
íx  de  media  feda,  y lo  que  es  particular  de  fu  modo  de  te- 
xerlana.  Labran  a dos  hazes  todas  las  labores  q quieren,  ¡ 
finque  fe  vea  hilo,  ni  cabo  del  en  toda  vna  piepa.  Tenia  i 
el  IngaRey  del  Piru  grandes  maeítros  de  labrar  efia  ropa,  , 
de  Cumbi,  y los  principales  refidia  en  el  repartimiéto  de  i 
Capachicajunto  a la  laguna  grande  de  Titicaca.  Danc5  , 
yernas  dmerfasdiuerfos  colores  y muy  finos  a eíta  lana,  , 
con  que  hazen  varias  labores.  Y de  labor  baña  y groífe- 
ra,  o de  pulida,  y fubtil  todos  los  Indios,  y Indias  fon  ofi- 
ciales en  la  fierra , teniendo  fus  telares  en  fu  cafa , fin  que 
ayáde  yr  a cóprar , ni  a dar  a hazer  la  ropa , qhan  menes- 
ter para  fu  cafa.  De  la  carne  defte  ganado  hazen  cushar-  ¡ 
qui,  o cecina,  que  les  dura  largo  tiépo,  y fe  gaita  por  mu- 
cha cuenta  : vfan  licuar  manadas  de  eílos  carneros  carga- 
dos com  o recua : y van  en  vna  recua  deítas  trezientos , o , 
quinientos,  y aun  mil  carneros,  que  traginan  vino,  coca,  , 
mayz,  chuño , y azogue , y otra  qualquier  mercadería,  y , 
lo  mejor  delía  que  es  la  plata,  porque  las  barras  de  plata  ■ 
las lleuan el  camino  de  Potofi  a Arica  fetenta leguas,  ya  , 
Arequipa  otro  tiempo  folian  ciento  y cincuenta.  Yes  ¡ 
cofa  que  muchas  vezes  me  admiré  de  ver  , queyuancf- 
tas  manadas  de  carneros  con  mil  y dos  mii  barras,  y mu-  ¡ 


Libro  Qrnrtú,  295 

chomas,  que  fon  mas  de  trezientos  mil  ducados,  fino- 
tra  guarda,  ni  reparo,  mas  que  vnos  pocos  de  Indios,  pa- 
ra foto  guiar  los  carneros , y cargallos , y quando  mucho 
^algun  Efpañol,  y todas  las  noches  dormian  en  medio  del 
campo  fin  mas  recato  que  el  dicho,  Y en  tan  largo  cami- 
no y con  tan  poca  guarda  jamas  faltaua  cofa  entre  tanta 
plata:  tan  grande  es  la  feguridad  con  q fe  camina  en  el  Pi 
ru.  La  carga  q ileua  de  ordinario  vn  carnero  dedos , ferá 
de  quatro  o feys  arrobas, y fiendo  viage  largo  no  camina 
fino  dos, o tres  leguas,  o quatro  a lo  largo.  Tiene  fus  pa- 
radas fabidas  los  Carnereros,  que  llaman  (que  fon  los q 
llevan  eítas  recuas)  donde  ay  paito , y agua  alii  defeargá, 
y arman  fus  toldos,  y hazen  fuego, y comida,  y no  lo  pa£ 
ían  mal,  aunq  es  modo  de  caminar  harto  flemático.  Qiú 
do  no  es  mas  de  vna  jornada,  bié  llena  vn  carnero  deítos 
ocho  arrobas  y mas,  y anda  con  fu  carga  jornada  entera 
de  ocho,  o diez  leguas,  como  lo  han  vfado  foldadospo- 
bres  que  caminan  por  el  Piru.  Es  todo  eíte  ganado  ami- 
go de  temple  frió, y por  e/To  fe  da  enla  fierra,  y muere  en 
los  llanos  con  el  calor.  Acaece, citar  todo  cubierto  de  ef 
carcha  y yeío  eíte  ganado, y con  eífo  muy  contento  y fa- 
no.  Los  carneros  rafos  tienen  vn  mirar  muy  donofo,por 
q fe  paran  en  el  camino,  y alfa  el  cuello,  y miran  vna  per- 
fona  muy  atetos , y eftanfe  afsi  tanto  rato  fin  mouerfe,  ni 
hazer  fembláte  de  miedo,  ni  de  contéto , que  pone  gana 
de  reyr  ver  fu  ferenidad,  aunq  a vezes  fe  cfpantá  fubito,y 
corren  có  la  carga  haflra  los  mas  altos  rífeos, q acaece  no 
pudiédo  alcanf  ailos  porque  no  fe  pierdan  las  barras  que 
íleuan,  t iralles  có  arcabuz  y matallos.  Los  Pacos  a vezes 
fe  enoja  y aburren  con  la  carga,  y echante  con  ella  fin  re- 
medio de  ha  zell  os  leu  atar,  antes  fe  dexará  hazer  mil  pie- 
fas  q mouerfe,  quando  les  da  elle  enojo.  P or  dóde  vino 
d refrán  q vfan  en  el  Piru , dedezirde  vno  qfe'haempa- 
cado,para  figmficar  que  ha  tomado  timado  porfía,  o def 


2 y6  De  la  Hifloria  Natural  de  Indias 

pecho,  porque  los  Pacos  hazen  cfte  eftremo , quando  fe 
/ enojan.  El  remedio  que  tienen  los  Indios  entoces  es,  pa- 
rar, y íentarfe  junto  al  Paco,yhazerle  muchas  caricias, y 
regalalle,  hada que  fe  defenoja,  y fe  alfa : y acaece  efpc- 
rarle  bien  dos  y tres  horas , a que  fe  defemp  aque,  y dcfc- 
noje.  Dales  vn  mal  como  farna,  que  llaman  Carache, 
de  que  fuéle  morir  cite  ganado . El  remedio  que  los  an- 
tiguos  vfauá  era  ycnterrar  viua  la  res  que  tenia  Carache, 
porque  no  fe  pcgaíTe  a las  demas , como  mal  que  es  muy 
pegajofo , 'Vn  carnero,  o dos  que  tenga  vn  Indio,  no  lo 
tiene  por  pequeño  caudal.  Vale  vn  carnero  deftos  déla 
tierra  feys  y fíete pefosetifayados  y mas,  fegunquefoa 
tiempos,  y lugares. 

C J.P.  42.  De  las  Piedras  Dentares. 

E N todos  los  animales  que  hemos  dicho,férproprios 
delPirUjfchallalapiedra  Bezaar,  déla  qual han  cf* 
c rito  libros  enteros  autores  de  nueftro  tiépo , que  podra 
ver  quien  quiíiere  mas  cumplida  noticia . Para  el  inten- 
to prefeote  bañará  dezir, que  cfta  piedra  que  llaman  Be- 
2aar,Tehalla  en  el  buche  y vientre  deftos  animales : vnas 
vezes  vna : y otras  dos  , y tres,  y quatro.  En  la  figura, y 
¡grandeza, y color  tienen  mucha  diferencia,  porque  vnas 
ion  pequeñas  como  auellanas,  y atm  menores : otras  co- 
mo nuezes:  otras  como  hueu  os  de  paloma  : algunas  tan 
grandes  como  hueuosdegaliinary  algunashe  vift  ó déla 
grádeza  de  vna  narája.  En  la  figura  vnas  fon  redondas:  o- 
trasoñadas:  otras  lenticulares, y afsi  de  diferetes  formas.  ¡ 
En  la  color  ay  negras, y pardas,y  blácas,y  bcrégenadas,y  , 
como  doradas : no  es  regla  cierta  mirar  la  color,ni  tama- 
ño,para  juzgar  q feamas  fina.  Todas  ellas  fe  compone  de  ¡ 

diverfas  túnicas,  o laminas  vna  fobre  otra.  En  la  prouin- 
cia  de  Xauxa y ea  otras  delPiru  fe  hallan  en  difer cnt es 

ani- 


Ltbpo  Qmrto.  297 

anímalesbrauos  ,y  domeiHcos,como  fon  Guanacos,  y 
Pacos,  y Vicuñas,  y Tarugas : otros  añaden  otro  genero, 
que  dizen  fer  cabras  íliueftres , a lasque  llanta  Jos  Indios 
Cypris.  Eífotros  géneros  de  animales  fon  muy  conoci- 
dos en  el  Pifu,y  fe  ha  ya  tratado  dellos.  Los  Guanacos, 
y carneros  de  la  tierra,y  Pacos communmente  tiene  las 
piedras  mas  pequeñas  y negrillas,  y no  fe  eñimanen  tan- 
to, ni  fe  tienen  portan  a probadas  para  medicina.  De  las 
Vicuñas  fe  faca  piedras  Bczaarcs  mayores, y fon  pardas, 
o blancas,  o bercñgenadas,  y fe  tienen  por  mejores.  Las 
mas  excelentes  fe  creen  fer  las  de  las  Tarugas,  y algunas 
fon  de  mucha  grandeza : fus  piedras  fon  mas  cómunmcn 
te  blancas , y que  tiran  a pardas:  y fus  laminas,  o túnicas 
fon  masgrueífas.  Hallafe  la  piedra  Bezaar  en  machos  y 
hembras  ygualmente : todos  los  animales  que  las  tienen, 
rumian,  y ordinariamére  pallan  entre  nieucsypunas.  Re 
fieren  los  Indios  de  tradicióy  enfeñan^ra  de  fus  mayores, 
y antiguos , que  en  la  prouincia  de  Xauxa , y en  otras  del 
Pita  ay  muchas  yeruas,  y animales pon^oñofos,  los  qua- 
les  emponzoñan  el  agua,  y palios,  que  beuen  ,y  comen, 
y huellan.  V entre  eftas  yeruasay  vna  muy  conocida  por 
inílinto  natural  de  la  Vicuña , y eífotros  animalesq  crian 
la  piedra  Beazar,  los  qualescomé  ella  yerua,y  con  ella  fe 
prele rúan  déla  ponzoña  délas  aguas,  y paitos  :y  de  la  di- 
cha yerna  crian  en  fu  buche  la  piedra, y de  allí  le  prouiene 
roda  fu  virtud  corra  ponzoña, y eífotras  operaciones  im 
raüiíloías . Ella  es  la  opinión,  y tradición  de  los  Indios, 
!cgunpcrfonas  muy  pláticas  en  aquel  Rey  no  del  Piru  ha 
aueriguado.  Lo  qual  viene  mucho  con  la  razón,  y co  lo 
que  délas  cabras  manteles  refiere  Piinio,  que  fe  apacien  TtUib.io.c.jt 
:ande  pozoña,y  no  les  empece.  Preguntados  los  Indios 
que  pallando  como  palian  en  lasmiimaspunascarneros 
/ onejas  de  CaíH'lla,  y cabras,  y venados,  y vacas,  como 
,io  fe  halla  en  ellos ia  piedra  Bezaar?  Rcfpo:iden3que  no 


creen 


2 De  la  H'tfioria  Natural  de  Indias 

creen  ellos, que  los  dichos  animales  de  Cartilla  coman  á- 
quella  yerna,  y q en  venados  ,y  gamos  ellos  han  hallado 
tábien  la  piedra  Bezaar.  Parece  venir  con  efto  lo  que  fa- 
bemos,qtieen  la  núeua  Efpaña  fe  hallan  piedras  Bezaa- 
res,  donde  no  iy  Vicuñas,  ni  Pacos,  ni  TarugasjniGua- 
nacoSvfino  foíamente  cieruos  ,y  en  algunos  de-líos  fe  ha- 
lla la  dicha  piedra.  Elefedlo  principal  de  la  piedra  Be- 
zaar es  coti  a venenos,  y enfermedades  venenofas  ryaust 
q delia  ay  diferentes  opiniones , y vnos  la  tienen  por  cofa 
deayre,  otros hazen  miiagros  della : lo  cierto  esfer  de 
m u ch  a op  e ra  ció  aplic a d a en  el  ti épo,  y m o d o c o n u eni e? 
te,  como  las  demas  yernas , y agetes  naturales.  Pues  no 
ay  medicina  tan  effícaz,  que  íiépre  fine.  Enelmal  deTa 
vardete  en  Efpaña,  y Italia  ha  aprobado  admirablemen* 
te : en  el  Pira  no  tanto  . Para  melancolía , y mal  de  cora- 
ron, ¡yipara  calenturas  peftiferas  , y para  otros  diuerfos 
males  fe  aplica  molida,  y echada  en  algún  licor,que  fea  a 
propoíito  del  mal  ^ fe  cura.  Vnos  la  toma  en  vino : otros 
en  vinagre, en  agua  de  azahar,  de  lengua  de  buey,  de  bor 
l axas , y de  otras  maneras , lo  qual  dirán  los  Médicos , y 
Boticarios.  No  tiene  fabor  alguno  proprio  la  piedra  Be 
zaar,camo  della  tábien  lo  dixo  Ralis  Arabe.  Hanfe  vifto 
algunas  expcrienciasoatables,  y no  ay  duda  fino  q el  au- 
tor de  todo  pufo  virtudes  grandes  en  efta  piedra;.  El  pri- 
mer grado  de  eftima  tiene  las  piedras  Bezaares,  q fe  trae 
de  la  India  Oriental,  que  fon  de  color  de  azeytuna : el  íc-í 
gundolas  delPiru él  tercero  las  de  nueua  Efpaña.  Dcf- 
pues  que  fe  comencaró  a preciar  ertas  piedras  dizen,  qué 
los  Indios  há  hecho  algunas  artificiales,  y adulteradas.  Y 
muchos  quando  veé piedras  dertas  de  mayor  grandeza  q 
la  ordinaria,crecn  que  fon  faifas,  y es  engañó,  porque  las 
ay  grandesy  muy  finas,  y pequeñas  cótrahechas : la  prue 
ya,  y expcriécia  es  el  mejor  maeftro  de  conoceilas.  Vna 
cofa  es  de  admirar,  que  fe  funda  ertas  piedras  algunas  vc- 
' - zes 


Libro  Quarto . zc,? 

zesen  cofas  muy  cftrañas,  como  en  vn  hejrezuclo , o al- 
filer, o palillo,  que  fe  hallo  en  lo  intimo  de  la  piedra, y no 
por  eífo  fe  arguye  q es  faifa , porque  acaece  tragar  aque- 
llo el  animal,y  quajarfe  fobre  ello  la  piedra : la  qual  fe  va 
criando  poco  a poco  vna  cafcara  fobre  otra,  y afsi  crece. 
Yo  vi  en  elPiru  dos  piedras  fundadas  fobre  dos  piñones 
de  Caftilla , y a todos  los  que  las  vimos,  nos  caufó  admi- 
ración,porque  en  todo  el  Piru  no  auiam  os  viff  o pinas, ni 
piñones  de CaftiJla  , fíno  fuellen  tray  dos  deEípaña  : lo 
qual  parece  cofa  muy  extraordinaria.  Y ello  poco  bailé 
guato  a piedras  Bezaares . Otras  piedras  medicinales  fe 
traen  de  Indias,  como  de  hyjada,  y defingre,  y de  leche, 
p de  madre  . Y las  que  llaman  Cornerinas  para  el  cora- 
fon,  que  por  no  pertenecer  a la  materia  de  animales  que 
te  ha  tratado,  no-ay  obligación  de  dezir  dellas.  Loque 
cflá dicho  fírua  para  entender,  comoel  vniuerfal  Señor 
y autor  omnipotete  a rodas  tas  partes  del  orbe  que 
formó,  repartió  fus  dones,  y fecretos,  y mara- 
villas: por  las  quales  deue  íer  adorado , y 
glorificado  por  todos  los  fíglos 
de  los  fíelos. 

Amen. 

i 

••  ■;  -'o-'.  • ■ - ; 'V '•  ':-.r  .■'fb.iv 

1 1 U , ' JV  ‘1'  ..  ’*í  ■ J 

Fin  del  Quarto  Lihm 

" ■ " .. 


300 


P K 


OLOGO  A LOS 
Libros  figuientcs. 


V1EKD0  T^JTJDO 
lo  que  a la  bifioria  natural  de  Indias  per 
fenece,  en  lo  que  refta fe  tratara  de  la  hi* 
fioria  natural , efto  es  de  las  cofiumbres, 
ü y hechos  de  los  Indios . jorque  defpues 
del  cielo, y temple, y fitio,y  qualidades  del  nueuo  orbe, y de 
los  elementos, y mixtos,  quiero  dezjr  de  fus  metales, y plan 
tas,y  animales,  de  que  en  los  quatro  libros  precedentes  fe  ha 
dicho , lo  que  fe  ha  ofrecido : la  razón  dicla  figuirfe  el  tra- 
tar de  los  hombres , que  habitan  el  nueuo  or  be.  yffsi  que  en 
los  libros  figuientcs fe  dirá  dellos , lo  que  pareciere  digno  de 
relación , y porque  el  inteto  defia  bifioria  no  es  filo  dar  no * 
ticia  de  le  que  en  Indias paffa,fino  enderecar  effa  noticia  al 
fruto  que  fe  puede  fiacar  del  conocimiento  de  tales  cofas, qut 
es  ayudar  aquellas  gentes  para f i filuacion , y glorificar  al 
Criador, y %edemptor,  que  los  facb  de  las  tinieblas  efcurij 
ftmas  de  fu  infidelidad  ,y  les  communico  la  admirable  lum . 
bre  de fu  Euangelio:  <Por  tanto  primero  fe  dirá, lo  que  toa 
a fu  religión , o fuperfiicion,y  ritos  ,yy  dolatrias,y  ficrifi 
ció  sen  efie  libro  figuiente,y  defpues  de  lo  que  toca  a fu pu- 
lida,y gouierno,  y ley  es, y cofiwnbres  ,y  hechos . Y por  q er, 
la  nación  Mexicana  fe  ha  conferuado  memoria  de  fus prin • 
cipios,y  fucefsion,y  guerras  y otras  cofas  dignas  de  referí i 
fe,  fuer a de  lo  commun  queje  trata  en  el  libro  fexto , fe  ha 

' Ya 


n 


mL 


Prologo.  501 

rapropriay  efpecid  relación  en  el  libro  feptimo , bafea  ma - 
ferar  la  difpojicion,y  prenuncios,  que  efe as gentes  tuuieron 
del  nueuo  feeyno  de  Qbrifeo  nuefero  Dios,  que  auia  de  efe. • 
tenderfe  a aquellas  tierras , y foju^gallasa fe , como  lo  ba 
hecho  en  todo  él  refto  del  mundo . Que  cierto  es  cofa  digna 
de  gran  confederado,  Ver  en  que  modo  ordeno  la  diurna  pro 
Videncia,  que  la  lu^de fu  palabra  hallajfe  entrada  en  los  Vi- 
timos  términos  de  la  tierra . No  es  de  mi ' piropo  feto, efcreuir 
agora  lo  que  Efpañoles  hicieron  en  aquellas  partes , que  de 
ejfo  ay  hartos  libros  efcritos:  ni  tampoco  lo  que  los  fiemos 
del  Señor  han  trabajado, y frutifecado , porque  efefo  requie* 
re  otra  nueua  diligencia : folo  me  contentare,  con  poner  efe 
ta  bifloria,  o relación  a las  puertas  del  Euangelio , pues  to* 
da  ella  Va  encaminada  a feruir  de  noticia  en  lo  naturaly  mo 
ral  de  Indias  ,para  que  lo  efepiritualy  ebrifeliano fe  plante,  y 
acreciente,  como  efed  largamente  efplicado,en  los  libros  que 
efereuimos : De procur anda  Indorum  jalute . Si  alguno  fe 
marauillare  de  algunos  ritos  ,y  ccfenmbres  de  Indios  ,y  los 
defepreciare  por  infipientesy  necios , o los  detefe  are  por  inhu* 
manos  y diabólicos, mire  que  en  los  Griegos  y Romanos  que 
mandaron  el  mundo  ,fe  hallan  o los  rafeaos , o otros feeme° 
jantes, y a Ve%es  peores  , como  podra  entender facilmete  no 
folo  de  nueferos  autores,  Eufebio  Cfearien  fe,  Clemente  jí* 
lexandrino , Teodoreto  Cyrenfe  ,y  otros , fino  también  de 
los  mi  fetos  fuyos , como  fon  V linio , Dionifeo  pial  ¡car  n afe 
feo,  ^Plutarco . (porque  fundo  el  maefero  de  toda  la  infede* 
lidad  el  principe  de  las  tinieblas , no  es  cofa  nueua  hallar  en 

V los 


¿02  tyrologol " 

hs  infieles , crueldades , inmundicias  > difiparatesy  locuras 
proprias  de  tal  enfieñaneay  ef cuela.  (Bien  que  en  el  Valor y 
fiaber  natural  excedieron  mucho  los  antiguos  Gentiles  a efi» 
tos  del nueuo  orbe , aunque  también fie  topaj'on  en  ejlos  con- 
fias dignas  de  memoria  ¡ pero  en  fin  lomas  es  como-  de 
gentes  Barbaras  que  fuera  de  la  lu^fobrena* 
tur  al  y les  falto  también  la  Bhilofo* 
pina  y do  ¡Urina  natural 


LIBRO  QVINTO 

DELA  HISTORIA  NATVRAL 

Y MORAL  DE  LAS 

INDIAS. 

*** 

€ jí  T . i . Que  la  can fa  déla  Ydolatria  ha Jido  la 
foheruiay  inuidia  del  demonio. 

J|S  LA  SO  BE  R VI  A DEL  DE- 
monio  tá  grande  y tan  porfiada,  q hempre  ape- 
|tecc  y procura  fer  tenido  y honrado  por  Dios: 
y en  todo  quáío  puede  hurtar  y apropiar  a íi,  lo 
q Tolo  al  altifsimo  Dios  es  deuido^  no  ceíTa  dehazerlo  en 
las  ciegas  naciones  del  mundo,  aquiennoha  efclarecido 
auhlaluz  y refplandor  del  fan&o  Euangelio . Deftetan 
foberuio  tirano  leemos  en  Iob,  que  pone  fus  ojos  enlo 
mas  alto , y que  entre  todosloshijosde  foberuia  el  es  el 
Rey.  Sus  dañados  intétos  y traycion  tan  atreuida,conq 
pretedio  ygualar  fu  trono  con  el  de  Dios,  bien  claro  nos 
lo  refiere  las  diuinas  efcrituras,  díziedole  en  Efayas : De- 
sdas entre  ti  miímo.  Subiré  haba  el  cielo  3 pondré  mi  fi- 
lia fobre  todas  las  eftrellas  de  Dios*  Tentarme  he  enla  cu- 
bre delTcftamento , en  las  faldas  de  Aquilón,  paílaré  la 
alteza  de  las  nubes , Tere  femejante  al  Altifsimo . Y en 
Ezechicl:  EleuoTe  tu  coraron,  y dixifle,  Diosfoyyo,y 
enhila  de  Dios  me  be  Tentado  en  medio  de  el  mar*  EL 
te  tan  maluado  apetito  de  hazerfe  Dios  , toda  vía  le  du- 

V a xa 


lokqv 


i 


i:  :„i' 


Spí-73* 


mt.it.. 


R&40V 


} 


504  De  Hiftoria  Moral  de  Indias 

ra  a fatanas , y aunque  el  caftigo  jufto  y feuero  de  et 
muy  Alto  le  quitó  toda  la  pompa  y lo£ania,por  donde  fe 
engrió  tanto , tratándole  como  merecía  fu  defcorteíia  y 
locura,  como  en  los  mifmos  Prophetas  lárgamete  fe  pro 
íigue,  pero  no  por  eíTo  afioxó  vn  punto  fu  pemerfa  inten 
cion,  la  qual  mueflra  por  todas  las  vias  que  puede,como 
perro  rauiofo  mordiendo  la  mifma  cfpada  có  que  le  hie- 
ren. Porque  la  íbbernia(como  eflá  efcrito), délos  que  a- 
borrecen  a Dios,  porfía  íiempre.  De  aquí  procede  eí  per 
perno  y efiraño  cuy  dad  o , que  eíle  enemigo  de  Dios  ha 
íiempre  tenido,  de  hazerfe  adorar  de  los  hombres,  inué- 
tando  tantos  géneros  de  ydolatrias,  con  que  tantos  tiem 
pos  tuuo  fujeta  la  mayor  parte  del  mundo, que  apenas  le 
quedó  a Dios  vn  rincón  de  fu  pueblo  Iírael . Y co  la  mif- 
ma tiranía  defpues  q el  fuerte  del  Euágelio  le  vedo,  y de- 
famaos entró  por  la  fuerza  de  la  Cruz  las  mas  importan 
tes  y ppderofas  placas  de  fu  Reyno , acometió  las  gétes 
mas  remotas  y barbaras  procurado  coferuar  entre  ellas 
la  faifa  y metida  diuinidad , q el  hijo  de  Dios  le  auia  qui- 
tado en  fu  ígleíía,  encerrádole  como  a fiera  enjaula , pa- 
ra que  fucile  para  efearnio  fuyo  y regozijo  de  fus  fieruos, 
como  lo  íignifica  porlob.  Mas  en  fin  ya  que  laydolatria 
fue  extirpada  de  la  mejor  y mas  noble  parte  del  mundo, 
jrétirofe  a lo  mas  apartado , y reynó  en  eftotra  parte  de  el 
mimdOique  aunque  en  nobleza  muy  inferior,  en  grande- 
za y anchura  no  Ío  es.  Lascan  fas  porque  el  demonio  tá 
to  ha  esforcado  la  ydolatria  en  toda  infidelidad,  que  ape 
ñas  fe  hallan  gentes  que  no  féan  ydolatras,  y los  motiuos 
para  efto  principalmente  fon  dos.  Vno  es,eíqueefláto«, 
eado  de  fu  increyble  foberuia , la  qual  quien  quifiere  bii 
ponderar,  coníídere  q al  mírmo  hijo  de  Dios  y Dios  ver- 
dadero acometió , con  dezirletan  defuergon^adamen- , 
te,  que  íe  proílraííc  ante  el , y le  adoraffe,  y eílo  le  dixo,  j 
aunque  no  fabkndo  de  cierto  que  eraelmiím o D ios,,  pe- 
ro» 


ro  teniendo  por  lo  menos  grandes  barruntos  de  que  fuef 
fe  hi;o  de  Dios.  A quien  no  alfombrará  tan  eftraño  aco- 
metimiento? Vna  tan  exceísiua  y tá  cruel  foberuia?  Que 
mucho  q fe  haga  adorar  de  gentes  ygnorantes  por  Dios, 
el  que  al  mifmo  Dios  acometió  ,con  hazerfele  Dios, 
íiendo  vna  tan  fuzia  y abominable  criatura?  Otra  caula 
y motiuo  de  ydolatria , es  el  odio  mortal  y cnemiftad , q 
tiene  con  los  hombres.  Porque  como  dize  el  Saluador, 

Defde  el  principio  fue  homicida,  y eífo  tiene  por  condi-  \0A$. 
cion  y propriedad  infeparable  de  fu  maldad . Y porque 
labe  que  el  mayor  daño  del  hombre  es,  adorar  por  Dios 
a la  criatura,  por  eífo  noceda  deinuentar  modos  de  ydo- 
latria , con  que  deítruyr  los  hombres , y hazellos  enemi- 
gos de  Dios . Y fon  dos  los  males  que  haze  el  demonio 
al  ydolatra : vno  que  niega  a fu  Dios,  fegun  aquello : Al  vtutii. 
Dios  que  re  crio  defamparaíle : otro  quefefujeta  a cofa 
masbaxa  que  el,  porque  todas  las  criaturas  fon  inferió- 
tes  a la  racional,  y el  demonio  aunque  en  la  naturaleza 
es  fuperior  al  hombre , pero  en  el  eftado  es  muy  inferior, 
pues  el  hombre  en  efla  vida  es  capaz  de  la  vida  diuinay 
eterna  , Y afsi  por  todas  partes  con  la  ydolatria  Dios  es 
deshonrado,  y el  hombre  deftruydo,y  por  ambas  via  s el 
demonio  foberuio  é inuidiofo  muy’contento. 

CJV.  2.  T>e  los  géneros  de  "idolatrías 
que  han  l>fado  ios  Indios. 

T A Ydolatria,  dizeelSabío,yporele!EípirituSan- 
(fto,que  es  caufa  y principio  y fin  de  todos  los  males, 
y por  eífo  el  enemigo  délos  hombres  ha  multiplicado 
tantos  géneros  y fuertes  de  ydoIatria,quepenfardecon 
tarlospor  menudo  es  cofa  infinita . Pero  reduziendo  la 
ydolatria  acababas  ay  dos  linages  dclla : vna  es  cerca  de 

V 3 co* 


$©£  De  la  Hiftoria  Moral  de  Indias 

cofas  naturales : otra  cerca  de  cofas  ym aginadas,  o fabri- 
cadas por  ínuencion  humana»  La  primera  defías  fe  par- 
te en  dos , porque  o la  cofa  que  fe  adora , es  general  co- 
mo Sol,  Luna,  fuego,  tierra,  elementos:  o es  particular 
como  tal  Rio,  fuente,  o árbol,  o monte,  y quando  no 
por  fu  efpecie  fino  en  particular  fon  adoradas  eftas  cofas: 
y eftc  genero  de  ydolatria  fe  vio  en  elPiru  en  grande  ex- 
cedo , y fe  llama  propiamente  Guaca . El  fegundo  ge- 
nero de  ydolatria, que  pertenece  a inuencion,  o ficción 
humana,  tiene  tábien  otras  dos  diferencias:  vnadeloq 
confifte  en  pura  arte  y inuencion  humana , como  es  ado- 
rar ydolos , o eftatua  de  palo , o de  piedra , o de  oro  ,co* 
mo  de  Mere  ti  rio, o Palas,  que  fuera  de  aquella  pintura,  o 
efeultura,  ni  es  nada,  nifue  nada . Otra  diferencia  es,  de 
lo  que  realmente  fue  , y es  algo- , pero  no  lo  que  finge  ei 
ydolatra  que  lo  adora,  como  los  muertos , o cofas  fuyas, 
que  por  vanidad  y lifonja  adoran  los  hombres . Defuer- 
te que  por  todas  coramos  quatro  maneras  de  ydolatria, 
que  vían  los  infieles,  y de  todas  conucma  dezir  algo. 

C jí  (P.  3.  Que.  en  los  Indios  ay  algún  cono* 
cimiento  de  Dios . 

PRIMERAMENTE  aunque  las  tinieblas  de 
la  infidelidad  tienen  efcurecido  el  entendimiento  de 
aquellas  naciones.,  pero  en  muchas  cofas  no  dexa  la  luz 
de  la  verdad  y razón  algún  tanto  de  obraren  ellos:  y af- 
ficommunmente  fiemen  y confieífan vn  íiipremo  feñor* 
y házedorde  todo,  al  quallosdelPiru  llamauan  Viraco- 
ch  a , y le  p o nía  n n o mb  r e de  g ra  n ex  c e leda , c o m oPacha 
camac,oPachayachachic,  que  es  criador  del  cielo  y ticr 
ya,  y Vfapu,  que  es  admirable,  y otros  fe mej antes . A* ef- 
ue hazian  adoración xy  era elpxincipal que  venerauá mu 


Libro  Quinto.  jey 

rancio  al  cielo.  Y lo  mifmo  fe  halla  en  fu  modo  én  los  de 
México, yoy  dia  en  los  Chinos,y  en  otros  infieles.  Que 
es  muy  femejante  a lo  q refiere  el  libro  deios  Adiós  délos 
Aportóles,  auer  hallado  fan  Pablo  en  Alhenas,  dóde  vio 
vn  altar  intitulado,  JgnotoDev,  alDiosno  conocido  . De 
dóde  tomó  el  Apoftol  ocaíion  de  fu  predicado  diziédo- 
les,  Al  q vofotros  venerays  fin  conocerle,  cíTe  es  el  q yo 
os  predico.  Y aísi  al  mifmo  modo  los  q oy  dia  predica  el 
Euangelio  a los  Indios,no  halla  mucha  dificultad  en  per- 
fuadirles,q  ay  vn  fupremo  Dios  y feñor  de  todo,  y cjerte 
es  el  Dios  délos  Omitíanos,  y el  verdadero  Dios.  Aun- 
que  estofa*  que  mucho  me  ha  marauillado , q con  tener 
cita  noticia  que  digo, no  tuuieífen  vocablo  proprio  para 
nóbrar  a Dios . Porque  fi  queremos  en  lengua  de  Indios 
hallar  vocablo  que  refponda  a crte,  Dios,  como  en  Latín 
rcfpódeDeus,y  en  Griego Theos, y en  Hebreo  El,  y en 
Arábigo  Alá , no  fe  halla  en  lengua  del  Cuzco,  ni  en  len- 
gua de  México,  por  donde  los  que  predican , o eferiuen 
pata  Indios,  vfan  el  mifmo  nuertro  Efpañol , Dios , aco- 
modandofe  en  la  pronunciación  y declaración  a la  pro- 
priedad  de  las  leguas  índicas,  que  fon  muy  diuerfas.  De 
donde  fe  vee , quan  corta  y flaca  noticia  tenian  de  Dios, 
pues  aun  nombrarle  no  faben  fino  por  nuertro  vocablo. 
Pero  en  efedto  no  dexauan  de  tener  alguna,  tal  qual,y  af 
íilehizieron  vn  templo  riquifsimo  en  el  Piru,  que  llama- 
van  elPachamac  , que  era  el  principal  Santuario  de  a- 
quelReyno.  Y como  eftá dicho, es  lo  mifmo  Pachacá- 
mac  que  el  Criador.  Aunque  también  en  efte  templo  e- 
xercitauanfus  ydolatrias  adorando  al  demonio  y figu- 
ras fuyas.  Y tábien  hazian  al  Viracocha  facrifícios  y ofié 
das , y tenia  el  fupremo  lugar  entre  los  adoratorios , que 
los  Reyes  Ingas  tuuieron.  Y el  llamar  a los  Eípañóles 
Viracochasfuedeaqui,  por  tenerlos  en  opinión  de  hijos 
del  cielo  ,y  como  diurnos.  al  modo  q los  otros  atribuye- 
* ,v  V 4 ron 


Atlo-  i8. 


VUt  Jn  T imeo. 
Arijt.c.vlti.  1 2. 
M etaph. 
Trifmig . in  Ph 
m¿ndro,er  A f- 
ekpio. 


$0$  Ve  la  H'iftom  Moral  de  Indias 

on  deydad  a Paulo,  y a Bernabé , llamando  al  vno  Júpi- 
ter, y al  otro  Mercurio,  y intentando  de  ofrecerles  facri- 
ficio  ,como  a diofes.  Y al  mifmo  tono  los  otros  Barba- 
ros de  Meliti,que  es  Malta,  viédo  que  la  bivora  no  hazia 
mal  al  Apoftol,leílamauádios.  Pues  como  fea  verdad 
tan  conforme  a toda  buena  razón , auer  vn  foberano  fe- 
ñor  y Rey  del  cielo,  lo  qual  los  Gétiles  con  todas  fus  ydo 
latrías  y infidelidad , no  negaron,  como  parece  afsi  en  la 
Philofophia  del  Ti  meo  de  Platón, y de  la  Metaphiíica  de 
riíloteles,  y Afclepio  de  Trifmegiftro,  como  también  en 
las  Poeíias  de  Homero  y de  Vérgilio.  De  aqui  es.que  en 
aTentar  y perfuadir  efta  verdad  de  vn  fupremo  Dios , no 
padecen  mucha  dificultad  los  predicadores  Euágclicos, 
por  barbaras  y beftiates  que  fean  las  naciones  aquié  pre- 
dican . Peroeslesdiííeultoíifsimo  de  defafráygar  de  fus 
entendimientos,  queninguno  otro  Dios  ay , niotra  de y- 
daday  fino  vno  , y quetodo  lodemas  no  tiene  proprio 
poder,  ni  proprio  fer,nipropria  Operación. mas  délo  que 
Ies  da,ycommtinicá  aquel  fupremo  y folo  Dios  y Señor, 
Y efto  es  fum  mámente  neceífario  perfuadilles  por  todas 
vías,  réprouando  fus  errores  en  vniuerfál, de  adorar  mas 
de  vn  Dios.  Y mucho  masen  particular  de  tener  por 
diofes  y atribuyr  deydad,  y pedir  fauor  a otras  cofas  que 
no  fon  diofes,  ni  pueden  nada,  mas  de  lo  que  el  vardade- 
ro  Dios,  fe  ñor  y hazedor  fuyo  lesconcedc. 

..  ; ' ...  . • . ai  . ' 

■ ' . . „ . 

C yl  T . 4*  Ve  el primer genero  deYdola* 
tria  de  cofas  naturales  y 
Vniuerfales. 

DE  S P V E S del  Viracocha,  o fupremo  Dios  fue, y 
es  en  los  infieles,  el  que  mas  communmente  vene- 
ran y adoran  el  Sol,  y tras  el  eífotras  cofas , que  en  ía  na- 
tura- 


Libre  Quinto*  fT  je&' 

tu  raleza  celefte,o  elemental  fe  feñalan,  comoluna,  luze* 
ro,  mar, tierra.  Los  Ingas  Señores  del  Piru  defpuesdel 
Viracocha , y de  el  Sol,  la  tercera  guaca, o adoratorio,  y 
de  mas  veneración  ponían  al  Trueno  , al  qual  llamauan 
por  tres  nombres,  Chuquiilla,  Catuilla , y Intiillapa,  fin- 
giendo que  es  vn  hombre  que  eftá  en  el  cielo  con  vnaho 
da  y vna  porra , y que  eftá  en  fu  mano  el  lloucr , y grani- 
zar, y tronar,  y todo  lo  demas  que  pertenece  a la  región 
delayre,  donde  fe  hazen  los  nublados.  Efta  era  Guaca 
(que  afsi  llaman  a fus  adoratorios)  general  a todos  los 
Indios  de  el  Piru , y ofrecíanle  diuerfos  facrifícios.  Y en 
el  Cuzco,  que  era  la  Corte , y Metrópoli , fe  le  facrifica- 
van  también  niños  como  al  Sol.  A eftos  tres  que  he  di- 
cho , Viracocha  vSol , y Trueno , adorauan  en  forma  di- 
verfa  de  todos  los  demas,  como  eferiue  Polo  auerloel 
aueriguado  , que  era  poniendo  vna  como  manopla,  o 
guante  en  las  manos  quando  Jas  algauan , para  adorar- 
les. También  adorauan  a la  Tierra  quellamauanPa- 
ch  a m am  a , a 1 m o do  qu  e 1 os  a nt  igu  os  celeb  ra  u an  la  d ió* 
fa  Tellus:  y al  Mar  que  llamarían  Mamacocha,  como 
los  antiguos  alaThctis,  oalNeptuno . También  ado- 
rauan  el  Arco  de  el  cielo , y era  armas , o infigniás  del  In- 
ga con  dos  Culebras  a los  lados  a la  larga . Entre  las  ef- 
trellas  communmcntc  todos  adorauan,  a la  que  ellos 
llaman  Cólica  , que  llamamosmofotros  las  Cabrillas 
Atribuyan  a diuerfaseftrellas  diuerfos  oficios  , y adora- 
vanlas  los  que  tenían  necefsidad  de  fufauor,  como  lo$ 
Ouejeros  hazian  veneración  y facrificio  a vna  eftrella, 
que  ellos  llamauan  Vrcuchillay , que  dízen  es  vn  Carne- 
ro de  muchos  colores,  el  qual  entiende  en  laconferua- 
cion  del  ganado , y fe  entiende  fer , la  que  los  Aftrologos 
llaman  Lyra.  Y los  mifmos  adoran  otras  dos,  que  andan 
cerca  delte,que  llaman  Catuchillay3Vrcuchillay,  que  fin 

V s gea 


5fb  De  Híftóriá  Morral  le  Indias 

gen  fer  vna  Oueja  con  vn  Cordero’.  Otros  adoráuari 
vnaeílrelia,  que  llaman  Machacuay,  a cuyo  cargoef- 
ran  las  íérp icates  y culebras  V para  quinóles  hagan 
mal  r como  a cargo  de  otra  eftrella  que  liamauan  Chu* 
qtuchitrc1vay,c{ue es Tygre, eftan  los  tygres,  oílos, y leo- 
nes. Y generalmente  de  todos  los  animales,  y auesque 
ay  en  la  cierrafCreyeronq  vuieífé  vnfemejante  en  el  cic- 
lo , a cuyo  cargo  eftaua  fu  procreación  y augmento, 
y afsi  tenían  cuenta  con  diuerfas  eftrellas , como  la  que 
Maniauan  Chacana , y Topatorca , y Mam  ana,  y Mirco, 
y Míquiquiray , y aísi  otras  y que  en  alguna  m anera  pa* 
rece  qué  tirauan  al  dogma  de  las  Ideas  de  Platón.  Los 
Mexicanos-  quaíí  por  la  mifiiiaforma defpuesde  el  fu* 
premo  Dios  adoraban  al  Sol  , y affsi  a Hernando  Coi> 
tés,  como  el  refiere  en  vna  carta  alEmperador  Carlos 
Quinto , lellamauanhijo  de  el  Sol , por  la  preíleza  y vi- 
gor con  que  rodcaua  la  tierra.  Pero  la  mayor  adoración 
daíianaíl  ydolo  llamada  ^Icziiipuzdi , al  qtial  toda  aque- 
tonaéió  iíamáua  eirodé  poderofo  ,y  feñor  délo  criado, 
y como  a¿al>  los'Mexk  anos  htfzieron  el  trias  furaptuoíb 
té^lo^db'^áyorialturasymashermoray  galan  edificio, 
cuyohitio  y -fortaleza  fe  puede  conjeturar  por  lasruynas 
que  del  han  quedado  en  medio  déla  ciudad  de  México. 
Pero  en  cflrá  parte  -iaydalatria  délos  Mexicanos  fue  mas 
^rraddi  y perhicioíaVqueia  deloslngasj  corho  adeláte  fé 
vera  mejor . íPor^la  mayor -frarle  de  fu  adorado  y ydo- 
latria  fe  ocupaua  en  ydolos , y moneo  las  mifmascofas  na- 
türalésiaunquea  los  ydolos  fe  atribuyan  ellos  efe  dos  na^- 
turales,  como  del  llouer,  y deí  ganado,  déla  guerra,  déla 
generación,  como  los  Griegos,  y Latinos  pulieron  lam- 
inen ydolos  de  Febo  , y de  Mercurio , y de  Iupiter,  y de 
Minerua , y de  Marte. &c.  Finalmente  quien  con  aten- 
donto  mirare , hallara  que  el  modo  que  el  demonio  ha 


vñ  r1  Libro  Qmnfi^X  ú óCt  $?f- 

tenido  de  engañar  a loslndio^ , fdstéí  íftifmo:  ¿on-.qu^e  t?^- 
gañó  a los  Griego^ , y R óthianos  ^ y otrpsGefiiles  anti-  , t 
guos,  haziendolesentender,  que  efta-s  criaturas  infig- 
nesSol , Luna,  eñ relias  5 él e m énc  o s,  tenían  proprio  p o? 
der  y autoridad , para  hazer  bien , o nial  a los  bombres, 
y auiendolas  Dios  criado  para  feruicio  de  el  hombre, 
el  fe  íüpo  tan  mal  regir  y gouernar,  que  por  vna  parte  fe 
quifo  alfar  con  fer  Dios:  y por  Otra  dio en  reconocer 
y fujetarfe  a las  criaturas  inferiores  a el , adorando  é im- 
vocando  eftasobras , y dexandp  deadorar , éinuocat 
al  Criador:  Como  lo  pondera  bien  el  Sabio  por  citas 
palabras,  Vanos  y errados  fon  todos  ios  hombres,  en 
quien  no  fe  halla  el  conocimiento  de  Dios.  Pues  de  las  Sd^' 
mifmas  cofas  que  tienen  buen  parecer  , no  acabaron 
de  entender, al  que  verdaderamente  tiene  fer.  Y con. 
mirar  fus  obras  , no  atinaron  al  Autor  y artífice  , fi- 
no que  el  fuego  , o el  viento  , o clayre  prefuiofo»  o ei 
cerco  de  las  éftrellas,  olas  muchas  aguas,  o el  Sol,  o 
la  Luna,  creyeron  que  eran  diofes,  y gouernadores  de 
el  mundo . Mas  fí  enamorados  de  la  hér  moflirá  de  las 
tales  cofas  les  pareció  tenerlas  por  diofes , razón  es  que 
miren,  quanto  esmashermofo  que  ellas  elhazedorde 
ellas,  pues  el  dador  dehermofura  es  el  que  hizo  todas 
a que  fias  cofas.  Yfi  Ies  admiró  la  fuerza  y maguillo- 
fo  obrar  deeftascofas,  por  ellas  mifmas  acaben  de  en- 
tender, quanto  ferá  mas  podérofo  que todas ellas,  el 
que  les  dio  el  fer  que  tienen  . Porque  por  la  propria 
grandeza  yhermofura  quetienehlas  criaturas,  fe 
de  bien  conjeturar  , que  tal  fea  ebCriaetar  de  cocfSsí 
Hafla  aquí  fon  palabras  de  el  libro  de  ta  Sabidurías 
De  las  quales  fe  pueden  tomar  argumentos  muy  ma- 
uuillofos  j fy  efficazcs  , para  conuencer  el  grande 
engaño  de  ios  y dolarías  infieles,  que  quieren  mas 

, fc% 


5 1 i De  la  Htftorla  Moral  de  Indias 


L>L$f. 


fcruityy  rcuerenciar  a la  criatura  que  al  Criador , como 
juftifsimamentc  les  arguye  el  Apoftol . Mas  porque  ef- 
to  no  es  del  prcíénte  intento , y eftá  hecho  baftantemen- 
te  en  los  Sermones  que  feefcriuieron  contra  los  errores 
de  los  Indios  , baile  por  agora  dezir , que  tenían  vn  mif- 
mo  modo  dehazer  adoración  al  fumino  Dios,  y a eftos 
vanos  y mentirofos  diofes.  Porqcl  modo  de  hazerlc  ora 
cion  al  Viracocha, y al  Sol,  y a las  Eítrellas,  y a las  demas 
Guacas,  o Ydolos,  era  abrir  las  manos,  yhazer  cierto 
Éíbnido  con loslabios  como  quien  befa  , y pedir  lo  que 
cada  vno  quería , y ofrecerle  facrificio.  Aunque  en  las 
palabras  auia  diferencia , quando  hablauan  con  el  gran 
Ticciviracocha , al  qual  atribuyan  principalmente  el  po- 
der y mando  de  todo , y a los  otros  como  diofes,  o fe  ño- 
res particularescada  vno  en  fu  cafa , y que  eran  intcrcck 
fores  para  con  el  gran  Ticciviracocha.  Eíle  modo  de  a- 
dorar  abriendo  las  manos  y como  befando,  en  alguna 
manera  es  femejante  a!  que  el  famfto  Iob  abomina  como 
proprio  de  ydolatras,  diziendo,  Si  befe  mis  manos  con 
imboca  mirando  al  Sol  quando  refplandece,  o ala  Luna 
quando  eftá  ciar  u lo  qual  es  muy  grande  maldad,  y ne- 
gar al  altifsimo  Dios. 

C MT-  5 • De  la  Idolatría  que  ufaron 


los  Indios y con  cofas  particulares. 


O fe  contento  el  demonio  con  hazer  alos  ciegos  Itt 


dios , que  adoraílen  al  fol  y la  luna  y eítrellas  y tier- 
ra y mar  y cofas  generales  de  naturaleza:  pero  paíTó  ade- 
lante a dalles  por  Diofes,  y fujetallos  a cofas  menudas , y 
muchas  dellas  muy  foezes.  No  fe  efpantará  deíta  cegue 
ra  en  Barbaros, quien  trajere  a la  memoria  que  délos  fa- 


bios 


Libro  Quinto.  313 

bios  y PhiJofophos  dize  el  Aporto!  que  auiendo  conocí*  Roma 
da  a Dios,  no  le  glorificaron  ni  dieron  gracias  como  a íti 
Dios: fino  queíe  enuanccieron  en  fu  penfamicnto  y feef 
curecio  fu  coraron  necio , y vinieron  a trocar  la  gloria  y 
deydad  del  eterno  Dios  por  femejá^as  y figuras  de  cofas 
caducasy  corruptibles,  como  de  hombres,  deaucs,de 
beftias,de  ferpiétes.  Bien  fabida  cofaeselperro  Ofyris, 
que  adorauanlosEgypcios,  ylavacaYfis,  yelcafnero 
Amon : y en  Roma  la  diofa  Februa  de  las  calenturas,  y el 
Anfer  deTarpeya:  yen  Athenasla  fabia,el  Cuerno  y ele 
Gallo  . Y de  femejantes  baxezas  y burlerías  efian  llenas 
las  memorias  de  la  gentilidad, viniendo  en  tan  gran  opro 
brio  los  hóbres  por  no  auer  querido  fujetarfe  a la  ley  de 
fu  verdadero  Dios  y Criador,  cora  o fan  Athanafio  do<5ta 
mente  lo  trata  eferiuiendo  contra  los  ydolatras.  Mas  en 
los  Indios,  efpecialméte  delPiru,escofa  que  faca  dejuy 
ziola  rotura  yperdicion  que  vuo  en  efto . Porque  ado-  . 
ran  los  Ríos,  las  fuentes,  las  quebradas,  las  peñas,  o pie- 
dras grandes  , los  cerros , las  cumbres  de  los  montes  que 
ellos  llaman  Apachitas , y lo  tienen  por  cofa  de  gran  de- 
voción, finalmente  qualquiera  cofa  de  naturaleza  q les 
parezca  notable  y diferente  de  las  demas  , ía  adoran  co- 
mo reconociendo  allí  alguna  particular  deydad.  En  Ca- 
xamalca  de  la  Nafca  me  moftrauan  vn  cerro  grade  de  a- 
rcna,quefue  principal  adorarorio,  o Guaca  de  los  anti- 
guos. Preguntando  yo  quediuinidad  hallauan  alli,me 
refpondieron,  que  aquella  marauilla  de  fer  vn  cerro  altif 
fimo  de  arena  en  medio  de  otros  muchos  todos  de  peña. 

Y a la  verdad  era  cofa  marauillofa , penfar como  fe  pufo 
tan  gil  pico  de  arena  en  medio  de  montes  efpefsifsimos 
de  piedra . Para  fundir  vna  campana  grande  tuuimos  en 
la  ciudad  de  los  Reyes  necefsidad  de  leña  rezia  y mucha, 
y cortofe  vn  arbolazo  disforme , que  por  fu  antigüedad 
y grandeza,  auia  fidg  largos  años  adoratorio  y guaca  de 


jf  4 ©£  Hijloria  Moral  de  Indias 

los  Indios.  Aeftetono  qualquier  cofa  q tenga  eftrañezá 
entre  las  de  fu  genero,  les  parecía  que  tenia  diuinidad,ha 
flahazer  eílo  con  pedrezuelas  y metales , y aun  rayzesy 
frutos  de  la  tierra  , como  enlasrayzesque  llaman  Papas 
ay  vnas  eílrañas,  aquien  ellos  ponen  nombre  Llallahuas, 
y las  befan  y las  adoran . Adoran  también  oíTos,  leones, 
tygres>yculebras,porquenoleshaganmal.  Ycomofoa 
tales  fus  dio  fes,  afsi  fon  donofas  las  cofas  que  les  ofrecen, 
quandolos  adoran.  Vían  qnando  van  camino,  echar  en 
los  m ifm  o s c aminos,  o encruzijadas,  enlos  cerros, y prin 
cipalmente  en  las  cumbres  que  llaman  Apachitas,  calca- 
dos viejos,  y plumas,  coca  mateada,  que  es  vna  yeruaq 
mucho  vfan , y quando  no  pueden  mas  íiquiera  vna  pie- 
dra^ todo  ello  es  como  ofrenda  para  que  les  dexen  paf- 
far  , y les  den  fuerzas , y dizen  que  las  cobran  con  efto: 
ConC'Limcnf.  como  fe  refiere  en  vn  Concilio  Prouincial  de  elPiru.  Y 
s.  p.2 afsi  fe  hallan  en  elfos  caminos  muy  grandes  rimeros  de 
eílas  piedras  ofrecidas  , y de  otras  inmundicias  dichas. 
Semejante  difparate  al  que  vfavan  los  antiguos , de 
V o 26  <lu^en  fe^ize  en  los  Prouerbios:  Como  quieta  ofrece 
WU  * piedras  al  monton  de  Mercurio,  afsi  el  que  honra  a ne- 
cios, que  esdezir,  que  no  fe  faca  mas  fruto,  ni  vtilidad 
de  lo  fegundo , que  de  lo  primero : porque  ni  el  Mercu- 
rio de  piedra  ¿ente  la  ofrenda,  ni  el  necio  fabe  agrade- 
cer la  honra  , que  le  hazen . Otra  ofrenda  no  menos  do- 
no fa  vfan,  queestirarfelaspeílañas,  o cejas, y ofrecer- 
las al  Sol,  o a los  cerros,  y Apachitas,  a los  vientos,  oa 
las  cofas  qaetemen . Tanta  es  la  defuenrura,  en  que  lian 
viuido , y oy  dda  vánen  muchos  Indios , que  como  a mu- 
chachos leshaze  el  demonio  entender , quanto  fe  le  an- 
toja, por  grandesdifparates  que  iban , como  de  losGea- 
$up.  1. ¿d  Cor.  t**es  |13ze  fe mejante  comparación  fan  Chrifoílomo  en 
vna  ¡Homilía.  Maslos  fictuos  deDios  que  atiendena 
fuenfeñanca,  yfaltiacion,  no  deuen  depreciar  eílasm- 

ñc. 


Libro  Quinto* 

frenas  * pues  fontales  que  bailan  a enlazallos  en  fu  eter- 
na perdición  . Mas  con  buenas  y fáciles  razones  defen- 
gañarlos  de  tan  grandes  ygnorancias . Porque  cierto^ 
es  cofa  de  ponderar  3 quanfujetos  eftan  aquien.  los  po- 
ne en  razón . No  ay  cofa  entre  las  criaturas  corpora- 
les mas  iluftre  que  el  Sol,  y es  aquien  los  Gentiles  ro- 
dos communmente  adoran.  Pues  con  vna  buena  ra- 
zón me  contaua  vn  Capitán  difcreto  y buen  Chriília- 
10 , que  auia  perfuadido  a los  Indios , que  el  Sol  no  era 
¡>ios , fino  foío  criado  de  Dios , y fue  afsi . Pidió  al  Ca- 
ique y Señor  principal,  que  le  dieíTc  vn  Indio  ligero^ 
>ara  embiar  vna  carta : diofeíe  tal , y preguntóle  el  Ca- 
ntan al  Cacique . Dime , quien  es  el  Señor  y el  prin~ 
ripal  , aquel  Indio  que  lleua  la  carta  tan  ligero  , o tu 
jite  fe  la  mandas  licuar  ? Rcípondio  el  Cacique  , yo  üa 
fingíina  duda,  porque  aquel  no  haze  mas,  de  lo  que 
'o  le  mando.  Pues  eíío  mtfmo  ( replicó  cl-Capitan  ) paf 
a entre  eífe  Sol  que  veemos  , y el  Criador  de  todo* 
^rque  el  Sol  no  es  mas  quevn  criado  de  aquel  altifc 
imo  Señor,  que  por  fu  mandado  anda  con  tanta  lige- 
eza  fin  canfarfe , lleuando  lumbre  a todas  las  gentes* 
r afsi  vereys  como  es  fin  razón  y engaño,  dar  al  Sol 
a honra,  que  fe  le  deue  a fu  Criador,  y feñor  de  to- 
lo. Quadroles  mucho  la  razón  de  el  Capitán  a to- 
os , y dixo  el  Cacique , y Ioslndios  que  eílauan  con  el* 
¡ue  era  gran  verdad,  y que  fe  auian  holgado  mucha 
e entendería . RefiereFe  de  vno  de  los  Reyes  Ingas, 
ombre  de  muy  delicado  ingenio , que  viendo  coma 
odos  fus  antepagados  adorauan  al  Sol,  dixo,  quena 
. parecía  a el,  que  el  Sol  era  Dios,  ni  lo  podía  fer.  Porg- 
ue Dios  es  gran- feñor,  ycongranfofsiego  y feñorio 
aze  fus  cofas:  y que  el  Sol  nunca  para  de  andar:  y que 
afa  tan  inquieta  no  le  parecia  fer  Dios.  Dixo  bien* 

Yfi 


De  la  H'iftoria  Moralde  India* 

Y i!  con  razones  fuaues  y que  fedexenpercebir,  les  de- 
cldran  a los  Indios  fus  engaños  y cegueras,  admirableme 
te  fe  comiencen,  y rinden  a la  verdad. 

C yí  (P.  6 . De  otro  genero  de  ‘idolatría 
con  los  defuntos. 


OTRO  genero  de  ydolatria  muy  diuerfo  de  los  re- 
feridos es , el  q los  Gentiles  han  víado  por  ocaíion 
de  fus  defuntos,  aquien  querían  bien  y eftimauan.  Y aun 
parece  que  el  Sabio  da  a entender,  que  el  principio  de  la 
ydolatria  fue  cito,  diziendo  afsi : El  principio  de  fornica- 
ción fue  la  reputación  de  los  ydolos , y cita  inuencion  es 
total  corrupció  de  la  vida.  Porque  al  principio  del  mun 
do  no  vuo  ydolos,  nial  finios  aura  para  fiempre  jamas, 
Mas  la  vanidad  y ociofidad  deloshombrcstraxo  almua 
do  efta  inuencion , y aun  por  eílo  acabaron  fus  vidastan 
preíto.  Porque  fucedio,  que  Entiendo  el  padre  amárga- 
lo ente  la  muerte  del  hijo  mal  logrado , hizo  para  fu  con- 
fuelo  vn  retrato  del  defunto,  y comento  a honrar  y ado- 
rar como  a Dios,  al  que  poco  antes  como  hobre  mortal 
acabo  fusdias:  y para  eíte  fin  ordeno  entre  fus  criados 
q en  memoria  fuya  fe  hiziefíen  deuociones  yfacrificios 
Defpues  paífando  dias  y tomando  autoridad  efta  maldi 
ta  coftumbre,  quedó  efte  yerro  canonizado  por  ley,  y af 
fi  por  mandado  de  los tyranos  y Reyes  era  adorados  lo: 
retratos  y ydolos . De  aqui  vino  que  con  los  aufentes  fi 
comento  a hazer  io  mifmo,y  a los  que  no  podían  adora 
en  prefencia  por  eftar  lexos, trayendo  los  retratos  de  lo 
Reyesque  querían  honrar,  por  efte  modo  losadorauan 
fupliendo  con  fu  inuencion  y tra^a  la  aufcncia  de  los  qui 
querían  adorar . Acrecentó  efta  inuencion  de  ydolatri 
la  curiofidad  de  excelentes  artífices , que  con  fu  arte  hi 
zieroneftas  ymagincs  y eftatuastan  elegantes  , quelo 

qiii 


Libro  Quinto.  J17 

que  no  fabian  lo  que  era,  les  prouocaná  a adorarlas.  Por- 
que con  el  primor  de  fu  arte  pretendiendo  contentar  al 
que  Ies  daua  fu  obra , facauan  retratos  y pinturas  mucho 
mas  excelentes.  Y el  vulgo  de  la  gente  licuado  déla  apa- 
rencia  y gracia  de  la  obra,  al  otro  que  poco  antes  auia  fi- 
do  honrado  como  hombre,  vino  ya  a renerley  eftimarle 
por  fu  Dios.  Y eftefue  el  engaño  miferabledc  los  hom- 
bres, que  acomodándole  ora  a fu  afife&o  y fentimiento* 
ora  a la  lifonja  de  los  Reyes,  el  nombre  incommunicable 
de  Dios,  le  vinieron  a poner  en  las  piedras  adorándolas 
por  diofes.  Todo  efto  es  de  el  libro  de  la  Sabiduría,  que 
es  lugar  digno  de  fer  notado.  Y a la  letra  hallará  los  que 
fueren  curiofos  defemboluedores  de  antigüedad , que  el 
origen  de  la  ydolatria  fueron  eftos  retratos  y eftatuas  de 
los  defuntos.  Digo  de  la  ydolatria^ue  propriamente  es 
adorar  ydolos  é ymagines,porq  eífotra  de  adorar  criatu- 
ras como  al  Sol,  y a la  milicia  del  cielo  , de  q fe  hazc  me- 
cion  en  losPropheras , no  es  cierto  q fucile  defpues,  aun- 
que el  hazer  eílatuas  y ydolos  en  honra  del  Sol,  y déla  HtVrrw. 
Luna,  y de  la  tierra,  fin  duda  lo  fue.  Viniendo  a nueftros  So¡?b°n 
ludios,  por  los  mifmos  paífos  que  pinta  la  eferitura  vinie 
ró  a la  cumbre  de  fusydolatrias.  Primeramente  los  cuer 
pos  délos  Reyes  y Señores  procurauan  conferuai  los;  y 
permanecían  enteros,  fin  oler  mal,nicorromperfe  mas 
de  dozientos  años . Defta  manera  efiauan  los  Reyes  In- 
gas en  el  Cuzco  cada  vno  en  fu  capilla  y adoratorio,  de 
los  quales  el  Virrey  Marques  de  Cañete  ( por  eftirpar  la 
pdolatria)hizo  facar,y  traer  ala  ciudad  de  los  Reyes  tres 
o quatro  dellos,  quecaufó  admiración  ver  cuerpos  hu- 
manos de  tantos  años  con  tan  linda  tez  y tá  enteros.  Ca- 
ta vno  de  eftos  Reyes  Ingas , dexaua  todos  fus  teforos  y 
tazienda,  y renta  para  fuftentar  fu  adorarorio , donde  fe 
íoniafu  cuerpo, y gran  copia  de  miniftros,  y toda  fu  fa- 
milia dedicada  a fu  culto . Porque  ningún  Reyfuceífor 

X vfur- 


De  la  Hiftoria  Moral  de  Indias 


v fu r paua  los  teforos  ybaxilla'de  fu  aoteceífor,  fino  dé 
nuevo  juntaría  para  fi,y  para  fu  palacio.  No  fe  cóteniaró 
eon  eflaydolatriadelos  cuerposdelo-sdefuntos:  fino q 
también  hazianfus  eftatuas,  y cadaRey  en  vidahazia  vn 
y dolo,  o eftatua  fuya  de  piedra , la  qual  Uamaua  Guaoi- 
qui, que  quiere  dezir  hermano,  porque  a aquella  eífatua 
en  vida  yen  muerte  fe  le  aula  de  hazerla  rnifma  venera^ 
cion  qu e al  proprio  Inga : las  qu  ales  lleuauan  a la  gu erra, 
y faeauan  en  procefsioo,  para  alcanzar  agua,  y buenos  té 
porales,y  les  hazian  diuerfas  fieftas  y facrifícios.  Deftos 
ydolos  vuogranfumma  en  el  Cuzco  , y en  fucomarca, 
entiendefe  que  ha  ceífado  del  todo,  o en  gran  parte  la  fu 
perdición  de  adorar  efias  piedras , defpu  es  que  por  la  di- 
ligencia del  Licenciado  Polo  fe  defcubriero , y fue  la  pri- 
mera la  de  Ingarbea  cabera  de  b parcialidad  principal 
de  Hanan  Cuzco . Defla  manera  fe  halla  en  otras  nació* 
aes  gran  cuenta  con  los  cuerpos  de  los  antepagados  ,jr 
i US  edatuas,que  adoran  y veneran. 

Cyí'P.  y,  Delasfuperfticioiiesquevfaum 
con  los  muertos . 


O M M V N M E N T E creyeron  los  Indios  del 


^ Piru,  que  las  animas  viuiá  defpues  defta  vida,  y que 
Bos  buenos  tenían  gloria,  y los  malos  pena , y afsi  en  per- 
fuadilles  efbos  articuíos  ay  poca  dificultad’..  Mas  de  q los 
cuerpos  vuieíTen  de  refucilar  colas  animas,  no  lo  alcana- 
ron,  y afslponiá  excefsiua  diligéda,  como  eftá  dicho,  en 
cóferuar  los  cuerposy  horarios  defpues  de  muertos.  Pa- 
ra eíi  o íusdecediéreslesponiá  ropa, y haziá  facrííicios3ef 
peciaiméte  los  Reyes  Ingas  en  fus  entierros  aula  de  fer  a- 
cópañados  de  grá  numero  de  criados , y mugeres  para  el 
■ferokio  déla,  otra  vida:y  afsi  el  día  qmorian^matauan  las 


IXUI* 


Libro  Quinto.  310 

tnúgeres  aquien  tenia  afielo,  y criados,y  oficiales , para  q 
fiieíen  a feruir  a Iaotra  vida  . Quando  murió  Gaunaca- 
pa,quefue  padre  de  Atagualpa,cn  cuyotiempo  entraió 
los  Efpañoles,  fueron  muertas  mil  y tatas  perfonas  de  to- 
das edades, y fuertes  para  fu  feruicio  y acompañamiento 
en  la  otra  vida.  Matauanlosdeípucsde  muchos  cantares 
y borracheras,  y ellos  fe  tenían  por  bienauenturados,fft' 
crificauanlesmuch3scofasefpecialmente  niños,  y de  fu 
fangre  hazian  vna  raya  de  oreja  a oreja  enel  roftro  del  de 
funto . La  mifma  fuperfticion,  é inhumanidad  de  matar 
hombres, y mugeres  para  acompañamiento,  y feruicio 
del  de  funto  en  la  otra  vida  han  v fado, y vfan  otras  nacio- 
nes -Barbaras.  Y'  aun  fegun  eferiue  Polo,quafiha  fido  gene 
ral  en  Indias,  y aun  refiere  el  venerable  Beda,  q vfauá  los 
Angios  antes  de  contiertirfe  alEuangeÜo,  la  mifma  cof- 
tumbre  de  matar  gente,  quefuefieen  compañía  y ferui- 
ció  de  los  defuntos . De  vn  Portugués  que  fiendo  capti- 
vo entre  Barbaros  le  dieron  vn  flechazo  con  que  perdió 
vnojo  , cuentan,  que  queriéndole  (aerificar , para  que 
acompañaífe  vn  Señor  defunto , refpondio,  que  los  que 
morauan  en  Íaotra  vida,terniaen  poco  al  defunto,pues 
le  dauan  por  compañero  a vn  hombre  tuerto  , y que  era 
inejor  darfele  con  dos  ojos, y pareciendoles  bien  efia  ra- 
tón a los  Barbaros  le  dexaron.  Fuera  defta  fuperfticion 
k {aerificar  hombres  al  defunto,  que  no  fe  haze  fino  con 
Señores  muy  calificados , ay  otra  mucho  mas  commirn 
1 general  en  todas  las  Indias , de  poner  comida  y beuida 
líos  defuntos  fobre  fus  fepulturas  y cueuas,  y creer  que 
*6  aquello  fe  fuftentan,  que  también  fue  error  dclos  anti-  ' 
>uos,como  dize  Tan  Auguftin.  Y para  efteefeéto  de  dar-'  Auguft.in(a 
es  de  comer  y beuer , oy  dia  muchos  Indios  infieles 
entierrá  fécretaméte  fus  defuntos  délas  Iglcfias  y cerné- 
enos, y los  entierrá  en  cerros, o quebradas,  o en  fus  pro- 
nías  cafas.  Vían  rabie  ponerles  plata  enlas  horas  > en  lasi 

X 2 ma- 


320  Déla  Htfíorta  Moral  de  Indias 

manos,  enlos  fcnos,y  veftirles  ropas  nueuas,  y prouecho 
fas  dobladas  debaxo  déla  mortaja.Creen  q las  animas  de 
fus  defuntos  anda  vagueando , y q fíente  frió,  y fed,  y ha- 
bré, y trabajo,  y por  eífo  hazen  fus  aniuerfarios  líeuádo- 
les  comida,  y beuida,y  ropa.  A eíla  caufa  aduiertencon 
mucha  razón  los  Perlados  en  fus  Synodos,  que  procuré 
los  Sacerdotes  dar  a entender  a los  Indios , que  las  o fren 
das  que  en  la  Iglefía  fe  ponen  en  las  fepukuras,  no  fon  co 
mida , ni  beuidadc  las  animas , fino  de  los  pobres , o de 
los  miniaros,  y fol'o  Dios  es  el  que  en  la  otra  vida  fuften- 
talas  animas,  pues  no  comen,  ni  beuen  cofa  corporal.  Y 
va  mucho,  en  que  fepan  efto bien  fabido,  porque  no  con 
viertan  el  vfo  fan&o  en  fuperfticion  gentílica,  comomu- 
dios  lo  hazen.. 


C A D . 8 . Del  vfode  mortuorios  que  tuuie* 
ron  los  Mexicanos , y otras  naciones . 


AVI  E N D O referido  lo  queenelPiru  vfaron  mir- 
c h a s 1 1 a c i o n e s c o n fu  s d e f u n t o s , e s b i e n h a z e r e fp  e - 
jrial  mención  de  los  Mexicanos  en  efía  parte, cuyos  mor- 
tuorios eran  folemnifsimos  , y llenos  de  grandes  diípa- 
rates . Era  oficio  de  Sacerdotes  y Relígiofos  en  México 
(que  los  auia  con  eílrana  obferuancia  , como  fe  dirá  def- 
pu es)  enterrar  los  muertos,  y hazerlcs  fus  exequias,y  los 
lugares  dóde  los  enterrauan,  eran  las  fementeras  y patios 
de  fias  cafas  propriasú  a otros  lleuauá  a los  facrifícaderos 
de  los  niontesrotros  quemauanvy  enterrauan  las  cenizas 
en  to$templos,y  a todos  enterrauan  con  quanta  ropa, y 
joyasvy  piedrastenian,y  a los  que  quemarían,  metíanlas 
cenizasen  vnas  oHaSi  y en  ellas  las  joyas,  y piedras,  y ata- 
víos, por  ricos  que  fuefTen.  Cantarían  los  oficios  funera- 
les como  rcfponfos^y  leuantauan  a los  cuerpos  de  los  de 
fiintos  muchas  vezeyhaziendo  muchas  cerimonias . En 


ellos* 


Libro  Quinto.  $zi 

íeftos  mortuorios  comían, y beuian,  y'fí  eran  perfonas  de 
calidad,  dauan  de  veílir  a todos  los  que  auian  acudido  ai 
cnterramiéto , En  muriendo  alguno  poníale  tendido  en 
vn  apofento , hafta  q acudían  de  todas  partes  los  a migos 
y conocidos,  los  qualestrayanprefentes  al  muerto,  y le 
faludaua  como  íi fuera  viuo.  Y fi  era  Rey,  o Señor  de  al* 
gun  pueblo,  le  ofrecían  efclauos  para  q los  mataífen  con 
el,  y le  fucilen  a feruir  al  otro  mundo . Matauan  afsi  mif 
mo  alfacerdote,  o capellán  quetcnia,  porque  todos  los 
Señores  tenían  vnfacerdotc,  que  dentrode  cafa  les  ad- 
'miniftraua  las  ceremonias,y.afsüe  matauan  para  q fticfTe 
ñ adminiftrar  al  muerto  rmatauáal  Maftrefala,  al  Cape- 
ro, a los  enanos,  y corcobados, que  deftosfiefcruianmu- 
cho , y a los  hermanos  que  mas  le  auian  feruido.,lo  qual 
era  grandeza  entre  los  Señores  feruirfe  de  fus'hermaoQS, 
y délos  referidos.  Finalmente  matauan  a todos  los.de  fu 
cafa,  para lleuar  a ponercafa  al  otro  mundo.  Yporqno 
tuuieífen  allapobreza,entcrrauan muchariquezadeo- 
ro,plata>y  piedras,  ricascortinas  de  mucjhasláboresvbra 
$aletes  de  oro,  y otras  ricas  plecas , y íi  quemauan  alde- 
funto,  haziá  lo  mifmo  con  toda  la  gente,  y atamos  que  le 
dauan  para  el  otro  mundo.  Tomauan.toda  aquellaceni- 
za,  y enterrauála  con  grande  folénidad : durauan  las  exe- 
quias diez  dias  de  lamentables  y llorofos  cantos.  Sacaul 
losfacerdotes  a los  defuntos  con  diuerfasc'eremonias,fe 
gun  dioslo  pedían , las  quales  eran  tantas.,  quequafi  no 
fe  podiannumerar ..  A los  Capitanes,  y grandcs  Señores 
les  ponianiusiníignias  y trofeos, fegun  fusihazañas,y  va- 
lor que  auian  tenido  enlas  guerras , y gouiemo , que  pa- 
ra efto  tenían  fu s particulares  bkfones,  y armas.  Lleua- 
van  todas  eftas  cofasy  feñales, al  lugar  donde  auia  de  fer 
enterrado,  o quemado,  delante  del  cuerpo,  acompañan 
dolé  con  ellas  en  procefsion,  donde  yuan  losfacerdotes, 
y dignidadcsdeltemplo  con  diueifos  aparatos : vnesen- 

X 3 cien 


De  la  HifíoriaMoralde  Indias 

cienfando,  y otros  cantando,  y otros  tañendo  t rifles  flaS 
tas  y atambores,  loqual  augmentaua  mucho  el  llanto 
de  los  vadallos , y parientes.  El  Sacerdote  quehaziael 
oficio, yua  atauiado  con  las  iníignias  de  elydolo,aquien 
stuia  reprefentado  el  muerto , porque  todos  los  Señores 
reprefentauan  alos  y dolos, y tenían  fusrenombres,  a cu- 
ya caufá  eran  tan  edimados,  y honrados.  Edas  iníignias 
fobredichas  lleuaua  de  ordinario  la  orden  déla  Caua- 
Meria . Y al  que  quemauan , defpucs  de  auerle  lleuado 
al  lugar,  adonde  auian  de  haz  crias  cenizas,  rodeauanle> 
de  Tea  a el , y a todo  lo  q pertenecía  a fu  matalotaje,  cifi* 
rio  queda  dicho  , y pegauanle  fuego  augmentándolo 
liempre  con  maderos  -refino  ío:s,  hada  que  todo  fehazia 
Ceniza.  Salta  Juegos  va  Sacerdote  vedido  con  vnos  ata- 
víos de  demonio  , con  bocas  por  todas  las  coyunturas, 
y muchos  ojos  deefpejuelos  , con  vn  gran  palo  y con  el 
reboluia todas  aquellas  cenizas  con  gran  animo  y denuc 
do,eI  qual  hazia  vna  reprefentacion  tan  fiera,  que  ponía 
grima  a todos  los  prefentes . Y algunas  vczes  efte  minif- 
tro  faca>u a otros  trages  diferentes , fegun  era  la  qualidacb 
del  que  moria*  Eda  digrefsiondclosmuertosy  mortuo- 
hos  fe  ha  hecho  por  ocaíion  de  la ydolatria  délos  debili- 
tes, agora  ferá  judo  boluer  alimento  principal  , yacaj 
Bar  con  eda  materia. 

, C A T:  i?.  Del  quartoy  idtimogenero  de  Tdola* 
tria  y queüfarm  los  Indios  con ymagines , y- 
ejlatuasy  ej^eci  ablente  los  Mexicanos . 


pero  Cl  Eípiritu  San€tú  condena  mucho  mas,  y abomina1 
®xm  linage  de  ydolatras,  que  adoran  fojamente  las  figu- 


ras^ 


Vibro  Quinto, 

rasí  y ym agines  fabricadas  por  manos  de  hombres , fin  a- 
ver  en  ellas  mas,  de  fer  piedras,  o palos,  o metal,  y la  figu 
íraq  ei  artífice  quifo  dalles.  Afsi  dize  el  Sabio  defios  ta- 
les: Defuenturados , y entre  los  muertos  fe  puede  cotar 
fu  efperan^a,  de  los  que  llamaron  diofes  a las  obras  délas 
manos  de  los  hóbres,  al  oro , a la  plata  con  la  inuencion 
yíemejanca  de  animales,  o la  piedra  inútil  q no  tiene  mas 
de  fer  de  vna  antigualla.  Y va  profiguiendo  diuinamete 
eontra  efte  engaño  y defatino  dé  los  Gentiles,  como  tam 
'bié  el  propheta  Efayas,  y el  propheta  Hieremias,  y el  pro 
fapheta  Baruch,  y el  fan&o  Rey  Dauid  copiofa  y graciofa- 
mentedifputan.  Y conuerna,que'elminiftro  ¿q  Chrifto 
que  reprueua  los  errores  de  ydolatria , tenga  bien  viftos, 
y digeridos e fios  lugares,  y las  razones  que  en  ellos  tan 
gala  na  m e nt  e e 1 Efpir  i t u S a n do  t oc  a , q t o d a s fe  r ed  u z en 
avnabreue  fentencia,  que  pone  el  propheta  Ofeas,  El 
oficial  fue  el  que  le  hizo  , y afsi  no  es  Dios:  feruirapues 
para  telas  de  arañas  el  bezerro  de  Samaría . Viniendo  a 
nueftro  cuento , vuo  en  las  Indias  gran  curiofidad  de  ha- 
zer  ydolos,  y pinturas  de  diuerfas  formas,  y diuerfas  ma- 
terias, ya  eftas  adorauan  por  diofes . Llamauanlasenel 
Piru  Guacas,  y ordinariamente  eran  de geftos  feos,  y dif- 
formes,  alómenos  las  q yo  he  viíto, todas  eran  afsi.  Creo 
fin  duda,  que  el  demonio, en  cuya  veneración  las  hazian, 
guftaua  de  hazerfe  adorar  en  figuras  mal  ageftadas.  Y es 
afsi  en  efc&o  de  verdad,  que  en  muchas  de  eftas  Guacas, 
oydoloseldemoniohablaua  , yrefpondia , y los  Sacer- 
dotes y miniflros  fuyos  acudían  a eftos  oráculos  del  pa- 
dre de  las  mentiras,  y qual  el  es, tales  eran  fus  confejos,  y 
auifos,  y prophecias . En  donde  eñe  genero  de  ydola- 
tria preualecio  mas  que  en  parte  del  mundo  fue  enla  pro 
vincia  de  nueua  Efpaña , en  lo  de  México , y Tezcíico , y 
Tlafcála,  y Cholíila,  y partes  cóuezinas  de  aquel  Reyno. 
Y es  cofaprodigiofade cotar,  lasfuperftidoocs q en  día 
bu  X 4 parte 


Efo‘44* 

titean,  i o. 
B druch.6, 

P [<d.uh 


o[a. 


3 24  T)eh  Htjiork  Moral  de  Indias 

parte  tuuiérori  , mas  no  ferá  fin  gufto  referir  algo  dellasí 
El  principal  ydolo  délos  Mexicanos, como  eftá  arriba  di- 
chos era  Vitzilipuztli : efta  era  vna  eftatua  de  madera  en 
treraliada  en  femejan^a  de  vn  hombre  Tentado  en  vn  ef- 
caño  azul  fundado  en  vnas  andas,  y de  cada  efquina  íalia 
vn  madero  con  vna  cabera  de  fierpe  al  cabo  : el’efcaño 
denotaua,  que  cftaua  Tentado  enelcielo.  El  miTmo  ydo- 
lo tenia  toda  la  frente  azul,  y por  encima  de  la  nariz  vna 
veda  azul,  quetomaua  de  vna  oreja  a otra.  Tenia  Tobrc 
la  cabera  vnrico  pliimage  de  hechura  de  pico  de  paxa- 
ro  y elremate  deldc  oro  muy  bruñido . Tenía  en  la  ma- 
no y zqiiierda  vna  Rodela  blanca  con  cinco  pinas  de  plu- 
mas blancas  puertas  en  Cruz  , falia  por  lo  alto  vn  gallar- 
dete de  oro, y por  las  manijas  quatro  factas,que  fegun  de 
zián  los  Mexicanos,  les  auian  embiado  del  cielóyparaha 
zer  las  hazañas  que  en  fu  lugar  fe  dirán.  Tenia  en  la  ma- 
no derecha  vn  báculo  labrado  a mancrade  culebra , to- 
do azuíondeado.  Todo  efte  ornato  y el  demas  que  era 
mucho,  tenía fu^íignificacibnesyfegitn ¿Tos  Mexicanos  de 
darauam.,  EFrro mbrede  Vitzilipuztli  quiere  dezir  íinicf 
tra  de  plu  ruare  lu  mb ra  n te . Del  te  mplb  Tu p e rbifsi  m o,  y 
facrirtcios,  y freftas,  y ceremoniasdefte  gran  ydolo  fe  di- 
raabaxo,  que  fon  cofasmuy  notables.  Solo  digo  aípre- 
fente  , que  erte  ydolo  vertido  y aderezado  ricamente  ef 
raua  puerto  en  vn  altar  muy  alto  envna  piefa  pequeñav 
muy  cubierta  de  Tauanas,  de  joyas,  de  plumas,  y de  ade- 
remos de  oro,co  muchas  rodelas  depluma, lo  mas  galana 
y cutí  o fá  mente*  que  ellos  podían  tenclíe  , y rtempre  de- 
lante dcl  vna  corrina  para  mayor  veneración . Tonto  aí 
apofento  de  efte  ydolb  auitií  otra5piema  menos  adereza- 
da, donde auiaotro  ydblb-que  fe  deziaTlalóc.  Ertauan 
frempre  juntos  eftos  dos  ydblbs , porque  los  tenían  por 
eompañeroSyy  de  ygual  poder.  Otro  ydolo  auia  en  Me- 
moumiy  principai , que  era?  el  dios  de  íapemreneiay  dt 


Libro  Quinto.  325 

los  jubileos, ‘y  perdón  de  pecados.  Eñe  ydolo  fe  llama- 
va  Tezcatlipüca, el  qual  era  de  vna  piedra  muy  relumbra 
te,ynegracomoazauache,  veñido  de  algunos  atauios 
galanos  a fu  modo.  Tenia  ^arcilles  de  oro  y de  plata,  en 
el  labio  baxo  vn  cañutillo  chriftalino  de  vn  xeme  de  lar- 
go , y en  el  metida  vna  pluma  verde , y otras  vezesazu  1, 
que  parecía  Efmeralda, o Turqucfa.  La  coleta  délos  ca- 
bellos le  ceñía  vna  cinta  de  oro  bruñida , y en  ella  por 
rcm  ate  vn  a o rej  a de  o ro  c on  v nos  h um  os  pint  a d o s en  c- 
11a,  que  fignifícauan  los  ruegos  de  los  afligidosy  pecado- 
res, queoyaquandofeencomendauanael.  Eutreeña 
oreja  y la  otra  falian  vnas garrotas  en  grande  numero:  al 
cuello  tenia  vn  joyeíde  oro  colgado , tan  grande  que  le 
cubría  todo  el  pecho : en  ambos  bracos  brazales  de  oro, 
enel  ombligo  vnarica  piedra  verde, cnla  mano  yzquierda 
vn  mofqueador  de  plumas  preciadas  verdes  , azules , a- 
marillas  , que  fallan  de  vna  cbapa  de  oro  refuziente  muy' 
bruñido , tanto  que  parecía  efpejo : en  que  daua  a enten- 
der, que  en  aquel  efpejo  vur  todo  lo  que  fe  hazia  en  el 
mundo.  A eñe  efpejo, o chapa  de  oro  Hamauanltlacheá- 
ya , que  quiere  dezir , fu  mirador.  En  la  mano  derecha 
tenia  quatro  faetas,  que  fignificauanelcaftigo,quepor 
los  pecados  daua  a los  malos.  Y afsi  al  ydolo  que  mas  te 
mían,  porque  nolésdéfcubrieíTe  fusdéli&os,  era  eñe, 
en  cuya  íTefta , que  era  dé  quatro  a quatro  años  , auia 
perdo  de  pecados , como  adelante  fe  relatará.  A efte  mif 
jno  ydolo  Tezcatlipuca  tenían  por  dios  de  las  fequ eda- 
des, y hambres,  y efterilidád;  y peftilbncia1.  Y afsi  le  pin- 
tarían en  otra  forma,  que  era  afrentado  con  mucha  auto- 
ridád  en  vn  efeaño  rodeado  db  vna  cortina  colorada  la- 
brada de  calaueras  , y hueífos  de  muertos  .*  En  la  mano 
yzquierda  vna  Rodela  con  cinco  pifias  db  algodón  , y en 
la  derecha  vna  vara  arrojadiza  amenazando  con  ella  , el 
Ikaco  muy  eftirado  como  que  la  quería  ya  tirar . Dé  la> 
r * X * Ro  de 


jiC  De  la  HifloridMorral de  India* 

•Rodela  falian  quatro  fletas  : el  Temblante  ayrado  : d 
cuerpo  votado  todo  de  negro:  la  cabera  llena  de  plumas 
decodornizes.  Eran  grandes  las fuperfticiones  quevs- 
fauancon  eíte  ydolo,por  el  mucho  miedo  que  le  tenían. 
EnCholul^que  escerca  de  México,  y era  república  pac 
í,  adorauan  vn  famofo  ydolo,  que  era  el  dios  délas  mer- 
caderil s,  porque  ellos  eran  grandes  mercaderes, y o y di  a 
fon  muy  dados  a tratos,  llamauanleQuctzaálcoátí,  E£ 
tana  efe  ydolo  en  vnagran  pla^a  en  vn  templo  muy  al- 
to . Tenia  al  derredor  de  íi  oro , plata,  joyas,  y plumas 
cicas  ,ropas  de  mucho  valor , y de  diuerfos  colores.  Era 
en  figura  de  hombre , pero  la  cara  de  paxaro  con  vn  pico 
colorado,  y fobreel  vna  erefta,  yberrugas,  convnas 
rengleras  de  dientes , y la  lengua  defuera . En  la  cabera 
vna  mitra  de  papel  puntiaguda  pintada:  vna  hoz  enla 
mano,  y muchos  aderemos  de  oro  en  las  piernas , y otras 
miUnuenciones  de  difparates , que  todo  aquello  íignifi- 
caua,  y en  efedlo  le  adorauan,  porque  hazia  ricos  a los 
¿que  quería, como  el  otro  dios  Mammón,  o el  otro  PIu- 
-toh.  Y cierto  el  nombre  que  le  dauan  los  Cholulános 
¿aíu  dios,  era  a propofito , aunque  ellos  no  lo  entendían. 
Llamauanlc  Q^ctzaálcoitl , que  es  culebra  de  pluma  ri- 
ca , que  tal  es  el  demonio  de  la  cobdicia.  No  fe  conten- 
tauan  eftos  Barbaros , de  tener  diofes , fino  que  también 
tenían  fusdiofas,  comolasftbulasdelos  poetas  lasin? 
itroduxeron,  y la  ciega  gentilidad  de  Griegos  y Roma- 
nos las  veneraron..  La  principal  délas  Dioías  que  adorar 
Han,  llamarían  Tózi,  que  quiere  dezir  nueílra  agüela; 
quefegun  refieren  las  hiítorias  de  los  Mexicanos,  fue 
hija.delRey  de  Culguacan , que  fue  la  primera  que  deífo 
dlaroíi  por  mandado  de  Vitziíipüztli,  confagrandolade 
lia  arte  por  fu  hermana,  y defde  entonces  comentaron 
;a  d elfo lia rloshombres  para  los  facrificios  ,y  veftirfe  los 
¿vinos  de  los  pellejas  de  los  facrificados,  entendiendo 


Litro  Quinto  .*  t fi? 

que  fu  Dios  fe  agradaua  dello,  como  también  el  Tacar 
Jos  corazones  a los  que  facrificauan , lo  aprendieron  de 
fu  dios,  quando  elmifmo  losfacó,  alos  que  eaftigóen 
Tula , como  fe  dirá  en  fu  lugar.  Vna  deftas  diofas,  que  a- 
doraua*n,tuuo  vnhijo  grandifsimo  ca  jador, que  defpues 
tomaron  por  dios  los  de  Tlafcála,  que  fue  el  vanelo  o- 
puefto  alos  Mexicanos  , con  cuya  ayuda  los  EfpañoleS 
ganaron  a México.  Es  lá  prouincia  de  Tlafcála  muy  apa^. 
rejada  para  caj:a,y  la  gente  muy  dada  a ella,  y afsi  hazian* 
granfíefla.  Pintan  al  ydolo  de  cierta  forma,  que  no  ay 
que  gallar  tiempo  en  referilla,  masía  fíefta  que  le  haziare 
es  muy  donofa.  Y era  afsi,  que. al  reyrdcl  aluatoeauan 
vna  bozina , con  que  fe  juntauan  todos  co  fus  arcos  y’fle- 
ehas,  redes , y otros  inflamientos  de  caja , y yuan  con  fu 
ydolo  en  procefsion,  y tras  ellos  grándiisimo  numero  de 
gente  a vna  fierra  alta , donde  en  la  cumbre  della  tenían 
pucfla  vna  ramada,  y en  medio  vn  altar  riquifsimamentc 
aderecado , donde  ponían  afydolo.  Yendo  caminando 
con  el  gran  ruydo  de  bozinas , caracoles , y flautas , y a- 
tambores,  llegados  al  pueílo  cercauan  toda  la  falda  de- 
aquella fierra  alderredor,  y pegándole  por  todas  partes 
Riego,  falian  muchos  y muy  diuerfos  animales  , venados* 
conejos,  liebres,  zorras,  lobos.&c.  Los  quales  yuan  ha- 
bíala cumbre  huyendo  de  el  fuego,  y yendo  los  calado- 
res tras  ellos  con  grande  grita, y bozeria,  tocando  diuer- 
líos  inflrumentos  , los  ileuauan  hafla  la  cumbre  delante 
¡del  ydolo , donde  venia  a aver  tanta  apretura  en  la  caja, 
que  dando  faltos  vnos  rodauan  , otros  dauan  fobre  la? 
gente,  y otros  fobre  el  altar  conqueauiagranderego- 
zijo,y  fíefta.  Tomauan  entonces  grande  numero  de  ca- 
ja, y a los  venados , y animales  grandes  facrificauan  de- 
lante de  el  ydolo  , Tacándoles  los  corazones -con  la  ce¿* 
remonia  que  vfauan  en  los  faerificios  de  io&  hombres* 


$2%  Ve  la  Hijlorh  Moral  de  Indias 

Lo  qual  hecho,  tomauan  toda  aquella ca$:a  acuellas*, y 
boluianfecon  fu  ydolo,  por  el  mifino  orden  que  fueron, 
yentrauanen  la  ciudad  con  todas  ellas  cofas  muyrego- 
zijados  con  grande  mulica  de  bozínas , y atabales , halla 
llegar  al  templo , adonde  ponían  fu  ydolo  con  muy  gran 
reucrencia  y folemnidad . Yuanfe  luego  rodos  a guiíar 
las  carnes  de  toda  aquella  ca^ra,  dequehazían  vncorn* 
biteatodo  el  pueblo,  y defpucsdecomer  hazianfusre- 
prefentacioncs  y bayles  delante  de  el  ydolo.  Otros  mu- 
chos diofes,  y diofas  tenían  congranfummadeydolos, 
mas  los  principales  eran  en  la  nación  Mexicana , y enfus 
jrezinas,  ios  que  eílan  dichos. 

€ A *P-  io.  Ve  Vn  ejlrano  modo  deTdo* 
latvia , ¿¡Mofáronlos  Mexicanos. 

O M O diximos,  que  los  Reyes  Ingas  de  el  Píru  fii- 
^ ílituyeron  ciertas  eflatuas  depiedra  hechas  a fu  fe- 
mejan^a,  que'les  1 ! a m au a n fu s Guaoi q u i e s,  o hermanos, 
y les  hazían  dar  la  mifma  veneración  que  z ellos.  Afsi 
los  Mexicanos  do  vfaronvcon  fus  diofes,  pero  paliaron 
ellos  mucho  mas  adelante>porquehazian  diofes  de  hom 
bres  viuos , y era  en  efea  manera . Tomauan  vn  captiuo, 
el  que  mejor  les  parecía,  y antesde  facriíicarle  a fus  ydo- 
los,poaianIe  el  nombrede  el  mifmo  ydolo  , aquien  auia 
defer  faeriíicado  , y vertíanle,,  y adornauardede  el  mif- 
mo ornato,  que  a fu  ydolo,  ydezian , que  a-eprefentaua 
al  mifmo  ydolo  . Y por  todo  elriempo  que  durauaeila 
reprefentacion , que  en  vnas  Helias  era  de  vn  año , y en 
otras  era  de  feys  mefes,  y en  otras  de  menos  : déla  mif- 
ma  manera  le  venerarían , y adorauan  , que  al  proprió 
ydolo , y comía , y beuia,  y holgaua.  Y quando  yua  por 
las  calles,  faha la  gente  a adorarle,  y todos  le  ofrecían 


Libro  Quinto . $Z9 

mucha  limofna,  y lleuauále  los  niños, y los  enfermospa* 
raquelosfanaífejy  bendixeffe,  y en  todo  le  dcxauan  ha- 
zer  fu  voluntad,  faluo  qq  porque  no  fe  huycíle , le  acom- 
pañauan  fiempre  diez  o doze hóbres  adóde  quiera  qyua. 
Y el,  para  quelehizieffen  reuerencia,  por  donde  palia- 
ra, tocaua  de  quando  a quando  vn  cañutillo,  con  que  fe 
apercebia  la  gente  para  adorarle.  Quando  eftaua  de Ca- 
zón y bien  gordo,  llegada  la  fíefta , le  abrían,  y matauan, 
ycomianhaziendofolemne  Sacrificio  del . Cierto  pone 
Íaílima,  ver  déla  manera  qucfatanas  eflaua  apoderado 
delta  gente,  y lo  eílá  oy  día  de  muchas  haziendo  fe  moja- 
res potajes,  y embulles  a cofia  délas  triíles  almas,  y mife- 
rabies  cuerpos  que  le  ofrecen , quedándole  el  riendo  de 
la  burla  tan  pefada  que  les  haze  a los  defuenturados,  me- 
reciédo  fus  pecados  que  les  dexe  el  altifsimo  Dios  en  pp 
de  r d e fu  e n e m ig  o,a  q u i en  e fe  ó gie  ro  n p or  d i os  y.  a mp  ar  q 
fuvo.  Mas  pues  fe  ha  dicho  lo  que  baila  délas  ydolatrias 
de  los  Indios,íiguefeq  tratemos  del  modo  de  rdtigion,  o 
fuperflició  por  mejor  dezir,  que  vfan  de  fus  ritos.  De  fus 
Sacrificios , de  templos , y ceremonias , y lo  demas  que  & 
eílo  toca. 

C A D.  ii.  'De  como  el  demonio  ha  procurado  af* 
femejarfe  a Dios  en  el  modo  de  facrifidos } y 
religión  ¡y facr  amentos . 

PE  R O antes  de  venir  a eíTo,fe  ha  de  aduertir  vna  co- 
fa,  que  es  muy  digna  de  ponderar.*  Y es,  que  como 
el  demonio  ha  tomado  por  fu  foberuia  vando  y comp3> , 
renda  con  Dios,  lo  que  nueílro  Dios  con  fu  fabiduria  or- 
dena para  fu  culto  y honra,  y para  bien  y falud  del  hom- 
bre, procura  el  demonio  y mitarlo,  y peruertirlo,para  fer 
el  honrado,  y elhombre  mas  condenado.  Y afsi  vemos, 
que  c o ¡no  e Ilumino  D¿os  tiene  Sacrificios,  y Sacerdotes,, 


3?  <*  De  la  Hijloria  'Morral  de  Indias 

y facrametos,y  Religiofos,  y Pxophetas,y  gente  dedica'; 
da  a fu  diuitio  culto  y cerimonias  Tandas : afsi  también  el 
demonio  tiene  fus  facriíicios,y  facerdotes,y  fu  modo  de 
facramentos>y  gente  dedicada  a recogimiéto  y fantimo- 
nia  fingida,  y mil  generosdeprophetasfalfos.  Todo  lo 
qual  declarado  en  particular  como  paíTa,  es  de  grade  guf 
to , y de  no  menor  con fideracion , para  el  que  fe  acorda- 
re como  endemonio  es  padre  de  la  mentira,  fegun  la  fum 
túM  £ ma  verdad  lo  dize  cu  fu  Euangelio , y afsi  procura  vfur- 
par  para  fija  gloria  de  Dios  y y fingir  con  fus  tinieblas  la 
Uxoly.  luz.  Los  encantadores  de Egy.pt o enfeñados  de  fu  mae- 
flroíatanasprocurauan  hazer  en  competencia  deMoy- 
fes y Aaron otras marau illas feníej  antes.  Y cnel  libro  de 
los  ÍUC2es  leemos  del  otro  Micas , que  era  facerdote  dei 
y dolo  vano , vfando  los  aderemos  que  en  el  tabernáculo 
del  verdadero  Dios,  fe  vfauan  aquel  Ephot,  y Teraphiny 
y lo  demas:  Seafe  lo  quequificrenlos  do&os.  Apenas 
ay  cofa  iníHtuyda  porlefu  Ghrifto  nuefiro  Dios  y Señor 
en  íu  Ley  Euangelica,  que  en  alguna  manera  no  la  aya  el 
demonio  fophifticado,  y pafiado  a fu  gentilidad : Como 
echara  de  ver  quien  aduirtierc , en  lo  que  por  ciertas  re- 
laciones tenemos  Tábido  de  los  ritos  y ceremonias  de  los 
Indios, ;dc  que  vamos  tratando  en  cite  libro, 

C/P.  12.  Délos  Templos  que fe  han 

hallado  en  las  Indias.  fl 

i ;;1  ' : : , •;  ' t?;'  : .. jr  u I- - c - T: # 

pOMENCANDO  puespor!osTemplos,co* 
^ mo  el  Tummo  Dios  quifo,  que  fe  le  dedicafle  cafa, en 
que  fu  fan&o  nombrefueífe  co  particular  culto  celebra- 
do , afsi  el  dem  orno  para  fus  intentos  perfuadio  a losin* 
fieles , que  le  hizieíTcn foberuiüs|empios*y  particulares 


adoratorios  y fan&uarios.  En  cada  pronincia  del  Pira  a- 
via  vna  principal  guaca , o cafa  de  adoración,  y vltra  de* 
fía  algunas  vniu  críales , q eran  para  todos  los  Rey  nos  de 
los  Ingas.  Entre  todas  fuero  dosfeñaladas : vna  q llaman 
de  Pachacáma,  q eftá  quatro  leguas  de  Lima,  y fe  vee  oy 
lasruynasde  vn  antiquifsimo  y grandifsimo edificio,  de 
donde  Frácifco  Pif  arro,  y los  fuyos  vuiero  aquella  imme 
fa  riqueza  de  valijas , y cantaros  de  oro  y plata , q les  ir a- 
xeron  quando  tuuieronprcfo  al  Inga  Atagualpa.  En  efíe 
téplo  ay  relación  cierta,  que  hablaua  viablemente  el  de- 
monio, y daua  refpueftas  defde  fu  oráculo,  y que  a tiem- 
pos vían  vna  culebra  muy  pintada ; y efío  de  hablar  y ref 
ponder  el  demonio  en  efíos  falfos  fan<fíuarios,y  engañar 
a los  miferablesyes  cofa  muy  commun , y muy  auerigua-; 
da  en  Indias,  aunque  donde  ha  entrado  el  Euágelio,y  le* 
yantado  lafeñalde  la  fanóta  Criiz,manifiefíamétehaen 
mudecido  el  padre  de  las  mentiras:  Como  de  fu  tiempo 
éfcriue  Plutarco,  Cuy ceffdunit PythUs futidcre ordculi.  Y fanluf  PlutM.Ub.di 
tino  Mártir  trata  largo  defíe  filencio  que  Chrifto  pufo  a tYdc.re.. 
los  demonios , que  hablauan  en  los ydolos,  como  efíaua  luftiiuit  Apolo, 
mucho  antes  prophetizado  en  la  diuina  eferitura.  El  mo  pro  cknftm. 
do  que  tenían  de  confultar  afusdiofes  los  minifíros  in- 
fieles hechizeros,  era  como  el  demonio  les  enfcñaná,  or- 
dinariamente era  de  noche,  y entrarían  las  efpaldas  buel- 
tasal  ydolo  andando  hazia  atras,y  doblando  el  cuerpóv 
p inclinando  la  cabera  , poníanle  envnapofturafea  , y 
afsi  confultauan.  La  reípuefta  de  ordinario  era  en v* 
na  manera  de  íiluo  temerofo , o con  vn  chillido,  que  les 
poniahorror,  y todo  quanto  les  auiíaua,y  mandauaera 
encaminado  a fu  engaño , y perdición . Ya  por  la  mife* 
ricordia  de  Dios , y gran  poder  de  I E 5 V Chiifto3 
muy  poco  fe  halla  deefía.  Otro  templo  y adoratoria 
aun  muy  mas  principal  vuo  en  el  Piru , que  fue  en  la 
ciudad  de  el  Cuzco adonde  e$  agora  el  monafteria 


$ $ 2 Déla  Hijloria  Moral  de  Indias 

de  Sando  Domingo,  y en  los  filiares  y piedras  del  edifi- 
cio, que  oy  dia  permanecen,  fe  echa  de  ver  que  fucile  co 
fa  muy  principal.  Era  efte  templo  como  el  Pantheon  de 
los  Romanos,  quanto  afercafa  y morada  de  todos  los 
diofes  .Porque  en  ella  puliéronlos  Reyes  Ingas  los  dio- 
fes  de  todas  las  prouincias  y gentes  que  conquiftaron,  cí 
rando  cada  ydoío  en  fu  particular  afsiento,  y haziendole 
culto  y veneración  los  de  fu  prouincia  con  vn  gafto  exceí 
{¡uo  de  cofas  que  fe  trayan  para  fu  minifterio  , y con  eflo 
les  pare  cía  que  tenían  feguras  las  prouincias  ganadas , có 
tener  como  en  rehenes  fus  diofes.  Eneftamifina  cafa  ef« 
taua  el  Puncháo,q  era  vn  ydolo  del  Sol,  de  oro  finifsimo 
co  grá  riqueza  de  pedrería,  y puedo  al  Griete  có  tal  artifi 
ció  q en  faliendo  el  Sol  daua  enel,y  como  era  el  metalíi- 
nifsimo,boluian  los  rayos  con  tanta  claridad  que  parecia 
otro  Sol.  Efte  adorauan  loslngas  por  fu  dios, y al  Pacha 
yachachic , que  es  elhazedor  del  cielo.  En  los  defpojos 
defte  templo  riquifsimo  dizen,  que  vn  toldado  vuo  aque 
lia hermofifsima  plancha  de  oro  del  Sol,  y como  andaua 
largo  el  juego , la  perdió  vna  noche  jugando.  De  donde 
toma  origen  el  refrán  que  en  el  Piru  anda  de  grandes  ta- 
húres diziendo,  Iuega  el  Sol,  antes  que  nazca. 

CjíD.  13.  Délos foberuios Templos 
de  México. 

PE  R O fin  comparación  fue  mayor  la  fuperfticion  de 
los  Mexicanos  afsi  en  fusceremonias,como  enlagrá 
deza  de  fiis  templos , que  antiguamente  llamauan  los  Ef 
pañoles  el  Cu , y deuio  de  fer  vocablo  tomado  de  los  Is- 
leños de  Santfto  Domingo,  o de  Cuba  ,"como  otros  mu- 
chos que  fe  vfan,  y no  fon  ni  de  Eípaña , ni  de  otra  legua 
que  óy  dia  fe  vfe  en  Indias,  como  fon  Mayz,  Chicha, Va* 
quiano,  Chapetón , y otros  tales.  Auia  pues  en  México 

el  Cu, 


Libro  Quinto. 

el  Cu,tanFamofo  templo  de  VitzilipüzthYque  tenia  vna 
cerca  muy  grande,  yformaua  dentro  de  íi  vnhermoío 
patio : toda  ella  era  labrada  de  piedras  grandes  a mane- 
ra de  culebras  aíidas  las  vnas  a las  otras,  y por  eífo Te  lía- 
maua  efta  cerca  Coatcpánrli,  q quiere  dezir  cerca  de  cu- 
lebras.  Tenia  las  cumbres  délas  enmaras,  y oratorios,  do 
de  los  y dolos  cftauan , vn  petril  muy  galano  labrado  con 
piedrasmenudas, negras  como  3zauache,  pucftascon  mu 
cho  ordé  y cócierto,  reuocado  todo  el  capo  de  blanco  y 
colorado,  que defde  abaxo  luzia mucho.  Encima deíle 
pretil  auia  vnas  almenas  muy  galanas  labradas  como  ca- 
racoles: tenia  por  remate  délos  eftribos  dos  Indios  de 
piedra , afrentados  con  vnos  candeleros  en  las  manos , y 
dellos  (alian  vnas  como  mangas  de  Cruz , có  remates  de 
ricasplumas  amarillas,  y verdes,  y vnos  rapazejos  largos 
de  lo  mifino . Por  dérro  de  la  cerca  deíle  patio  airia  mu- 
chos apoíentos  de  Religiofos,y  otros  enlo  alto  para  Sa- 
cerdotes, y Papas,  queafsi  llamauan  alosfupremos Sa- 
cerdotes que  feruian  alydolo.  Era  efte  patiovtan grande 
y efpaciofo , que  fe  juntauan  a danzar , o baylar  en  el  en 
rueda  al  derredor , como  lo  vfauan  en  aquel  Reyno,  íin 
eftoruo  ninguno  ocho  o diez  mil  hombres,  que  parece 
cofa  increyble.  Tenia  quatro  puertas, o entradas,  a Crié 
te,  y Poniente,  y Norte,  y Mediodía : de  cada  puerta  de- 
flasprincipiaua  vna  calcada  muy  hermoía  de  dos  y tres 
leguas,  y afsi  auia  en  medio  de  la  laguna,  dodceftaua  fun 
dada  la  ciudad  de  Mexico,quatro  calcadas  en  Cruz  muy 
mchas,q  lahermofeauan  mucho  . E íl a u a n e n e fia s p o r- 
adas  quatro  diofes,o  ydoloslosroftros  bucltosalas  mif 
mas  partes  délas  calcadas.  Frontero  de  la  puerta  de  efte 
emplo  de  Vitzilipüztli  auia  treynta  gradas  de  treynta 
Sra^as  de  Largo , que  las  diuidia  vna  calle  que  eftaua  en- 
re la  cerca  de  el  patio  y ellas.  En  lo  alto  de  las  gradas  a- 
vh  vnpaílcadero  de  treynta  pies  de  ancho  rodoencala- 

Y do: 


314  T)e  la  Hifioria  Moral  de  Indias 

dó:  en  medio  defte  paííeadero  vna  palizada  muy  bien  la- 
brada de  arboles  muy  altos , pueftos  en  hilera  vna  bra$a 
vno  de  otro : eftos  maderos  eran  muy  grueíTos, y eftauá 
todosbarrenados  con  vnos  agujeros  pequeños:  defde  a- 
baxohafta  la  cumbre  venían  por  los  agujeros  de  vn  ma- 
dero a otro  vnas  varas  delgadas,  enlasquales  eftauan  en* 
fartadas  muchas  calaucras  de  hombres  por  las  ñeñes : te- 
nia cada  vna  veynte  caberas . Llegarían  eftas  hileras  de 
calaueras  defde  lo  baxo  halla  lo  alto  délos  maderos, lle- 
na la  palizada  de  cabo  acabo,  de  tantas  y tan  eípeftas  cx- 
laueras , que  ponían  admiración  y grim  a.  Eran  eftas  ca- 
lan eras  de  los  que  facrifícauaníporque  defpues  de  muer- 
tos, yxomída  la  carne,  trayan  la  calan  era,  y entregauan* 
la  a losminiiros  del  templo,  y ellos  la  enfartauan  allí, ha 
fía  que  fe  cay  an  a pedamos , y tenían  cuydado  de  renouar 
con  otras,  las  que  cayan.  En  la  cumbre  del  templo  efta- 
van  dospie^aseomo  capillas,  y en  ellas  los  dos  ydolosq 
-fehaniiiefepida^kzíIipuztUs^fa compañero  Tkloc,  la* 
btadas Las'capilksdíchras  de  figuras  de  ralk,y  eftauan  tan 
lakksaquepara  fu  bir  aellas  rauia  vna  efcalera  de  ciento  y 
veyntegradas  depiedra.  Delante  de  fus  apofentos aura 
rTOpatjo  de  qiiarentapks  en  quadro , en  medio  del  quai 
aula  vna  piedra  de  hechura  de  Pirámide  verdes  y puntia* 
guda,  de  alt  ura  de  cinco  palmos,  y eftaua  puefta  para  los 
facrificiosde  hombres  que  allí  fe  hazian , porque  echa- 
do! v n h om b rodee fpafdasjb br e ella , le hazia  doblar  el 
cuerpo  vy>afsi  ic  abrían,  y k facaua  el  cara  con,  co  mo  ade 
lantefedka.  Ama  en  la:ciudad  de  México  otros  ocho  o 
nueue  templos,  como  efie  que  fe  ha  dicho,  los  quales  ef- 
tauá pegados  vnos  con  otro sdentro  de  vn  circuyto  gran 
dej,  y tenia  fus  gradas particulares,  y fu  patio  con  apofen- 
tos  y dormitorios.  Eftauá  las  entradas  de  los  vnos  a Po- 
niente ; otros  a Lcuanre : otros  aí  Sur : otros  al  Norte,  to 
dps  muy  labrados,  y torreados  con diuerfas hechuras  de 

alrae- 


'Libre Qulnú. 

almenas,  y pinturas  con  muchas  figuras  de  piedra , forta- 
lecidos con  grandes  y anchos  eílribos.  Eran  ellos  dedi: 
cados  a diuerfos  dioíes,  pero  deípues  del  templo  de  Vit- 
zilipüztli  era  el  del  ydolo  TezcatHpúca  , que  era  Dios  de 
la  penitencia, y de  los  caíligos,  muy  alto  y muy  hermofa- 
mente  labrado.  Tenia  para  fubir  a elochenta  gradas,  al 
cabo  de  las  qualesfehaziavnamefa  de  ciento  yvcynte 
pies  de  ancho,  yjuntoaella  vna  falatodaentapicada  de 

cortinas  de  diuerfas  colores  y labores : la  puert  a baxa,  y 

ancha,  y cubierta  fiempre  con  vn  velo,  y folos  los  Saccr- 
dotespodian  entrar,  y todo  el  templo  labrado  de  varias 
efigies,  y tallas  con  grancuriofidad,  porque  ellos  dos  té 
píos  erá  como  Iglefias  Catredales  ,y  los  demas  en  fu  ref 
pedio  como  parrochias , y hermitas.  Y eran  tan  efpacio- 
fos,  y de  tantos  apofentos,  que  en  ellos  auia los  miniíle- 
rios,  y colegios,  y efcuelas,  y cafas  de  Sacerdotes,  que  fe 
aíra  defpues.  Lo  dicho  puede  bailar  para  entender  la  fo 
reruia  del  demonio,  y la  defuentura  de  la  miferable  gen- 
>e,  que  con  tanta  colla  de  fus  haziédas,  y trabajo, y vidas 
erman  a fu  proprio  enemigo  , que  no  pretendía  de  ellos 
ñas  que  deílruyllcs  las  almas,  y confumilles  los  cuernos* 

' con  efto  muy  contentos  parecicndóles  porto  eraue  en- 
¡ano,  que  temangrandesy  poderofosdiofes , aquié  tan- 
oferuiciofehazia.  1 

C </í  T.  14.  J)e  los  Sacerdotes  ,y  oficios 
que  hartan. 

-<  N todas  fas  naciones  del  mundo  fe  hallanhombres 
- particularmente  diputados  al  culto  deDios  verda- 
ero, o falto,  los  quales finí  en  para  los facrificios,y  para 
leclarara!  pu  eblo  lo  que  fus  diofes  les  mandan.  En  Me 

ico  yuo  en  ello  eflraña  curiofidad , y remedando  el  de- 

íomo  e vio  dé  la  Iglcfia  de  Dios,;pufo  también  fu  ordé 
c lacadores  menores , y mayores , y toprcm  os , y vnos 

Y 2 como 


33<J  T>e  la  Hiftoria  afóratele  lnd¡at 
como  Acolitos,y  otros  como  Lcuitas.  Y lo  que  mas  me 
ha  admirado,  harta  en  el  nóbre  parece  que  el  diablo  qui- 
fo  vfurpar  el  culto  dé  Chrifto  para  fi , porque  a losfupre- 
mos  Sacerdotes,  y como  (i  dixeíTemos  Summos  Pontífi- 
ces, llamarían  en fu  antigua  lengua  Papas  losMexicanos, 

como  oy  dia  confia  por  fushiftorias , y relaciones . Los 
Sacerdotes  de  Vitzilipüztli  fucedian  porlinagesde  cier- 
tos barrios  diputados  aefto.  Los  Sacerdotes  de  orros 
ydolos  eran  por  elecion  , o ofrecimiento  défde  fu  niñez 
al  templó.  Su  perpetuo  exereiciq.de  los  Sacerdotes  era 

incienfar  alosydolos,loqualfeIiazia  quatro  vezescada 
dia  natural.  La  primera  en  amaneciendo:  lafegundaal 
medio  diasr.fr  tercera  a puerta  del  Sol:  laquartaamedia 
noche . A crta  horafeleuantauan  todas  lis  dignidades 
del  templó, y enlugar  décampanastocatia  vnasbozinas 
y caracoles  grandes , y otros  vnas  /frutillas  , y tañían  vn 
gran  rato»vn fonido  trift'e',  y defpues  de  auertañido  falia 

el  Hcbdbmadai  io,  o femanero  vert  ido  de  vna  ropa  blan- 
ca como  Dalmática,  con  fu  incienfrrio  en  la  mano  lleno 
de  brafa  ,Ii  qual  tomaua  del  brafero,  o fogon , q’pcrpe- 
t uaméíe  ardía  ante  el  altar , y.tafeottá  mano  vna  bolfa 
Ménade  enciéfo,delqualechaua  enelinciéfario,y  entra- 
dó  donde  eftaua  clydolo  inciénfauascon  mucha  reueren 
cia.  Defpuestomaua  vnpaño,y  con  la  mifmalimpiaua 
el  altar , y cortinas.  Y acabado  eftb,  fe  yuana  vna  pieja 
juntos , y alíi  liazian  cierto  genero  de  penitencia  tnuy  ri- 
gurofa  y cruel,  hiriendofe  y facandofe  fangre , en  el  mo- 
do que  fe  dirá  quando  fe  trate  déli  penitencia  que  el  dia- 
blo enftño  albs  fuyos : Eftbs  maytines  a media  noche ja- 
masfáirauan.  En  losfacrifíciosnopodianentédtr otros 
fino  folbs  los  Sacerdotes,  cada  vno  confirme  a fu  grado 
y, dignidad.  TáBien  predicauan  a la  gente  en  ciertas  ficf- 
tas,  como  quandb  dellas  fe  trate  diremos  ¡tenían  fus  ren 
títs,  y también  fcléshazian  copio  las  ofrendas.  De.fr  vn- 
'■  cion 


LibroQuinto . £37 

íciofi  con  que  fe  confagrauan  Sacerdotes,  fe  dirá  rambié 
adelante.  En  el  Piru  fefuftentauan  de  las  heredades» 
que  alia  llaman  Chácarasdefusdiofes.  Las  quales  eran 
tnuchasy  muyricas. 

C ji  T.  15.  T)e  los  Monaflerws  de  doncellas  ¿¡ue 
inuento  el  demonio  para fu feruicio . 

O M O la vidareligiofa  (queaymitacióde  IES  V 
- Chrirto,y  fus  fagrados  Aportóles,  han  profcrtado,y 
profertan  enlaSamrta  Jglcfia  tantos  fiemos  y fieruasde 
Dios)  es  cofa  tan  aceptado  los  ojos  de  la  diuinaMagef- 
tad,  y con  que  tanto  fu  fan&o  nombre  fe  honra, y fu  Igle- 
fiafehermofea  í Afsi  el  padre  delamentirahaprocura- 
d o,  n o fo'lo  tem  eda  r erto,  pero  en  cí  ert  a fo  r m a t en  ex  co- 
peten cía,  y hazer  a fus  minirtros  que  fe  feñalen  en  afpere- 
za , y obferuancia . En  el  Piru  vuo  muchos  Monafterios: 
de  donadlas,  que  de  otra  fuerte  no  podían  fer  recebidas. 
V por  lo  menos  en  cadaprouincia  auia  vno,  enelqualef 
tauan  dos  géneros  de  mugeres:  vn  as  ancianas  que  llama 
van  Mamacbnaspara  enfeñan^a  de  las  demas : otras  era 
muchachas,  que  cftauan  alli  cierro  tiempo  ,ydefpues  las 
(ácauan  para  ínsdiofes , o para  el  Inga . Llamauan  erta 
cafa , o monarterio  Acllaguáci,  q n e es  cafa  de  eíc  ogi  d a s; 

Y cada  raonarteriotenia  íu  Vicario, o Gouernador  llama 
lo  Ap  popa  naca,  el  qual  tenia  facultad  de  efeoger  todas 
lasquequlíieíre,  dequalquier  calidad  que fueífen*  fi  cu- 
lo de  ocho  años  abaxo,com  o le  parecieífen  de  buen  ta-* 
le  y difpoficion . Ert  as  encerradas  alli  eran  d odrina  das 
)or  lasMamacónas  en  diuerfáscofas  neceíraríasparala 
nd  a h u m a n a,y  etilo  s r it  o s y c er  e m o ni  as  d e fu  s di  ofes:  d e 
lili  fe  faca.ua de  catorze  años  para  a rriba , y con  grande 
guardia  fe  embiauá  ala  Corte : parte  deltas  fe  diputarían 
jara  feruir  cnlas  guacas  y fa nduario  s c ófc ruando  perpe- 

Y 3 tua 


jjS  la  Jrliftoria  Moral  de  Indidt 

tua  virg ini  d a d : p a r t e p ara  1 o s fa  c r i fie  i o s ardí nanos  qué 
hazian  de  donzellas, y otros  extraordinarios  por  la  falud 
o muerte,  o guerras  del  Inga  : parte  también  para  muge- 
tes,  o mancebas  del  Inga,  y de  otros  parientes,  o Capita- 
nes Tuyos, aquien  el  las  daua,  y era  hazelles  gran  merced: 
Efte  repartimiento  féhazia  cada  año.  Para  el fuft-éto  de 
ftos  monaílerios,  que  era  gran  quatidad  de  donzellas  las 
que  tenían, auia  rentas  y heredades  proprias  de  cuyos  fi  u 
tos  fe  mantenían.  A ningún  padre  eraIicito,negar  fusM- 
jas,quandoel  Appopanáca  fe  las  pedia,  para  encerrabas 
en  los  dichos  monafterios,  y aun  muchos  ofrecían  Tus  hi- 
jas de  fu  voluntad ; pareciendoles  que  ganauan  gran  mé- 
rito, en  que  fueífen  facrificadas  por  el  Inga.  Si  fe  hallaua 
auer  alguna  debas  Mamaconas,  o Aellas  delinquido  con 
tra  fu  honeftidad  , era  infalible  el  cafligo  de  enterraba  vi- 
va 5 o mataba  co  otro  genero  de  muerte  cruel.  En  Mé- 
xico tuuotambien  el  demonio  fu  modo  de  monjas, aun- 
que nolesduraualaprofefsion  y fantimonia  masdepor 
vn  año*  Y era  deba  m anera:  dét  ro  de  aquella  cerca  grá- 
dífsimavquef*diximos  arriba,  que  tenia  el  templo  princi-¡ 
pal,auiados  cafas  de  recogimiento  vna  frontero  de  otra: 
la  vna  de  varones,  y la  otra  de  mugeres.  En  la  de  muge- 
res  folo  auia  donzellas  de  doze  a treze  años,  alas  quale* 
llamauan  lasMo^as  déla  penitecia:  eran  otras  tantas  co- 
mo los  varones:  vitiian en  cabidad  y claufuracomo  don 
zcllas  diputadas  al  culto  de  fu  dios . El  exercicio  que  te- 
nían , era  regar  y barrer  el  templo , y hazer  cada  mañana 
de  comer  alydolo  y a fus  miniítros,deaq»eíIó  que  de  li- 
mofna  recogían  los  II  eligió  Tos . La  comida  que  al  ydo- 
So  hazian,eran  vnos  bollos  pequeños  en  figura  de  manos^ 
y pies, y otros  retorcidos  como  melcochas.  Con  eñe  pan 
hazian  ciertos guiíados,  y ponianfelo  alydolo  delante  ca 
da  día,  y comíanlo  fus  Sacerdotes,  como  los  de  Bel,  que 
aseara  Daniel.  Eílauan  citas  mojas  trefquiladas , y deí-, 
v T pues 


Libro  Quintó. 

pues  dexauan  crecer  el  cabello  hada  cierto  tiempo.  Le* 
vantáuanfe  a media  noche  a los  maytines  de  los  ydolos, 
q fiépre  fe  hazian , haziendo  ellas  los  mifmos  exercicios 
quelosRcligiofos.  Tenían  fus  Abadefias , que  las  ocu- 
pará en  hazer  lientos  de  muchas  labores  para  ornato  de 
los  ydolos  y templos.  El  traje  que  a la  contina  traya,era 
todo  blanco  fin  labor,  ni  color  alguna.  Hazian  también 
fu  penitencia  a media  noche,  facrifícandofe  con  herirle 
en  las  puntas  de  las  orejas  en  la  parte  de  arriba , y la  fan- 
grc  que  fe  facauá  ponianfela  en  las  mexillas : y dentro  de 
fu  recogimiento  tenian  vna  alberca,  donde  fe  latiauan  a* 
quella  fangre : viuian  con  honedidad  y recato  . Y fí  ha- 
llauan,que  vuiefle  alguna  faltado  aunque  fue  fíe -mu  y le- 
vemente , fin  remiísion  moria  luego , diziendo  que  auia 
violado  la  cafa  de  fu  dios:  y tenían  por  agüero  y por  in- 
dicto  de  auerfucedido  algún  mal  cafo  dedos , fi  vian  paf 
far  algún  ratón, o murciegalo  en  la  capilla  de  fu  ydolo,  o 
que  auian  roydo  algún  velo , porq  dezian  que  fino  vuie- 
ra  precedido  algun  delicio,  no  fe  atreuiera  el  r3tó,o  muí 
ciégalo  a hazer  tal  defeortefia.  Y de  aqui  procediá  a ha- 
zerpefquifa , y hallando  el  delínquete  por  principal  que 
fuelle,  luego  le  dauan  la  muerte.  En  efie  monaderio  no 
eran  admitidas  dózellas  fino  de  vno  de  feys  barrios,  que 
edauan  nóbrados  paraelefe<do:y  duraua  edaclaufura, 
como  edá  dicho  vn  año , por  el  qu al  ellas  o fus  padres  a- 
via  hecho  voto  de  feruir  al  ydolo  en  aquella  forma : y de 
alli  falian  para  cafarfe.  Alguna  femejan^a  tiene  lo  dedas 
donzcllas,  y mas  lo  délas  del  Piru  con  las  virgines  Véda- 
les de  Rom  a,q  refieren  los  hidoriadores,  para  q fe  enticn 
da  como  el  demonio  ha  tenido  cudicia  de  fe r feruido  de 
gente,q  guarda  limpieza,  no  porque  a el  le  agrade  la  lim- 
pieza , pues  es  de  fuyo  efpiritu  inmundo , fino  por  quitar 
al  fumino  Dios  en  el  modo  que  puede,  eda  gloria  de  fer- 
virfe  de  integridad  y limpieza. 

Y 4 


CAP. 


Arift.  Tte-ttc* 
Uph, 

£xod.  i,To- 


j 40  De  la  Hiftorta  MoralUe  Iridias 

C jí  <P.  16.  De  los  Víonaflerios  de  ^e/igíV 
fos  que  tiene  el  demonio  para  fu  fuperftiáon . 

COSA  es  muy  fabida  por  las  cartas  délos  padres  de 
nueftraCompamaefcritasdelapon  , íamultitudy 
grandeza  que  ay  en  aquellas  t iérrate! e Religiofos , que 
llaman  Roncos,  y fuscoftumbres,  y fuperfticion,  y men- 
tiras : y afsi  dedos  no  ay  que  dczir  dentreuo.  De  los  Boa 
£os,  o Religio  fos  de  la  China  refieren  padres , que  eftu- 
vieron  alia  dentro  , auer  diuerfas  maneras , o ordenes , y 
que  vieron  vnos  de  habito  blanco  y co  bonetes : y otros 
de  habito  negro  fin  bonete  ni  cabello  , y que  de  ordina- 
rio fon  poco  eíHmados,y  los  Mandarines,  o miniílros  de 
judicia  los  acotan  como  alosd'emasr  Eítosprofeífanjno 
comer  carne,  ni  peleado,  ni  cofa  vina , fino  arroz,  y yer- 
vas--  mas  defecrcto  comen  de  todo , y fon  peor  es  que  la 
gente  eommun . Los  Religiofos  de  ía  Corte  que  eílá  en 
PaquriTy  dizen  que  fonmuy  eftimados  . A las  Várelas,  o 
monafterlos  deáos  monges  van  de  ordinario  los  Manda- 
rines a reerearfe,yquafi  ííemprebueluen  borrachos.  Ef 
tan  eRos  monaflerios  de  ordinario  fuera  de  las  ciudades: 
dentro  d e l ío  s ay  templos  , pero  en  effo  de  ydolos  y tem- 
plos ay  poca  curioíidad  en  la  China , porque  los  Manda- 
rines hazen  poco  cafo  de  ydolos,  y tienenlbs  por  cofa  de 
burlay  ni  aun  creen que  ay  otra  vida,  ni  aun  otro  par  ay  fo, 
fino  tener  oficio  de  Mandarín  , ni  otro  infierno  fino  las 
cárceles  qellos  dan  aJos  delinqtrentes*  Para  el  vulgo  di- 
zen que  esncceílarib  entreten  elle  con  ydolatria , como 
también  lo  apunta  el  Philofopho'  de  fus  Gouernadores. 
Y aun  eníaefcritura  fue  genero  de  efcnfa,q  dio  Aaio  del 
y doto  delBezerro  c¡  fabrico.  Con  todo  eíTo  vían  los  Cht 
nos  en  las  popas  de  fus  nauiosen  vnas  capilletas  traer  allí 
pueffei  vnadozella:  de  bulto  aííentada  en  fu  filia  coñudos 
* CM 


Libro  Quinto. 

Chinas  delate  dt  lia  arrodillados  a manera  de  Angeles,  y 
tiene  lumbre  de  noche  y de  dia,  y quando  han  de  dar  ala 
vela  le  hazen  muchos  íacrifícios , y ceremonias  con  gran 
ruydo  de  atáborcs,  y capa  ñas,  y echan  papeles  ardiendo 
por  la  popa.  Viniédoa  los  R eligió  ios,  no  fe  que  en  el  Pi~ 
ru  aya  auido  cafa  propria  de  hombres  recogidos,  mas  de 
fus  Sacerdotes  y hcchízeros,  q eran  infinitos.  Peropro- 
priaobferuanciaendócfepareceaiieira  el  demonio  puef 
to  fue  era  México , porqauia  en  la  cerca  del  grantemplo 
dos  monafíerios,  como  arriba  fe  ha  tocado : vno  de  don 
zcllas,  de  que  fe  trató : otro  efe  mancebos  recogidos  de 
diez  y ocho  a veynte  años  Jos  quales  llamauan  Religia- 
fos.  Trayan  en  las  caberas  vnas  coronas  como  frayles:  el 
cabello  poco  mas  crecido  que  Ies  daua;a  media  oreja,  ex 
cepto  que  alcolodrilfo  dexauá  crecer  el  cabeHo  quatro 
dedos  en  ancho,  q les  decendiapor  laseípaldas,y  a mane 
ra  de  trancado  los  arauauan,  y trangauan*.  Eftos  mance- 
bos que  fertiian  en  el  téplo  de  Vitzilipiiztlij  viuian  en  po- 
breza, caftidad,y  obediencia,  y hazian  el  oficio  de  Leui- 
tas  adminiílrando  a los  S acerdotes, y dignidades  del  tena 
pío  elincienfaria,la  lu  mbre,y  los  veftimetos : barríanlos 
¡ligares  {agrados : trayan  leña  para  que  íiépre  ardieífe  en 
tl  braíero  del  dios,  q era  como  lampara  la  qual  ardía  co- 
cino delate  del  altar  del  ydolo.  Sin  eftos  mancebos  auia 
Dtros  muchachos,  que  era  como  monazillos,qferuiá  de 
: o fa s m a nu ales,  c o mo  cra  enramar , y coponer  los  tem- 
eos con  rofas  yjuncos,  dar  agua  amaños  a losSacerdo- 
es,  adm rn i ftr a r na u a j u e ía s para  facrifiéar,  yrconlos  que 
Allan  a pedir  limofna , para  traer  la  ofrenda.  Todos  eftos- 
eniáílis  prepofitos  q tenían  cargo  dello s,y  vfuian  con  tá 
a honcíHdad,q  quando  falian  en  publicadode  auia  mu- 
jeres, yuan  las  caberas  muy  baxas, Tos  ojos  enel  fuelo  to 
>far  alearlos  a mirarlas:  rrayarapor  veftido  vnasfauanas 
te  r e di  Eftos  mogos  recogidos  tenia  licencia  de  falir  por 

¥ j,  1& 


54 2 ©£  la  Hifloria  Moral  de  Indias 

la  ciudad  dé  quatro  en  quatro,y  de  feys  en  feys  muy  mor 
tifícados  a pedir  limofna  por  losbarrios,  y quando  no  fe 
la  dauan  , tenían  licencia  de  llegarte  alasfementeras,  y 
coger  tas  eípigas  de  pan,  o majorcas,  queauian  menef 
ter , fin  que  el  dueño  ofaíTe  hablarles , ni  eüitarfelo.  Te- 
nían efta  licencia,  porque  viuian  en  pobreza  fin  otra  ren- 
ta mas  dé  la  limofna . No  podía  aucr  mas  de  cincuenta: 
exercitauanfe  en  penitencia,  y leuantauanfe  a medía  no- 
che , a tañer  vnos caracoles , y bozinas,  con  que  defper- 
tauanalagente.  Velauanelydolo  porfusquartos,  por- 
que no  fe  apaga  (Te  la  lumbre  que  eftaua  delate  del  altar: 
admimítrauan  elincicnfariojcoh  quedos  Sacerdotes  in- 
eienfauan  el  y do  lo  a media  noche,  a la  mañana,  y al  me- 
dio dia,  y ala  oración.  Eftoseftauan  muy  fujetos  y obe- 
dientes a los  mayores , y no  falian  vn  punto  de  lo  que  les 
mandarían . Y defpues  que  a media  noche  acabauan  de 
incienfar  los  Sacerdotes, cftos  fe  yuan  a vn  lugar  particu 
lar , y facrifícauaa  facandofe  fangre  de  los  molledos  cor 
vnas  puntas  duras  y agudas , y la  fangre  que  afsi  fkcauan 
fe  la  ponían  por  las  fienes  hafta  lo  baxo  déla  oreja.  Y he 
cho  efte  facrificio  fe  yuan  luego  a lauar  a vna  laguna  ; nc 
fevntauan  eftos  mojoseó  ningún  betún  en  la  cabera, n 
en  el  cuerpo  como  los  Sacerdotes  : y fu  veftido  era  vn¡ 
tela  queallafehaze  muy  afpcra  y blanca.  Duraualeseí 
tcexercicio  ,y  afpereza  de  penitencia  vn  año  entero  ,ei 
el  qual  viuian  con  mucho  recogimiento  ^mortificación 
Cierto  es  de  marauillar,  que  la  faifa  opinión  de  Religiói 
pudieífe  en eftos mocos  y mo^asdcMexico  tanto,  qu( 
contan  gran  afperezahizieííen  en  feruicio  de  fatanas,lc 
que  muchos  no  hazemos  en  feruicio  del  altifsimo  Dios 
Que  es  grane  confufion  para  los  que  con  vn  poquito  d< 
penitencia  qhazenfeftan  muy  vfanos  y contentos.  Aun 
que  el  no  fer  aquel  excrcicio  perpetuo  fino  de  vn  año,  1c 
hazia  mas  tolerable, 

CAP 


T ■ ^ ' ' r ; . ' 

€jíT.  i*.  Délas  $ emten  el  as,  y a ¡peredas  > que  han 
vfado  los  Indios por perjuajion  del  demonio . 


Y Pues  hemos  llegado  a efte  punto, bien  feráq  aísipara 
manifeftar  la  maldita foberuia  de  fatanas, como  para 
confundir  y -defpertar  algo  nra  tibieza  enel  feruicio  de  el 
fummo  Dios,  digamos  algo  de  los  rigores  y pcnitÉciasef 
trañas,q  efta  miícrablegente  hazia  por  perfuafon  del  de 
monio,como losfalfosprophetasdeBaal,qcónlácetas  ?,Rí‘SIS« 
fe  heriá,y  facauá  fangre : y como  los q al  fuzio  Beelfegor  prj 
facrificauá;fushi;osy  hijas : y los  paífauñpor  fuego,fegun  Ni/m.25. 
danteftimoniolasdiuinasletras,qiieíieprefatanasfuea-  4.r^.2i¿ 
migo  de  fer  feruido  a mucha  coila  délos  hobres.  Ya  fe  ha 
dicho,  q los  Sacerdotesy  Religiofosde  México  fcleuan* 
:aváamédia  noche,y  auiendó  inciéfado  al  y doló  losSa* 
:erdotcs,y  como  dignidades  del  t eplo  fe  yuad  a vn  lugar 
le  vna  piedra  ancha,  donde  auia  muchos  afsiétos,  y allifc 
enrauávy  tomado  cada  vno  vna  puya  de  Maguéis  q, es  co 
no  alefha,o  punzón  agudó,o  con  otro  genero  de  lance* 
as, o nauajas  paíTauáfe  las  pantorrillas  junto  a la  efpinill& 
acádofe  mucha  fangre,có  la  qual  fe  vntauá  las  íienes,ba* 
iando  cola  demas  fangre  las  puyas, o lancetas,  y ponían 
asdefpues  éntrelas  almenas  deípatio  hincadas  en  vno  $ 

¡lobos, o bolas  de  paja,  para  q todos  las  vieílen , y enten- 
iieífen  la  penitéciaq  haziá  porcl  pueblo.  Lauauáfe  deíla* 
angre  en  vna  laguna  diputada  para  cfto  llamada  Ezapán 
ueesagua  de  fangre,  y auia  gran  numero  deftas  lance- 
as, o puyas  en  el  templo , porque  ninguna  auia  de  feruir 
os  vezes.  Demas  de  eílo  tenían  grandes  ayunos  eílos 
acerdotes,  y R eligiólos, como  era  ayunar  cinco  y diez 
ias  arreo  antes  de  algunas  fieíhas  principales  ,queeran 
ftas  comoQuatrotemporas.  Guardarían  tan  eíirecha- 
leiue  U comincQcia^  que  muchos  delios  porno  venir  a 
r*  ¿ O ' ' ~ caer: 


344  2)e  la  Tiiftorid'hforál  de  Indias 

caer  en  alguna  flaqueza, fe  hendían  por  m edio  los  miera* 
bíos  viriles , y hazian  mil  cofas  para  haz  er  fe  í m po  tente  s, 
por  no  ofender  a fus  diofes:  no  bciiian  vino : dormía  muy 
poco,  porque  los  mas  de  fus  exerekios  eran  de  noche , y 
hazian  en  ft  crueldades , martirizandofe  por  el  diablo , y 
todo  a trueco  de  que  les  tuuieflen  por  grandes  ayunado- 
res, y muy  penitentes.  VTauan  diciplinarfecon  vnasfo» 
gas  que  rentan  ñudos,  y no  folo  los  Sacerdotes  , pero  to- 
do el  pueblo  hazia  dicipiina  en  la  procefsion  y fiefta  que 
fe  hazia  ai  ydoío  Tezcatlipüca , que  fe  dixo  arriba  ,era  e! 
dios  de  la  penitencia . Porque  entonces  ileuauan  todos 
en  las  manos  vnas  fogas  dehilode  Manguéinueuas,  de 
vnabra^a  con  vn  ñudo  al  cabo , y con  aquellas  fe  dicipli- 
n au  an  d an  d ofe  grandes  golpes  en  las  eíp  a Id  as.  Par  a efta 
mífma  fiefta  ayunauan los  Sacerdotes  cinco  diasarreo, 
comiendo  vna  fola  vez  al  día,  y aparrados  defusmuge- 
res, y no  íalian  del  templo  aquellos  cinco  dias  acotando- 
fe  reziamenteconlas  íogasdichas.  De  las  penitencias  y 
eftremosde  rigor  que  víanlos  Bonzos,  hablan  largo  las 
cartas  délos  Padres  dé  la  Compañiade  I E S V S , que  cí 
criuieron  de  la  India  , aunquc  todo  efto  fiempreha  fído 
fophiíHcado^ymasporaparenciaque  verdad . En  el  Pi- 
ra para  la  fiefta  de  el  Ytu  , que  era  grande,  ayunaua  toda 
la  gente  dos  dias,  en  los  quáles  no  llegauan  a mugeres,  ni 
comían  cofa  con  fal,  niaxi,  níbeuian  Chicha  , y eñe  mo- 
do de  ayunar  vfauan  mucho.  En  ciertos  pecadoshazian 
penitencia  dea£Qtarfe  con  vnas  hortigas  muy  afperas:  o- 
trasvezesdarfe  vnosa  otros  concierta  piedra  quátidad 
de  golpes  en  las efpaldas . En  algunas  partes  efta  ciega 
gente  por  períuafion  de  el  demonio  fe  van  a fierras  muy 
agras  ,y  allihazen  vida  aíperifsima  largo  tiempo . Otrai 
vezes  fe  facrifican  defpeñandofe  de  algún  alto  riíco , que 
to  d o s ío  n e ra  bu  ft  e s , d el  q u e ni  ng  u na  c ofa  a m a m a s que 
eidaño,y  perdición  de  loshombres. 

C A Pt 


C jt  T.  1 8.  De  tos  fatri fictos  que  al  demonio  ha « - 
%ian  losíndios}y  de  que  cofas . 

P N lo  que  mas  el  enemigo  de  Dios , y de  los  hombres 
^ ha  moftrado  fíemprefu  ahucia, ha  (ido  en  la  muche- 
dumbre y variedad  de  ofrédas  y facrifícios  que  para  fus 
yd  ol  arrias  h a en  Teña  do  a los  infieles.  Y como  el  cofumir 
la  íubftáncia  de  las  criaturas  en  feruicio  y culto  del  Cria- 
dor, es  adió  admirable,  y proprio  de  Religión,  y effo  es 

íacrificio  r Aísbel  padre  déla  mentira  ha  inuentado,  que 
como  a autor  y Tenor  le  ofrezcan , y fa Orifiquen  las  cria- 
turas de  Dios.  El  primer  genero  defacrifíciósque  vfaró 
los hóbres fue  muy  fenzillo,  ofreciendo  Cayn  de  los  fru- 
tos deja  tierra, y Abel  de  ¡o  mejor  de  fu  ganado  :1o  qual 
Üizieró  defpues  tábic  Noe,y  Abrahá,y  los  otros  Patriar- 
cas , hafta  que  por  Mbyfen  le  dio  aquel  largo  Ceremo^ 
lial  del  Leu  ir  ico,  en  que  fe  ponen  tantas  fuertes  y diferé- 
:ias  de  facrifícios  , y paradiuerfos  negocios  dedíuerfas 
:ofas , y con  díuerfás  ceremonias : Afsi  también  fatanas 
ui  algunas  naciones  fehacontentado  con  enfeñar,que le 
aerifiquen  de  lo  que  tienen,  como  quiera  que  fea.1  en  o- 
ras  ha  pafíado  tan  adelante  en  dalles  multitud  de  ritos, y 
‘eterno nías  en  efto, y tantas  obíeruancias  que  admira  , y 
carece  que  es  querer  cláramete  competir  con  ü ley  anti- 
;ua  s y en  muchas  cofas yfurparfus  proprias  ceremonias. 

\ tres  géneros  de  facrifícios  podemos  reduzir  todos  los 
|ue  vfan  eftbs  infieles :vnos de  cofas infenfíbles:  otros; 
le  animales : y otros  de  hombres . En  el  Piru  víaróficri- 
icarCbca,qiie  es  vn a yema  qire  mucho  eftí  mran,y  Mayz  ’ 
jue  es  fu  trigo  , y plumas  de  colores , y Chaquira  que  e- 
los  lia  man  Molió , y conchas  de  Iá  mar;  y a vézes  oro  ,y 
lata,  figurando  déiló  animalcjos , también  ropa  fina  de 
ííufóbi^mad¿ra4ábr adá  y o lorofa;  y¿m  uy;  ordin  aria  me 

te- 


Gen.  4?’ 
GenX 
Gen.  15, 


546  25e  Hiflortá  'Mordí de  Indias 

te  febo  quemado.  Eran  eftas  ofrendas,  o facríficiospara 
alcanzar  buenos  temporales , o Talud , o librarfe  de  peli- 
gros y males  . En  el  íegundo  genero  era  fu  ordinario  fa- 
crificio de  Guies,  que  fon  vnosanimalejos  comoga^a- 
püio$vque  comen  los  Indios  bien.  Y en  cofas  de  impor- 
tancia, o perfonas  caudalofas  ofrecían  carneros  déla  tier 
ra,  o Pácos(rafos,  o lanudos)  y en  el  numero,  y en  las  co- 
lores, y eri  los  tiempos  auia  gran  coníideracion  y ceremo 
nia.  El  modo  de  matar  qualquier  res  chica,  o grande, 
que  vfauan  los  Indios  fegun  fu  ceremonia  antigua , esia 
propria  que  tienen  los  Moros,  que  llaman  elAlquible, 
Que  es, tomar  la  res  encima  del  bra^o  derecho, y boluer 
k los  ojos  hazla  el  Sol  diziendo  diferentes  palabras,  con 
forme  a la  qualidad  de  la  res  que  fe  mata . Porque  íi  era 
pintada , fe  dirigían  las  palabras  al  Chuquilla , o trueno, 
para  que  nofaltaííe  el  agua : y íi  era  blanco  rafo,  ofrecía- 
le al  Soleo  vnas  palabras  ;-y  fíeradanudo  con  otras,  para 
q alúbraífc\y  criaíTe  :y  íi  era  guanaco,  q es  como  pardo  , 
dirigía  él  facrificio  al  Viracocha.  Y en  el  Cuzco  fe  mata- 
va  con  efta  ceremonia  cada  dia  vn  carnero  rafo  al  Sol , y 
fe  quemaua  veftido  con  vna  camifeta  colorada, y quádo 
fe  quemaua, ecbauáciertos  cepillos  de  Coca  enel  fuego 
(quellamauan  Villcarónca  ) y?para  eñe  facrificio tenían 
gente  diputada,  y ganado  q no  feruiade  otra  cofa.  Tam 
bien  facrificauanpaxaros,  aunque  cfto  no  fe  halla  táfre- 
quenteenclPirucomo  en  México,  donde  era  muy  ordi- 
nario el  facrificio  de  codornizes . Los  del  Piru  facrifca- 
vapaxaros  déla  puna,q  afsi  llama  alia  al  deíicrto,  quádo 
auiá  de  yr  a ia  guerra,  para  bazer  diminuyr  lasfucr^as  de 
las  guacas  de  fus  cótrarios.Eíle  facrificio  fellamaua  Cuz 
c o ule  9a, o Conteuicya^o  Hu  alíamela  oSopauic^yha 
zianlo  en  cfta  forma  . Tomauan  muchos  géneros  de  pa- 
xaros  de  la  puna,  y juntarían  mucha  leña  efpinofa,  llama- 
da Y anlli,  la  qual  encendidajuntauanlospaxaros,y  efta 


Lilro  Quinto, 


547 


junta  Hamauan  Qui£o,  y los  ecbauan  en  el  fuego,  al  der- 
redor de  el  qual  andauan  los  oficiales  delfacrificio  con 
ciertas  piedras  redondas , y efquinadas , adonde  eftauafi 
pintadas  muchas  culebras  3 leones  5fapos,  y rygres,  di- 
ziendo  ( Vfachum  ) que  íignifíca , Suceda  nueftra  vido- 
rra bien,  y otras  palabras  en  quedezian:  Pierdanfe  las 
fuerzas  délas  Guacas  de  nueftros  enemigos . Y facauan 
vnos  carneros  prietos,  queeítauan  enprifion  algunos 
dias  fin  comer,  que  fe  llama  lian  Vrcu,  y matándolos  de- 
zian , que  afi>i  como  los  corazones  de  aquellos  animales 
eftauan  defmayados , afsi  defmayaííen  fus  contrarios, 
Ffi  en  efíos  carneros  vian,  que  cierra  carne  que  eftá  de- 
trás de elcora^on  , nofe  lesauia  confumido  con  losar 
puños,  y prifion paliada  , tenianlo  por  mal  agüero  . Y 
rayan  ciertos  perros  negros  llamados  Apurücos , y ma- 
aúaníos  Y y echauanlosen  vn  llano  5 y con  ciertas  cere- 
nonias  hazian  comer  aquella  carne  acierto  genero  ds 
>ente.  También  hazian  efteíacrificio  , para  que  elln- 
ja  no  fucile  ofendido  con  ponzoña  , y para  ello  ayuna- 
ban defde  la  mañana  hada  que  falia  la  Efirella  , y enton- 
es íé  harta uan  , y zahora uan  a vfan^a  de  Moros.  Elle 
acrifício  era  el  mas  acepto  para  contra  los  diofes  de  los 
ontrarios.  Y aunque  eldia  de oy ha ceíTado  quafi to- 
lo ello,  por  auer  cefiado'las  guerras , con  todo  han  que- 
ladoraíiros  , y no  pocos  para  pendencias  particulares 
elndios  communcs,  o de  Caciques  , o de  vnos  píle- 
los con  otros . Ytem  también  facrificauam  o ofrecían 
onchas  de  la  mar-  que  Hamauan  Móllo , y ofrecíanlas  a 
rs  fu  entes,  y manantiales  diziendo,que  las  conchas  eran 
ijas  de  la  mar,  madre  de  todas  las  aguas.  Tienen  diferen 
?s  nombres  fegunla  color  , y afsifiruen  a diferentes  e- 
íólos.  Vfan  de  eftas  conchas  quaíren  todas  las  mané- 
is de  facrificios  , y aun  el  dia  de  oy  echan  algunos 
i Molla  molido,  en  ia  Chicha  por  íuperílicion  . Fi- 
nal*; 


34S  Vela  Hijloria  Moral  de  Indias 

nalmcntc  de  todo  quanto  fcmbrauan,  y criauan,  (i  les  p* 
recia  conueniente,  ofrecían  facrificio.  También  auia  In 
dios  feñalados  para  hazer  facrificios  a las  fuentes, manan 
tiales,  o arroyos , quepaífauan  por  el  pueblo , y chacras, 
o heredades , y hazianlos  en  acabando  de  fembrar , para 
que  no  dexaííende  correr,  y regaífen  fus  heredades.  Ef- 
tos  facrificios  eligía  los  fortilegos  por  fus  fuertes,  las  qua 
les  acabadas,  déla  contribución  del  pueblo  fejuntaua, 
lo  que  fe  auia  de  fa  orificar,  y lo  entrcgauan  a los  que  te- 
nían el  cargo  de  hazer  los  dichos  facrificios.  Yhaziálos 
al  principio  del  inuierno,  que  es  quando  las  fuentes  y ma 
nantiales,  y rios  orecépor  la  humidad  del  tiempo,  y ellos 
atribuyanlo  a fus  facrificios,  y no  íacrifícauan  a las  fuen- 
tes, y manantiales  de  losdefpoblados.  Eldiadeoy  aun 
queda  toda  via  efta  venerado  de  las  fuetes , manátiales, 
acequias,  arroyos,  orios,  que  paífan  por  lo  poblado,  y 
chacras : y también  tienen  reuerencia  a las  fuentes  y rios 
de  los  defpoblados.  Al  encuentro  de  dos  rios  hazen  par- 
ticular reuerencia  y veneración,  y allí  fe  lauan  para  fanat 
vntandofe  primero  con  harina  de  mayz,  o con  otras  co- 
fas , y añadiendo  diferentes  ceremonias,  y lo  mifmoha- 
zen  también  en  los  baños. 

Cyf'P.  i_p.  Ve  los  facrificios  dehombres 
¿jue  habían. 

PE  R Oloquemascsdedolerdeladefuenturadeílí 
trifbe  gente, es  el  vaífallaje  que  pagauan  al  demonic 
Eterificándole  hóbres , que  fon  a ymagen  de  Dios , y fue 
ron  criados  para  gozar  de  Dios.  En  muchas  naciones  v 
jaron  matar  para  acompañamiento  de  fus  defuntos,  co 
mo  fe  ha  dicho  arriba,  las  perfonas  que  les  eran  mas  agn 
dables,  y de  quien  ymaginauan  que  podrían  mejorfeiui 
fe  en  la  otra  vida.  Fuera  dcítaocaíion  vfaron  en  el  Pin 

facri 


( 


Libro  Quinto, 

/aerificar  niños  de  quatro , o de  feys  años  haña  diez , y lo 
mas  defto  era  en  negocios  que  importauá  al  Inga , como 
en  enfermedades  fuyas  para  alcancaíle  Talud:  tábien  qua. 
do  yua  a la  guerra  por  la  visoria . Yquandolcdauanla 
Borla  al  nueuo  Inga,  que  era  la  iníígnia  de  Rey,  como  a* 
ca  elceprro,  o corona,  en  la  folemnidad  facrificauan  quá 
tidad  de  dozientos  niños  de  quatro  a diez  años:  duro  y 
inhumano  eípe&aculo.  El  modo  de  facriñcarlos  era , a- 
hogarlos,  y enterrarlos  con  ciertos  vifajes  y ceremonias: 
otras  vezes  los  degollauan,  y con  fu  fangre  fe  vnrauan  de 
oreja  a oreja.  También  facrificaiian  donzel!as,de  aque- 
llas que  trayan  al  Inga  de  los  monafterios , que  ya  arriba 
tratamos . Vna  abufion  auia  en  elle  mifino  genero  muy 
grande  y muy  general,  y era  que  quando  eftaua  enfermo 
algún  Indio  principal,  o commum,  y el  agorero  le  dezia, 
que  de  cierto  auia  de  morir , facrificauan  al  Sol , o al  Vi- 
racocha fu  hijo , diziédoleq  fe  contentaííe  con  el,  y q no 
quiíiefTe  quitar  la  vida  afu  padre.  Semejante  crueldad  a 
la  q refiere  la  eferitura,  auer  vfado  el  Rey  de  Moab  en  fa-  4>Rf 
crificar  fu  hijo  Primogénito  fobreel  muro  a viña  délos  de 
[frael : alos  quales  pareció  eñe  hecho  tá  trifte,q  no  quifie 
ron  apretarle  mas,  y afsi  fe  boluieró  a fus  cafas.  Eñe  mif 
mo  genero  de  cruel  facriflcio  refiere  la  diuina  eferitura, 
íuerfe  vfado  entre  aquellas  naciones  Barbaras  de  Chana 
neos  y Iebufeos , y los  demas  de  quien  eferiue  el  libro  de  sut.ctc.iju 
la  Sabiduría,  Llaman  paz,  viuir  en  tatos  y tangrauesma 
es,  como  es  facrificar  fus  proprios  hijos,  o hazer  otros  fa 
trificios  ocultos,  o velar  toda  la  noche  haziédo  cofas  de 
ocos,  y afsi  ni  guardan  limpieza  en  fu  vida , ni  en  fus  ma- 
rimonios , fino  que  éfte  de  envidia  quita  al  otro  la  vida, 
íñotro  le  quita  la  muger,  y el  contento , y todo  anda  re- 
suelto fangre,  muertes,  hurtos,  engaños,  corrupción, in- 
ídelidad,  alborotos , perjuyzios  , motines,  oluido  de 
Dios,  contaminar  las  almas,  trocar  el  fexo,  y nacimieto, 

Z mu- 


350  Déla  Hifloria Moral  de Ind'tat 

mudarlos  matrimonios,  deforden  de  adulterios  yTuzic- 
dades,  porque  la  ydolatria  es  vn  abifmo  de  todos  males. 
Efto  dize  el  Sabio  de  aquellas  gentes , de  quien  fe  quexa 
fW-io  j.  Dauid , que  aprendieron  tales  coftumbres  los  de  Ifraelj 
’ halla  llegar  a factificar  fus  hijos  y hijas  a los  demonios, lo 
qual  nunca  jamas  quifo  Dios,ni  le  fue  agradable,  porque 

como  es  autor  de  la  vida,  y todo  lo  demas  hizo  parad 

hombre,  no  le  agrada  que  quité  hombres  la  vida  a otros 
hombres : y aunque  la  voluntad  del  fiel  Patriarca  Abra* 
han , laprouó , y aceptó  el  Señor : el  hecho  de  degollar  a 
fu  hijo,  de  ninguna  fuerte  lo  confintio.  De  donde  fe  vee 
la  malicia  y tiranía  del  demonio , que  en  ello  ha  querido 
exceder  a Dios,  guftando  fer  adorado  conderramamien 
to  de  fangre  humana,y  por  elle  camino  procurado  la  per 
dició  de  los  hombres  en  almas  y cuerpos , por  el  rauiofo 
odio  que  les  t¡ene, como  íu  tan  cruel  aduerfatio» 


QJT.  20.  Ve  los  Sacrificios  horribles  de  horn* 
bres,  que  yf aran  los  Mexicanos. 

AV  N QJV  E en  el  matar  niños,  y facriírcar  fushijos 
los  del  Pitu  fe  auentajaron  a los  de  México,  porq  no 
he  leydo,  ni  entédido  que  vfaífen  eft  o los  Mexicanos, pe 
r o en  el  numero  de  los  hombres  que  fací  ificauan,  y en  el 
modo  horrible  con  que  lohazian,  excedieron  eftos  a los 
del  Piru,  y aun  a quantas  naciones  ay  en  el  mundo.  Y pa- 
ra que  fe  vea  la  gran  defuentura , en  que  tenia  ciega  efta 
acnte  el  demonio,  referiré  por  cftcnlo  el  vfo  inhumano 
quetenian  en  eftaparte.  Primeraméte  los  hombres  que 

fe  facrilicauan  , eran  auidos  en  guerra , y fino  era  de  cap- 

tiuos,nohazian  eftos  folemnesfacrificios . Que  parece 
íkuicron  en  efto  el  eftilo  de  los  antiguos,  que  fegun  quie 
r tí  a autores  5 ppr  cíTo  Humanan  Yictinu  al  facrindo*. 


Libro  Quintó.  m 

porque  era  de  cofa  vencida , como  también  la  llaraauait 
Hoflit , qn¿ft  ab  ho/ic,  porque  era  ofrenda  hecha  de  fus 
enemigos,  aunque  el  vfofuecftendiendo  el  vn  vocablo 
y el  otro  a todo  genero  de  facrificio . En  efe  do  los  Me- 
xicanos no  facrificauan  a fusydolos  fino  fus  captiuos  : y 
portener  captiuos  para  fus  Ere  rife  ios,  eran  fus  ordina- 
rias guerras.  Y aísi  quando  peleauan  vnos  y otros  procu 
rauan  auer  viuos  a fus  contrarios,  y prenderlos , y no  ma- 
callos , por  gozar  de  íusíacrihcios,  y efta  razón  dio  Mo- 
te^uma  al  Marques  del  Valle , quando  le  preguntó,  co- 
mo íiendo  tan  poderofo , y auiendo  conquiftado  tantos 
Reynos,  no  auia  fojuzgado  la  prouincia  de  Tlafcála,  que 
tan  cerca  eftaua?  Reípondio  a efto  Mote^uma,  que  por 
dos  caufas  no  auian  allanado  aquella  prouincia , íiendo- 
íes  cofa  fácil  de  hazer  , filo  quiíieran.  Lavnacra,por 
.ener  en  que  exercitar  la  juuentud  Mexicana , para  que 
rao  fe  criaífe  en  ocio  y regalo . La  otra  y principal,  que 
luia  referuado  aquella  prouincia  , para  teñer  de  donde 
acar  captiuos,  que  facrificar a fus  diofes . El  modo  que 
enian  en  ellos  facrihcios  era,  que  en  aquella  palizada  de 
alaueras , que  fe  dixo  arriba , juntauan  los  que  auian  de 
:r  fací  ifíc ados , y haziafe  ai  pie  defta  palizada  vna  cere- 
nonia  conello$,y  era,  que  a todos  los  ponían  en  hilera 
íl  pie  della  con  mucha  gente  de  guardia  que  los  cercaua. 
>alia  luego  vn  Sacerdote  vellido  con  vna  alúa  corta  líe- 
la de  Huecos  por  la  orla,  y decendia  délo  alto  del  tem- 
jlo  con  vn  ydolo  hecho  de  maíTa  de  bledos  y mayz  araaf 
ado  con  miel,  que  tenia  los  ojos  de  vnas  cuentas  ver- 
tes,  v los  dientes  de  granos  de  mayz  , y venia  con  toda 
a prieífa  que  podía  por  las  gradas  de  el  templo  abaxo,  y> 
Libia  por  encima  de  vna  gran  piedra , que  eftaua  ftxada 
nvn  muy  alto  humilladero  en  medio  del  patio : Uama- 
'afe  la  piedra  Quauhxicálli,  que  quiere  dezir  la  piedra 
le  el  Aguila  . Subiendo  el  Sacerdote  por  vna  eícaleri- 


'í 


i 


ifll 


$ 5 z DeU  Hiftoria  Moral  de  India * 

Ha  que  effaua  enfrente  de  el  humilladero,  y baxando  por 
otra  que  eftaua  de  la  otra  parte,  fiempre  abracado  con 
fu  ydolo , fubia  adonde  eftauan  los  que  fe  auian  de  facri- 
fícar,  y defde  vn  lado  hafta  otro  yua  moílrádo  aquel  ydo 
lo  a cada  vno  en  particular,  y diziendoles,  Efte  es  vuef- 
tro  dios . Y en  acabando  de  moftrarfelo , decendia  por 
el  otro  lado  délas  gradas,  y todos  los  que  auian  de  morir 
fe  yuanen  procefsion,hafta  el  lugar  donde  auiade  fer  fa- 

crifícados,  y alli  hallaua  aparejados  los  miniftrqs  que  los 

auian  de  ficrificar.  El  modo  ordinario  del  facrincio  era, 
abrir  el  pecho  al  que  facrifícauan,y  Tacándole  el  coraron 
medio  viuo, al  hombre  lo  echauan  a rodar  por  las  gradas 
del  templo,  las  quales  fe  bañauan  en  fangre.  Lo  qual  pa 
ra  que  fe  entienda  mejor  es  de  faber,  que  al  lugar  del  fa- 
criheio  falian  fcys  Sacrifícadores  conftituydos  en  aque- 
lia  dignidad':  losquatro  para  tenerlos  pies  y manos  del 
que  aohrcfe  fer  facrifícado,y  otro  para  la  gargáta,  y otro 
para  cortar  el  pecho , y focar  el  coraron  del  (aerificado. 
Llamauan  a eftos  Chachalmua,  que  en  nueftra  lengua  es 
lo  mi  fin  o que  miniftro  de  cofa  (agrada:  era  efta  vna  dig- 
nidad fuprema  ,y  entre  ellos  tenida  en  mucho , la  qual  íe 
heredaua  como  cofa  de  mayorazgo  . El  miniftro  que  te 
nia  oficio  de  matar , que  era  el  fexto  dedos , era  tenido  y 
reuerenciado  como  fupremo  Sacerdote , o Pontífice , el 
nombre  del  qual  era  diferente , fegun  la  diferencia  de  los 
tiemuos  ,y  folcranidades  en  que  facrificatía , afsi  mifmo 
eran  diferentes  las  veftiduras,  quando  falian  aexcrcitar 
fu  oficio  en  diferentes  tiempos . El  nombre  de  fu  digni- 
dad era  Papa  y Topílzin:  el  traje  y ropa  era  vna  cortina 
colorada  a manera  de  Dalmática  cóvnas  flocaduras  por 
orla : vna  corona  de  plumas  ricas  verdes  y amarillas  enla 
cabeca  : y en  las  orejas  vnos  como  farcillosde  oro,  engaf 
radas  en  ellos  v ñas  piedras  verdes : y debaxo  de  el  labio 
junto  ú medio  déla  barua  vnapieja  como  cañutillo  de 


Libro  Quinte. 

íma  piedra  azul.  Venían  cftos  feys  Sacrifícadóres  el  rofc 
tro  y las  manos  vntados  de  negro  muy  atezado  s los  cin- 
co trayá  vnas  cabelleras  muy  encrefpadasy  rebueltasco 
vnas  vendas  de  cuero  ceñidas  por  medio  de  las  caberas, 
y en  la  frente  trayan  vnas  rodelas  de  papel  pequeñas  pin- 
tadas de  diuerfas  colores,  veftidoscon  vnasDalmaticas 
blancas  labradas  de  negro.  Con  eñe  atauió  fe  reucffia  en 
la  mifma  figura  del  demonio , que  verlos falir  con  tá  ma- 
la catadura  , ponía  grandifsimo  miedo  a todo  el  pueblo. 
El  fupremo  Sacerdote  tráya  en  la  mano  vn;gran cuchilló 
de  pedernal  muy  agudo  y ancho:  otro  Sacerdote  traya 
vn  collar  de  palo  labrado  a manera  de  vna  culebra.  Puef 
tos  todos  feys  ante  el  ydolo  hazian  fu  humillación,  y po- 
nianfe  en  ordé  junto  a la  piedra  Piramidal,  que  arriba  fe 
dixo,  q eftaua  frócero  de  la  puerta  de  la  cani  ara  del  y do- 
lo. Era  tan  puntiaguda  efta  piedra,  que  echado  de  espal- 
das fobre  ella , el  que auia  de fer  (aerificado , fe  doblaua 
de  tal  fuerte.,  que  dexado  caer  el  cuchillo  fobre  el  pecho 
con  mucha  facilidad  íe  abría  vn  hombre  por  medio.  Def 
puesdepueftosen  orden  elfos  Sacrificadores  facauan  to 
dos  los  que  auian  prefo  en  las  guerras,  que  en  efta  fiefta 
auiandefer  facriíicados  , y muy  acompañados  de  gente 
de  guardia  fubianlos  en  aquellas  largas  efcaleras  todos 
en  renglera,  y defnudos  en  carnes  ál  lugar  donde  cftauaft 
aperccbidos  los  miniftros.  Y en  llegando  cada  vnopor 
fu  orden  los  feys  Sacriíicadores  lo  tomauá  vno  de  vn  pie 
y otro  del  otro , vno  de  vna  mano  y otro  de  otra , y lo  e- 
chauan  de  efpaldas  encima  de  aquella  piedra  puntiagu- 
da, donde  el  quinto  deftos  miniftros  le  echaua  el  collar  a 

la  garganta,  y el  fummo  Sacerdote  le  abría  el  pecho  con 

aquel  cuchillo  con  vnaprefteza  eftraña,  arrancándole  el 
coraron  con  las  manos,y  afsi  baheando  fe  lo  moftraua  al 
Sol-.aquien  ofrecía  aquel  calor  y baho  del  corado,  y lue- 
go boluia  al  ydolo , y arrojauafelo  al roftro  . Y luego  el 

Z 3 cuer- 


354  ^ Hifloria  Moril  de  Indias 

cuerpo  del  facrificado  lecchauárodaildo  por  las  gradas 
del  templo  con  mucha  facilidad,  porque  eftaua la  piedra 
puefta  tan  junto  alas  gradas, q no  auia  dos  pies  de  efpacio 
entre  la  piedra  y el  primer  efcaló,  y afsi  có  vn  puntapié  e- 
chauan  los  cuerpos  por  las  gradas  abaxo.  Y cieña  fuerte 
facrifícauan  todos  los  q auia  vno  por  vno , y defpues  de 
muertos  y echados  abaxo  los  cuerpos  los  al^aua  los  due 
ños,  por  cuyas  manos auian  fido  prefos  y fe  los  lleuauan, 
y repartíalos  entre  fi,yfeloscorniá  celebrado  con  ellos  fo 
lenidad,  los  quales  por  pocos  qfueíTen/iempre  paitarían 
de  quarenta  y cincuenta,  porque  auia  hombres  muy  dief 
tros  en  captiiiar . Lo  mifmo  hazian  todas  las  demas  na- 
ciones comarcanas,  y mirando  a los  Mexicanos  en  fus  li- 
sos y ceremonias  enferuicio  de  fus,  dio  fes. 

■ ■ _ ■ í •* : 

CJ  f . 2U  De  otro genero  de  Sacrifi* 
dos  de  hombres  y que  y f man 
los  Mexicanos» 

AVIA  otro  genero  de  íacrificio  ? n diuerfas  fíe  fías, 
al  qtial  llamauá  Racaxipe  Valiztli,q  quiere  dezir  déf 
follamiéto  de  perfonas.  Liamofe  afsfporq  en  ciertas  fíe- 
ñas  tomauan  vn  efelauo,o  eíclauos  fegun  el  numero  que 
querian , y decollándoles  el  cuero  fe  ío  veftia  vna  perfo- 
ra diputada  para  efto.  Eñe  andana  por  todas  las  cafas,  y 
mercados  de  las  ciudades  cantando  y baylando,y  auian- 
le  de  ofrecer  todos,  y al  que  no  le  ofrecia,  le  daua  con  vn 
canto  d e 1 pellejo  e n e 1 ro  ftr  o , vnt  an  d o le  co  n a q u e 11  a fa  n- 
gre  que  tenia  qu  ajada:  Duraría  eña  inuencion,hafta  que 
el  cuero  fe  corrompía.  En  eñe  tiempo  juntauá  efíos  que 
afsi  and auan  mucha  limofna , la  qnal  fe  gañaua  en  cofas 
necesarias  al  culto  de  fus  diofes.  En  muchas  deñas  fief- 

Uí 


Libro  Quinto.  ^ 

tas  h azi  a n vndefafio  entre  el  que  avia  de  Eterificar  y el  (a 
orificado  en  eftaforma.  Atauan  al  efclauo  por  vn  pie  en 
vna  rueda  grande  de  piedra , y daoanle  vna  efpada  y ro- 
dela en  las  manos , para  que  fe  defendiere , y falia  lueeo 
el  que  le  aura  de  (aerificar  armado  con  otra  efpada  y ro- 
déla,  y/ielqueauia  de  fer  (aerificado , preualecia  con- 
tra  el  otro,  quedaua  libre  de  el  Trcrificio,  y con  nombre 
de  Capitafamofo,y  como  tal  era  deípues  tratado.  Pero 
fiera  vencido,  alli  en  la  mifma piedra  cnqueeftauaata- 
d°  le  facnficanan . Otro  genero  de íacrificio  era , quan- 
do  dedicauan  algún  captiuo,  que  reprefentaffe  al  ydolo, 
cuya  femejan?a  decían  que  era . Cada  año  dauan  vn  cf- 
dauo  a los  Sacerdotes,  para  que  nunca  faltarte  la  femé- 
is?® viua  del  ydolo.  El  qual  luego  q entraña  en  el  oficio 
d'efpues  de  muy  bien  lauado , le  vertían  todas  lasropas  y 

mfigmas  de  el  ydolo,  y poníanle  íu  mifnio  nombre , y an- 

:laua  todo  el  año  ran  honrado  y reuerenciado  comocl- 
tuimo  ydolo.  Traya  configo  fiempre  doze  hombres  de 
^tierra,  porque  no  fe  huyerte , y con  efta  guarda  le  dexa- 
'.an  andar  l'^ctnéte  por  dóde  quería,  y fi  a cafo  fe  huya, 
a principal  de  la  guardia  entraua  en  íu  lugar,  para  repre- 
entar  el  ydolo,  y defpues  fer  facrificado.  Tenia  aquefte 
ndio  el  mas  honrado  apofento  de  el  templo , donde  co- 
ma, y beuia , y adonde  todos  los  principales  le  venían  a 
eruu  y reuerenciar,  rrayendole  de  comer  con  el  apara- 
o y orden  que  a losgrandes . Y quando  falia  por  la  ciu- 
ad , yua  muy  acompañado  de  feñores , y principales , y 
euaua  vna  (lamilla  en  la  mano, que  de  quando  en  quan- 
o rocana, dando  a entéder,  quepairaua,y  luego  las  mu 
eres  faltan  co  fus  mnos  en  los  bracos,  y fe  los  ponian  dc- 
inte  Taludándole  como  a Dios : lo  mifmo  hazia  la  de- 
ías  gente.  De  noche  le  metían  en  vna  jaula  de  rezias 
ergetas, porque  no  fefuefli , bafta  que  llegando  la  fie- 
aleiaenneauan , como  queda  arriba  referido.  En  las 

Z 4 for- 


j ^ De  la  Hiftoria  Moral  de  Indias 

formas  dichas,  y en  otras  muchas  traya  el  demonio  enga 
nados  y efcarnecidos  a los  miferables,  y era  tanta  la  mul- 
titud de  los  que  eran  facrificados  con  efta  infernal cruel- 
dad, que  parece  cofa  increyble.  Porque  afirma  que  auia 
vez  que  paíTauan  de  cinco  mil  ,y  dia  vuo  que  en  diuerfas 
partes  fueron  afsi  facrificados  mas  de  veyntemil.  Para 
efta  horrible  mataba,  vfaua  el  diablo  por  fus  miniftros  v- 
na  donofa.inuencipn,  y era,  que  quando  les  parecía  yuan 
los  Sacerdotes  de  fatanas  a los  Reyes, y manifeftauanles, 
como  los  dio  fes  fe  morían  de  hambre,  que  fe  acordaften 
¿ellos,  Luego  los  Reyes  fe  apcrcebian,y  auifauan  vnos 
a otros,  como  los  diofes  pedían  de  comer,  por  tanto  que 
apercibieífenfu  gente  paravndiafeñalado,  embiádofus 
menfajeros  a lats  prouincias  contrarias , para  que  fe  aper- 
cibí elle  n a venir  a la  guerra,  Y afsi  congregadas  fus  gen- 
tes , y ordenadas  fus  compañías  y efquadrones,  falian  ai 
campo.(it.u.ado,dondefe  juntauan  los  exercitos:  y toda  fu 
contienday  batallaeraprendérfe  vnosa  otros  para  el  e- 
feélo  de  facrifícan  procurado  feñalarfe  afsi  vna  parte  co 
mo  otra  en  traer  mas  caprinos  para  el  fa  orificio,  defuerte 
que  en  eftas batallas  mas  pretendían  prcnderfe , que  ma- 
tarfe,  porque  todo  fu  fin  era , traer  hombres  viuos  para 
dar  decomer  alosydólos  : yefte  eraelmodo  conque 
trayan  las  victimas  a fus  diofes.  Y es  de  aduertir,que  nin 
gun  rey  era  coronado,  fino  veda  primero  alguna  provin 
cia  ^ defuerte  q traxdfegtan  numero  de  captiuos  para  fa 
orificios  de.  fus  diofes.  Y afsi  por  todas  viasera  infinita 
cofa  la  fangre  humana, que  fe  vertía  en  honra  de  fatanas. 


CM  T*  *2.  Como  ya  los  mi f nos  Indios  ejlauan 
canfados,y  no  podían  fufrir  las  crueldades) 
de fus  diofes 


ES: 


Libro  Quinto. 

P ST  A tanexcefsiua  crueldad  en  derramar  tanta-fan 
^ gre  de  hóbres , y el  tributo  tan  pefado  de  auer  de  ga- 
nar fiempre  captiuos  para  el  fuílento  de  fus  diofes , tenia 
ya  canfados  a muchos  de  aquellos  Barbaros, pareciendo 
les  cofa  imufrible,  y con  todo  ello  por  el  gran  miedo  que 
los  miniaros  délos  ydolos  les  poniá  de  fu  parte,  y por  los 
embulles  con  que  trayan  engañado  al  pueblo , no  dexa- 
vá  de  cxecutarfus  rigurofas  leyes : mas  en  lo  interior  def 
fcauanverfe  libres  de  tan  pefada  carga.  Y fire  pro uid en- 
cía del  Señor, que  en  efta  difpoficionhalláíTenaeíla  gen 
te  los  primeros,  que  Ies  dieron  noticia  de  la  ley  de  Chrif- 
to , porque  fin  duda  ninguna  Ies  pareció  buena  ley  y bue 
Dios,  el  que  afsi  fe  quería  feruir.  A eíle  propofito  meco 
taua  vn  padre  graue  en  la  nueua  Efpaña,  que  quando  fue 
a aquel  Reyno  auia  preguntado  a vn  Indio  viejo  y princi- 
pal, como  los  Indios  auian  recibido  tanpreflo  la  ley  de 
^ Y Chriílo,y  dexado  la  fuya  fin  hazer  mas prueua, 
ni  aneriguacion,ni:difputa  fobre  ello?  que  parecía  íe  auia 

mudado  fin  mouerfe  por  razó  bailante  rrcfpondio  el  In- 
dio. No  creas  padre, que  tomamos  la  ley  de  Chriílo  tan 
ineonfideradamente  como  dizes,  porque  te  hago  faber, 
que  efla liamos  ya  tan  canfados  y deícontentos  , con  laS 
cofas  que  los  ydolos  nos  mandauan , que  auiamos  trata- 
do de  dexarlos,  y tomar  otra  ley . Ycomo  la  que  vofo- 
tros  nos  predicares, nos  pareció  que  no  tenia  crueldades 
y que  era  muy  a nueílro  propofito,  y tan  juila  y buena, 
entendimos  que  era  la  verdadera  lev  , y afsi  la  recibimos 
con  gran  voluntad.  Lo  que  eíle  Indio  dixo,  fe  confirma 
bien  có  lo  que  fe  lee  en  las  primeras  relaciones,  que  Her- 
nando Cortés  embió al  Emperador.  CarlosQuinto,  don 
de  refiere, que  defpues  de  tener  conquiiláda la  ciudad  de 
México,  eílando  en  Cuyoacán,  le  vinieron Embaxado- 
res  déla  República  y prouincia  de  Mechonean  pidiendo* 
kj  que  les  embude  íli  ley,  y quien  fe  la  declaríTe,  porque 

Z dios. 


358  T>e  la  ffiftorta  Moral  de  Indias 
ellos  pretendían  dexar  la  Tuya, porque  no  les  parecía  bi$. 
Y afsi  lo  hizo  Cortés,  y oy  día  fon  de  los  mejores  Indios, 
y mas  buenos  Omitíanos,  q ay  en  la  nueua  Efpaña.  Los 
Efpañoles  que  vieron  aquellos  crueles  facrifieios  dehoní 
bres , quedaron  con  determinación  de  hazer  todo  fu  po- 
der para  deflruyr  tan  maldita  carneceria  de  hombres.  Y 
mas  quando  vieron, que  vna  tarde  ante  fus  ojos  facrífica- 
ron  fefenta  o fetenta  Toldados  Efpañoles, que  auian  pren 
dido  en  vna  batalla  quetuuieron  durante  la  conquifta 
de  México.  Y otra  vez  hallaron  en  Tezcíico  en  vn  apo- 
fento  eferito  de  carbón  : Aquí  eítuuo  prefo  el  defuentu- 
rado  de  fulano  con  fus  compañeros,  que  facrificaron  los 
deTezcuco.  Acaeció  también  vncafo  eftraño  pero  ver- 
dadero , pues  lo  refieren  perfonas  muy  fidedignas , y fue, 
que  citando  mirando  los  Efpañoles  vn  eípeótaculo  dea* 
quellos  facrifieios,  auiendo  abierto  y Tacado  el  coraron 
a vn  mancebo  muy  bien  difpucíto,  y echándole  rodando 
porlaefcaiera  abaxo  como  era  fu  coítumbre,  quádo  lle- 
gó abaxo,  dixo  el  mancebo  a los  Efpañoles  en  fu  lengua: 
Caualleros  muerto  me  há:  lo  qual  caufó  grandifsima  lafc 
tima  y horror  a los  nueftros.  Y no  es  cofa  increyble,que 
aquel  hablaífe  auiendole  arrácado  el  coraron  pues  refie- 
re  Galeno,  auerfucedido  algunas  vezes en  facrifieios  de 
Gihhl1K2.de  anjmaics?  deípues  de  auerles  Tacado  el  corado,  y echado 
VhtonüpUci^c  cn  ^ altar, refpirar  los  tales  animales,  y aun  bramar  re- 
tí* jriaméte,yhuyr  por  vn  rato.  Dexádo  por  agora  la  diípu 

ta  de  como  fe cópadezca  eíto  có  la  naturaleza,  lo  q haze 
2I  intéto  es  ver,  quáinfufrible  feruidumbre  tenían  aque- 
llos Barbaros  al  homicida  infernal,  y quan  grande  miferi 
cordia  les  ha  hecho  el  Señor  en  cómunicalies  fu  ley  mau- 
fa,  juila,  y toda  agradable- 

CMT.  25.  Como  el  demonio  ha  procurado  reme* 
darlos  Sacramentos  déla f ancla  Iglefta . 

L O 


Libro  Quintó,  ^ 

f O que  mas  admira  déla  inuidia  y copeteneia  de  fata- 
. ñas  es,  q no  Tolo  enydohtriasy  facrifícios,  fino  tam- 
bién en  cierto  modo  de  ceremonias  aya  remedado  nue- 
íiros fiacametos,  q Icfu  Chrifto  nueíbro  íeñor  inftituyó , y 
vfa  fu  fanóla  Igleíia.  Efpecialmete  elfacramento  de  cora 
munion  q es  el  mas  alto  y diuino,  pretendió  en  cierta  for 
ma  ymitar  para  gran  engaño  délos  infieles : lo  qual  paña 
desamanera.  En  el  mes  primero, que  enelPiruíellama- 
va  Ráyme,  y refponde  a nueftro  Diziébre  , fe  hazia  vna 
folemnifsima  fíeíf  a llamada  Capacrayme,  y en  ella  gran- 
des facrificios  y ceremonias  por  muchos  dias,  enlos  qua- 
Ies  ningún  foraficro  podía  hallarle  en  la  Corte , q era  el 
Cuzco.  Al  cabo  deftos  dias  fe  daua  licecia , para  q entraf 
fen  todos  losforafteros,  y los  hazian  participares  déla  fief 
tay  facrifidoscómulgádolosen  efia  forma.  Las  Mama- 
conas del  Sol  q eran  como  monjas  del  Sol,haziá  vnos  b© 
líos  pequeños  de  harina  de  mayz  teñida  y amafiada  en 
fangre  lacada  de  carneros  blancos,  los  quales aquel  dia 
facrificauan  . Luego  mandauan  entrar  los  forafteros  de 
todas  las  prouincias,  y poniáfe  en  ordé,  y los  Sacerdotes 
q era de  cierto  linaje  decidientes  deLluquiyupángui^da- 
van  a cada  vno  vn  bocado  de  aquellos  bollos  diziendo- 
les, que  aquellos  bocados  les  dauan,para  que  eíluuiefien 
confederados  y vnidos  con  ellnga,  y que  les  auifauan,q 
no  dixeíTen , nipenfaflen  mal  contra  el  Inga , fino  que  tu- 

vieflen  fiempre  buena  intención  con  el, poiq  aquel  boca- 
do feria  tefiigo  de  fu  intenció , y fino  hizieflen  lo  q deuiá 
losauia  de  defeubrir , y fer  contra  ellos.  Eftosbollosfe 
faca  ttan  en  platos  grandes  de  oro  y de  plata,  que  eftauan. 
diputados  para  efto,  y todos  recibían  y comían  los  boca- 
dos agradeciendo  mucho  al  Sol  tan  grande  merced,  di- 
ziendo  palabras,  y haziendo  ademanes  de  mucho  con- 
tento, y deuodon.  Y proteftauan,q  enfu  vida  no  harían,, 
m pealarían  cola  contra  elSol,  nicontra  ellnga, y ó con 

aque-. 


3 tfo  Be  Jíiftorla  Moral  de  Indias 

aquella  condición  recibian  aquel  manjar  de  el  Sol, y qué 
aquel  manjar  eftaria  en  fus  cuerpos,  para  teftimonio  déla 
fidelidad  queguardauá  al  Sol  y al  Inga  fu  Rey.  Efta  ma- 
nera de  communion  diabólica  fe  daua  también  en  el  dé- 
cimo mes  llamado  Coyaráime,  que  era  Septiembre , en 
la  íiefta  folemne  que  llaman  Cituahaziendo  la  mifma  ce 
remonia,  y demas  de  commulgar(fi  fe  fufre  vfar  defte  vo 
cabio  en  cofa  tan  diabólica)  a todos  los  que  aulan  veni- 
do defuera,  embiauan  también  de  los  dichosbollos  a to- 
das las  Guacas,  o fantuarios,o  ydolosforafteros  de  todo 
el  Reyno,y  eftauan  al  mlfmo'tiépo  pegonas  de  todas  par 
tes  para  recebillos,  y les  dezian  que  él  Sol  les  embiaua  a- 
quello , en  feñal  que  quería  que  todoslo  veneraílen , y 
honraífen:  y también  fe  embiaua  algo  alos  Caciques  por 
fauor.  Alguno  por  ventura  terna  efto  porfabula,oinueñ 
cion,  masenéfc&o  es  cofa  muy  cierta,  que  defde  Inga 
Yupángui  que  fue , el  que  masleyes  hizo  de  ritos  y cere- 
monias, como  otroNuma  en  Roma,  duró  efta  manera 
de  communion, hafta  que  el  Euangelio  de  nueftro  Señor 
I E S V Chriftoechótodas  eftasfuperfticiones  dando 
el  verdadero  manjar  de  vida , y que  confedera  las  almas, 
y las  vne  con  Dios . Y quien  quiíiere  fatisfazerfe  entera- 
mente, lea  la  relación, que  el  Licenciado  Polo  eferiuio  al 
Ar^obifpo  de  los  Reyes  do  Hieronymo  de  Loayfa,  y ha- 
llará efto,  y otras  muchas  cofas,  que  con  grande  diiigea- 
ciay  certidumbre  aueriguó. 


c J T.  24.  Be  la  manera  con  c¡ue  d demonio  pro * 
curo  en  México > remedar  la  fiefta  de  Corpus  ChrU 
fti  ¿y  comunión  q vfa  la f anda  lglejia. 


y A Y O R admiración  pondrá  la  fiefta  y femejanfá 
1VJ  de  communion  que  el  mifmo  demonio  principe  de 
los  hijos  de  fobcruia  ordenó  en  México : la  qual  aunque 

feí 


LihroQnint». 

f ci  vn  poco  larga , es  bien  referilla  como  efta  eícríra  por 
perfonas  fidedignas.  En  el  mes  de  Mayo  hazian  los  Me- 
xicanos fu  principal  fiefta  de  fu  Dios  Vitzifipuztli , y dos 
dias  a ntes  de  la  fiefta  aquellas  inoras, que  diximos  arriba 
que  guardauan  recogimiento  encí  mifmo  temp!o,y  eran 
como  monjas,  molía  quantidad  de  Ternilla  de  bledos  jun- 
tamente con  mayztoftado,ydeípuesde  molido  amafia- 
vanlo  con  miel,  y hazian  de  aquella  mafia  vn  ydolo  tan 
grande  como  era  el  de  madera  : y poníanle  por  ojos 
vnas  cuentas  verdes,  o azules,  o blancas,  y por  dientes  v- 
nos  granos  de  mayz,  Tentado  con  todo  el  aparato  que  ar 
riba  queda  dicho . El  qual  deTpues  de  perficionado , ve- 
nían todos  los  Señores,  y trayan  vn  veftidocurioToy  ri- 
co conforme  al  traje  del  ydolo , con  el  qual  le  veftian : y 
deTpues  de  muy  bien  veftido  y aderezado  Tentauanlo  en 
vn  eícaño  azul  en  Tus  andas,para  lleuarle  en  ombros.  Lie 
gada  la  mañana  de  la  fiefta  vna  hora  antes  de  amanecer, 
ralian  todas  eftas  dózellas  vertidas  de  blanco  con  atauios 
auetios , y aquel  dia  las  llamauan  hermanas  del  dios  Vit-- 
silipiiztli.  Venían  coronadas  con  guirnaldas  de  mayz  to 
hdo  y rebe  ntado,q  parece  azahar,  y a los  cuellos  gruef 
osTartalesdelo  mifmo  que  les  venían  por  debaxo  de  el 
>raf  o yzquierdo : puefta  Tu  color  en  los  carrillos : y los 
>ra£os  deTde  los  cobdos  hafta  las  muñecas  emplumados 
:on  plumas  coloradas  de  Papagayos,  yafsi  aderezadas 
omauan  las  andas  del  ydolo  en  los  ombros,y  facatianlas 
,1  patio , donde  eftauan  ya  todos  los  mancebos  veftidos 
onvnos  paños  de  red  galanos  , coronados  de  la  mifma 
nanera  q las  mugeres.  En  Talicndo  las  mofas  con  eí  y do 
3,  llegauan  los  mancebos  con  mucha  reuerécia,  y toma- 
an  las  andas  en  los  ombros  trayendoías  al  pie  de  las  gra 
las  del  templo,  donde  fe  humiílaua  todo  el  pueblo,  y to 
lando  tierra  del  Tueío  fe  la  ponían  en  la  cabefa , que  era 
eremonia  ordinaria  entre  ellos  en  las  principales  fíeftas 


y 

362  De  la  HiftomMoml  Je  Indias 

de  fus  diofes.  Hecha  efta  ceremonia, falia  todo  el  pueblo' 
en  procefsion  con  toda  la  prieífa  pofsible,y  ytian  a vncer 
ro  q edá  vna  legua  de  la  ciudad  de  México  llamadoGha 
pultepéc, y alli hazian edacion,y  facrifícios.  Luego  par- 
tían c 6 la  mifmaprieíía  a vn  lugar  cerca  de  alli,  que  fe  di- 
ze,  Atlacuyauáya,  donde  hazian  la  fegnnda  eftació : y de 
alli  yuan  a otro  pueblo  vna  legua  adeláte,que  fe  dize  Cu 
yaacán,  de  donde  partian  boluiédofe  a la  ciudad  de  Mé- 
xico fmhazer  paula.  Haziafe  elle  camino  de  mas  de  qua- 
tro  leguas  en  tres  o quatro  horas  r llamauan  a eda  procef 
íió  Ypayna  Vitzilipiiztii,  q quiere  dezir , el  veloz  y apref- 
forado  camino  de  Vitzilipüztli.  Acabados  de  llegar  al 
pie  délas  gradas  ponía,  alli  las  andas,  y tomauan  vnas  To- 
gas grueíías,  y atauanlas  a los  afíderos  délas  andas, y con 
mucho  tiento  y rcuefecia  vnos  tirando  de  arriba, y otros 
ayudado  de  abaxo  fubian  las  andas  con  elydolo  ala  cum 
bre  del  templo , con  mucho  ruydo  de  flautas , y clamor 
de  bozinas,  y caracoles, y atabores.  Subíanlo  defta  ma- 
nera, por  ferias  gradas  del  templo  muy  empinadas, y an* 
godas,  y la  efe  alera  bien  larga,  y afsi  no  podían  fubir  con 
las  andas  en  los  ombros.  Y altiempo  que  fubian  alydo- 
lo  eftaua  todo  el  pueblo  en  el  patio  con  mucha  reucren- 
cia  y temor.  Acabado  de  fubirle  a lo  alto,  y metido  en 
vna  calilla  de  rofas  qu e le  ten  ian  hecha , venían  luego  los 
mancebos,yxlerramauan  muchas  flores  de  diuerfas  colo 
tes  hinchiendot  odo  el  templo  dentro  y fuera  dellas.  He- 
cho ¿do  fallan  todasias  donzellas  con  el  aderezo  referi- 
áoiy  y facauan  de  fu  recogimiento  vnos  tronos  de  mafla 
demayz  todado , y bledos,  q era  la  mifma  de  q el  ydolo 
era  hecho,  hechos  a manera  de  gueflbs  grades, y entrega 
vanlos  a los  mácebos,y  ellos  íubianlos  arriba, y poníalos 
a los  pies.del  ydolo  por  todo  aquel  lugar , hada  q no  ca- 
bían mas.iAedostró^osdemaífallamauahlosgneírosy 
carne  de  Vitzilipüztli . Puedas  alli  los,gueííbs  (alian  t.o- 


Libro  Quinto, 

áos  los  ancianos  del  templo  Sacerdotes,  y Leuitas,  y to- 
dos los  demas  miniftros  fegun  fus  dignidades  y antigüe- 
dades , porque  las  auia  con  mucho  concierto  y ordé  con 
fus  nombres  y cTítados : falian  vnos  tras  otros  con  fus  ve- 
los de  red  de  diferentes  colores  y labores  fegun  la  digni- 
dad y oficio  de  cada  vno : con  guirnaldas  en  las  caberas 
y farra  les  de  flores  enlos  cuellos.  Tras  eftos  fallan  los  dio-, 
fes  y dió fas  q adorauan  en  diuerfas  figuras  veftidos  de  la 
raifma  librea, y poniendofe  en  orden  al  derredor  de  aque 
líos  tronos  de  maífa  hazian  cierta  ceremonia  de  canto  y 
bayle  fobre  eIlos,con  lo  qual  quedauan  bédkosy  confe- 
sados por  carne  y gueflbsde  aquelydolo.  Acabada  la 
bendició  y ceremonia  de  aquellos  tronos  de  mafia,  co  q 
jucdauá  tenidos  porgueftosy  carne  del  ydolo,  de  la  mif 
m manera  los  venerauan  q a fu  dios.  Safó  luego  íosSa- 
:rific adores,  y hazian  el  facrifício  de  hóbres,  en  la  forma 
fue  cfta  referida  arriba,  y era  en  efi e Eterificados  mas  nu- 
ncro  que  en  otro  dia, por  feria  fiefta  tan  principal.  Aca- 
vadospues  los  facrificios  falian  luego  todos  los  manee- 
ros  y mo^as  del  téplo  aderezados  como  eftá  dicho, puef 
osen  ordé  y en  hileras  los  vnos  enfiéte  délos  otros  bay- 
man  y cantauan  a]  fon  de  vn  atábor  q les  tañían,  en  loor 
e la  folemnidad,  y del  ydolo  que  celebrauan,a  cuyo  c á- 
j t°dos  los  Señores , y viejos , y gente  principal  refpon- 
ian  bay lando  en  el  circuyto  dellos,haziendo  vn  herma- 
) corro  como  lo  tienen  de  coftumbrc , eftándo  fiempre 
>s  mozos  y las  mocas  en  medio , a cuyo  efpeélaculo  ve- 
ía toda  la  ciudad  . En  efte  dia  del  ydolo  Vitziüpírztlie- 
i precepto  muy  guardado  en  toda  la  tierra  , quenofe 
fia  de  comer  otra  comida  fino  de  aquella  mafia  con 
iiel , de  que  el  ydolo  era  hecho,  y efte  manjar  íeauia 
“ comer  luego  en  amaneciendo,  y que  no  fe  auia  ée  be- 
“r  agua  , ni  otra  cofa  alguna  fobre  ello, hafta  pallado 
edio  dia?y  lo  contrario  tenían  por  gran  aguero,y  facri-  * 


V 


3 ¿4  De  la  H 'tftorta  Moral  Je  Indias 

lcgio:  Paliadas  las  ceremonias  podían  comer  otrasco- 
fas.  En  efte  Ínterin  efeondian  el  agua  de  los  niños,  y aui- 
fauan  a todos  los  que  tenían  vfo  de  razón,  que  no  beuief 
fen  agua  porque  vendría  la  yra  de  dios  fobre  ellos,  y mo- 
rirían: y guardauan  efto  con  gran  cuydado  y rigor.  Con- 
cluydas  las  ceremonias,  bayles,  y facrificios,  yuanfe  a def 
nudar,  y los  Sacerdotes  y dignidades  del  templo  toma- 
van  elydoiodemaíTa,  y defnudauanle  de  aquellos  ade- 
remos que  tenia,  y afsi  a el  como  a los  tronos  que  eftauan 
confagradosloshazian  muchos  peda£os,y  comentando 
defdelos  mayores  repartíanlos,  ydauanlos  a modo  de 
communion  a todo  el  pueblo  chicos,  y grandes, hóbres, 
y mugeres : y recibíanlo  con  tanta  reuerancia , temor , y 
lacrimas  ( que  ponía  admiración  ) diziendo  que  comían 
la  carne  y gueífos  de  dios,teniendofe  por  indiguos  dello; 
los  que  tenían  enfermedades  pedían  para  ellos  , ylleua- 
vanfelo  con  mucha  reuerencia  y veneración : Todos  los 
que comulgauan  quedauan  obligados , a dar  diezmo  de 
aquella  fcmilla  de  que  fe  hazia  el  ydolo . Acabada  la  fo- 
lemnidad  de  la  communion,  fe  fubia  vn  viejo  de  muchí 
autoridad,  y en  voz  alta  predicaría  fu  ley,  y ceremonias 
Aquien  no  pondrá  admiración , que  tuuieífe  el  demonio 
tato  cuydado , de  hazerfe  adorar , y recibir  al  modo  qu< 
IES  V Chrifto  nueftro  Dios  ordenó,  y enfeñó,  y come 
Ja  fandalgleíia  lo  acofiumbra  * Verdaderaméte  fe  ech; 
de  ver  bien,  lo  q al  principio  fe  dixo , que  en  quanto  puc 
de  procura  fatanas  vfurpar,  y hurtar  para  fi  la  honra  y cu 
to  deuido  a Dios,  aunque  íiempre  mezcla  fus  crueldade 
y fuziedades , porque  es  eípiritu  homicida  y inmundo , ) 
padre  de  mentira. 


C J P.  2j.  De  la  Confefsion , y confejfores, 
que  vfauan  los  Indios. 


tam 


Libro  Quinto . 3 y 

T*  AMBIEN  elfacramento  cieLiconfefsíon  quif© 
* m^tm0  padre  de  mentira  remedar, y de  fusydola- 

trashazerfe  honrar  con  ceremonia  muy  femejáteaí  vío 
de  los  fíeles.  En  el  Piru  tenían  por  opinión, que  todas  las 
adueríidades  y enfermedades  .venían  porpecadqs  que  a- 
vian  hecho, , y para  remedio  víauan  de  facriHcios : y vltra 
deífo  también  fe  confeífauan  vocalmente  quaíí  en  todas 
las  prouincias,  y tenia  cófeíTores  diputados  para  eft  o ma- 
yores y menores,  y pecados  referua  dos  al  mayor,  y reci- 
bían penitencias,}'  algunas  vezes  aíperas,  efpecialmentc 
íi  era  hóbre  pobre  el  que  hazia  el  pecado , y no  tenia  que 
dar  al  confeífor : y efte  oficio  de  confefíar  también  lo  te- 
nían las  mugeres . En  las  prouincias  de  Collafuyofue,y 
es  mas  vniuerfal  efte  vfo  de  confeíToreshechizeros , que 
llama  ellos  ( Ychuri,  o Ychuiri.)  Tienen  por  opinió,que 
es  pecado  notable , encubrir  algún  pecado  en  la  confcf- 
íion,y  los  Ychuris,o  confeíToresaueriguan  o por  fuertes, 
o mirando  la  afTadura  de  algún  animal,  íi  les  encubren  al- 
gún pecado , y caftiganlo  con  darle  en  las  eípaldas  quan- 
tidad  de  golpes  con  vna  piedra  hafta  que  lo  dize  todo,  y 
le  dan  la  penitencia , y hazen  el  facrificio . Efh  confefsio 
vfan  también, quando  eíían  enfermos  fus  hijos,  o muge- 
res,  o maridos,  o fus  Caciques,  o quando  eftan  en  algu- 
nos grandes  trabajos:  y quandoellnga  eftaua  enfermo, 
fe  confeífauan  todas  las  prouincias,  efpecialmenre  los 
Collas.  Los  confeífores  tenían  obligación  al  fecreto, pe 
•o  con  ciertas  limitaciones.  Los  pecados  de  queprinci- 
>almente  fe  acufauan  eran , lo  primero  matar  vno  a otro 
íiera  de  la  guerra.  Item  hurtar.  Item  tomar  la  mugera- 
»ena.  Item  daryeruas,  o hechizosparahazer  mal.  Ypor 
nuy  notable  pecado  tenían  el  defcuydp  en  la  reuer encía 
je  fus  guacas.  Y el  quebrantar  fus  fieftas.  Yeldezirmal 
leí  Inga.  Y el  no  obedecerle.  No  fe  acufauá  de  pecados 
r aftos interiores,  y fegun  relación  de  algunos  Saca  do- 


A a tes 


$66  De  la  Ilijlom  Moral  de  Indica 

tes,  defpues  que  los  Chriftianos  vinieron  a la  tierra , fe  a- 
cufan  afus Ychuris,  o confeífores  aun  délos  penfamiétos. 
El  Inga  no  confeífaua  fus  pecados  a ningún  hobre  fino  fo 
lo  al  Sol,  para  q el  los  dixeíTe  al  Viracocha,  y le  perdonaf 
fe.  Defpues  decófcílado  él  Ingahazia  cierto  lactatorio  pa 
ra  acabar  de  lirapiarfe  de  fus  culpas : y era  en  efta  forma, 
q poniéndole  en  vn  rio  corriéte  dezia  eftas  palabras : Yo 
he  dicho  mis  pecados  al  Sol,  tu  Rio  los  recibe,  lleualos  a 
lía  mar,dode  nunca  mas  parezca. Ellos lauatorios  vfauan 
rabien  los  demas  q fe  confeíTauan  con  ceremonia  muy  fe 
mejáte  a la  qlos  Moros  vfamque  ellos  llama  el  Guadoi, 
V los  Indios  los  llama  Opacuna.  Y quando  acaecía  morir 
fe  le  a algún  hobre  fus  hijos,  le  tenia  por  grao-pecador  dU 
ziendole,  q por  fus  pecados  fucedia,  que  murieífe  prime- 
ro el  hijo  q el  padre.  Ya  eftos  tales  quando  defpues  de  a- 

verfe  cofeífado , hazialos  lauatorios  llamados  Opacuna 
( fegun  efiá  dicho  ) losauia  dc  acotar  co  ciertas  hortigas 
algunlndio  menftruofo  ,comocorcobado,  o cotrecho 
de  fu  nacimiento.  Si  los  liechizeros,  o fortilegos  por  fus 
fuertes,  o agüeros  afinnaua-,  queauiade  morir  algún  en- 
formo,  no  dudaua  de  matar  fu  proprio  hijo  , aunq  no  tu* 
vieíle  otro : y co  cílo  entendía  q adquiría  faiud  diziédo  q 

ofrecía  afu  tíijo  enfu  lugar  en  factificio.Yd'cfpues  de  auer 

Chriftianos  en  aquella  tierra^ .fe ha  hallado  en  algunas 
partes  efta  crueldad.  Notable  cofa  es  cierto , q aya  pre- 
valecido cíla coftumbre  de  cófeífar pecados feeretos,  y 
hazer  tá  rigurofas  penitécias,  como  era , ayunar,  dar  ro- 
pa, oro,  plata,  eftar  en  las  fierras,  recibir  rezios  golpes  en 
las  eípaldas.  Y oy  día  dizclós  nueft;ros,q  en  la  prouincia 
de  Chicuyto  topa  efta  pcftilecia  de  c6feííores,o  ychriris, 
y que  muchos  enfermos  acude  a dios.  Mas  ya  por  la  gra- 
cia del  Señor  fe  vandefengañando  del  todo,  y conocen 
el  beneficio  grande  de  nueftra  confefsion  facramental,  y 
cloii  gran  de uoc ion  y fe  acuden  a ella.  Y en  parte  ha  fido 


Libro  Quinto.  fe? 

prouidecia  delScñor, permitir  el  vfo  paitado, para  que  \t 
confefsion  no  fe les  haga  dificultóla : y aísi  en  todo  el  Se- 
ñor es  glorificado , y el  demonio  burlador  queda  burla- 
do..  Por  venir  a efte  propoííto  referiré  aqui  el  vfo  de  con 
feísion  eflraño,  q el  demonio  introduxo  enel  Iapó,fegun 
por  vna  carta  de  alia  coila, la  qual  dize  aísi.  En  O^aca  a y 
vnas  Peñas  grandifsimas,  y tá  aíras  que  ay  en  ellas  rífeos 
de  mas  de  dozientas  bracas  de  altura,  y eiitre  eftaspeñas 
íale  hazia  fuera  vna  punta  tan  terrible,  quedeíolo  llegar 
losXamabuxis  (que  fon  los  Romeros)  a ella, les  tiembla, 
las  carnes,  y fe  les  defpcluzan  los  cabellos , fegun  es  el  lu- 
gar terrible, y efpantofo.  Aqui  en  eíla  punta eílá puedo 
con  eflraño  artificio  vn  grande  bailón  de  hierro  de  tres 
brabas  de  largo,  o mas,  y en  la  punta  deíle  bailón  eílá  a- 
íido  vno  comopefo  , cuyas  balanzas  fon  tan  grandes, 

que  en  vna  de  ellas  puede  féntarfe  vn  hombre  : y en  vna 

dellas  hazen  los  Coquis  ( que  fon  los  demonios  en  figu- 
ra de  hombres)  que  entren  eílos  peregrinos  vno  por  vno 
finque  quede  ninguno , y por  vn  ingenio  q fe  menéame 
diante  vna  rueda!,  hazen  que  vaya  elbaflon  faliendo  ha- 
zia  fuera,  y en  el  la  balaca  va  faliendo , demanera que  fi- 
nalmente queda  toda  en  el  ayre  , y aíTentado  en  ella 
vno  dé  los  Xamabuxis.  Ycomo  la  balanza  en  que  eílá 
aíTentado  el  hombre , no  tiene  contrapefo  ninguno  en  la 
otra,  baxa  luego  haziaabaxo,  yleuantaíela otrahaíla 
que  topa  en  elbaflon  , y entonces  le  dizenlos  Coquis 
defdelas  peñas  que  fe  confieííe,  y diga  todos  fus  peca- 
dos, quantosvuiere  hecho,  y fe  acordare.  Yefloesen 
voz  tan  alta,  que  lo  oygan  todos  los  d-emas,  que  allief- 
tan.  Y comienza  luego  acófeílarfe,  y vnosde  loscircun 
fiantes  ferien  de  los  pecados  que  oyen  , v otros  gimen. 

Y a cada  pecado  que  dizen , baxa  la  otra  balanca  vn  po- 
co, hafta  que  finalmente  a ¿riendo  dicho  todos  fus  pe- 
cados, queda  la  balan pa  vazia  ygual  con  la  otra  en  que 

A a 2 eílá 


;g3  De  U Mftoria  Moral  de  Indias 

cftá  el  trifte  penitente.  Y llegada  la  balanca  al  fin  con  la 
otra  torna  los  Goquis  a hazer  andar  la  rueda,  y traen  pa- 
ra dentro  el  bafton , y ponen  a otro  délos  peregrinos  en 
la  balanca, hada  que  paíTan  todos.  Contaua  erto  vno  de 

los  Iapones  defpues  de  hecho  Chtiftiano,el  qual  ama  an 

dado  ella  peregrinación  fíete  vezes , y entrado  en  la  ba- 
lanca otras  tantas,  donde  publicamente  fe  auia  confcfla- 
do  Ydezia,  que  fi  acafo  alguno  dedos  puerto  en  aquel 
lus,‘ar  dexa  de  confefTar  el  pecado,  como  paito,  o lo  encu 

bre,labalancavazianobaxa,  y fidefpuesdeauerle he- 
cho indancia  que  confieíTe,  el  porfía  en  no  querer  confef 
far  fus  pecados,  eehanlo  los  Goquis  déla  balanza  abaxo, 
donde  al  momento  fe  hazcpcdapos.  Perodezianoserte 

Chridiano  llamado  luán,  que  ordinariamente  es  ta  gran 

db  el  temor  y temblor  de  aquel  lugar  en  todosios  que  a 
ei  llegan,  y el  peligro  que  cada  vno  vcc  al  ojo,de  caer  de 
aquella  balanca, y fer  dfefpcnado  de  allí  abaxo,  que  qua- 
íi  nunca  por  marauilta  acontece  auer  alguno,  que  no  def 
cubra  todos  fuspccados  : llamafc  aquel  lugar  por  otro 
nombre  Sangenotocóro,  que  quiere  dezir  lugar  de  con- 
fbfsion.  Vecfe  por  efta  relación  bienclaro,  como  el  de* 

moni  o Ha  pretendido  víiirpar  el  culto  diaino  para  fi,  ha- 
ziendo  la  c onfeísion  de  los  pecados  que  el  Saluadorin- 
fíltuvo  para  remedio  délos  hombres , fupcríhcion  dia- 
bólica para  mayor  daño  dellos>no  menor  on  la  getili  ad 
dB^pon*  q enla  de  las  prouiucias  del  Collao  en  el  Piru, 


2 C.  DelaVncion  abominable  que  vfa* 
V anJosi Sacerdotes  Mexicanos , y otr as  nació* 
ríes,  y dé  fus  hechiceros. 


ttt;  ley  antigua  drdenoDios  el  modo  con  que  fe  a- 
t via  de  confagrar  Aaron  y los  otros  S acerdotcs  y y en 

m 


Libro  Quinto. 


h ley  Euangelica  también  tenemos  effan&o  chrifma,  y 
vncion  de  q vfamos  quando  nos  cófagran  Sacerdotes  de 
Chrifto.  También  auia  en  la  ley  antigua  cierta  comport- 
cion  olorofa , q mandaua  Dios  que  no  fe  vfaíle  fino  folo 
para  el  culto  diuino . Todo  efto  ha  querido  el  demonio 
en  fu  modo  remedar,  pero  como  el  fuele  inuentando  co- 
fas tan  afquerofas  y fuzias , q ellas  mifmas  dizcn  qual  fea 
fu  autor.  Los  Sacerdotes  délos  ydolos  en  México  fe  vn- 
gian  en  efta  forma:  Vntauanfe  de  pies  a cabera  y el  cabe 
lio  todo , y derta  vncion  que  ellos  fe  ponían  mojada , ve- 
nían a criarfe  en  el  cabello  vnas  como  trencas,  q parecía 
clines  de  cauallo  encriíliejadas,  y con  el  largo  tiempo  ere 
cíales  tanto  el  cabello,  q Ies  venia  a dar  a las  corúas, y era 
tanto  el  pefo  que  en  la  cabera  trayan  que  partauan  gran- 
dísimo trabajo , porq  no  lo  cortauan,  o cercenauan  haf- 
ta  que  morían,  o harta  que  ya  de  muy  viejos  losjubilaua, 
y ponían  en  cargos  de  Regimientos,  o otros  oficios  hon- 
rofosen  la  República.  Trayáeftoslas  cabelleras  tranca- 
das en  vnas  trencas  de  algodón  de  feys  dedos  en  ancho, 
Eihumoconquefe  tiznauan  era  ordinario  de  tea,  porq 
defdefus  antiguedadesfuefiempre  ofréda  particular  de 
fu  s dio  fes,  y p o r eft  o muy  tenido  y reuerenciado.  Eftaua 
con  efta  tinta  íiépre  vntados  de  los  pies  a la  cabera , que 
parecían  negros  muy  atesados, yerta  era  fu  ordinaria  vn- 
cion, excepto  que  quando  yuan  a (aerificar,  y a cncéder 
encienfo  a las  cfpetfurasy  cumbres  de  los  montes, y a las 
cueuas  efeuras  y temerofas,  donde  tenia  fus  ydolos,  vía- 
van  de  otra  vncion  diferente,  haziendo  ciertas  ccrerno- 
nias  para  perder  el  temor,  y cobrar  grande  animo.  Efta 
vncion  era  hecha  de  diuerfas  fauandíjas  pon£oñofas,  co- 
mo de  arañas,  alacranes , cientopies , falamanquefas,  bi- 
voras.&c.  Las  quales  recogían  los  muchachos  dejos  co- 
legios, y eran  tan  diefíros  q tenían  muchas  juntas  en  quá- 

A a 3 ti- 


37 o 2)e  /¿  JiiJlomMoral  de  Indias 

tidad , para  qüando  los  Sacerdotes  las  pedían.  Su  pañi* 
cular  cuydado  era,  andar  a ca^a  dcftas  fauandijas,  y fiy  c 
do  a otra  cofa  a cafo  topauan  alguna , allí  ponían  el  cuy- 
dado  encabarla,  como  fi  en  ello  les  fueífe  la  vida.  Por 
cuya  caufa  de  ordinario  no  tenían  temor  eftos  Indios  de- 
ftas  fauandijas  pon^oñofas,  tratándolas  como  fino  lo  fue 
ran,  por  auerfe  criado  todos  en  efte  cxercicio.  Paraha- 
zercl  vnguento  de  citas,  tomauanlas  todas  juntas, y que- 
mauanlas en  elbrafero  de  el  templo , que  eftaua  delante 
del  altar , ha  fia  que  qucdauan  hechas  ceniza.  La  qualó- 
chauan  en  vnos  morteros  con  mucho  tabaco(qne  es  vna 
yerua  de  q efta  gente  vía  para  amortiguar  la  carne , y no 
fentir  el  trabajo)  con  efto  reboluia  aquellas  cenizas*  que 
leshazia  perder  la  fuerza : echauan  juntamente  con  efia 
yerua  y ceniza  algunos, alacranes,  y arañas  viuas , y cien- 
topies,y alli  lo  rebolifian,  y amaífauan  ,y  defpues  de  to- 
do eftole  echauan  vna  femilla  molida , que  llaman  Olo- 
litchquh  que  toman  los  Indios  beuida  para  vervífroncsj 
cpyo£fefio éspriuatcle juyzio.  Molían afsi  mifmo  con 
cftascenizasgnfanos^negrosy  peludos,  que  Tolo  el  pelo 
t iene ponzoña  . Todo  eftojunto  amaíTaiiancontizne* y 
echándolo  en  vnas,©llitas  poníanlo  delante  doTus  dio- 
fesdiziendovqne.aquella  era  fu  comida , y afsi  la  llamauá 
Comida  dioina . Conefiavncio.n  ícboluian bruxos^  y 
vianfy  hablauan  al  demonio  * Embkados  los  Sacerdo- 
tesepnaquefia  maííarperdian.todQ  temor,  cobrando  vn 
efpiritu  de  crueldad  , y afsi'  matauan  los  hombres  en  los 
facrifkios  con  grande  o fadia,  y yuandenoche  Tolos  a 
montes, y cueuas  efeuras,  y temerofas,  meneíp reciando 
las  fieras^  teniendo  por  muy  aueriguado,  que  los  leones, 
tygres,  lobos  ,fopientes,  y.  otras  fieras  que  en  los  mon- 
tes fe  c r hfí  ,;hu  y rían  d e 11  o s por  vi  rt  u d de  a qu  e 1 b c t un  de 
Dios : y aunque  no  hpyeffen.de.  el  betún,  huyrian  de  ver 


, junte* 

vn  retrato  de  el  demonio,  en  que yuan  transformados. 
También  íeruiacíle  betún,  para  curarlos  enfermos,  y 
niños  * por  lo  qual  le  Hámauán  todosMedicina  diuina  ,y 
afst  acudían  de  todas  partes  ¿las  dignidades , y Sacerdo- 
tes  como  a Saludadores,  para  que  les  aplicaíTcn  laMe- 
dicina  diuina , y ellos  les  vntauan  con  ella  las  partes  en? 
termas.  Y afirman  ,que  fentian  con  ella  notable  a'liuio, 
y deuia  eílo  de  fer  , porque  el  tabaco  , y el  Ololuthqui, 
tienen  gran  virtud  de  amortiguar,  y aplicado  por  via  de 
emplafto  amortigua  las  carnes  ello  fojo  poríi  , quanto 
mas  con  tanto  genero  de  ponzoñas,  y comales  amorti- 
gtiaua  el  dolor,  pareciales  efe<5to  de  farridad,  y de  virtud 
diuina,  acudicndoa  cífos  Sacerdotes  como  a hombres 
ían&os , los  quales  trayan  engañados,  y embaucados  los 
ygnorantes,  perfuadiendoles  quanto  queriamhaziendo- 
les  acudh  a fusmedicinas,  y ceremonrasdiabolicas,  por- 
que tenían  tanta  autoridad,  quc  báífaua  dezirles  ellos 
qualquieracofa , para  tenerla  por  articulo  de  Fe.  Yafsi 
hazianenel  vulgo  mil  íuperfliciones,  enclmodo  deo- 
trecer  encienfo , y en  la  m anera  de  cortarles  el  cabello,  y 
en  atarles  palillos  a los  cuellos,  y hilos  con  gueífezuelos 
de  culebras  , quefebañaíTenatal  y tal  hora,  que  velaf- 
fcn  de  noche  avnfogon,  y que  no  comieííen  otra  cofa 
de  pan , fino  lo  que  auia  fido  ofrecido  a fus  diofes , y lue- 
go acudicfTen  a losforrilegos,  que  con  ciertos  granos  e- 
enauan fuertes, y adeuinauan  mirando  en  lebrillos, y cer 
eos  de  agua  . En  el  Piru  víaron  también  ernbadurnarfe 
mucho  loshechrzeros,  y miniílros  del  demonio.  Y es  co- 
fa infinita  la  gran  multitud  q vuodeeftos  adeuinos,for 
t ilegos  , hechizeros . agoreros,  y otros  mil  géneros  de 
ranos  prophetas  , y oy  dia  dura  mucha  parte  de  efta  pe- 
ílilencia  aunque  de  íecreto  , porque  nofeatreuen  def* 
cubiertamente  a vfar  fusendíahladas,  yfacrilegas  cere- 
monias y fuperfticiones.  Para  lo  qual  fe  aduierte  mas 

A a 4 ala 


37  2 De  fe  Hifíoria  Moral  de  Indias 

ala  larga  en  particular  de  fus  abafos,  y maleficios  en  el 
confcísionario  hechos  por  los  Perlados  del  Piru  . Seña* 
iadamentevuovn  genero  dehechizeros  entre  aquellos 
Indios  permitido'por  los  Reyes Ingas3quefoncomo  bru 
xos,  y toman  la  fignra  que  quieren  , y van  por  el  ayre  eir 
breue  tiempo  largo  camino , y veen  lo  que  paila , hablan 
con  el  demonio : el  qual  les  refponde  en  ciertas  piedras, 
o en  otras  cofas  que  ellos  veneran  mucho . Eftos  íiruen 
de  adeuinos,  y de  dezir  loque  paíTa  en  lugares  muy  re- 
motos, antes  que  venga , o pueda  venir  la  nueua,  como 
aun  defpues  que  los  Efpañolesyinieron,  ha  fucedido  que 
endiftancia  demasdedozientas  otrezíentasleguas,  fe 
ha  fabido  de  los  motines,  délas  batallas,  y délos  aljamié 
tos,  y muertes  afsi  de  los  ty  ranos,  como  délos  que  eran 
de  la  parte  de  el  R ey , y de  perfonas  particulares , el  mif- 
modia  y tiempo  que  las  tales  cofas  fucedieron,  oeldia 
íiguiente,  que  por  curfo  natural  eraimpofsible  faberlas 
tápreíto.  Parahazer  eflaabuíio  de  adiuinacionesfe  me 
ten  en  vna  cafa  cerrada  por  de  dentro  ,y  fe  emborracha* 
hafta perder  eljuyzio  , y defpuesacabo  de  vndiadizen 
lo  que  fe  les  pregunta.  Algunos  dizen,  y afirman,  que  ef- 
tos vían  de  ciertas  vnturas : los  Indios  dizen , que  las  vie- 
jas vfan  de  ordinario  efte  oficio , y viejas  de  vna  prouin- 
cia  llamada  Coaii!o,y  de  otro  pueblo  llamado  Mácháy, 
y en  la  prouíncia  de  Guarochin,  y en  otras  partes  que  e- 
lí os  no  íeñalan.  También  íiruen  de  declarar , donde  eílíl 
las  cofas  perdidas, y hurtadas,  y defle  genero  de  hechize 
rosayentodaspartes.  Alosquaks  acuden  muydeor- 
dinario  los  Anacónas,y  Chinas,que  íiruen  a losFfpaño- 
les,  quando  pierden  alguna  cofa  de  fu  amo , o deíícan  fa- 

ber  algún  fuceífo  de  cofas  paliadas , o que  eftá  per  venir, 

como  quando  baxan  alas  ciudades  délos  Eípañoks  a ne- 
gocios particulares, o públicos  preguntan,  fí  les  yiá  bien* 

o íl  enfermarán, o morirán  >o  bolueranfanos*o  fí  alcan- 


Libro  Quinto.  575 

fáran  lo  qu*e  pretenden,  y los  hechizeros  refpon  den,  fi,  o 
no,  auíendo  hablado  con  el  demonio  en  lugar  efeuro,  de; 
manera  que  fe  oye  fu  voz,  masnofe  vee  con  quienha* 
blan  * ni  lo  que  dizen  ,y  haz.cn  mil  ceremonias,  y facrifi- 
cios  para  efte  cfe&o,  con  que  inuocan  al  demonio, y cm- 
borrachanfe  brauamente,  y para  efte  oficio  particular  v- 
fan  de  v na  ye  rúa  llamada  Villca  echando  el  fumo  dclla 
en  la  Chicha, o tomándola  por  otra  via.  Por  todo  lo  di- 
cho confia,  quan  grande  fea  la  defuentura,  dé  los  que  tie 
nen  por  maeftros  a rales  miniftros,  del  que  tiene  por  ofi- 
cio engañar.  Y es  aueriguado,que  ninguna  dificultad  ay 
mayor , para  recebir  la  verdad  de  el  famfto  Euangelio , y 
perfeuerar  en  ella  los  Indios,  que  la  communicacion  de 
eftos  hechizeros,  que  han  fido, y foninnumerables,  aun- 
que por  la  gracia  del  Señor,  y diligencia  de  los  Perlados 
y Sacerdotes  van  fiendo  menos,  y no  tan  perjudiciales. 
Algunos  de  eftos  fe  han  conuertido,  y publicamente  han 
predicado  al  pueblo  retratando  fus  errores,  y engaños, y 
decIarandofusembuftcs,y  mentiras,  de  que  fe  ha  fegui- 
do  gran  fruto , com  o también  por  letras  del  Iapon  fabe- 
mos  auer  fucedido  en  aquellas  partes  a grande  gloria  de 
nueftro  Dios  y Señor. 

C A T-  26.  De  otras  Ceremonias  y Gritos  ddos 
Indios  ajemejanca  de  los  nuejlros. 

r\  TRAS  innumerables  Ceremoniasy  Ritostuuie^ 
ron  los  Indios,  y en  muchas  delias  ay  femejanpado 
las  de  la  ley  antigua  de  Moyíen , en  otras  fe  parecen  a las 
que  vfan  los  Moros,  y algunas  tiran  algo  a las  de  la  ley 

Euangelica,como  los  lauatorios,  o Opaciina  que  llaman 

que  era  bañarfe  en  agua , para  quedar  limpios  de  fus  pe- 
cados , Los  Mexicanos  tenían  también  fus  baptiímos 
con eíta ceremonia,  y es,  que  a los  niños  rezien  nacidos 

Aa  5 les 


i 

Ha  ¡ 

iri 
| 1 

- 


374  f)e  la  Hifloria'KforalJe  Indias 

les  facrifícauan las  orejas,  y el  miembro  viril ^qúcetr al- 
guna manera  remedan an  la  circuncifíon  de  los  Indios. 
Ella  ceremonia  fe  hazia  principalmente  con  los  hijos  de 
los  Reyes,  y Señores  : En  naciendo  los  lauauan  los  Sa- 
cerdotes, y defpues  de  lanados  les  ponían  en  la  mano  de- 
recha vnaefpada  pequeña,  y enlayzquierda  vna  rodé- 
lilla  . A los  hijosde  la  gente  vulgar'  les  ponían  las  infig- 
nias  de  fus  oficios^  y a las  niñas  aparejos  de  hilar,  y texer, 
y labrar , y efto  vfauan  por  quatro  dias , y todo  eílo  de* 
lante  de  algún  ydolo.  En  los  matrimonios  auia  fu  mo- 
do de  contraerlos , de  que  eícriuio  vn  tratado  entero  el 
Licenciado  Polo , y adelante  fe  dirá  algo , y en  otras  co- 
fas también  lleuauan  alguna  manera  de  razón  fus  cere- 
monias y ritos.  Gafauanfelos  Mexicanos  por  mano  de 
fus  Sacerdotes’en  efta  forma : Ponianfe  el  nonio  y la  no- 
via juntos  delantede  elSacerdote,  elqualtomaua  por 
las  manos  alosnouios , y les  preguntaua  , fífequerian 
cafar  ,y  fabida  la  voluntad  de  ambos , tomaua  vn  canto 
de.  el  velo  con  que  ella  traya  cubiertaia  cabera, y otro 
de  la  ropa  del  ,y  atau  alos  baziendo  vn  ñudo . Y afsi  ata- 
dos lleuaualos  alacafadella,  adonde  tenían  vnfogon 
encendido , y a ella  haziale  dar  fíete  buelras  al  rededor, 
donde  íe  afíentauan  juntos  los  nouios,  y allí  quedauahe- 
*chocf  matrimonio  . Eran  los  Mexicanos  zciofifsimos 
en  la  integridad  defus  efpofas  , tanto  quefínolashalla- 
van  tales:  confeñales,  y palabras  afrentofas  lo  dan  ana 
entender  con  muy  grande  confufíon  y vergüenza  de  los 
padres,  y parientes,  porque  no  miraron  bien  por  ella.  Y 
alaqueconferuaua  fu  honeftidad  hallándola  tal,  hazian 
mjuy  grandes  fíeflas  dando  muchas  dadiuas  a ella,  y a fus 
padres , haziendo  grandes  ofrendas  a fus  diofes , y gran 
banquete,  vno  en  cafa  delta,  y otro  en  cafa  del.  Y quan- 
do  los  lleuauan  a fu  cafa , ponían  por  memoria  todo  lo 
que  el  y ellatrayan  de  prouifíon  de.  cafas , tierras , jo- 
yas, 


Libro  Quintfc  ¡yy 

yás,  atamos  •,  yguarctauan  efta  memoria  los  padres  de* 
líos,  por  fi  a cafo  fe  vinieiTen  a defcafar^como  era  cofhim 
bre  entre  ellos , y no  licuándole  bien  , hazian  partición 
de  los  bienes  conforme  a lo  que  cada  vno  dellos  traxo, 
dándoles  libertad  que  cada  vno  fe  cafaífe  con  quien  qui- 
fiefie , y a ella  le  dauan  Jas  hijas , y a el  los  hijos.  Mandá- 
banles efirechamcnte , que  no  fe  tornaífen  a juntarfope- 
nade  muerte  , y afsife  guardaua  con  mucho  rigor.  Y 
aunque  en  muchas  cereinoniasparecc,  que  concurren 
con  las  nuefiras  * pero  es  muy  diferente  por  la  gran  mez- 
cla, que  fiempre  tienen  de  abominaciones.  Lo  commim 
y general  deilas  es  , tener  vna  de  tres  cofas,  que  fon,  o 
crueldad,  ofuziedad,  oociofídad.  Porque todascllás 
o eran  crueles,  y perjudiciales,  como  el  matar  hombres* 
y derramar  fangre : o eran  fuzias , y afquerofas , como  el 
comer,  y beueren  nombre  de-fus  ydolos,  y con  diosa* 
cuefiras  orinar  en  nombre  dd .y dolo , y el  vntarfe , y em- 
bixarfe  tan  feamente,  y otras  cien  mil  baxczas:  o por  lo 
menos  eran  vanas , y ridiculas,  y puramente  ociofas,  y 
mas  cofas  de  niños*  qnehechos  dehombres.  La  razón 
dedo  es  la  propria  condición  del  efpiritu  maligno , cuyo 
intento  es  hazer  mal  ,prouocando  a homicidios , o a fu- 
piedades , o por  lo  menos  a vanidades  , y ocupaciones 
impertinentes.  Lo  qual echara  de  verqualquiera,  que 
con  atención  mirare  el  trato  del  demonio  con  los  hom- 
bres qu  e engaña,  pues  en  todos  los  ilufos  fe  halla  o todo, 
o p a r t e d e 1 o d i c h o , L os  m i fin  o s Ind  io  s d e fp  u e s q u e t ie- 
nen  la  luz  de  nueftra  Fe,  fe  ricn,  y hazcn  burla  délas  niño 
rias,  en  que  fus  dio  fes  fallos  los  trayá  ocupados,  dos  qua 
lesferuiá  mucho  m as  por  el  temor  que  tenían,  de  que  Ies 
auiá  de  hazer  mal,  fino  les  obedeciá  en  todo,  q no  por. el 
amor  que  les  tenían,  aunque  también  viuian  muchos  de* 
fros  engañados  con  faifas eíperan  jas  de  bienestempora* 
quj  los  aeínosno  Uegaua  íifu  penfamieqto,  Ycsdet  e 

adt' 


37S  T)e  la  ffijhria  Moral  de  Indias 

aduertir,que  donde  la  potencia  temporal  eftuüo  mas  et¿ 
erandecida,  allí  fe  acrecentó  la  fuperflicion,como  fe  vee 
en  los  Rcynos  dé  México,  y del  Cuzco,  donde  es  cofa  in 
ctcyble,  los  adoratorios  que  auia,  pues  dentro  de  la  niif- 
ma  ciudad  de  el  Cuzco  paílauan  de  trezientos . De  los 
Reyes  del  Cuzco  fue  Mangoingayupángui,  el  que  mas 
acrecentó  el  culto  de  fus  ydolos,  inuentando  mil  dicten 
tías  de  facrifícios , y fieftas , y ceremonias . Y lo  mifmo 
fueeaMexico  por  el  Rey  Izcoált , que  fue  elquartode 
aquel  Reyno.  En  eífotras  naciones  de  Indios,  como  en 
la  prouincia  de  Guatimala,  y en  las  Islas,  y nueuo  Reyno 
y prouincias  de  Chile,  y otras  que  eran  como  behetrías, 
aunque  auia  grá  multitud  de  fuperdiciones,  y facrifícios, 
perono  tenían  que  ver  con  lo  del  Cuzco  y México, don- 
de fatanaseftaua  como  en  fu  Roma,  o Hierufalem  ,hafta 
que  fue  echado  a fu  pefar,v  en  fu  lugar  fe  coloco  la  fandta 
Cruz , y el  Reyno  de  Chriíto  nueflro  Dios  ocupó,  lo  que 
el  tyrano  tenia  vfurpado. 

CJT.  z7-  T)e  algunas fieftas  quevfaronlos 
delCuzxo,y  como  el  demonio  quifo  tam* 
bienymitar  el  my ferio  de  laSan - 
tifsma'Trinidad. 

PARA  concluyr  efte  libro , que  es  de  lo  que  toca  a 
la  Religión,  reda  dezir  algo  de  las  fieftas,  y folemní- 
dades,  que  vfauan  los  Indios,  las  quales  porque  eran  mu 
chasy  varias,  no  fe  podrantratartodas.  Loslngas  Se- 
ñores de  el  Piru  tenían  dos  generes  de  fieftas:  vnascran 
ordinarias,  que  venían  a tiempos  determinados  por  fus 
mefes.  Y otras  extraordinarias , que  eran  por  caufas  oc- 
currentes  de  importancia,  como  quando  fefeoronaua  al- 
gún nueuo  Rey  , y quando  fe  comentaría  alguna  guer- 
ra de  importancia  , y quando  auia  alguna  muy  grande 

ne- 


Libro  Quinto.  $77 

ttecefsidad  de  temporales.  Délas  fíeflas  ordinarias  fe  ha 
de  entender,  que  en  cada  vnodelos  dore  mefes  del  año 
haziá  fiefta  y facrificio  diferéte.Porqaunq  cada  mes  y fíe 
fía  del  fe  ofrecían  cien  carneros, pero  las  colores  o facio- 
nes  auian  de  fer  diferentes,  Enel  primero  q llaman  Ráy- 
me,  y es  de  Diziembre,  haziá  la  primera  fiefta,y  mas  prin 
cipal  de  todas,  y poreífolallamauan  Capacráyme,que 
es dezirfiefta rica , o principal.  En  eftafíeftafe  ofrecían 
grande  fumín  a de  carneros,  y corderos  en  facrificio , y fe 
quemauan  con  leña  labrada  y olorofa,y  trayan  carneros 
oro, y plata,  y fe  ponían,  las  tres  eílatuas  del  Sol,  y las  tres 
del  Trueno,  padre,  y hijo,  y hermano, que  dezian  que  te- 
nia el  Sol,  y el  Trueno . Eneftasflcftasfcdedicauanlos 
mochadlos  Ingas , y les  ponían  las  Guaras , o pañetes , y 
les  horadarían  las  orejas , y les  a^otauan  con  hondas  los 
viejos, y vnt auan  confangreel  roftro,  todo  enfeñalque 
auiá  de  fer  Caualleros  leales  del  Inga.  Ningún  eílrange- 
ro  podía  eflarefte  mes  y ficftacnelCuzco,  y al  cabo  de 
Las  fieílas  entrauan  todos  los  defuera , y les  dauan  aque^ 
líos  bollos  de  mayz  con  fangre  del  facrificio, que  comían 
enfeñal  de  confederación  con  elTnga,  como  fe  dixo  ar- 
riba. Y cierto  es  de  notar,  que  en  fu  modo  el  demonio  a- 
ya  también  en  la  ydolatriaintroduzidó  trinidad, porque 
lastres  eílatuas  del  Sol  fe  intifulauan  Apointi,Churiinti, 
y Intiqu  a o q ui,  q u e q uiere  dezir,  el  p a d re  y fe  ño  r S o 1 , el 
hijo  Sol,  el  hermano  Sol,  y de  la  rnifma  manera  nombra- 
ban las  tres  eílatuas  del  Chuquiilla,  que  es  el  dios  q preíi-* 
de  en  la  región  del  ayre,  donde  truena,  y llueuc,  y nieua. 
Acuerdóme , que  eftando  en  Chuquifaca  me  moflro  vn 
Sacerdote  honrado  vna  información,  que  y o la  tuue  har 
to  tiempo  en  mi  poder  , en  que  auia  aueriguado  de  cier- 
ta Guaca,  o adoratorio, dode  los  Indios  proféífauá  ado- 
rar a Tangatánga,  q era  vn  ydolo,  que  dezian  que  cnvno  > 
mntres  ,y  entres  vno . Y admirándole  aqud  Sacerdo- 

' te- 


$7%  Déla  Hifiortn  Moral  de  Indias 

te  deíks  creó  le  dixe,que  e!  demonio  todo  quato  podía 
hurtar  de  la  verdad  parafus  medras,  y engaños  lo  hazia 
con  aquella  infernal  y porfiada  fobcruia,  coque  fíempre 
apetece  fcr  como  Dios.  Boluiédo  a lasfieftas  en  el fegun 
do  mes  que  fe  llamaua  Camay , demasde los  facrificios 
echauan  las  cenizas  por  vn  arroyo  abaxo  yendo  con  bor 
dones  tras  ellas  cinco  leguas  porel  arroyo  rogandolejas 
lleuaííehafta  la  mar, porque  alliauiade  rccebird  Viracó 
cha  aquel  prefentc.  En  cítercero,y  quarto,y  quinto  mes 
t a m b i é n o fr e ci a n e n c a d a v no  fu  s c ien  c a r n e ro  s n egr  o s¿y 
pintados , y pardos  con  otras  muchas  cofas , que  por  no 
can far  fe  de xan . Elfexto  mes  fe  llama  Hatu ncuz qu i Ay- 
tnoráy,  que  refponde  a Mayo , tambiéfe  facrifícauan  Or 
tros  cien  carneros  de  todos  colores.  En  efta  luna  y mes^ 
que  es  quando  fe  trae  el  mayz  de  la  era  a cafa , fe  hazia  la 
fíeftaque  oydia  es  muy  viada  «entre  los  Indios  que  llama 
Aymoray:  Efta  fieftafc  haze  viniendo  defde  la  Chacra 
o heredad  a fu  cafa,  diziendo  ciertoscatares,  en  q ruegan 
que  dure  mucho  el  mayz , la  qualllamanMamacora,  to- 
mando de  fu  Chacra  cierta  parte  de  mayz  masfeñalado 
en  quantidad,  y poniéndola  en  vna  troxe  pequeña, q lla- 
man Pirua  con  ciertas  ceremonias,  velando  en  tres  no- 
ches, y efte  mayz  meten  en  las  mantas  mas  ricas  que  tie- 
nen, y defqueeflá  tapado  y aderezado, adoran  efta  Pirua 
y lá  tienen  en  gran  veneración , y diz  en  que  es  madre  del 
mayz  de  fu  Chacra, y que  con  effo  fe  da,  y fe  conferuacl 
mayz.  Y por  efte  mes  hazen  vn  facrificio  particular,  y los 
hechizeros  preguntan  a la  Pirua,  fi  tiene  fuerpa  para  el  a- 
ño  qfte  viene?  y fi  refponde  que  no,  lo  llenan  a quemara 
la  m ifm  a Chacra, con  la  folénidad  que  cada  vno  puede, y 
hazé  otraPirua  có  lasmifmas  ceremonias  diziendo , q la 
renueuán  para  cj  no  perezca  la  fi  miente  del  mayz : y fi  ref 
ponde  que  tiene  fuerza  para  durar  mas,ladexanhafta  o- 
tro  año : Efta  impertinencia  dura  hafta  oy  dia , y es  muy 

com- 


Litro  Quinto.  $75» 

commun  entre  Indios  tener  eftas  Piruas , y hazer  la  fieña 
del  Aymoráy.  El  feptimo  mes, que  refpondc  a Iunio , fe 
llama  Ancaycüzquilntiráymfy  enel  fe hazia la  fiefta  lla- 
mada Intiráy mi, en  que  fe  facrificauá  cien  carneros  Gua- 
nacos, que  dezian  q eña  era  la  fieña  del  Sol.  En  eñe  mes 
fe  hazian  gran  fumma  de  eftatuas  de  leña  labrada  de  Qui 
nua,  todas  veftidas  de  ropas  ricas,  y fe  hazia  el  bayle  que 
llamauan  Cayo  , y en  eña  fieña  fe  derramarían  muchas 
flores  por  el  camino, y venían  los  Indios  muy  embicados, 
y los  Señores  con  vnas  patenillas  de  oro  pueñas  en  las 
barrías,  y cantando  todos.  Hafe  deaduertir,  que cfta 
fieña  cae , quafí  al  mifmo  tiempo  que  los  Chriftianos  ha- 
démosla folemnidad  de  el  Corpus  Chriñi  , yque  en  al- 
gunas cofas  tiene  alguna  aparencia  de  femejan^a , com  o 
es  en  las  dantas , o reprefenta  dones,  o cantares . Y por 
eña  caufa  ha  anido,  y ay  oy  día  entre  loslndios,  que  pa- 
recen celebrar  nueftra  folemne  fieña  de  Corpus  Chriñi, 
mucha  fuperfticion  de  celebrar  la  fuya  antigua  del  Inti- 
ráymi . El  o&auo  mes  fe  llama  Cháhua  Huarqui,  en  el 
qual  fe  quemauan  otros  cié  carneros  por  el  orden  dicho, 
todos  pardos  de  color  de  Vizcacha  , y eftemesrefpon- 
de  al  nueñro  de  Iulio . Elnoueno  mes  fe  llamauaYápa- 
cjuis , en  el  qual  fe  quemauan  otros  cien  carneros  cafta- 
ños,  y fe  degollaban  y quemauan  mil Cuies,  para  que  el 
yelo,  y el  ayre,  y el  agua , y el  Sol  no  dañañen  a las  Chá- 
caras, eñe  parece  que  refponde  a Agoño.El  décimo  mes 
fe  llama  Coyaráymi , en  el  qual  fe  quemauan  otros  cien 
carneros  blancos  lanudos . En  eñe  mes  que  reíponde  a 
Septiembre,  fe  hazia  la  fieña  llamada  Citua  en  eña  for- 
ma , que  fe  juntauan  todos , antes  q falíeííe  la  luna  el  pri- 
mer dia  , y en  viéndola  dauan  grandes  vozes  con  hachos 
dé  fuego  en  las  manos  diziendo.  Vay  a el  mal  fuera , dan- 
dofe  vnos  a otros  con  ellos.  Eftosfe  llamauan  Pancón- 
cos  y aquello  hecho  fe  hazia  elJUuatorio  general  en 


3?  o 3e  la  Hijloria  Moral  de  India* 

los  arroyos  , y fuentes  cada  vnoenfu  acequia,  ©perte- 
nencia, y beuian  quatro  dias  arreo.  Efte  mes  facauan  las 
Mamaconas  del  Sol  gran  cantidad  de  bollos  hechoscon 
fangre  de  facrÍficios,y  a cada  vno  délos  forafteros  dauan 
vn  bocado , y también  embiauan  a las  Guacas  forafteras 
de  todo  el  Reyno,  y a diuerfos  Curacasen  feñal  decofe- 
dcracion  y lealtad  al  Sol , y al  Inga , como  eftá  ya  dicho. 
Los  lauatorios  y borracheras , y algún  raftro  defta  fiefta 
llamada  Citua,aun  duran  toda  via  en  algunas  partes  con 
ceremonias  alga  diferenciadas,  y có  mucho  fecreto, aun- 
que lo  principal  y publico  ha  ya  ceífado . El  vndecimo 
mes  fe  llamaua  Homaráimi  Punchaiquis,  en  el  qual  facri 
ficauá  otros  cien  carneros,  y íi  faltaua  agua,para  que  11o- 
viefle,  ponían  vn  carnero  todo  negro  atado  en  vn  llano 
derramando  mucha  Chicha  al  rededor , y no  le  dauá  de 
comer  hafta  que  llouieífe.efto  fe  vía  tábien  agora  en  mu- 
chas partes  por  efte  mifmo  tiempo,  que  es  por  Otubre. 
El  vltimo  mes  fe  llama  Ayamara , en  el  qual¡  fe  facrifica- 
van  otros  cien  carneros,  y fe  hazia  la  fiefta  llamada  Ráy- 
micantará  Ráyquis : en  efte  mes  que  refponde  aNouiem 
bre,  feaparejaua  lo  neceífario  páralos  muchachos,  que 
fe  auian  de  hazer  orejones  el  mes  (iguientes  y los  mucha- 
chos con  los  viejos hazian  cierto  alarde  dando  algunas 
bueltas  :y  eftaüefta  fe  llamaua  Ituráymi , la  qual  fe  haze 
de  ordinario  quando  liueue  mucho,  o poco, o ay  peftilé- 
cia.  Fieft^sextraordinarias,aunque  auia  muchas, la  mas 
famofa  éra  la  que  liamauan  Ytu.  La  fiefta  del  Ytu  no  te 
nia  tiempo  íeñalado , mas  de  que  en  tiempos  denecefsi- 
dad  fe  hazia.  Para  ella  ayunaua  toda  la  géte  dos  dias, en 
los  quales  nó  llegauan  a mugeres , ni  comiancofa  có  íal, 
ni  axi,  ni  beuian  chicha,  y todos  fe  juntauan  en  vna  pla^a 
donde  no  vuieíTe  foraftero,  ni  animales,  y para  efta  fiefta 
tenían  ciertas  mantas  y vellidos,  y aderemos,  que  folo  fer 
vían  para  ella , y andauan  enprocefsion  cubiertas  las  ca- 
beras 


Libro  Quinto.  3 Sí 

befas  con  fus  mantas  muy  de  efpacio,  tocando  fusatam- 
bores,  y fin  hablar  vno  có  otro.  Duraua  cfio  vn  dia  y vná 
noche  , y el  dia  figuiente  comían , y beuian , y baylauati 
dos  dias  con  fus  noches  diziendo , que  fu  oración  auia  fu 
do  acepta.  Y aunque  no  fe  haga  oy  dia  con  toda  aquella 
ccremonia.pero  es  muy  general  hazer  otra  fiefia  muy  fe- 
mejante,  que  llaman  Ayma,  con  vefiiduras  que  tienen  de 
pofitadas  para  ello,  y como  cfiá  dicho,  efiamauerade 
procefsion  abueltascon  atambores , y el  ayuno  que  pre- 
cede, y borrachera  que  fe  figue,  vían  por  vrgeotes  necefi 
fidades . Y aunque  el  (aerificar  refes , y otras  cofas,  que 
no  pueden  efeonder  de  los  Efpanoles,  las  han  dexado,  a- 
lómenos  en  lo  publico,  pero  conferuan  toda  via  muchas 
ceremonias,  que  tienen  origen  defias  fieftas  y fuperfiició 
antigua.  Por  efib  esneceííaiio  aduertir  en  ellas  efpecial- 
mente,  que  efta  fíefta  del  Ytu,  la  hazen  difsimuladamcn* 
te  oy  dia  en  las  dantas  de  el  Corpus  Chrifiihaziendo  las 
dantas  del  Llamallama,  y de  Guacón , y otras  conforme 
a fu  ceremonia  antigua*  en  lo  qual  fe  deue  mirar  mucho. 
En  donde  ha  fido  neccííario  aduertirdeftas  abufioffesfy 
fuperfiieiones,  que  tuuieron  en  el  tiempo  de  fu  gétilidad 
los  Indios,  para  que  no  fe  confientan  por  los  Curas  y Sa- 
cerdotes, alia  fe  ha  dado  mas  larga  relación  de  lo  que  to 
ca  a cfta  materia:  al  prefente  bafta  auer  tocado,  el  exerci- 
cio  en  que  el  demonio  ocupauaafusdeuotos,  para  que 
a pefar  íuyo  fe  vea  la  diferencia , que  ay  de  la  luz  a las  ti- 
nieblas , y de  la  verdad  Chrifiiana  a la  mentira  gentílica, 
por  mas  que  aya  có  artificio  procurado  remedar  lasco- 
fas  de  Dios  el  enemigo  de  los  hombres,  y de  fu  Dios. 

C J.  (P . 28.  De  la  fie/la  del  Jubileo, 

1 que  ufaron  los  Mexicanos. 

Bb  LOS 


$8 1 De  la  HiftoriaMoraFde  Indias 

LOS  Mexicanos  no  fueron  menos  curioíbs  en  fus  fo* 
lemnidadesy  fieftas , ias  quales  dehazienda  era  mas 
baratas,  pero  de  fangre  humana  fin  comparación  mas  co 
ftofas.  De  la  ííeíla^principal  de  Vitzilipúztli  ya  queda  ar* 
riba  referido . Tras  ella  la  fiefta  del  ydolo  Tezcatlipüca 
era  muy  folemnizada . Venia  efta  fiefta  por  Mayo , y en 
fiiKaíendario  tenia  nombre  Toxcolr,  pero  la  mifma  ca* 
da  quatro  años  concurría  con  la  fiefta  dé  la  Penitecia,  en 
queauia  indulgencia  plenaria, y perdón  de  pecados.  Sa* 
crificauan  efte  día  vn  captiuo, que  teníala  íemejan^a  del 
ydolo  Tezcatlipiica,  que  era  a los  diez  y nueue  de  Mayoi 
En  la  vifpera  défta  fieftavenian  los  S-eñores  al  templo  , y 
trayan  vn  veftido  nueuo,  conforme  aklel  ydolo , el  qual 
lé  ponían  los  Sacerdotes,  quitándole  las  otras  ropas,  y 
gu  ardan  d o 1 as  c o n t an  t a re  u e r ene  i a,  co  m o n o fo  t r os  tra* 
t¡amos  los  ornamentos  , y aun  mas.  Auia  en  las  arcas  del 
ydolo  muchos  adereces,  y atauios, joyas,  y otras  prefeas 
y brazaletes  de  plumas  ricas.,  que  no  feruian  dé  nada  fino 
de  eftarfe  allí, todo  lo  qual  adorauá  como  almifmo  dios. 
Demas  de!  veftidb  con  que  le  adorauá  efte  día,  le  poniá 
particulares  infignias  de  plumas,  brazaletes, quitafolesy 
otras  cofas.  Gompuefto  defta  fuerte  quitauan  la  cortinal 
de  la  puerta , para  que  fueífe  vifto  dé  todos , y en  abrien* 
do  falia  vna  dignidad  délas  de  aquel  templo  vellido  déla 
mifma  manera  que  el  ydolo  con  vnas  florecen  la  mano  y 
vna  ñauta  pequeña  debarro  de  vn  fonido  muy  agudo , y 
bueko  ala  parte  de  Oriente  látocaua,y  boluiendo  al  O c 
eidente  , y alNortc  ,y  Surhazia  lo  mifmo¿  Yaciendo 
tañido  hazia  las  quatro  partes  de  el  mundo , denotando 
que  los  prelentes  y aufentesleoyan,  ponía  el  dedo  en  el 
fuelo , y cogiendo  tierra  con  el  la  metía  enia  boca,  y la 
comía  enfeñal'  de  adoración  , y lo  mifmo  hazkn  todos 
losprefentes,  y llorando  poftrauanfe  inuocando  alaef- 
anidad  déla  noche,  y al  viento,  y rogandoles,que  no  los 


Libro  Quintó.  383 

deíamparaffen , ni  los  oluidaífen , o que  les  acabañen  k 
vida  i y dieífen  fin  a tantos  trabajos , como  en  ella  fe  pa- 
decían. En  tocando  eíla  flautilla , los  ladrones , fornica- 
rios, homicidas  , o qualquier  genero  de  delinquentes 
ferttian  grandifsimo  temor  y trifteza , y algunos  fecor- 
tauan  de  tal  manera , que  no  podian  difsinmlar,  aucr  de- 
linquido . Y afsi  todos  aquellos  no  pedían  otra  cofa  a fu 
Dios  3 fino  que  no  fueífen  fus  delidos  manifieftos  derra- 
mando mnchaslagrimas  con  grande  compunción,  y ar- 
repentimiento, ofreciendo  quantidad  de  incienfo  para 
aplacar  a dios.  Los  valientes  y valeroíbs  hombres,  y to* 
dos  los  Toldados  viejos,  que  feguian  la  milicia,  en  oyen- 
do la  flautilla  con  muy  grande  agoniay  deúocion  pedían 
aldiosde  lo  criado  , y al  Señor  por  quien  viutmos,  y ai 
Sol,  con  otros  principales  diofesfuyos,  que  Ies  dieííen 
visoria  contra  fus  enemigos,  y fuerzas  para  prender  mu- 
chos captiuos,  para  honrar  fus  facrificios.  Haziafc  la  ce- 
remonia fobredicha  diez  dias  antes  déla  fieíta,  en  los 
quales  tañía  aquel  Sacerdote  la  flautilla , para  que  todos 
hizieíTcn  aquella  adoración  de  comer  tierra , y pedir  a 
los  ydolos  lo  que  querían , haziendo  cada  día  oración 
aleados  los  ojos  al  cielo  con  fufpiros  y gemidos , como 
gente  que  fe  dolía  de  fus  culpas  y pecados.  Aunque  eñe 
dolor  dellos  no  era  fino  portemor  de  la  pena  corporal, q 
les  dauan,  y no  por  la  eterna,  porque  certifica,  que  no  fa- 
bian,que  en  la  otra  vida  vuieííe  penaran  eítrecha,y  afsi 
re  ofrecían  ala  muerte  tan  fin  pena,  entendiendo  que  to- 
dos defeanfauan  en  ella.  Llegado  elproprio  día  déla 
Scíía  defle  ydolo  Tezcatlipúca,juntauaíe  toda  la  ciudad 
m el  patio  3 para  celebrar  afsi  mifmo  la  fíefta  del  Kalen- 
dario  , que  ya  diximosfcllamaua  Toxcoátl , que  quiere 
dezir  cofa  feca , la  qual  fiefla  toda  íe  endereza , a pedir  a- 
|uade  cí  cielo  al  modo  que  nofotros  hazemos  las  roga- 
:iones,  y' afer  tenían  aquefta  fie  da  fiempre  por  Mayo, 
f > ¿ Bb  2 que 


3S4  Hijioría  Moral  de  Indias 

que  es  el  tiempo  en  que  en  aquella  tierra  ay  m asnee  éfsí- 
dad  de  agua . Comen^auafe  fu  celebración  a nueue  de 
MayO)  y acabauafe  a diez  y nueue.  En  la  mañana  del  vl- 
timo  dia  facauan  fus  Sacerdotes  vnas  andas  muy  adere- 
zas con  cortinas , y cendales  de  diuerfas  maneras ; Te- 
nían ertas  andas  tantos  afideros , quantos  eran  los  minif- 
tros  que  las  auian  de  lleuar, todos  los  quales  falian  embi- 
xadosde  negro  con  vnas  cabelleras  largas  trenzadas  por 
la  mitad  delias  con  vnas  cintas  blancas,  y con  vnas  veftb 
duras  de  librea  del  ydolo.  Encima  de  aquellas  andas  po 
nian  clperfonaje  de  el  ydolo  feñaiado  para  efte  oficio, 
que  ellos  llamaría femejanfa del  dios  Tezcatíipüca, y to- 
mándolo en  los  o rubros  lo  facauan  en  publico  alpiede 
las  gradas.  Salianluego  los  mo^os  y mo^as  recogidas 
de  aquel  templo  convnafoga  grueífa  torcida  debúta- 
les de  mayz  roñado, y rodeando  todas  las  andas  con  ella 
ponían  luego  vna  farta  de  lo  mifmo  al  cuello  ddydoló* 
y enla  cabera  viia  guirnalda:  llamafe  lafogaToxcátl,dc 
notando  la  fequedady  efterilidad  deltiempo.  Salíanlos 
mo^os  rodeados  con  vnas  cortinas  de  red,  y con  guirnal 
das  y fartales  de  mayz  toftado : las  mo^as  falian  vertidas 
de  nueuos  atauios  y aderemos  con  fartales  de  lo  mifmo  a 
los  cuellos,  y en  las  caberas  lleu auá  vnas  tiaras  hechas  de 
varillas  todas  cubiertas  de  aquel  mayz , emplumados  los 
pies  y los  bracos,  y las  mexillas  llenas  de  color.  Sacauaii 
nfsi  mifmo  muchos  farta!e<rdéfte  mayz  toftado,y  ponían 
icios  los  principales  en  las  caberas  y cuellos,  y en  las  ma- 
nos vnas  flores.  Defpues  de  puerto  el  ydolo  en  fus  andas 
tenían  por  todo  aquel  lugar  gran  cantidad  de  pencas  de 
Manguéi,  cuyas  hojas  fon  anchas  y eípinofas..  Puertas  las 
andas;  en  los  ombros  delosfobredichos  lleuauanlas  en 
proce fsion  por  dentro  del  circuyto  del  patio,  lleuádo  dé 
lantedefi  dos  Sacerdotes  condosbraferos  , oinciertfa- 


rios  inciénfando  muy  amenudo  el  ydolo , y cada  vez  qué 

echa- 


Libro  Quinto.  385 

eehauan  el  incienfo  al^auan  ci  brn^o , qunn  alto  podían 
hazia  el  ydolo,  yhaziaelSoI,  dizictidoles  fubieíien  fus 
oraciones  al  cielo, como  fubia  aquel  humo  a lo  alto.  To- 
da la  demas  gente  que  eítaua  en  el  patio  boluiendofe  en 
rueda  hazia  la  parte  donde  yua  el  ydolo,  lleuauan  todos 
en  las  manos  vnas  logas  de  hilo  de  Manguéi  nueuas  de  v- 
nabrafa  con  vn  ñudo  al  cabo,  y con  aquellas  fe  dicipli- 
nauan  , dándole  grandesgolpes  en  las  efpaldas  de  la  ma- 
nera que  aca  fe  diciplinan  el  Iueues  Sandio . Toda  la  cer 
ca  de  el  patio  y las  almenas  eflauan  llenas  de  ramos  , y 
Sores  también  adornadas  y con  tanta  frefeura,  que  cau- 
fauan  gran  contento . Acabada  eílaprocefsion  tornauá 
1 fubir  el  ydolo  a fu  lugar  adonde  lo  ponían:  faíialuego 
pn  quantidad  de  gente  con  flores  adcrecadas  de  diuer- 
as  maneras,  y henchían  el  altar  y la  piep,  y todo  el  patio 
fcllas,  que  parecía  aderezo  de  monumento.  Ellas  roías 
>onían  por  fus  manos  los  Sacerdotes  adminiflrandofclas 
os  mancebos  del  templo  defde  aca  fuera, y quedauafe  a- 
]uel  día  deícubierto,y  el apofento  fin  echar  el  velo.  Eí 
o hecho  falian  todos  a ofrecer  cortinas,  cendales, joyas, 
r piedras  ricas,  encielo, maderos  rcfinofos,  majorcas  de 
nayz , y codornizes , y Analmente  todo  lo  que  en  feme- 
antes  folemnidades  acoílumbrauan  ofrecer.  En  la  ofren 
la  de  las  codornizes , que  era  de  los  pobres,  víiuan  ella 
eremonia,  quelasdauan  alSacerdote,  y tomándolas 
esarrancaua  las  caberas  , y echaualasluego  al  pie  dei 
;ltar , adonde  fe  deííangraíTcn , y aísi  hazian  de  todas  las 
[ue  ofrecían.  Otras  comidas  y frutas  ofrecía  cadavno 
tgun  flí  pofsibidad , las  quales  eran  el  pie  de  altar  de  los 
rnniílros  del  templo,  y aísi  ellos  eran  los  que  los  alcauaa 
lleuauan  a los  apofentos  que  altítenian.  Hecha  efta  fo- 
zmne  ofrenda  yuafe  la  gente  a comer  a Ais  lugares,  y ca- 
as  quedando  la  fi-efta  aísi  fufpenfa , hada  auer  comido, 
r a elle  tiempo  los  mo^os  y mops  del  templo  con  los  a* 

Bb  3 tauios 


¿g$  De  la  Uiftoria  Moral  de  Indias 


tauios  referidos  fe  ocuparían , en  feruir  al  ydolo  de  todo 
lo  que  eílaua  dedicado  a el  para  fu  comida5la  qual  güila- 
van  otras mugeres,  que  auian  hecho  voto  de  ocuparle  a- 
quel  di-a  en  hazer  ia  comida-de  el  ydolo  fíruiendo  allí  to- 
do cldia  . Y afsife  venían  todas  las  que  auian  hecho  vo- 
to en  amaneciendo , y ofrecianfe  alosPrepoíitos  de  el 
templo  ,para  que  les  mandaífen  lo  que  auian  de  hazer,  y 
hazianlo  con  mucha  diligencia  y cuydado.  Sacauan  defc 
pues  tantas  diferencias  é intienciones  de  manjares, que  e- 
ra  cofa  de  admiración.  Hecha  efta  comida  , y llegada  la 
hora  de  comer , falian  todas  aquellas  donzellas  del  tem- 
plo en  procefsion,  cada  vna  con vna  ceflica  de  pan  en  la 
vna  mano , y en  la  otra^  vna  efcudilla  de  aquellos  guifa* 
dos : trayan  delante  de  fi  vn  viejo  que  feruia  de  Maíl re- 
fala con  vn  habito  harto  donofoi  Venia  vellido  con  vna 
fobrepelliz  bláca  , que  le  llegaua  alas  pantorrillas  fobre 
vn  jubón  fin  mangas  a manera  de  fambenito  de  cuero  co 
lorado : traya  en  lugar  de  mangas  vnas  alas , y de  ellas  fa- 
llan vnas  cintas  anchas,  de  las  qualespendia  en  medio  de 
las  efpaldas  vna  calabaya  mediana , que  por vnos  aguje- 

rillos  que  tenia  eílaua  toda  llena  de  flores , y dentro  de- 

11a  diuerfascofas  de  fuperílicion.  Yua  elle  viejo  afsi  ata* 
viado  delante  de  todo  el  aparato  muy  humilde , trille , y 
cabisbaxo  , y en  llegando  al  pueílo  , que  era  al  pie  dé 
las  gradas,  hazia  vna  grande  humillación,  yhaziendo- 
fe  a vn  lado  llegarían  las  mofasconla  comida  , éyuanla 
poniendo  en  hilera  llegando  vna  a vna  con  mucha  re- 
verencia* En  auiendo  la  pueílo  tornaua  el  viejo  a guiar- 
las , y boluianfe  a fus  recogimientos.  Acabadas  ellas  de 
entrar  falian  los  moyos,  y miniflrosde  aquel  templo,  y 
allanan  de  allí  aquella  comida  , y metíanla  enlos  apo- 
fentos  de  las  dignidades , y de  los  Sacerdotes,  los  qua- 
les  auian  ayunado  cinco  dias  arreo  comiendo  fola  vna 
vez  al  dia  3 ¡apartados  de  fus  mugeres,  y no  falian  de  el 
\ tC£Q 


Libro  Quinto. 

templo  aquellos cinco  diasafotandofe  reciamente  cort 
fogas,  y comían  de  aquella  comida  diuina  (que  afsi  la  lia 
mauan)  todo  quanto  podían,  de  la  qual  a ninguno  era  li- 
cito comer  fino  a ellos . En  acabando  todo  el  pueblo  de 
comer , tornaua  a recogerfeen  el  patio  a celebrar , y ver 
el  fin  déla  fíerta , donde  facauan  vn  efclauo  q auia  repre- 
Tentado  el  ydolo  vn  año,  vellido,  y aderezado, y horado 
como  el  mifmo  ydolo , y haziendoíe  todos reuerencia  le 
entregauan  a los  Sacrificadores,  que  al  mifmo  tiempo  fa 
lian,  y tomándole  de  pies  y manos  elPápalccortauaei 
pecho, y le  facaua  el  coraron  alándolo  en  la  mano  todo 
lo  que  podia,  y moftrandolo  al  Sol,  y al  ydolo , como  ya 
queda  referido.  Muerto  eñe  que  reprefentaua  al  ydolo, 
llegauanfea  vnlugarconfagrado,y  diputado  parad  efe- 
&o,y  falianlos  mo^os  y mofas  con  el  aderezo  fob  re  di- 
cho , dondetañendoleslas  dignidades  del  templo  bay- 
lauan  y cantauan  puertos  en  orden  junto  al  atambor, y to 
dos  los  Señores  atauiados  con  lasínñgnias  que  los  mo- 
fostrayan,  baylauáen  cerco  al  rededor  dellos.  Eneítc 
dia  no  moría  ordinariamete  mas  queefte  facrifícado,por 
quefolamente  dé  quatro  a quatro  años  morían  otros  co 
el, y quando  eftos  morían,  era  el  año  del  lubileo,  é indul 
gencia  plenaria . Hartos  ya  de  tañer, comer, y beuer,  a- 
puefta  de  el  Sol  yuanfe  aquellas  mofas  a fus  retrayrhien- 
tos , y tomauan  vnos  grandes  platos  de  barro  y llenos  de 
pan  amafiado  co  miel,  cubiertos  con  vnos  fruteros  labra 
dosdecalaueras  y gueífosde  muertos  cruzados  lleuauá 
colado  al  ydolo, y fubiá  hafta  el  patio  q eftaua  antes  déla 
puerta  del  oratorio,  y poniédolo  alliyédo  fu  Maft refala 
delate  fe  baxauápor  el  mifmo  ordeq  lo  auiálíeuado.Sa 
lía  luego  todos  los  mácebos  puertos  en  ordé , y con  vnas 
cañas  enlas  manos  arremetía  alas  gradas  del  téplo  procti 
rádo  llegar  mas  preño  vnos  q otros  alos  platos. de  la  cola- 
don.  Y las  dignidades  del  templo  tenían  cu  eu  de  mirar 
f B b 4 "al 


388  De  la  fiifloria  Moral  de  Indias 
al  primero , fegundo , y tercero,  y quarto , que  llegauan 
nohaziendo  cafo  de  losdemas  ,hafta  que  todos  arreba- 
tauan  aquella  colación,  la  qual  lleuauá  como  grandes  re- 
liquias. Hecho  efto,Iosquatro  que  primero  llegaron  to 
manan  en  medio  las  dignidades  y ancianos  del  templo, y 
con  mucha  honra  los  metían  enlosapofcntos  premiam 
doles,  y dándoles  muy  buenos  aderemos,  y de  alli  adelan 
telosrefpedauan,  y honrauancomo  ahombres  feiiala- 
dos.  Acabada  la  prefa  déla  colado  y celebrada  con  n 1- 
cho  regozijo  y gritería , a todas  aquellas  mo^as  que  auiá 
feruidoal  ydolo,  y a los  mo^oslesdauan  licencia  , para 
que  fe  fueífen,  y afsi  fe  yuan  vnas  tras  de  otras.  Al  tierna 
po  que  ellas  folian,  eftaua  los  muchachos  de  los  colegios 
y efcuelas  a la  puerta  del  patio,  todos  con  pelotas  de  jun- 
cia , y de  yernas  en  las  manos , y con  ellas  las  apedreauan 
burlando,  y efcarneciendo  del! as,  como  a gente  que  fe 
yuadel  íeruicíode  elydolo.  Yuan  con  libertad  de  difo 
poner  de  fi  a fu  voluntad , y con  eíf  o fe  daua  fin  a eíla  fo- 
lemnidad. 

C A (P.  29.  De  lafiefta  de  los  Mercaderes , que 
ufaron  ¡os  Cholutecas . 

A VN  (VY  E fe  ha  dicho  harto  del  culto  que  los  Me- 
/ \ xicanos  dauan  a fus  diofes:  pero  porque  el  que  fe  lia 
Rjaua  Quetzaáícoátl,  y era  dios  de  gente  rica , tenia  par- 
ticular  veneración  y folemnidad , fe  dirá  aquí,  lo  que  de 
fu  fieíhi  refieren.  Solemnizauafela  fíefía  defteydoloen 
efía  forma:  Quarenta  dias  antes  comprauan  los  Merca- 
deres vnefclauobien  hecho  fin  macula  ni  feñal  alguna, 
afsi  de  enfermedad,  como  de  herida,  o golpe  : aeílele 
veflian  con  los  atauios  del  mifmo  y dolo  , para  que  le  re- 
prefentaífeeílosquarenta  dias.  Y antes que  le  viíliefíen, 
JepLinficauahuandole  dosvezesenvnlago,  quellama«T 
' ua0 


Lihr o Quinto,  $g* 

van  de  los  dio  fes , y defpues  de  purificado  le  vefthn  en  la 
forma  que  el  ydolo  eftaua  vellido.  Era  muy  rcuerencia* 
do  en  ellos  quarenta  dias , por  lo  que rcprefenraua  : en> 
jaulauanle denoche  (como  queda  dicho  ) porque  no  fe 
fuelle , y luego  demañana  lo  facauan  de  la  jaula , y le  po- 
nían en  lugar  preeminente,  y alli  le  feruian  dándole  a co- 
mer prcciofas  viandas.  Defpues  de  auer  comido  ponían 
lefarrales  de  flores  al  cuello , y muchos  ramilletes  en  las 
manos : traya  fu  guardia  muy  cumplida  con  otra  mucha 
gente  que  le  acompañaría  , y falian  con  el  por  la  ciudad, 
el  qualyua  cantando  y baylandopor  toda  ella , parafer 
conocido  por  femejan^a  de  fu  dios , y en  comen ^ando  a 
cantar,  falian  de  fus  cafas  las  mugeres  y niños  a faludarle, 
y ofrecerle  ofrendas  como  a dios . Nueue  dias  antes  de 
Ja  fieíl  a venían  ante  el  dos  viejos  muy  venerables  délas 
dignidades  del  templo,  y humillándole  ante  el  le  deziqn 
con  vna  voz  muy  humilde  y baxa : Señor  fabras,  que  de 
aquí  a nueue  dias  fe  te  acaba  el  trabajo  de  baylar,  y can- 
tar, porque  entonces  has  de  morir  : y el  auia  derefpon- 
der,  que  fucile  mucho  de  norabuena  . Llama uan  a ella 
ceremonia  Neyólo  Maxilt  Iléztlí , que  quiere  dezir  el  a# 
percebimiento : y quando  le  aperccbian , mirauanle  con 
mucha  atención,  fi  fe  entriflccia,  o íi  baylaua  con  el  con- 
tento que  folia . Y fino  lo  hazia,  con  el  alegria  que  ellos 
defleauan,hazían  vna  fuperfticion  afqu  eróla , y era,  que 
yti a n 1 u ego  y t o m au á 1 a s n airaj as  de I facr ificio,  y Iáu au an 
íes  la  fangre  humana  que  eftaua  en  ellas  pegada  délos  fa- 
crificios  paliados,  y con  aquellas  lauazashaziale  vna  be- 
bida mezclada  con  otra  de  Cacao , y dauanfeía  a bcuer, 
porque  dezian  que  hazia  tal  operación  en  el, que  queda- 
ra fin  alguna  memoria  de  loque  leauian  dicho,  y quaffi 
ínfenfibie  b o lui  en  d o luego  al  o rdinario  canto , y aun  di- 
zen , que  con  elle  medio  , el  tn  ifm  o con  mucha  alegria  fe 
D&cciaa  morir  fieftdo  enheehizadoi  con  aquel  breuaje.. 

Bb  $ La 


■( 


59  3 Déla  TJiftdriahforM  de  Indias 

La  caufa  porque  procurauan  quitar  a efte  Iatriftezá  era’, 
porque  lo  tenian  por  muy  mal  agüero  y pronoftico  dea! 
gun  gran  mal  . Llegado  el  diadela  fíefta  amedia  noche 
defpues  de  auerle  hecho  mucha  honra,  de  mufica,  yen* 
cienfo,tomauanle  los  Sacrifícadores,  y facrificaüanle  al 
modo  arriba  dicho  haziendo  ofrenda  de  fu  coraron  alá 
Luna , y defpues  arrojándolo  ál  ydolo , dexando  caer  el 
cuerpo  por  las  gradas  del  templo  abaxo  , de  donde  lo  ab 
jauan  los  que  lo  auian  ofrecido,que  era  los  Mercaderes* 
cuya  fíefta  era  efta:  Yllcuandolo  a la  cafa  del  mas  princi- 
pal lo  hazian  aderezar  en  diferentes  manjares,  para  cele- 
brar en  amaneciendo  el  banquete  y comida  déla  fíefta, 
dando  primero  los  buenos  dias  alydolo,  có  vn  pequeño 
bayle  que  hazian , mientras  amanecía , y fe  guiíaua  eift- 
crificado.  luntauanfe  defpues  todos  los  Mercaderes  a ef 
te  banquete , efpecialmente  los  que  tenian  trato  de  ven- 
der, y comprar  efehuos,  a cuyo  cargo  era  ofrecer  cada 
año  vnefclauo  parala  femejaf  a de  fu  dios.  Era  cite  ydo 
lo  de  los  mas  principales  de  aquella  tierra  , como  queda 
referido , y afsi  el  templo  en  que  eftaua  era  de  mucha  au? 
toridad : El  qual  tenia  fefenta  gradan  para  fubir  a el , y en 
la  cumbre  dcllas  fe  formaua  vn  pafio  de  mediana  anchu- 
ra, muy  cutiofamente  encalado : en  medio  del  auia  vna 
pie  ja  grande , y redonda  a manera  de  horno , y la  entra- 
da eftrecha  y baxa,  que  para  entrar  era  menefter  inclinar 
fe  mucho.  Tenia  efte  templólos  apofentos  que  los  de- 
mas, donde  aula  recogimiento  de  Sacerdotes, mo£os,y 
mocas , y de  muchachos , como  queda  dicho : a losqua- 
les  afsiftia  falo  vn  Sacerdote , que  continuamente  reíi- 
dia  allí,  el  qual  era  como  femanero  ,porque  pucfto  cafo 
que  auia  de  ordinario  tres  o quatto  curas,  o dignidades 
en  qualquiera  templo, feruia  cada  vno  vna  femana,íin  fa 
lir  de  allí . El  oficio  del  femanero  deftc  templo  defp(ues 
déla  do&rina  délos  mojos, era,que  todos  losdias  alabo 


Libro  Quinto. 


jftqnéle  pone  el  Sol, tañía  vn  grande  atambor  h azi  endo 
feñalconel,  corno  nofotros  vfamos  tañer  a la  oración. 
Era  can  grande  efte  arambor,  que  fu  fonido  ronco  fe  oya 
por  toda  la  ciudad,  y en  oyéndolo  fe  ponían  todos  en  tan 
tóíilencio,  que  parecía  no  auer  hombre , desbaratando- 
fe  los  mercados,  y rccogiendofela  gente,  con  que  que- 
daua  todo  en  grande  quietud  y fofsiego . Al  alúa  quan- 
do  ya  amanecía, le  tornaua  atocar, con  que  fe  dauafeñal 
de  que  ya  amanecía , y afsi  los  caminantes  y forafteros  fe 
apreftauan  con  aquella  fcñal,para  hazer  fus  viajes  eftan* 
dohafta  entonces  impedidos  para  poder  falir  de  la  ciu- 
dad. Elle  templo  tenia  vn  patio  mediano , dondeeldia 
de  fu  fiefta  fe  hazian  grandes  bayles  y regozijos  , y muy 
graciofosentremeíés,paraIo  qual  auia  en  medio  de  efte 
patio  vn  pequeño  teatro  dea  treynta  pies  en  quadro  cu- 
riofamente  encalado : el  qual  enramauan , y adere^auan 
para  aquel  día  cótoda  la  pulida  pofsible,cercádolo  todo 
de  arcos  hechos  de  diueríidad  de  flores  ypIumeria,colgá 
do  atrechos  muchos  paxaros,  conejos, y otras  cofas  apa- 
cibles, donde  defpues  de  auer  comido  fe  junraua  toda  la 
géte»  Salía  los  reprefentátes,  y haziá  entremefes  h azi  en 
dofefordos,arromadizados,coxos,ciegos,y  mancos,  vi- 
niédo  a pedir  fanidad  al  ydolo : lbsfordbsrefpodiédo  a- 
defeíios:  y los  arromadizados  tofsiendo  : loscoxosco- 
xeando  deziá  fus  miferias  y quexas,con  q hazian  reyr  grá 
demete  al  pueblo.  Otros  faliá  en  nóbre  cíelas  fauandijas: 
vnos  veftidoscomo  eícarabajosr  y otroscomo  fapos,y 
otros  como  lagartijas.&c.  Y eneontrandofe  allí  referian 
fus  oficios , y boluiendo  cada  vno  por  fitocauan  algunas 
flautillas,  de  que  guftauan  fummamente  lós  oyentes,por 
que  eran  muy  ingeniofas:  fingían  afsi  mifmo  muchas  ma- 
ripofas , y paxaros  de  muy  diuerfos  colores  ,facando  ve- 
llidos a los  muchachos  de  el  templo  en  aqueftas  fqr- 


j9  2 De  la  Tiiftoria  Moral  de  Indias 

plantauan,  los  Sacerdotes  de  el  templó  les  tirauan  con 
zebratanas , donde  auia  en  defenfa  de  los  vnos  , y ofen- 
fa  de  los  ot  ros  graciofos  dichos , con  que  entreteniá  los 
circunftátes.  Lo  qual cócluydo, haziá vn  mitote, o bay- 
le  con  todos  eftos  perfonajes,  y fe  concluya  la  fiefta , y e- 
fto  acoftumbrauan  hazer  en  las  mas  principales  fieftas. 

C A í*.  30.  Que prouecho  fe  ha  de  facar  de  la  re* 
lacion  délas  fuperjlkiones  délos  Indios . 

BASTE  lo  referido,  para  entender  elcuydado  que 
los  Indios  ponían  enferuiry  honrar  a fus  y dolos,  y al 
demonio  que  es  lo  mifmo.  Porque  contar  por  entero  lo 
qenefto  ay,  es  cofa  infinita  y de  poco  ptouecho,  y aun 
de  lo  referido  podra  parecer  a algunos, que  lo  ay  muy  po 
co,  o ninguno,  y que  es  como  gaftar  tiépo,  en  leer  Lis  pa- 
trañas que  fingen  los  libros  de  Cauallerias.  Pero  eftos  íl 
lo  confideran  bien , hallaran  fer  muy  diferente  negocio, 
yqpuede  fer  vtii  para  muchas  cofas,tener  noticia  délos 
ritos  y ceremonias  q vfaron  los  Indios . Prim  eraméte  en 
las  tierras  donde  ello  fe  vfó,  no  Tolo  es  y til,  fino  del  todo 
neceffario, q íos  Chriftianos  y maeftros  déla  ley  de  Chri 
fto  fepá  los  errores  y fuperfticiones  dé  los  antiguos , para 
ver,  fi  clara  o disimuladamente  las  vfan  también  agora 
los  Indios,  y paraefte  efedo  hombres  granes  y diligen- 
tes eferiuieron  relaciones  largas,  délo  que  aueriguaron, 
y aun  los  Concilios  Prouinciales  han  mandado  , que 
fe  ciernan , y eftampen , como  fe  hizo  en  Lima , y efto 
muy  mas  cumplidamente  de  lo  que  aqui  va  tratado . 
Afsi  que  en  tierras  deludios  qualquier  noticia  que  de 
aquefto  fe  da  a los  Efpañoles,  es  importante  para  el  bien 
de  ios  Indios  . Para  los  mifmos  Efpañoles  alia,  y donde 
quiera  puede  feruir  efta  narración  de  fer  agradecidos  a 
Dios  nu  eftro  Señor , dádole  infinitas  gracias  por  tá  gran 
bien  como  es,  auernos  dado  Íü  fan&a  ley.  La  qual  coda 

es 


Libro  Quinté.  595 

es  jufta  5 toda  limpia , toda  prouechofa  : lo  qual  íe  cono- 
ce  bien  cotejándola  con  las  leyes  de  fatanas , en  que  han 
viuido  tantos  defdichados.  También  puede  feruir,  para 
conocer  la  foberuia,  é inuidia , y engaños,  y mañas  de  el 
demonio  con  los  que  tiene  captiuos , pues  por  vna  parte 
quiere  ymitar  a Dios,  y tener  competencias  con  el>y  con 
fu  fan&a  ley : y por  otra  mezcla  tantas  vanidades,  y fuzie 
dades,  y aun  crueldades,  como  quien  tiene  por  oficio  ef 
tragartodo  lo  bueno , y corrompello . Finalmente  quié 
viere  la  ceguedad  y tinieblas , en  que  tantos  tiempos  han 
viuido Prouincias y Reynos grandes , y q toda  via viuen 
en  femejantes  engaños  muchas  gentes , y grade  parte  del 
mundo,  no  podra  ( fi  tiene  pecho  Chriftiano)  dexarde 
dar  gracias  al  altifsimo  Dios , por  los  q ha  llamado  de  ta- 
les tinieblas  ala  admirable  lumbre  de  fu  £uangelio,fupli- 
:ando  a la  immenfa  charidad  del  Criador  las  conferue,  y 
acreciente  en  fu  conocimiento  y obediencia,y  juntamen 
;e  doliendofe  de  los  que  toda  vía  figuen  el  camino  de  íu 
perdicion5inftar  al  padre  de  mifericordias,q  les  defi 
cubra  losteforosy  riquezas  del  E S V Chri- 
fto,  el  qual  con  el  Padre  y con  el  Efpiritu 
Santo  reyna  por  todos  los  fíglos. 

Amen. 


Fin  del  Quinto  Libro. 


39J- 


D O LO 

que  roca  a lá  Religión  que  vfauan  los 
Indios  ^pretendo  en  efte  libro  efcrcuir 
dJefuscoftumbresyypulicia,ygouier- 
no  para  dos  fines . El  vno  deshazer  la 
faifa  opinión,  que  comunmente  fe  tie- 
ne dellos,  como  de  gente  bruta,  y be- 
bal,  y fin  entendimiento , o tan  corto  que  apenas  me- 
rece cííe  nombre.  Del  quai  engaño  fe  íiguehazerlesmu 
:lios  y muy  notables  agramos  fimiédofe  dellos  poco  me 
ios  que  de  animales,  y defpreciádo  quálquier  genero  de 
cfpe&o  que  fe  les  tenga.  Que  están  vulgary'tan  perni- 
iofo  engaño,  como  faben  bien  los  que  con  algún  zeloy 
onfideracion  lia  andado  entre  ellos , y vifto  y fabidn  fus 
bcrctósy  auifos^y  juntamente  el  poco  cafo  que  de  todos 
jilos  hazen  los  quepienfanque  faben  mucho,  que  fon  de 
Ordinario  los  mas  necios,  y mas  confiados  de  fu  Fíhtan 
judicial  opinión  no  veo  medio3  con  que  pueda  mnor 

defi 


39  6 Déla  Tiiftor'ni  Moral  Je  ludida 

deshazerfe , que  con  dar  a entender  el  orden  y modo  de 
proceder  que  eftos  tenían  qtiando  viuianenfu  ley,  en  la 
qual  aunque  tenían  muchas  cofas  de  Barbaros,  y fínfun. 
damento  ,pero  ama  también  otras  muchas  dignas  de  ad- 

miracion.por  lasqualesfe.  dexa  biencomprehender, que 

tienen  n atur  al  capacidad  para  fer  bien  enfeñados , y aun 
'en  oran  parte  hazen  ventaja  a muchas  de  nueftras  Repú- 
blicas. Y no  es  de  marauillar , que  fe  mezdaífen  yerros 
oraues , pues  en  los  mas  eftirados  de  los  Legisladores  y 

Philofophos  fe  hallan,  aunque  entren  Lycurgo  y Platón 

en  ellos.  Y en  las  mas  fabiasRepublicas,  como  fueron  la 
Romana,  y la  Athenienfe,  veemos  ignorancias  dignas  de 
rifa,  que  cierto  (i  las  Repúblicas  de  los  Mexicanos, .y  de 
los  Insas  fe  refirieran  en  tiempo  de  Romanos,  o Griegos 
fueran  fus  leyes  ygouiernoeftimado.  Mascomo  linfa- 
ber  nada  dello,  entramos  por  la  eípada,  fin  oyrles,  ni  en- 
tenderles, no  nos  parece  que  merecen  reputación  las  co 
fas  de  los  Indios , fino  como  de  caja  auida  en  el  monte,  y 
trayda  para  nueftro  feruicio  y antojo.  Los  hombres  ma; 
■curiofosy  fabios  que  há  penetrado  y alcanzado  fus  fecre 
tos,  fu  eftilo , y gouierno  antigu  o , muy  de  otra  fuerte  Ic 
juzgan, marauiílandofe que  vuielfe  tanto  orden  yrazot 
entre  ellos.  De  eftos  autores  es  vno  Polo  Ondegardo,a 
quien  communraente  figo  en  las  cofas  de  el  Piru  : y en  la: 
materias  de  México  loan  de  Touar  prebendado  que  fu< 
déla  Iglefia  de  México,  y agora  es  religiofo  de  nueftr; 
Compañía  de  I E S V S.  El  qual  por  orden  del  Virrej 
dó  Martin  Enriquez  hizo  diligéte,y  copiofa  auenguacu 
délas hiftorias  antiguas  de  aquella  nación, fin  otros  auto 
res  granes  que  pore(ctito,o  de  palabra  mehan  bailante 
mente  informado  de  todo  lo  que  voy  refiriédo.  El  otre 
fin  que  puede  confeguirfe  con  la  noticia  de  las  leyes  y c< 
ftu  mbres,  y pultcia  de  los  Indios,  es  ayudarlos  ■>  y regirlo 
por  ellas  mifmas5pues  enlo  que  no  cótradizen  a la  ley  j 


Libro  Sexto*  397 

Chollo,  y (fe  fu  fan&a íglefia,deu  en  fer  gouernados  con 
forme  a fus  fueros,  que  fon  como  fus  leyes  municipales. 
Por  cuya  ygnorancia  fe  han  cometido  yerros  de  no  poca 
importancia,  no  fahiendo  los  que  juzgan,  ni  los  que  rige, 
por  dodc  han  de  juzgar,  y regir  fus  fubditos.  Que  demas 
de  fer  agrauio  y fínrazon  que  fe  les  haze,  es  en  gran  daño 
por  tenernos  aborrecidos  como  a hombres  que  en  todo, 
afsi  en  lo  bueno  como  en  lo  malo  lesfomos,  y hemos 
fiempre  (Ido  contrarios. 

C jí  T.  2.  Del  modo  de  Computo,  y ¡Calendario 
que  yjkuan  los  Mexicanos . 

COMENCANDO  pues  por  el  repartimiento 
de  los  tiempos , y Computo  que  los  Indios  vfauan* 
qucesvna  de  las  mas  notorias  mueflras  de  fu  ingenio,  y 
habilidad,  dire  primero,  de  que  manera contauá,y  repar- 
tían fu  año  los  Mexicanos , y de  fus  mefes , y Kalendario, 
y de  fu  cuenta  de  figles , o edades . El  año  diuidian  en 
diez  y ocho  mefes : a cada  mes  dauan  veynte  dias , con  q 
fe  hazen  treziétos  y íefenta  dias, y los  otros  cinco  que  re- 
lian para  cumplimiento  de  el  año  entero,  no  los  dauan  a 
mes  ninguno, íino  contauanlosporfi,y  llamauanlosdias 
baldios,enlos  qualesnohazialagente  cofa  alguna,  ni  a- 
cudian  ál  templo , folo  fe  ocupauan  en  vifitarfe  vnos  a o- 
t ros  perdiendo  tiempo , y los  Sacerdotes  del  templo  ce£ 
fauan  de  (aerificar.  Los  quales  dias  cumplidos,  tornaua 
a comentar  la  cuenta  de  fu  año , cuyo  primer  mes  y prin- 
cipio era  por  Mar^o,  quando  comienza  areuerdeccr  la 
hoja,  aunque  tomauátres  dias  de  Febrero,  porque  fu  pri- 
mer dia  del  año  era  a veynte  y feys  de  Febrero, como  co- 
lla por  el  Kalendario  fuyo . En  el  qual  eflá  incorporado 
elnueftro  con  notable  cuenta  y artificio,  hecho  por  los 
Indios  antiguos  que  conocieron  a los  primeros  Efpaño- 

C c les 


39%  De  td  liiftom  Mordí  de  Indias 
les,  el  qualKalendario  y o vi,  y aun  le  tengo  en  mi  poder* 
que  es  digno  deconíiderar  para  entender  el  difcurfoy  ha 
biiidad,  que  tenían  eílos  Indios  Mexicanos.  Cada  v no 
de  los  diez  y ocho  mefes  que  digo,  tiene  fu  nombre  efpét 
cial,  y fu  pintura  y feñal  propria : y communmente  feto? 
maua  de  !a  fiefta  principal,  que  en  aquel  mes  fe  hazia,§ 
déla  diferencia  que  eí  año  va  entonces  caufando.  Y para 
todas  fus  licitas  tenían  fus  ciertos  dias  feñalados  en  fu  Ka 
lendario  . Lasfemanascontauandetreze  entreze  días* 
y a cada  dia  feñalauan  con  vn  zero,  o redondo  pequeño 
multiplicando  los  zeros  baila  treze,y  luego  boluian  a co 
tar  vno,  dos.&c.  Partían  también  los  años  de  quatro  en 
quatro  fígnos,  atribuyendo  a cada  año  vn  figno  . Eftas 
eran  quatro  figuras,;  la  vn  a de  cafa : la  otra  de  conejo : la 
rercera  de  caña : la  quarta  de  pedernal.  Y afsi  las  pintada 
y por  ellas  nombrarían  el  año  que  corría  diziendo  : A tan 
tas  cafas , o a tantos  pedernales  de  tal  rueda  íu  cedro  tal  y 
tal  cofa.  , Porque  es  de  faber  , que  fu  Rueda  que  es  como 
figlo,  contenía quatro  femanasde  años,  fíendo  cada  vna 
de  treze,defuertc  q eran  por  todos  cincuenta  y dos  años. 
Pintauan  en  medio  vn  Sol,  y luego  falta  del  en  Cruz  qua 
trobrapos,  o lineas  baílala  circunferencia  déla  Rueda,  y 
daúan  hueíta,  de  modo  que  fe  diuidia  en  quatro  partea 
laeircunferencia,y  cada  vna  delías yua  con  fu  braco  déla 
mifma  color,  que  eran  quatro  diferentes,  de  verde,  dc: a- 
zu! , de  colo'rado , de  amarillo : y cada  parte  deftas tenia 
fus  treze  apartamientos  con  fu  íigno  de  cafa,  o conejuno 
caña, o pedernal,  fignifícando  encada  vno  fu  año,  y al  la- 
do pintauan  lo  fucedido  en  aquel  año ...  Y áfsi  vi  yo  en  el 
Kalendario  que  be  dicho  , feñalado  el  año  queentraron 
los  Efpañoles  en  México , con  vnapinturade  vn  hombre 
vertido  a nuertro  talle  de  colorado , que  tal  fue  el  habito 
del primerEfpañol,quecmbi6 Hernando  Cortés.  Alca- 
bo  de  jos  cincuenta  y dos  años  que  fe  cerraría  la  Rueda, 
: ' Vfr 


Libro  Sexto.  ’ ¡¿$ 

vfaua  vna  ceremonia  donofa , y era , que  la  vltima  noche 
quebrauan  quantas  valijas  tenían , yapagauan  quantas 
lumbres  auia  diziendo,  que  en  vna  de  las  Ruedas  auia  de 
fenecer  el  mundo, y que  por  ventura  feria  aquella  en  que 
féhallauan,  y que  pues  fe  auia  de  acabar  el  mundo, no  a-* 
vian  deguifar,  ni  comer,  que  para  que  era  valijas,  ni  luna 
bre,  y afsife  efiauan  toda  la  noche,  diziendo  que  quica 
no  amanecería  mas,  velando  con  gran  atenció  todos  pa- 
ra ver  íi  amanecía.  En  viendo  que  venia  el  día,  rocauan 
muchos  atambores , y bozinas , y flautas , y otros  inftruo 
mentos  de  regozijo  y alegría  diziendo,que  ya  Dios  les  a** 
largaua  otro  ligio , que  eran  cincuenta  y dos  años,  y co- 
mentarían otra  Rueda.  Sacauan,cl  día  que  amanecía  pa 
ra  principio  de  otro ligio,  lumbre  nueua,  y cóprauan  va- 
fos  de  nueuo,  ollas,  y todo  lo  neceíTario  paraguifar  de 
comer : y yuan  todos  por  lumbre  nueua, donde  la  facau.a 
elfummo  Sacerdote  ,precediédo  vna  folemnifsimapro- 
cefsion  enhazimiento  de  gracias,  porque  les  auia  amane 
cido,  y prorrogadoles  otro  ligio  . Elle  era  fu  modo  de 
contar  años,  y mefes,  y femanas,  y ligios. 

C jt  T.  3.  Del  modo  de  contar  los  años y y me  fes, 
que  ufaron  los  Ingas. 

TZJ  N elle  Computo  dé  los  Mexicanos  aunque  ay  mu- 
^ cha  cuenta  y ingenio  para  hombres  fin  letras  , pero 
pareceme  falta  deconíideracion,  no-tener  cuenta  co  las 
Lunas, ni  hazer  diflribucion  de  mefes  conforme  a ellas. 
Enloqualíindudaleshizieron  ventaja  los  del  Piru,  por- 
que contauan  cabalmente  fu  año  de  tatos  dias  como  no- 
fotros,  y partíanle  en  doze  mefes,  o lunas  confumiendo 
lo  s o nz  e di  as  q fo  b ra  n d e I u n a , feg  u n e fe  r i u eP  ol  o 9 e ni  o s 
mtfmos  mefes.  Para  tenercierta  y caballa  cuenta  dela- 
ño vfauan  día  habilidad  , que  en  los  cerros  que  eílan  al 

Ce  2 rede- 


400  T>eU  Hiftoria  Moral  de  Indias 

rededor  déla  ciudad  del  Cuzca  (que  era  la  Corte  de  los 
Reyes  Ingas,  y júntamete  el  mayor  fantuario  de  fus  Rey- 
nos,  y como  fí  dixeífeinos  otra  Roma)  tenia  puertos  pof 
fu  orden  doze  pilarejos  en  tal  diftancia  y poftura , que  en 
cada  mes  íeñalaua  cada  vno , donde  (alia  el  Sol  y donde 
fe  ponia.  EftosllamauanSuccanga v y por  allí  anuncia- 
van  las  fieftas,  y los  tiempos  defembrar,y  coger,  y lo  de- 
masv  A crtos  pilares  del  Sol  hazian ciertos  facrifícios  co- 
forme a fu  fupcrfticion . Cada  mes  tenia  fu  nombre  pro- 
prio , y diftin&o,  y fus  ffeftas  efpeciales  *.  Comen  puanel 
año  porEnero  como  nofotros : pero  defpues  vn  Rey  In- 
ga , que  llamaron  Pachacüro , que  quiere  dezir  reformad 
dbr  del  tiempo,  dio  principio  a!  año  por  Dizicmbre,  mi- 
rando (a  lo  que  fe  puede  penfar ) quando  cí  Sol  comien- 
ca  a boluer  del  vltímo  punto  de  Capricornio  , que  es  el 
Trópico  a ellos  mas  propirtcov  Cuenta  cierta  de  Rifsief- 
to  no  fe  fabe , que  la  tuuieífen  vnos  ni  otros , aunque  al- 
gunos diz  en,  que  fi  tenían.  Las  fem  anas  que  contauá  los 
Mexicanos , rro  eran  propiamente  femanas , pues  no  era 
de  fí  ete  dias,  ni  los  Ingas  hizieron  efta  diu  ilion  . Y no  es 
marauilia , pues  la  cuenta  déla  fem ana  no  es  como  la  del 
año  por  enrío  del  Sofni  como  la  del  mes  por  el  curfo  de 
la  Luna : finó  err  los  Hebreos  por  el  orden  de  la  creación 
del  mundo  que  refiere  Moyfen,  yen  los  Griegos,y  Lati- 
nos por  el  numero  de  los  fíete  Planetas  , de  cuyos  nom- 
bres fe  nombran  tambie  los  dias  de  la  femana.  Pero  pa- 
ra hombres  fin  libros  ni  letras  harto  es, y aun  dcmafíadov 
q tmiierteif  el  año  > y las  fieftas,  y tiempos  contant  o coa- 
cierto  y orden,  como  efta  dichov 

€ A T-  4 . Que  ninguna  nación  de  Indios fe 
kadefcubícrto?$uebfe  de  letras,- 

LAS 


Libro  Sexto,  4*5 1 

LA  S letras  fe  inuentaron  para  referir,  y fignificarim- 
mediatamente  las  palabras  que  pronunciamos,  afsi 
como  las mifmaspalabrasy  vocablos,  fegun el  Philofo- , pcr^ir.fS 
phofonfeñalesimmediatamentedclosconceptosy  pen 
famientos  de  los  hombres.  Y lo  vnoy  lo  otro  ( digo  las 
letras  y las  vozes  ) fe  ordenaron , para  dar  a entender  las 
cofas : las  vozes  a los  prefentes : las  letras  a los  a ufen  tes  y 
futuros.  Las  feñales  que  no  fe  ordenan  de  próximo  a dig- 
nificar palabras  fino  cofas,no  fe  llama,  ni  fon  en  realidad 
de  verdad  letras,  aunq  eften  eferitas,  afsi  como  vna  yma- 
gen  del  Sol  pintada  no  fe  puede  dezir,  que  es  eferitura,  o 
letras  del  Sol, fino  pintura.  Ni  mas  nimenos  otras  feñales 
que  no  tienen  femejan^a  con  la  cofa , fino  fola mente  fir- 
ven  para  memoria , porque  el  que  las  inuentó , no  las  or- 
denó para  fignificar  palabras , fino  para  denotar  aquella 
cofa:  Eftastalcs  feñales  no  fe  dizcn , ni  fon  propriamente 
letras  ni  eferitura , fino  cifras , o memoriales , como  las  q 
vfan  los  Efpheriftas  o Aftrologos,  para  denotar  diuerfos 
fignos  o planetas  de  Marte, de  Venus,  de  Iupitcr.&c,  fon 
cifra  y no  letras, porque  por  qualquier  nombre  que  fe  lla- 
me Marte, ygualmente  lo  denota  al  Italíano,y  al  Fráces, 
y alEfpañol,  lo  qual  no  hazen  las  letras , que  aunque  de- 
noten las  cofas  es  mediante  las  palabras , y afsi  no  las  en- 
tienden, fino  Iosqfaben  aquella  lengua.  VcrbigYdtid,  Eífá 
eferita  efta  palabra  Sol,  no  percibe  e!  Griego , ni  el  He- 
breo que  fignifica,  porque  ignora  el  mifmo  vocablo  Lati 
no . Demanera  que  eferitura  y letras  folamente  las  vfan 
los  que  con  ellas  fignifican  vocablos,  y fí  immediatamen 
te  fignifican  las  mifmas  cofas,  no  fon  ya  letras , ni  eferitu- 
ra, fino  pintura  y cifras.  De  aqui  fe  facan  dos  cofas  bien 
notablesda  vna  es, que  la  memoria  de  hifiorias  y antigüe 
dad , puede  permanecer  en  loshombres  por  vna  de  tres 
maneras : o por  letras  y eferitura , como  lo  ufan  los  Lati- 
nos, y Griegos  ,y  Hebreos., y otras  muchas  naciones:  o 

Ce  3 por 


4©2  Déla  Hifioria  Moral  de  Indias 
por  pintura,  como  quaíí  en  todo  el  mundo  fehavfado* 
pues  como  fe  dize  en  el  Cócilio  Niceno  fegundo  , la  pin- 
tura eslibro  para  losydiotas,qno  labe  leer : o por  cifras» 
ocara&eres , como  el  guarifmo  íignifíca  los  números  de 
ciento,  de  mil,  y los  demas,  fin  fignifícar  efta  palabra  cié- 
to,ni  la  otra  mil.  El  otro  notable  q fe  infere  es, el  que  en 
cfte  capitulo  fehapropuefto,  es  a faber  q ninguna  nación 
de  Indios  q feha  defeubierto  en  nueftrostiépos  vfa  de  le- 
tras ni  eferitura,  fino  délas  otras  dos  m añeras, cj  fon  yma-, 
gines,  o figuras , y entiendo  efto  no  folo  délos  Indios  del 
Piru»y  délos  de  nueua  Eípaña,  fino  en  parte  tábien  délos. 
Iapones,  y Chinas . Y aunq  parecerá  a algunos  muy  fai- 
fa lo  que  digo , por  auer  tanta  relación  de  las  grandes  li- 
brerías y eíludiosde  la  China  ,y  del  lapon , y de  fus  cha- 
pas , y prouiíiones , y cartas : pero  es  muy  llana  verdad», 
como,  fe  entenderá  en  el  difeurfo  figuiente.  . 


C A P.  5-  Del  genero  de  Tetras >y  libros 
queyfan  los  Chinos . 


| ? A S eferituras  que  vfan  los  Chinos,  pienfan  muchos, 
y aun  es  comman  opinión  , q fon  letras»  como-las  q 
víamos  en  Europa,  quiero  dezir,que  c 6 ellas  fe  pueda  ef- 
crenir  palabras, o razones,  y que  folo  difieren  de  nueftras 
letras  y eferitura,  en  ferfus  carafteres  de  otra  form3,  co- 
mo difieren  los  Griegos  de  los  Latinos,  y los  Hebreos^y 
Chaldeos.  Y por  la  mayor  parte  no  es  afsi  ¡porqni  tiene 
Alfabeto, ni  eferiue  letras, ni  es  la  diferécia  de  cara  ¿teres, 
fino  en  q principalmente  fu  efcrcuir  es  pintar , o cifrar,  y 
fus  letras  no  íigniíican  partes  de  diciones  como  lasnuef- 
rras,  fino  fon  figuras  de  cofas,  como  de  Sol,  de  fuego,  de 
hambre,  demar, y afsidelo  demas.  Prueuafe  efto  eui- 
de&temcnte, porque  íiendo  las  lenguas  qhablanlos  Chi~. 

nnc 


Lihro  Sexto.  405 

nos  innumerables  y muy  diferétes  entre  fí,  flisefcrituras 
y chapas  ygualmete  fe  leen , y enrieden  en  todas  lenguas» 
como  nros  números  de  guarifmo  ygualmete  fe  entiende 
en  Fráces,y  EfpañoLy  en  Arábigo.  Pórq  efta  figura. 8.  do 
de  quiera  dize  ocho , aunq  effe  numero  el  Francés  le  lla- 
me de  Vná  fuerte , y el  Efpañol  de  otra.  De  aquí  es, q co- 
mo las  cofas  fon  en  fí  innumerables, las  letras  o figuras  q 
víanlos Chinaspara denotarlas, fon quaíKnfimias.  Por 
que  el  qha  de  leer, o efereuir en  la  China,como  losMá- 
darincshazen,  ha  defaberpor  lo  menos  ochenta  y cinco 
mil  figuras  o letras , y los  que  han  de  fer  perfectos  en  efta 
letura , ciento  y veynte  y tantas  mil.  Cofa  prodigiofa , y 
q no  fuera  creyble,fino  lo  dixeran  perfonastan  dignasde 
Fe,  como  lo  fon  padres  de  nuefira  cópañia,c¡  eflan  alia  a- 
dlualmente  aprendiédo  fu  lengua  y eícritura,yha  masde 
diez  años  q denoche  y de  dia  eftudian  en  efto  có  immor- 
tal  trabajo, q todo  lo  vence  la  Charidad  de  Chrifto.y  def 
feo  déla  faluació  délas  almas.  Eíla  mifma  es  la  caufa  por 
que  en  la  China  fon  tan  eftimados  los  letrados  como  de 
cofa  tan  difícil,  yfolos  ellos  tienen  oficios  de  Mádarines, 
y Gouernadores,  y Iuezcs,y  Capitanes.  Y afsi  es  grande 
el  cuydado  de  los  padres,  en  que  fus  hijos  apréndan  a 
leer,  y efereuir.  Lasefcuelas  donde eflo  aprenden  los 
niños,  o mo$:os,fon  muchas  y ciertas,  y el  maeílro  de  dia 
en  ellas  , y fus  padres  de  noche  en  cafa  les  hazen  eftu- 
diar  tanto,  que  traen  los  ojos  gaftados , y íes  acotan  muy 
amenudo  con  cañas  aunque  no  de  aquellas  rigurofas, 
con  que  acotan  los  malhechores . Efta  llaman  la  lengua 
Mandarina,  quehamenefter  la  edad  de  vnhombre  pa- 
ra aprenderfe.  Yes  deaduertir,  que  aunque  la  lengua 
en  que  hablan  los  Mandarines,  esvna  y diferente  de  las 
vulgares  , que  fon  muchas  , y alia  fe  ¿fhidiacomo  aca 
la  Latina  , o Griega  , y íolo  la  fabenlosletrados,  que 
eftan  por  toda  la  China,  pero  lo  que fe  efcriu e en  ella. 

Ce  4 en 


404  Be  la  H'tftoria  Moral  de  Indias 

en  codas  las  lenguas  fe  entiende , porque  aunque  las  pro- 
vineias  no  fe  entienden  de  palabra  vnas  a otras,  mas  por 
eferito  fí-  porque  las  letras  o* figuras  fon  vnas  mifmas  pa- 
ra todos , y fignifican  lo  miírno , mas  no  tienen  el  mifmo 
nombre,  niproíacion,  porque  como  he  dicho  fonpara 
denotar  cofas  y no  palabras , afsi  como  en  el  exemplo  de 
Jos  números  de  guarifmo  que  pufe,  fe  puede  fácilmente 
entender . De  aqui  también  procede,  que  íiendo  los  la- 
pones  y Chinas  naciones  y lenguas  tan  diferentes, leen,  y 
entienden  los  vnos  las  eferituras  de  los  otros,  y íi  hablaf- 
fen,  lo  que  leen,  o cícriúen,  poco  nimucho  no  fe  entéde- 
rian  . Hilas  pues  fon  las  letras  y libros  que  vfan  los  Chi- 
nos tá  afamados  en  el  mundo,  y fus  rmprefsiones  fon  gra- 
vando  vna  tabla  délas  figuras  que  quieren  imprimir, y ef 
fampando  tantos  pliegos  como  quieren^  en  la  mifmafor 
ma  que  aea  edampamos  ymagines  grauandó  el  cobre,  o 
madera.  Mas  preguntará  qualquier  Hombre  inteligente, 
romo  pueden  fignifícar  fus  conceptos  por  vnas-  mifmas 
figuras , porqu  e no  fe  puede  con  vna  miíma  figura  figni- 
ficar  la  diuerfídíid,que  cerca  de  la  cofa  fe  concibe, como 
es  dezir , que  elSof  calienta*  ,.o  que  miró  a!  Sol , o que  ef 
día  es  del  Sol,  finalmente  los  cafos, y conjunciones,  y ar- 
ticulos  que  tienen  muchas  lenguas  y eferituras,  como  es 
pofsible , denotarlos  por  vnas  mifmas  figuras  ? A edo  fe 
rcfponde , qire  con  diuerfos  puntos , y rafgos , y podura* 
haz  en  t oda  cíTa  va  riedad  de  fignificat  io.  Mas  dificult  ad 
tiene  entender,  como  pueden  efereuir  en  fu  lengua  nona 
bres  proprios efpecialmcnr e de  cffrangeros,  pues  fon  co- 
fas que  nunca  vieron,  ni  pudieron  inuentar  figura  para  eo- 
lios,yo  quife  hazer  experiencia  dedo  hallándome  en  Me 
xico  con  vnos  Chinas,  y pedi  que  cfcriuiefien  en  fu  legua 
tila  propoficion.  lofeph  de  Acoda  ha  venido  defPiru,  o 
©tra  femejante.  Y el  Chin  a eduuo  gran  rato  penfando , y 
aleaba  eferiuio^y  defines  dy  otro  ley  eron  en  efe<do  la 


mifm  a razón,  aunque  en  el  nombre  proprio  algún  tanto 
variauan.  Porque  vfan  defte  artificio, tomando  elnom- 
bre  proprio , y bufean  alguna  cofa  en  fu  lengua,  con  que 
tenga  femejan^a  aquel  nobre,  y ponen  la  figura  de  aque- 
lla cofa,  y como  es  difícil  en  tantos  nobres  hallar  femejan 
f a de  cofas, y fonido  de  fu  lengua,  afsi  les  es  m uy  trabajo- 
so efereuir  los  tales  nobres.  Tanto  qnosdeziael  padre 
Alonfo  Sánchez, que  el  tiempo  que  andullo  en  la  China, 
trayendole  en  tantos  tribunales  de  Mandarín  en  Manda* 
rmpara  efcreuirle  fu  nombre  enaquellas  chapas  q ellos  v* 
fan  eftauan  gran  rato,  y al  cabo  falian  con  nombralle  a fa 
modo  , en  vn  modo  ridiculo  q apenas  acertauancon  el¿ 
Efte  es  el  modo  de  letras  y eferitura  que  vfan  los  Chinos. 
El  de  los  Iapones  es  muy  femejante  a efte,  aunq  délos  Se- 
ñores Iapones  que  eftuuieron  en  Europa  afirman*  que  ef 
creuíá  fie  rímete  en  fu  lengua  qualquiera  cofa,  aunq  fuefc 
fen  de  nobres  proprios  de  aca,  y me  moftraró  algunas  e£ 
erkuras  fuyas  , por  donde  parece,  cj  deucn  de  tener  algún- 
genero  de  letras,  aunq  lo  mas  de  fu  eferitura  deue  de  fer 
porcaradercs  y fíguras,como  eftá  dicho  délos  Chinos* 

£ jí  T.  6 . De  las  Vniuerjidades^  EJlud'm 
de  la  China . 

F\  E Efcuelas  mayores,  y Vniueríidades  de  Philoíb» 
^ phia,  y otras  fcicncias  naturales  los  padres  déla  C©- 
pañia  q han  eftado  alia,  dizen  que  no  las  vieron,  ni  puede 
creer  que  las  aya,  y q todo  fu  eftudio  es  de  la  lengua  Má- 
darin , q es  difícilima , y amplifsima*  como  eftá  referido. 
Lo  que  también  eftudian  fon  cofas  que  ay  en  efta  lengua^ 
que  fon  hift  orias,  fe  tas,  leyes  duilcs,  y moralidad  de  pro- 
verbios, y fábulas, y otras  muchas  compoíiciones:  y los 
grados  que  ay  fon  en  eftos  eftudios  de  fu  lengua , y leyes* 
De  ksíciencus  diuinas  ningún  raftro  tienen  ¡ de  lásnaru* 

$ Wr 


1 


1 


m\ 


40^  De  Ja  ffijloriá  Tvforal  de  Indias 

rales  no  mas  q algún  raftro  có  muy  poco, o ningunmeto* 
do , ni  arte , fino  propoficiones  fueltas  fegun  es  mayor  o 
menor  el  ingenio  y eftudio  de  cada  vno,en  las  Matemáti- 
cas por  experiencia  délos  raouimientosy  cfírellas,  yen 
la  Medicina  por  conocimíéto  de  yernas  de  que  vían  ma- 
cho,y ay  muchos  que  curan.  Efcriue  con  pinceles:  tiene 
muchos  libros  de  mano,  y muchos  impreífos , todos  mal 
aliñados.  Son  grandes  rcprcfentnntes,  y hazenlo  con  grá 
de  aparato  de  tablado,  vellidos*  cápanas,  y atambores,  y 
vozes  a fustiépos . Refieren  Padres,  auer  vifto  comedia 
de  diez  o doze  dias  con  fus  noches , fin  faltar  gente  en  el 
tablado , ni  quien  mire : van  faliendo  perfonajes , y cenas 
diferentes,  y mientras  vnosreprcfentan,  otros  duermen, 
o comen.  Tratan  en  ellas  comedias  cofas  morales,  y de 
buenexemplo,  pero  embuebas  en  otras  not  ables  degen 
tilidad.  Ello  es  en  fumma,lo  q losnuefirosrefieré  de  las 
letras  y exerciciosde  ellas  de  la  China  , que  no  fe  puede 
negar,  feademuebo  ingenio  y habilidad.  Pero  todo  ello 
es  de  muy  poca  fufiancia,  porq  en  efedlo  toda  la  feiencia 
de  los  Chinos  viene  a parar,  en  íaber  efereuir , y leer  no 
mas,  porq  fciencias  mas  altas  no  las  alcanza,  y el  mifmo 
efereuir  y leer  no  es  verdadero  efcreuiry  leer,  pues  no 
fon  letras  las  Tuyas,  q firuan  para  palabras,  fino  figurillas 
de  innumerables  cofas,  q có  infinito  trabajo,  y tiépo  pro 
Jixo  fe  alcancan,y  alcabo  de  toda  fu  feiencia  labe  mas  vn 
indio  del  Piru,  o de  México,  que  ha  aprendido  a leer  y cí 
creuir,  q el  mas  fabio  Mandarín  dellos : pues  el  Indio  con 
veynte  y quarro  letras  q fabe  efereuir  y juntar , eferiuira, 
y leerá  todosquant os  vocablos  ay  en  el  mundo,  y el  Má* 
darin  con  fuscicmi!  letras  eílara  muy  dudofopara  efere- 
vir  qualquicr  nobre  proprio  de  Martin,  o Alonfo , y mu* 
cho  menos  podra  efereuir  los  nombres  de  cofas , que  no 
conoce , porque  en  rcfolucion  ei  efereuir  de  la  China  u 
vn  genero  de  pintar,  o cifrar. 

CAP. 


Libro  Sexto»  407 

C M T.  7.  Del  modo  de  letras y y efcritura 
que  vfaron  los  Mexicanos. 

HA  L L A S H en  las  naciones  de  lá  nueua  Efpaña 
gran  noticia  y memoria  de  fus  antiguallas . Y que- 
riendo yo  aueriguar,  en  que  manera  podían  los  Indios 
conferuar  fus  hrftorias,  y tantas  particularidades , enren- 
ái,  que  aunque  no  tenían  tanta  curiofidad,  y delicadeza, 
:omo  los  Chinos^  Iapones,toda  vía nolesfaltaua  algún 
genero  de  letras  y libros , con  que  a fu  modo  eonferuaua 
as  cofas  de  fus  mayores.  En  la  prouincia  de  Iucatan, do- 
lé es  el  Obifpado  que  llaman  de  Honduras , auia  vnos  li- 
aros de  hojas  a fu  modo  enquadernados,  o plegados , en 
juetenian  los  Indios  fabios  la  diíhibucion  de  fus  tiem- 
jos,  y conocimiento  deplanetasj  y animales  ,y  otras  co- 
as naturales,  y fus  antiguallas,  cofa  de  grande  curioíi- 
lad  y diligencia . Parecióle  a vn  Do&rinero , que  todo 
tquello  deuia  de  fer  hechizos,  y arte  Magica,  y porfió, 
pie  fe  auian  de  quemar,  yquemaronfe  aquellos  libros, 
o qual  íintieron  defpuesno  folo  los  Indios  fino  Efpaño- 
escuriofos,que  defleauan  faber  fecretosdc  aquella  tier- 
a . Lo  mifmo  ha  acaecido  en  otras  cofas  que  penfando* 
osnueftros  que  todo  es  fuperfticion , han  perdido  mu- 
:has  memorias  de  cofas  antiguas , y ocultas  que  pudie- 
an  no  poco  aprouechar . Efto  fu  cede  de  vn  zelo  necio.» 
jueíin  faber,  ni  aun  querer  faber  las  cofas  de  los  Indios, 

¡ carga  cerradajdizen,  que  todas  fon  hechizerias,  y que 
(ios  fon  todos  vnos  borrachos,  que  que  pueden  faber, 

»t  entender?  Los  que  han  querido  con  buen  modo  in- 
ormarfe  de  ellos , han  hallado  muchas  cofas  dignas  ele 
loníideradon.  Vno  de  los  de  nueftra  Compañía  de  I E- 
r V S hombre  muy  platico  y dieítro  juntó  en  la  pro- 
ducía de  México  a los  ancianos  de  Tufeueo,  y deTu-  v 


4ot  DeU  HifioriaMoralJe  Indias 

Ha  , y de  Mcxico  , y confirió  mucho  con  ellos  , y le 
moftraron  fus  librerías,  y fus  hiftorias,  y Kalendarios  co- 
fa mucho  de  ver.  Porque  tenían  fus  figuras,  y Hierogly- 
ficas  con  que  pintauan  las  cofas  en  efta  forma, que  las  co* 
fas  que  tenían  figurasjlas  ponían  con  fus  propriasymagh 
Bes , y para  las  cofas  que  no  auia  ym agen  propria , tenían 
©troscara&eres íignificatiuosde  aquello, y con  efte  mo- 
do figuráuan  quanto  querían , y para  memoria  del  tiépo 
en  que  acaecía  cada  cofa , tenían  aquellas  Ruedas  pinta- 
das, que  cada  vna  delias  tenia  vn  figlo,  que  eran  cincuen- 
ta y dos  años,  como  fe  dixo  arriba,  y al  lado  de  eftas  Ruc 
das  conforme  alaño  en  que  fucedian  cofas  memorables 
las  yuan  pintando  con  las  figuras  y cara&ercs  que  he  di- 
cho , como  con  poner  vn  hombre  pintado  convnfom- 
brero  y fayo  colorado  en  el  íigno  de  Caña  que  corría  en- 
tonces , feñalaron  el  año , que  entraron  los  Efpañoles  en 
fu  tierra, y afsi  de  ios  demas  fucefTos.  Pero  porque  fus  fi- 
guras y caracteres  no  eran  tan  fuficiétes  como  nueftra  ef 
critura  y letras,  por  eíío  no  podían  cócordar  tan  puntual 
mente  en  las  palabras , fino  folamenteen  lo  fuftancial  de 
los  conceptos.  Mas  porque  también  vfan  referir  de  co- 
ro arengas  y parlamentos, que  hazian  los  Oradores  y Re- 
tóricos antiguos,  y muchos  cantares,  que  componían  fus 
Poetas,  loqualeraimpofsible  aprenderfe  por  [aquellas 
Bieroglyficas  y caracteres.  Es  de  faberyque  tenían  los 
Mexicanos  grande  curioíidad,  en  que  los  muchachos  to- 
maffen  de  memoria  los  dichos  parlamentos , y compoíl- 
criones , y para  efto  tenían efcuelas  ,y  como  colegios,  o 
íeminarios , adonde  los  ancianos  enfeñauan  a los  mocos 
citas,  y otras  muchas  cofas , que  por  tradición  fe  cóferua 
tan  enteras,  como  íi  vuiera  eferítura  dellas.  Efpecialmé- 
teias  naciones  famofashaziá  a los  muchachos  que  fe  im- 
ponian para  fer  Reroricos,y  vfar  oficio  de  Oradores, que 
la  s tomáííen  palabra  por  palabra , y muchas  deltas  quan» 

do 


L'tbro  Sexto.  40  p 

ió  vinieron  los  Efpañoles , y les  enfe  ña  ron  a efcreuir , y 
leer  nueftra  letra , lostnifmos  Indios  las  efcriuie ron , co- 
mo lo  teftifícan  hombres  granes  qiielas  leyeron^;  Y eíla 
íedize,  porque  quien  en  la  hifíoria  Mexicana  leyere  íe- 
mqautes  razonamientos  largos  y elegantes , creerá  fácil- 
mente* que  foninuentados  de  los  Efpañoles,  y no  real- 
mente referidos  de  los  Indios,  mas  entendida  la  verdad, 
no  dexara  de  dar  el  crédito  que  es  razón  a fus  hiftoi  ias. 
Tambierreícriureron  a fu  modo  por  y magines, y car  ade- 
res los  mifmos  razonamientos  , e yo  he  vifto  para  fatisfa- 
zermeen  efía  parre,  las  oraciones  del  Pater  nofter , y A- 
re  María,  y fimbolo,  y la  confefsion  general,  en  el  modo 
dicho  de  Indios, y cierto  fe  admirará  qualquiera  qlo  yíc 
re.  Porq  para  íi  guiñear  aquella  palabra,  Yo  pecador  me 
confíeiro , pintan  vn  Indio  hincado  de  rudillas  a los  pies 
de  vn  religiofo,como  que  fe  confíeíTary  luegopara  aque 
[la , a Dios  todo  poderofo , pintan  tres  caras  có  fus  coro- 
nas al  modo  de  la  Trinidad : y a la  gloriofa  virgen  María, 
pintan  vn  roftro  de  nueftra  Señora , y medio  cuerpo  con 
vnniño : y a fan  Pedro  y a fan  Pablo,  dos  caberas  con  co- 
ronas, v vnas  llaues,  y vna  eípada,  y a eñe  modo  va  toda 
k confeísion  eferíta  por  ymagines,  y dóde  faltan'  ymagi- 
ics,  ponen  caradercs : como  en  que  peque. &c.  De  don 
de  fe  podra  colegirla  viueza  délos  ingenios  de  eílosín- 
Iios>pues  efte  modo  de  efcreuir  nueftras  oraciones, y co- 
as de  la  Fe , ni  fe  lo  enfeñaron  los  Efpañoles,  ni  ellos  pu- 
dieran falir con  el  , lino  h izieran  muy  particular  conccp- 
0,  de  lo  que  les  enfeñauan . Por  la  mifma  forma  de  pin- 
uras  y caradercs  vi  enelPiru  eferita  la  cófefsion  que  de 
:odos  fus  pecados  vn  Indio  traya,  para  confcfTarfe.  Pin- 
¡andócada  vno  délos  diez  manda  micros  por  cierto  mo- 
do ,v  luego  allí  haziendb  ciertas  feñales  como  c ifras  q ue 
gran  los  pecados  que  aula  hecho- co rr a aquel-manda mié-. 
No  tengo  duda i^cjueíi  muchas  dedos muyefliradbsí 


4*0  De  la  Hifloria  Moral  de  India* 


fcmejatcs,  por  via  de  y magín  es,  y feñales,  que  en  vn  año 
no  acortara,  ni  aun  qut£ a en  diez. 

C M T.  8.  De  los  memoriales  y cuentas,  fit 
VÍaronlos  Indios  delffiru. 

LO  S Indios  del  Píru  antes  de  venir  Efpañoíes,  ningún 
genero  de  efcntura  tuuieron, ni  por  letras,  ni  por  ca- 
tabres,  o cifras,  -©‘figurillas,  como  los  de  la  Chin  a, y los 
de  Mexico,masno  por  efío  conferuaronmenos  la  memo 
ri ade  fus  antiguallas,  ni  tuuicron  menos  fu  cuenta  para 
todos  los  negocios  de  paz,y  guerra, y gouierno.  Porque 
en  la  tradició  de  vnos  a otros  fueron  muy  diligenres,y  co 
mo  cofa  {agrada  reccbiá,  v guardauan  los  mo£o$>  lo  que 
fus  mayores  les  réferiá,y  có  el  miímo  cuydado  lo  enfeña- 
vá  a fus  fuceífores.  Fueradeíla  diligécia  fupliá  la  falta  de 
eferituray  letras  :partecó  pinturas  como  los  de  México* 
aunq  las  del  Piru  eran  muy  groíleras  y tofeas : parte  y lo 
mas  con  Quipos.  Son  Quipos  vnos  memoriales, o regí- 
ílros  hechos  de  ramales , en  q diuerfos  ñudos,  y diuerfas 
colores  íignifica  diuerfas  cofas . Es  increyble  lo  q en  eíle 
modo  alcan£aró,porq  quáto  los  libros  puede  dezir  de  hi 
{lorias,  y leyes, y ceremonias, y cueras  de  negocios,  todo 
eíío  fupié  los  Quipos  tan  puntualmente  q admira . Auia 
para  tener  dios  Quipos  o memoriales , oficiales  diputa- 
dos q fe  llama  óy  dia  Quipo  camayo, los  quales  era  obli- 
gados a dar  cuera  de  cada  cofa  como  los  efcriuanos  pu- 
blicas aca,yafsi  feles  auia  de  dar  entero  crédito.  Porq  pa 
ra  diuerfos  géneros  como  deguerra, de  gouierno,  de  tri- 
butos, de  ceremonias,  de  tierras , auia  diuerfos  Quipos, 
o ramales.  y en  cada  manojo  deflos  tatos  ñudos,  y ñudi- 
cosvyhilillos  atados:  vnos  colorados:  otros  verdesrotros 
azules:  otros  bláco.s:y  fmalméce  tatas  diferecias,q  afsi  co 
. ' mo 


Libro  Sexto.  411 

mo  nofotros  de  veynte  y quatro  letras  guifandolas  en  di- 
ferétes  maneras  Tacamos  tata  infinidad  de  vocablos,  afsi 
eítos  de  Tus  ñudos,  y colores  facauá  innumerables  lignifi- 
caciones de  cofas.  Es  efto  demanera  qoy  di  a acaece  ene! 
Pirufaeabo  de  dósy  tres  años  quado  van  a tomar  refide- 
cia  a vn  Corregidor, falir  los  Indios  có  fus  cuentas  menti- 
das, y aueriguadas,pidiédoq  en  tal  pueblo  le  dieroníeys 
gueuos,  y no  los  pagó,  y en  tal  cafa  vna  gallina , y acuña 
dos  haces  de  yema  para  fus  cana  líos,  y no  pagó  fino  tan* 
tos  tomines,  y queda  deuiedo  tatos:  y para  todo  eño  he'* 
cha  la  aucrignació  allí  al  pie  déla  obra  có  quátidad  de  ñu 
dos  y manojos  decuerdas,que  dá  por  teñigos  y eferitura 
cierta.  Yo  vi  vn  manojo  deftos  hilos, en  q vna  India  traya 
eferita  vna  cófefsió  general  de  toda  fu  vida,  y por  ellos  fe 
e©fdfaua,como  yo  lo  hiziera  por  papel  eícrito,y  aun  pre 
gunté  de  algunos hilillos  q me  parecieró  algo  diferentes, 
y erá  ciertas  circunñáciasq  requerí  a e 1 pe  c a d o p ara  c ófef 
farleenterámete.Fuera  deftos  quipos  de  hilo  tiene  otros 
depedrezuelas,pordódepuntalmetc  aprédélaspalabras 
q quiere  tomar  de  memoria.  Y es  cofade  vera,  viejos  va 
caducos  có  vna  rueda  hecha  de  pcdrezuelas  aprender  el 
Padre  r.ro,  y có  otra  el  Aue  María , y có  otra  el  Credo,  y 
faber  qual  piedra  es , Que  fue  cócebido  de  Efpiritu  feto, 
v qual , Que  padeció  debaxo  del  poder  de  Pócio  Pilare, 
y no  ay  masq  verlos  cmédar  quádo  yerra,  y todala  emié 
da cófifte  en  mirar  fuspedrezuelas,q  a miparahazerme 
b bridar  quáto  fe  de  coro,  me  bañara  vna  rueda  de  aque- 
llas, Deftas 'fuele  auer  no  pocas  en  los  cimenterios  de  las 
fglefias  para  eñe  efeéto.  Pues  verles  otra  fuerte  de  Qui- 
3os,q  vían  de  granos  de mayz, es  cofa  q encáta.  Porq  vna 
Cuét.a  mu  y embara^ofa , en  q tédra  vn  muy  bué  cótador 
íphazer  por  pluma  y tinta,  para  ver  acomo  les  cabe  entre 
¿tos tato  3 cótribució/acldo  tato  de  acullá, y añadiedo 
:ato  de  acajcó  otras  cié  retartalillas,  tomará  ellos  Indios 

■íl-S  <s 


4t  2 De  la  Jdiftorta  Moral  de  Indias 

fus  granos,  y pornan  vnoaqui,  tres  aculla,  ocho  no  fe  do 
de : paliarán  vn  grano  de  aqui , trocarán  tres  de  aculla,  y 
en  efe  ¿lo  ellos  falcn  con  fu  cuenta  hecha  puntualifsima- 
mente  fin  errar  vn  tilde,  y mucho  mejor  fe  faben  ellos  po 
ner  en  cuenta  y razón , de  lo  que  cabe  a cada  vno  de  pa- 
gar,odar,quefabremos  nofotrosdarfelo  porplumay 
tinta  aueriguado  . Si  efto  no  es  ingenio,  y fícftos  hom- 
bres fon  beftias , juzgúelo  quien  quiíierc , que  lo  que  yo 
juzgo  decierto  es,  que  en  aquello  a que  íc  aplican,  nos 
hazcn grandes  ventajas. 

C ¿í  T.  9.  De  el  orden  que  guardan  enpts 
eferituras  los  Indios. 

BIEN  es  añadir  alo  quehemos  notado  de  eferituras 
de  Indios,  que  fu  modo  no  era  efereuir  renglón  íegui 
do , fino  de  alto  abaxo, o a la  redonda.  Los  Latinos,  y 
Griegos  eferiuieron  de  la  parte  yzquierda  a la  derecha* 
que  es  el  commun  y vulgar  modo  que  víamos.  LosHe* 
breos  al  contrario  de  la  derecha  comienzan  hazialayz* 
quiérda,  y afsi  fus  libros  tienen  el  principio, dóde  losnue 
Aros  acaban.  Los  Chinos  no  efcríuen  ni  como  los  Grie- 
gos, ni  como  losHebreos,  fino  de  alto  abaxo,  porque 
como  no  fon  letras, fino  dieiones  enteras  que  cada  v na  fi 
gura,  o cara&er,  dignifica  vna  cofa , no  tienen  necefsidad 
de  trauar  vnas  partes  con  otras,  y ais  i pueden  efereuir  de 
arriba  abaxo . Losde  México  por  la  mifma  razón  no  ef 
creuian  en  renglón  de  vn  lado  a otro,  fino  al  reues  de  los 
Chinos  comentando  de  abaxo  yuan  fubiendo , y de  eíh 
fuerte  yuan  en  la  cuera  de  los  dias,  y de  lo  demas  que  no- 
mían.  Aunque  quandoefcreuiáen  fus  ruedas, o fignos, 
comc£auan  de  en  medio , dodepintauan  al  Sol , y de  alli 
yuanfubiédo  por  fus  años  harta  la  buelta  de  la  rueda.  Fi- 
nalmente todas  quatro  diferencias  fe  hallan  en  eferitu- 


Litro  Sextó . 413 

ras : vnos  cfcriuen  déla  derecha  a la  yzquierda : otros  de 
Jayzquierda  a la  derecha  : otros  de  arribaabaxo : otros 
deabaxo arriba,  que  talesladiueríidad  de  los  ingenios 
de  los  hombres. 

CyíT,  10.  Como  embiauan  los  Indios 
fus  menf ajeros, 

PO  R acabar  lo  que  toca  a efto  de  efereuir,  podra  c5 
razón  dudar  alguno , como  tenían  noticia  de  todos 
fus  Reynos,  que  eran  tan  grandes  , los  Reyes  de  México, 
y del  Piru:  o que  modo  de  defpacho  datian  a negocios, q 
ocurrían  a fu  Corre,  pues  no  tenían  letras,  ni  efereuian 
cartas.  A efta  duda  fe  fatisfazc  con  faber,que  de  palabra 
ypor  pintura,  o memoriales  feles daría  muy  amenudo 
razó,  de  todo  quato  fe  ofrecía.  Para  efte  efe&o  auia  hó- 
bres  degrandiísima  ligereza, que  fernian  de  correos  que 
pan  y venian,  y dcfde  muchachos  los  criauan  en  exerci- 
ció  de  correr,  y procurauan  fuellen  muy  alétados,deíucr 
íe  que  pudieífen  fubir  vna  cuefta  muy  grande  corriédo 
Sncanfarfe.  Y afsi  dauan  premio  en  México  a los  tres  o 
quatro  primeros  que  fubian  aquella  larga  efeakra  del  té 
pío,  como  fe  ha  dicho  en  el  libro  precedéte.  Y en  el  Cuz 
co  los  muchachos  orejones  cnla  folemne  fiefta  dclCa- 
pacráyme  fubian  aporíia  el  cerro  de  Yanacáuri:  y gene- 
ralmente ha  íido , y es  entre  Indios  muy  vfado  exercitar- 
fe  en  correr.  Quando  era  cafo  de  importancia  lleuauan 
líos  Señores  de  México  pintado  el  negocio  de  queles 
querían  informar,  como  lo  hizieron , quando  aparecie- 
ron los  primeros  nauios  de  Efpañoles,y  quando  fueron  a 
:omar  a Toponchan . En  el  Piru  vuo  vna  curioíidad  en 
los  correos  e Araña,  porque  tenia  el  Inga  en  todo  fu  Rey- 
no  pueftas poftas,  o correos,  que  llaman  alia  Chafquis, 
de  los  qu  ales  fe  dirá  en  fu  lugar. 

Dd  CAP. 


414  J íijloria  Moral  de  India* 

C A T*  n*  T)e  el  gouierno, y%eyes 
' <¡ue  tuuiemu 

.i 

COSA  es  aueriguada,qucenloquemucílranmas 
los  Barbaros  fu  barbar ifmo,  esertd  gouierno  y mo- 
do demandar,  porque quanto loshombres fon maslle- 
gados  a razón > tanto  es  mas  humano  ,y  menos  foberuio 
el  gouierno , y los  que  fon  Reycsy  Señores  fe  allanan , y 
acomodan  mas  a fus  vaííallos,  conociéndolos  por  ygua- 
les  en  naturaleza,  y inferiores  en  tener  menor  obligado, 
de  mirar  por  el  bien  publico.  Mas  ent  re  los  Barba  ros  to- 
do-es  al  renes,  porque  es  tyranico  fu  gouierno,  y tratan  a 
fus  fubditos  como  a beftias,  y quieren  íér  ellos  tratados 
como  diofes . Por  efto  muchas  naciones  y gentes  de  In- 
dios no  fufren  Reyes  ni  Señores  abfolutos , fino  viuen  en 
behetria,  y fojamente  para  cierras  cofas  mayormente  ds 
guerra  crian  Capitanes  y Principes  , a los  quales  durante 
aquelminiílerio  obedece, y defpues  fe  buelue  afus  prime 
ros  ofícios.Defta  fuerte  fcgouiern  a la  mayor  parte  defic 
nueuo  orbe , donde  no  ay  Reynos  fundados, ni  Republi 
caseftablccidasmi  Principeso  Reyes  perpetuos  y conoc. 
dos.  Annq  ay  algunos  Señores, y principales, q fon  come 
cavalleros  auctajados  a Ivu  1 g odt  1 osde  m as  ,D  e fia  fuérti 
paña  en  toda  la  tierráde  Chile,  donde  tantos  años  fe  ha? 
fu  fie  ntado  c o nt  r a Rípañ  o le  slo  s Ar  a u c an  os, y lo  s d e Tu 
capel,  y otros.  Afsi  fue  todo  lo  del  nuctio  Rey  no  de  Gra 
nada,  y lo  de  Girádmela,  y las  Islas,  y toda  la  florida,  y e. 
Brafih  y Luzon , y otras  tierras  grádifsim  as,  excepto  qui 
cu  m uchas  dellas  es  aun  mayor  el  barbarifm  o,  porq  ape 
ñas  conoGen  cabe^a,  fino  todos  de  común  mandan,  y go 
vierban,  donde  todo-es  antojo,  y violencia,  y finrazon,) 
deforden,  ylfcj mas  puede,  efle  preualecé.,  y manda.  Hi 
Mndia  Oriental  ay  Reynos  amplosy  muyfundados>co 

iru 


Libro  Sexto.  v 415 

¡noel  de  Sil , yelde  Rifnagá,y  otros, que  juntan  ciento* 
y dozientos  mil  hóbres  en  campo,  quando  quieren:  y Ta- 
bre todo  eslagrádezay  poder  del,  jR  cy.no  déla  China, cu 
yos  Reyes  , fegun  ellos  refieren , han  durado  mas  de  dos 
mil  años , por  el  gran  gouierno  que  tienen  . En  la  India 
Occidental  folamente  Tehan  defcubierto  dos  Reynos* 
o Imperios  fundados,  que  es  el  de  los  Mexicanos  en  la 
núcua  Eípana , y el  de  los  Ingas  en  el  Piru : y no  fabria  yo 
dezir  facilméte,  qual  defíos  aya  fido  mas  poderofo  Rey- 
no.  Porq  en  edificios  y grandeza  de  Corte  excedía  el  Mo 
resuma  alos  del  Piru:  enteforosy  riqueza,  ygrádeza  de 
piouincias  excedían  los  Ingas  a los  de  México . En  anti- 
güedad era  mas  antiguo  el  Reyno  de  los  Ingas , aunque 
no  mucho:  en  hechos  de  armas  y visorias  pareceme,  a- 
ver  fido  yguales.  Vna  cofa  es  cierta,  que  en  buen  orden, 
y policía  hizieron  eftos  dos  Reynos  gran  ventaja  a todos 
iós  demas  Señoríos  de  Indios,  que  íe  han  defcubierto  en 
aquel  nueuo  mudo,  como  en  poder  y riqueza , y mucho 
masen  fuperfticiony  culto  de  fus ydolosk hizieron ¿ffien 
do  muy  femejátesen  muchas  cofas:en  vnaeran  bien  dife- 
rentes, que  en  los  Mexicanos  Iafucefsion-del  Reyno  era 
por  eledoncomo  ellmperio  Romano , y en  losdel  Piru 
era  por  herencia  y fangre,  como  los  Reynos  de  Efpaña.y 
Frácia.  Defios  dos  gomemos  (como  délo  mas  principal 
y mas  conocido  de  los  Indios)fe  tratará  lo  que  pareciere 
hazér  al  propofito,  dexando  muchas  menudencias  y pro 
lixidades  qüe  no  importan. 

C J T . 12.  Del  gouierno  de  los  %eyes 
1 no-as  del  Tiru. 

MVE  R T O el  Inga  que  rcynaua  en  el  Piru, fucedia 
fu  hijo  legitimo , y tenían  por  tal . el  que  auia  naci- 
do de  la  muger  principal  del  inga,  a la  qual  lla  marían  Co 

D d z ya. 


4ttf  De  la  ffiftória  Moral  Je  InJias 

ya,  y eda  dcfdc  vno  que  fe  llamo  Inga  Y upángui  era  her- 
mana fuya, porque  los  Reyes  tenia  por  punto  cafarle  con 
fus  hermanas,  y aunque  tenian  otras  mugeres,  o mance- 
bas, la  fucefsion  en  el  Reyno  era  del  hijo  de  la  Coya.  Ver 
dad  es,  que  quandoel  Rey  tenia  hermano  legitimo,  an- 
tes de  íucederelhijo , fuccdia  el  hermano,  y rrasede  el 
fobrino  dede, y hijo  del  primero,  y la  mifma  orden  de  fu- 
cefsion  guardauan  los  Curacas  y Señores  en  lashaziédas 
y cargos.  Hazianfe  con  el  defunto  infinitas  ceremonias, 
y exequias  a fu  modo  excefsiuas:  Guardauan  vna  gran  < 
deza , que  lo  es  grande,  y es , que  ningún  Rey  que  entra- 
va  a reynar  de  nueuo,heredaua  cofa  alguna  de  la  baxilla 
y reforos, y haziendas  del  anteceífor,fino  que  aura  de  po- 
ner cafa  de  nueuo , y juntar  plata  y oro , y todo  lo  demas 
de  por  fi,fin  llegar  a lo  del  defunto : lo  qual  todo  fe  dedi- 
caua  para  fu  adoratorio , o Guaca , y para  gados  y renta 
de  la  familia  que  dexaua,  la  qual  con  fu  fucefsion  roda  fe 
ocupaua  perpetuamente  en  los  facrificios,  y ceremonias, 
y culto  del  Rey  muerto, porque  luego  lo  tenian  por  dios, 
y auia  fus  facrificios,  y edatuaf, y ló demás.  Por  ede ©r* 
den  era  immenfo  el  teforo  que  en  el  Piru  auia, procuran* 
do  cada  vno  de  los  Ingas  auentajar  fu  cafa,  y teforo  al  de 
fus  ant cccííores.  La  infignia  con  que  tomaua  la  podefsio 
del  Reyno,  era  vna  Borla  colorada  de  lana  finifsima  mas 
que  de  feda,  ia  qual  le  colgaua  en  medio  déla  frente,  y fo 
lo  el  Inga  la  podía  traer,  porque  era  como  la  Corona,  o 
Diadema  Real.  Al  lado  colgada  hazla  la  oreja,  fi  podían 
traer  Borla,  y la  trayan  otros  Señores , pero  en  medio  de 
láñente  folo  el  Inga,  como  edá  dicho . En  tomándola 
Borla  luego  fe  hazian  fieftas  muy  folemnes , y gran  mub 
titud  de  facrificios,  con  gran  quantidad  de  vafos  de  oro, 
y plata,  y muchas ouejuclas pequeñas  hechas  de  lomifi 
mo , y gran  fumma  de  ropa  de  Cumbi  muy  bien  obrada 
grande  y pequeña , y muchas  conchas  de  la  mar  de  todas 


LibroS  exté. 

maneras,  y muchas  plumas  ricas,  y mi!  carneros  que  auiá 
de  fe  r de  diferentes  colores, y de  todo  edo  fe  hazla  facri- 
ficio*  Yelfumrao  Sacerdotetomaua  vnniño  dehada 
feys  o ocho  años  en  las  manos  , y ala  eftatua  del  Viraco- 
cha dezia  juntamente  con  los  demas  miniaros : Señor  ef- 
to te  ofrecemos,  porque  nos  tengas  inquietud,  y nos  ná- 
yades en  nueílras  guerras, y conferues  a nuedro  Señor  el 
Inga  en  fu  grandeza  y eftado,y  que  vaya  íiempre  en  aug- 
mento, y le  des  mucho  faber,  para  que  nos  gouiernc.  A 
cfta  ceremonia  o jura  fehallauandetodo  elReynoj  y de 
parte  de  todas  las  Guacas , y Santuarios  que  tenían.  Y 
íin  duda  era  grande  la  reucrencia  y afición , que  eda  gen- 
te tenia  a fus  Ingas , fin  que  fe  halle  jamas , auer les  hecho 
ninguno  de  los  fuyos  trayeion , porq  en  fu  gouierno  pro- 
cedían no  folo  con  gran  poder,  fino  también  con  mucha 
■e&itud  y judicia,  no  coníinticndo  que  nadie  fueífe  agra- 
ciado. Ponía  el  Inga  fus  Gouernadores  por  diuerfas  pro 
rindas , y auia  vnos  fupremos  y immediatos  a el : otros 
■ñas  moderados:  y otros  particulares  con  edraña  fubor- 
iinacion,en  tanto  grado  que  ni  emborracharfe,ni  tomar 
rna  majorca  demayz  defu  vezino  fe  atreuian . Tenían 
>or maxima eítos Ingas,  que conuenia traer  fiépre ocu- 
pados a los  Indios,  y afsi  vemos  oy  día  calcadas,  y cami- 
ios,  y obras  de  immenfo  trabajo,  que  dizen  era  por  exer 
citar  a los  Indios, procurado  no  eduuieffen  ociofos.Qua 
lo  conquiftaua  denueuo  vna  prouincia,  era  fu  auifo  lúe- 
5o,  luego  paífar  lo  principal  de  los  naturales  a otras  pro- 
vincias, ó a fu  Corte : y edos  oy  dia  los  llaman  en  el  Pirti 
tíitimas,y  en  lugar  dedos  plantaua  de  los  de  fu  nació  del 
Cuzco  especialmente  los  orejones, que  eran  como  cana- 
neros de  linaje' antiguo.  El  cadigo  por  los  deli&os  era  ri- 
gurofo.  Afsi  concuerdan  los  que  alcancaron  algo  dedo, 
que  mejor  gouierno  para  los  Indios  no  le  puede  auer , ni 
enas  acertado. 

Dd  3 CAP. 


4*8  De  la  J3iflmaMord  de  Indias 

C yíT.  13.  'De  la  dijlnhucion  que  hablan 
los  Ingas  de  fus  Vajfaílos. 

ES  P E C I FIC  AND'  O mas  Lo  que  eftá  dicho, 
es  de  faber , que  la  diftribucion  que  hazian  los  Ingas 
de  fus  vaífallos,  era  tan  particular , que  con  facilidad  los 
podían  gouernar  a todos,íiendo  vn  Reyno  de  mil  leguas 
dediftri&o.  Porque  en  cóqniftando  cada  prouincia,  lue- 
go reduziá  ios  Indios  a pueblos  y comunidad , y cótavá- 
Los  por  parcialidades^  a cada  diez  lndio£ponian  vno,cj 
ruuieífe  cueca  cóellos,  y arcada  ciéto  otro,  ya  cada  mil  g 
tro,  y a ca día  diez- mil  otro,  y a efle  líamauan  Huno,  que 
era  c argo  principal.  Y fobre  todos  elfos  en  cad a pr ouin 
cia  vn  Go  vernador  del  linaje  de  los  Ingas,  al  qual  obede 
ciato  dos, y daua  cueta  cada  vn  año  de  todo  lo  fucedido 
por  menudo, , es  aYaber, délos  q auiá  nacido,  de  los  q auíi 
muerto,  de  los  ganados,  délas  fementeras.  Eftos  Gouet 
nadbres.falian  cada  año  de  el  Cuzco,  que  érala  Corte,  y 
Bohian  pata  la  gran  íieftardel  Ráyme , y entonces  trayan 
todo  el  tributo  del  Reynoa  la  Coi  te, y no  podían  entrar 
díe  otra  fuerte.Todo  el  Reyno  eftaua  diuidido  en  quatro 
partes, que  líamauan  Tahuantinfuyo,  que  eran  Ch  inchai 
fu  y o , C ol  1 a fu  y o , A ndefu  y o , C o n de  fu  y o , c ofo  rmeaqua- 
tro  caminos  que  falen  del  Cuzco, donde  era  la  Corte,  y 
fejuntauan  en  juntas  generales.  Eftos  caminos  y prouim 
cías  que  leseorrefponden,  eílan  alas  quatro  efquinasdel 
mundo, Collafuyo  al  SuivChinchafuyo  al  Norte,  Con- 
defuyo  al  Poniente,  AndePuyo  afLeuante.  En  todos  fus 
pueblos  vfauan  dos  parcialidades,  que  eran  de  Hananfa- 
ya,  y Vrinfaya , que  es  comodezir  ,los  de  arribay  losde 
abaxo . Quando  fe  mandaua  hazer  algo,  o traer  allnga, 
ya  cílaua  declaradbvqüanta  parte  de  aquello  cabía  a ca- 
da prouincia, y pueblo,y  parcialidad : lo  qual  no  era  por 


LibroSexto.  -41# 

partcsyguales,  fino  por  quotas,  conforme  ala  qualidad  y 
pofsibilidad  de  la  tierra . Defuerte  que  ya  fe  fabia  para 
cumplir  cien  mil  hanegas  de  mayz,  Verbi gntin,  ya  fe  fabia, 
que  a tal  prouinda  le  cabía  la  decima  parte,  y a tal  la  fep- 
cima, y atabla  quinta.  &c,  y lo  miímo  entre  los  pueblos, 
y parcialidades,  y Ay  líos, o linajes.  Para  la  razón  y cuen- 
tadel  todo  auia  los  Qnipo  camayos, que  eran  los  oficia- 
les  Contadores, que  có  fus  hilos  y ñudosiin  faltar  dezian 
loqueíé  auia  dado  haftavnagallina,y  vna  carga  de  leña, 
yporlosregiftros  deftos  en  vn  momento  fe  contauaen 
tre  los  Indios, lo  que  a cada  vno  le  cabía. 

C A í*.  14.  T)tlos edificios, y orden  defabri* 
cas  dé  los  Ingas . 

L O S edificios  y fabricas  que  los  Ingas  hizieró  en  for- 
talezas, en  templos, en  caminos , en  cafas  de  campo, 
y otras,  fueron  muchos  y de  excefsiuo  trabajo , como  lo 
manifieftan  el  dia  de  oy  las  ruynas  y pedamos  queha  que- 
dado, como  fe  veen  en  el  Cuzco , y en  Tiaguanaco,  y en 
lambo,  y en  otras  partes,  donde  ay  piedras  de  immenfa 
grandeza  , quenofepuedepenfar,  como  fe  cortaron  y 
traxeron, y aíTentaron  donde  eftan.  Para  todos  eftose- 
dificios  y fortalezas,  que  el  Inga  mádaua  hazer  cnel  Cuz 
co,  y en  diuerfas  partes  de  fu  Reyno,  acudía  grandifsimo 
numero  de  todas  las  prouincias  , porque  la  labor  es  efe 
traña,  y paraefpantar  :y  no  vfauan  de  mezcla , ni  tenían 
hierro,  ni  azero  para  cortar  y labrar  las  piedras,  ni  ma- 
chinas, ni  inftrumentos  para  mellas , y con  todo  eífo  ef- 
tan tan  pulidamente  labradas, que  en  muchas  partes  ape 
ñas  fe  vee  la  juntura  de  vnas  con  otras . Y íbntan  gran- 
des muchas  piedras  deftas, como  eftá  dicho, que  feria  co- 
fa increyble  fino  fe  vieíTe . En  Tiaguanaco  medí  y o vna 
de  treynta  y och o pies  de  largo, y dediez  y ocho  enancho 

Dd  4 y el 


Hll  m 

mili.  í'  ■•Ir 


i i 


m 


42  o T>e  la  Hiflcrla  Moral  ¿ e Jn  fuu 

y clgrueíTo  feria  de  feys  pies , y en  la  muralla  de  la  forta- 


leza del  Cuzco,  que  eftá  de  mampofteria,  ay  muchas  pie 
dí  as  de  mucho  mayor  grandeza . Y lo  que  mas  admira 
es , que  no  íiendo  cortadas  citas  que  digo , de  la  muralla 
por  regla,  fino  entre  fí  muy  de  (iguales  en  el  tamaño,  y 
en  la  facion,  encaxan  vnas  con  otras  con  increyble  juntu- 
ra fin  mezcla.  Todo  efio  fe  hazia  apoder  de  mucha  gen- 
te,y con  gran  fufrimiento  en  el  labrar,  porque  para  enea 
xar  vna  piedra  con  otra,  fegun  eftan  ajuftadas,  era  forjó- 
lo proualla  muchas  vezes,  no  eftádo  las  mas  dellasygua- 
les,  ni  llenas . El  numero  que  auia  de  acudir  de  gente  pa- 
ra labrar  piedras  y edificios  , ellngalofeñalaua  cada  a- 
ño : la  diítribucion  como  enlas  demas  cofashazian  los  In 
dios  entre  fi,  fin  que  nadie  fe  agrauiafie.  Pero  aunque  e- 
ran grandes  eítos edificios , communmente  eftauan  mal 
repartidos,  y aprouechados^y  propriamentecomo  mez- 
quitas, o edificios  de  Barbaros.  Arco  en  fus  edificios  no 
le  Tupieron  hazer,  ni  alcanzaron  mezcla  para  ello.  Quá* 
do  en  el  Rio  deXauxa  vieron  formar  los  arcos  de  zim- 
brias,  y defpucs  de  hecha  Ja  puente  , vieron  derribar  las 
zimbrias  echaron  a huyr,  cntendiendoqfeauiadccaer 
luego  toda  la  puente,  que  es  de  cantería : Como  la  vieró 
quedar  firme , y a los  Efpañoles  andar  por  cima5,  dixo  el 
Cacique  a fus  co mpañeros,  Razón  es , feruir  a eítos, que 
bien  parecen  hijos  del  Sol.  Las  puentes  que  vfauan , era 
de  vcjucos,ojuncostexidos,  y con  rezias  maromas afi- 
dos  a las  riberas , porque  de  piedra,  ni  de  madera  no  ha- 
zian puentes.  LaqueoydiaayenelDefaguadcro  déla 
gran  laguna  de  Chycuito  en  el  Collao  pone  admirado, 
porque  es  hondifsimo  aquel  bra^o  , fin  que  fe  pueda  e- 
ehar  en  el  cimiento  alguno,  y es  tan  ancho  que  no  es  pof 
íiblc  aucr  arco  que  le  tome,  ni  pafiarfe  por  vn  ojo , y afsi 
del  todo  era  impofsible  hazer  puéte  de  piedra,  ni  de  ma- 
dera . El  ingenio  y indufiria  de  los  Indios  hallo  , como 
í ha 


Libro  Sexté.  421 

ha* er  puente  muy  fírme  y muy  fegura  fíendo  fojo  de  pa- 
ja, que  parece  fabula,y  es  verdad.  Porque  como  fe  dixo 
en  otro  libro , de  vnosjuncos,  o efpadañas  que  cria  la  la- 
guna, que  ellos  UamanTot  ora,  haz  en  vnos  como  mano- 
jos atados,  y como  es  materia  muy  liuiana,no  fe  hunden: 
encima  deílos  echan  mucha  juncia , y teniendo  aquellos 
manojos  o balfas  muy  bien  amarrados  de  vna  parte  y de 
otra  del  Rio  ,paífan  hombres,  y beílias  cargadas  muy  a- 
plazer.  Pallando  algunas  vezeseíla  puente  memaraui- 
lié  del  artificio  de  los  Indios,  pues  con  cofa  tan  fácil  ha- 
zen  mejor  y mas  fegura  puente,que  es  la  de  barcos  de  Se 
villaaTriana.  Medi también  ellargo de  la  puente,  y íi 
bien  me  acuerdo, fera  treziétos  y tantos  pies.  La  profun 
didad  de  aquel  defaguadero  dizen,qesimmenfa:  por  en 
cima  no  parece  q fe  mueue  el  agua:  por  abaxo  dizen,quc 
Ileua  furioíifsiraa  corriente . Eílo  baile  de  edificios. 

C A (P.  1 5 . Déla  hacienda  del  higa  ,y  orden  de 
tributos  que  impufo  a los  Indios . 

ER  A incomparable  la  riqueza  de  los  Ingas,  porque 
con  no  heredar  ningún  Rey  de  lashaziendas  ytefo- 
ro  de  fus  anteceífores,  tenia  a fu  voluntad  quanta  rique- 
zatenian  fus  Reynos,q  afsi  de  plata  y oro, como  de  ropa 
y ganados  eran  abundantísimos,  y la  mayor  riqueza  de 
todas  era  la  innumerable  multitud  de  vaífallos,  todos o- 
cupados  y atentos  alo  que  le  daua  güilo  a fu  Rey.  De  ca 
da prouincia  le  trayan  lo  que  en  ella  auia  efcogido:delos 
Chichas  le  feruian  con  m adera  oloro fa  y rica:  de  los  Lu- 
canas  con  anderos  para  lleuar  fu  litera : de  los  Chümbi- 
bilcas  con  bayladores , y afsi  en  lo  demas  que  cada  pro- 
vincia fe  auentajaua,y  ello  fuera  del  tributo  general  que 
todos  contribuyan.  Las  minas  de  plata  y oro  (de  que  ay 
en  el  Piru  marauiliofa  abundancia)  labraiian  Indios, que 

Dd  5 fe 


4'2&  De  la Hiflorta  VtóM deludios 
íefeñalaüán  para  aquello,  a los  qualeselinga  proueyá 
lo  que  auian  menefterpara  fu  gafto,  y todo  quanto  faca- 
van  era  para  el  Inga . Con  cfto  vuo  en  aquel  Reyno  tan 
grandes  tefo  ros , que  es  opinión  de  muchos,  que  lo  que 
vino  a las  manos  de  los  Efpañoles,  con  fer  tanto  como  ía 
bemos,  no  llegaua  a la  decima  parte  dé  lo  que  los  Indios 
hundieron  y efeondieró  ,fnj  que  le  aya  podido  defeubrir 
por  grandes  diligencias  que  la  codicia  ha  puefto  parafa- 
bello . Pero  la  mayor  riqueza  de  aquellos  Barbaros  Re- 
yes era  fer  fus  efclauos  todos  fus  vafíalios,  de  cuyo  traba* 
jo  gozauan  a fu  contento.  Yloquepone  admirado,  fer- 
viafe  dellos  por  tal  ordé  y por  tal  gouiernof  quc  no  fe  Ies 
hazia  feruidumbre,íino  vida  muy  dichofa . Para  entéder 
el  orden  de  tributos,  que  los  Indios  dauan  a fus  Señores* 
esdefaber,que  enaífent  ádo  el  Inga  los  pueblos  que  con 
quiftaua,  diuidia  todas  fus  tierras  en  tres  partes.  La  pri- 
mera parte  dellas  era  para  la  Religión  y ritos , defuerte  q 
el  Pachayachachfque  es  eICriado¡r,y  el  Sofy  el  Chuquii 
lia , que  es  el  trueno , y la  Pachamama  ,y  los  muertos , y 
otras  Guacas,  y fan&uariostuuiefíen  cada  vno  fustierras 
proprias:  el  fruto  fe  gaftaua  en  facriíicios  y fuftento  délos 
miniaros  y Sacerdotes,  porque  para  cada  Guaca,  o ado- 
ratorio auia  fus  Indios  diputados.  La  mayor  parte  defto 
fe  gaftaua  en  el  Cuzco , dódeeracl  vniuerfal  fan&uario: 
otra  parteen  el  mifmo  pueblo,  donde  fe  cogía, porque  a 
ymit ación  del  Cuzco  auia  en  cada  pueblo  Guacas  y ado 
ratorios  por  la  mifma  orde,  y por  lasmifmas  vocaciones* 
y afsí  fe  feruian  con  los  mtfmos  ritos  y ceremonias,cj  enel 
Cuzco,  que  es  cofa  de  admirado  y muy  aueriguada,por 
que  fe  veriricb  con  mas  de  cien  pueblos  * y algunos  difta- 
van  quaíi  dozientas  leguas  del  Cuzco.  Lo  q en  ellas  tier* 
ras  fe  fembraua , y cogía , fe  ponía  en  depoftos  de  caíase 
hechas  para  folo  eíle  efe<fto,  y efta  era  vna  gran  parte  de 
el  tributo  que  dauan  los  Indios.No  confía  que  tanto  fucf 

fe, 


Libro  Sexto,  423 

fe , porque  envnas  tierras  era  mas , yen  otras  menos  ,y 
en  algunas  era  quaíi  todo.  Yefta  parte  era3  Fa  que  prime 
ró  fe  benefkiaua.  La  fegunda  parte  de  las  tierras  y here- 
dades era  para  el  Inga : defta  fe  fuftentaua  el  y y fu  ferui- 
cio , y parientes , y los  Señores,.y  lasguarniciones  , y foh 
dados . Y aísi  era  la  mayor  parte  de  los  tributos,  como 
lo  mueftran  los  depoíitos,.o  cafas  de  poíito,  que.fon  mas 
largas  y anchas , que  las  de  los  depofítos  de  las  Guacas. 
Bfte  tributo  fe  lleuauaalíCuzco , o a las  partes  donde  a- 
via  necefsidad  para  los  Toldados  coneftraña  prefteza  y 
cuydado , y quandono  era menefter,  eftaua guardado 
diez  y doze  años  hafta  tiempo  de  necefsidad . Benefi- 
eiauanfe  cftas  tierras  de  el  Inga,  defpues  de  las  délos  dio- 
fes,  y y uan  todos  fin;  excepción  a trabajar  , vellidos  de 
fíefta,  ydiziendo  cantares  en  loor  dellnga,y  délas  Gua- 
cas, y todo  el  tiempo  que  duraua  el  beneficio,  o trabajo, 
comían  a cofta  de  el  Inga,  o defSol,  o de  las  Guacas,  cu- 
yas tierras  labrauan*  Pero  viejos,  y enfermosy  mugeres 
biudas,  eran  referuadas  defte  tributo.  Y aunq  lo  q fe  co- 
gía era  delInga,o  del  Sol,o  Guacas,, pero  las  tierras  eran 
proprias  de  los  Indios , y defus  antepagados . La  tercera 
parte  de  tierras  daua  el  Inga  para  la  communidad . 
fe  ha  aueriguado , que  tantafueífe  efla  parte,  íi  mayor,  o 
menor,  que  la  de  el  Inga,  y Guacas,  pero  es  cierto,  que  fe- 
tenia  atención  , a que  baftaífe  a fuñentar  el  pueblo.  De 
cita  tercera  parte  ningún  particular  poffeya  cofa  propria 
ni  jamaspoíTcyeron  los  Indios  cofa  propria,  fino  era  por 
merced  efpeciaFdfeMnga, y aquello  no  fe  podía  enagenar 
ni  aun  dtuidk  entre  los  herederos.  Efeas  tierras  de  com- 
munidad fe  repartían  cada  año , y a cada  vno  fe  le  feña- 
lana  elpedafo  que  auia  menefter , para  fuflentar  fu  per- 
fon  a y y la  de  fu  muger , y fus  hijos , y afsi  era  vnos  años 
mas , otros  menos,  fegun  era  la  familia,  para  lo  qual  auia 
yaLus  medidas  determinadas  . De  ello  que  a cada  vno ^ 


424  De  la  HiftoriaM'oral de  Indias 

fe  le  repartía,  no  dauan  jamas  tributo, porque  todo  fu^? 
buto  era,  labrar  y beneficiar  las  tierras  de  el  Inga, y délas 
Guacas,  y ponerles  en  fusdepofitoslosfrutos.  Quando 
el  año  falia  muy  efteríl,  deftos  mifmosdepofitosfeiesda 
va  a los  necefsitados , porque  fiempre  auia  alli  grande  a- 
bundancia  (obrada.  De  el  ganado  hizo  el  Inga  la  mifma 
diftribucion  que  de  las  tierras , que  fue  contallo,  y feña- 
lar  paños  y términos  delg  añado  de  las  Guacas , y del  In- 
ga , y de  cada  pueblo , y afsi  délo  que  fe  criaua , era  vna 
parte  para  fu  Religión : otra  para  el  Rey:  y otra  para  los 
mifmos  Indios,  y aun  de  los  cagaderos  auia  la  mifma  di- 
vifion  y orden : no  confentia , que  fe  lleuaíTcn , m amaf- 
íen hembras.  Los  hatos  del  luga , y Guacas  era  muchos, 
y grandes,  y llamauanlos  Gapaellamas.  Los  hatos  con- 
cegiles,  o de  communidad  fon  pocos,  y pobres,  y afsi  los 
llamauan  Guacch allama.  En  la  confcruacion  del  ganado 
pufo  el  Inga  gran  diligencia  , porque  era,  y es  toda  la  ri- 
queza de  aquel  Reyno  : hembras , como  eftá  dicho , por 
ninguna  via  fe  facrifícauan,  ni  marañan  , ni  en  lacada  fe 
tomauan.  Si  a alguna  res  ledaua  farna,  o roña , que  alia 
dizen  Carache,  luego  auia  de  fer  enterrada  viua,  porque 
no  fepegaífe  a otras  fu  mal . Trefe; u il a u afe  a fu  tiempo 
el  ganado,  y dauan  a cada  vno  a hilar,  y texer  fu  ropa  pa- 
ra hijos  y muger,  y auia  vifita  fi  lo  cumplían, y caftigo  al 
negligente . De  el  ganado  del  Inga  fe  texia  ropa  para  el, 
y fu  Corte  : vna  rica  de  Cumbi  a dos  hazes  : otra  vil, y- 
grofTcra , que  llaman  de  Abafca . No  auia  numero  de- 
terminado deaqueftos  veftidos,  finólos  que  cada  vno 
fenalaua.  La  lana  que  fobraua,  poniafe  en  fus  depofi- 
tos , y afsi  los  hallaron  muy  llenos  de  efto , y de  todas  las 
otras  cofas  neceífa rias  a la  vida  humana,  íos  Efpañoles 
qnando  enelh  entraron  . Ningún  hombre  de  confidc- 
deracion  aura, que  no  fe  admire  de  ta  notable  y.  prouido 
gouicrnojpues  fin  fer  religiofos,ni  Chriífianos,los Indios 

en 


Libro  Sexto*  425 

en  fu  manera  guardauan  aquellatan  alta  perfecion,  de 
no  tener  cofa  propria,  y proueer  a todos  lo  ncceftario,  y 
íuftentar  tan  copiofamente  las  cofas  de  la  Religión , y las 
de  fu  Rey  y Señor. 

CjíT.  iS.  De  los  oficios  que  aprendían 
¡os  Indios . 

OTRO  primor  tuuieron también  loslndíosde  el 
Piru,que  es  enfeñarfe  cada  vno  defde  muchacho  en 
todos  los  oficios  queha  menefter  vnhombre  para  la  vi- 
dahumana . Porque  entre  ellos  no  auia  oficiales  feñala- 
doscomo  entre  nofotros  de  faftres , y ^pateros,  y teje- 
dores,fino  que  todo  quantoen  fusperfonasy  cafa  auian 
menefter, lo  aprendían  todos,  y fe  proueyan  a fí  mifmos. 
Todos  fabian  texer  ,y  hazer  fus  ropas : y afsiellngacon 
proucerles  de  lana,  los  daua  por  vertidos.  Todos  fabian 
labrar  la  tierra,  y beneficiarla,  fin  alquilar  otros  obreros. 
Todos  fe  hazian  fus  cafas,  y las  mugeres  eran  las  que  mas 
fabian  de  todo, fin  criarfe  en  regalo  fino  con  mucho  cuy- 
dado  fíruiendo  a fus  maridos . Otros  oficios  que  no  fon 
para  cofas  communes  y ordinarias  déla  vida  humana, te- 
nían fus  proprios  y efpeciales  oficiales, como  eran  plate- 
ros y pintores,  y olleros, y barqueros,  y contadores, y ta- 
ñedores, y enlos  mifmos  oficios  de  texer, y labrar,  o edi- 
ficar auia  maeftrospara  obra  prima , de  quien  fe  feruian 
los  Señores.  Pero  el  vulgo  commun  como  eftá dicho, 
cada  vno  acudía  alo  que  auia  menefter  en  fu  cafa,fin  que 
vno  pagaífe  a otro  para  efto,y  oy  diaes  afsi,  demanera  q 
ninguno  ha  menefter  a otro  para  las  cofas  defu  cafa  y per 
fona,  como  es  calcar  y vpftir,y  hazer  vna  cafa,y  fembrar 
y coger,  y hazer  los  aparejos  y herramientas  necertarias 
para  ello . Y quafi  en  efto  ymitan  los  Indios  a los  inftitu- 
tos  de  los  monjes  antiguos , que  refieren  las  Vidas  de  los 


426  Déla  fítiftom  %foral  de  Indias 

Padres.  A la  verdad  dios  fon  gente  poco  codicióla , ni 
regalada,  y afsi  fe  contentan  con  paitar  bien  moderada- 
mente, q cierto  rt  fu  linage  de  vida  fe  tomara  por  elccion3 
y no  por  coftumbt  c y naturaleza , dixeramos,  que  era  vi- 
da de  granperfecion  , y no  dexa  de  tener  harto  aparejo 
para  recebir  la  do&rina  del  fando  Euágelio , que  tá  ene- 
miga es  de  la  foberuia,  y codicia,  y regalo.  Pero  los  Pre- 
dicadores no  todas  vezcs  fe  conforman , con  el  exemplo 
que  dan  co  la  dodrina  que  predican  alos  Indios.  Vnaco- 
fa  es  mucho  de  aduertir,  que  có  fcr  tan  fenzillo  el  tragey 
vertido  de  los  Indios , con  todo  cííb  fe  diferenciauan  to- 
das las  prouincias , efpecialmentc  en  lo  que  ponen  fobre 
lacabeca,que  en  vnas  es  vna  tré^a  texida  y dada  muchas 
bueltas : en  otras  ancha  y de  vna  buelta : en  otra  vnos  co 
rao  morteretes  o fombreruelos:  en  otras  vnos  como  bo- 
netes altos  redondos : en  otras  vnos  como  aros  de  ceda- 
zo , y afsi  otras  mil  diferencias.  Y era  ley  inuioiable,  no 
mudar  cada  vno  el  traje  y habito  defu  prouincia,aunquc 
fe  mudarte  a otra , y para  el  buen  gouierno  lo  tenia  el  In- 
ga por  muy  importante,y  lo  es  oy  dia,  aunque  no  ay  tan- 
to cuydado  como  folia. 

• ■ ; 

C A 17.  Délas  Cofias  ,y  Cbafquis, 
que  \faua  el  Inga. 

í 

*p\  E Correos,  y Portas  tenia  gran  feruicio  el  Inga  en 
todofuReyno:]lamaüanícsChafquis,  que  éralos 
que  lieuauan  fus  mandatos  a los  Goucrnadores,y  trayan 
auifos  deltas  a la  Corte.  Ertauan  ertos  Chafquis puertos 
en  cada  topo,  que  es  legua  y media  en  dos  calillas, donde 
ertauan quatro  Indios.  Ertos  feproueyan,y  mudauápor 
mefes  de  cada  comarca , y corrían  con  el  recaudo  que  fe 
les  daua  a toda  furia,  harta  dallo  al  otro  Chafqui,que  íié- 
pre  ertauan  apereebidos  y en  vela , los  que  auiaa  de  cor- 
rer. 


Libro  Scxtf.  427 

íei*.  Corrían  entre  di  a y noche  a cincuenta  leguas , con 
fer  tierra  lamas  della  afperifsima.  Seruian  también  de 

traer  cofas  que  el  Inga  quería  con  gran  breuedad  , yafsi 

tenia  en  el  Cuzco  pefeado  frefeo  déla  mar(con  fer  cié  le- 
guas) en  dos  dias , o poco  mas.  Dcfpues  de  entrados  los 

Efpañoles,  fe  han  vfado  eftos  Chafquis  en  tiempos  de  al- 
teraciones, y con  gran  neccfsidad.  El  Virrey  don  Martin 
los  pufo  ordinarios  a quatro  leguas,  paralleuar  y traer 
defpachosj  que  es  cofa  de  grandiísim.a  importancia  en  a- 
quel  Reyno , aunque  no  corren  con  la  velocidad  que  los 
antiguos,  ni  fon  tantos, y fon  bien  pagados,  y íirué  como 
Jos  ordinarios  de  Efpaña  , dando  los  pliegos  que  lleuan  a 
cada  quatro  o cinco  leguas. 

c J T.  18.  Délas  Leyes , y lujl¡cia?y  cajli* 
g o , que  los  Ingas  pnfieron,}  de  fus 
Matrimonios. 

CO  M O a los  que  feruíanbien  en  guerras  , o otros 

m'miílerios,  Teles  dauan  preeminéciasy  ventajas  co- 
mo tierras  proprias,  infignias,  cafamicntos  con  mugeres 
del  linaje  del  Inga . afsi  ados  defobedientes  y culpados  fe 
les  dauan  tibien  feueros  caftigos.  Los  homicidios  y bur- 
ros caíligauan  con  muerte : y los  adulterios  y inceftos  co 
atendientes  y defendientes  en  refta  linca  también  eran 
caíiigados  con  muerte  del  delinquente.  Pero  es  bien  fa- 
ber  ,"q  no  tenían  por  adulterio  tener  muchas  mugeres , o 
mácebas,ni  ellas  tenia  pena  de  muerte,íi  lashallauancon 
otros,(ino  folaméte  la  q era  verdaderamuger,  con  quien 
eontrayá  proptiaméte  matrimonio,  porq  efta  no  era  mas 
de  vna,v  recibiaíe  co  efpecial  folemnidad  y ceremonia, q 
era  yr  el  defpoíado  a fu  cafa,  o lleualla  conhgo,y  ponche 
elvna  otojaen  el  pie . Groja  llaman  el  calcado  que  alia 
vían,  que  escomo  alpargate  9 o japato  de frayles Fra.u- 


42$  De  la  Hiftoria  Moral  de  Indias 

ciícos  abierto.  Si  era  la  nouia  donzella,  la  ojota  era  de  la- 
na* fino  lo  era,  era  de  efparto.  A efta  feruian , y recono- 
cían  todas  las  otras  , yeftatraya  luto  denegro  vn  año 
por  el  marido  defunto , y no  fe  cafaua  dentro  de  vn  año, 
commun  mente  era  de  menos  edad  que  el  marido . Hila 
dauaellnga  de  fu  mano  afusGouernadores,  o Capita- 
nes, y los  Gouernadores  y Caciques  en  fus  pueblos  jun* 
tauan los  mof  os  y mofas  en  vna  piafa,  y dauan  a cada  v- 
no  fu  muger,  y con  la  ceremonia  dicha  de  calcarle  la  ojo- 
ta fe  contraya  el  matrimonio.  Efta  tenia  pena  de  muerte 
íi  la  hallauan  con  otro,  y el  delinqtiente  lo  miftno,y  aun- 
que el  marido  pcrdonaíTc,  no  dexauan  de  darles  caftigo, 
pero  no  de  muerte . La  mifma  pena  tenia  incefto  có  ma- 
dre , o agüela , o hija , o nieta : con  otras  parientas  no  era 
prohibido  el  cafarle,  o amancebarte : foloel  primer  gra- 
do lo  era.  Hermano  con  hermana  tampoco  fe  confentia 
tener  accedo,  ni  auia  cafamienro,  en  lo  qual  efta  muchos 
engañados  en  el  Piru , creyendo  que  los  Ingas  y Señores 
fe  cafauan  legítimamente  con  fus  hermanas,  aunque  fue! 
fende  padre  y madre , pero  la  verdad  es , que  íiempre  fe 
tuuo  efto  por  ylicito  y prohibido  cótraer  en  primer  gra- 
do. Y efto  duró  hafta  el  tiempo  de  Topa  Inga  Yupángui 
padre  de  Guaynacapa , y abuelo  de  Atau  valpa , en  cuya 
tiempo  entraron  los  Efpañoles  en  el  Piru . Porque  el  di- 
cho T opa  Inga  Y upángui  fue  el  primero , que  quebrantó 
efta  coftumbrc , y fe  cafó  con  Mamaocllo  fu  hermana  de 
parte  de  padre, y efte  mandó5que  Tolos  los  Señores  Ingas 
fe  pudieífen  cafar  con  hermana  de  padre,  y no  otros  nin- 
gunos. Afsi  lo  hizo  el,  y tuuo  por  hijo  a Guaynácaua,y 
vna  hija  llamada  Coya  Cufsilimay,  y al  tiepo  de  fu  muer 
te  mandó, que  eftos  hijos  fuyos  hermanos  de  padre  yma- 
drcfecafaífen,  y que  la  demas  gentcprindpal  pudieífen 
tomar  por  mugeres  fus  hermanas  depadre.  Y como  a- 
qucl  matrimonio  fue  ylicito , y corra  ley  natural,  afsi  or- 
denó 


Lihro  Sexto.  429 

áenó  Dios,  que  en  el  fruto  que  del  procedió,  q fue  Guaí- 
:ar  Inga , y Atahualpa  Inga , fe  acabaííc  el  Rey  no  de  los 
ingas.  Quien  quiíiere  masderayz  entender  el  vfo  délos 
matrimonios  entre  los  Indios  del  Piru,  lea  el  tratado  c¡  a 
¡nftancia  de  do  Hieronymo  de  Loayfa  Ar^obifpo  de  los 
íleycsefcriuioPolOjel  qual  hizo  diligente  aueriguacion 
lefto  como  de  otras  muchas  cofas  de  los  Indios.  Y es  im- 
>ortante  efto  para  euitar  el  error  de  muchos, q no  fabicn- 
lo  qual  Cea  entre  los  Indios  muger  legitima,  y quai  man- 
aba, hazen  cafir  al  Indio  baptizado  con  la  manceba, de 
;ando  la  verdadera  muger.  Y tábien  fe  vee  el  poco  fun- 
lamento  que  han  tenido  algunos,  que  han  pretédido  de 
ir,  que  baptizandofe  marido  y muger , aunque  fueífen 
iermanos,fc  auiade  ratificar  fu  matrimonio.  Locótra- 
io  cftá  determinado  por  el  Synodo  Prouincial  de  Lima,  Conc  L/m  ^ 
con  mucha  razón  pues  aun  entre  los  mifm os  Indios  no  üio.i.c. 
ra  legitimo  aquel  matrimonio. 

CJT . 19.  Del  erigen  de  los  Ingas  Seño * 
res  del  Tíru  >y  de  fus  conquiftas , 
y ViStorias. 

) O R mandado  déla  Mageftad  Catholicade  elRey 
‘ don  Philipenueftro  Señor  fe  hizo  aueriguacion  con 
1 diligencia  que  fue  pofsible  del  origen,  y ritos,  y fueros 
e los  Ingas, y por  no  tener  aquellos  Indios  efcrituras,no 
! pudo  apurar  tanto  como  fe  defleara.  Mas  por  fus  Qui 
os  y regiftros,  que  como  eftá  dicho,  les  íiruen  de  libros, 
r aueriguó  lo  que  aqui  dire.  Primeraméte  en  el  tiempo 
ntiguo  en  el  Piru  no  auia  Reyno,ni  Señor  aquicn  todos 
bedecieífen : mas  eran  behetrías  y communidadcs , co- 
ío  lo  es  oy  dia  el  Reyno  de  Chile  , y ha  fido  quaíi  todo 
jquehanconquiftadoEfpañolcs  en  aquellas  Indias  Oc 
identales^cxcepto  el  Reyno  de  México.  Para  lo  qual  es 

Ee  de 


De  la  Hiftoria  Moral  de  India* 

de  faber , que  fe  han  hallado  tres  géneros  de  gouierno , i 
vida  enlós  Indios.  El  primero  y principal y mejor  ha  fid< 
dé  Reyno,  o Monarchia,  como  fue  el  de  los  Ingas,  y el  di 
Motéfúma , aunque  ellos  era  en  mucha  parte  tyranicos 
El  fecundo  es  de  behetrías , ocomm  unidades , donde  f 
gouicrnan  por  confejo  de  muchos, y ion  como  concejos 
Ellos  en  tiempo  de  guerra  eligen  vn  Capitán , aquien  to 
da  vna  nación  , oprouincia  obedece.  En  tiempo  de  pa; 
cada  pueblo , ©congregación  fe  rige  por  fi , y tiene  algu 
nos  principalejos,  aquien  refpedlael  vulgo,  y quádó  mu 
eho  juntanfe  algunos  déftos  en  negocios  que  les -parece] 
de  importácia,  a ver  lo  que  les  conuiene.  El  tercer  gen 
ro  de  gouierno  es  tot  almente  bárbaro  , y fon  Indios  fii 
ley,  ni  Rey , ni  afsiento , fino  que  andan  amanadas  com< 
fieras  y faluajes.  Quanto  yo  he  podido  cóprehédcr  ,1o 
primeros  moradores  deftas  Indias  fueron  defié  genere 
como  lo  fon  oy  dia  gran  parte  dé  los  Brafiles,  y 1 bs  Chin 
guanas  ,.y  Chunchos , y Yfcaycingas , y Pilco^ones , y 1 
may of parte  dé  Ib s Floridos,  y en  la  nueua  Efpaña  todo 
Ibs  Chichimecos.  Déíle  genero  por  induílria  y faber  d 
algunos  principales  dellosde  hizo  el  otro  gouierno  de  c< 
m unidad  es  y behetrías,  donde  ay  alguna  mas  orden  y a! 
fiénto,como  fon  oy  dia  los  de  Aráuco,yTucapé!  cn  Ch: 
3c,  y lo  eran  eneinueuo  R'eyno  de  (Sranadaíós  Mofeas, 
en  ía  nueua  Efpaña  algunos  Otomites,  y en  todos  losts 
les  fe  halla  menos  fiereza,  y mas  razo;  Deíle  genero  po 
la  valentía  y fáberde  algún  osexcelenres  hombres  refu! 
to  el  otro  gouierno  mas  poderofo  y prouido  de  Reyno, 
Monarchia,  que  hallamos  en  México  ,y  en  el  Pii  u.  Pm 
quedos  Ingas  fujetaron  toda  aquella  tierra, y puficron  fi 
leyes  y gouierno  . El  tiempo  que  fe  halla  por  fusmeme 
rías  auer  gouernado,  no  llega  a quatrocientos  años, 
paila  de  trecientos , aunque  fu  Señorío  por  gran  tiempo 
mte  cílendio  mas  de  ciaco  ofeys  leguas  al  derredor  di 

CU2 


Libro  Sexto.  ' : ’ V 

Efficeo;  Su  principio  y origen  fue  del  vaíle  de!' Cuzco, ^ 
»oco  a poco  fueron  conquiftádo  la  tierra,  que  llamamos 
>iru , paííado  Quito  hafta  el  Rio  de  Palo  hazia  el  Ñor- 
e,  y llegaron  a Chile  hazia  el  Sur , que  feran  quaíi  mil  le- 
guas en  largo.  Por  lo  ancho  halla  la  mar  de  el  Sural  Po- 
líente,  yhafla  losgrandescampos  de  la  otra  parte  déla 
ordillera  de  los  Andes , donde  fe  vee  oy  dia , y fe  nóbra 
1 Pucará  de  el  Inga,  que  es  vna  fuerza , que  edificó  para 
lefenfa  hazia  el  Oriente.  No  paliaron  de  allHos  Ingas* 
orla  immeníidad  de  aguas,  de  pátanos,  y lagunas,y  rios 
[ue de  allí  corren : lo  anchó  le  fu  Reyno  no  llegará  a cié 
3guas,  Hizieron  eftos Ingas  ventaja  a todaslas  otras  na- 
iones  de  la  America  en  policía  y gouierno,  y mucho 
lasen  armas  y valentía.  Aunque  los  Cañaris,  quefue- 
on  fus  mortales  enemigos,  y fauorecieron  a los  Efpaño- 
*s,  jamas quiíieron conocerles  ventaja.  Yoydia  mo- 
iendofe  efta  platica,  íilesfoplan  vnpoco,  fe  matarán 
hilares,  fobre  quien  es  mas  valiente  , comohaacaeci- 

0 en  el  Cuzco.  El  titulo  con  qeonqufftaron,  y fe  hizie- 
5 Señores  de  toda  aquella  tierra,  fue  fingir,  quedefpues 
eeldiluuio  vniuerfal , de  que  todos  eftos  Indios  tenían 
oticia,  en  eftos  Ingas  fe  auia  recuperado  el  mundo  , ía- 
endo  fíete  dellos  déla  cueua  dePacaritambo,y  que  por 
fío  les  deuian  tributo  y vaífallaje  todos  los  demas  hena- 
res como  a fus  progenitores . Demas  defto  deziá  y afir- 
lauan,  que  ellos  folos  tenia  la  verdadera  Religión, y fa- 
ian  como  auia  de  fer  Dios  fernido  y honrado , y afsi  a- 
ian  de  enfeñar  a todos  los  demas:  en  efto  es  cofainfíni- 

1 el  fundamento  que  hazian  de  fus  ritos,  y ceremonias, 
.uiá  en  el  Cuzco  mas  de  quatrocientos  ad oratorios, 

tierra  fanda,  y todos  los  lugares  efta uan  llenos 
e mifterios.  Y como  yunn  conquiftando  , afsi  y uan 
ítroduziendo  fus  mifm as:Guácass y rites  en  rodó  aquel 
eynOé  El  principal  a quien  a dora  uan , era  el  Viracocha 

E e z Pá- 


4 $i  ©c  ffijloria  Moral  de  Indias 

Pachayachachic,que  es  el  Criador  del  mundo,y  defpues 
del  al  Sol,  y afsi  el  Sol  como  todas  las  demas  Guácasdc 
zia  que  recibían  virtud  y fer  de  el  Criador,  y que  eran  in 
terceíforesconel. 

C jíV.  2.0.  Del  primer  Inga,  y de  fus 
fuceffores , 

EL  primer  hombre  que  nombran  los  Indios, por  prin- 
cipio de  los  Ingas  fue  Mangocápa.  Y deftc  fingen,  q 
defpuesdel  diluuio  falio  de  la  cueua, o ventana  de  Tam- 
bo, que  difla  del  Cuzco  cinco  o feys  leguas.  Eftc  dizen, 
que  dio  principio  a dos  linajes  principales  de  Ingas:  vnos 
fe  llamaron  Hanácuzco:  y otros  Vrincuzco,y  del  primer 
linaje  vinieron  los  Señores  queconquiftaró,y  gouerna- 
ron  la  tierra.  El  primero  que  hazen  cabera  de  linaje  de- 
dos Señores  que  digo  , fe  llamó  Ingaróca  , el  qual  fun- 
dó vna  familia,  o Ay  lio,  que  ellos  llaman  por  nombre  Vi 
^aquiráo.  Efte  aunque  no  era  gra  Señor,  toda  via  fe  fer- 
via  con  baxilla  de  oro  y plata : y ordenó,  que  todo  fu  te 
foro  fe  dedicaífe  para  el  culto  de  fu  cuerpo.y  fuftento  de 
fu  familia.  Y afsi  el  fuccífor  hizo  otro  tanto , y fue  gene 
ral  coftumbre , como  eftá  dicho , que  ningún  Inga  herc 
daffe  la  hazienda  y cafa  de  el  predeceífor,  lino  que  el  fui 
daífe  cafa  de  nueuo:  en  tiempo  deíle  Ingaróca  vfaró  ydc 
los  de  oro.  A Ingaróca  fucedio  Yaguarguaque  ya  viejo 
dízen  atierfe  llamado  por  eftc  nombre,  que  quiere  dezii 
lloro  de  fangre,  porque  auiendo  vna  vez  fido  vencido, ) 
prefo  por  fus  enemigos , de  puro  dolor  lloró  fangre : eft< 
fe  enterro  en  vn  pueblo  llamado  Paulo,  que  eftá  en  el  ca 
mino  de  Omafuyo : efte  fundó  la  familia  llamada  Aocai 
Jíi  panuca  . A efte  fucedio  vnhijo  fuyo  Viracocha  Inga 
efte  fue  muyrico , y hizo  grandes  baxillas  de  oro  y plata 
y fundó  el  linage  o familia  Coccopanáca*  El  cuerpo  de 


Libro  Sexto.  4$$ 

fte,  por  la  fama  de!  grao  reforo  que  eíhua  enterrado  con 
el, bufeo  Gonzalo  Pifarro, y defpues  decruelestormen- 
tos  que  dio  a muchos  Indios,  le  halló  en  Xaquixaguana, 
donde  el  fue  defpues  vencidoy  prefo  , y juíliciado  por  el 
Preíidentc  Gafca : mandó  quemar  el  dicho  Gonzalo  Pi- 
prro  el  cuerpo  de  el  dicho  Viracocha  Inga , y los  Indi  os 
tomaron  defpues  fus  cenizas, y puertas  en  vnatinajuela  le 
conferuaron  haziendo  grádifsimos  facrificios , hafta  que 
Polo  lo  remedio  con  los  demas  cuerpos  de  Ingas , q con 
admirable  diligencia  y maña  facó  de  poder  délos  Indios, 
hallándolos  muy  embalfamados  y enteros , con  que  qui- 
tó gran  fumma  de  ydolatrias  que  les  hazian.  A cite  Inga 
le  tuuieron  a mal , que  fe  intitulaífe  Viracocha , que  es  ei 
nombre  de  Dios,  y para  efeufarfe  dixo,  que  el  mifmo  Vi- 
racocha en  fueños  le  auia  aparecido,  y mandado  que  to- 
maífe  fu  nombre.  A elle  fucedio  Pachacüti  Inga  Yupán- 
gui,  que  fue  muy  valerofo  conquiftador,  y gran  republi- 
cano , y inuentor  de  la  mayor  parte  de  los  ritos , y fuper- 
ÍHciones  de  fu  ydolatria,  como  luego  dire. 

C A?.  21.  'De  Tachacuti  Inga  Tupdngui  >y  lo 
que  fucedio  bajía  Guayndcapa. 

T)  ACHACVTI  Inga Yupangui reynófefentaa- 
A ños,  y c ó qu  iño  mucho.  El  principio  de  fus  visorias 
fue , que  vn  hermano  mayor  fuyo , que  tenia  el  Señorío 
envida  de  fu  padre  , y con  fu  voluntad  adminiftraua  la 
jguerra,fue  desbaratado  en  vna  batalla  que  tuuo  con  los 
Changas,  que  es  la  nación  que  poífeya  el  valle  de  Anda- 
guaylas , que  eílá  obra  de  rrcynra  o quarenta  leguas  del 
Cuzco  camino  de  Lima,  y afsldesbaratado  fe  retiró  con 
poca  gente.  Viftoefto  dhermanomenorlngaYupán- 
!gui,parahazerfe  Señor  jinuentójy  dixo,  que  eftando  el 

Ee  3 fo 


434  la  rhftom  Moral  de  Indias 

Tolo  y muy  cógoxado,le  auiahablado  el  Viracocha  cria, 
dor,  y quexádofele  q fiendo  el  feñor  vniuerfal , y criadoi 
de  todo,  y auiédo  el  hecho  elcielo,y  el  Sol, y el  mundo, y 
loshóbrcs,y  eftádotododebaxo  de  fu  poder, no  ledauá 
la  obediecia  deuida,  antes  haziá  venerado  ygual  al  Sol 
y al  trueno, y a la  tierra,  y a otras  cofas , no  teniendo  ella; 
ninguna  virtud,  mas  de  la  que  les  daua : y que  1c  hazia  fa 
ber,  que  en  el  cielo  dondeefíaua,  lellamauan  Viracó 
cha  Pachayachachic,  que  fignifíca Criador  vniuerfal.  Y 
que  para  que  creyeífen,  que  efto  era  verdad,  que  aunque 
eftauafolo,  nodubdafTe  dehazergente  concite  titulo 
que  aunque  los  Changas  eran  tantos , y eftauan  vidorio 
fos,  que  elle  daría  vidoria  contra  ellos  , y le  haría  feñor 
porque  le  embiaria  gente,  que  fin  que  fuelle  viña,  le  ayi3 
dalle.  Y fue  afsi,  que  con  eñe  apellido  comento  a hazej 
gente, y junto  mucha  quamidad  , y alcanzo  la  vidoria  ,>3 
fe  hizo  Señor  ^ y quito  a fu  padrey  a fu  hermano  el  Seño 
rio, venciéndolos  en  guerra : defpues  conquíso  los  Chat 
gas.  Y de fde  aquella  vidoria  eílatuyó,  que  el  Viracocha 
fueífe  tenido  por  Señor  vniuerfal, y q las  eftatuas  del  Sol 
y del  trueno,  !e  hizicífen  reuerencia  y acatamiento,  y de 
de  aquel  tiempo  fe  pufo  la  eííatua  del  Viracocha  mas  al 
ta  que  ía  del  Sol,  y del  trueno,  y de  las  demás  Guacas.  \ 
aunque  cite  Inga  Yupángui  feñaló  Chacras,  y tierras,  3 
ganadosalSol , y altrueno  ,y  a otras  Guacas,  nofeñalt 
cofa  ninguna  al  Viracocha,  dando  por  razón,  que  íiendt 
Señor  vniuerfal^  y Criador,  no  lo  aula  menefier.  Auidí 
poesía  vidoria  de  los  Changas  , declaró  a fusío  Idados 
que  no  auian  íido  ellos  los  que  aman  vencido , fino  cier 
tos  hombres  Barbudos,  que  d Viracocha  le  auia  embia 
do,  y qué  nadie  pudo  verlos íiño el,  y que  eftosfe  auiar 
defpues  coñuertido  en  piedras, y conuenia  bufcarlos,qu< 
ellos  conocería.  Y afsi  juntó  de  los  montes  gran  fumma 
de  piedras  que  el  efeogio,  y las  pufo  por  Guácas  ,y  las  a 


! 

Líbm  Sexto»  '■  /X  415 
dorauan,y  hazian  facrificios , y cflas  Ilamauan  los  Puru- 
raucas,  ksquales Heqauan  a la  guerra  con  grande  deuo- 
don,  teniendo  por  cieita:la.,vtóoría  con  fu  ayuda , y pu- 
do eftaymaginacion  y ficción  de  aquel  Inga  tanto,  que 
con  élia-akian^ó  visorias  muy  notables . Eílefuhddja 
familia  llamada  Y nsdapanaca , y hizo  vna  c (fatua  de  oro 
grande  vque  llamó  Indiillápa , y pufola  en  vhas  andas  to¡« 
das  deoro  de  gran  valor,  de  el  quál  oro  licuaron  mucho 
ú Gaxa  malea,  p ara  la  liben  ad  de  Atáhualpa , quando  le 
ttrao  preíb  elMarques  Franciíc  o Picaño  . La  cafa  de  c£ 
¡te,Ly?cr?ados , y Mamaconas  V que  feruian  fu  memoria^ 
bálló  el  Licenciado  Polo  en  el  Cuzco , y el  cuerpo  hallo 
trasladado  de/Patalla&a  a Totocache  , donde  fe  fundó 
Jaíparnochiá  de  fan  Blas . Eftauael  cuerpo  tan  entero,  y 
!bicn  aderezado  con  cierto  bctiUi , que  parecía  vino* 
bosojpsteñiáhecliQsde  vna  telilla  de  oro  también  puef 
to$*fc¡denálchazián  falta  los  naturales.,  y: tenia  en  la  ca- 
bb^arvna  pcdtadx,que  je.dleronenciertkgnetra.  Efta* 
va  cano  y ?n  ó le  faltan a cabello  v icomo  fi  muriera  aquel 
imííno  dia  ifauiendo  más  defHenta  o ochcntaiaños  que 
ama  muerto . Eñe  cuerpo  con  otros  de  Ingas  embió  el 
dicho  Polo  ák  ciudad  de  Lima  por  mandado  del  Virrey 
Marques  de  Cañete , que  para  defarraygar  la  ydoiatria 

SelCuzco  fuernuy  neceílario , y eñelofpital  de  fan  An* 
res  que  fundó  el  dicho  M arques,  hanrvift  o muchos  Eípá 
Sotes  eítelctferpo  con  los  demas, aunque  ya  éílan  maltrae 
Úm y gaftados.  Don  Filipe  Caritópa,  que  fue  bifnicto,o 
febiínieto  de  eíle  Ingáafirmó  yque  lahazienda  que  efte 
llexó  a fu  familia, era  immenfa,  y que  auia  dceílar  en  po- 
der de  los  Yanaconas  Amaro,  y Tito, y otros.  Acílefu- 
:eáio  Topa  Inga  Yupangui , y a efte  otro  hijo  Tuyo  lia- 
nado  de  el  miímo  nombre , que  fundó  la  familia , que  fe 
llamó  Capac  Ay  lio,  ** 

av Q>suO k z '.'.'Osn^R'J  A ¡:¡l *¿1 

m ' Ee  4 CAP. 


45^  /*  Hijlaria  Moral  de  Indias 

C ¿ 22,  Del  principal  Inga  llamado 

Guaynacapa. 

:<  : i -;r>  : •;  ii7  1 ¿o.# 

AL  dicho  Señor  fucedioGuaynacápa,q  quiere  dezic 
mácebo  rico  o valerofoyv  fue  lo  vno  ylo  otro,mas  q 
ninguno  de  fus  antepagados  ni  fáceíTores.  Fue  muy  ptu~ 
dente,  y pufo  gran  orden  en  la  tierra  en  rodas  paites:  fue 
determinado  y valiente^  muy  dichofo  en  la  guerra, y aU 
cm$d  grandes  vi  dorias » Eñe  eífendio  íu:R  éyno  mucha 
mas  qiiecodosfusiancepaírado^junrosriTomoIe la  mués* 
té  en  el  Rey  node  Quito  que  aura  ganadovque  dííla  de  fu 
Corte  quatrocicntas  leguas  í Abriéronle,)!  Iastripas,y:el 
coraron  quedaron  en  Quito,  por  añer Ib  el  afsi  mádada* 
y fu  cuerpo  fe  traxo  ai  Cuzco,  y fe  pufo  eneífamófo  teñí 
pío  del  Sol.  Oy  día  íe  mueíf  ran  mu chós  edificios , y cali 
^adas,  y fuertesry  obras  notables  deíle  Rey  t fundclafa^ 
milia  de  Temebamba.  EñeGuayíiacápá  fue  adorado  def 
los  fuyos  por  dios  en  vid alcofa  que  afirma  los  viejos  q tic 
con  ninguno  dé  fus  antcceffoécs  febrzo..Qüarído  minio, 
tn ataro  mil  perionas  de  fu  cafa,  quele  fueífen  a feruír  ai 
la  otra  vida,  y ellos  morían  con  gra  voluntad  por  yr  a fec 
vhic, tanto  que  muchos  fuera  délos  fefralados  fe  ofrecían 
ala  muerte  para  el  mííin o efedfo.  La  ri^uezía  yteíbro  de 
Re  fue  cofa  no  viftaeycoma  pbco  defpues  defu  mu  creé 
en  t r a r 6 1 os  Hfp  a ñ o te,nn  uíeron  grá  n cu  y da  do  los  I n dios 
dé  desparecerlo  todo;,  atmó  mucha  parte  felleua  a Ca- 
xamalca  pa ra  eí  reféate  de  Átahuálpa  fu  hijo . Afirman 
hombres  dignos  de  credito,que  entre  hijos  y nietos  tenia 
en  el  Cuzco  mas  de  treziér  os.  La  madre  deíle  fue  degri 
efHma:  llamdfe  Mam  a ocio.  Los;  cuerpos  defta  y del 
CiKtynucdpa  muy  embalfarnados  y)ruradosermbió  a Li- 
ma Polo  , y quitó  infinidad  de  y do  la  trías,  que  coh  ellos 
fe  fiaziá.  A Guaynacapa  luce  di  o en  el  Cuzco  vn  hijo fu- 


Libro  Sexto.  4*7 

yo,q Te  llamA  Tito  CtifsiGiiálpa,y  de  fp  u es  fe  Hamo  Guaf 
car  Ingay  y fu  cuerpo  fue  quemado  por  los  Capitanes  de 
Atahualpa,  q también  fue  hijo  de  Gu  ay  na  cap  a , y fe  aí$d 
cótra  fu  hermano  en  Quito, y vino  córra  el  con  poderoío: 
exercito.  Entóces  fttce<Iio5q  los  Capitanes  dé  Atahuálpa 
Quizquiz  ,y  Chilicuchima  prendieró  a Guafcar  Inga  en 
la  ciudad  de  el  Cuzco , defpues  de  admitido  por  Señor  y 
Rey,  porq  en  efe&o  era  legirim  o fuceíTor.  Fue  grande  el 
fentimientaqpor  ello  fe  hizo  en  todo  fu  Rey  no  eípccial 
en  fu  Corte,  y como  íiépre  en  fus  necesidades  ocurría  a 
facnificiós,  no  hallandofe  poderofos  para  poner  en  líber* 
tai  aíii  íeñor,  afsipor  eftar  muy  apoderados  del  los  Ca-: 
pitanes^Ieprendiefó5como  porelgrueífo  exercico  có  q 
Atahuálpavenia,acordaró,y  aun  dizen  q por  orden  fuya, 
hazer  vilgráfacrificio  al  Viracocha  Pachay achachic,q  es 
el  Criador  vtuuerfal  pidiedole,  q pues  no  p odian  librar  a 
íii  íe ñ or ^el e mb  ia ffe  del  cielo  gétc,q  le  facaíTc  de prifion* 
E#ádo  en  gráéonfiá^a  deíté  fu  facrifieio  vino  nueua, co- 
mo cierta;  gente  q vino  por  la  mar^  auia  dcfembarcadofy 
préfo  áAtabuálpa.  Y afsí  por  fertan  poca  la  géte  Efpaño- 
lav.q  prendió  a Atahuálpa  en  CaxamaIca,como  por  auer 
cfto  fu  cedido  luego  q los  Indios  aman  hecho  el  facrifieio 
referido  al  Viracocha,  los  lia  maro  Viracochas,  creyendo? 
¿¡rra  gente  embiada  de  Dios , y afsí  fe  introduxo  eüe  no* 
brehafta  el  día  de  oy,que  llaman  alos  Efpañoles  Viraco- 
chas. Y cierto  fi  vuieramos  dado  el  exéplo  qefa  razón, a* 
quellos  Indios  aman  acertado,  en  dezir,  q era  gente  cm- 
biadade  Dios.  Y es  mucho  de  confiderar  la  alteza  de  las 
prouidencb  diuina,  como  difpufo  la  entrada  délos  nuef- 
tros  enelPiru,la  qual  fuera  impofsibfe,a  no  auer  la  diuifió 
de  ios  dos  hermanos  y fus  gentes,  y la  cfiicna  tan  grande 
quetuuíeron  dé  los  Chríftianos  como  de  gente  dd  cielo,, 
obliga  cierto,  a que  ganando  fe  la  tierra  de  los  Indios , fe 
ganaran  mucho  masfusalmas  para  el  cielo. 

E SllO  E.e  5 CAP. 


43  ^ De  la  Hi feria  Moral  de  Indias 

C A T.  23.  Délos  últimos fucejfores  de  los  Ingas. 

LO  demas  q a lo  dicho  íc  íigue5eftá  largamente  trata- 
do en  las  hiftorias  de  las  Indias  por  Efpañolcs , y por 
ícr  ageno  dd  prefenre  intento, Tolo  dire  Iafuccfsió  q vuo 
délos  Ingás.Muerto  A'tahuáípa  en  Caxamalca,y  Guafcar 
enel  Cuzco,auiedofe  apoderado  del  Reyno  Frácifco  Pí- 
farro  y los  Tuyos,  Mágocápa  hijo  de  Guaynacapa  les  cer- 
có en  el  Cuzco,  y les  tuu o muy  apretados,  y alfíndefam 
garando  del  todo  la  tierra  ferctiró  a Vileababa  alísenlas 
montañas , 5 por  la  afpereza  délas  íierras  piído  íuíléntar-- 
fe  allí,  donde  eftuuieron  los  ílicefTores  Ingas  halla  Ama- 
ro, aquien  prendieron,  y dieron  la  muerte  en  la  piafa  dd 
Cpuzco,  cÓincreyble  dolor  délos  Indios  viend  ó hazer'pUk 
tiieamente  juRieia,  del  que  tenia  por  fu  Señor.  Traseíío 
{«cedieron  laspriíionf  s de  otros  de  aquel  linaje  délos  In- 
gas. Cono  ci  y o a:  don  Car  los  meto  del  Guaynacapa  Mjk 
d e P aula q ft  bap  c i zo* y íá no rfeéi ó fíe  m p¿d la  p ar te  d cloá 
Efpañoles  córra  Mangocápa  íii  herinánoe  fíh  tiempb  del 


y vino  ala  ei 11 dad  dete íleyes  depaz  , y diofele  el  vkltej 
de  Yucay  con  otras  cofas’,  en  qud  fíicedib  vndhija  fpyaJ 
Efta  es  la  fucefsiori  q fe  conoce  oy  día  de  aquellá  ta  copia 
fa  y riquiísimafamiíia  déloslngas,  cuyo  mando  duró  tre 
zrétosy  tantbs  años  contádofó^onieíuceíforeseinaqttcf) 
Reynóihaflaq  deítodo  ceffó.  * Errla  otráparciaixdaddc 
Vrincuzco , que  como  arriba  íedrxo ,federiuó  también 
del  primer  Mangocápa,  Te  cuentan  ocho  íuceíTores  én  ef 
ta  forma . A Mangocápa  fúccdio  Cinehiróca,  á eñe  Ca-' 
pac  Yupángui,  a efte  Lluqui  Yupángui,  a eñe  Maytacápa, 
a efle  Tare  o guarnan,  a eñe  vn  hijo  Tuyo,  no  le  nombran, 
y á efledon  I u a n T a ta  b o m a y t ap  a n a e a . Y eRo  báftepa- 
ra  la  materia  dfl  origen  y fucefsion  de  los  Ingas,quefc- 
ñorearon  la  t ierra  del  Piruycon  lo  demas  que  fe  ha  dicho 
de  fus  lcycs,y  gouiernoj  y modo  de  proceder.  4 

: ' cap; 


Vibro  Sexto»  '43$ 

€ J T.  24.  Del  modo  ¿le  República  que 
tuvieron  los  Mexicanos. 

A VN  QJf  E confiará  por  la  hiftoria  que  del  Réyn o 
**  fucefsion , y origen  de  los  Mexicanos  fe  cícriuira,  fu 
modo  de  Republica,ygouierno,  toda  via  dire  en  fumma 
lo  q pareciere  mas  notable  aquí  en  común , cuya  mayor 
declaración  feráiahiftoria  defpucs . Lo  primero  en  qtie 
parece  auer  fido  muy  político  el  geuierno  de  Mexicanos, 
es  en  el  orden  que  tenían , y guardauan  inuiolablemenc* 
de  eligir  Rey.  Porq  defde  el  primero  q tuuieron  llamado 
Acamápich  , hada  el  vltimo  qfue  Motefuma  el  fegundo 
deíle  nóbre , ninguno  tuuo  por  hererencia  y fucefsion  el 
Reyno,  fino  por  Iegitim  o nóbramiento  y élecion.  Eíla  a 
los  principiosfue  del  común , aunq  los  principales  era  los 
tjguiauan  el  negocio.  Deípucs  en  tiépo  de  Izcoatl  quar- 
to  Rey,  por  confcjo  y orden  de  vn  fabio  y valerofo  hom- 
bre, q tuuieró  llamado  Tlacaellél  fe  feñalaró  qtíatro  de- 
cores, y a eflos  juntamente  con  dos  Señores, o Reyes  fu- 
jetos  al  Mexicano,  q eran  el  de  Tczcüco,  y el  dcTacuba, 
tocauahazer  la  elecion.  Ordinariamente  eligían  mance- 
bos para  Reyes,  porq  yuan  los  Reyes  fiépre  a la  guerra, y 
quafieralo  principal  aquello  para  lo  q los  querían,  y afsi 
mirauan, que  fueíTenaptos  para  la  milicia^  queguílaíTen 
y fe  preeiaffea  delía.  Defpues  de  la  elecion  fe  hazian  dos 
maneras  de  ficflas  : vnas  al  tomar  poffefsion  deeleflado 
Real, para  lo  qual  yuá  al  templo, y haziá  grandes  ceremo 
nías  y facrificios  fobre  elbrafero  quellamauan  diuino, 
donde  íiempre  auia  fuego  ante  el  altar  de  fu  ydolo,y  def 
pues  auia  muchas  oraciones  y arengas  de  Retoricos,que 
tenían  grande  curioíidad  en  cflo . Otra  fiefla  y mas  fo- 
lémne  era  la  de  fu  coronación  , para  la  qual  aula  de 
vencer  primero  en  batalla , y traer  cierto  numero  de 


% 4o  T)eh  Hijloria  Moral  de  Indias 

captiuos,  que  fé  auian  de  facrificar  a fus  diofcs,  y enrrauS 
en  triunfó  con  gran  pompa, y hazianlesfolénifsimo  rece- 
bimiento,  afsi  de  los  de!  templo  (que  todosyuan  en  pro- 
cefsion  tañendo  diuerfos  inftrumétos,c  inciéfando  y ca- 
tando) como  de  los  feglares , y de  Corte  q falian  con  fus 
inuencioncs  a recebir  al  Rey  vi&oriofo.  La  corona  é in- 
signia Real  era  amodo  de  mitra  por  delante, y por  detras 
derribada , defuerte  q no  era  del  todo  redonda,  porq  la 
delantera  era  mas  alta, y fubia  en  punta  hazia  arriba.  Era 
preeminecia  del  R ey  de  Tezciico,auer  de  coronar  el  por 
fu  mano  al  Rey  de  México.  Fueron  los  Mexicanos  muy 
leales  y obedientes  a fus  Reyes,  y no  fe  halla , q les  ayan 
hecho  trayció.  Solo  al  quinto  Rey  llamado  Ti^ocic,  por 
auer  íido  cobarde  y para  poco,  refieren  las  hiftorias,que 
con  ponzoña  le  procuraró  la  muerte.  Masporcopeten- 
cias  y ambición  no  fe  halla  aucr  entre  ellos  auido  diífen- 
iion  ni  vandos  ,qfon  ordinarios  en  comunidades.  Antes 
como  fe  vera  en  fu  logar, fe  refiere  auer  rebufado  el  Rey- 
no  el  mejor  de  los  Mexicanos , pareciendole  q le  eftaua  a 
la  República  mejor  , tener otroRey.  A los  principios 
como  eran  pobres ÍosMexicanos,y  eftauá  eftrechos*  los 
Reyes  era  muy  moderados  en  fu  trato  y Corte, como  fue 
ró  creciedo  en  poder,  c redero  en  aparato  y gradeza,  ha- 
lla llegar  alabraueza  de  Motepumá,  q quando  no  tuuie- 
ra  mas  déla  cafa  de  animales  q tenia,  era  cofa  foberuia,y 
no  vifta  otra  tal  como  la  fuya . Porq  de  todos  pefeados, 
y aues,  y xacamañas,y  beftias  auiaen  fu  cafa  como  otra 
arca  de  Noe,y  pára  los  pefeados  de  mar  tenia  eftanques 
de  agua  faiada,y  para  los  de  rios  eftáques  de  agua  dulce , 
para  las  aues  de  tuga  , y de  rapiña  fu  comida : para  las  fie 
ras  ni  mas  ni  menos  en  gran  abundada , y grade  fuma  de 
Indios  ocupados  en  m atener , y criaremos  animales.Quá 
doya  via,<c¡no  era  pofsible  fuftétarfe  algü  genero  depefei 
do,  odeauc',0  defiera»  auia  detener  fu  fe  mejana  labrada 


Lihr  oSexto.  441 

ticamente  en  piedras  preciólas , o plata,  o oía,  o eículpi- 
da  en  marmol, o piedra.  V para  diueribs  géneros  de  vida 
tenia  cafas  y palacios  diuerfos : vnos  de  plazer : otros  de 
luto  y triüreza : y otros  de  gouierno,  y en  fus  palacios  di- 
verfos  apofentos  conforme  a la  qualidad  de  los  Señores 
que  le  feruian  con  eftraño  orden  y diftincion. 

C JD.  25,  De  los  diuerfos  Ditalos  ¡y  Ordenes 
de  los  Mexicanos. 

TV  V I E R ON  gran  primor  en  poner  fus  grados  a 
los  Señores  y géte  noble,  para  que  entre  ellos  fe  re- 
conociere aquien  fe  deuia  mas  honor.  Defpues  del  Rey 
era  el  grado  de  los  quatro  como  principes  ele&ores,  los 
quales  defpues  de  eligido  el  Rey , también  ellos  eran  eli- 
gidos, y de  ordinario  eran  hermanos,  o pariétes  muy  cer 
canos  del  Rey.  Llamauá  a cftos  Tlacohecalcátl,  que  fig- 
nifica  el  Principe  de  las  langas  arrojadizas,  que  era  vn  ge- 
nero de  armas  que  ellos  mucho  vfauan.  Tras  eftos  eran, 
los  que  llamarían  Tlacatecátl , que  quiere  dezir  cercena- 
dor,  o cottador  de  hombres.  El  tercer  ditado  era,  délos 
que  llamauá Ezuahuacátí,  que  es  derramador  de  fangre, 
no  como  quiera  fino  arañando:  todos  eftos  títulos  eran 
de  guerreros.  Auia  otro  quarto  intitulado  Tlillácalqui» 
que  es  Señor  déla  cafa  negra,  o de  negregura,por  vn  cier 
to  tizne  con  que  fe  vntauan  los  Sacerdotes,  y feruia  para 
fusydolatrias.  Todoseftosquatroditadoscrandel Có- 
fejo  fupremo , fin  cuyo  parecer  el  Rey  no  hazia,  ni  podía 
hazer  cofa  de  importancia : y muerto  el  Rey , auia  de  íer 
eligido  por  Rey , hombre  que  tuuíeífe  algún  ditado  de£ 
tos  quatro.  Fuera  délos  dichos,auia  otros  Cófejos,y  Au- 
diencias^ dizen  hombres  expertos  de  aquella  tierra, que 
eran  tantos  como  los  de  Efpaña,y  que  auia  diuer foscon 
íiftorios  co  fus  Oydores,  y Alcaldes  de  Corte., y que  auia 

otros 


44 2 Ia  Hifíoria  Moralde  Indias 

otros fubordinados  como  Corregidores,  Alcaldes-ma- 
yores, Tenientes,  Alguaciles  mayores,  y otros  inferiores 
tábien  fubordinados  a eftos  co  grade  ordé,  y todos  eFlos 
alosquatro  fupremos  Principes,  q afsiftian  con  el  Rey,/ 
folos  eíiosquatro  podían  dar  fenteiicia  de  muerte , y los 
demas  auian  de  dar  memorial  a eftos  délo  que  fenterícia- 
van  y determinauan,  y al  Rey  fe  daua  aciertos  tiépos  no- 
ticia, dé  todo  lo  q en  fu  Reyno  fehazia.  Enlahazienda 
también  tenia  fu  policía  y buena  adminiftracion,teniedo 
por  todo  el  Reyno  repartidos  fus  oficiales,  y Cótadores, 
y Teforeros,q  cobrauan  el  tributo  y rentas  Reales.  El  tri- 
buto fe  ileuauaa  la  Corte  cada  mes  por  lo  menos  vna 
vez:  Era  e4  tributo  de  todo  quáto  en  tierra  ymar  fe  cria, 
afsi de  atauios como  decomidas.  En  lo  q toca  afu  religió, 
o fuperfticion,  e ydolatria , tenían  mucho  mayor  cuyda- 
do y diftincion  con  gran  numero  de  miniftros,  que  tenia 
jpor  oficio  enfeñar  al  pueblo  los  ritos  y ceremonias  de  fu 
ley.  Por  donde  dixo  bien,yfabiam  ente  vn  Indio  viejo  a 
vn  Sacerdote  Chriftiano,  que  fe  quexaua  délos  Indios, q: 
no  eran  buenos  Ghriftianos,ni  aprendían  la  ley  de  Dios! 

Rgu.  Pongan  (dixo  el  ) tac©  cuydado los  Padres,  en  hazer los 
Indios  Chriílian os,  corno  ponía  los  nriniftros  délos ydo- 
los,  en  enfeñarles  fus  ceremonias, q co  la  mitad  de  aquel 
cuydado  feremos  los  Indios  muy  buenos  Chriftianos,- 
pofque  la  ley  de  I E S V Gbriílo  es  mucho  mejor,  y por 
ftltade  quien  la  enfeñe,  tío  la  toman  los  Indios*  Ciertos 
dixo  verdad,y  eshartaconfuíiony  vergüenza  nueítra. 

■ i on  1 • ' h rom  , , . ...  m,  ojm 

C J T . Del  modo  de  pelear  délos  Mexicanos , 

j de  las  Ordenes  Militares  que  tenían . 

1ZJ  L principal  punto  de  honra  ponían  los  Mexicanos  en 
V la  guerra,  y afsi  los  nobles  eran  los  principales  folda-’ 
dos,  y otros  que  no  lo  eran  , por  la  gloria  dé  la  milicia  fu- 

biati 


Lihro  Sexto.  44? 

bian  a dignidades,y  cargos,  y fer  contados  entre  nobles*’ 
D a u a n n o t a b le  s p r e m i o s , a ló  s q u e 1 o a u ia  n fi  e c h o vale- 
rofámente : gozauan  de  preeminecias,que  ninguno  otro 
las  podía  tener:  con  efto  feanirnauan  brauamente.  Sus 
armas  eran  vnas  ñau  ajas  agudas  de  pedernales  puedas  de 
vna  parte  y de  otra  de  vn  bailón , y era  efla  arma  tan  fu- 
rio  fa,q  afirman  quedé  vn  golpe  echauá  con  ella  la  cabe- 
ra de  vn  can  alio  abaxo  corcandó  toda  la  ceruiz : vfauan 
porras  pefadas  y rezias,  langas  rabien  a modo  de  picas,  y 
otras  arrojadizas , en  q eran  muy  diedros : co  piedras  ha- 
ziá  grá  parte  de  fu  negocio.  Para  defenderfe,vfauá  rode- 
las pequeñas  y efeudós, algunas  como  celadas,o  morrio- 
nes, y grandiísima  plumería  en  rodé  lasy  morriones, y ve 
dianfe  dé  pieles  de  tygres,  o leones*  o otros  animales  de- 
ros : venían  predo  a manos  co  el  enemigo,  y era  exere  ira- 
dos mucho  a correr  y luchar , porq  fu  modo  principal  de 
vencer, rio  era  tato  matando,  como  captiuando,  y délos 
caprinos,  como  edádicho,  fe  feruian  para  fus  fa  cride  ios. 
Motef  urna  pufo  en  mas  punto  la  caiialleiia,inftituyendo 
ciertas  ordenes  Militares,  como  de  Comendadores  con 
diuerfas  indgnias.Los  mas  preeminentes  dedos  eran,  los 
q tenían  atada  la  corona  del  cabello  c6  vna  cinta  colora- 
da, y vn  plumaje  rico , del  qualcolgauá  vnos  ramales  ha- 
zia  las  eípaldas  ce  vnas  borlas  délo  mifmo  al  cabo  redas 
borlas  eran  tantas  en  numero,  quanras  hazañas  auia  he* 
cho.  Deda  orden  dé  caualíeroserael  mifmo  Rey  rabien, 
y afsi  fehalla  pintado  con  ede genero  de  plumajes,  y en 
Chipukepée  dode  edan  Mote^uma  y fu  hijo  efculpidos 
en  vnas  peñas  q fon  dé  ver,  eftá  con  el  dicho  traje  de  grá- 
difsima  plumajería.  Aula  otra  orden,  q dézian,  los  Agui- 
las: otra  que  lhmaua,lós  Leonesy  Tygres.  De  ordinario 
eráedoslos  esforcados,  qfefeñalauan  enlas  guerras , los 
quales  falian  íiepre  en  ellas  con  fus  iníignias.  Auia  otros 
como  caualkros  Pardos,  que  no  eran  de  tanta  cuenta. 


444  ffijloria  "Moral  de  India * 

como  eftos,  los  qualcs  tenían  vnas  coletas  cortadas  por 
encima  déla  oreja  en  redondo : eftos  íalian  a la  guerra  c6 
lasinfigniasqueefiotroscaualleros,  pero  armadosíola< 
mente  de  la  cinta  arriba : los  mas  iluftres  fe  armauá  ente- 
ramente. Todos  los  fufodichos  podían  traer  oro  y plata 
y veftirfe  de  algodón  rico,  y tener  vafos  dorados  y pinta- 
dos, y andar  calcados.  Los  plebeyos  no  podían  víar  va- 
fo  fino  de  barro,  ni  podiá  cal^arfe,  ni  veftir  fino  Nequén, 
que  es  ropa  bafta.  Cada  vn  genero  de  los  quatro  dichos 
tenia  en  palacio  fus  apofentos  proprios  con  fus  títulos : al 
primero  llamauan  apofento  délos  Principes : al  fegundo 
de  los  Aguilas : al  tercero  de  Leones  y Tygres : al  quarto 
délos  Pardos.  &c.  La  demas  gente  commun  cftaua  aba- 
xo  en  fus  apofentos  mas  communes,  y fi  alguno  fe  aloxa- 
va  fuera  de  fu  lugar,  tenia  pena  de  muerte. 

C A ÍP-  27.  De/  cuy  dado  gran  de, y policía 
que  tenían  los  Mexicanos  en  criar 
lajuVentud . 

NI  N G VN  A cofa  mas  me  ha  admirado,  ni  pareci- 
do mas  digna  de  alabanza,  y memoria , que  el  cuy- 
dado  y orden  que  en  criar  fus  hijos  tenia  los  Mexicanos, 
Porque  entendiendo  bien  que  en  la  crianza  é inftitucion 
déla  niñez  y juventud  confifie  toda  la  buena  efpcrá^a  de 
vna  República  (lo  qual  trata  Platón  largamente  en  fus  li- 
bros de  legibus)  dieró  en  apartar  fus  hijos  de  regalo  y li- 
bertad, que  fon  las  dos  peftes  de  aquella  edad , y en  ocu- 
palios  en  exercicios  prouechofos  y honefios . Para  eñe 
efe&oatiia  en  los  templos  cafa  particular  de  niños,  co- 
mo efcuela,  o pupilaje  diftin&o  de  el  délos  mo^os  y ino- 
ras del  templo,  de  que  fe  trató  lárgamete  en  fu  lugar.  A- 
via  en  los  dichos  pupilajes,o  e (cuelas  gra  numero  de  mu- 
chachos, quefuspadres  voluntariamente  lleuauan  allí* 

los 


Libro  Sexto.  44$ 

os  quales  tcnian  ayos  y maertros  q les  enfeñauau,é  indu- 
triauá  en  loables  exercicios,  a fer  bié  criados,  a tener  ref 
Káo  alos  mayores, a feruir,y  obedecer  dádoles  documé 
os  para  ello:  para  que  fueflen  agradables  alos  Señores, 
‘nfeñauanles  a cantar  y danzar,  indurtriauanlosen  exer- 
:icios  de  guerra,  como  tirar  vna  flecha,  higa,  o varatof- 
ada  a puntería , a mandar  bien  vna  rodela , y jugar  la  ef- 
»ada.  Hazianles  dormir  mal,  y comer  peor,  porque  def 
le  niños  fe  hizicíTcn  al  trabajo , y no  fuerte  gente  regála- 
la. Fuera  del  commun  numero  deftos  muchachos  auia 
nlosmifmos  recogimientos  otros  hijosde  Señores  y ge 
enoble, yertos  tenían  mas  particular  tratamiento:  trayá 
es  de  fus  cafasla  comida : eftauan  encomendados  a vie- 
3S,  y ancianos  que  miraíFen  por  dios,  de  quien  cótinua- 
aente  eran  auifados,y  amonedados  a fer  virtuofos,y  vi- 
ir  cartamente , a fer  templados  en  el  comer , y a ayunar» 
moderar  elpaíTo,y  andar  có  repofo  y me  fura:  vfauá  pro 
¡arlosen  algunos  trabajos, y exerciciospefados.  Quan- 
loeíbuan  ya  criados, confiderauan  mucho  la  inclinado 
|ue  en  ellos  auia : al  que  vían  inclinado  a la  guerra,  en  te- 
lendo edad  le  procurauan  ocaíion , en  que  proualle  : a 
os  tales  fo  color  de  que  lleuaíTen  comida  y baftimentos 
los  Toldados,  los  embiaua  a la  guerra,  para  que  alia  vief 
tn  lo  que  partaua9y  el  trabajo  que  fe  padecia,y  para  que 
fsiperdieííen  el  miedo:  muchas  vezesics  echauan  vnas 
argas  muy  peladas,  para  que  moftrando  animo  enaque 
lo  con  mas  facilidad  fucilen  admitidos  a la  componía  de 
os  Toldados.  Afsi  acontecía  yr  con  carga  al  capo,  y bol- 
er  Capitán  con  iníignia  de  honra:  otros  fe  querían  feña- 
artanto,  que  quedauan  prefos  o muertos, y por  peorte- 
ian  quedar  prefos,  y afsi  fe  haziá  pedamos,  por  no  yr  ca- 
iuos  en  poder  de  fus  enemigos.  Afsi  que  los  que  aerto  fe 
pücauan,  que  de  ordinario  éra  los  hijos  de  gente  noble, 
valerofa , confeguian  fu  deífeo . Otros  que  fe  indina- 

Ff  van 


4 46  Ve  la  Hiftoria  Moralde  hilias 

van  a cofas  del  teplo  ,y  por  dezirlo  a nueftro  modo  a fe: 
eclefiaílicos,  en  íiendo  de  edad  los  facauan  déla  efcuela 
y los  ponían  en  los  apofentos  del  templo  , que  eftauan  pa 
ra  religiofos , poniéndoles  rabien  fus  iníignias  de  ecleíia 
ilicos , y allí  tenían  fus  Perlados  y maeílros  que  les  enfe 
ñauan  todo  lo  tocante  a aquel  miniílerio,y  en  el  miniíle 
rio  que  fe  dedicarían , en  el  auian  de  permanecer . Grai 
orden  y concierto  era  efle  de  los  Mexicanos , en  criar  fu 
hijos,  y íi  agora  fe  tu  viefle  el  mifmo  orden  en  hazer  cafa 
y feminarios,  donde  fe criaífeneftos muchachos, fin du 
da  florecería  mucho  la  Chriíliandad  délos  Indios.  Algu 
ñas  perfonas  zelofas  lo  han  comencado,y  el  Rey  y fu  C< 
fejo  há  moftrado  fauorecerlo,  pero  como  no  es  ncgoct< 
de  interes,  va  muy  poco  apoco,yhazefefriamete.  Dio 
nos  encamine , p3ra  que  fíquíera  nos  fea  confuíió  lo  qu 
en  fu  perdición  hazian  los  hijos  de  tinieblas,)'  los  hijos  d 
luz  no  fe  cpiedentanto  atrasen  el  bien, 

C J <P.2*.  Velos  Vaylesyfíejtas  délos hidios.  . 

PO  R QJV  E esparte  debuengouierno,tenerlaRc 
publica  fus  recreaciones  y paíTatiempos,  quando  cc 
viene,  es  bien  digamos  algo  de  lo  q quanto  a eilo  vfaro 
los  Indios,  mayorméte  los  Mexicanos.  Ningún  linage  d 
hobres  q viuan  en  común, fe  ha  defe u b i ert o,  que  no  teg 
fu  modo  decntretenimieto  y recreado  con  juegos, o ba 
les,  o exercicios  de  güilo.  En  el  Piru  vi  vn  genero  de  pe 
lea  hecha  en  juego,  que  fe  encendía  con  tataporíra  délo 
vandos,  que  venia  a fer  bien  peligrofa  fu  Pucllá , que  ai: 
U llamauair.  Vi  también  mil  diferencias  de  dácas  en  qu 
ymítan  diuerfos  oficios  como  de  ovejeros-,  labradore: 
de  peleadores,  de  monteros,  ordinariamente  eran  toda 
con  fonído , y paila,  y compás , muy  efpaciofo  y flemat 
co.  Otras  dantas  auiade  enmafcarados,q  llaman  Gus 
con.es,  y las  m a fe  aras  y fu  geilo  eran  del  puro  demonic 

Tan 


TLihro  Sexto.  447 

También  dancauan  vnos hombres  fobrc  íosombros  cíe 
[os  otros,  al  modo  que  en  Portugal  lleuan  las  Pelas , que 
ellos  llaman . Deftas  dantas  la  mayor  parte  era  fuperfti- 
tio-n  y genero  de  ydolatria,  porq  afsi  venerauan  fus  ydo- 
[os  y Guacas.  Por  lo  qual  han  procurado  los  Perlados, 
cuitarles  lo  mas  que  pueden  femejantes  dantas,  aunque 
?or  fer  mucha  parte  dellapura  recreación,  les  dexan  que 
roda  via  dancen  y baylen  afu  modo.  Tañen  diuerfosin- 
frumentos  para  eftas  dan-fas : vnas  como  flautillas , o ca- 
nutillos : otros  corno  atambores:  otros  como  caracoles: 
[o  mas  ordinario  es  en  voz  catar  todos,  yendo  vno  o dos 
iiziédo  fuspoefias  y acudiendo  los  demas  a refpóder  có 
;1  pie  de  la  copla.  Algunos  deftos  Romáces  eran  muy  ar- 
■ificiofos,  y cotenian  hiftoria : otros  eran  llenos  de  fuper- 
Hcio : otros  eran  puros  difparates.  Los  nueftros  que  an- 
ian  entre  ellos,  han  pro u ado  ponelles  las  cofas  de  nuef- 
:ra  ían<5hiFe  en  fu  modo  de  canto, y escofa  grade  el  pro- 
vecho q fe  halla,  porq  con  el  gufío  del  canto  y tonada  e£ 
:an  dias  enteros  oyendo  y repitiendo  fin  canfaríe.  Tam- 
bién han  puedo  en  fu  lengua  cópoficioncs  y tonadas  nue 
Iras  como  de  o&auas , y canciones,  de  romances,  de  re- 
iondillas,  y es  marauilla  quan  bien  las  toman  los  Indios, 
1 quanto  guftan : Es  cierto  gran  medio  efte  y muy  necef- 
'ario  para  efta  gente.  En  el  Piru  llamauá  eftos  bayles  có- 
nunméteTaqui : en  otras  prouincias  de  Indios  fe  llama- 
va  Areytos:  en  México  fe  dizc  Mitotes.  En  ninguna  par 
:-e  vuo  tata  curiofidad  de  juegos  y bayles  como  en  la  nne 
vaEfpaña,dóde  oy  dia  fevee  Indios  bolteadores,qadmi 
■a,  fobrevna  cuerda:  otros fobre  vn  palo  alto  derecho 
meftos  de  pies  dá^an, y hazé  mil  mudanzas : otros  có  las 
slantas  de  los  pies , y con  las  corúas  menean , y echan  en 
lito, y rebueluenvn  tronco  pefadiísimo  , que  no  parece 
:ofa  creyble , fino  es  viéndolo : hazen  otras  mil  prueuas 
¡legran  fubtileza  3 en  trepar , faltar  3 boltear,  licuar  gran- 

F f 2 difsi- 


4 4 8 De  Hijloria  Moral  de  Indias 
difsimo  pefo,  fufrir  golpes,  que  bailan  a quebrantar  hier- 
ro , de  todo  lo  qual  fe  veen  prueuasharto  donofas . Mas 
el  exercicio  de  recreación  mas  tenido  de  los  Mexicanos 
es  el  foiemne  Mitote,  que  es  vnbayle  que  tenían  portan 
autorizado,  q entran  an  a vezes  en  el  los  Reyes , y no  por 
fuerza  como  el  Rey  don  Pedro  de  Aragón  con  el  Barbe- 
ro de  Valencia . Haziaíe  eRe  bayle,  o Mitote  de  ordina- 
rio en  los  patios  de  los  templos,  y de  las  cafas  Reales.que 
eran  los  mas  efpaciofos . Ponían  en  medio  del  patio  dos 
inftru  mentas : vno  de  hechura  deatambor:  y otro  de  fo£ 
ma  de  barril  hecho  de  vna  pieca  hueco  por  de  dentro  y 
pueRo  como  fobre  vna  figura  de  hombre,  o de  animal,  o 
de  vna  coluna  . Eííauan  ambos  templados  defuerte  que 
hazla  re  entre  íí  buena  c o afanan  cía . Razian  con  ellos  di- 
verfos  forres,  y eran  m uchos  y varios  los  cantares : todos 
yuan  cantando  y ba  y lando  al  fon  con  tanto  concierto  ,q 
no  diferepaua  el  vno  del  otro , yendo  todos  a vna  afsi  en 
las  vozes,  como  enel  mouer  fos  pies, cata!  dcRreza  que 
era  de  ver . En  efíos  baylesfe  harían  dos  ruedas  de  gen- 
te : en  medio  donde  eflau  a n los  Inftru  mentos,  fe  ponían 
lo  s anc ia n o s,  y S e ñores , y ge nt  e mas  g raí?  e , y allí  q u a fi  a 
pie  quedo  b ayla u an,y  canrauarr.  A 1 rededor  deftos  bien 
de  filiados  falian  de  dos  en  dos  los  de  mas  bay  lad  o en  cor 
ro  con  masírgerera,y  hariedo  diñe r fas  mudanzas, y cier 
ros  faltos  a propoíTto,y  entre  íí  ven  rana  hazer  vna  rueda 
muy  ancha  y efpaeiofr.  Sacan  a en  eftos  bayles  las  ropas 
mas  precio  fas  que  tenían,  y diñe  rías  joyas  ,fegun  que  ca- 
da vno  podía1.  Tenían  en  efto  gran  punto*  y afsi  defde  ni- 
ños fe  eníeñauan  a efle  genero  de  dativas Aunque  mu- 
chas de  Ras  dan  cas  fe  haz  ion  en  honra  de  fus  ydolos,  pero 
rio  era  eífo  de  fu  inftkücion,  fino  como  eftddiefio  vn ge- 
nero de  re  ere  ación  y regozijo  para  el  pueblo, y afsi  no  es 
bien  quitar felas  a los  Indios , fino  procurar  no  fe  mezcle 
iapcrílicion  alguna.  EnTepotz  ocian,  que  es  vn  pueblo- 


Libro  Séptimo,  449 

fíete  leguas  cíe  México , vi  hazer  el  bayle , o Mitote  que 
he  dicho,  en  el  patio  de  la  Igleíia,  y me  pareció  bien  ocu- 
par y entretener  los  ludios  dias  de  fieftas,  pues  tienen  ne- 
ccísidad  de  alguna  recreación, y en  aquella  que  es  publi- 
ca, y fin  perjuyzio  de  nadie  ay  menos  inconueniétes,que 
en  otras  qpodrian  hazer  a fus  Tolas , íi  les  quitaííen  eftas. 
Y generalmente  es  dignodc  admitir, que  lo  que  fe  pudie- 
re dexar  alos  Indios  de  fus  coftumbres  y vfos  { no  auiédo 
mezcla  de  fus  errores  antiguos)  es  bien  dexallo,  y cófor- 
me  al  confejo  de  Tan  Gregorio  Papa  procurar,  que  fus  fie 
fías  y regozijos  fe  encaminen  al  honor  de  Dios ,.  y de  los 
Tañólos , cuyas  fieftas  celebran.  Efto  podra  bailar  aTsi  en 
común  délos  vTos  y coftumbres  políticas  délos  Me- 
xicanos, de  Tu  origen,  y acrecentamiento,  é Im- 
perio, porque  es  negocio  mas  largo , y que 
ferá